Geología, Peligros Naturales y GeoTecnología

Blog en Monografias.com

 

El Campo gravitatorio de la Tierra

El satélite GOCE de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha logrado obtener el modelo más preciso visto hasta ahora del campo gravitatorio de la Tierra, que se parece más a una patata que a una esfera con los polos aplanados.

Así lo dijeron expertos en observación de la Tierra reunidos en la Universidad Politécnica de Múnich (sur de Alemania) para presentar los primeros resultados del satélite europeo GOCE (acrónimo en inglés de Explorador de la Circulación Oceánica y de la Gravedad).

El satélite de la ESA ha tomado en dos años todas las medidas necesarias para trazar la superficie del geoide de referencia de la Tierra. El geoide, que es la forma que tendría un océano imaginario que cubriese todo el planeta sin tener en cuenta corrientes o mareas, es una superficie de referencia fundamental para medir con precisión la circulación oceánica, los cambios del nivel del mar o la dinámica del hielo.

Estos tres fenómenos están afectados por el cambio climático, al que se pueden aplicar los resultados obtenidos por el satélite. El nuevo modelo del geoide ilustra que hay importantes diferencias en la gravedad en diversos puntos del planeta.

El punto de menor gravedad de la Tierra se sitúa en el Sur de India. La región de América del Norte tiene un campo gravitatorio bajo, lo que en la nueva imagen del geoide distribuida por la ESA se representa con el color azul.

Sin embargo, el color amarillo representa las zonas de mayor gravedad, por ejemplo la región de España y parte del norte de Europa. La parte occidental de América del Sur, la región correspondiente a la cordillera de los Andes, y Australia también tienen una gravedad alta.

La importancia de las corrientes
Los datos también muestran cómo se mueven los océanos y cómo se distribuye el calor del Sol por el planeta. Los científicos han descubierto también con el satélite GOCE que las corrientes del Atlántico Norte tienen una importancia crucial en regular el clima de la Tierra y que las corrientes de la superficie de los océanos pueden dispersar polución a grandes distancias.

Según destacaron los científicos, es prácticamente seguro que el terremoto de 9 grados en la escala de Richter que sacudió a Japón el pasado 11 de marzo ha modificado la forma de los océanos debido a su fuerte intensidad. Roland Pail, experto de la Universidad Politécnica de Múnich, dio por seguro que el terremoto de Japón ha influido en la forma de la Tierra ya que fue “un movimiento masivo”.

Pail explicó que el satélite GOCE pasó por la zona del terremoto un día después de la catástrofe, por lo que los datos y las imágenes recopiladas mostrarán “con seguridad” una modificación en la forma del geoide al compararla con la información anterior.
Cortesia ABC, España

Geología

Así se produce el temblor que precede una erupción volcánica

Las erupciones volcánicas son uno de los fenómenos más impredecibles de la naturaleza. Sin embargo, casi todas ellas tienen algo en común. No importa el tipo de volcán o su localización. En la mayoría de los casos, la erupción es precedida por temblores similares que se producen minutos, días o semanas antes de que el volcán se despierte.

Esta característica común sigue siendo un enigma para los vulcanólogos que estudian las señales que estos gigantes de la naturaleza emiten antes de una erupción explosiva. Ahora, un grupo de científicos de las universidades de Yale (EEUU) y British Columbia (Canadá) acaba de aportar algo de luz sobre este extraño fenómeno al explicar mediante un modelo matemático cómo se producen estos temblores.

Su investigación, publicada esta semana en la revista ‘Nature’, podría ayudar a predecir en el futuro fuertes erupciones y salvar vidas, ya que se podría evacuar con antelación a los habitantes de las localidades más amenazadas.
Un temblor ligero pero medible

Antes de que el volcán comience a expulsar lava y cenizas a la atmósfera, que pueden llegar a decenas de kilómetros de distancia, se produce un temblor ligero pero que los vulcanólogos son capaces de detectar y medir. Este temblor es una de las principales señales que alertan de que la erupción puede ser inminente.

Los científicos han calculado que los temblores que se producen en casi todos los volcanes (minutos o semanas antes de la erupción) se mantienen en una banda de frecuencias estrecha, que oscila entre los 0,5 Hertzios y los 2 Hz. Justo antes de la erupción y durante ésta, la frecuencia llega a su pico más alto, en un rango que va de los 0,5 Hz. a los 7 Hz.

David Bercovici, profesor de Geología y Geofísica de la Universidad de Yale y coautor de este estudio, señala que la sacudida sigue siendo un misterio, sobre todo porque su frecuencia es muy parecida en todas las erupciones explosivas, “tanto si se producen en Alaska, en el Caribe, Nueva Zelanda o Centroamérica”. “El hecho de que sea tan universal resulta muy extraño ya que los volcanes son muy diferentes, tanto en su tamaño como en su comportamiento. Es como si cinco instrumentos de viento distintos emitieran la misma música”, compara el investigador.
Diferencias entre volcanes

Y es que cada volcán se diferencia de los otros en su estructura, la composición de su magma o su contenido de gas. El modelo matemático descrito esta semana en ‘Nature’ sugiere que la similitud de los temblores puede ser explicada por lo que los investigadores denominan ‘magma wagging’ (algo así como el ‘meneo del magma’). Es decir, la vibración que se produce cuando el magma que sube entra en contacto con el gas que lo rodea. Los factores que controlan esta vibración apenas varían entre volcanes, lo que explicaría, según este estudio, por qué un temblor similar se da en casi todos ellos.

Los investigadores añaden que, debido a que las erupciones explosivas son uno de los fenómenos más destructivos y espectaculares de la naturaleza, el temblor inicial se convierte tanto en una señal de alarma como en una pista vital para averiguar qué va a ocurrir en el “vientre de la bestia”. Su modelo matemático, aseguran, aporta un nuevo marco para comprender la física de los temblores y poder ayudar a predecir erupciones destructivas.

Cortesia elmundo.es

Geología

La Tierra ‘ardió’ en el Pérmico

Masivas erupciones volcánicas, al quemar la gran cantidad de carbón que había en la Tierra, extendieron una capa de cenizas abrasadoras por todo el planeta, convirtiéndolo en un brasero gigantesco. Este fenómeno aceleró la emisión de gases con efecto invernadero, lo que está detrás de la gran extinción que tuvo lugar hace 250 millones de años.

Fue la llamada Gran Mortandad del Pérmico, cuando desaparecieron el 90% de las especies marinas y el 70% de las terrestres debido a un gran calentamiento global.

Hasta ahora, los científicos manejaban varias teorías sobre las causas de esta hecatombe biológica, desde el impacto de un meteorito (como el que más tarde acabaría con los dinosaurios) hasta la explosión de una supernova o la liberación de hidratos de metano hasta entonces fijos en el fondo de los océanos.

Rocas encontradas hace unos años en Siberia indicaban que también había habido una gran actividad volcánica en los millones de años que duró la extinción, pero no había pruebas de su relación con el cambio climático que provocó la desaparición de especies.

Ha sido un grupo de investigadores de la Universidad de Calgary (Canadá), dirigidos por Stephen Grasby, quienes han descubierto capas de ceniza de carbón en unas rocas, en el norte de Canada, que proceden de aquel momento. “Esta es la primera investigación que ha encontrado evidencias directas de que hubo erupciones volcánicas masivas que causaron una masiva combustión de carbón, generando un enorme volumen de gases con efecto invernadero”, afirma Grasby, quien publica sus resultados en ‘Nature Geoscience’.

Al final del Pérmico, en la Tierra había un solo gran continente, llamado Pangea, con extensas capas de carbón casi en superficie, procedentes del periodo Carbonífero anterior.

Con las nubes ardientes que generaron los volcanes, este carbón se prendió, emitiendo grandes cantidades de C02, metano y otras partículas contaminantes que llegaron a las capas altas de la atmósfera. Pangea acabó por convertirse casi en un desierto, sin bosques.

Durante el Pérmico los animales terrestres se habían diversificado. Había reptiles, anfibios y sinapsidos, un grupo de respitles de darían lugar, más adelante, a los mamíferos. Pero en los últimos cinco millones de años de este periodo desaparecieron 27 de las 37 familias de anfibios y reptiles, en torno al 98% de las especies).
Cenizas diferentes

La toxicidad alcanzó también a todos los oceános del planeta. El 96% de los gusanos, bivalvos, esponjas, etcétera, dejaron de existir.

Fue Hamed Sanei, profesor adjunto en Calgary y coautor de la investigación, quien se percató de que las cenizas del Lago Buchanan tenían una gran cantidad de materia orgánica que era exactamente igual a la generada por el carbón vegetal, muy diferente de las provocadas por la quema de madera.

Estas cenizas habrían sido la ‘puntilla’ para un planeta cuyo clima ya estaba en proceso de calentamiento y cuyos océanos comenzaban a sufrir la falta de oxígeno.

Para el geólogo del CSIC Alfonso Sopeña, “se trata de un trabajo novedoso, que ayuda a interpretar un tremendo cambio climático global que tuvo lugar en el pasado”. “Hasta ahora se manejaban varias hipótesis sobre lo que ocurrió, pero este equipo ofrece pruebas de lo que ocurrió”, indica el investigador español.

Sopeña hace unos años investigó lo ocurrido, a principios del Pérmico, en el bosque fósil de Arangoncillo (Guadalajara), donde no descarta que tuviera lugar un proceso parecido.

Cortesia elmundo.es

Geología

Las claves del Pleistoceno en el subsuelo del Mar Muerto

Científicos de varios países comienzan este martes a explorar el subsuelo del lugar más bajo del planeta, el Mar Muerto, en un proyecto para investigar las condiciones climáticas en la Tierra hace medio millón de años. El patrocinador de la prospección es el consorcio ‘International Continental Scientific Drilling Program’ (Programa Internacional de Perforación Científica Continental), que lleva a cabo perforaciones de este tipo por todo el planeta para documentar su pasado climático, geológico y biológico. Otros países involucrados son Alemania, Suiza, Noruega, Japón y Estados Unidos. El objetivo es extraer una muestra cilíndrica del subsuelo de esa cuenca salada, cuyo nivel de agua está a más de 400 metros bajo el de los océanos, para llegar a unos estratos geológicos que atestigüen cómo era el clima en Oriente Medio en el Pleistoceno. La perforación se realizará a unos 500 metros de la orilla, cerca de la frontera entre Israel y Jordania, países que, junto con la Autoridad Nacional Palestina (ANP), participan en la iniciativa, según informa el diario israelí Haaretz. Con la muestra de sedimentos los científicos podrán conocer, con una exactitud de años, el clima y los movimiento sísmicos que hubo en la región. La precisión de este tipo de sondeos brinda la posibilidad de conocer también si hubo tormentas de polvo, inundaciones y períodos de sequía, el impacto de los ciclos solares, y la influencia de todos estos fenómenos en las migraciones del Homo Sapiens por la región. “Debido a que el Mar Muerto es tan bajo, tiene una inmensa cuenca de drenaje (…) que va desde los Altos del Golán hasta el desierto del Sinaí, de forma que todas las lluvias en la región afectan (a su subsuelo)”, explicó el científico israelí Zvi Ben-Avraham. Según Ben Avraham, el proyecto podría aportar pruebas de eventos mencionados en la Biblia. La perforadora, que se encontraba en Turquía en otra prospección, fue colocada ayer a unos siete kilómetros de la reserva natural de Ein Gedi. Las muestras extraídas permanecerán en Ein Gedi por un breve período y de ahí serán enviadas a un laboratorio especializado en la Universidad alemana de Bremen, para ser conservadas a una temperatura de 4 grados y ser analizadas por científicos de todo el grupo.

Geología

Encuentran el primer planeta «realmente» habitable

Esta vez, la cosa parece ir más en serio que nunca hasta ahora. De hecho, ninguno de los más de 500 planetas extrasolares descubiertos hasta el momento reúne las excepcionales condiciones que se dan en Gliese 581g, un mundo que tiene tres veces la masa de la Tierra (suficiente para sustentar una atmósfera) y que se encuentra justo en el centro de la zona de habitabilidad de su estrella, es decir, dentro de la estrecha franja orbital que permite la existencia de agua en estado líquido.

El hallazgo, que puede marcar un antes y un después en la búsqueda de «nuevas Tierras», acaba de ser anunciado por un equipo de astrónomos de las Universidades de California y Santa Cruz y del Instituto Carnegie de Washington y será publicado próximamente en Astrophysical Journal. Si los datos se confirman, el nuevo mundo sería el más parecido al nuestro de todos los que se han descubierto hasta ahora. Tanto, que podría albergar agua y reunir las condiciones necesarias para ser habitable.
Sin embargo, el mero hecho de que Gliese 581g sea considerado capaz de sustentar vida no significa necesariamente que sea un lugar agradable para vivir en él. La habitabilidad de un planeta depende de numerosos factores, y las variables necesarias pueden variar mucho de una a otra zona dentro de un mismo mundo.
Sin ir más lejos, aquí, en la Tierra, existen numerosos entornos en los que, a pesar de que existe la vida, los seres humanos no podrían vivir. Lo realmente importante de Gliese 581g es que reúne, por primera vez, las dos condiciones más importantes que se consideran necesarias para que la vida pueda existir: la posibilidad de agua en estado líquido y la presencia de una atmósfera que retenga los gases necesarios.
Muchos más como éste
«Nuestros hallazgos -asegura Steven Vogt, profesor de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Santa Cruz- suponen un caso muy convincente de planeta potencialmente habitable. Y el hecho de que hayamos sido capaces de detectar este planeta tan rápidamente y tan cerca de nosotros nos dice que los mundos como éste deben ser realmente comunes».
El nuevo planeta se encuentra a 20 años luz de la Tierra, alrededor de una estrella, Gliese 581, muy bien conocida por los cazadores de planetas. De hecho, con éste ya son seis los mundos descubiertos en órbita de esta enana roja.
Los hallazgos se basan en el análisis de once años de observaciones del observatorio Keck, en Hawaii. Para Paul Butler, del Instituto Carnegie, la combinación de nuevas técnicas y grandes telescopios terrestres sigue liderando claramente la revolución de los exoplanetas. «Ahora -afirma el astrónomo- el único límite a nuestra capacidad para encontrar mundos potencialmente habitables es el tiempo que tengamos asignado el telescopio».
En realidad, son dos los nuevos planetas que el equipo de astrónomos ha descubierto alrededor de Gliese 581, lo que eleva a seis el número total de mundos que orbitan esta enana roja. Pero el más interesante es, sin duda, el «g», con una masa entre tres y cuatro veces la de la Tierra y un periodo orbital de 36,6 días. Su masa indica que, con toda probabilidad, se trata de un mundo rocoso, como el nuestro, con una superficie bien definida y con una gravedad suficiente para retener su propia atmósfera.
Planetas cercanos
No es la primera vez que se anuncia el descubrimiento de un mundo potencialmente habitable alrededor de esta pequeña estrella. En efecto, otros dos planetas de este sistema se encuentran en las fronteras mismas de la zona de habitabilidad de Gliese 581 y suscitaron, al ser descubiertos, el entusiasmo de la comunidad científica.
Sin embargo, ninguno de los dos ofrece plenas garantías: uno de ellos (el planeta «c») está en el «borde caliente» (más próximo a la estrella) de la zona habitable; y el otro (el planeta «d»), se encuentra en el «borde frío». Ambos, por lo tanto, ofrecen a los científicos dudas más que razonables sobre sus condiciones de habitabilidad.
Pero el caso del planeta recién descubierto es muy diferente: «g» está justo en medio de la zona de habitabilidad. En nuestro propio Sistema Solar, el centro de la zona habitable está ocupado por la Tierra, y las fronteras caliente y fría por Venus y Marte, respectivamente. El primero es un planeta tórrido, el segundo un mundo helado. En Gliese 581, explica Vogt, «tenemos planetas en los dos lados de la zona habitable, uno demasiado frío y otro demasiado caliente, y ahora tenemos uno justo en el medio, que es lo correcto».
Noche perpetua
Otra peculiaridad del nuevo mundo es que, debido a las fuerzas de marea y a la distancia a la que se encuentra de su estrella, es más que probable que muestre siempre la misma cara a su sol, de la misma forma en que la Luna muestra siempre la misma cara a la Tierra. Lo cual significa que la mitad del planeta vive permanentemente de día y la otra mitad está sumido en una noche perpetua.
Los investigadores estiman que las temperaturas medias de Gliese 581g oscilan entre los -31 grados en el lado oscuro y los -10 en la cara iluminada. Y para Vogt, la zona más favorable para la vida de todo el planeta es precisamente la que está a ambos lados de la línea que separa la luz de la sombra (llamada «terminador»), con temperaturas que van disminuyendo a medida que nos acercamos a la zona nocturna y que van aumentando al acercarse a la zona diurna. «Cualquier forma de vida tendría un amplio rango de climas estables para elegir dónde asentarse», opina Vogt.

Cortesìa ABC, España

Geología

Encuentran esmeralda enorme en granja de Carolina del Norte

RALEIGH, Carolina del Norte, EE.UU. (AP) - Una esmeralda tan grande que está siendo comparada con las joyas de la corona de la emperatriz Catalina la Grande fue extraída de un foso en una granja de Carolina del Norte.

La esmeralda de casi 65 kilates, cuyos descubridores están comercializando bajo el nombre de Carolina Emperador, fue encontrada en una granja que alguna vez fue tan conocida entre buscadores de tesoros que los propietarios cobraban tres dólares diarios por permitir que buscaran pequeñas muestras de las piedras verdes.

Después de que la gema fue cortada una y otra vez, el producto final resultó de aproximadamente una quinta parte de su peso original, un poco más grande que una moneda de 25 centavos de dólar y del peso aproximado de una batería tamaño AA.

La esmeralda es comparable en tamaño y calidad a una rodeada de diamantes de un broche que perteneció a Catalina la Grande _emperatriz rusa del siglo XVIII_, vendido en abril por la casa Christie’s en Nueva York por 1,65 millones de dólares, dijo C. R. “Cap” Beesley, un especialista en piedras preciosas en esa ciudad, el cual la examinó.

Aunque se han encontrado cristales grandes en bruto, e incluso esmeraldas con notable calidad de gema, en una comunidad llamada Hiddenite a 80 kilómetros (50 millas) al noroeste de Charlotte, nunca había surgido una tan grande merecedora de ser considerada un tesoro imperial, afirmó Beesley.

“Es la esmeralda cortada más grande que se haya encontrado en Norteamérica”, dijo Beesley durante una entrevista telefónica desde Myanmar, país del sudeste asiático rico en gemas preciosas.

El descubrimiento es una rareza para esmeraldas no halladas en las ricas vetas de Sudamérica y Asia, sino en Norteamérica, comentó Robert Simon, propietario de Windsor Jewelers, en Winston-Salem.
__________________________________________________________________________________________________
Cortesía Geobase80

Geología

Instalarán telescopio más grande del mundo en montaña chilena

El Cerro Armazones, de 3.060 metros y con un cielo eternamente despejado en el desierto de Atacama al norte de Chile, fue elegido para acoger al telescopio más grande del mundo, con un potencial que podría cambiar nuestra percepción del universo, según científicos.

El Observatorio Europeo Austral (ESO) anunció este lunes en la ciudad alemana de Munich que eligió a Armazones para construir allí su European Extremely Large Telescope (E-ELT), que con sus 42 metros de diámetro será el más grande del mundo.

La decisión fue adoptada por delegados de los 14 países miembros de ESO y está basada en una exhaustiva investigación meteorológica comparativa, que ha durado varios años.

Cinco países competían para albergar este telescopio óptico, cuyo costo se  estima en unos 1300 millones de dólares y que -se prevé- debe comenzar a  construirse en 2011 y estar operativo en 2018.

En su resolución, el Consejo del ESO señala los factores que favorecieron a  Chile, entre ellos la calidad de la atmósfera y el menor costo de construcción.

El sitio chileno asegura además 320 noches claras por año, y el gobierno de  Santiago ofreció a la ESO 600 hectáreas alrededor de la futura instalación  científica para evitar en el futuro toda fuente de contaminación lumínica o  actividad minera.

El E-ELT será el más grande ojo del mundo dirigido hacia el cielo y permitirá posiblemente cambiar la percepción del universo como lo hizo el telescopio de Galileo hace 400 años.

El telescopio será construido muy cerca del observatorio del Monte Paranal,  también administrado por ESO, que acoge al Very Large Telescope (VLT).

_________________________________________________________________________________________________
Cortesìa Internet

Geología

Cuando las escuelas son trampas mortales

“Las escuelas en el país se encuentran en un estado de total calamidad”, aseveró el ministro de Educación, Miguel De Castilla, el 16 de octubre de 2009, al conocer que otro centro educativo se había desplomado. Acto seguido agregó que “gracias a Dios no se cae una a diario, pues la infraestructura escolar en Nicaragua tiene más de 15 años sin que se le haga ninguna reparación”.

Un gran número de escuelas en nuestro país están con infraestructuras débiles, pues la mayoría ya dieron su vida útil, dijo el ingeniero Armando Ugarte, de la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI.

Estos edificios que se supone deben ser seguros para los estudiantes, pueden convertirse en una trampa mortal si el Estado no les brinda las reparaciones necesarias, dijo el doctor en Geología, William Martínez, pues Nicaragua es un país vulnerable ante terremotos, erupciones y cualquier otro fenómeno natural.

“Es lamentable el estado en que se encuentran las escuelas, la mayoría tienen sus bases débiles, y sin construcciones sísmicas resistentes. Muchas se caen debido a la mala construcción, pero ¿qué pasaría con estas edificaciones si fueran sacudidas por un terremoto? Obviamente muchas colapsarán”, indicó el geólogo.

En reiteradas ocasiones, De Castilla ha afirmado que se necesita reparar 16 mil aulas que se encuentran en mal estado. Sin embargo este año, debido a una orientación del Ministerio de Hacienda, el Mined recortó nueve millones de córdobas a este rubro, pues se deben honrar deudas de este ministerio.
Estructuras críticas
Martínez refirió que en 1930, en la ciudad de Los Ángeles –la cual está cruzada por más de dos mil fallas– se dio un terremoto de gran magnitud y destruyó gran parte de los edificios, entre éstos, escuelas.

A partir de esa fecha se establecieron las normas de construcción, donde las escuelas se consideraron estructuras críticas.

“Estas estructuras críticas son las infraestructuras de ocupación humana, las cuales ante la ocurrencia de eventos deben quedar firmes y funcionando. También deben ser sitios bien escogidos, donde los fenómenos naturales vayan a impactar lo menos posible, pero sobre todo deben ser bien construidas”, explicó Martínez.

Como resultado, desde 1930 hasta la fecha, en las catástrofes que ha habido en Estados Unidos no ha muerto un niño en una escuela. Tampoco ningún centro educativo ha colapsado o se ha dañado, de tal manera que no ha perjudicado a la población estudiantil, expuso el geólogo.

Comentó que esas estrictas normas de construcción se aplican mundialmente, no así en países con atraso.

“Un ejemplo fue el terremoto de mayo de 2008 en China, de las 93 mil personas que murieron, 25 mil eran niños, ya que la mayoría de escuelas colapsaron. En el terremoto de Asís, Italia, todo el daño se vio cuando cayó un preescolar moderno, donde la mayoría de fallecidos fueron niños. Incluso hasta el papa Juan Pablo II se pronunció, ya que las iglesias viejas y los hospitales resistieron”, dijo Martínez.
Normas no se cumplen
El geólogo comentó que la situación de calamidad de la mayoría de las escuelas es de gran preocupación en el mundo, sobre todo en los países en desarrollo, ya que estas edificaciones son considerados centros de refugios en caso de un evento, por eso deben quedar de pie y funcionando.

Lamentó que a pesar de que estas normas de construcción fueron creadas desde 1930, en Nicaragua nunca se han aplicado. Existe una matriz de planificación –elaborada desde 1973, un año después del terremoto–, y contempla cuáles son las infraestructuras críticas.

“Recordemos que las estructuras críticas son las escuelas, hospitales, cuerpos de bomberos, gasolineras y aeropuertos, entre otras edificaciones, que deben estar funcionando a la hora de que seamos impactados por un fenómeno natural”, dijo el geólogo Martínez.

Recalcó que “las normativas de construcción en Nicaragua lo contemplan, pero por desgracia, en la práctica no se aplican, ya sea por indolencia de las autoridades o porque las cosas se han dejado a la buena de Dios”.
Escuelas mal ubicadas
En ese sentido, dijo Martínez, es menester no sólo del Ministerio de Educación sino de todo el Sistema de Prevención y Mitigación de Desastres, hacer un inventario sobre la situación real y saber dónde están ubicadas las escuelas, principalmente en Managua.

Lo ideal sería que no se ubiquen en terrenos con fallas geológicas, en terrenos blandos, ya que son las más sujetas a daño, no sólo durante un sismo, sino en cualquier otro fenómeno natural, ya sea inundaciones por lluvias, deslizamientos de tierra u otros, explicó el geólogo.

Comentó que por falta de conocimiento y planificación a largo plazo, en Managua no existe un desarrollo ordenado. “Sólo como ejemplo, menos del 15% del país está mapeado, no sabemos a ciencia cierta qué terreno estamos pisando, y todo evento de la naturaleza nos agarra de sorpresa”, dijo Martínez.

Agregó que de nada vale construir grandes obras si no sabemos qué tan duraderas o funcionales van a ser, y esto se aplica en todo el país. En el caso de las escuelas, es importante estar monitoreando los eventos, sobre todo porque se cuenta con las herramientas y el personal capacitado.
“No son sismo resistentes”
El ingeniero Armando Ugarte, catedrático de la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI, indicó que el último estudio que realizó esta casa de estudios reveló que, en su gran mayoría, las edificaciones escolares ya cumplieron su vida útil.

“Esto quiere decir que son construcciones vulnerables, y un par de casos específicos eran los institutos “Maestro Gabriel” y “Ramírez Goyena”. Entiendo que ya fueron remozados, pero en general la infraestructura escolar está muy vulnerable”, afirmó el ingeniero Ugarte.

Recalcó que se deben buscar mayores recursos para reforzar las escuelas, y realizar planes de contingencia y evacuación después de un sismo.

“Recordemos que un sismo no avisa, como puede ser de madrugada puede ser de día, y la mayoría de las edificaciones escolares son viejas. Pero lo más importante es que no se diseñaron bajo las normas sísmicas resistentes, y hay escuelas con más de 30 años de estar construidas, las cuales no podrían soportar un sismo, y, obviamente, van a colapsar”, indicó el ingeniero.

Como salvedad, comentó Ugarte, en la construcción de nuevas escuelas sí se está cumpliendo con esas normas técnicas, tal es el caso del remozamiento de los institutos referidos.

“Lo podemos decir en cuanto al diseño, pero no en la construcción, pues no supervisamos esas obras”, dijo el catedrático de la UNI. Agregó que últimamente no se han realizado estudios de vulnerabilidad de la infraestructura escolar del país, la cual puede indicar qué tan vulnerables están, y lo urgente de reforzar esas edificaciones.
Hacer simulacros de evacuación
El ingeniero recomendó realizar estudios de vulnerabilidad de riesgo sísmico en los edificios escolares viejos, también rediseñar los planes de contingencia sísmica.

“Sabemos que el Mined cuenta con estos planes de contingencia ante sismos, pero deberían actualizarlos. Los estudios de amenazas sísmicas o de vulnerabilidad no son los mismos que los que se hicieron hace dos o tres años”, dijo Ugarte.

Otra recomendación que hizo el catedrático es que la escuelas realicen simulacros de evacuación cada seis meses, y en las que nunca se ha realizado deben hacerlo a lo inmediato. Esto se debe hacer con la capacitación de las instancias del Estado.

Ugarte afirmó que estos simulacros van a evitar que haya muchos muertos y heridos en las escuelas, en caso de que un sismo de gran magnitud ocurra en horas de clases.
Sinapred capacita al Mined
La directora de Prevención y Atención Territorial de Sinapred, Ligia Calderón Moreno, comentó que el Mined tiene dentro de sus estructuras una unidad técnica para desastres, la cual trabaja coordinadamente con el Sinapred en todos los procesos de capacitación, sobre todo con los maestros.

“El Ministerio de Educación tiene la obligación, por mandato de la Ley 337, de trabajar en los planes escolares de respuesta, y para eso se han elaborado guías metodológicas para capacitar a los docentes”, expresó Calderón Moreno.

En cuanto a la infraestructura escolar, la funcionaria del Sinapred indicó que éstas deben ser evaluadas desde el terreno donde se ubican hasta la forma en que fueron construidas.

“Si tenemos las infraestructuras escolares bien construidas, y con las normas técnicas de construcción, no tendría que haber riesgo. Las que pueden colapsar o sufrir un daño son las que no estén construidas bajo esas normas técnicas”, expresó.

EL NUEVO DIARIO visitó las instalaciones del Mined con el objetivo de realizar una entrevista con la Unidad Técnica de Desastres, sin embargo, no obtuvimos una respuesta positiva.

_____________________________________________________________________________________________
Cortesía Construcción.com.ni

Geología

Al Everest le salen dos alturas

La auténtica altura del Everest ha sido objeto de discrepancia desde que el neozelandés Edmund Hillary y el sherpa Tenzing Norgay la coronaran por primera vez en mayo de 1953. La altura más aceptada hasta el momento es la defendida por Nepal y confirmada por una medición india en 1955, que sitúa el techo del mundo en 8.848 metros. Sin embargo, China ha insistido siempre en que el Everest mide 8.844 metros, porque no tiene en cuenta los cuatro metros de nieve permanente de la cumbre. Por si fuera poco, la famosa National Geographic. utiliza una tercera cifra desde que en mayo de 1999 realizó una medición con satélites y registró 8.850 metros. Al menos, el debate entre los dos gobiernos asiáticos parece haber llegado a su fin con una solución salomónica: las mediciones defendidas por uno y otro país son igualmente válidas. Empatados.
«Ambas son alturas correctas. Ninguna medición es absoluta. Este es un problema de investigación científica», ha dicho Raja Ram Chhatkuli, director general del departamento de investigación de Nepal. A pesar del compromiso, es muy posible que la naturaleza imponga la última palabra a este debate en el que se mezclan geografía, geología y política, ya que los geólogos aseguran la montaña está creciendo debido a los movimientos de placas. Por otro lado, algunos escaladores advierten de que los glaciares del Everest se están reduciendo y que el sendero que lleva a la cumbre está perdiendo nieve.
Más de 4.000 escaladores han subido el Everest desde que Hillary pusiera los brazos en jarras para admirar el paisaje. Estos días, el sherpa que más veces ha escalado la montaña ha vuelto a subir para depositar las cenizas del gran Hillary en la cumbre.

_____________________________________________________________________________________________

Cortesía ABC, España

Geología

Al Everest le salen dos alturas

La auténtica altura del Everest ha sido objeto de discrepancia desde que el neozelandés Edmund Hillary y el sherpa Tenzing Norgay la coronaran por primera vez en mayo de 1953. La altura más aceptada hasta el momento es la defendida por Nepal y confirmada por una medición india en 1955, que sitúa el techo del mundo en 8.848 metros. Sin embargo, China ha insistido siempre en que el Everest mide 8.844 metros, porque no tiene en cuenta los cuatro metros de nieve permanente de la cumbre. Por si fuera poco, la famosa National Geographic. utiliza una tercera cifra desde que en mayo de 1999 realizó una medición con satélites y registró 8.850 metros. Al menos, el debate entre los dos gobiernos asiáticos parece haber llegado a su fin con una solución salomónica: las mediciones defendidas por uno y otro país son igualmente válidas. Empatados.
«Ambas son alturas correctas. Ninguna medición es absoluta. Este es un problema de investigación científica», ha dicho Raja Ram Chhatkuli, director general del departamento de investigación de Nepal. A pesar del compromiso, es muy posible que la naturaleza imponga la última palabra a este debate en el que se mezclan geografía, geología y política, ya que los geólogos aseguran la montaña está creciendo debido a los movimientos de placas. Por otro lado, algunos escaladores advierten de que los glaciares del Everest se están reduciendo y que el sendero que lleva a la cumbre está perdiendo nieve.
Más de 4.000 escaladores han subido el Everest desde que Hillary pusiera los brazos en jarras para admirar el paisaje. Estos días, el sherpa que más veces ha escalado la montaña ha vuelto a subir para depositar las cenizas del gran Hillary en la cumbre.

_____________________________________________________________________________________________

Cortesía ABC, España

Geología
chatroulette chatrandom