Geología, Peligros Naturales y GeoTecnología

Blog en Monografias.com

 

“Fundación de Ingeniería Sísmica para el desarrollo sostenible de regiones amenazadas por sismos en Nicaragua – FISICA”

FISICA  dicta:

§ Talleres de capacitación y prevención en aquellas regiones sísmicamente amenazas de Nicaragua.

§ Seminarios o talleres de cultura preventiva ante sismos, y/o situaciones de emergencia sísmica.

§ Estos talleres, charlas o seminarios están dirigido a escuelas, empresas privadas, ONG, comunidades, universidades y entidades de gobierno.

Si deseas que FISICA imparta estos  conocimientos en tu Comunidad, debes seguir una serie de pasos:

1.- Redacta  carta  de expresión de interés por estos talleres y/o seminarios (deberá contener  nombre de la institución, dirección y número telefónico.  Una vez redactada, envíala a través del correo electrónico   tobando_geologic@yahoo.com

2.- La respuesta es inmediata y FISICA se pondrá en contacto con el solicitante para que este formalice el Taller de Capacitación y/o Prevención.

3.- Para formalizar la petición, envíe la  carta a nombre del  Ingeniero Tupak Ernesto Obando Rivera, incluyendo en el documento escrito, la firma y sello del remitente.

4. Indicar en la carta, la cantidad de personas que se beneficiarán de este taller en cuestión.

5.- FISICA estará programando al término de haber recibido dicha carta, la visita de los especialista hacia la institución destino para impartir las charlas técnicas.

6.- Hay tres maneras para compartir esos talleres.  La movilización, en la mayoría de los casos, la realiza FISICA  desde la Fundación hasta el lugar destino de donde se realizó la solicitud para compartir la cultura preventiva.

7. En la sede de la charla se deberá contar con un espacio para dictar el taller con las condiciones mínimas de proyector electrónico y computadora personal (PC).

8.- La duración de la charla y capacitación se toma solo una mañana, pero puede extenderse a un día completo.

Fundación de Ingeniería Sísmica para el desarrollo sostenible de regiones amenazadas por sismos en  Nicaragua – FISICA”

PARA MAYOR INFORMACIÓN:

Entrada Principal de Villa 09 de Junio, 3 cuadras al Este, 2 cuadras al Norte y 110 varas al Este. Casa B-346. Managua, Nicaragua

Contacto: Ingeniero Tupak Ernesto Obando Rivera, Director FISICA

Teléfono Celular: (505)  57078505

Correo electrónico: tupak.obando@mem.gob.nitobando_geologic@yahoo.com

Página Web:http://www.monografias.com/usuario/perfiles/tupak_ernesto_obando_rivera/monografias

Beneficios:

· FISICA  evaluará las instituciones para verificar que las condiciones, en caso de emergencia, sean las establecidas.

· Las comunidades o instituciones interesadas  se empoderan del estudio, y adquieren capacidades para  realizar un mapa de riesgo y saber cuáles son las zonas más propensas en los casos de emergencias.

· Las personas que FISICA  capacita dentro de las Instituciones suelen ser Brigadas pertenecientes a Higiene y Seguridad Laboral y dentro de las escuelas a los Profesores, para que esas personas puedan seguir compartiendo la información como multiplicadores entre alumnos y compañeros de trabajo.

· Protección Civil y los Cuerpos de Bomberos están entrenados como multiplicadores, aunque los talleres que ofrecen ambos Organismos son principalmente Cursos Generales sobre Desastres Naturales.

FISICA OFRECE SERVICIOS ESPECIALIZADOS EN ASESORIA Y CAPACITACIÓN EN MATERIA DE:

· Cartografía Geológica a Diversas Escalas

· Exploración de Yacimientos Minerales Metálicos y No Metálicos

· Evaluación de la susceptibilidad a movimientos de Laderas en zonas montañosas

· Estudios de Riesgos a Desastres. En estos estudios tenemos:

- Evaluación de amenazas

- Vulnerabilidad

- Cartografía de Riesgos

· Geología minera y ambiental

· Dinámica de suelos determinando  Aceleraciones Picos del Suelo (PGA)

· Monitoreo Sísmico.

· Evaluación de amenaza sísmica

· Evaluación geológica de Emplazamiento de sitio

· Otros afines.

ESTAMOS PARA  SERVIRLES,

Atentos saludos,

FISICA

Geología, Nicaragua, Sismologia, riesgos naturales y volcanismos

Amasia: el supercontinente que fusionará América y Asia

La fuerte atracción hacia el polo norte provocará dentro de millones de años la fusión de América y Asia dando lugar a Amasia, el nombre con el que científicos estadounidenses han bautizado al que creen que será el próximo supercontinente de la Tierra.

Según sus cálculos, esta gran masa de tierra llegará a formarse dentro de entre 50 y 200 millones de años, de acuerdo con una investigación publicada en la revista británica ‘Nature’.

Así, ambos continentes se unirán por el polo norte, mediante una cordillera montañosa que permitirá cruzar de Alaska a Siberia y viceversa, de acuerdo con expertos de la Facultad de Geología y Geofísica de la Universidad de Yale (EEUU).

América permanecerá situada sobre el anillo de fuego del Pacífico, una zona de intensa actividad sísmica y volcánica, pero su orografía cambiará radicalmente porque la atracción hacia el Polo fusionará América del Sur con el Norte.

Este desplazamiento provocará a su vez la desaparición del océano Ártico y del mar Caribe, según explicó Ross Mitchell, geólogo de Yale y uno de los autores del artículo.

Nuna, Rodinia y Pangea
Han pasado alrededor de 1.800 millones de años desde que se formó el primer supercontinente, Nuna, al que siguieron Rodinia y Pangea, última gran masa de tierra con centro en el África actual y que con el tiempo y la acción de las placas tectónicas conformó los continentes actuales.

El estudio del magnetismo de las rocas de entonces ha servido en el presente al equipo de Mitchell para determinar la distancia que existió entre uno y otro y estimar dónde se situaría Amasia, cuyo centro localizan en algún punto del actual océano Ártico, a noventa grados de distancia del centro del supercontinente anterior, Pangea.

Esta teoría, a la que han denominado ortoversión, desafía los dos modelos tradicionales defendidos hasta el momento para predecir la evolución de las masas terrestres, según detalló Mitchell.

De estas dos últimas hipótesis, una sugiere que la próxima gran masa continental se formará sobre la región en la que existió el supercontinente anterior (introversión), y la otra, todo lo contrario, defiende que será en un punto opuesto a donde se encontraba su predecesora (extroversión).

De esta forma, los partidarios de la introversión localizan el centro del próximo supercontinente en África, mientras que los defensores del modelo de extroversión lo sitúan en el océano Pacífico, en algún punto entre las islas de Hawaii, Fiji y Samoa.

Según estos modelos, la unión se produciría a través del océano Atlántico o del Pacífico respectivamente, mientras que el modelo de Mitchell se decanta por una unión a través del Ártico.

Cortesia ABC, España

Geología

Capa de hielo en el Ártico ha disminuido hasta mínimos históricos

La capa de hielo en el Ártico ha disminuido casi hasta mínimos históricos debido a las altas temperaturas de los últimos meses, según informa el Centro Meteorológico de Rusia (CMR).

En estos momentos el hielo ártico cubre una superficie de 6,860 millones de kilómetros cuadrados, cerca del mínimo registrado en 2007, señala el CMR en su página web.

Todos los mares árticos rusos se encuentran por debajo de la norma en lo que se refiere a su superficie helada desde las aguas de la parte europea de Rusia al mar de Chukotka, frente a la península de Alaska.

En concreto, la superficie de hielo en la zona sur occidental del mar de Kara está un 56 por ciento por debajo de la norma, mientras en el caso del mar de Chukotka este porcentaje es del 35 por ciento.

Por esta razón, las condiciones para la navegación por las aguas árticas son consideradas muy buenas, tendencia que se mantendrá hasta septiembre.

El CMR informa de que durante este mes casi todas las rutas árticas están libres para la navegación de buques que no sean rompehielos.

La reducción de la capa de hielo que cubre el océano Glacial Ártico debido al calentamiento global ya permitió en 2010 que un petrolero ruso reabriera la ruta marítima ártica, alternativa al canal de Suez y que estaba cerrada al tráfico comercial.
Cortesia INTERNET

Geología

Las impurezas de los diamantes revelan el inicio del choque entre continentes

Protegidas en el interior de los duros diamantes, las impurezas son minerales inalterados que pueden contar la historia del pasado lejano de La Tierra. Los investigadores han analizado los datos de más de 4.000 de estas inclusiones minerales para encontrar que los continentes iniciaron el ciclo (llamado ciclo de Wilson) de separación y choque hace unos 3.000 millones de años.

La investigación, que se publica este viernes en la revista ‘Science’. El autor principal, Steven Shirey del Department of Terrestrial Magnetism de la Carnegie Institution, ha explicado que “el ciclo de Wilson es responsable del crecimiento de la corteza continental de La Tierra, las estructuras continentales que vemos hoy, la apertura y cierre de las cuencas oceánicas a través del tiempo, la formación de montañas y la distribución de los minerales y otros materiales de la corteza. Pero hasta hoy ha habido equívocos sobre cuándo comenzó dicho ciclo. Utilizamos las impurezas de los diamantes porque estos son cápsulas de tiempo perfectas, ofrecen información de hace más de 3.500 millones de años, información sobre la evolución de la atmósfera, el crecimiento de la corteza continental y el inicio de la tectónica de las placas”

El coautor del estudio, Stephen Richardson, de La Universidad de Ciudad del Cabo, ha señalado que “es asombroso que podamos usar las partículas minerales más pequeñas que pueden ser analizadas para revelar el origen de algunas de las principales características geológicas de La Tierra”.

Los cratones, el origen de los diamantes
Los diamantes más grandes proceden de cratones, las formaciones más antiguas de las zonas continentales interiores. Los cratones contienen las rocas más antiguas del planeta y se extienden hacia el manto a más de 200 kilómetros, donde las presiones son lo suficientemente altas y las temperaturas suficientemente bajas para formar y almacenar diamantes durante miles de millones de años.

Los diamantes llegaron a la superficie accidentalmente durante las erupciones volcánicas de magma de las profundidades, que se solidificaba en roca llamada kimberlita. Las inclusiones en los diamantes se encuentran en dos variedades de roca: peridotíticas y eclogíticos.

La peridotita es el tipo de roca más abundante en el manto superior, mientras que la eclogita parece ser el remanente de la corteza oceánica reciclada en el manto por el hundimiento de las placas tectónicas. Shirey y Richardson, utilizando sus propio trabajos con otros investigadores publicados en más de 20 documentos durante un período de 25 años, revisaron los datos de más de 4.000 inclusiones de silicato -el material más abundante de la Tierra- y más de 100 inclusiones de sulfuro de cinco antiguos continentes. Se centraron en investigar cuándo fueron encapsuladas las inclusiones y la tendencia de composición asociada.
Las composiciones varían y dependen de la transformación geoquímica que los componentes sufrieron antes de ser encapsulados. Se compararon dos sistemas utilizados para fechar inclusiones, las técnicas del renio-osmio y del samario-neodimio. Ambas se basan en isótopos naturales que se desintegran lentamente, pero de forma predecible, lo que los convierte en excelentes relojes atómicos para determinar edades absolutas.

Los investigadores encontraron que hace 3.200 millones de años, solo se encuentran diamantes con composiciones peridotíticas, mientras que después de dicha fecha, son más abundantes los diamantes eclogíticos. “La explicación más simple es que este cambio se produjo a partir de la subducción inicial de una placa tectónica bajo el manto profundo de otra, puesto que los continentes comenzaron a chocar a una escala similar a la del ciclo actual. Esta transición marca el inicio del ciclo de Wilson”, ha concluido Richardson.

Cortesia ABC, España

Geología

SOS a la desertificación

La desertificación y degradación de los suelos en el mundo ya alcanza “niveles insostenibles” y arriesga causar una caída del 12% en la producción de alimentos y por ende más hambre, advirtió en La Habana Luc Gnacadja, secretario ejecutivo de la Convención de la ONU de Lucha contra la Desertificación y la Sequía.

“Los científicos han documentado el nexo entre suelo, agua y bosques y los gobiernos deben tener en cuenta esa trilogía para combatir la desertificación y llegar a un consenso político”, reclamó el funcionario de las Naciones Unidas ante 900 expertos de 35 países reunidos en la capital cubana.

La VIII Convención sobre Medio Ambiente y Desarrollo, iniciada el lunes reciente en el Palacio de las Convenciones, en las afueras de esa ciudad, atrae representantes de Italia, Venezuela, Gran Bretaña, Alemania, Estados Unidos, España, Noruega, Colombia, Ecuador, Brasil, México y el anfitrión Cuba, entre otros países.

Junto a Gnacadja, participa Ahmed Djoghlaf, secretario ejecutivo de la Convención sobre Diversidad Biológica, quien lanzó el programa para América Latina “Década de Naciones sobre Biodiversidad”. Ambos funcionarios subrayaron la necesidad de que los gobiernos impulsen con sus presupuestos los planes medio ambientales de la ONU en las dos esferas.

Djoghlaf señaló: “es necesario que en 2020 cada ciudadano del planeta sea consciente de la biodiversidad y de sus valores, la protejan, conserven y utilicen de forma sostenible, al mismo tiempo que los gobiernos toman medidas más efectivas para proteger esos recursos”.
Cortesia Internet

Geología

Científicos japoneses descubren posibles yacimientos de tierras raras en el Pacífico

Un grupo de especialistas japoneses cree haber localizado importantes yacimientos de tierras raras en el fondo del Océano Pacífico, de acuerdo a unos análisis de muestras publicados hoy en la revista ‘Nature Geoscience’.

El equipo, que cuenta con académicos de la Universidad de Tokio, asegura haber detectado altas concentraciones de estos codiciados minerales, empleados para fabricar productos de alta tecnología, en una vasta zona de 8,8 millones de kilómetros cuadrados en torno a Hawai y en otra de 2,4 millones al este de Tahití.

Concretamente, el equipo revela que el disprosio, utilizado en motores para vehículos eléctricos e híbridos, y el terbio, empleado en televisores de última generación, son los metales que presentan una mayor densidad en estas áreas a profundidades de entre 3.500 y 6.000 metros.

El equipo calcula que la cantidad de tierras raras en estas dos zonas podrían equivaler a varios miles de veces las reservas terrestres.

“Estimamos que un área de apenas un kilómetro cuadrado en torno a uno de los sitios de muestreo podría proporcionar una quinta parte del consumo mundial anual actual de estos elementos”, detalla el grupo en la versión preliminar del artículo, publicada en la versión online de ‘Nature Geoscience’.

Los investigadores aseguran también que separar los minerales del barro es muy simple y económico, aunque habría que resolver técnicamente la obtención del mismo del fondo del mar.

Además, para realizar una extracción sería necesario obtener un permiso de la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos, dependiente de Naciones Unidas, ya que ambas áreas se encuentran casi en su totalidad en aguas internacionales.

El descubrimiento podría suponer una diversificación del suministro mundial de tierras raras, de las que China produce el 90 por ciento mundial.

Esto supone que muchos países sean dependientes de las reservas del país asiático, que ha comenzado a limitar la cantidad de reservas que exporta en los últimos años.
Cortesia elmundo.es

Geología

Descubren depósitos enormes de minerales de tierras raras

Un grupo de científicos japoneses dijo el lunes que hallaron depósitos enormes de minerales de tierras raras, cruciales en la fabricación de productos electrónicos de alta tecnología, en el lecho del Océano Pacífico y que se pueden extraer fácilmente.

Los depósitos tienen una fuerte concentración de tierras raras. Sólo un kilómetro cuadrado de los depósitos serán capaces de proporcionar una quinta parte del actual consumo global por año, dijo Yasuhiro Kato, un profesor de la Universidad de Tokio.

El descubrimiento fue hecho por un equipo liderado por Kato e incluyó investigadores de la Agencia Japonesa de Ciencias Marinas y Tecnología.

El equipo encontró los minerales en el barro del mar extraído de las profundidades de 3.500 a 6.000 metros por debajo de la superficie del océano en 78 localidades.

Un tercio de los sitios mostró un rico contenido de tierras raras y del metal itrio, dijo Kato en una entrevista telefónica.

Los depósitos se encuentran en aguas internacionales en el área que se extiende al este y oeste de Hawái, así como en el este de Tahiti, en la polinesia francesa, agregó.

Kato estimó que el contenido de tierras raras en los depósitos es de entre 80 millones y 100 millones de toneladas, frente a las reservas globales actuales confirmadas por el Servicio Geológico de Estados Unidos de sólo 110 millones de toneladas, que se encuentran principalmente en China, Rusia y otros países de la ex Unión Soviética y en Estados Unidos.

Los detalles del descubrimiento fueron publicados el lunes en la versión online de la revista británica Nature Geoscience.

El nivel de uranio y torio -sustancias radiactivas que se encuentran normalmente en los depósitos y que pueden plantear riesgos ambientales- es equivalente a una quinta parte de los depósitos en tierra, dijo Kato

Cortesia Internet

Geología

El terremoto de Japón elevó tres metros el fondo del mar

La corteza terrestre dio un monumental bandazo y desplazó decenas de metros el fondo del mar cuando el pasado 11 de marzo un terremoto de 9 grados Richter azotó la costa de Japón causando un gran tsunami. Un estudio recién publicado en la revista ‘Science’ indica que una banda del fondo marino de 20 metros de ancho se elevó tres metros verticalmente.

Mariko Sato y varios colegas de la Universidad de Tokio han podido analizar los datos recogidos por una serie de aparatos de observación situados en la base del océano. Curiosamente, entre los años 2000 y 2004 habían colocado cinco aparatos traspondedores muy cerca del foco del terremoto del 11 de marzo.

Cruzando esos datos junto con las mediciones de GPS y los registros de ondas acústicas, los autores del artículo en Science han podido confirmar que hubo una larga banda de terreno, de varios kilómetros de largo, que se desplazó horizontalmente entre cinco y 24 metros a lo largo del fondo del mar. Ademas, esa banda de corteza marina dio un ‘brinco’ vertical de entre 80 centímetros y tres metros de alto. Fue en la zona más cercana al epicentro donde se registró el mayor movimiento: 24 metros en horizontal y tres metros en altura.

Ese es precisamente el tipo de movimiento que genera tsunamis como el del 11 de marzo. Al desplazarse hacia arriba, la corteza empuja el volumen de agua que tiene encima y g que empieza a desplazarse en todas direcciones. Es el mismo efecto que se observa cuando se da un golpe hacia arriba con la mano en el culo de un vaso.

Los investigadores terminan su artículo haciendo una valoración de cuánta parte de la corteza se vio afectada por el movimiento. No tienen observaciones completas para poderlo demostrar, pero estiman que ese movimiento de traslación y de elevación registrado afectó a una banda del fondo marino de 70 kilómetros de longitud.

Lo que los científicos han encontrado más interesante es descubrir que el movimiento detectado por los traspondedores fue realmente cuatro veces más grande de lo que los sensores de tierra habían permitido deducir, lo que tiene repercusiones para mejorar las valoraciones sobre futuros tsunamis.

Otras conclusiones
Además de este artículo liderado por Mariko Sato, la revista Science publica en su último número algunos trabajos más sobre el seísmo del 11 de marzo, al que los geólogos han bautizado ya con el nombre de Gran Terremoto de Tohoku-Oki y que ayudan a entender mejor el tipo de movimiento qe se produjo y qué fue lo que liberó tanta energía.

Cortesia elmundo.es

Geología

Descubren un mineral desconocido aún más antiguo que la Tierra

Un equipo de geólogos de la City University de Nueva York y del Museo Americano de Historia Natural acaban de anunciar en la revista American Mineralogist un hallazgo extraordinario. Se trata del descubrimiento de un mineral desconocido hasta la fecha. Uno, además, que fue de los primeros en formarse en el Sistema Solar. Se trata de uno de los componentes originales de la mayor parte de los planetas de nuestro sistema y su antiguedad es tal que ya existía antes de que la Tierra y el resto de los mundos vecinos empezaran a formarse.

Su nombre es krotita, y es el componente principal de una serie de inclusiones encerradas en un meteorito hallado en el norte de África, el NWA 1934. Un pequeño grano que, a causa de su apariencia, ha sido bautizado por los investigadores como “huevo roto” y que llamó de inmediato la atención de los científicos. A menudo, los meteoritos contienen pequeños fragmentos, o inclusiones, de otros materiales cuyo estudio se ha revelado una fuente inagotable de información y nuevos datos sobre el sistema solar primigenio.

En el caso del “huevo roto”, se trata de una rara mezcla refractaria de calcio y aluminio. El término “refractaria” se refiere al hecho de que estos granos contienen minerales que permanecen estables a muy altas temperaturas, lo que constituye una prueba de su antigüedad, ya que se formaron por condensación en la ardiente y primitiva nebulosa solar.

Tras ser identificado, el “huevo roto” fue enviado en primer lugar al Instituto de Tecnología de California (Caltech), donde la inclusión fue sometida a pruebas de nanomineralogía para determinar con exactitud sus componentes. Después, fue estudiado por rayos X en el Museo de Historia Natural de Los Angeles y allí se confirmaron sus componentes: óxido de calcio-aluminio (CaAl204), algo nunca observado antes en la Naturaleza, aunque sí fabricado artificialmente por el hombre.
Un tesoro de información

Encontrar de forma natural un compuesto así, formado hace más de 4.500 millones de años, es un auténtico regalo, un tesoro de información y que contiene las claves para descifrar el origen del Sistema Solar. Para la fabricación artificial de este mineral se requieren temperaturas de por lo menos 1.500 grados centígrados. A lo que se añade el hecho, además, de que el “huevo roto” se formó a bajas presiones (es decir, no durante un evento catastrófico), lo que es consistente con el hecho de que su origen esté en las fases iniciales de la nebulosa solar primigenia, de la que después se formaron todos los planetas. Es decir, que la krotita es uno de los primeros minerales que existieron en nuestro Sistema Solar.

Por supuesto, los estudios sobre el “huevo roto” continúan. El objeto es conocer con el máximo detalle las condiciones exactas de su formación. La muestra contiene restos de al menos otros ocho minerales, y por lo menos uno de ellos es completamente desconocido para la Ciencia.

Cortesia ABC, España

Geología

El enigma del agua en Marte pasa por Lleida

La búsqueda de agua en Marte puede pasar por una pequeña localidad de Lleida, Isona. Una investigación abierta sobre unos pequeños volcanes localizados en esta área del prepirineo catalán, en Conca de Tremp, pretende arrojar luz sobre el origen de estas formaciones, que se originaron por descargas de agua subterránea de hace más de 250.000 años y que sólo han sido descritas con anterioridad en Australia, en la gran cuenca artesiana que ocupa el interior del continente. El estudio, que ha sido coordinado por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), ha sido publicado en un número especial de la revista Geodinamica Acta.

La base de la investigación coordinada por el profesor del Departamento de Geologia e investigador del Gabinete Geológico de Análisis Territorial y ambiental de la UAB es la mecánica del origen de estos extraños volcanes, que se crearon en unas condiciones particules de humedad del acuífero y con unas características geomorfológicas únicas. De hecho, el interés de la investigación nace de la similitud de estos montículos excavados por el agua con unas formas gigantescas identificadas en la superficie del planeta Marte. Esta analogía hace la investigación clave en la búsqueda de agua en el planeta rojo.

En la investigación participa Alexis Rodríguez, del Instituto de Ciencias Planetarias de Tucson, en Arizona, que es uno de los especialistas mundiales en aspectos hidrogeològicos en Marte, y también participarán otros investigadores de Estados Unidos, Japón y China en la ampliación del estudio sobre el terreno.
Cortesia elmundo.es

Geología

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda