lig tv izle
justin tv

Kao Joi Lin

Blog en Monografias.com

 

¡El neo-feudalismo!

En la época de Catalina II, de Rusia, inspirada y asesorada con y de Voltaire, Diderot y más de lo novedoso de la época moderna y, derivado de un paradigma de categoría elevada, la ilustración. Se desarrolló un proceso de expansión educativa, si bien cargada de mediático proceso; también regodeada y con privacidad en mediocres  soluciones respecto a impartir el conocimiento de elevada calidad.

La idea antes que filantrópica y con propósito de elevar la calidad de vida de las mayorías empobrecidas, lo que promovía sin más era el conformismo, y la dependencia de una figura que para entonces debía haber desaparecido, el paternalismo, o, lo ancestralmente etrusco del patriarca. Con este proceso la época moderna que supuestamente había abolido el feudalismo cae en una figura moderna del mismo, el despotismo ilustrado o neo feudalismo. Sin embargo el  propósito ya no de servil, pone la barrera de la diferencia con la obtención de la simpatía, mantener al pueblo contento, mientras la imagen del mandatario se hace benévola, y su popularidad ejerce su función, se apuesta al altruismo y se gana el apoyo de las masas dependientes de las dadivas. Por ende permanecer en el poder.

De este modo se resuelve un mecenazgo que torna vil la capacidad intelectual de aquellos que desamparados tanto de la fortuna como del conocer, se desenvuelven como adeptos a falsos redentores, que además de mantenerlos en la mas nivelada miseria son obligados a rendir culto a la personalidad de ese quien los ha sumido en tal condición.

Pero no vallamos muy lejos, aun en la historia contemporánea;  tenemos  ejemplos de tales tipos de gobiernos quienes con un constante y anacrónico discurso: demagogo, grosero, violento, coercitivo además de bélico, se empeñan en mantener una imagen de redentores,  salvadores del pueblo acechado por enemigos que ellos mismo crean, en tanto que hacen lo posible por crear una atmosfera de incertidumbre y  discordia entre el pueblo, unido a una progresiva dependencia alimentaria y racionamiento de los servicios básicos perenne, en función de mantener el control de los habitantes de las naciones agobiadas por esta clase de gobierno, que con propaganda de una revolución que no se define culminada respecto a su efectividad, se mantienen mediante un despotismo y nepotismo de índole monárquica, donde se heredan el poder, de padres a hijos, entre hermanos, o entre miembros del partido oficialista – en algunos casos mimetizando una democracia mediante sectarias  y, absolutamente manejadas Asambleas nacionales- para seguir con los mismos en el poder.

En el caso de los despotismos ilustrados,  la consigna secreta de los actores de los mismos era:

“Todo para el pueblo pero sin el pueblo”

Bien sea, ningún miembro del pueblo como raíz, llegaría a ostentar un cargo significativo. Sin embargo,  se han dado los casos de personas que han llegado a ejercer cargos muy elevados pero son el resultado de estrategias bien estudiadas para representar una apariencia no excluyente, de ninguna forma cierta, pero que deja evidencias claras, pues el trabajo de títere del funcionario que lo ejerce, ni el mismo lo comprende pues, la adolescencia de conocimiento político y de otras índoles  se lo impide, mientras el funcionario –mediocre e ignorante-  disfruta de su posición, sin ningún grado de vergüenza pues su condición de acolito es un proceso en ejecución.

Actualmente estos nuevos  monarcas feudales, déspotas, mantienen de igual forma sus estrategias mediante el manejo de los recursos públicos, que lo hacían los de otrora.

No obstante sus consignas bélica y sin sesgo de pacifismo exclaman frases que incitan a la violencia y al odio, por cuanto, promoviendo un sistema sin fundamento democrático –por lo cual se hace inejecutable- lanzan mediáticamente enunciados, menos que exhortativas, impositivas.

“Patria,  socialismo o muerte”

Los neo feudalitas, no asumen el espíritu socialista que desarrolla su fundamento en nuestra cultura occidental,  la notoria inspiración del Ágora.  En otras palabras, al  no asumir el concurso democrático, quedan invalidadas tales mociones, que ya de sobra debéis conocer como  un totalitarismo burdo y grosero.  Manejados con: centralismo  de la administración pública, unificando la legislación y las instituciones de todo el territorio; limitan la economía fomentando reformas en la  agricultura con desmedidas actividades donde el nepotismo y el satrapismo se conciben como el verdadero poder, limitando la industria y el comercio a intercambios de recursos bélicos;  desmejoran las condiciones de vida del tercer estado –la  clase media-; intervinienen los asuntos de la iglesia, permitiendo la venta de alguno de sus bienes o expulsando a las órdenes religiosas que se oponen  a sus principios o simplemente los despotrican hasta el cansancio, fomentan la instrucción pública de forma mediocre e improvisada, las ciencias y las artes son medianamente manejados mas en base al propagandismo oficialista que al fomento de los mismos como forma de progresar autónomamente, usurpan los poderes a su antojo en función de sus felinas conveniencias.

Retrogradas, y anacrónicos hasta de conceptos –siempre tienen una respuesta al momentos de una increpación mordaz, sino ridiculizar al opositor- antes que dialecticos, asumen el sofisma como su fundamento lo concibe, pragmáticamente, los profesionales del buen hablar, pero no emulando el concepto idealista platónico de la belleza del discurso como la representación de la nobleza de quien declama, sino en lo patético y lo coercitivo. Ya  lo manifiesta Maquiavelo:

“el fin justifica los medios”

Pero estos mimos del fascismo disque revolucionario de los siglos XX y XXI, lindan más allá del descaro y del cinismo, pues, para ganar popularidad de las masas ingenuas, se simulan  -se hacen los enfermos- desarrollan cualquier papel. Son unos verdadero artistas del melodrama, ahí si son verdaderamente catárticos del teatro griego, el asunto es que tal que Goebbels  creen validar máximas nefastas tales como:

“Una mentira dicha mil veces crean una verdad” ¡que bruto! Empero, la brutalidad y no por querer sino por padecer ha convertido en mártires a esas masas, quienes, al llamado de un déspota a unirse a ese patriotismo únicamente personalista, ceden sus votos, más que convencidos, obligados sutilmente.

“Si queréis patria seguidme”

¿Pero qué patria? ¿El partido, o, cual es la idea?  ¿Acaso no es  engrosar el aparato represivo en contra de un solo y mismo enemigo? Ese enemigo único y solo  es el pueblo, el soberano, hastiado de tanta decepción, abandono y, que voluntariamente se hace disidente.

“Simplemente, la (anti ley) del más fuerte, la fuerza bruta, en contra de la filosofía del derecho.”

“Lo Dionisiaco en contra de lo Apolíneo”

“la violencia el arma de los que no tienen razón”

Os ama

Joise

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda