Kao Joi Lin

Blog en Monografias.com

 

¡una publicación “Miserable” el perro y la rana!


Queridos amigos, no podéis imaginar la emoción que sentí cuando; hace dos años, más o menos, recibí por parte de una misión “Cosette” según se auto promulgaron los autores de tal proceso, promovido por el “Ministerio de la Cultura” en 2006, en la esquina de Bella Vista con Cecilio Acosta, Maracaibo, Venezuela, una versión de “LOS MISERABLES” publicada por Editorial: el perro y la rana, de inmediato –ya que no la había leído- comencé su lectura.

Empecé lógicamente, desde el principio, con la presentación; un discurso que si bien es hermoso, debería de calificar como un inmenso mensaje de filantropía por motivo del espíritu de bondad que muestra, sino fuera por lo paradójico de la campaña altruista que representa y que al mismo tiempo promueve, las característica de los volúmenes de tal publicación, y más aun, por lo paradójico que presenta tal espíritu, respecto al verdadero fin de los promotores de tal campaña.

Para este artículo quiero ser breve y señalaré dos fallas múltiples que presenta el primer volumen, por lo cual califico de paradójico:

En sentido anterior señalado, debo empezar por la estructura del libro: ¡leyendo amena y entusiastamente, la maravillosa obra! Accedí a la página 396, donde, inexplicablemente continuaba la pagina 408, para volver de “retroceso” hasta la 405 y saltar a la Pág. 401. De ahí ascender hasta la pagina 402, ascender de nuevo a la pagina 404 y, saltar de nuevo atrás para la pagina 240, luego, seguir de retroceso hasta la pagina 238, bueno, de más esta explicar que las paginas 397, 398, 399, 407-411 desaparecieron, por lo cual seguir el argumento del capítulo -muy importante por cierto- con esta edición es poco menos que imposible, lo interesante es que os recordaría lo sucedido a Jean Val Jean capítulos atrás. Lo que llamaríamos los venezolanos –como todo lo que hacen este tipo de promotores- “está chucuta”

Luego, reconsiderando el discurso primeramente señalado y combinándolo con las máximas del autor respecto a la pobreza, según los argumentos que planteo en contra de las acciones emprendidas por el gobierno al cual representan los promotores de tal campaña –Cossete- no me queda nada sometido al beneficio de la duda que: reiterar mi afirmación hacia tal moción como paradoja.

Pues bien, nuestro ilustre presentador S.E. Ministro de la Cultura para aquel entonces, antes que el inmejorable Prólogo, genuino de Ernesto Sabato.

Se regodea expresando lo siguiente:

“Hoy, cuando esto escribo, 27 de abril de 2006, siendo las doce del mediodía en Caracas, cientos, tal vez miles, de niños mueren en el mundo, de hambre, de enfermedades causadas por la desnutrición o que son producto de la pobreza. Mueren, incluso, muchas veces, de enfermedades que hubieran sido fácilmente curables con un poco de atención”[1]

Por supuesto, deberíamos pensar en tales palabras; como producto de un espíritu filantrópico genuino y no de intención demagógica en función de crear tal imagen, que de todas formas solo sería un altruismo calificado de facto. Además, ciertas palabras –impresionantes por cierto- podrían haber sido inspiradas de las ya traqueadas de sus mentores caribeños. Sin embargo, no puedo soslayar la posibilidad de haber sido producto de las ya dichas por el autor en el “El Navío de Orión”. [2] Donde, reflexivo, Víctor Hugo reconsiderando las injusticias del mundo, los desaciertos de la guerra, las trivialidades militares y demás, en ocasión de la entrada de un navío de guerra en un puerto francés “Tolon” a los cuales, para la época; se les recibía con la detonación de once salvas de cañón, dice:

“Se ha calculado que salvas, cortesías reales y militares, cambio de ruidos corteses, señales de etiqueta, formalidades de rada y de ciudades, salvas hechas diariamente por todas las fortalezas y todos los buques de guerra al salir y ponerse el sol, a la apertura y clausura de los puertos, etc., etc., el mundo civilizado gasta en pólvora en toda la tierra cada veinticuatro horas, ciento cincuenta mil tiros de cañón, inútiles. A seis francos el tiro, importan novecientos francos al día, trescientos millones al año, que se convierten en humo. Esto no es más que un detalle. Entretanto, los pobres, se mueren de hambre” [3]

Por otro lado y, del mismo modo, Víctor Hugo afirma respecto a los ejércitos y la guerra (…)

“Un ejército es una extraña obra maestra de combinación, en que la fuerza resulta de una enorme suma de impotencia. Así se explica la guerra, hecha por la humanidad contra la humanidad a pesar de la humanidad” [4]

Entonces considerando lo explicado en las acepciones del genio de la literatura francesa Víctor Hugo, y que todo el discurso del presentador se base en la perspectiva de un mensaje en consideración de la miseria de los hacedores de guerra, y lo que producen ¿Cómo es posible que el gobierno haya gastado un dineral en la compra de material bélico, incluyendo submarinos (Varshaviancas) –que ni se sabe en qué condiciones están- mientras los hospitales, las Universidades, la gente se mata por un pote de leche? En otras palabras la gente empiece a padecer de escases de productos de primera necesidad, ¿A quién le van a echar la culpa de esta falla? ¡Me sigo preguntando! ¿Para qué crear otro ejercito paralelo –FAB- si ya existe las FAN? ¿No es esto un gasto inútil y dispendioso?

Acerca de la obra editada en cuestión, ¿Ustedes creen que era necesario crear esta edición de 500.000 volúmenes para regalarlos a la gente pobre? ¿No hubiera sido mejor emplear el verbo como ya lo hace el presidente ante el pueblo a invitarlo a leer en vez de crear una adversidad latente? ¿Ustedes creen que la gente que anda detrás de un pote de leche, o de aceite, o una jeringa para inyectarse una medicina porque en los hospitales y lo CDI no las hay, vayan a estar preocupados en leer a Víctor Hugo, o al Quijote. ¿Quien se benefició con esta misión. El pueblo?

¡Es verdad, indudable, que en la educación está el crecimiento de los pueblos y su cultura, pero, con pañitos calientes no se cura la enfermedad de nuestro pueblo! Como decía el apóstol de la patria cubana. Cito:

“Ni Marlo, ni Bakunin, ni Marx, tienen la medicina para curar la enfermedad que padece nuestro país” José Martí.

En conclusión el espíritu de tal misión es: simplemente, sin lugar a dudas, una paradoja. Un verdadero absurdo, tomando en cuenta, el supuesto negado de que; si, toda esa masa popular beneficiada con esta entrega, además de darle un uso higiénico –razonable por la escases- le hubiere leído, ¿no creen ustedes que la indignación que sentirían al ver que el gobierno en vez de vindicar la necesidad del pueblo, están haciendo todo lo contrario, gastando dinero en lo que no deben?

¿No creéis vosotros queridos lectores, que, pensar lo contrario, sería una ofensa a la inteligencia del pueblo?

¡Válgame Dios! Que ironía.

Os ama

Joise

[1] Sesto F, 2006, discurso de presentación de la obra en tres tomos de “Los miserables” de Víctor Hugo en la campaña –Cosette- emprendida por el gobierno nacional venezolano.,

[2] Capitulo III del libro segundo de la obra “Los Miserables”

[3] H. Víctor. 2006, Los Miserables, pág. 418, ed. El perro y la rana, Caracas Venezuela, el autor se refiere al gasto innecesario que hacen las autoridades de las naciones en trivialidades, mientras, sectores sociales padecen de miseria.

[4] Ibíd., Pág. 420.

Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom