Geología, Peligros Naturales y GeoTecnología

Blog en Monografias.com

 

Astronomia

Las nubes dificultan la visión del eclipse lunar más largo desde el año 2000

El cielo no ha sido esta noche el mejor aliado para contemplar el eclipse total de luna, ya que las nubes han impedido a los miles de científicos y aficionados que se han concentrado en numerosos espacios abiertos del país disfrutar de un espectáculo que no se volverá a repetir hasta el 27 de julio de 2018.

Como ocurrió el pasado 4 de enero, cuando las nubes frustraron el primer eclipse del año -aunque en aquella ocasión se trató de uno parcial de sol- el cielo ha estado este miércoles muy nuboso en grandes áreas de la península y en los archipiélagos.

Los más afortunados han sido los ciudadanos que han seguido el eclipse desde el cuadrante noreste -algunos observatorios catalanes han ofrecido las imágenes más nítidas- y en menor medida los que se han reunido en la cima más alta del país, el Teide (Tenerife), aunque las nubes han impedido allí la observación continuada.

Miles de personas han buscado espacios abiertos, como playas, azoteas, miradores o cumbres para observar el fenómeno natural que se produce cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna.

En el centro peninsular, las nubes han impedido la observación del eclipse, y lo mismo ha ocurrido en prácticamente toda la mitad noroeste de la península.

Retransmisión desde el Teide
En las redes sociales se han sucedido los mensajes de frustración de numerosos ciudadanos que no han podido contemplar el fenómeno, aunque también se han cruzado los de numerosos internautas que sí han disfrutado la observación, la mayor parte de ellos procedentes de Cataluña y de otros puntos del litoral mediterráneo.

Desde el Teide, la imagen se ha transmitido además a través de varias televisiones por internet y de páginas web de fundaciones, de agrupaciones astronómicas y de museos.

En su cumbre se han congregado decenas de científicos y de aficionados, llegados desde varias ciudades españolas, que han contemplado además durante el crepúsculo cómo a la alineación perfecta que formaban el Sol, la Tierra y la Luna se sumaba la sombra del volcán.

Durante la retransmisión, los astrónomos que han intervenido han explicado las diferentes fases en que se encontraba el eclipse, han lamentado la interrupción de la observación en algunos momentos a causa de las nubes y han apuntado que se ha tratado de uno de los eclipses más oscuros de los últimos años.

En Valencia, la popular playa de la Malvarrosa ha sido uno de los escenarios elegidos por los aficionados y los científicos para seguir el eclipse, y en Barcelona, la Agrupación Astronómica ASTER ha instalado seis telescopios en el Castillo de Montjuic para que los ciudadanos contemplaran el fenómeno.

También desde Cataluña, el Parque Astronómico del Montsec, en Lérida, ha retransmitido en directo el eclipse desde el Centro de Observación del Universo de Áger, que cuenta con uno de los cielos más limpios de esta comunidad y que ha ofrecido a los internautas una de las imágenes más nítidas de la luna eclipsada.

No ha desaparecido por completo
El punto máximo del eclipse se ha producido en torno a las 22:15 horas (hora peninsular), pero la fase de totalidad ha comenzado casi una hora antes -aunque en ese momento era difícilmente perceptible debido a la claridad que todavía había- y se ha prolongado hasta pasadas las 23:00 horas.

La sombra de la Tierra ha eclipsado la luna, pero en los lugares donde el fenómeno ha sido visible y a través de las diferentes retransmisiones por internet se ha comprobado que el astro no ha llegado a desaparecer por completo, ya que los rayos de sol difuminados a través de las diferentes capas de la atmósfera sí han contribuido a iluminar, aunque muy débilmente, la cara visible de la Luna.

Su aspecto ha sido además ligeramente rojizo, debido, según han explicado varios científicos durante las retransmisiones, a la cantidad de partículas en suspensión provocadas por las emisiones de varios volcanes durante los últimos meses.

El fenómeno ha sido visible en toda Europa, África, Asia y Oceanía, según los datos del Observatorio Astronómico Nacional, que ha recordado que cada año se producen entre cuatro y siete eclipses, incluyendo los de Sol y los de Luna, y que normalmente suelen ir acompañados, de forma que uno se produce transcurrido medio ciclo lunar después del otro.

En este caso, el eclipse de luna se ha producido entre dos eclipses parciales de sol: el eclipse del pasado 1 de junio, que fue visible en el Este de Asia y en los extremos más septentrionales de Norteamérica y Europa; y el eclipse del próximo 1 de julio, que será visible en el sur del Océano Índico y en la Antártida.

Cortesia elmundo.es

Astronomia

La astronomía actual presenta hipótesis sobre la misteriosa estrella de Belén

Los magos de Oriente se guiaron por una estrella para llegar hasta el niño Jesús, según el relato del evangelio de Mateo. Durante siglos, científicos astrónomos han buscado una explicación al fenómeno. ¿Un cometa, una supernova, o una conjunción estelar? Estas son algunas de las hipótesis presentadas.

La estrella suele tomar la forma de un cometa en las representaciones actuales del nacimiento de Jesús. Pero ¿tiene esta costumbre una justificación astronómica? ¿Hubo algún fenómeno astronómico que, al coincidir con el nacimiento de Cristo, fuese la base de esta tradición? Lo cierto es que existen algunas evidencias que a lo largo de la historia se han relacionado con este fenómeno que llamó la atención de los magos.

El texto bíblico señala la existencia de esta estrella en el evangelio de Mateo. «¿Dónde está el rey de los Judíos, que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en Oriente y venimos a adorarle» (Mateo 2:2) . Más adelante se nos cuenta que «la estrella que habían visto en Oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño» (Mateo 2:9).

Un elemento importantísimo para poder relacionar la Estrella con un fenómeno astronómico es la fecha exacta de su aparición . La asignación del nacimiento al 25 de diciembre del año 1 no es más que una convención social. La elección del 25 de diciembre pretendía sin duda aprovechar la tradición de celebrar una fiesta a la llegada del solsticio de invierno y sustituir otras celebraciones paganas. En cuanto a fijar en el año 1 el nacimiento de Jesús, proviene de un error de cálculo del sabio Dionisio el Exiguo en el año 532. Más adelante, sirviéndose de ciertos hechos referidos en los Evangelios, se pudo afinar en el año del nacimiento de Jesús.

Tanto Mateo como Lucas ubican la Navidad durante el reinado de Herodes y la muerte de este monarca está bien datada en el año 4 antes de Cristo (a.C.). Además, unos años antes, Herodes había ordenado ejecutar a todos los menores de 2 años deduciendo la fecha del nacimiento de Jesús a partir del relato que le realizaron los Magos cuando les mandó llamar a su palacio (Mateo, 2:7-16). Todo ello, junto con otros argumentos, sitúa la fecha del nacimiento de Cristo hacia el año 7 ó 6 a.C.

¿QUÉ FUE LA ESTRELLA DE BELÉN?

En su famoso ensayo ´La estrella de Belén´, Isaac Asimov examina varias alternativas tratando de asignar a la Estrella un fenómeno astronómico real. Estas alternativas han sido reconsideradas y ampliadas después por varios astrónomos, entre otros por el gran divulgador Patrick Moore y por Mark Kidger del Centro Científico de la Agencia Espacial Europea en Madrid.

Entre ellas se encuentra la idea de un cometa, representación bastante común en la actualidad, pero más reciente de lo que pensamos. En su cuadro ´La adoración de los Reyes´, Giotto se inspiró para representar a la Estrella en el paso del Halley del 1301, en la época en que realizó la pintura. No hay ningún registro conocido en ninguna civilización antigua del paso de un cometa brillante hacia los años 7-6 a.C. Sí que está narrado (por astrónomos chinos) el paso del Halley en el 12 a.C., unos 5 ó 6 años antes del nacimiento de Jesús, demasiado pronto para poder ser asociado con la Estrella.

Otra idea es que se tratase de una supernova que explosiona. Esta posibilidad fue ya avanzada por Kepler en el s. XVII. En efecto, la explosión de una supernova cercana habría sido un fenómeno espectacular que podría haber servido de base a la Estrella. Sin embargo, no hay ningún registro histórico, ni ningún resto de supernova conocido, que dé validez a esta hipótesis.

A veces se ha asociado a la Estrella con Venus, pero resulta difícil de creer que los Magos, astrólogos de larga experiencia, se sorprendiesen por la situación o el aspecto de cualquiera de los planetas pues éstos presentan un comportamiento perfectamente regular.

La hipótesis que ofrece más posibilidades es la de una conjunción planetaria . La agrupación de dos o más planetas en una pequeña región del cielo puede ofrecer un aspecto espectacular y perdurar un periodo de tiempo suficientemente prolongado, lo que podría corresponderse con el fenómeno de la Estrella.

Tales conjunciones ocurren con relativa frecuencia y es posible localizar algunas en la época que nos interesa.

Por ejemplo, los dos planetas de mayor brillo aparente, Venus y Júpiter, estuvieron en conjunción en agosto del 3 a.C. y en junio del 2 a.C., en la constelación de Leo, cerca de la estrella Régulo, que también es muy brillante.

Más cerca del nacimiento de Jesús, podemos citar la conjunción de Júpiter con Saturno en el 7 a.C. y otra de estos dos planetas gigantes con Marte hacia el 5 a.C., todas ellas en Piscis. También sucedió una doble ocultación de Júpiter por la Luna en el 6 a.C.

Cortesía Geo base 80

Astronomia

Año 2011 estará marcado por cuatro eclipses de sol y dos de luna

El primero de estos fenómenos tendrá lugar el próximo cuatro de enero.

El próximo 2011 será un año interesante, ya que tendrán lugar cuatro eclipses de sol y dos de luna.

El 4 de enero próximo se producirá el primer fenómeno, un eclipse parcial de sol, visible desde toda Europa, norte de África y el oeste de Asia, y durante el cual la luna cubrirá más de la mitad de la superficie solar. Sin embargo, los que puedan observarlo, deberán madrugar, ya que iniciará justo antes del amanecer.

Otro evento similar acontecerá el 1 de junio, y serán los habitantes del este de Asia, Norteamérica, Groenlandia e Islandia los más favorecidos con el espectáculo.

Los especialistas recuerdan que la observación del disco solar sin tomar las correctas precauciones es extremadamente peligrosa, ya que puede ocasionar daños oculares irreversibles. Por lo tanto no se debe mirar nunca directamente al sol sin una protección adecuada.

Por otra parte, la luna quedará también opacada por dos eclipses, uno, el 1 de julio, que podrá ser visto en el sur del océano Índico y otro, el 25 de noviembre, desde Sudáfrica, Antártida, Tasmania y el oeste de Nueva Zelanda.

El pasado 21 de diciembre parte del planeta pudo disfrutar de un bello espectáculo, un eclipse total de luna, que coincidió además con el solsticio de invierno en el hemisferio norte, cuando transcurre el día más corto y la noche más larga del año.

De acuerdo con especialistas del Observatorio Naval de los Estados Unidos, que inspeccionó una lista de los eclipses de los últimos dos mil años, un hecho similar no ocurría desde el 21 de diciembre 1638.

Sin embargo, añade que no habrá que esperar 372 años para otra coincidencia, que será el 21 de diciembre 2094.

Cortesía Internet

Astronomia

Hallan agua helada en un asteroide

Un equipo de investigadores del que forma parte el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) ha hallado pequeñas cantidades de agua helada y sustancias orgánicas complejas en la superficie del asteroide 65 Cybele, informó el centro científico español.

El hallazgo sugiere que hay más agua de la que se pensaba en la región interna del Sistema Solar y aporta nuevas evidencias a la teoría que postula que el agua llegó a la Tierra a través del impacto de asteroides y cometas, indicó el IAC en un comunicado.

65 Cybele es el segundo asteroide en el que se ha detectado agua helada después de que el mismo equipo hallara este elemento en la superficie de 24 Themis a principios de este año.

La presencia de estos materiales en sendos asteroides, observados por el mismo equipo, sugiere además que los cuerpos que están en la región interna del Sistema Solar (a distancias menores que la distancia a Júpiter) contienen más agua de lo que se pensaba hasta el momento.

El IAC explica que a poco menos de 479 000 millones de kilómetros de la Tierra (3,4 unidades astronómicas), el anillo de asteroides entre Marte y Júpiter está compuesto de material que nunca llegó a acumularse para formar un planeta debido a las perturbaciones gravitatorias que ejerce Júpiter sobre esa zona.

Los cuerpos, asteroides en su mayor parte, tienen una composición muy diversa (desde arcillas a minerales como feldespatos y metales como hierro y níquel) a la que hay que añadir agua y moléculas orgánicas.

Cortesía Internet

Astronomia

Abren la tumba de un famoso astrónomo para desvelar misterio de su muerte

Un equipo internacional de científicos ha abierto la tumba del astrónomo danés Tycho Brahe (1546-1601), que se encuentra en la Iglesia de Tyne en Praga, con el fin de intentar descifrar el misterio que rodea su muerte.
Brahe trabajó como astrónomo y alquimista en la corte del emperador Rodolfo II de Habsburgo, y sus estudios sobre el movimiento de Marte fueron utilizados por el alemán Johannes Kepler para elaborar sus tres primeras leyes sobre las órbitas de los planetas.
Existen varias teorías sobre su fallecimiento, y la más controvertida dice que el astrónomo fue envenenado con mercurio. “Eso resulta un poco difícil de probar, ya que también trabajaba como alquimista y habría estado expuesto al mercurio”, ha explicado Niels Lynnerup, de la Universidad de Copenhague, que forma parte del equipo investigador.
“También trabajaba como farmacéutico, y en aquella época prescribían mercurio para casi todas las enfermedades”, ha añadido el científico danés. Por ello, incluso si se detectaran niveles elevados o letales de mercurio, sería difícil precisar si fue envenenado por su trabajo o porque él mismo consumió mercurio para curarse, ha explicado.
“Hoy miraremos los distintos huesos en un laboratorio, haremos un inventario de todos ellos, y luego -hoy o mañana- extraeremos algunas muestras para el análisis de mercurio”, ha dicho sobre el curso de las investigaciones.
Los huesos de su mujer
Los científicos daneses, checos y suecos, que forman un Comité Científico Mixto, tienen previsto realizar este miércoles una tomografía axial computerizada (CAT Scan). Una vez que los huesos han sido computerizados, se pueden ver en tres dimensiones incluso después de que se devuelvan a su lugar, la vieja urna de cinc en que fueron depositados.
“Se trata de hacer una documentación de los huesos, porque es crucial saber qué es lo que hay ahí”, sobre todo después de que la tumba se abriera por primera vez en 1901, señaló Lynnerup. “No sabemos exactamente si han sido mezclados con los huesos de su mujer, Cristina”.
El científico destacó que lo importante, en este nuevo estudio, serán los análisis químicos y atómicos, “que llevarán varios meses” y se realizarán en Dinamarca y la República Checa. Esos análisis ayudarán a detectar si hubo niveles anormales de mercurio en las últimas horas del legendario científico. Además de los huesos, los expertos también tienen previsto extraer muestras del pelo, otro tipo de análisis

Cortesía ABC, España

Astronomia

A vueltas con los restos de Copérnico

Los restos de Nicolás Copérnico se trasladarán hoy desde la catedral de Olsztyn hasta el castillo de esta misma localidad del norte de Polonia, donde permanecerán hasta mayo, cuando el ataúd del astrónomo volverá a viajar, ya por última vez, hasta su destino definitivo, la catedral de Frombork.
El castillo de Olsztyn, donde Copérnico (Torun, Polonia, 19 de febrero de 1473 - Frombork, Polonia, 24 de mayo de 1543) vivió parte de su vida, ofrece mayores condiciones de seguridad que el templo y evita el riesgo de profanación, según explicaron las autoridades locales.
Los restos mortales del astrónomo fueron hallados en 2005 por arqueólogos polacos durante unas tareas de excavación realizadas en los alrededores de la catedral de Frombork, en la costa polaca del mar Báltico.
Tres años después, los análisis de ADN determinaron que esos restos pertenecían al astrónomo, a lo cual siguió la reconstrucción facial del cráneo encontrado, coincidiendo con los retratos que se conservan de Copérnico.
Este científico marcó un antes y un después en el estudio de la astronomía con su obra «De Revolutionibus Orbium Coelestium» -«Sobre las revoluciones de los cuerpos celestes»-, en la que exponía su teoría de que es la Tierra la que gira alrededor del Sol y no al revés, como se creía hasta entonces.
Durante las últimas tres semanas el sarcófago de Copérnico se ha alojado en la catedral de Olsztyn, aunque razones de seguridad y conservación han recomendado ahora el cambio de ubicación.
El viaje de Nicolás Copérnico finalizará el próximo 22 de mayo, cuando sus restos descansarán definitivamente en la catedral de Frombork, donde fueron encontrados por los científicos y donde el astrónomo falleció en 1543.

_____________________________________________________________________________________________

Cortesía ABC, España

Astronomia

Las galaxias no eran espirales hace 6.000 millones de años

Más de la mitad de las galaxias espirales actuales “tenían formas particularmente extrañas” hace 6.000 millones de años, según un equipo europeo de astrónomos que por primera vez hizo un recuento exhaustivo de las galaxias próximas y lejanas por tipos morfológicos, informó hoy L’Observatoire.
“Contrariamente a lo que se creía hasta ahora”, el equipo demostró que la llamada “secuencia de Hubble” aplicada a las galaxias de hace 6.000 millones de años “es muy diferente de la que conocemos hoy”, resaltó en un comunicado.
De confirmarse estos resultados significaría que los fenómenos de colisiones y de fusiones entre galaxias desempeñaron un gran papel en el pasado reciente de dichos objetos, y que la galaxia en la que se encuentra la Tierra, la Vía Láctea, habría escapado en los últimos miles de millones de años a ese tipo de fusiones.
Más de 250 galaxias analizadas
Para analizar las galaxias en esos dos momentos de la historia del Universo y comprender mejor su evolución, el equipo estudió por primera vez en paralelo la morfología de 116 galaxias locales y de 148 galaxias alejadas y construyó dos secuencias de Hubble, una actual, y una de un periodo anterior a la formación del sistema social.
El director del equipo, François Hammer, del Laboratorio “Galaxies, Etoiles, Physique et Instrumentation” (GEPI), dijo a Efe que trabajaron con menos de 200 galaxias lejanas “de un equivalente de 500.000″. Se seleccionaron “las más masivas porque queríamos mirar la evolución de las galaxias más importantes con galaxias como la nuestra”, resaltó.
El científico estadounidense Edwin Powell Hubble (1889 - 1953) estableció en 1926 una primera secuencia que ahora “mejoramos”, al poder trabajar sobre galaxias lejanas, que “ni siquiera podía ver como un punto” con la tecnología de que disponía, explicó Hammer.
Su equipo contó con la ayuda del Telescopio Espacial Hubble NASA-ESA y de los grandes telescopios instalados en Chile, además del Sloan Digital Sky Survey, explicó.
Respecto a las galaxias actuales “encontramos lo mismo que en 1926, el interés reside en que se hizo lo mismo con las galaxias lejanas”, que son objetos muy débilmente luminosos debido a la enorme distancia a la que se encuentran, recalcó Hammer. Destacó, asimismo, que establecieron dos secuencias, una actual y otra sobre la situación en el pasado, con una certidumbre máxima, “de tipo estadístico”, pues se estudiaron “exactamente de la misma manera las galaxias próximas y las lejanas”.
El equipo europeo, compuesto por ocho astrónomos, entre ellos los latinoamericanos, Rodney Delgado-Serrano, de Panamá, y Hector Flores, de Chile, trabajó durante cinco años hasta llegar a sus conclusiones, publicadas por primera vez en la revista científica Astronomy & Astrophysics, el pasado 22 de enero.
En este artículo, Delgado-Serrano subrayó que hace 6.000 millones de años “había muchas más galaxias particulares que ahora”, lo que es un resultado “muy sorprendente”, pues quiere decir que en ese periodo de tiempo, “esas galaxias particulares debieron transformarse en galaxias espirales, lo que implicó profundas transformaciones en épocas relativamente recientes”.
Forman igualmente parte del equipo los astrónomos Mathieu Puech, Myriam Rodrigues, Yanbin Yang (GEPI-Observatoire de Paris, INSU-CNRS, Université Paris-Diderot) y Lia Athanassoula (LAM, INSU-CNRS, Université de Marseille).
El Observatorio recordó en su nota que el estudio de la formación de las galaxias y de su evolución morfológica, a partir de la clasificación establecida en 1926 por Hubble, es un tema muy debatido por los astrónomos de todo el mundo.

_____________________________________________________________________________________________

Cortesia de ABC, España

Astronomia

El Hubble capta a un «primo» del asteroide que acabó con los dinosaurios

Hace apenas unos días conocíamos el hallazgo de P/2010 A2, un extraño objeto, similar a un cometa, captado por astrónomos de la NASA el pasado 6 de enero mientras viajaba a toda velocidad a través del cinturón de asteroides, un denso anillo formado por miles de rocas de todos los tamaños entre las órbitas de Marte y Júpiter. Se trataba de algo nunca visto hasta el momento, y hacia él se dirigieron de inmediato los instrumentos de observación más potentes. Ahora, una imagen recién captada por el telescopio espacial Hubble arroja nueva luz sobre el misterioso objeto. P/2010 A2 es, al parecer, el resultado de la colisión frontal entre dos asteroides del cinturón (la primera jamás observada por el hombre), y podría estar, además, relacionado con el asteroide que causó la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años.
A primera vista el objeto, que se encuentra a unos 144 millones de km. de la Tierra, puede parecer un cometa, ya que deja tras de sí una larga estela de material, pero su núcleo aparece cortado bruscamente en su parte trasera (dándole una forma parecida a una «x») lo que, según David Jewitt, de la Universidad de Los Angeles e investigador principal del fenómeno, «le confiere un aspecto muy extraño, algo que nunca habíamos visto antes».
La estela de fragmentos que sigue a P/2010 A2 es, en palabras de Jewitt «muy diferente del suave envoltorio de polvo que envuelve a los cometas normales. Los filamentos están hechos de polvo y grava, probablemente expulsados hace poco por el núcleo» del objeto, que tiene unos 140 metros de diámetro.
Un choque brutal
Para el astrónomo, «la verdad es que aún nos estamos esforzando por entender lo que esto significa, aunque lo más probable es que sea el resultado de una reciente colisión entre dos asteroides». Los cálculos indican el impacto debió ser extremadamente violento y se produjo a una velocidad cercana a los 5 km. por segundo. Si es así, será la primera vez «que hayamos visto una colisión entre asteroides casi en el momento de producirse».
El estudio de P/2010 A2 y la búsqueda de otros objetos similares a él puede contribuir a la comprensión de cómo los asteroides interactúan entre sí dentro del cinturón, algo que resultará extremadamente útil para predecir el posible impacto de alguno de ellos contra la Tierra, y también para poner a punto estrategias eficaces para destruirlos antes de que puedan causar daños en nuestro planeta.
Algo que, por otra parte, ha ocurrido ya en otras ocasiones, y con efectos catastróficos para la vida, como sucedió por ejemplo cuando una roca de cerca de diez km de diámetro chocó contra nuestro mundo hace 65 millones de años causando la extinción de más del 70% de los seres vivos, entre ellos los dinosaurios.
Se da la ciscunstancia, además, de que los datos orbitales de P/2010 A2 lo relacionan estrechamente con el grupo de asteroides, conocido como la «familia Flora» del que surgió aquél «destructor» prehistórico. Podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que el objeto fotografiado por el Hubble es un «primo», o un pariente muy cercano, del asteroide que casi acaba con la vida en la Tierra.

____________________________________________________________________________________________

Cortesia de ABC, España

Astronomia

Hallan en un meteorito dos nuevos tipos de diamantes ultra resistentes

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto en un meteorito que impactó en Filandia hace casi cuarenta años, dos nuevos tipos de diamantes de extrema dureza. Se trata de cristales de carbono más resistentes que los diamantes regulares que se forman en el planeta y que nunca antes habían sido descubiertos.
El hallazgo, que aparece en la revista Earht and Planetary Science Letters , se realizó de forma accidental cuando los investigadores, dirigidos por Tritán Ferroir, de la Universidad francesa de Lyon, utilizaban pasta de diamante para pulir un trozo del meteorito conocido como «Havero», según informa Discovery News. Los científicos hallaron unos puntos cargados de carbono elevados sobre el resto de la superficie de la roca. Esas zonas eran aún más duras que la pasta de diamante que empleaban.
«Esto en sí mismo no es sorprendente», explica el investigador Changfeng Chen, de la Universidad de Nevada en Las Vegas (EE.UU.), ya que, en ocasiones, cuando se produce un impacto, las capas de grafito de los asteroides pueden formar zonas muy resistentes sobre su superficie. Lo que ocurrió en el «Havero» es que las capas de grafito pueden haberse calentado lo suficiente como para crear lazos entre ellas, que es exactamente la fórmula que se utiliza en la fabricación de diamantes.
Los investigadores analizaron los cristales de diamante con instrumentos de alta precisión, lo que les permitió confirmar que, efectivamente, habían encontrado una nueva «fase» o polimorfo de carbono cristalino, así como un tipo de diamante que se buscaba desde hace décadas pero que nunca se había encontrado de manera natural hasta ahora. La muestra del meteorito es más dura que los diamantes regulares que se hallan en la naturaleza, pero, debido a su pequeño tamaño, no puede ser comparada con los diamantes ultra duros que se fabrican de forma artificial. Sin embargo, los científicos creen que el descubrimiento puede ayudar a crear diamantes artificiales de extrema dureza.

_____________________________________________________________________________________________

Cortesía de ABC, España

Astronomia

La ‘basura espacial’ alrededor de la Tierra aumentó un 20% en 2009

La basura espacial ha aumentado casi un 20% en 2009, con respecto a los niveles del año anterior, y ya orbitan alrededor de la Tierra cerca de 15.000 objetos, desde cohetes y lanzadores hasta restos de estos aparatos, según se desprende del último informe trimestral de la Oficina del Programa de la NASA de Restos Orbitales (NASA Orbital Debris Program Office), al que ha tenido acceso Europa Press. Estos residuos representan una amenaza directa para las misiones espaciales.

De los 15.090 cuerpos espaciales, la ‘Commonwealth of Independent States’ (CIS) -Reino Unido y sus colonias-, es la que mayor cantidad de basura desecha al espacio, con un total de 5.653 objetos; seguida de Estados Unidos con 4.812, y de China con 3.144.

Mientras, la Agencia Espacial Europea (ESA) es la entidad con menos basura espacial, con tan sólo con 85 cuerpos, de los que concretamente 41 proceden de explosiones y 44 son cohetes, cuerpos y demás escombros.

Después, hay países que independientemente de la agencia espacial a la que pertenezcan, también envían y ‘tiran a la órbita terrestre’ aparatos espaciales. Así, sería el caso de los 469 de Francia, los 187 que tiene Japón, o los 171 de la India.
Control trimestral

Trimestralmente, la NASA mide el volumen de objetos que orbitan alrededor de la Tierra. De esta forma, durante el primer semestre de 2009, desde el 1 de enero hasta el 31 de marzo, rondaban alrededor de la Tierra 13.897 objetos. Posteriormente, hasta el 30 de junio esta cifra aumentó a los 14.863 y finalmente, de julio a septiembre hasta los 14.967, alcanzando así los 15.090 a finales de diciembre.

El año pasado por estas fechas, la NASA detectó por primera vez un estancamiento en el aumento de basura espacial, con respecto a los niveles del año anterior, con un total de 12.581 objetos artificiales insertados en la órbita terrestre.

Por ‘basura espacial’ se entiende la cantidad de satélites activos o inactivos que han sido lanzados o bajados de sus órbitas para ser hundidos en el mar, cohetes espaciales antiguos y en funcionamiento, y demás objetos, procedentes de la fragmentación de residuos generados por ejemplo en explosiones.
Pueden impactar sobre la Tierra

Para su detección por radares, estos deben ser mayores de cinco centímetros. El programa de la NASA encargado de controlarlos es el ‘U.S Space Surveillance Network’. La iniciativa la desarrolla el Gobierno de Estados Unidos y tiene como principal objetivo detectar, controlar, catalogar e identificar estos objetos hechos por el hombre y que orbitan alrededor de la Tierra.

Asimismo, se encarga de predecir cuándo y dónde caerá un objeto de nuevo en la Tierra, cuál es su posición en el espacio, detectar nuevos cuerpos residuales en el espacio y a qué país pertenecen, además de informar a la NASA si estos objetos interfieren con la estación Shuttle.

La pasada semana, por ejemplo, el gobierno estadounidense hizo público su incapacidad para determinar el alcance real de amenaza que representan los objetos con riesgo de aproximación e impacto sobre la Tierra.

El informe, procedente del comité oficial creado para la ocasión, reconoce que si bien existen diversas fórmulas para hacer frente a un evento de este tipo, ninguno podría ser puesto en práctica con la rapidez suficiente en el caso de un impacto inmediato.

___________________________________________________________________________________________________
Cortesìa de elmundo.es

Astronomia

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda