Kao Joi Lin

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Septiembre, 2011

¡Ahora la Patria no es del “Pater”; esta se la ganó la democracia!

“Patria”, Etimología, de pater, etrusco antiguo, significa: lo del padre, en otras palabras dominio del patriarca.

 

Este último, tenia autoridad sobre vidas y cosas que ocupaban un territorio conformando una tribu, clan, pueblo (nación) de lo que derivaba, manejar: justicia, orden y entretenimiento, o sea, todo lo que se desenvolvía en el ámbito de esa región ocupada por la prole del pater (patriarca) casi siempre por efecto de un vinculo consanguíneo, entre los habitantes.  De esta figura y posesión nacen otras de mas poder y con un sesgo o tendencia mas impersonal, como consecuencia de la delegación de poder mediante asignaciones de territorios, derivado a la vez, de enlaces parentales entre miembros de patrias distintas o, como dadivas en reconocimiento al valor y la destreza demostrados de uno de sus miembros en defensa del patrimonio, siendo estos: ducados, marcados, condados  etc. y sus versiones de acuerdo a la región o etnia; ¡todos súbditos de los: Reinados, Imperios etc.!

 

Lo antes expuesto, plantea una figura paternal respecto a los miembros de tales naciones, dado como resultado, de un manejo déspota de la cosa publica; lo cual, nunca tomo en consideración las verdaderas necesidades del pueblo en si, pero si, la de sus  parientes cercanos y adeptos,  por tanto, conformaba un verdadero nepotismo y concedía toda vez más fortaleza al poder del gobierno.

 

Tiranía, en otrora, no revestía la idea que se tiene actualmente de tal concepto, pues, tirano: era el gobernador de turno o pater  de clanes, tribus o, pueblos existentes en una era de la Grecia antigua hasta que nació La Polis (ciudad), de la desaparición de las tiranías  emerge el Ágora (gobierno) –máxima autoridad de la democracia como representación de poder en la ciudad-  administrado  por los magistrado  en el manejo del orden y la justicia en función del bienestar del pueblo; el cual era representado por los  arcontes (diputados). De este modo fue derivando en el mundo occidental la conducción de la cosa pública (política). La idea fue tomando auge a tal punto que grandes imperios como  el  romano fueron convirtiéndose en re-publicas (reunión de pueblos) considerando la participación de la res común en los asuntos gubernamentales con el fin de: ayudar al mismo gobierno coadyuvando la vanidad de senda elite, siempre con una apariencia –nada más- de “altruismo”.

 

País, extensión o espacio de tierra, conformado por un topo  ubicuo pero sin límites demarcados, de geología y geografía  homogénea o heterogénea.  País Nacional, es aquel ocupado y constituido por la unión de: gentes, pueblos, sociedades, de etnográfica tanto homogénea como heterogénea,   casi siempre de una misma cultura, no obstante puede ser diversa, con la misma característica respecto al lenguaje.  País político, es aquel derivado de la constitución del país nacional, definido por el orden y las leyes que conforman su  gobierno el cual debería ser genuino y, sin enajenación producto de injerencias externas. País territorial, comprendido por los límites hasta donde alcanza la identidad nacional con fundamento a la posesión en términos de propiedad  de territorio con respecto a otras naciones y sendas  posesiones.   

 

En relación a lo antes explicado, existe la necesidad de conocer o interpretar, bien claro, que: la patria, en la actualidad, como derivado de la posesión territorial, esta formulada por la unión de gentes –individuos  humanos-, por tal motivo se debe concebir como la cumbre de un deseo social,  entonces, es menester  relacionar la misma como el estado mas optimo de constitución de una nación. Empero la misma, constituyendo un espacio de alto grado de civilización, no debe, ni debía jamás alterar el orden que determina la armonía y paz, propia  y de otras naciones; esto con el fin de enaltecer  el fundamento de la ley y la justicia entre los pueblos o naciones.

 

En conclusión, considerando la soberanía nacional, como el derecho que tiene el pueblo a hacer valer sus normas y leyes, por cuanto son producto de sus costumbres genuinas (filosofía del derecho), se debería tambien respetar las costumbres y leyes de otras naciones, en función, de mantener la paz y la armonía entre las mismas.  Una nación, no la hace  uno, ni dos individuos, menos la patria, esta, es producto de procesos de civilización logrados del conocimiento y el análisis de la conducta humana,  basados en el deseo de vindicar las necesidades que afectan al conglomerado social que tuvo la voluntad de crear tales sistemas. Por ello, cuando uno o varios individuos violan las normas y leyes propias  y/o foráneas –ahora- internacionales, gravados con evidencias validas y veraces como  producto de la investigación, se deben aplicar sanciones propias de un consenso multidisciplinario en contra de aquellos violentos. Esto es el verdadero producto de pactos y tratados para derivar en la eficacia respecto al control eficiente  de la paz y la armonía en el pueblo y entre los pueblos.  

 

Con la división de los poderes, la republica o el estado, deberían haber acabado con la patria.

 

Os ama

 

Joise

 

 

 

Sin categoría

¡Con sobrada razón!

La constitución Soviética de 1923 creada por los Bolcheviques y presidida por U.I.Lenin era totalitaria, su doctrina se inspiraba en el manifiesto comunista de Marx y Engel en 1848. No tenía división de poderes (todo el poder lo tenían los soviets mediante un dictador) –despotismo-, no había sufragio más que para los soviets –nepotismo- y no se reconocían los derechos y libertades de los ciudadanos.

El radicalismo soviético tuvo su mayor exponencia con Stalin. Su dictadura se basaba en la teoría Del socialismo aun cuando solo pudo ser desarrollado en Rusia, pues, la revolución no podía darse fuera de la URSS por aquellos tiempos, aunque era su aspiración. Esta teoría imitaba el régimen zarista anterior mezclándola con La doctrina leninista. Una duma disfrazada con evidencia en un capitalismo de estado.

El partido comunista sufrió una serie de sustituciones y purgas entre 1931 y 1939, donde, todo aquel miembro que apoyara una innovación o cambio se sometía a la decisión del Comité Central. Si este no determinaba lo planteado con buena pro, el promotor era expulsado en el mejor de los casos o eliminado físicamente de algún modo. El partido comunista se identificó con el Estado Soviético mediante la Constitución de 1936 (prohibición de La autogestión). El debate político fue sustituido por el terror, al basarse el liderazgo de Stalin en un culto a su persona.Hasta la fecha no ha habido un desenvolvimiento revolucionario promovido por los idealistas comunistas donde se respete La libertad de expresión, los derechos ciudadanos, ni la libertad propiamente dicha; respecto, a la opinión de ideas y al desenvolvimiento económico.

Fundado en los planteamientos de Proudhon (La propiedad privada) a quien Marx consideró pequeño burgués y luego en el siglo XX con los de Fische (La revolución es distinta), se deberían considerar con sobrada razón, que La peor falla del comunismo es: precisamente, desconocer la capacidad del individuo de crear en función del colectivo sin castrarle el derecho a la autogestión. Por outro lado al crear un desconsiderado nepotismo y una exagerada burocracia en función de mantener un control absoluto sobre la población y, de mantener el poder, todo intento de fomentar bienes de producción se hace oneroso, por cuanto, la mayoría de las veces lãs fallas que se presentan en los modos de producir se ocultan a las grandes esferas de mando, con falsos resultados.

Todo esto lo causa el terror, el miedo que tienen los funcionarios de sufrir un ostracismo inminente y/o perder la gracia Del dictador que sin más se regodearía en decir que la culpa de las fallas radica en la gestión y no en la forma, la cual ha sido emitida directamente de la base de operaciones e infraestructura administrativa del poder central.

Ahora en pleno siglo XXI ya tenemos entre nosotros otros, nuevos ejemplo de culto a la personalidad, tragedia que sufren los pueblos por no saber identificar en los falsos lideres un enmascarado narcisismo dañino, dando como resultado la elección del mismo derivado de tal ignorancia y la demagogia de un discurso político populista, que lo menos que hace es vindicar al colectivo que lo eligió. Pero si con mucha destreza y arte escénico emulan sin mas la disposición “imperialista que torpe y neciamente llevó al fracaso a Napoleón Bonaparte”.

Con sobrada razón debéis temer señores, al advenimiento en el poder a este tipo de individuos –totalitarios- los cuales retrogradas, solo hacen culto a su imagen sin considerar el costo social que en detrimento de la humanidad generan.

¿No creéis vosotros?

Os ama

Joise

Sin categoría

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda

film izle Home Design Spielaffe sesso video giochi