Kao Joi Lin

Blog en Monografias.com

 

Oppenheimer y yo Vs. Krugman .

Si bien es cierto, que ambos -los mencionados en el titulo- son eminencias respecto a la interrelación de las masas y el manejo de la información, los dos, de índole diferente respecto a las profesiones;  tienen en su haber, también, diferentes opiniones respecto al perfil latinoamericano y con relación a las políticas de crecimiento aplicables y su importancia, tanto social como económicas,  el primero periodista (Nacido en Buenos Aires, 1951) es un periodista argentino que reside en Estados Unidos. Es el editor para América Latina y columnista de The Miami Herald; analista político de CNN en Español y conductor del programa de televisión Oppenheimer Presenta. Ganó un Premio Pulitzer compartido. El segundo, estadounidense, cercano a los planteamientos neokeynesianos. Actualmente es profesor de Economía y Asuntos Internacionales en la Universidad de Princeton. Premio NOBEL de economía  2008.

En una entrevista realizada el 18/08/2012, al preguntarles acerca del desarrollo de las políticas aplicables en México para continuar en un supuesto ascenso  económico sostenible, el  Nobel de economía dijo.

“Aunque México ha adoptado unas políticas responsables considerando un ascenso en su economía, a pesar de sus problemas, de entre ellos la lucha en contra del narcotráfico, debe, también,  dedicarle mas atención a las condiciones aburridas y necesarias como:  educación, seguridad jurídica, apoyo a los derechos humanos y salud,  para fomentar  mas solides tanto interna como externa con el fin de acelerar  la inversión  y con ello obtener el propósito estimado, un sustentado crecimiento economico”

En relación a esta declaración Oppenheimer, afirmo:  definitivamente Paul Krugman una autoridad en economía ha mencionado una parte verdaderamente importante en el desenvolvimiento político de cualquier nación, estos rubros –educación , seguridad jurídica, apoyo a los derechos humanos y salud-son  muy necesarios, si, para mantener condiciones saludables en un ambiente social prospero, tanto político como económico, pero jamás aburridos por cuanto en la educación y la salud de un pueblo, principalmente, radica su éxito como nación ante si mismo y ante el mundo.

Derivado de esto anterior, debo, incondicionalmente, apoyar a Oppenheimer, pues, es menester mantener un impulso dinámico en estos elementos vindicativos del sector no político de las naciones, en tanto que es la tarea primordial que todo estado debe desempeñar con mayor eficiencia y efectividad, para cumplir con el pueblo soberano, el cual,  tiene como derecho, percibir  y disfrutar.

Aparte Oppenheimer, termina afirmando, que un sistema político eficiente, no debe de ninguna forma caer en prácticas económicas fracasadas en el pasado.

Un ¡hurra! por Oppenheimer

En un articulo publicado por mi en este sitio  “Educar en Paz para vivir disfrutando La Paz” afirmo:

“Los premios, los elogios y,  toda clase de reconocimientos otorgados en virtud del comportamiento y los aportes que ha generado el individuo en función de crear armonía, paz, bienestar colectivo, tanto para su nación como los vecinos, son un buen incentivo y atienden al deseo del mas del común de obtener otras figuras en el conglomerado humano, para continuar la obra  benéfica que necesita y mantiene toda sociedad fuerte y sana, más aun cuando esa actitud digna de elogio mantiene una constante lucha en contra de la pobreza y la ignorancia.

Es pues, imperante, promover esa inquietud desde las bases de la sociedad y, reconocer la verdad absoluta  de la familia como fundación de la sociedad, es por esa causa que se debe concentrar todo el empeño de la educación  en el ceno de la familia, involucrar a todos los miembros  de las mismas en  la educación de los hijos y de la misma forma educarse educando.”

Por tal motivo también reafirmo:

“No todo lo que brilla es oro”

Os ama

Joise

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

Una respuesta a “Oppenheimer y yo Vs. Krugman .”
  1. Jose Itriago dice:

    La vida cada vez parece más surrealistas.

    Asombra que en pleno siglo XXI un Nóbel diga, refiriéndose a México o a cualquier otro país que debe “…  dedicarle mas atención a las condiciones aburridas y necesarias como:  educación, seguridad jurídica, apoyo a los derechos humanos y salud,  para fomentar  mas solidez tanto interna como externa con el fin de acelerar  la inversión  y con ello obtener el propósito estimado, un sustentado crecimiento economico” Y asombra más que el otro expositor, también lleno de títulos, corrija solo el uso de la expresión “condiciones aburridas”, como si tal percepción, tal flash de sabiduría, le hubiera dado un vuelco radical y revolucionario al concepto. Jamás me había imaginado nada parecido..

    Lo imprescindible de la educación, la seguridad jurídica, los derechos humanos y la salud (entre otros aspectos que omitieron, como la libertad, la igualdad, etc. quizás para simplificar su exposición) no puede estar en discusión. Desde hace siglos se reconoce como meta, como el objetivo al que hay que llegar. El asunto es cómo.

    Cómo educar a los educadores para que puedan cumplir su función, cómo prepararlos para que sean personajes respetables en la sociedad y cómo promoverlos para que sean respetados por sus alumnos y por las autoridades locales y nacionales.

    Cómo crear la seguridad jurídica. De dónde extraer las personas probas que sean respetables y respetados, que no vendan la justicia al mejor postor y que la sociedad sepa que será así.

    Ni hablar de la salud. ¿Cómo proporcionarles agua potable, servicios sanitarios, servicio medico?

    Desde las guerras del “mocho Hernández” (cerca de 1925, en Venezuela) esas eran las banderas. También las han sido para que cualquier dictadorzuelo asuma el poder bien sea en Venezuela, Argentina, Bolivia, etc.etc. con el bello fondo a modo de telón de teatro que forman algunas, o todas las bellas banderas del futuro, de la esperanza.

    Son banderas. ¡Qué bellas se ven, ondeando multicolores, bien en alto, para que no se manchen de excrementos, para que no tomen malos olores!

    Pero quizás haya algo de verdad en eso de “condiciones aburridas”. Reconocerlo es una especie de expectoración de la realidad.. Yo mejor me curo y me voy de vacaciones a una buena playa, con un buen whisky que me haga olvidar lo difícil que es vivir en medio de condiciones aburridas.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda

film izle Home Design Spielaffe sesso video giochi