Inmigración y Literatura

vida cotidiana en la Argentina (1810 - 1960)

 

PASCUALINO

por Alfredo Conte. Edición homenaje. Buenos Aires, 2001.

“El hombre busca fundar horizontes, sueña con tierras distintas, lejanas, y emprende vuelo como los pajaros en viaje. Es un inmigrante, con exiguo equipaje, pero siempre alentando cargas de esperanzas. Dije “fundar horizontes” porque cuando se arriba a la tierra prometida, ese horizonte conocido a distancia, un poco fantasmal, estrena una mira de proyectos e inicia una nueva etapa.
Pascualin, el inmigrante, llega a Argentina (desde su pueblo de Lungro, Cosenza, Italia) sintiendose turbado ante lo desconocido como un ave que extravió su bandada: “Recordaba la despedida casi silenciosa, con palabras entrecortadas que morian en la garganta (…)”, dice Alfredo Conte reconstruyendo, en la primera parte del relato la nostalgia de Pascual1n y el temor al desarraigo.
El impulso de la voluntad de ganar, hace que el personaje estreche vinculos, se afiance a la tierra elegida y forje un futuro.
Un barco, el “Europa” y, el puerto de Genova, catapultan desde 1887 la historia. Alfredo Conte, toma el lugar del narrador omnisciente para presentar a su padre en el periplo de los inmigrantes, soslayando su presencia como un personaje mas.
El espiritu y los sentimientos mueven a los miembros de la familia que Pascualin creó en Argentina. El autor apela a descripciones psicológicas y emocionales de los personajes. De la lectura de este libro queda la laboriosidad y entrega del “patriarca” Pascualin; la linea de tareas y desempeños que el inmigrante realizó para lograr una posicion digna.
Conte narra las nacientes relaciones y parentescos que Pascualin entabla a partir de su matrimonio, el universo cotidiano de los afectos. En el relato, sus hijos son los continuadores de uno de sus principios: la honestidad.
La descripcion de modos y costumbres domesticas -en especial provisiones y comidas, compartidas como ritos, ceremonias de encuentro- refieren el amor hogareño de la nueva familia, los afectos familiares en mayor medida y profundidad.
El contexto historico de una epoca (desde la llegada de Pascualin en 1887 hasta 1946) se nos presenta como en una pintura. Pese a las cuestiones sociaies y politicas que vivio nuestro pais, los inmigrantes echaron raíces de agradecimiento, conservando las tradiciones de su tierra, mezclandolas con las locales.
Pascualin da y recibe, valiendose de su habilidad para los oficios y el comercio, inculcada luego a sus hijos.
Con los elocuentes y sentidos versos del poema final se hace un digno broche a la obra. Alfredo Conte expresa “Mi viejo, vos hiciste el mundo nuevo/ Abriste surcos, criaste hijos/ y fuiste solamente un inmigrante/ No se como decirlo en dos palabras”.
La memoria de los pueblos y la esencia del hombre es recuperada por la escritura. Alfredo Conte intenta la permanencia de sus seres queridos a partir de los años niño de su padre y, a la vez, sujeta con fuerza la soga de rescate para que el fuego del hogar continue encendido en la tierra que lo cobijó.

Carolina de Grinbaum
http://carolinadegrinbaum.galeon.com

Colectividades Argentinas

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom