Ideas para construir un mundo mejor

Ideas, propuestas, pensamientos, soluciones y prospectivas, venciendo paradigmas.

 

Archivo de Junio, 2014

“La Suerte”

“La Suerte”

(Continuar leyendo »)

Ideas para construir un mundo mejor

“Comunicación Humana”

Una coma ortográfica: ( , ) puede originar una Guerra

(Continuar leyendo »)

Ideas para construir un mundo mejor

“Los Siete Hábitos de las personas altamente efectivas”

(Continuar leyendo »)

Ideas para construir un mundo mejor

“Riesgo es Libertad”

“Riesgo es Libertad” (Continuar leyendo »)

Ideas para construir un mundo mejor

“El Ganador vs El Perdedor”

El Ganador vs  El Perdedor (Continuar leyendo »)

Ideas para construir un mundo mejor

“Diferencias entre Eficiencia y Eficacia”

EFICIENCIA:

  • Énfasis en los medios.
  • Hacer las cosas correctamente.
  • Resolver problemas.
  • Salvaguardar los recursos.
  • Cumplir tareas y obligaciones.
  • Capacitar a los subordinados.
  • Conservar las máquinas.
  • Asistir a los templos.
  • Rezar.

EFICACIA:

  • Énfasis en los resultados.
  • Hacer las cosas correctas.
  • Lograr los objetivos.
  • Utilizar los recursos de manera óptima.
  • Obtener resultados.
  • Proporcionar eficacia a los subordinados.
  • Máquinas disponibles.
  • Practicar los valores religiosos.
  • Ganar el Cielo.

Fuente: Idalberto Chiavenato

“Administración de Recursos Humanos”

Ideas para construir un mundo mejor

“El Verdadero Maestro”

EDUCA:

  • No sólo enseña cosas, infunde en el corazón de sus educandos espíritu desinteresado, caridad y benevolencia.

COOPERA:

  • Con Dios y sus Padres, en el perfeccionamiento del alumno en todos los aspectos de su personalidad.

COMPRENDE:

  • No sentencia según las apariencias, se coloca en las circunstancias del alumno y entiende sus problemas.

REPRENDE:

  • No con cólera ni venganza sino con amor, haciendo comprender al alumno que sólo busca su bien.

ESTIMULA:

  • No desanima al alumno como un caso perdido, le infunde confianza en sí mismo, descubriéndole sus capacidades.
Ideas para construir un mundo mejor

“El Proceso de Toma de Decisiones”

ModeloRoger Schroeder

DEFINICIÓN DEL PROBLEMA:

  • Reconocer la existencia del problema.
  • Identificar la naturaleza y magnitud del problema.
  • Determinar a quienes afecta.
  • Estimar las restricciones, supuestos que encuadran el problema.
  • La dificultad de saber que incluir y que dejar fuera.

GENERACIÓN DE ALTERNATIVAS:

  • Entender que es una tarea difícil que requiere esfuerzos y conocimiento.
  • Generar alternativas viables.
  • Muchas alternativas generarían otro problema.
  • Posibilidad de emplear modelos matemáticos para establecer alternativas válidas.

EVALUACIÓN DE ALTERNATIVAS:

  • Establecer los criterios y valores para medir las alternativas de acuerdo con los criterios de medición.
  • Posibilidad de aplicar modelos matemáticos para evaluar las alternativas.

SELECCIÓN DE UNA ALTERNATIVA:

  • Se elige la alternativa.
  • Decisión difícil (La más racional).
  • No todas las restricciones y supuestos pueden cuantificarse.
  • Disparidad de criterios.

IMPLANTACIÓN Y EVALUACIÓN DE LA ALTERNATIVA:

  • La decisión debe ejecutarse.
  • Tomar decisión implica cambios organizacionales.
  • Capacidad de lograr los cambios.
  • Evaluación de la implantación.  Reformular el problema.
Ideas para construir un mundo mejor

“El Comportamiento Humano”

Piensa, cree, sueña y atrévete (Walt Disney). El que tiene fe en sí mismo no necesita que los demás crean en él. Todos sentimos temor de vez en cuando, y eso está bien. Siente el temor, y hazlo de todos modos,….ten siempre en mente esto: ganar no es más que levantarse cada vez que te caigas. Debes preocuparte menos por caer, y más por las oportunidades que te pierdes cuando ni siquiera haces el intento. Pregúntate si lo que estás haciendo hoy, te acerca al lugar en el que quieres estar mañana. La mayoría de las personas se expresan así: “Cuando me sienta de tal manera, lo haré”. Pero ese no es el camino, empieza a hacerlo y el sentimiento vendrá, las cosas cambiarán dentro y fuera de tí. Hasta ahora se creía que para actuar era preciso sentir. Hoy se sabe que si comenzamos a actuar, el sentimiento aparece; “El pájaro no canta porque sea feliz; es feliz porque canta”. Incluso cuando estés deprimido, si empiezas a actuar cómo si fueras feliz acabarás por sentirte feliz, y por lo tanto serás feliz. El comportamiento cambia el sentimiento, el sentimiento cambia el pensamiento. Supera los temores mediante la acción. Piensa en grande. Cree que puedes hacer una cosa y la harás. Tienes el control absoluto de tus propias emociones y por ende de tu comportamiento. Ten determinación. Cree en ti mismo, aprovecha lo que se te presente. No lo dejes para mañana. Cierra los ojos e imagina claramente lo que quieres y lo tendrás. Lo que se concibe, si se hace con claridad, confianza y la persistencia necesaria, se logrará, a su debido tiempo todo fluirá. Cree en ello, imagínalo y trabaja para que se dé. Si las cosas salen mal piénsalas, analizalas, estúdialas y empieza de nuevo. Ya lo eres todo, puedes hacer lo que quieras. Mereces todas las cosas buenas de la vida, por eso espera sólo lo bueno. Sigue adelante, no tienes nada que perder y mucho que ganar. Lee libros que te ayuden a ir a donde tu quieres estar. Aprende de quien ya está allí. Recuerda; lo que tú creas valer, eso valdrás. Lo que tu creas merecer, eso merecerás. Mantente física y mentalmente activo, úsalo o lo perderás.

Debes aprender a aceptarte, a apreciarte independientemente de lo que la gente diga de tí. Tienes que aprender que todo tiene un lugar en el mundo, que todos somos únicos y especiales. ¿Sabías que nunca ha existido nadie como tu y que nunca existirá?…todos somos igualmente valiosos, sea cual sea el color de nuestra piel o nuestra religión, todos tenemos derecho de estar aquí. Tenemos una creencia sobre lo que es bello y lo que es feo, así que si no te gustas a tí mismo, cambia tu creencia, y entonces tu vida cambiará. Parece muy sencillo, pero no lo es. Quién quiera que controle esta creencia, controla el sueño de la vida. Arréglate para tí y no para otros. Descarta la perfección física y los criterios estrictos; no hay absolutos, hay niveles de atracción. Hay gorditas (os) atractivos, delgados (as) insípidos (as), y viceversa. Hay bajitas sensuales, espigadas insulsas, y viceversa…disfruta lo que tienes y no exijas lo imposible…En cierta manera, la belleza es una actitud; los famosos “feos” o “feas atractivas” son el resultado de una actitud positiva hacia sí mismos. La idea de perfección solo te llevará a focalizar la atención en tus defectos y a olvidar tus encantos. Descubre y destaca las cosas que te gustan de ti; siéntete orgulloso de tus atributos físicos. No importa si son muchos o pocos…no escondas las cosas que te agradan de ti, destácalas y disfrútalas. Tu autoimagen se transmite a otros: Si te sientes una persona poco elegante y atractiva, darás esa imagen a los demás. La gente te tratará como inadecuada y te hundirás cada vez más en un Autoimagen oscura y triste. La relación más importante de todas: la relación más duradera que tendrás en tu vida es la que tienes contigo. Todas las demás relaciones vienen y van. Incluso los matrimonios que duran “hasta que la muerte nos separe” finalmente se acaban. La única persona con quien estás siempres eres tú. Tú relación contigo es eterna. Asi pues, ¿Como es esta relación?. Al despertar en la mañana ¿Te alegras de dencontrarte en tu compañía? ¿Eres una persona con quien te gusta estar? ¿Disfrutas con tus pensamientos? ¿Te ríes contigo mismo? ¿Amas a tú cuerpo? ¿Te sientes feliz de estar contigo? Sí no tienes una buena relación contigo. ¿Cómo puedes tenerla con otra persona?. Si no te amas, siempre estarás buscando alguién que te complete, que te haga feliz, que haga realidad tus sueños. Confía en tu valor como persona. Sonríe, levanta la voz, no permitas que cualquier desencanto te amargue el día. Compórtate con naturalidad y desenvoltura. No juzgues a las personas desde una posición de inferioridad, se indiferente a ellos, piensa que ellos no se ocupan de ti. No es necesario que los demás te valoren, hazlo tú mismo. No juzgue precipitadamente cualquier situación o persona. Conserva la calma. No fantasees, tus fantasías le dan prestigio a los demás. Todos tratan de ocultar siempre una deficiencia, las personas que te parezcan hostiles o antipáticas, son por lo general gente poco sefuras de sí mismas. Fórmate siempre una opinión justa de las personas. Mira de frente, con orgullo, cada esfuerzo fortalece el animo. Confía en ti, entiende que mereces lo mejor.

Para ser libre de zonas erróneas debes; estar libre del sentimiento de culpa, no malgastar tu tiempo por algo que hiciste y que desearías no haber hecho, reconoce que la vida ya vivida es eso, y por mal que te sientas al respecto nada podrás hacer para cambiar lo que pasó. Nunca manipules a los demás, diciéndoles lo malo que han sido, ni aceptes que te manipulen con esa misma táctica. Aprende a no preocuparte. No es que estés todo el tiempo calmado pero no estés dispuesto a pasar tú momento presente sufriendo por cosas que pueden suceder en el futuro, haz lo que debas hacer ahora para obtener el futuro que deseas. Tienes el control absoluto de tus propias emociones y por ende de tu comportamiento. Rehúsa depender de la gente y que dependan de ti. Eres capaz de funcionar sin la aprobación y el apluso de los demás. No busques honores como lo hace la mayoría de la gente. No es que seas insensible al aplauso y a la aprobación, NO lo necesitas para saberte y sentirte valioso. No temas expresar tus sentimientos. Igualmente cuando digan algo malo sobre ti, no te destruirán ni inmovilizarán con sus opiniones. Utiliza la información que te dan, filtrala por medio de tus propios valores y usa lo que te sirva en tu propio beneficio y crecimiento. Aprende a reír y hacer reír. No te rías de la gente, ríete con la gente. Acéptate a ti mismo sin quejas. Reconoce que eres un ser humano y que serlo implica ciertos atributos humanos. Quiérete a ti mismo y acepta lo que eres. Entiende que un problema es realmente solo un obstáculo que hay que vencer y no un reflejo de lo que eres o dejas de ser como persona. No te sientas amenazado ante nada ni nadie; esta característica hará que seas tú el que parezca amenazador sin serlo. Nunca pelees inútilmente. Si la lucha puede provocar un cambio, entonces lucha, pero jamás lo hagas inútilmente. No hables de la gente: habla con ella. No tengas miedo al fracaso. No equipares el éxito en una labor con tú éxito como ser humano. No tengas miedo de causar una mala impresión pero tampoco hagas lo posible por causarla. Recibe cada día con deleite, vívelo enteramente. No es que no tengas problemas, pero no estés inmovilizado emocionalmente a causa de tus problemas. La gente que vive libre de zonas erróneas no corre tras la felicidad, simplemente viven y la felicidad es su retribución. Ten esta información siempre a mano, léela cada vez que puedas, notarás el cambio que ser va formando en ti. Ten paciencia. Hay alguién que camina siempre a tu lado, nunca, nunca, nunca estás sólo. Confía en él. “Pide y recibir´s. Busca y encontrarás. Llama y la puerta se abrirá. Porque quién pide recibe; quién busca encuentra; a quién llama se le abre la puerta”. Jesús de Nazaret.

Cortesía: Librería “La Ventana”
Freddy Lara, Telf: + 58 (0414) 281.06.59 Maracay, Estado Aragua - Venezuela

Ideas para construir un mundo mejor

“La Voluntad de cambiar”

Sin importar de qué se trate, o de si nos gusta o nos disgusta, algo absolutamente cierto es que todo cambia en todo momento, por lo que eso que las cosas son el día de hoy, dejarán de serlo en alguna forma el día de mañana. Es un hecho que los objetos, las situaciones y las personas, se ven sometidas de manera permanente a las imponentes fuerzas del cambio. Esto, como evento natural, no es necesariamente un problema, salvo porque esta tendencia nos sorprende y desafía; nos coloca frente a algo incómodo o inmanejable.

Muchos de los cambios que vivimos se producen sin que lo notemos, pues no siempre las transformaciones que experimentamos han sido previamente planeadas y a veces ni siquiera podemos controlarlas, por los que nos toca enfrentar sorpresas e incomodidades.

Aunque es ya un conocido cliché, los humanos somos seres de hábitos que justo por esa misma razón resistimos el cambio. Nuestra tendencia es la de quedarnos anclados en ciertos hábitos, especialmente en los que nos producen placer o satisfacción. Así, desarrollamos mecanismos para resistirnos a buena parte de lo que vemos como nuevo, impredecible e incontrolable.

Acerca de los cambios involuntarios, además de actuar proactivamente y atender de manera sistémica o global los aspectos prioritarios, no es mucho lo que podemos hacer. En cuanto a los cambios que en alguna medida podemos predecir o controlar, estos deben realizarse de manera integral o equilibrada. Esto significa que debemos atender varias pareas de nuestra realidad personal u organizacional: atender salud, relaciones, trabajo y dinero e interioridad, es mejor que poner toda la atención únicamente en el dinero o en las relaciones. Como un automóvil, requerimos que todos los sistemas funcionen para que el vehículo se mueva de manera estable.

Es más fácil controlar un cambio a la vez, en lugar de enfrentar varios cambios simultáneamente. Mudarse, divorciarse y vender el automóvil, pueden acabar con cualquiera, si todo se atiende al mismo tiempo. La saturación de cambios es, por salud, una mala idea. Todos tenemos un nivel de resistencia al estrés del cambio que conviene conocer y respetar.

Además, los cambios deben realizarse gradualmente y no precipitadamente. Esto a menos que la situación nos empuje u obligue. Busquemos un ritmo que no nos desestabilice.

El cambio debe ser abordado de manera responsable. Resulta infantil asumir el cambio como un chiquillo regañado. Si hay algo que hacer, busquemos el lado positivo y asumamos con madurez la decisión de movernos en otra dirección.

A veces nos detenemos y aferramos a excusas que impiden o retarden el cambio. Justificarse o autoengañarse con creencias autolimitadoras, sólo genera conflictos y crisis individuales y grupales. Es necesario observarse y detectar las trampas mentales que cierran la posibilidad al progreso, al bloquear lo novedoso, lo creativo, lo diferente.

Las tensiones que acompañan al cambio, pueden hacernos creer que estos son complicadores, y que debemos detenernos o retroceder. En realidad, sucede lo contrario, pues los cambios suelen ser más beneficiosos que perjudiciales, sobre todo cuando obedecen a lo planificado, o surgen como consecuencia natural de nuestro proceso evolutivo. Incluso, hay cambios que ni pueden ni deben posponerse.

Existen varios escenarios en los que podemos intervenir o influir para producir cambios en los resultados que obtenemos. El nivel de pensamiento, que es donde todo comienza, al menos desde el punto de vista psicológico tradicional. Como se piensa, se vive. Dependiendo del mapa, así será la ruta y por ende el destino al que se arribará.

Podemos ayudarnos a reducir el trauma de tener que cambiar. Algunas técnicas que nos ayudan son: AFIRMACIÓN (decretar verbalmente el cambio como realizado y satisfactorio) VISUALIZACIÓN (imaginar el cambio realizado y satisfactorio) MODELAJE (imitación de quienes saben manejar los cambios positivamente) REENCUADRE (interpretación positiva de todo cambio necesario o irremediable).

Es inteligente trabajar para vencer los enemigos del cambio: el confort, el hábito, la inacción, el apego y el temor. Quizás sea este un buen momento para elegir mirar los procesos de cambio como positivos, al menos en cierta forma. Aceptemos que todo cambia, siempre, en todo momento y que ese cambio es desapego y evolución. Como cada persona lo tome y lo maneje, depende de su nivel de conciencia, disposición y flexibilidad.

Ideas para construir un mundo mejor
chatroulette chatrandom