Kao Joi Lin

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Mayo, 2012

Nueva hegemonía, o nueva dependencia ¿para qué?

La Rae dice que Hegemonía del gr. γεμονα, dirección, jefatura; es: Supremacía que un Estado ejerce sobre otros y, agrega: Supremacía de cualquier tipo.

Entonces quiere decir que considerando su lexema, puede existir una preeminencia y/o una superioridad jerárquica, pues, analicemos: ¿qué quiere decir jerarquía?

Vamos de nuevo a la Rae.

De “gr. ερρχης Gradación de personas, valores o dignidades

En otras palabras, darle dignidad al individuo o a colectivos, concebirle, concederle al gradado un carácter de supremacía ante otro u otros, pero, ¿que valores debemos escoger para verificar efectivo , productivo y benéfico esa gradación? O ¿quien no vale para tal escogencia? ¿Cómo se es honesto para determinar: que vale o no, quien vale o no? ¿No debe haber una probidad absoluta?

Pues bien, el domingo, 27 Mayo 2012 15:40, en La Verdad, periódico venezolano, se publicó que:

“El presidente Hugo Chávez instó hoy” “a todos los intelectuales y artistas patriotas” a sumarse al Gran Polo Patriótico “para seguir construyendo la nueva hegemonía”.

Es aquí donde debemos preguntarnos ¿a quién se supone deberianse ascender en jerarquía, a la intelectualidad en general, a aquel que tiene la suficiente libertad para criticar al mismo promotor de tal gradación; sus alcances, logros, fallas y defectos o a aquel que está de acuerdo complacientemente en un proceso, incondicionalmente, convertido en un perfecto acólito?

Se habla de la hegemonía yanqui, pero desafortunadamente, para poder seguir manteniendo nuestra economía de puerto, debemos acudir a otra hegemonía, la China por ejemplo, ¿es esto lo que se quiere o nos conviene? Particularmente, estoy de acuerdo en que debemos progresar y con esto reconocer las virtudes de nuestros intelectuales, pero es también o más importante empezar a desarrollar una economía propia, y no la simulación de ella, debemos ser autónomos y hasta ahora las políticas desarrolladas no han dado buen resultado, por, precisamente ese sectarismo prevaleciente en la hegemonía que se quiere fomentar, una hegemonía de partido excluyente que no lleva nada de positivo respecto a escoger verdaderos valores, debido a la poca libertad de desarrollar un pensamiento genuino en el orden de promover beneficio colectivo con nuevas ideas, aunado a la progresiva castración de la inversión eficiente y efectiva, me refiero al sector privado, quienes tienen en su haber conocimiento de saber producir y que hasta ahora su seguridad jurídica respecto a la propiedad pende de un cordel no muy seguro.

Lo que faltaría sería única y exclusivamente el consenso, el concurso, tanto del sector público y el privado con voluntad de seguir adelante con un proyecto sano e irrestricto respecto al ejercicio de la inversión, siempre y cuando cumpla con todas las normas impuestas y las regulaciones fiscales nacionales, esta baja restricción podría ser de carácter arancelario principalmente en el sentido de la provisión de materiales y bienes de producción no producidos en el país, y con alianzas sin discriminación racial ni política. El triunfo de la nueva China, indudablemente, se debe a la des-estigmatización del aparato productivo, la teoría marxista de la plusvalía y del despotismo populista, quedó obsoleta y sin valor, derivada de las sentencias de Den Xiao Ping, principalmente esta:

Cito: “No importa el color del gato lo que importa es que cace ratones”

Por otro lado, ya se debe comenzar a desestimar al patriotismo y a entender que el mismo como pendón de solidaridad de los pueblos, principalmente como lo plantean los totalitaristas no se funda en un hecho democrático, sino en un hecho individualista donde el patriarca o pater, es quien da órdenes, es dueño de almas y vidas y, el resto –que no pertenece a su afiliación bien sea por amiguismo, afinidad o consanguinidad- queda excluida de cualquier decisión pública o colectiva, de modo que, las asambleas nacionales creadas en tales sistemas de gobierno, se regodean en cumplir sin titubeo, menos discusión, las órdenes emanadas de quien ostenta el poder (el ejecutivo) o pater, de esta forma, la usurpación del poder se hace inminente y se funda como principio, en el culto a la personalidad de quienes lo ostentan.

¿Es esta ultima la hegemonía que nos va a sacar de la dependencia económica, científica y tecnólogica que sufrimos?

Lo dudo, ¿no será más bien, una nueva oligarquía, derivada de una impuesta jerarquía? Por ej. Los boliburgueses.

Os ama

Joise

Sin categoría

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda

film izle Home Design Spielaffe sesso video giochi