Kao Joi Lin

Blog en Monografias.com

 

Argumentos sofistas (machistas – feministas)



Palabras claves

Parámetro: elemento constituido por variables.

Amor: Cariño, aprecio, consideración y respeto, una balanza de cuatro brazos, al faltar o fallar “sebera o levemente” una de sus variables, el equilibrio tiende a desplomarse, pudiendo llegar a la fractura del mismo. Entonces, falla o se pierde el parámetro.

Variable: derivado, del latín variabilis, es una palabra que representa a aquello que varía o que está sujeto a algún tipo de cambio. Se trata de algo que se caracteriza por ser inestable, inconstante y mudable.

¡El sofisma de genero! Puro cuento chino, así como que: “lo bueno se hace esperar haciendo pasar a uno de los consortes ratos largos de espera, aun cuando los mismos había acordado en pareja que se verían a determinada hora!

Esa estupidez no se la debe calar ninguna de las partes.

La mujer y el hombre conscientes de su responsabilidad como casados, mantienen una buena relación de tolerancia y respeto, haciendo caso omiso a situaciones triviales, donde ambos se defienden contra los demás, aun cuando sean sus propios hijos los agresores.

La violencia queda descartada e imposible de tolerar, sin embargo, la agresividad es tolerable en el sentido de evitar ofensas verbales y considerar argumentos válidos y viables, en función del buen desenvolvimiento de la familia, sean de carácter económico y educativo, donde priva, sin dudas la potestad de ambos conyugues.

Recordad lo siguiente: el matrimonio además de un pacto romántico, sentimental y erótico es: un pacto social su espíritu se funda en el amor de los novios, donde el compromiso a cumplir es mantenerse mutua solidaridad ante los avatares cotidianos, sean:

Ante la salud y la enfermedad
Ante la abundancia y la escasez
Ante la alegría y la tristeza

El matrimonio es un eufemismo sociológico para regular la actividad erótico- erógena del individuo Humano (empatía de parejas). Ya que una pareja que se siente enamorada, no necesariamente debería casarse para fundar una familia, que es el núcleo de la sociedad. O sea, un hombre y una mujer pueden, genuinamente, concebir, mantener con optimidad un núcleo familiar en concubinato. Sin embargo, la civilización crea el compromiso matrimonial para persuadir a los contrayentes a cumplir con la responsabilidad antes mencionada, por ende, incrementar, la paz y la armonía en la sociedad.

No se debe olvidar ante todo que el deber más importante radica en la educación de los hijos para el bien común y el crecimiento de una sociedad civilizada, derivado, de un urbanismo sano y fructífero, conformado, por las familias que con buenos y sanos propósitos estructuran la comunidad.

Fraternidad, libertad y solidaridad son el espíritu genuino de la sociedad, por ende, del matrimonio. Eso solo se logra con una educación óptima. Esto anterior es: sencillamente, amor.

Finalmente se debe observar, acatar y cumplir con el deber de educar a los hijos en comunión con la escuela. Esta es parte de la educación integral de la sociedad. Empero, el origen, lo prístino es: ¡la educación familiar, por ende, debe haber una interrelación ineludible entre los maestros y los padres!

Afrodita ⬇️

Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda