Kao Joi Lin

Blog en Monografias.com

 

El oscurantismo del siglo XX

El  Oscurantismo

Palabras claves:

Realidad:

Lo que se concibe universalmente como verdadero, no obstante está sujeta a la invalides, al cuestionamiento, por cuanto es proclive a ser elaborada, con propósitos finales, en fomento de un interés  las mas de las veces limitado y sectorial, aun cuando el sector sea conformado por un colectivo especifico, donde las evidencias que lo avalan, no comprenden la verdad del lo acaecido, por ello,  tergiversada la verdad,  se construye una realidad, de modo que una realidad que se está viviendo,  puede ser una flagrante mentira. Ej. El sistema  goebbeliano.

Dogma:

Un dogma es una doctrina sostenida por una religión u otra organización de autoridad y que no admite réplica, es decir, es una creencia individual o colectiva no sujeta a prueba de veracidad, cuyo contenido puede ser religioso, filosófico, social, sexual, etc., impulsado por una utilidad práctica. La enseñanza de un dogma o de doctrinas, principios o creencias de carácter dogmático se conoce como adoctrinamiento.

Si concebimos un concepto general acerca del oscurantismo, encontraremos que:

El Oscurantismo es la sistemática oposición al progreso, al cuestionamiento de dogmas y a la difusión del conocimiento más allá de ciertos límites. El Oscurantismo es lo opuesto al Libre pensamiento y es con frecuencia asociado por sus opositores con los fundamentalismos religiosos.

El oscurantismo, como se ha documentado en los estudios sobre la Edad Media, se basa precisamente en la imposición de límites, que afectan la extensión y difusión del conocimiento. Uno de los principales objetivos de este control en el medioevo era impedir el cuestionamiento de dogmas.

Si bien es muy complejo indagar sobre los orígenes del pensamiento dogmático, éste consiste en la posesión de una doctrina o de un conjunto de creencias sustentadas en la autoridad, que no admiten análisis o evidencias que las invaliden. Por ejemplo en el mundo medieval occidental, esto se manifestaría en las frecuentes amenazas sobre teóricos que planteasen otras realidades filosóficas y religiosas que emulaban el Cristianismo, o que sencillamente ponían en práctica tradiciones religiosas de otras culturas mezclandolas con los dogmas occidentales cristianos. Por otra parte, pensadores y teóricos fueron condenados durante la Edad Media por el cuestionamiento de la realidad como era entendida y aceptada para la epoca. Estas acciones se ejecutaron en pro de prevenir desequilibrios en el colectivo social, a consecuencia de las nuevas teorías o ideas planteadas. Consiste en negar los derechos cívicos-civiles, ejemplificándose también en cierta presión ejercida por la Santa Inquisición durante la Edad Media.[1]

Si le extraemos algunas frases como:

1)      Al  cuestionamiento de dogmas.

2)       Es  con frecuencia asociado por sus opositores con los fundamentalismos religiosos.

3)      Uno de los principales objetivos de este control en el Medioevo era impedir el cuestionamiento de dogmas.

4)      Del pensamiento dogmático

5)      Medieval

6)      Y religiosas

7)      El Cristianismo

8)       Los dogmas

9)      Cristianos

10)  Por la Santa Inquisición

Luego tendremos de los dos primeros párrafos lo siguiente:

El Oscurantismo es la sistemática oposición al progreso, y a la difusión del conocimiento más allá de ciertos límites. El Oscurantismo es lo opuesto al Libre pensamiento

El oscurantismo, como se ha documentado en los estudios sobre la Edad Media, se basa precisamente en la imposición de límites, que afectan la extensión y difusión del conocimiento.

Ahora bien, si continuamos analizando el texto observaremos que al eliminar la palabra dogmatico  y su relación categórica, erradicamos totalmente, el concepto solapado de la intención del sistema de oposición. Observen:

Si bien es muy complejo indagar sobre los orígenes, éste consiste en la posesión de una doctrina o de un conjunto de creencias sustentadas en la autoridad, que no admiten análisis o evidencias que las invaliden.

Por ejemplo en el mundo occidental, esto se manifestaría en las frecuentes amenazas sobre teóricos que planteasen otras realidades filosóficas que emulaban, o que sencillamente ponían en práctica tradiciones de otras culturas mezclándolas con occidentales. Por otra parte, pensadores y teóricos fueron condenados durante la Edad Media por el cuestionamiento de la realidad como era entendida y aceptada para la época. Estas acciones se ejecutaron en pro de prevenir desequilibrios en el colectivo social, a consecuencia de las nuevas teorías o ideas planteadas. Consiste en negar los derechos cívicos-civiles, ejemplificándose también en cierta presión ejercida durante la Edad Media.

En otras palabras, el oscurantismo, básicamente, se fundamenta en la oposición de progresar en el conocimiento y en los adelantos y cambios tanto económicos como políticos y científicos, en aras de mantener una hegemonía ideológica, y el manejo del poder, basado en una doctrina estricta y alienante, donde se oculta una la verdad en base al sofisma; como método de crear una realidad.

En tal sentido y, polarizando el concepto,  se puede afirmar que el mundo comunista del siglo, XX y lo que va del XXI  es o fue: Obscurantista, en la medida que: se opuso y/o se opone al uso de elementos de la actualidad tecnológica a nivel mundial, como es el caso de limitar el uso de internet a nivel de la nomenklatura, como lo define el cubano: Carlos Alberto Montaner, en “Viaje al corazón de Cuba” (págs. 212-238) al referirse a la gente que ostenta el poder en Cuba, y no a nivel general. Igualmente por oponerse  a la captación  de la información respecto a los adelantos y los beneficios que se han venido desarrollando en otros ámbitos de la esfera terráquea,  a la proliferación de los verdaderos acontecimientos que se presentan en sus predios o latitudes y, final y contundentemente a la crítica. Cosa que inexorablemente se orienta en franco deterioro de la verdad, por ende, del desarrollo de la sociedad afectada por tal sistema, ya que al ignorarse la verdad y,  no aceptar la crítica es sumamente difícil o nulo, aplicar correctivos en sus políticas, en función de un mejor desenvolvimiento para el beneficio social, mediante una economía solida con la aplicación de políticas saludables (democráticas) antes que autocráticas.  Otro ejemplo fue  la  triste y extinguida URSS.

 

Os ama

Joise

 

 


Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

2 respuestas a “El oscurantismo del siglo XX”
  1. julio c valdez a dice:

    Hola, Joise. Comparto contigo la definición de dogma, en tanto formulación de una autoridad, que no admite discusión ni falsación (hablo en términos popperianos). Pero también pienso que la idea de progreso puede ser también un dogma, en tanto venga asociada a cierta concepción social (democracia basada en el capitalismo) que muchos (y no creo que sea tu caso) se niegan a problematizar o cuestionar. La misma visión de la tecnología (no los artefactos o sistemas en sí mismos) ha pasado a ser un dogma, en tanto se le señala como el factor salvador de nuestra civilización actual. Finalmente, quiero decir que valoro tu posición de afianzar la libertad del ser humano, por sobre cualquier sistema o mecanismo que pretenda condicionarle o coaccionarle….

  2. Jose Itriago dice:

    Coincido en mucho contigo.

    Para mi el oscurantismo es una herramienta de poder, una manera de mantenerse en el poder más allá de la aceptación probable. Fueron oscurantistas los curas que escondieron el saber y mantuvieron en la ignorancia a las masas con el objeto de poder manipularlas, de hacerse ellos el único horizonte posible: los que daban el boleto de entrada a la felicidad eterna. Fueron y son oscurantistas los que se aferran a sistemas políticos esperanzadores pero falsos o a cualquier otro esquema que no sea engañoso y que sólo sirve para imponer por la fuerza su poder. Son oscurantistas los que se dicen representar al pueblo para callar al pueblo. Son oscurantistas los que manipulan las necesidades humanas regalando abalorios y baratijas, mapas del dorado, a la población ignorante, para de esa manera armar sus plataforma de enriquecimiento personal, como los políticos que venden riqueza rápida sin trabajo, o los Stanford, o los Madoff.

    El tiempo está pasando y el mundo cambiando. Durante milenios la vida giró en torno al hombre, a la persona y fue el predominio de las religiones, que sin otro argumento que una muy razonable ilusión - a la cual siempre nos aferraremos- vendió otra vida con su cielo y su infierno (un purgatorio y hasta un “limbo” que afortunadamente desapareció). Ahora es el tiempo de la sociedad. No del individuo y eso ha marcado un franco decaimiento de las religiones. No te estás jugando la vida eterna, sino que tienes un compromiso inminente con la sociedad y eso es hablar de justicia y es tratar de correr las cortinas para que entre la luz.

    Pero así como lo hicieron en el tiempo del “individuo” se “colearon” hasta los inquisidores, aquéllos que vacios de amor propugnaron la disciplina de la muerte como modelador de los hombres, cada uno individualmente, cada uno solo a la hora del juicio final; ahora también se cuelan los que encontraron en la palabrería socialista un instrumento de permanencia en el poder, de riquezas personales impensables, de traiciones y sobre todo, de crueldad sin límites.

    Y así como la religión se desprestigió por culpa de unos Borgia, unos curas pederastas, unos sinvergüenzas que usaban las terribles armas del más allá para dominar, por la corrupción y la intolerancia, igualmente la ventana del socialismo que vimos con tanta ilusión se cerrará por igual corrupción e intolerancia y nuevamente pasarán decenios de injusticias y desaciertos.

    Por eso, como señalé al principio, me inclino a visualizar el oscurantismo como una herramienta para lograr la satisfacción de grandes ambiciones de personas o grupos y no la asocio con eras, ni como parte de la evolución social. Podríamos llenar páginas de oscurantismo en acción en este pobre y precozmente amortajado siglo XXI.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom