Geología, Peligros Naturales y GeoTecnología

Blog en Monografias.com

 

Los vertidos de aguas residuales y las urbanizaciones ensucian la costa española

Las ciudades costeras españolas no depuran bien las aguas residuales, especialmente en verano, cuando la llegada masiva de turistas colapsa los sistemas existentes. Esta es sólo una de las grandes problemáticas que Ecologistas en Accción ha detectado en el litoral español.

Su informe Banderas Negras 2011, recién presentado, dibuja un triste retrato de las costas españolas, cuya situación ambiental es insostenible en muchos aspectos.

Según explica la organización ecologista, su informe un análisis de las causas de la degradación de las costas españolas y de los principales lugares de esa degradación. “La destrucción de las costas españolas tiene como referencias esenciales la colmatación urbanística, los vertidos orgánicos e industriales, las obras en costas y regeneraciones de playas, así como la desplanificación en torno a los puertos de interés general”, asegura la organización en un comunicado.

Según la organización ecologista “las comunidades autónomas de la costa se saltan sistemáticamente la Directiva Marco de Aguas, ya que ninguna depura y reutiliza sus aguas como la ley contempla”. Hay que tener en cuenta que este mismo mes de junio la Unión Europea ha llamado la atención a España por diversos incumplimientos del Estado en materia de política de aguas. La Comisión Europea va a llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la UE por infringir dos normas comunitarias sobre la calidad y la gestión del agua, una sobre la depuración de aguas residuales de las ciudades y, otra, sobre los planes de gestión de las cuencas hidrográficas.

Respecto a los vertidos de aguas residuales, Ecologistas en Acción recuerda que la Comisión Europea ya amonestó a España porque 38 áreas urbanas de más de 15.000 habitantes vierten aguas residuales de forma incontrolada. Los ecologistas ponen como ejemplo paradigmático de esto a los vertidos de la conocida como “cascada de la mierda”, en la sierra valencianad de Gelada, al norte de Benidorm, donde el agua mal depurada cae el mar desde un acantilado formando una catarata claramente visible.

Boom inmobiliario y otros problemas
Además de las aguas residuales, muchos otros problemas ambientales afectan al litoral. Según Ecologistas en Acción, el boom inmobiliario que se ha desarrollado en España ha sido otro factor primordial para la degradación de los recursos naturales marinos y de la calidad del suelo, propiciando grandes complejos urbanísticos. Destacan las banderas negras otorgadas a las costas de Marbella y Fuengirola como los casos de mayor degradación por urbanismo en el litoral.

Ecologistas en Acción también denuncia en su informe casos de gran relevancia ambiental relacionados con el traspaso de petróleo de barco a barco en el mar y los vertidos industriales. A este respecto, la organización critica las carencias de la ley de responsabilidad ambiental que “dejan a la ciudadanía absolutamente indefensa ante vertidos como el ocasionado por Repsol en la costa de Tarragona. Como punto negro destacado, la ong señala la Bandera Negra concedida a la ría de Huelva como el lugar más contaminado industrialmente.

Otra mirada crítica se ha merecido, a juicio de los ecologistas, la Dirección General de la Sostenibilidad de la Costa y el Mar, debido a una “total falta de sensibilidad ambiental y a su incapacidad para tener una planificación estratégica, lo que le ha hecho incurrir en inversiones de alicatado de la costa por un valor de más de 170 millones”, recuerda Jorge Sáez, responsable del Área Marina de Ecologistas en Acción en el comunicado hecho público por la organización ambiental.

“La mayor parte de su presupuesto ha servido para hacer obras y más obras, tales como paseos marítimos, rellenos y regeneraciones artificiales de playas. Por ello, este organismo se merece ser rebautizado como Dirección General de obras y cimentaciones en la costa”, afirma Sáez. Un ejemplo de lo anterior sería la Bandera Negra otorgada a la playa de la Barceloneta como el lugar más transformado y consumidor de dinero público de toda la costa, 60 millones de euros en los últimos cinco años, afirman los ecologistas.

Ecologistas en Acción también denuncia la proliferación de Puertos del Estado por toda la costa. Estos puertos no cuentan con una justificación económica y ambiental y podrían suponer el mayor impacto de la costa española, en el siglo XXI. Los puertos planificados son: Granadilla (Tenerife), Melilla, El Gorguel (Murcia), Ibiza (Baleares), Vigo, A Coruña, El Musel (Asturias), Pasajes (Euskadi), Sagunto y Valencia (País Valenciá).

Cortesia elmundo.es

Medio Ambiente

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom