Inmigración y Literatura

vida cotidiana en la Argentina (1810 - 1960)

 

UN POEMA DE JULIO N. RUBIO

“En el número 20 de la revista Todo es Historia, Hugo Chumbita publicó un extenso y documentado trabajo sobre el bandido pampeano Juan Bautista Bairoletto, que incluye el siguiente relato:
‘La década del treinta fue catastrófica para La Pampa. Los amigos y cómplices de Bairoletto eran con frecuencia jornaleros sin trabajo o campesinos sin tierra, que tenian cada vez menos lugar bajo el sol de aquellos pagos. La seca, la baja de los precios agricolas en el mercado europeo, el exodo chacarero, crearon una situaci6n angustiosa de la que el Territorio sólo se recuperaría gradualmente en la década siguiente, cuando a la prosperidad general del pais se añadió un providencial cambio climatico.
Un escritor que conoció esos tiempos difíciles, Julio N. Rubio, ha dejado en sus Brochazos de Pampa, de 1937, algunos versos de estilo campero que adquieren hoy valor de testimonio, como aquellos de “Campiando trabajo”, en que dialogan dos peones:

Nuestro pais se ha transformao
y se ha guelto tacaño el estanciero…
Se acabaron los tiempos tan mentaos
en que habia trabajo p’al resero.
Hoy te pagan el sueldo de un muchacho
y, pa’ colmo de males, aparcero,
te mezquinan la tira del churrasco
y te enllenan de papas el puchero.
Ya se jueron pa’ siempre aquellos tiempos
en que’l gaucho era amigo del patrón,
cuando juntos tendian sus aperos
y yerbiaban al lado del fogón.
Hoy a gatas te miran de soslayo,
con la cara más seca que un adobe,
y en lugar de pedirte algun caballo
se van jediendo a misto en automóvil.

A través de las vicisitudes del peonaje se describen dos épocas y los rigores actuales, a los que no son ajenos los progresos técnicos del agro. Idealizan en la añoranza los tiempos pasados:

Si un paisano buscaba su pareja
(ya esos tiempos se jueron, aparcero),
lo llamaba el patrón, Ie daba ovejas
y el hombre se quedaba de puestero…
Pero aura ya las cosas han cambiao,
y pretende el patrón, según colijo,
tenerlos a los piones condenaos
a no casarse nunca ni hacer hijos…
Yo tambien dentraría de resero
si no juera porque aura no estoy solo.
¿Pero ande via poder con treinta pesos
mantener a mi china y los cachorros?
Un tiempo, trabajando de carrero
me ganaba la vida a trompezones…
Pero ni eso nos queda, compañero,
¡nos hemos jorobao con los camiones!
No se encuentra un conchabo ni por ruego
y es al ñudo pensar en las esquilas.. .
¡Si con máquina pelan los borregos
igual qu’en cualquier peluquería!

Anduve haciendo changas por el pueblo
y hasta quise meterme de melico,
pero pa’eso hay que ser turco o gallego,
o de no, ser ahijao de algún rico’ “.

Fuente: “Mishiadura” y Mafia 1930-1943, volumen incluido en la colección Nuestro Siglo - Historia de la Argentina, dirigida por Félix Luna, publicada por el diario Crónica en 1992.

Colectividades Argentinas

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom