lig tv izle
justin tv

Kao Joi Lin

Blog en Monografias.com

 
promosyonbank.com promosyon canta

La dialéctica

“Al preguntarnos ¿en qué consiste la dialéctica? Conocer la misma, que camino conduce a ella, y en que se divide, se tiende consecuentemente, al reposo del alma ¡es como el fin de un viaje!” [1]

Para penetrar a la dialéctica, quienes se ocupan de ella, deben necesariamente, conocer científicamente la cosa a la cual se le aplicará. De otra forma, no se llegara a descubrir la esencia de ese bien analizado.

Este concepto se deriva de entender que la mayoría de las veces o con regularidad, el entendimiento humano, se ocupa de la opinión, de sus gustos, de fabricar, producir, solamente de la preparación de los productos de la naturaleza en función del consumo de los mismos. En tal sentido los otros conocimientos científicos, ej. Las matemáticas y la mayoría de las ciencias, las cuales se relacionan con el individuo; pareciera que fueran un sueño, imposible de verlo claramente mientras no se eleven por encima de la hipótesis –comprobarse- por lo cual de estos no se dará razón. En otras palabras: No se podrá concebir científicamente un concepto o conocimiento, basado en principios inciertos, aun cuando sean la base de proposiciones intermedias u opiniones.

La dialéctica, desechando la hipótesis y, utilizando la comunión de la ciencia y la tecnología es el único método que da luz al individuo en el duro proceso de diferenciar y/o descubrir la posición entre conocer y opinar. La ciencia y la razón son las bases del conocimiento inteligente, mientras que la fe y la conjetura ocupa un tercer y cuarto plano consecutivamente y derivadas indiscutiblemente del plano de la opinión. Esto conlleva a determinar que lo permanente o imperecedero será el conocimiento científico y lo contrario sería la opinión. Sin embargo existe una muy fuerte relación de pareja entre sus conceptos, combinados u relacionados con la esencia como auxilio del desarrollo del conocimiento, de esta forma:

1) La inteligencia con la opinión

2) La ciencia con la fe

3) El razonamiento con la conjetura

4) La esencia con lo perecedero

Derivado de lo anterior podemos definir que dialéctico es conocer la razón de la esencia de cada cosa, de esta forma, una inteligencia no cultivada, no puede dar razón del bien o del valor del bien, ni para sí misma ni para las demás.

Pues bien, al no develarse una definición precisa del bien o del valor del bien, sea, demostrando la idea asegurando la realidad, de manera que las afirmaciones planteadas no se presenten irresistibles a la convicción, se puede asegurar inefablemente que no se conoce el bien, ni mucho menos la esencia de este, de forma que solamente la opinión prevalece en estos planteamientos, como un espectro fugas, como un deseo, una imaginación, un juego de la mente.

Una condición necesaria para desarrollar la dialéctica es cultivar la inteligencia, ejercitando, tanto el cuerpo como la mente, desarrollar la voluntad de trabajar, en función de mantener cuerpo sano en mente sana, este procedimiento eleva la dignidad del individuo, por ende, desarrolla su inteligencia de forma eficiente para optimizar sus procedimientos en función de obtener conocimientos y como consecuencia la aplicación de los mismos de la mejor forma en el campo profesional que desenvuelve. Desarrollar el talento en aras del bien y/o descubrir y utilizar el valor del bien en beneficio propio y colectivo. Quienes se desarrollan bajo un precepto dialectico, desde su más temprana edad deben por necesidad estar dispuestos a la necesaria labor de ejercitarse en el deporte y la ciencia, de la forma más sana posible, para evitar derivaciones o desviaciones de carácter no cónsonos con el buen proceder y las buenas costumbres de su ámbito social, debe ser conocedor también, de los principios éticos y morales de la ciudad que tiene como morada, manejar la honestidad por el medio mejor conocido: ¡ante todo, la veracidad en sus afirmaciones!

Como buen ciudadano, debe distinguir la adulancia del verdadero amor, igualmente mantener una exacta convicción de lo que representa la familia en la sociedad, respeto a su parentela, reconocer la necesidad y quienes deben ser ayudados, reconocer las acciones buenas y no las apariencias de las mismas en función de hacer o promover la justicia prudentemente, en fin coadyuvar en las buenas acciones de modo de crear un espíritu de progreso y bienestar en el predio que le afecta y a quienes le afecta.

En el proceso de enseñanza, el maestro debe reconocer con justicia y encomio la voluntad y disposición del alumno hacia el aprendizaje, siempre refrescándole los conocimientos adquiridos a través del proceso de aprendizaje. Debe también, insistir en observar las relaciones entre las disciplinas desarrolladas durante sus estudios, por ende la naturaleza de cada una. Promover maestrías, post grados etc. Con este hacer, se elevará el espíritu dialectico del individuo, inspirado en un conocimiento general de todas las disciplinas y especializado en la de mayor habilidad.

Luego de haber adquirido suficiente conocimiento el individuo estará capacitado para desarrollarse en el campo de la dialéctica, mediante el uso de razón y el manejo de la verdad y el conocimiento de la esencia del bien y del valor del bien como herramientas, elevarse hasta concebir el porqué y como de las cosas (el ser).

De esta forma hombres y mujeres al descubrir la verdad, sabios (as) y moderados (as) con un carácter bien formado deberán por causa, desarrollar argumentos firmes, sólidos y efectivos bajo las bondades del método dialectico, complaciendo a su filosofía y respecto a la elevada estimación que debe ostentar. Con tal virtud, poder fundar la economía de precisas acciones en provecho general, de los particulares, de Los Estados y naciones .

Os ama

Joise


[1] Platón,1980, La República o El Estado, Págs. 222-230, Ed. Espasa Calpe. El autor define la dialéctica como algo que se estudiaría derivado de la opinión, que a su vez, se origina de una actividad analítica ubicada entre conceptos polarizados; específicamente, entre lo que conocemos y lo que ignoramos, para él, es una ciencia que se eleva desde el plano animal al de los astros. Para ello, se debe renunciar–es algo espiritual- al uso de los sentidos y utilizar solamente la razón para encontrar la esencia de las cosas, de modo que profundizándose en la abstracción, lograr concebir la esencia del bien, en otras palabras, su fin es: determinar el conocimiento –la esencia de las cosas- mediante la inteligencia absoluta (el uso de la mente exclusivamente). La razón.

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda