Geología, Peligros Naturales y GeoTecnología

Blog en Monografias.com

 

Cambio Climático

La concentración de gases causantes del cambio climático aumenta a ritmo exponencial

La concentración en la atmósfera de los gases causantes del cambio climático sigue aumentando a un ritmo exponencial y ha alcanzado su nivel más alto en más de 250 años, ha revelado la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que reclama una acción internacional inmediata para atenuar este fenómeno.
A dos semanas de la Conferencia de Copenhague sobre el Cambio Climático, vista por la comunidad científica como una oportunidad crucial para consensuar medidas globales ante el calentamiento del planeta, la OMM ha presentado nuevos datos que corroboran “el escenario más pesimista” del Grupo Intergubernamental de expertos sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).
El secretario general de la OMM, Michel Jarraud, ha explicado que los datos recogidos alrededor del mundo, gracias a 200 estaciones de medición de los gases de efecto invernadero, revelan que su concentración y la elevación de la temperatura media global se ubican en la parte superior de la horquilla pronosticada por el IPCC.
“Es muy importante revertir esta tendencia tan rápido como sea posible”, ha subrayado Jarraud, quien ha asegurado que sólo así se podránminimizar las consecuencias del cambio climático.
Especialmente el dióxido de carbono
Al interpretar los datos publicados este lunes, el científico ha reconocido que el mundo está frente a “un aumento exponencial” de los gases de efecto invernadero, especialmente del dióxido de carbono (CO2), que representa el 86 por ciento del total de partículas aceleradoras del cambio climático.
Las principales fuentes de CO2 son la quema de combustibles fósiles (sobre todo petróleo y carbón) y la deforestación. Los otros dos gases que tienen un impacto significativo en el cambio climático son el metano, cuyas emisiones proceden del cultivo de arroz, la explotación de combustibles fósiles y los vertederos, entre otros; y el óxido nitroso, que proviene de la utilización de fertilizantes y diversos procesos industriales.

________________________________________________________________________________________________ 

Cortesía de ABC, España

Cambio Climático

Más olas y viento en la costa por el cambio climático

Las ciudades costeras de Europa tendrán que adaptar sus infraestructuras para el desafío que supone el cambio climático, que no sólo se está traduciendo en un paulatino incremento del nivel del mar, sino también en mayores niveles de oleaje, cambios en el viento y condiciones meteorológicas distintas.
Así lo advierte el avance del estudio sobre los efectos del cambio climático en la costa del viejo continente que el Consejo de Europa ha encargado al Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria y al Ayuntamiento de Santander.
El director del Instituto de Hidráulica de la Universidad de Cantabria (UC), Íñigo Losada, ha señalado hoy que las ciudades costeras de Europa, en las que residen 70 millones de personas, se enfrentan a una situación “compleja”, porque sus infraestructuras no están diseñadas para soportar estas nuevas condiciones climáticas y deben “adaptarse”.
Losada ha indicado que para ello se tienen que evaluar todo tipo de infraestructuras, como las de saneamiento, transporte, alcantarillado, abastecimiento energético y de agua, y analizar “cómo pueden verse afectadas por el nuevo clima”.
“En todas las ciudades del mundo se está observando que existe una clara necesidad de tener en cuenta el cambio climático como elemento fundamental de la planificación territorial”, ha apostillado.
El director del Instituto de Hidráulica Ambiental ha explicado que la costa atlántica europea está afectada, en general, por los distintos fenómenos que exponen en su informe.
En el caso del Mediterráneo, el principal efecto se observa en el cambio de las mareas meteorológicas, es decir, en un aumento del nivel del mar provocado no tanto por el calentamiento global y deshielo como por el cambio en las borrascas.
El alcalde ha incidido en que el informe pretende que en el marco del Consejo de Europa se “abandone” la idea de que el efecto del cambio climático se traduce principalmente en la elevación del mar y que se incorporen otros efectos adicionales meteorológicos, como el cambio del viento y la presión atmosférica, o las modificaciones en la dirección y la altura de la olas.

_________________________________________________________________________________________________

Cortesía de ABC, España

Cambio Climático

Cambio climático impactará sobre la seguridad alimentaria mundial

La agricultura, la silvicultura y la pesca en las islas del Pacífico sentirán los graves impactos del cambio climático, lo que llevará a un incremento de la inseguridad alimentaria y la desnutrición, de acuerdo con un informa de la FAO.

Vísperas de la Cumbre sobre cambio climático en Copenhague, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) urgió a gobiernos y donantes a implementar de inmediato planes consistentes de adaptación al cambio climático en todas las islas del Pacífico.

El cambio climático actuará como un multiplicador de amenazas en una región que sufre ya de una fuerte presión medioambiental y económica, señaló la FAO en un documento denominado El cambio climático y la seguridad alimentaria en el Pacífico.

En su reporte, preparado para el encuentro de Copenhague, advirtió que las islas del Pacífico enfrentarán la subida del nivel del mar, el calentamiento y la acidificación de los océanos, los cambios en el régimen de lluvias, de las horas de insolación y de la nubosidad.

También la alteración de las pautas de circulación oceánicas y atmosféricas y un incremento de la frecuencia de eventos climáticos extremos, tales como ciclones tropicales y sequías.

La FAO advirtió que muchos de estos impactos podrían tener efectos acumulativos y adversos en los rendimientos agrícolas y pesqueros y en la seguridad alimentaria.

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación urgió a implementar planes consistentes de adaptación al cambio climático en todas las islas del Pacífico
_________________________________________________________________________________________________
Cortesìa de Helena Ramirez

Cambio Climático

El efecto perverso de las medidas contra el calentamiento global

La guerra contra el cambio climático está provocando también ‘daños colaterales’. Los pueblos indígenas están sufriendo las consecuencias de algunas de las medidas puestas en marcha para frenar el calentamiento global, según un estudio hecho público esta semana por la organización ‘Survival International’.

El uso de biocombustibles, la proliferación de presas para producir energía hidroeléctrica o las medidas para conservar los bosques tienen como contrapartida la pérdida de tierras que durante siglos han ocupado estas comunidades.

Y es que los pueblos indígenas son particularmente vulnerables a los efectos del cambio climático, ya que dependen en gran medida o exclusivamente del medio ambiente natural para su medio de vida, su cultura y sus vidas.

El informe ‘La verdad más incómoda de todas’ sostiene que el impacto del calentamiento global es visible ya en las comunidades indígenas de todo el planeta: “desde el Ártico a los Andes y al Amazonas, desde las islas del Pacífico a la cuenca canadiense oriental”.

La organización denuncia que las medidas para detener el cambio climático “violan sus derechos” y facilitan que los gobiernos y las empresas “exploten, y en algunos casos destruyan sus tierras”. Asimismo, subrayan la paradoja de que, precisamente los pueblos que menos han contribuido al cambio climático, sean precisamente los más afectados por él y los que “verán su tierra destruida en nombre de los intentos por detenerlo”.
Biocombustibles, ¿energía verde?

Los biocombustibles, por ejemplo, se consideran una fuente de energía ‘verde’ frente a los combustibles fósiles. Sin embargo, gran parte del terreno que se utiliza para cultivarlos es la tierra ancestral de los indígenas. ‘Survival International’ denuncia que millones de personas perderán su tierra y su medio de subsistir si la expansión de biocombustibles continúa al ritmo actual.

Los guaraníes representan la comunidad indígena más numerosa de Brasil y ya han perdido buena parte de sus tierras debido a la expansión del cultivo de caña de azúcar para convertirlo en etanol.

Este pueblo denuncia que en los últimos años decenas de niños han muerto de hambre y temen que planes del Gobierno brasileño para crear nuevas plantaciones agraven el problema. El informe recoge testimonios como el del líder guaraní Amilton López: “La caña de azúcar está contaminando nuestros ríos y matando a nuestros peces. [Está haciendo que aumenten] los suicidios, sobre todo entre la gente joven, el alcoholismo y los asesinatos”.
Los bosques se cotizan a precio de oro

En la actualiadd, los bosques se cotizan a precio de oro. Las selvas de indígenas han adquirido un importante valor económico en el mercado de los llamados ‘créditos de carbono’.

Con el objetivo de detener la deforestación se han propuesto varios programas para reducir las emisiones derivadas de la degradación forestal (conocidos como REDD). Uno de ellos podría estar ya listo para la cumbre mundial del clima que se celebrará en Copenhague a partir del 7 de diciembre.

Estos programas se basan en animar a los países ‘en vías de desarrollo’ a que protejan sus bosques a cambio de que los países ‘desarrollados’ les paguen. El carbono almacenado en los bosques generará ‘créditos’ que los países podrán comprar para compensar sus emisiones de carbono. Los pueblos indígenas temen que este sistema provocará expulsiones forzosas de sus tierras.
__________________________________________________________________________________________________
Cortesìa de elmundo.es

Cambio Climático

Vida sana para combatir el cambio climático

MADRID.- Matar dos pájaros de un tiro. Eso es lo que lograríamos al reducir la emisión de gases de efecto invernadero, según muestran varios trabajos publicados en ‘The Lancet’. Las estrategias propuestas para disminuir la contaminación –bici en lugar de coche, menor consumo de productos procedentes del ganado- tendrían efectos directos e indirectos sobre la salud y el clima. Bueno para el hombre, bueno para el planeta. Y viceversa.

“Se han identificado con un elevado nivel de certeza numerosas consecuencias para la salud del cambio climático”, señala Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud, en uno de los artículos que conforma este número especial de la prestigiosa revista médica. “El cambio climático es el precio que estamos pagando por culpa de las políticas a corto plazo”, subraya Chan, en busca del beneficio económico por encima de la salud ecológica del planeta.

Las consecuencias del pillaje al que hemos sometido durante décadas a la tierra están ahí, para quienes quieran verlas. Inundaciones, sequía, calentamiento global, reducción de los casquetes polares… Argumentos esgrimidos durante años por aquellos que creían en el cambio climático y que en muchas ocasiones han caído en saco roto. Ahora, los expertos llaman la atención sobre las consecuencias que el deterioro progresivo del planeta puede tener sobre la salud de las personas.

“Los legisladores deben saber que si dirigen sus esfuerzos en ciertas direcciones, podrán obtener importantes beneficios para la salud pública así como para el clima”, ha explicado Kirk R. Smith, profesor de salud medioambiental global de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos), principal impulsor de los trabajos publicados en ‘The Lancet’.

Los estudios han examinado las consecuencias para la salud que tendrían determinadas estrategias para reducir la emisión de dióxido de carbono (CO2). El análisis se realizó tanto en los países ricos como en los pobres, que son los que con toda probabilidad van a sufrir un mayor impacto del cambio climático si no se ponen en marcha soluciones. “Por eso, [al cambio climático] se le llama el impuesto más regresivo de la historia de la humanidad”, subraya Smith.

Transporte, agricultura y ganadería
Si los londinenses sustituyeran el transporte motorizado por los paseos o la bicicleta, las enfermedades isquémicas del corazón se reducirían un 10%-19% en 2030, las cerebrovasculares un 10%-18%, las demencias un 7%-8% y el cáncer de mama un 12%-13%. “Las medidas tecnológicas para reducir la contaminación de los vehículos [como los coches ecológicos] reducirían las emisiones pero el efecto sobre la salud sería inferior”, destacan los autores de uno de los estudios.

El transporte es una de las principales fuentes de contaminación de la atmósfera, pero no la única. El sector de la agricultura y la ganadería aporta un 10%-12% de los gases de efecto invernadero, a lo que hay que sumar un 6%-17% derivado de la deforestación y los cambios en la tierra que esta actividad implica muchas veces.

Lejos de disminuir, la perspectiva es que en 2030 la producción de carne, por ejemplo, se incremente un 85% respecto a la de 2000, con las pertinentes consecuencias sobre el medioambiente. Revertir esta tendencia sería una buena estrategia para luchar el cambio climático a la vez que mejora la salud de la población.

Una disminución del 30% en la ingesta de grasas saturadas procedentes de los animales supondría un descenso del 17% de las muertes por patologías isquémicas del corazón en el Reino Unido o en Sao Paulo (Brasil). Aunque no han sido calculados, los más que probables efectos sobre la obesidad, el cáncer y otras enfermedades harían aún más valiosa esta estrategia.

“Estos trabajos demuestran que habría mejoras claras y sustanciales para la salud si elegimos los caminos adecuados para reducir la emisión de gases de efecto invernadero”, ha declarado Linda Birnbaum, directora del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Medioambiental del Reino Unido, que ha intervenido también en las investigaciones. “Ahora tenemos ejemplos reales de cómo podemos salvar el medioambiente, reducir la contaminación del aire y mitigar sus efectos sobre la salud. Es una situación de ganar-ganar para todos”, añade.

Para los expertos reunidos por ‘The Lancet’, la Cumbre de Copenhague “representa una importante oportunidad para escoger aquellas políticas que no sólo logren la necesaria reducción de los gases contaminantes sino que permitan además alcanzar metas en materia de salud”, en palabras de Andrew Haines, director de The London School of Hygiene and Tropical Medicine y presidente del grupo internacional responsable de estos artículos.

_______________________________________________________________________________________________
Cortesìa de elmundo.es

Cambio Climático

El Ártico amenaza con fundirse por primera vez en 15 millones de años

Desde hace 15 millones de años, el Ártico tiene una cubierta de hielo permanente, más extensa en invierno y menos en verano, pero siempre presente alrededor del Polo Norte. Por eso, la perspectiva actual de deshielo completo de ese mar septentrional, dentro de un par de décadas tal vez, debido al calentamiento global del planeta, preocupa a los científicos, alarmados ante un cambio tan drástico y rápido. De hecho, el deshielo registrado en la región recientemente es mucho más acentuado que las predicciones más pesimistas que se venían haciendo: ya se ha alcanzado una reducción de cobertura helada del Ártico que los modelos de proyección climática situaban en torno a 2020.
“El océano Ártico empezó a congelarse hace 47 millones y medio de años estacionalmente, es decir, que se formaba el hielo en invierno y se fundía en verano; sin embargo, durante los últimos 14 o 15 millones de años, la parte central del Ártico ha estado permanentemente helada. Ahora, debido al cambio climático, se espera que vuelva a la situación de deshielo completo en verano. Esto significa que el calentamiento en el Ártico, desde una perspectiva temporal geológica, es extremadamente dramático”, explica Nalan Koc, investigadora del Instituto Polar Noruego. Koc es especialista en paleoclima y una de las científicas principales del programa internacional Acex que ha reconstruido la historia del Ártico de los últimos 56 millones de años.

Para descifrar la secuencia de hielo y deshielo en el mar más septentrional del planeta, los científicos leen las páginas del pasado escritas en el subsuelo del fondo marino. “Hay fósiles como diatomeas asociadas al hielo y microfósiles de aguas abiertas preservados en los sedimentos acumulados”, explica Catherine Stickley, investigadora del proyecto, también del Centro Polar Noruego, con sede en Tromso. “Remontarnos a 47 millones de años, cuando empieza la cobertura helada estacional, nos ayuda a comprender lo que está pasando ahora en el Ártico”, añade. Las conclusiones de la investigación se han publicado en Nature recientemente.

“Si logramos averiguar lo que sucedió en el pasado geológico, podemos empezar a utilizar ese conocimiento para explorar el futuro”, afirma Jan Backman, de la Universidad de Estocolmo y uno de los científicos del consorcio Ecord, en el que participan 13 países europeos -incluido España- más Canadá.

Pero si no es fácil leer el registro de los sedimentos acumulados en el subsuelo marino, mucho menos es obtenerlo. Hubo que recurrir a un buque perforador especial y dos rompehielos de acompañamiento (uno ruso atómico) para sacar las muestras del fondo marino en forma de cilindros mediante una cala vertical, de hasta 428 metros de profundidad, con 1.300 metros de agua encima. La campaña, denominada Acex, se llevó a cabo en verano de 2004, durante mes y medio, y el lugar elegido para la perforación fue la cresta Lomonosov, una cadena montañosa submarina que cruza el Ártico desde Siberia hasta Groenlandia y que pasa a 250 kilómetros del Polo Norte.

El rompehielos ruso Soyuz y el sueco Oden fueron abriendo camino por el mar helado al buque perforador noruego Vidar Viking (un rompehielos adaptado) hasta el lugar elegido sobre la cresta Lomonosov. Lo protegieron durante las tres semanas de perforación durante las que se logró hacer un agujero de muestreo en el fondo marino de 428 metros y otros cinco de menor profundidad. Así fueron extrayendo cilindros formados por capas aplastadas de sedimentos del fondo océanico del pasado abarcando 56 millones de años de historia climática. “Es el primer registro temporal largo del Ártico”, afirma Stickley. Acex costó 12,5 millones de euros, contando la operación de los tres buques, añade Stickley.

La clave en las muestras ha sido la presencia de unas diatomeas (plantas unicelulares) específicas del género Synedropsis, similares a las que se encuentran hoy en día en el Ártico y adaptado para vivir a temperaturas muy bajas y en la oscuridad, es decir, en condiciones de superficie del mar helada. Al hacer correlaciones temporales en las capas sucesivas de sedimentos acumulados en los cilindros de muestras, los científicos pueden reconstruir la historia climática.

El Acex ha proporcionado valiosa información científica, pero los investigadores están ya pensando en futuros objetivos. Más de 500 científicos de todo el mundo, expertos de perforaciones profundas -no sólo de Ecord, sino también equipos estadounidenses y japoneses- se reunieron a finales de septiembre en Bremen (Alemania) para diseñar la continuación del actual Programa Integrado de Perforaciones Oceánicas (IODP), que termina en 2013. Entre los objetivos definidos destaca la investigación del papel de los gases de efecto invernadero en la transición entre periodos fríos y templados de la historia climática del planeta y la magnitud, velocidad y localización de los correspondientes cambios en el nivel del mar.

Además, se emprenderán perforaciones en el suelo oceánico mucho más profundas que las actuales. El buque japonés Chikyu ya es capaz de hacer sondeos de hasta 7.000 metros en el fondo marino.

__________________________________________________________________________________________________
Cortesía elpais.com

Cambio Climático

Países ricos deben resarcir a Centroamérica por el cambio climático

La región pedirá a los más desarrollados en la cumbre sobre el tema en Copenhague, el pago de una deuda ambiental de unos 100 000 millones dólares.

Centroamérica y República Dominicana acordaron solicitar a los países desarrollados en la próxima cumbre de Cambio Climático, en Copenhague, un resarcimiento por más de 100 000 millones de dólares por el impacto que éste ya tiene en la región.

La ministra nicaragüense de Ambiente y Recursos Naturales, Juana Argeñal dijo que demandarán un compromiso ético, moral, que es la deuda que se le debe a nuestros pueblos.

Los ministros centroamericanos de Ambiente y Recursos Naturales, quienes conforman la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), se reunieron en Guatemala para fijar una postura de cara a la cumbre.

En el encuentro se advirtió que el cambio climático no es un fenómeno por venir, pues ya lo está sufriendo Centroamérica.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) reconoce que el clima ya aumentó un grado centígrado a nivel de Centroamérica.

_________________________________________________________________________________________________

Cortesía de Danilo Morales

Cambio Climático

Cambio climático cuadruplicó desastres naturales en Latinoamérica

Las estadísticas divulgadas por el Fondo de Población de la ONU muestran alarmantes cifras pues, en las últimas dos décadas,  los desastres naturales en Latinoamérica se han cuadruplicado como una consecuencia directa del cambio climático.

Junto con ello, también aumentaron las personas afectadas  por esa misma situación, pues si antes eran 174 millones ahora el número de los golpeados en alguna forma por huracanes, sismos y otras razones  se elevó a 250 millones.

“Lo que antes podría ser una eventualidad ahora, cada año,  vemos cómo aumentan todos estos eventos y desastres en la región. La mayor parte de ellos están vinculados al clima”, dijo Marcela Suazo, directora del UNFPA para la región.

Suazo presentó este miércoles, en la Ciudad de México, el informe Estado de Población 2009 realizado por el UNFPA que, en esta ocasión, pone el acento en cómo el cambio climático está directamente relacionado con la dinámica demográfica, la pobreza y la igualdad entre los sexos.

La experta detalló que el número de personas afectada en América Latina y el Caribe podría aumentar en los próximos años, sobre todo entre personas en estado de marginación, destacando las mujeres y los jóvenes.

_________________________________________________________________________________________________

Cortesía de Wilfredo Soto

Cambio Climático

Las mujeres de los países pobres, motor olvidado contra el cambio climático

En la aldea de Bidakanne (en el estado indio de Andhra Pradesh), Samamma ha plantado girasoles, linaza, garbanzos, azafrán… Todo ello sin agua ni productos químicos. Ella es una de las 5.000 mujeres indias que, ayudadas por la organización Deccan Development Society, han adoptado este método agrícola contra el calentamiento global. “En mi tipo de cultivos, uno absorbe y otro debuelve lo absorbido a los suelos, y además satisfago todas mis necesidades de aceites, cereales y verduras”, dice Sammana.

Como hacen las habitantes de Andhra Pradesh, las mujeres de los países en vías de desarrollo tienen potencial para movilizarse contra el cambio climático. Según el informe de Naciones Unidas ‘Estado de la Población Mundial 2009′, esta lucha tendrá mucho más éxito si así lo hacen.

Ellas son las grandes afectadas por el calentamiento global, pero también ‘guerreros’ a los que es posible implicar en esta lucha. “El cambio climático es más que una cuestión de eficiencia energética o de emisiones industriales de carbono; es también una cuestión de dinámica de la población, pobreza y equidad de género”, dice en el informe Thoraya Ahmed Obaid, directora ejecutiva del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

Las grandes afectadas
Pese a que los países industrializados son los que han causado la mayor parte de las emisiones de gases de efecto invernadero, son las naciones pobres las que soportarán las peores consecuencias. En especial, las mujeres. Ellas son las que se encargan de las labores agrícolas en estos países (entorpecidas por los cambios del clima).

Asimismo, las féminas se verán más perjudicadas por el incumplimiento de los objetivos del milenio (entre ellos, la igualdad de sexos y asuntos de salud sexual y reproductiva como reducir la mortalidad materna o los contagios por VIH). El informe advierte de que el calentamiento global dificultará el cumplimiento de estos objetivos de salud y desarrollo establecidos por Naciones Unidas.

El escrito, publicado con vistas a la próxima reunión sobre el clima en Copenhague —y preparado antes de que los líderes mundiales ‘descafeinasen’ los objetivos de la cita—, lanza cinco propuestas para implicar a las mujeres de los países en vías de desarrollo en la lucha contra el cambio climático.

Mayor participación, investigación y salud reproductiva
“Una mayor participación de las mujeres en la cuestión del clima —como científicas, como activistas comunitarias o como negociadoras en el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático— sólo puede mejorar la respuesta de la sociedad al cambio climático!, reza el informe. Actualmente, sólo el 15% de los autores de los informes de evaluación que prepara este Grupo son mujeres.

El escrito señala que “el acceso universal a servicios de salud reproductiva, combinado con una mejor educación de las niñas y con la igualdad entre hombres y mujeres, contribuiría a la disminución de las tasas de fecundidad, lo cual, a su vez, ayudaría a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo”.

Insta además a que se estudien más a fondo “las interacciones entre cuestiones de género y cambio climático. Hay pocos datos relativos a desastres naturales u otros posibles efectos del cambio climático que hayan sido desagregados por sexo”, añade. Asimismo, pide que se investiguen los movimientos de población provocados por el medio ambiente. Todo ello, eso sí, con la ayuda de “los países con una mayor responsabilidad histórica por sobrecargar la atmósfera con gases que atrapan el calor”.

“Dado que se vislumbra en el horizonte la posibilidad de una catástrofe climática, no podemos permitirnos relegar a los 3.400 millones de mujeres y niñas del mundo al papel de víctimas”, dice Obaid. “¿No sería mucho más acertado contar con 3.400 millones de agentes de cambio?”.

_________________________________________________________________________________________________

Cortesía de elmundo.es

Cambio Climático

El sorprendente pasado cálido de la Antártida

La temperatura en la Antártida no está en su pico máximo. Aunque las consecuencias del cambio climático podrían llevar a pensar que atravesamos la época más cálida de los últimos milenios, la temperatura del Polo Sur fue alrededor de seis grados centígrados superior a la actual durante el último periodo cálido, que tuvo lugar hace 125.000 años.

Una investigación, publicada este jueves en la revista ‘Nature’, ha analizado testigos de hielo tomados en la Antártida a profundidades de hasta 1.000 metros y ha demostrado que la temperatura durante los periodos interglaciales -épocas cálidas situadas entre las glaciaciones- era más alta de lo que la ciencia pensaba hasta la fecha.

“No sólo hemos demostrado que la temperatura era hasta seis grados superior a la actual, sino que también el nivel del mar era entre cuatro y cinco metros más alto que hoy en día”, asegura la investigadora del British Antartic Survey y autora principal del trabajo, Louise Sime, a EL MUNDO.

Un descubrimiento sorprendente
Tal cantidad de agua procedía de Groenlandia y de la Antártida, lo que hace pensar a los científicos que la cantidad de hielo en ambos lugares era menor que en la actualidad. “No esperábamos encontrar temperaturas tan altas y, de hecho, aún no sabemos en detalle qué las causó”, dice Sime.

La autora explica que la temperatura y la concentración de CO2 en la atmósfera han ido de la mano durante los últimos milenios. “En aquella época había entre 280 y 300 partes por millón de CO2 y hoy tenemos casi 400. La pregunta del millón es qué sucederá en los próximos años si sigue aumentando este gas en la atmósfera”, se pregunta. “Lo que indica nuestro trabajo es que el clima de la Antártida ha sufrido cambios muy rápidos en los últimos periodos con altos niveles de CO2″, añade.

Entonces, ¿estos nuevos datos suponen que ya tenemos un ejemplo de lo que sucederá a consecuencia del cambio climático?. “Si llegamos a conocer en detalle cómo de cálidos fueron el Polo Sur y Groenlandia, podremos realizar predicciones sobre la contribución de la fusión de estas masas de hielo al aumento del nivel del mar en el futuro», explica Eric Wolff, coautor y uno de los mayores expertos del mundo en climas pasados.

_________________________________________________________________________________________________

Cortesía elmundo.es

Cambio Climático
chatroulette chatrandom