Internet y Empresa

Blog en Monografias.com

 

Emprendedores ¿Cuáles son los atributos que les ayudan en su empeño?

Los emprendedores de verdad son de otra pasta, o más bien, de otra cepa. De la que da buenos resultados en cualquier sector en el que empeñen su talento, pero que mejoran con el tiempo. Como los buenos vinos.

Puede elegirse al azar a un grupo de personas, y un psicólogo que sepa reconocer los rasgos motivacionales de cada una de ellas, sabrá separar los que son y los que no son emprendedores natos. Simplemente porque piensan de otra manera, son más atrevidos, tienen su propias ideas, basadas en una autonomía de criterio natural, y saben donde están, de donde vienen y a donde quieren llegar.

Hemos reunido media docena de rasgos que son representativos de los buenos emprendedores, algo así como un retrato-robot, si alguno de tus conocidos los tiene, tienes un tesoro.

Veamos esos atributos:

- Un emprendedor nunca deja de ser predicador de sus ideas. Ni aún con el negocio viento en popa y lanzado hacia sus metas, un verdadero emprendedor no olvida ninguna de las ideas que le mueven a hacer lo que hace en su trabajo. Un emprendedor ejemplar es un evangelizador en su entorno. Con sus clientes, con sus proveedores, con su familia, con amigos y, sobre todo, con los inversores. Cree en su idea, la siente y la ofrece a los demás con el mismo sentimiento.

- Un emprendedor, que lo es, escucha, sabe escuchar. Atento a la explicación. Escuchan porque admiten no saberlo todo, pero también porque del juego dialéctico que se puede establecer, pueden surgir preguntas, y, con ellas, respuestas de su interlocutor que le aporten soluciones. En la cabeza de un emprendedor las ideas bullen como volcanes en constante erupción, atento como está a pasar de las ideas a los hechos armándose con las seguridades que necesita tener en cuenta.

- Un emprendedor auténtico sigue muy de cerca el estado de sus propias varas de medir y sus objetivos. Está reseteando continuamente, apostando por entrar en modo certidumbre. Y lo hace recuestionando sus principios y el avance de cada una de las fases de sus proyectos. Para los emprendedores de verdad, el movimiento se demuestra andando.

- A la caza de la recompensa. Los emprendedores viven de la vida que les alientan sus ideas y proyectos. Hablamos de un sentido emocional. Por tanto, necesitan constantemente de una retroalimentación positiva que les dé energías para seguir adelante y para capacitarse en los momentos en los que las fuerzas flaquean o todo parece ponerse en su contra. De ahí que busquen recompensas, que pueden ser materiales o simplemente espirituales. Algunas tan sencillas como saber, tener la certeza de que se va por el buen camino.

- Los emprendedores están dispuestos a nacer nuevamente, a renacer. En un sentido figurado, claro. La posibilidad de que un negocio no prospere es una opción que está en la cabeza de cualquier emprendedor, pero también la certidumbre de que caer es una experiencia no traumática que resulta saludable para aprender. Y renacer. Los verdaderos emprendedores se lo cuestionan todo y se adaptan a lo que surge.

- Un espejo en el que mirarse. Llevar el sambenito a cuestas de alentar ideas nuevas cada día es un ejemplo de un talante vital fuera de cualquier media. Los emprendedores de pura cepa son rígidos, pero al mismo tiempo flexibles y se les reconoce a la legua por sus cualidades morales, por su rectitud, su valía profesional y su conducta personal intachable.

Si te sientes identificado con algunas de estas características, bienvenido al gremio de los emprendedores que hacen escuela.

Sin categoría
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda