Kao Joi Lin

Blog en Monografias.com

 

¡La historia lo condenará!

¡La historia lo condenará!

En un juicio incoado a Fidel Castro, Cuba (1953) acusado de delito de subversión y terrorismo por ataques a los cuarteles: Moncada, Manuel de Céspedes, S. de Cuba y Bayamo, el reo, asumiendo su autodefensa, se regodeó con un discurso maratónico de jurisprudencia y filosofía política con tintes antropológicos donde como conclusión, creyendo haber enajenado –y así lo hizo- al jurado que le absolvió y, antes que esto sucediera; dijo: “la historia me absolverá”.

El 26 -11-2016 Calos Alberto Montaner quien le conoció profundamente y que fue preso político en la Isla “Dizque” revolucionaria de Castro, público un artículo diciendo: “La Historia no lo absolverá.” Según él no lo absolverá porque, aun dejándole el título de líder o no, su liderazgo se desarrolló con un espíritu negativo de perversidad, narcisismo y megalomanía y afirma que: su conducta era la de un conquistador revolucionario –yo diría revoltoso-  cruce caribeño entre Napoleón y Lenin, su inteligencia la desempeñó como estratega antes idealista y teórico. Más hombre de acción que de pensamiento por tanto más guerrero que estadista. Acabó con el colonialismo y con las democracias, sustituyéndolas por dictaduras estalinistas. Fue perseverante. Voluntarioso. Audaz. Bien informado. Memorioso. Intolerante. Inflexible. Mesiánico. Paranoide. Violento. Manipulador. Competitivo al extremo de convertir el enfrentamiento con Estados Unidos en su leitmotiv.

Igual que Kim Jong Un de Nor-Corea; fue el prototipo del tirano Platónico. Su discurso fue un compendio de hipocresía y falacia, de retórica estéril donde prevalecía lo antagónico de la dialéctica o la lógica, solapada con sofisma y eufemismo patético, al punto de que su pueblo estuvo a pocos instantes de perecer en una guerra nuclear diseñada por su sanguinaria prosapia y nunca lo supo.

Lo triste es que ha muerto, pero, su espíritu malévolo quedó como legado de sus acólitos y parientes desempeñando una herencia de nepotismo para continuar con la miseria y la vileza de su pueblo. La evidencia, en sus propias palabras:

“Siempre he pensado que mi apellido revela un componente inefable de composición genética que es relativo a la forma de posesión y usufructo de la tierra (…) no ha habido otro Castro que haya dado la guerra, que este servidor, y que, pongamos por caso, haya matado tanta gente”  (Fidel castro en Autobiografía)1

[1]Fuentes, N, 2004, United Fruit en autobiografía de Fidel castro, el personaje hace un recuento de su genealogía feudal de lo que se enorgullece profundamente, Ed. Destinos CA, España – Planeta Mexico.

Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda