Inmigración y Literatura

vida cotidiana en la Argentina (1810 - 1960)

 

SONETOS A MI PADRE

No por darme la vida te agradezco
aun con ser la existencia luz tan alta
ni sólo es tu cariño el que me exalta
a esta pasión de ser con que me ofrezco.

Por la palabra, sí, te pertenezco,
por este fuego que en mi sangre salta
porque sombra sería si me falta
la poesía, mar donde amanezco.

Del alma tuya a mi alma hay una recta
de belleza común, de sed perfecta.
Nos unen ya las magias y los cantos.

Quien pregunte por mí, dará en tu fuente
tus orillas encauzan mi presente
y piedra soy del agua de tus llantos.

—————————————————————–

Cuánta dedicación gestó camino
de generosidad bajo tu paso
y cuanta honestidad, callada acaso,
definió tu prestigio de argentino.

Lejos siempre del fausto y la arrogancia,
jamás tentado por la humana gloria
en este Buenos Aires sin memoria
trocaste ingratitud en tolerancia.

Cuántas generaciones se sostienen
gracias a tu enseñanza de firmeza
y cuántos escritores aún te deben

su iniciación en arte y en nobleza.
Pero pocos lo dicen. Pocos tienen
memoria para el hombre y su grandeza.

MARIA DEL MAR ESTRELLA
1980

Inmigrantes y Exiliados Destacados

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom