Kao Joi Lin

Blog en Monografias.com

 

La Farsa y el narcisismo dañino

Según Aristóteles en: Política (libro octavo capítulo II), las revoluciones, tiene tres causas y, una de las principales es consecuencia de las pasiones de los envidiosos quienes, mezquinos y creyéndose iguales en derechos, que supuestamente no ostentan, sufren pena porque otros enchufados –la nomenklatura como le llaman los cubanos- en los gobiernos, tienen. Bien sea, privilegios, cargos, fortuna y, otras ventajas que estos resentidos no disfrutan. Por tal motivo nacen las sublevaciones que se convierten en revoluciones y, donde el que sale menos favorecido es el ciudadano de a pie, en otras palabras, los pobres. Los menos favorecidos serán la gente de más bajos recursos, los “desposeídos” como diría Paulo Freire (Brasil) o el “populacho” como les llamaría H. Arendt en “Los orígenes del totalitarismo”; pues, seguirán siendo pobres e ignorantes de toda información veraz o de la realidad de la política que le está afectando, producto de la demagogia de quienes al lograr el poder, le reprenden o someten a su dependencia para mantener el poder con la compra de su voto o su anuencia ante la represión que los esbirros del gobierno desarrollan contra la oposición.

Pitágoras –se estima– sucumbió al acoso que le ocasionó un caprichoso narcisista dañino llamado Cilón de Megara, quien apoyado en su riqueza no pudo tolerar la supuesta terrible humillación que sufrió por parte de los pitagóricos al no ser aceptado después de reprobar unos desafíos físicos e intelectuales que se debían superar para ingresar a la academia pitagórica. Cilon, aprovechándose de sus recursos pecuniarios, emprendeió una campaña política agresiva y violenta y logró haberse del poder. Logrado el mismo, se propuso acabar con los seguidores y miembros del “clan” –valga el termino- pitagórico. A este tipo de narcisista dañino, Nietzsche les llama en “Más allá del bien y del mal”, Parte VIII, Pueblos y Patrias: ¡Locos, locos con poder!

La revolución socialista en Venezuela y América del sur, interpretada por Heinz Dietrich “del siglo XXI” y engendrada por Fidel Castro en el foro de Sao Paulo, después de la estruendosa caída del mundo soviético –abandonado por su mecenas- para salvar su bodrio político en Cuba. Es el vivo ejemplo de este tipo de reacción manejada por esta estirpe de resentidos conductuales, donde, para fraguar más el hervidero del guiso  le han dado una inmensa cuota de retaliación derivado de las pasiones desencadenadas por el advenimiento de dolientes de los muertos caídos en combates contra la guerrilla de los años 60-70, al poder.

En los anales de la historia se han codificado los más abyectos y ruines sucesos y actitudes desarrolladas por los protagonistas infames de muchos siniestros eventos que han convertido a un pueblo sano y fuerte, en miserable y débil o, han registrado sucesos donde la mentira ha sido el patrón de conducta para que esos sucesos “siniestros”, cristalicen y se consoliden. Su corolario se construye con la falacia y el sofisma.

Juvenal (poeta y escritor romano) en sus sátiras, decía que el poder traía desgracias, fracaso o graves situaciones pese a ser tan deseado, para mantenerle quienes le ostentan, montan teatros y engañan al pueblo, ej.: crean enemigos del país o del pueblo (el imperio, EEUU), a la vez, le someten con hambre haciéndoles depender de sus supuestas asistencias (CLAP). Es una estrategia ancestral que los gobiernos (totalitarios) utilizan para mantener tranquila a la población u ocultar hechos controvertidos, donde proveen a las masas de alimentos y entretenimientos con criterios altruistas. En esos tiempos arcaicos de Juvenal (120 DC) nada más que Tiberio despojó del voto a los romanos. ¿no se parece a esto, lo que se fragua en Venezuela actualmente?

Lo triste es que, los siniestros –PSUV– de Venezuela, han seguido el patrón de muchos otros mediadores demagogos para mantener su tiranía a flote, a lo Goebbels. Convierten sus mentiras en frases creíbles o, sofismas. Pero la idea de la mentira no se cristaliza sin ninguna inspiración en el caso de los siniestros. Quizá una primera inspiración en Venezuela ha sido el Bodrio: “Pensamiento precursor del anti-imperialismo” de Francisco Pividal, Imputado al pensamiento de Bolívar, plagado de falacias y comparaciones insensatas. El Che Guevara, que supuestamente odiaba el rock´n roll. Declinó de prohibirlo en Cuba cuando se enteró que John Lennon había dicho que: él, era veraz hasta que se enteró que era una estupidez. Igualmente, Agnes Heller, comunista filósofa húngara, afirma que las más de las veces las verdades eran contrarias al propósito deseado. Pero ahí no queda eso, Salvador Allende, espetó que el periodismo no debería ser objetivo, pues, lo que se quiere o se debería informar no es la verdad sino lo que interese a la revolución. Fidel y Chávez afirmaron que sus gobiernos no eran comunistas, sino democracias “representativas y participativas” respectivamente. Entonces, ¿Qué podemos esperar del discurso de un presidente identificado con este patrón?

Para colmo, para estos narcisistas dañinos originarios del resentimiento social, la peor humillación que puedan recibir, a la cual mezquinamente atienden como ofensa imperdonable, no se caracteriza por el hecho de haber sido descubiertos en su ineptitud como entes de beneficio colectivo o de desarrollo productivo en función de la sociedad: sino por la pérdida de la imagen que representa este supuesto agravio, al verse afectado el prestigio de su prosapia o abolengo genealógico, que irónicamente, ellos mismo han descalificado y que, por ignorancia no le aperciben.

Ahora bien, yo me hago dos preguntas ¿descubierto un comercio de narcotráfico y conspiración contra EEUU, por la CIA, que debemos creer, se fusiló con justicia o injustamente, para salvar la imagen de alguien o de algo a Arnaldo Ochoa, condecorado como uno de los más grandes héroes de la injerencia revolucionaria cubana en Angola?  ¿Quién es el verdadero culpable de este acontecimiento y del de la muerte de Robert Serra en Venezuela? ¡pregunto!

Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda