Kao Joi Lin

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Enero, 2015

¡Perros Falderos! El cinismo y el poder.

Albert Camus, en Calígula, denuncia la tiranía, la mentira y, ataca fuertemente la hipocresía.

En contra de la mentira en política expone a QUEREAS (uno de sus Patricios) quien tratando de congraciarse le aborda:

Acto I escena XI

quereas — Supe de tu regreso. Hago votos por tu salud.

calígula — Mi salud te lo agradece. (Pausa; de ti Vete, Quereas, no quiero verte.

quereas — Me sorprendes. Cayo.

calígula— No te sorprendas. No me gustan los literatos y no puedo soportar la mentira.

quereas — Si mentimos es sin saberlo muchas veces. No me considero culpable.

calígula — La mentira nunca es inocente. Y la vuestra da importancia a los seres y a las cosas. Eso es lo que no poedo perdonaros.

quereas — Y sin embargo, no hay más remedio que abogar por este mundo, sí queremos vivir en él.

calígula — No abogues, la causa está juzgada. Este mundo no tiene importancia, y quien así lo entienda conquista su libertad. Y justamente, os odio porque no sois libres. En todo el Imperio romano soy el único libre. Regocijaos, por fin ha llegado un emperador que os enseñará la libertad. Vete, Quereas, y tú también, Escipión, pues, ¿qué es la amistad? Id a anunciar a Roma que le ha sido restituida la libertad y con ella empieza una gran prueba.

Calígula, que solía hacer teatro, un día invitó a sus patricios a una sesión donde apareció disfrazado de una regordeta Venus sobre un pedestal. Cesonia “su mujer” profiriere una plegaria para alabar al “emperador Dios” que se mostró “generoso” ante ellos, los patricios arrodillados debería repetirle, así:

Acto tercero escena I

calígula (amable) — Hoy soy Venus.

cesonia — La adoración comienza. Arrodillaos (todos se arrodillan) y repetid conmigo la oración sagrada a Calígula-Venus: “Diosa de los dolores y la danza…”

Los patricios —”Diosa de los dolores y la danza…”

cesonia — “Nacida de las olas, toda viscosa y amarga entre la sal y la espuma

Los patricios — ”Nacida de las olas, toda viscosa y amarga entre la sal y la espuma…”

cesonia — “Tú, que eres como la risa y el pesar…”

Los patricios —”Tú, que eres como la risa y el pesar…”

cesonia — “El rencor y el impulso…”

Los patricios. ~ “El rencor y el impulso…”

cesonia — “Enséñanos la indiferencia que hace renacer los amores…”

Los patricios — “Enséñanos la indiferencia que hace rena­cer los amores…”

cesonia — “Instrúyenos sobre la verdad de este mundo, que consiste en no tenerla…”

Los patricios — “Instrúyenos sobre la verdad de este mundo, que consiste en no tenerla…”

cesonia — “Y concédenos fuerzas para vivir a la altura de esta verdad sin igual…”

Los patricios — “Y concédenos fuerzas para vivir a la altura de esta verdad sin igual…”

cesonia (prosiguiendo) — “Cólmanos de tus dones, extiende sobre nuestros rostros mi crueldad imparcial, tu odio objetivo, abre por encima de nuestros ojos tus manos llenas de flo­res y de crímenes.”

Los patricios, —”…tus manos llenas de flores y de críme­nes”

cesonia — “Acoge a tus hijos extraviados. Recíbelos en el desnudo asilo de tu amor indiferente y doloroso. Danos tus pasiones sin objeto, tus dolores privados de razón y tus ale­grías sin porvenir…”

Los patricios —”…y tus alegrías sin porvenir…”

cesonia (muy alto), — “Tú, tan vacía y tan ardiente, inhuma­na pero tan terrenal, embriáganos con el vino de tu equi­valencia y sácianos para siempre en tu corazón negro y salino.”

Los patricios —” (…) repiten.

calígula — Concedido, hijos míos; vuestros ruegos serán sa­tisfechos.

Los patricios se arrodillan, uno por uno y, depositan (una moneda de oro). El último, turbado, olvida depositar y se retira.

calígula. — ¡Alto! Ven aquí, muchacho. Adorar está bien, pe­ro mejor es enriquecer. “Si los dioses no tuvieran otras riquezas que el amor de los mortales, serían tan pobres como el pobre Calígula.”

Observen, con ese escarnio, trata el déspota a sus sequitos. ¿Tratará Nicolás a sus Ministros y boli burgueses como a perros falderos? , ¿Cómo a Borregos? Mientras el pueblo padece a lo decidido por Calígula como sigue a continuación

Acto segundo Escena IX

Entra rápidamente CALÍGULA

calígula — Perdonad, pero los asuntos de Estados tienen prioridad (al intendente) Intendente, harás cerrar los graneros públicos. Acabo de firmar el decreto. Lo encontraras en la cámara.

el intendente — Pero. ..

calígula — Mañana habrá hambre.

el intendente — Pero el pueblo va a protestar

calígula (con fuerza y precisión). — Digo que mañana habrá hambre. Todo el mundo conoce el hambre, es una calamidad. Mañana habrá calamidad… y detendré la calamidad cuando me plazca. (Explica a los demás) Después de todo, no tengo tantos modos de probar que soy es libre. Siempre se es libre a expensas de alguien. Es fastidioso, pero normal.

Sin categoría
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda