lig tv izle
justin tv

Geología, Peligros Naturales y GeoTecnología

Blog en Monografias.com

 
promosyonbank.com promosyon canta

Archivo de Mayo, 2011

ASESORÍA, PROMOTORÍA Y CAPACITACIONES CIENTÍFICO- TÉCNICA, Y METODOLÓGICA EN:

    Geología, y  Gestión Ambiental
    Manejo de Cuenca Hidrográfica,   y Sistema de Información
Geográfica (SIG)
    Gestión de Recursos Hídricos
    Evaluación y prevención de Peligros Naturales, y Gestión de
Residuos.
     Gestión de Riesgos  a desastres
     Recursos Mineros y energéticos
     Agua subterránea ,  y  Geotecnia General
     Peligro sísmico y volcánico,   análisis de mapas.
     Exploración de materiales   para la construcción
     Topografia y geomorfología   aplicada, Imágenes
Satélites y  fotos aéreas.
     Inestabilidad del terreno e  inundaciones y otros afines

SE IMPARTEN CLASES, Y RESUELVEN PROBLEMAS  A NIVEL PRE-UNIVERSITARIO Y UNIVERSITARIO DE:

      Matemáticas
      Física
      Inglés
      Computación (teoría y análisis)
      Química

CONTRATACIONES  Y CONTACTO

Direcciones:
Villa 9 de Junio, Casa B-346 (Managua, Nicaragua)
Tf. Fijo: 22803022
(Con Prof. Dr. Tupak Ernesto  Obando)

Sector No 3, Frente portón principal de Estadio de Teustepe
(Boaco, Nicaragua).   Tf. Móvil: 84402511

Servicios y Estudios

¿Reservas mineras del Perú se acabarán en diez años?

Germán Alarco, investigador de Centrum Católica, asegura que las reservas probadas de zinc y estaño no superarán los 7 años de vida al ritmo actual de producción. De igual manera, las reservas auríferas probadas en el país se agotarían en poco más de tres años.

En su investigación, Alarco fija la proyección de vida de los principales metales que se producen en el Perú, tras contrastar información del propio Ministerio de Energía y Minas (MINEM) y del Servicio de Geología de los Estados Unidos.

Así, la producción de las reservas probadas de zinc no superaría los seis años y medio de vida, mientras que las de estaño a duras penas sobrepasarían los siete años. Un caso distinto es el de las reservas probadas de plata y cobre que sí superarían los 17 y 35 años de vida respectivamente.

En el caso del oro es que solo este metal representa casi la tercera parte de las exportaciones totales del Perú, mientras que las exportaciones mineras en su conjunto significan poco más del 60% de lo que exporta el país al resto del mundo.

Como conclusión del estudio, se señala que se podría producir una eventual escasez de recursos mineros, lo que impactaría significativamente en el Producto Bruto Interno (PBI) nacional. “Lo que tenemos aquí es una llamada de atención al gobierno para que preste atención a sus propios números y una llamada de atención al sector privado de aclarar estos números o presentar nueva información sobre los proyectos de incorporación de nuevas reservas”, agregó Alarco.

El investigador señala que el actual escenario obliga a plantear un rediseño del esquema tributario minero, tal como el que se aplicó en Australia y como se intenta introducir en Chile (impuesto a las sobreganancias), más aún ante una posible escasez de reservas.

Para el gerente general de Compañía de Minas Buenaventura, Roque Benavides, esto no debe causar preocupación, pues si bien las explotaciones auríferas tienen reservas para pocos años, es de esperarse que a medida que haya más exploraciones, las reservas se incrementen.

Cortesia Geo base 80

Mineria

Falta un día menos. El terremoto chileno

Las causas más frecuentes de tsunami son cuatro: la caída de un meteorito, las remociones en el lecho marino, la erupción de un volcán submarino y un terremoto. Lo primero parece de ciencia ficción, pero un maremoto provocado por un meteorito es lo que se supone que acabó con los dinosaurios hace 60 millones de años. Todo, en cualquier caso, parece de película, aunque hay una regla que no falla: si un seísmo de más de siete grados en la escala de Richter tiene su epicentro en el mar, el tsunami está garantizado. El tiempo que tarden las olas en llegar a la costa es el que tiene la gente para ponerse a salvo.

       Ante la torpeza de las autoridades, la gente hablaba en Concepción del hombre que había advertido de lo que podía pasar: Adriano Cecioni, un geólogo nacido en Italia hace 62 años que fundó hace más de treinta el Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Concepción. “Somos el único Departamento de Ciencias de la Tierra que existe en el mundo que está en una facultad de Ciencias Químicas. Suele estar en la de ingeniería de la construcción, relacionada con arquitectura”. En la ciudad la gente pronuncia su nombre de todas las maneras posibles, pero sobre todo Sesioni. “Se escribe Cecioni”, dice él, “y se pronuncia Chechioni, a la italiana, claro, pero si lo pronunció así, en Chile me lo escriben con ch, por eso yo mismo me acostumbré a decir Sesioni, por el seseo”.

       Desde su casa en lo alto de una colina se ve el campus. Allí, una semana después del terremoto, bronceado y fibroso, el profesor se disculpa por no ofrecer café -”no tengo agua”-, pero ofrece tabaco. Como si formara parte de una puesta en escena, la tierra tiembla mientras enciende un cigarrillo. “Me faltan datos todavía, pero creo que entre el sábado y el domingo pasados hubo varias réplicas superiores a siete grados”, explica. “Por eso hubo olas durante tanto tiempo. Aunque el epicentro estuvo fuera de la bahía. De haber estado dentro, el resultado habría sido más devastador todavía. Las olas del tsunami llegaron como reflejadas. Todos los terremotos históricos habían tenido lugar dentro de la bahía. Si éste lo hubiera estado también, habría habido olas de hasta 18 metros. Como un edificio de ocho plantas. Y ahí no lo cuentas dos veces”.

       ¿Y esa leyenda de que él estaba delante del sismógrafo en el momento de la sacudida? Eso: leyenda. Estaba durmiendo. Le despertó el seísmo y se sentó en la cama “para ver cómo se comportaba la casa”. No salió al jardín: las tejas de la cubierta podían convertirse en una guillotina. “La estructura de la vivienda aguantó bien. Me estafaron en los acabados”, dice. Y señala la grieta de un tabique.

       Cecioni subraya con las manos las explicaciones. “Las ondas de un tsunami son concéntricas. Es como tirar una piedrecita en un estanque”, dice mientras insiste en que le faltan datos. “No tengo electricidad para hacer funcionar el ordenador. Tendría que consultar al Geological Survey”. Lo que contaba la Inspección Geológica de Estados Unidos era que el sábado 27 de febrero de 2010 la piedra en el “estanque” del océano Pacífico fue un terremoto de 8.8 grados en la escala de Richter que empezó a las 3 horas, 34 minutos y 14 segundos cuyo epicentro se localizó a 35 kilómetros de profundidad, a mar abierto en la región del Maule, a 105 kilómetros de Concepción, a 335 de Santiago.

       Cuando la placa de Nazca, que sirve de lecho al océano, se deslizo bajo la Sudamericana, en un fenómeno que llaman subducción, el terremoto resultante liberó alrededor de 50 gigatones de energía, el equivalente a más de 100.000 bombas como la de Hiroshima. Sin embargo, como reza un ejemplo clásico de la geología, un barco que hubiera estado encima del epicentro en ese instante no habría notado nada, casi nada, apenas una ola de cincuenta centímetros. Y no obstante, habría estado asistiendo al nacimiento del maremoto, cuya capacidad de destrucción no se acumula en la altura de las olas sino en su longitud -la distancia entre una ola y la siguiente-. Los veinte centímetros de longitud de onda en el famoso estanque pueden ser cien kilómetros en el mar. Aunque las réplicas superiores a siete grados produjeron una larga sucesión de olas, la del terremoto original debió llegar a la costa entre quince y veinte minutos después de producirse.

       Cuando la ola, que puede superar los 400 kilómetros por hora, se aproxima a la costa reduce su velocidad a medida que va encontrándose con la empinada barrera de un fondo marino cada vez menos profundo. Al reducirse la velocidad de una onda, su longitud se acorta pero crece su altura. Otro clásico de los manuales. De ahí que las más altas se produzcan siempre al lado de la playa. En la región del Maule la ola principal pudo alcanzar diez metros, dice Cecioni. Se lo dijo un amigo de su hijo, arquitecto, “alguien acostumbrado a calcular a ojo la altura de los edificios”. “Estaba terminando sus vacaciones en una cabaña, en la playa, cerca de Constitución. Notó una sacudida muy fuerte y se acordó de lo que yo le había dicho: en 20 minutos va a llegar la ola. Tomó a su polola [su chica] y se fueron al cerro. Lo vieron desde allí. Cuando volvieron, la cabaña no estaba”.

       Junto a la negligencia de unas autoridades que no advirtieron del riesgo de tsunami o de gente que no atendió a las advertencias, aparecen los relatos de gente que supo leer correctamente el aviso de la naturaleza: el amigo del hijo de Cecioni y su polola y una niña que en el archipiélago de Juan Fernández avisó a sus vecinos en cuanto vio que el mar se retiraba, la señal de que venía un tsunami. El responsable de vigilar la costa esperaba entre tanto que la Marina confirmara el peligro.

       Más del clásico: las olas no son uniformes, tienen picos y valles, partes altas y bajas. Si lo primero en alcanzar la costa es un valle, quiere decir que la ola gigante que se forma detrás está succionando el agua que la precede. De ahí que el océano pueda retirarse hasta quinientos metros. Es el aviso de lo que viene, algo que algunos interpretan correcta y otros, fatalmente.

Cortesia Fronterad.es

Sismologia

Cuando el tsunami arrasó Fukushima

Cuando ya han pasado más de dos meses desde el terremoto y el tsunami que asoló Japón, la compañía Tepco, encargada de la central nuclear de Fukushima, ha hecho públicas las primeras imágenes de cómo llegó el tsunami hasta la planta nuclear.

En ellas se puede ver el devastador daño que hizo la ola gigante a su paso por Fukushima. Coches, reactores, tanques… Todo quedó cubierto por la fuerza del agua tras el terremoto de magnitud 8,9.

La publicación de las imágenes coincide también con la entrada por primera vez de los trabajadores de la central en el reactor número 2 y número 3, dos de los más dañados.

Como ocurrió cuando otros técnicos de Tepco entraron hace casi dos semanas en el edificio del reactor 1, los operarios llevaban trajes protectores y tanques de aire.

Según TEPCO, se vieron expuestos a niveles de radiación de entre 3,33 y 4,72 milisieverts, cuando la legislación japonesa permite que en la situación de emergencia de Fukushima los operarios reciban hasta 250 milisievert anuales.

La operadora de Fukushima revisó este miércoles el plan para enfriar la planta y mantuvo enero de 2012 como plazo límite para cerrar la crisis nuclear, al tiempo que decidió variar el método de refrigerar los reactores por la alta concentración de agua contaminada.

Van a crear un sistema de circulación hidráulica para enfriar esas unidades mediante el bombeo de agua radiactiva que previamente haya sido filtrada y descontaminada.

El plan de TEPCO, apoyado por el Gobierno japonés, establece que la planta sea estabilizada hacia enero de 2012 y que sus reactores 1, 2 y 3, así como la piscina de combustible de la unidad 4, tengan ya una refrigeración estable a mediados de julio

Energia nuclear

El terremoto de Japón elevó tres metros el fondo del mar

La corteza terrestre dio un monumental bandazo y desplazó decenas de metros el fondo del mar cuando el pasado 11 de marzo un terremoto de 9 grados Richter azotó la costa de Japón causando un gran tsunami. Un estudio recién publicado en la revista ‘Science’ indica que una banda del fondo marino de 20 metros de ancho se elevó tres metros verticalmente.

Mariko Sato y varios colegas de la Universidad de Tokio han podido analizar los datos recogidos por una serie de aparatos de observación situados en la base del océano. Curiosamente, entre los años 2000 y 2004 habían colocado cinco aparatos traspondedores muy cerca del foco del terremoto del 11 de marzo.

Cruzando esos datos junto con las mediciones de GPS y los registros de ondas acústicas, los autores del artículo en Science han podido confirmar que hubo una larga banda de terreno, de varios kilómetros de largo, que se desplazó horizontalmente entre cinco y 24 metros a lo largo del fondo del mar. Ademas, esa banda de corteza marina dio un ‘brinco’ vertical de entre 80 centímetros y tres metros de alto. Fue en la zona más cercana al epicentro donde se registró el mayor movimiento: 24 metros en horizontal y tres metros en altura.

Ese es precisamente el tipo de movimiento que genera tsunamis como el del 11 de marzo. Al desplazarse hacia arriba, la corteza empuja el volumen de agua que tiene encima y g que empieza a desplazarse en todas direcciones. Es el mismo efecto que se observa cuando se da un golpe hacia arriba con la mano en el culo de un vaso.

Los investigadores terminan su artículo haciendo una valoración de cuánta parte de la corteza se vio afectada por el movimiento. No tienen observaciones completas para poderlo demostrar, pero estiman que ese movimiento de traslación y de elevación registrado afectó a una banda del fondo marino de 70 kilómetros de longitud.

Lo que los científicos han encontrado más interesante es descubrir que el movimiento detectado por los traspondedores fue realmente cuatro veces más grande de lo que los sensores de tierra habían permitido deducir, lo que tiene repercusiones para mejorar las valoraciones sobre futuros tsunamis.

Otras conclusiones
Además de este artículo liderado por Mariko Sato, la revista Science publica en su último número algunos trabajos más sobre el seísmo del 11 de marzo, al que los geólogos han bautizado ya con el nombre de Gran Terremoto de Tohoku-Oki y que ayudan a entender mejor el tipo de movimiento qe se produjo y qué fue lo que liberó tanta energía.

Cortesia elmundo.es

Geología

Continúa incrementándose actividad del volcán Telica

La microsimicidad del volcán Telica se ha incrementado y sostenido a partir de la explosión de la 1.50 p.m, de este 18 de mayo, que tuvo una duración 6 minutos, alcanzando la columna de ceniza una altura aproximada de 2.6 kms, según informó el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), a través de un comunicado.

En las últimas 18 horas se ha registrado 15 explosiones moderadas y esporádicas acompañadas de gases, cenizas, vapor de agua y ocasionalmente con descargas eléctricas.

La pluma de ceniza ha alcanzado alturas entre 500 a 800 metros aproximadamente. Su desplazamiento es lento debido al poco movimiento del viento, sin dirección definida, tanto en superficie como en altura.

La central sísmica ha registrado aproximadamente 600 microsismos, con magnitudes entre 1 a 3.3 en la escala abierta de Richter, con profundidades que oscilan entre 0.5 a 3.3 kms. de profundidad.

Se realizó observación visual durante toda la noche, registrándose incremento en la temperatura del cráter a 432 grados Celsius y las fumarolas en la base del volcán registrada también aumento de temperatura de 60 a 126 grados Celsius.

Dadas las condiciones de microsimicidad sostenida y el ligero aumento de la temperatura, no se descarta la posibilidad de una explosión de igual o mayor escala a la ocurrida el día de ayer 18 de mayo.

La vigilancia sísmica se ha fortalecido con la instalación de 1 estación en la base del volcán, colocada a 12 metros de profundidad en pozo.

Defensa Civil, Policía Nacional, Alcaldía de Telica evacuaron a niños y mujeres que habitan muy cerca del volcán.

Por su parte, el Director General del INETER, compañero Alejandro Rodríguez, manifestó que la actividad del volcán Telica es recurrente, sin embargo señaló que este miércoles su comportamiento fue anormal, por lo que están a la expectativa, mientras consideró que la decisión de la Defensa Civil de evacuar a las personas fue sensata y oportuna.

Tuve la oportunidad de vivir esto, porque estaba cerca a las grandes nubes. El volcán está tirando mucha arena y azufre, con cenizas, piedras. Por eso mantenemos la vigilancia. Hemos instalado nuevas estaciones sísmicas con el apoyo de vulcanólogos de la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos, para un total de cinco equipos, expresó Rodríguez.

Mientras tanto, el alcalde de Telica, Arsenio Reyes, manifestó que el personal de las instituciones del gobierno central y municipal correspondientes, ya están preparadas para un incremento de la actividad del volcán. Aseguró que ya está activado el Comité Municipal de Prevención (COMUPRE) y que existe fluida comunicación con las familias que podrían ser afectadas, las cuales están informadas y se han mostrado anuentes para una evacuación.

Estamos articulados la Policía Nacional, la Defensa Civil, la Alcaldía, el Poder Ciudadano, el INETER, entre otros. Como siempre el Gobierno Sandinista está preparado ante cualquier emergencia, precisamente porque el Telica es vulnerable ante cualquier desastre como deslave, inundaciones, erupciones, etcétera.

Precisamente debido a esta anormal actividad, las autoridades de la Defensa Civil y del Ejército de Nicaragua, iniciaron un proceso de evacuación de las familias que habitan en las faldas del volcán.

Cortesia internet

Vulcanologia

Llaman a estar alerta ante actividad del volcán Telica

A estar alertas ante la actividad anormal del volcán Telica llamaron autoridades del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), que recomendó tomar todas las precauciones posibles ante el incremento de las señales que está emitiendo el coloso.

El presidente ejecutivo de INETER, doctor Alejando Rodríguez, dijo que la actividad es anormal y se han emitido alertas a las respectivas autoridades. Los volcanes son impredecibles, por eso es necesario tomar todas las medidas de precaución necesarias.

Agregó que tiene una actividad sísmica fuerte, lo cual nos indica que hay movimiento del magma, y cuando detectamos esa anormalidad avisamos a la Defensa Civil que ya está activada, para tomar las precauciones del caso, sostuvo.

Rodríguez manifestó que este coloso ha registrado actividad, pero nunca ha habido una erupción cataclísmica. En lo que yo insisto con los volcanes es que tengamos cuidado. Estemos alerta porque son impredecibles. Lo único que podemos decir es que hay algo anormal. Yo no podría asegurar que no puede pasar nada, entonces lo mejor es tomar todas las medidas de precaución, sostuvo el doctor Rodríguez.

Manifestó que en el Volcán Telica hay un sistema de alerta temprana y varios sismógrafos, que monitorean en tiempo real cualquier actividad e indicó que se están realizando visitas de los especialistas para ver si no hay cambios morfológicos en la zona, tomar muestras de gases, entre otras labores.

Cortesia Internet

Vulcanologia

Siete razones por las que la energía nuclear nunca será suficiente

En la actualidad existen 440 reactores nucleares comerciales en uso en todo el mundo y están ayudando a minimizar nuestro consumo de combustibles fósiles, pero ¿cuánto más se puede obtener con la energía nuclear? En un análisis que se publicará en una edición futura de Proceedings of the IEEE, Derek Abbott , profesor de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Universidad de Adelaida, en Australia, ha concluido que la energía nuclear no puede abastecer la demanda de energética a nivel mundial por numerosas razones. Los resultados sugieren que, probablemente, sea mejor invertir en otras soluciones energéticas que sean realmente escalables. Descubre algunos detalles del porqué, la energía nuclear, nunca alcanzará a abastecer al planeta de toda la energía que éste consume y cuáles son las alternativas deseadas para el futuro.

Como señala Abbott Derek en su estudio, el consumo mundial de electricidad es de unos 15 Teravatios (15.000.000.000.000 de Watts). En la actualidad, la capacidad de oferta mundial de la energía nuclear es sólo de 375 Gigavatios. Con el fin de examinar los límites de la energía nuclear, Abbott estima que para satisfacer una demanda de 15 TW, utilizando sólo energía nuclear, necesitaríamos alrededor de 15.000 reactores nucleares. En su análisis, Abbott explora las consecuencias de la construcción, operación y posterior desmantelamiento de 15.000 reactores en la Tierra, observando factores tales como la cantidad de tierra necesaria (superficie), los residuos radiactivos, la tasa de accidentes, la abundancia de uranio y su extracción, y los metales exóticos utilizados para construir los propios reactores. “Una central de energía nuclear requiere una alto consumo de recursos y, además del combustible, la utilización de muchos metales raros en su construcción”, afirma Abbott. Sus conclusiones, algunas de las cuales se basan en resultados de estudios anteriores, se han publicado en Physorg y se resumen a continuación:

1- La superficie de tierra y su ubicación:
Un reactor nuclear requiere alrededor de 20,5 kilómetros cuadrados de tierra para dar cabida a la estación de energía nuclear en sí, su zona de exclusión, su planta de enriquecimiento, el procesamiento de minerales, y la infraestructura de apoyo. En segundo lugar, los reactores nucleares deben estar ubicados cerca de un enorme cuerpo de agua de refrigeración, pero lejos de las zonas de población densa y de desastre en zonas naturales. Encontrar 15.000 lugares en la Tierra que cumplan esas condiciones es muy difícil.

2- Vida útil:
Cada estación de energía nuclear tiene que ser dada de baja después de 40 a 60 años de operación. Esto es debido a las grietas que se desarrollan en las superficies metálicas expuestas a la radiación. Si las centrales nucleares necesitan ser reemplazadas cada 50 años en promedio, contando con 15.000 estaciones de energía nuclear, una estación tendría que ser construida y otra dada de baja en algún lugar del mundo, todos los días. En la actualidad, se tarda más de 12 años para construir una central nuclear, y hasta 20 años para desmantelar otra, por lo que la tasa ideal de sustitución resultaría imposible de lograr.
3- Residuos nucleares:
Aunque la tecnología nuclear se utiliza desde hace más de 60 años, todavía no existe un acuerdo internacional sobre los métodos de eliminación de sus residuos. Siempre es incierta la posibilidad de que la mejor opción sea enterrar el combustible gastado y de los vasos de un reactor vetusto (que también son altamente radiactivos). Estos podrían tener fugas radiactivas hacia las aguas subterráneas o al medio ambiente a través de movimientos geológicos.

4- Accidentes:
Hasta la fecha, se han producido 11 accidentes nucleares con una total o parcial fusión del núcleo. Estos accidentes no son acontecimientos menores que se pueden evitar incrementando la tecnología en sistemas de seguridad en una planta; se trata de eventos raros que ni siquiera son posibles de imaginar en un sistema tan complejo como es una central nuclear, y siempre surgen por motivos imprevistos y circunstancias impredecibles (como el accidente de Fukushima). Teniendo en cuenta que estos 11 accidentes se produjeron durante un total acumulado de 14.000 años-reactor (cantidad de años respecto a los reactores operativos) de actividades nucleares, la ampliación hasta 15.000 reactores en funcionamiento simultáneo significaría que tendríamos un accidente grave, en algún lugar del mundo, cada mes.

5- Proliferación de armas nucleares:
Incrementando el poder de las centrales nucleares, existirá una mayor probabilidad de que los materiales y los conocimientos para fabricar armas nucleares puedan proliferar alrededor del mundo. A pesar de que los reactores tienen un control estricto sobre este tema, el mantenimiento de la rendición de cuentas de 15.000 reactores en todo el mundo sería casi imposible.

6- Abundancia de Uranio:
Al ritmo actual de consumo de uranio para los reactores convencionales, una oferta mundial de “uranio viable” puede tener una duración de 80 años. Para satisfacer un consumo energético de hasta 15 TW, el suministro de uranio viable tendrá una duración de menos de 5 años. (Uranio viable es el uranio que existe en una concentración de mineral suficientemente alta como para que la extracción sea económicamente justificada.)

7- Metales exóticos:
El recipiente de contención nuclear está hecho de una variedad de metales raros y exóticos que controlan y contienen la reacción nuclear. El Hafnio se utiliza como amortiguador de neutrones, el Berilio como un reflector de neutrones, para el revestimiento se utilizan circonio, niobio y aleaciones de acero que posibilitan una duración de 40 a 60 años. La extracción de estos metales plantea cuestiones de costes, la sostenibilidad y el impacto ambiental. Además, estos metales tienen muchos usos industriales que compiten contra la utilización en centrales nucleares. Por ejemplo, el Hafnio y el Berilio se utilizan en los circuitos integrados y en la industria de semiconductores. Si un reactor nuclear se construye todos los días, la oferta mundial de estos metales exóticos, necesarios para construir estructuras de contención nuclear, disminuiría rápidamente y crearía una crisis de recursos minerales. Este es un nuevo argumento que Abbott pone sobre la mesa, que estableciendo límites de recursos en toda la generación de reactores nucleares del futuro, ya sea que se alimenten de torio o uranio.
Energía solar térmica

“Debido al costo, la complejidad, los recursos necesarios y los tremendos problemas que se ciernen sobre la energía nuclear, nuestras monedas de inversión serían más sabiamente colocadas en otro lugar”, dijo Abbott. “Cada billete que se dedica a la energía nuclear es dinero que se ha desviado de ayudar a la rápida adopción de una solución segura y escalable como podría ser la energía solar térmica”. Aprovechar la energía solar térmica para producir calor y generar vapor puede hacer girar una turbina para generar electricidad. La tecnología solar térmica evita muchos de los problemas de escalabilidad frente a la tecnología nuclear. Por ejemplo, aunque un parque de energía solar térmica requiere una superficie poco más de la infraestructura de energía nuclear equivalente, puede ser ubicado en zonas desérticas que existen sin usar. Además de ser una tecnología más segura, los materiales para su construcción son más abundantes y se pueden alcanzar una totalidad de generación muy superior a los 15TW.

Sin embargo, el mayor problema de la tecnología de energía solar térmica son los días nublados y durante las noches. Abbott planea investigar una serie de soluciones de almacenamiento para este inconveniente de intermitencia, además de planear estudios futuros sobre otras energías renovables como la eólica. Durante el período de transición, sugiere que el uso de gas natural junto con parques solares térmicos es el camino a la construcción de una infraestructura de energía segura para el futuro.

ABC, España

Fisica nuclear

El terremoto premonitorio que no lo fue

Los dos terremotos y la cadena de réplicas que ayer dejaron ocho muertos en la ciudad de Lorca ocurrieron de una forma que, según algunos sismólogos, resulta algo peculiar. Generalmente, explica Pedro Expósito, del Servicio de Análisis Sísmicos de la Red Sísmica Nacional, primero se produce el seísmo de mayor magnitud y luego le siguen una serie de réplicas, pero las placas tectónicas sobre las que se asienta Murcia tuvieron una respuesta diferente que sorprendió a los científicos. «Era imposible predecir que iba a suceder de esta forma», reconoce Expósito. Lo que ocurrió es que primero azotó la tierra un terremoto premonitorio -que nadie se lleve a engaño por su nombre, solo se sabe que lo es después de que le suceda otro mayor-, el de magnitud 4,5 que se produjo pasados unos minutos de las cinco de la tarde. Después se repitieron una serie de réplicas más pequeñas y, casi dos horas más tarde, a las 18.47, inesperadamente, llegó el mayor azote, de 5,1.

«Ha sido sorprendente, nos ha resultado algo extraño», insiste Expósito. «Era imposible prever que iba a haber otro más grande, ninguna ley científica lo dice y no es lo habitual, no hay manera de saberlo. Hasta que se produjo el mayor, en la Red pensábamos que estábamos registrando las réplicas del primer terremoto». Sin embargo, Juan Rueda, jefe del Servicio de Detección Sísmica del Instituto Geográfico Nacional, asegura que los seísmos premonitorios sí son más habituales. Han ocurrido en otras ocasiones en España, «por ejemplo, los de Lugo de 1997 se produjeron así, al principal de 5,2 le precedió otro menor», recuerda.
Un epicentro muy cercano

El terremoto premonitorio puede ocurrir en cualquier zona sísmica, sin que ninguna regla científica indique dónde o cuándo, ni cuánto tiempo puede pasar entre un temblor y otro, aunque, por supuesto, sí tiene que ver con las presiones que sufran las fallas. «El sureste de España es una zona muy propensa a los terremotos -explica el sismólogo-, está muy cerca de los bordes de las placas euroasiática y africana, que van desde la dorsal atlántica hasta la isla de Alborán, por todo el norte de África, y esas placas están en movimiento chocan». Las fallas que hay alrededor se rompen y se libera una energía que provoca el terremoto.

Un terremoto de esta magnitud no es habitual en España, y mucho menos que provoque el derribo de un edificio -desde el Colegio de Geólogos se indicó ayer que es probable que existan «daños previos»-, pero hay que tener en cuenta que el epicentro «se produjo muy cerca, solo a cinco kilómetros de Lorca, una ciudad de 90.000 habitantes; si hubiera pasado a 40 kilómetros en una zona más despoblada, con casas más bajas, no hubiera causado esos daños».
Atentos a las réplicas

Los murcianos viven ahora con el alma en vilo por el temor a que se produzcan nuevas réplicas. Incluso muchos han dormido fuera de sus casas. La mala noticia para los afectados es que, de momento, continúa la incertidumbre. «No sabemos si puede ocurrir otro terremoto. Esperamos que la sismicidad vaya a menos, pero estamos atentos a las réplicas -durante la noche y por la mañana llevamos unas 40 ó 50 de escasa magnitud-. Si ahora se produce uno, aunque no llegue a magnitud cinco, si está próximo a la zona urbana, también puede causar daños en los edificios que ya hayan sufrido roturas antes», advierte Expósito. «La gente tiene que tener prudencia y atender a lo que digan las autoridades». De la misma forma, Rueda señala que es imposible predecir si otro movimiento telúrico sacudirá Murcia en unos días o una semana.

Cortesia ABC, España

Sismologia

Descubren un mineral desconocido aún más antiguo que la Tierra

Un equipo de geólogos de la City University de Nueva York y del Museo Americano de Historia Natural acaban de anunciar en la revista American Mineralogist un hallazgo extraordinario. Se trata del descubrimiento de un mineral desconocido hasta la fecha. Uno, además, que fue de los primeros en formarse en el Sistema Solar. Se trata de uno de los componentes originales de la mayor parte de los planetas de nuestro sistema y su antiguedad es tal que ya existía antes de que la Tierra y el resto de los mundos vecinos empezaran a formarse.

Su nombre es krotita, y es el componente principal de una serie de inclusiones encerradas en un meteorito hallado en el norte de África, el NWA 1934. Un pequeño grano que, a causa de su apariencia, ha sido bautizado por los investigadores como “huevo roto” y que llamó de inmediato la atención de los científicos. A menudo, los meteoritos contienen pequeños fragmentos, o inclusiones, de otros materiales cuyo estudio se ha revelado una fuente inagotable de información y nuevos datos sobre el sistema solar primigenio.

En el caso del “huevo roto”, se trata de una rara mezcla refractaria de calcio y aluminio. El término “refractaria” se refiere al hecho de que estos granos contienen minerales que permanecen estables a muy altas temperaturas, lo que constituye una prueba de su antigüedad, ya que se formaron por condensación en la ardiente y primitiva nebulosa solar.

Tras ser identificado, el “huevo roto” fue enviado en primer lugar al Instituto de Tecnología de California (Caltech), donde la inclusión fue sometida a pruebas de nanomineralogía para determinar con exactitud sus componentes. Después, fue estudiado por rayos X en el Museo de Historia Natural de Los Angeles y allí se confirmaron sus componentes: óxido de calcio-aluminio (CaAl204), algo nunca observado antes en la Naturaleza, aunque sí fabricado artificialmente por el hombre.
Un tesoro de información

Encontrar de forma natural un compuesto así, formado hace más de 4.500 millones de años, es un auténtico regalo, un tesoro de información y que contiene las claves para descifrar el origen del Sistema Solar. Para la fabricación artificial de este mineral se requieren temperaturas de por lo menos 1.500 grados centígrados. A lo que se añade el hecho, además, de que el “huevo roto” se formó a bajas presiones (es decir, no durante un evento catastrófico), lo que es consistente con el hecho de que su origen esté en las fases iniciales de la nebulosa solar primigenia, de la que después se formaron todos los planetas. Es decir, que la krotita es uno de los primeros minerales que existieron en nuestro Sistema Solar.

Por supuesto, los estudios sobre el “huevo roto” continúan. El objeto es conocer con el máximo detalle las condiciones exactas de su formación. La muestra contiene restos de al menos otros ocho minerales, y por lo menos uno de ellos es completamente desconocido para la Ciencia.

Cortesia ABC, España

Geología

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda