lig tv izle
justin tv

Geología, Peligros Naturales y GeoTecnología

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Noviembre, 2010

Alertan sobre influencia del cambio climático en Centroamérica

La economía de Centroamérica podría registrar pérdidas por hasta 10 mil millones de dólares en los próximos cuatro años, si los países de la región no controlan los crecientes efectos del cambio climático, dijo el martes la CEPAL.

Un estudio realizado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) indicó que el cambio climático es una seria amenaza para Centroamérica por su impacto en las condiciones de vida de la población y sus sectores productivos.

En función de los cálculos que ya hicimos, dijimos que el impacto pudiera representar en los años 2010 a 2014, en los años que nos vienen ahora, estimamos que nos pueden igualar a 10 mil millones de dólares a precio de 2002, para toda la región, dijo Julie Lennox, coordinadora del estudio.

Señaló que los costos son preliminares y están relacionados al sector agrícola, los recursos hídricos, daños a la biodiversidad y el aumento de la intensidad en huracanes, tormentas e inundaciones que afectan la región.

Según el estudio, el café, que es el principal producto de exportación de Centroamérica, es uno de los temas más sensibles, debido a que las altas temperaturas afectarían la floración y porque el calor podría producir la extensión de plagas aún en zonas altas.

En los últimos años Centroamérica se ha visto afectada por numerosos fenómenos ambientales entre ellos intensas lluvias y sequías, que han causado muertes, cuantiosas pérdidas agrícolas y daños a la infraestructura.

Cortesía Internet

Meteorologia

Aumento del flujo de agua dulce hacia los mares

Así lo ha descubierto un equipo de investigadores, que también ha desvelado que, en total, en 2006, con respecto a 1994, entró en los océanos un 18 por ciento más de agua proveniente de los ríos y de la fusión de los hielos polares. El promedio del aumento anual es del 1,5 por ciento.

Este 1,5 por ciento anual puede parecer poco, pero después de unas décadas, la diferencia es grande, tal como subraya Jay Famiglietti, profesor en la Universidad de California en Irvine, e investigador principal en el estudio.

En general, disponer de más agua es bueno, pero sólo si llega donde se la necesita y no causa inundaciones. Por desgracia, no es lo que está sucediendo. Lo que estamos viendo es exactamente lo que el Panel Intergubernamental de Expertos del Cambio Climático predijo: La lluvia está aumentando en los trópicos y en el Círculo Polar Ártico, mediante tormentas más severas, un modo que para casi cualquier comunidad humana resulta poco adecuado para obtener más agua; y entretanto, cientos de millones de personas viven en regiones semiáridas, que además se están volviendo aún más secas.

En esencia, el ciclo de evaporación y precipitación se está acelerando peligrosamente por culpa del ascenso de temperaturas provocado por el efecto invernadero, y el resultado de esa aceleración se refleja en la violencia y frecuencia crecientes de monzones y huracanes. Un clima más cálido sobre los océanos hace que el agua dulce, que llega a ellos transportada por los ríos, se evapore más rápido, ocasionando nubes más espesas que desencadenan tormentas más potentes en tierra firme. El agua de la lluvia viaja entonces a través de los ríos hacia el mar en cantidades aún más grandes, y el ciclo empieza de nuevo.

Este estudio pionero, que todavía no ha finalizado, se basa en observaciones de todo el mundo hechas desde satélites de la NASA y de otras instituciones, en vez de basarse en modelos digitales, por lo que se consigue rastrear con mayor fiabilidad el volumen de agua total que cada mes fluye de los continentes a los océanos.

Cortesía Internet

Hidrologia

Los desastres climatológicos han matado a 21.000 personas

La organización Oxfam International ha colocado un mensaje en una botella gigante que llegó a las playas de Cancún para pedir a los participantes de la Cumbre Mundial Sobre Cambio Climático aplicar medidas urgentes que frenen los desastres naturales extremos, que han costado la vida de 21.000 personas en 2010.

Esta cifra duplica el número de muertos por las mismas causas de todo el año 2009, cuando se alcanzaron las 10.000 víctimas. El asesor de incidencia de campañas para Latinoamérica y el Caribe de Oxfam, Antonio Gil, comentó que el mensaje “es urgente salvar vidas en Cancún”, escrito en inglés y español, es una demanda de millones de niños alrededor del mundo que sufren los efectos del cambio climático.

Así se desprende del informe “Ahora más que nunca: unas negociaciones a favor de quienes más lo necesitan”, que la organización Oxfam Internacional ha hecho público coincidiendo con el inicio de la Cumbre del Clima de la ONU de Cancún (México), que se celebra desde este lunes hasta el 10 de diciembre.

Según el informe, este año va así “camino de superar la media de fenómenos meteorológicos extremos registrados de los últimos diez años”, que se sitúa en 770. Oxfam advierte también de que el año 2010 ha sido, además, uno de los años más calurosos, alcanzando los 53,7°C en Pakistán, “la temperatura más alta jamás registrada en Asia”. Por esta razón, Oxfam pide a los participantes en las negociaciones de la ONU que “actúen con urgencia y encuentren soluciones”, tras un año “lleno de desastres climatológicos, temperaturas récord, inundaciones y un incremento notable del nivel del mar”.

En Cancún, Oxfam demanda la creación de un fondo para el cambio climático, “para que el dinero llegue a quienes más lo necesitan y quienes mejor lo van a emplear”.

Las organizaciones ecologistas también han lanzado sus reivindicaciones para esta cumbre. Así, Greenpeace espera que los gobiernos sienten las bases de un compromiso internacional legalmente vinculante “que salve el clima”. Para ello, reclama a España que trabaje para que se alcance un acuerdo sobre el límite de aumento de la temperatura global de 2ºC “como frontera infranqueable” y para fomentar el avance en la definición de “fuentes innovadoras” de financiación de la lucha internacional contra el cambio climático.

Aunque no espera “que en Cancún se cierre el acuerdo que el mundo necesita” para combatir el fenómeno, WWF “sigue pidiendo un acuerdo ambicioso, justo y vinculante”. Entre los puntos que esta organización considera imprescindibles, destaca la necesidad de consolidar a la ONU como el marco adecuado para un acuerdo global y de reconocer la gran brecha que existe entre las promesas de reducción de la Cumbre de Copenhague y los compromisos necesarios.

Cortesía elmundo.es

desastres naturales

Los Iceberg podrían acabar la sed del mundo

Apagar la sed del planeta transportando icebergs desde Groenlandia, a través del Atlántico y pasando por las Islas Canarias, para satisfacer la demanda urgente de agua potable en las regiones más áridas del mundo. No se trata de una historia de ciencia ficción sino del ambicioso proyecto de un grupo de investigadores liderado por Georges Mougin, un visionario ingeniero francés del instituto parisino de «Arts et Mètiers».
Reserva de agua potable
Los investigadores consideran su proyecto un propósito urgente debido al enorme consumo de agua a nivel mundial y una solución al riesgo de violentos conflictos entre los países más pobres por el aprovisionamiento de agua
Los imponentes icebergs de Groenlandia están siempre en movimiento. Cada día enormes bloques de hielo se separan de las barreras del Ártico y millones de litros de preciosa agua dulce congelada navegan a la deriva, derritiéndose en el mar sin haberles dado ninguna utilidad.
Sólo en la isla de Groenlandia, cada año se derriten 350 millones de toneladas de hielo que terminan en el mar. ¿Entonces, por qué no coger una mínima parte? Un par de millones de metros cúbicos de agua significarían mucho para la humanidad, pero sólo una gota para los océanos.
Este es el simple concepto del que parte del ingeniero francés que cuenta su historia en el breve documental «IceDream: The Icebert Project», realizado por la televisión alemana y francesa.
El iceberg ideal en las costas canarias
Con la ayuda de las técnicas más modernas de la empresa «Dassault Systèmes», el equipo de Mouguin ha trazado la posible ruta para el viaje del iceberg. La masa de hielo ideal tiene que tener los lados pulidos y la superficie plana. Para impedir que la montaña se derrita en las aguas oceánicas más calientes durante el transporte, los ingenieros quieren cubrir la parte del iceberg que está bajo el agua con una tela protectora.
El bloque sería arrastrado con la remolcadora francesa Argonaute, de 70 metros, cuya función sería la de corregir la ruta durante la navegación aunque parte del trabajo lo harían las corrientes marinas.Después de cuatro meses de viaje, los bloques llegarían a la isla canaria de Tenerife tras perder en el camino casi tres toneladas de hielo y consumir cuatro millones de litros carburante.
A falta de financiación, el proyecto aún es una simulación por ordenador, aunque Mougin advierte a los ciudadanos de Tenerife que pronto se tendrán que ir acostumbrando a ver icebergs frente a sus costas.

Cortesía ABC, España

Medio Ambiente

Einsteins tenía razón: el Universo es plano

Una vieja idea desechada por Einstein podría contener las claves para resolver uno de los mayores misterios científicos de la actualidad: la razón por la que el universo se sigue expandiendo cada vez a más velocidad, algo que sucede a pesar de la acción de la gravedad, una fuerza que tiende a unir, y no a separar, los objetos que podemos ver en el firmamento. Ahora, Christian Marinoni y Adeline Buzzi, dos físicos de la Universidad de Provence, en Francia, han llegado a la conclusión de que la “constante cosmológica” de Einstein, una especie de fuerza repulsiva que se opone a la gravedad, es la mejor manera de explicar la energía oscura, la principal sospechosa de la aceleración del universo. Marinoni y Buzzi, que acaban de publicar su trabajo en Nature, han llegado, además, a la conclusión de que vivimos en un universo plano.
En el año 1917, Albert Einstein insertó en su teoría general de la relatividad un factor de corrección, que llamó constante cosmológica, para forzar a sus ecuaciones a predecir el universo estacionario (es decir, inmutable) en el que él creía. La constante cosmológica era una especie de fuerza repulsiva opuesta a la gravedad, algo necesario, pensaba Einstein, para que el universo fuera estable y no terminara colapsándose sobre sí mismo debido a la acción gravitatoria de la materia que contiene.
Sin embargo, apenas dos años después, en 1919, el astrónomo Edwin Hubble demostró que, lejos de colapsarse, el universo seguía, de hecho, expandiéndose, haciéndose cada vez más y más grande. Y la materia contenida por él, en lugar de ir juntándose, se estaba separando. Einstein desechó, por tanto, su constante cosmológica, que llegó incluso a considerar como el “mayor error” de su vida. Un “error”, sin embargo, del que ahora los científicos dependen para intentar explicar el universo en que vivimos.
La energía oscura
En efecto, y muchos años después de que Hubble realizara su trascendental descubrimiento, se hizo evidente otro hecho descorazonador: el universo no solo se está expandiendo, sino que el ritmo de esa expansión se está acelerando. Es decir, que la velocidad de expansión no es constante, sino que aumenta con el tiempo. ¿Qué fuerza descomunal es capaz de oponerse a la gravedad y conseguir un efecto semejante? Hasta ahora, la Ciencia no ha podido dar una respuesta a esta cuestión.
Lo que sí se sabe es que, para que la gravedad pudiera frenar la expansión, debería de existir muchísima más materia de la que podemos ver. Toda la materia ordinaria, la que forma galaxias, estrellas y planetas, apenas si da cuenta de un 4% de la masa total del universo. Otro 23 % de esa masa está formado por materia oscura, una misteriosa clase de materia que no brilla y que, por tanto, no podemos ver. Y el 73% restante está constituido por algo que, a falta de una definición mejor, los científicos han llamado “energía oscura”. Una extraña fuerza que, de alguna manera, sería la responsable de la actual aceleración del universo.
Para llevar a cabo su estudio, Marinoni y Buzzi han desarrollado un sencillo método que les ha permitido medir la “geometría” del universo. Un método basado en la observación de 500 parejas de galaxias distantes y que les ha permitido medir cuál es la curvatura del espacio.
¿Curvo o plano?
¿Pero cuál es exactamente la geometría del universo? ¿Vivimos dentro de una especie de esfera de múltiples dimensiones o se trata más bien de un tejido espaciotemporal que se curva suavemente y sin llegar nunca a cerrarse sobre sí mismo? ¿O puede que incluso no se curve en absoluto y que en realidad habitemos en un universo plano? La cuestión, uno de los mayores interrogantes de la Cosmología, tiene para nosotros implicaciones muy concretas y que van mucho más allá de ser simples cuestiones teóricas. De hecho, la geometría del universo influye de forma decisiva en los objetos que observamos.
En un espacio curvo o esférico, la luz que nos llega de galaxias o estrellas lejanas se deforma durante su largo viaje, de manera que la imagen que vemos no se corresponde con la realidad, sino que está distorsionada. Sería, en cierta medida, igual que mirarnos sobre la superficie de una bola metálica y ver nuestro rostro completamente deformado. En un espacio plano, sin embargo, esa distorsión no existiría y nos permitiría ver los objetos celestes tal y como son.
Pero, ¿cómo saber cuál de las posibilidades es la correcta? Hasta ahora, los científicos han buscado la respuesta estudiando hasta la saciedad las propiedades y las características de la luz que nos llega de las estrellas, el único vínculo físico que nos une a ellas.
Estudiando al detalle esa luz, examinándola fotón a fotón, ha sido posible averiguar, por ejemplo, si el objeto que la emite se acerca o se aleja de nosotros, y a qué velocidad. O incluso conocer los elementos químicos que contiene la fuente emisora de esa luz, permitiéndonos averiguar la composición de estrellas o planetas lejanos, a pesar de las enormes distancias que nos separan. Lo que no podemos saber es hasta qué punto esa luz se ha deformado durante su viaje y, por lo tanto, hasta qué punto es real, o no, lo que estamos viendo.
Sí que sabemos, por ejemplo, que la longitud de onda de un rayo de luz se deforma con el movimiento, hacia la parte roja del espectro electromagnético (corrimiento hacia el rojo) o hacia la parte azul, según si el objeto emisor se está alejando o acercándose. Y también sabemos que los rayos luminosos sufren alteraciones al pasar cerca de fuertes campos gravitatorios, como galaxias o agujeros negros.
Los modernos instrumentos de observación son capaces, sin embargo, de corregir electrónicamente esas distorsiones y presentarnos la luz como si éstas nunca se hubieran producido. Pero calcular cómo afecta a la luz la geometría misma del universo es una cosa completamente diferente.
500 parejas de galaxias
“El aspecto más interesante de nuestro trabajo -explica Marinoni- es que no existen datos previos que podamos utilizar”. Lo cual significa que sus hallazgos no dependen de cálculos ajenos y que podrían estar equivocados. Los investigadores, pues, decidieron intentar explicar la energía oscura estudiando la geometría del universo. Y es que la geometría del espacio tiempo puede distorsionar, como hemos visto, las imágenes que recibimos de las estructuras que se encuentran en él.
Por eso, los científicos decidieron buscar pruebas de esas distorsiones observando 500 parejas de galaxias distantes en órbita la una alrededor de la otra. Usando las magnitudes de las distorsiones observadas, Marinoni y Buzzi fueron trazando la forma que tiene el tejido espacio temporal. Una forma que, según han podido determinar, refuerza la posibilidad de que vivamos en un universo plano. Y si vivimos en un universo plano, la vieja idea einsteniana de la constante cosmológica volvería a cobrar fuerza. Tanto, que incluso podría ser la llave que estamos buscando para comprender la energía oscura.

Cortesia ABC, España

Física

Investigue sobre el cambio climático desde su casa

Los ordenadores personales cada vez son más rápidos y potentes, por lo que ya es habitual tener en casa máquinas sofisticadas a las que, en muchos casos, no les sacamos todo el rendimiento que podríamos. Conscientes de que su capacidad suele ser muy superior al uso que le damos, un grupo internacional de científicos ha decidido aprovechar los ordenadores domésticos para llevar a cabo un original proyecto de investigación sobre el clima que bautizaron como ‘climateprediction.net’

Aunque la iniciativa comenzó en 2003 en la Universidad de Oxford (Reino Unido) con cientos de voluntarios, el proyecto acaba de extenderse a Europa, el sur de Africa y el oeste de EEUU para conseguir datos regionales.

Los científicos han creado una red internacional de ordenadores para llevar a cabo predicciones sobre el clima de la Tierra hasta el año 2100. Otro de los objetivos es comprobar si los modelos existentes son correctos.
Ordenadores domésticos

Para lograrlo, recurren a la colaboración de los ciudadanos, que ponen a disposición de los científicos sus ordenadores personales para desarrollar modelos climáticos.

Se trata de que cada persona haga funcionar una simulación de un modelo climático en su ordenador. El programa trabaja de manera automática. Lo único que tiene que hacer el usuario es dejar la computadora encendida.

Para participar, hay que descargar e instalar el programa BOINC y elegir la investigación en la que se desee participar del listado disponible. Mientras tanto, se pueden realizar con normalidad otras tareas. A medida que el programa avanza, se pueden ver los resultados en la pantalla. Según explican los responsables del proyecto, se tarda una semana en completar cada unidad de investigación, que simula un año.

Cuando termina, los datos son enviados automáticamente a los científicos por Internet. Los colaboradores pueden ver un resumen de los resultados en la página web y, si lo desean, pueden participar en más de un proyecto a la vez.

“Gracias a nuestra red de voluntarios, en menos de dos meses podemos llevar a cabo 40.000 simulaciones de modelos climáticos de un año de duración. Un superordenador que estuviera dedicado plenamente a esta tarea podría simular durante ese periodo los datos equivalentes a 200 años”, afirma Philip Mote, director del Instituto de Investigación de Cambio Climático de la Universidad del Estado de Oregón (EEUU) y uno de los principales responsables de este proyecto, en el que también participan científicos de las universidades estadounidenses de Washington y Pennsylvania así como de Cape Town (Sudáfrica).
Posibles escenarios futuros

Los científicos que han ideado esta iniciativa subrayan que tanto el cambio climático como la respuesta que damos a este problema son asuntos de importancia global. Afectan a sectores tan dispares como la producción de alimentos, el suministro de agua, los ecosistemas, la demanda de energía o los costes de los seguros. Diversos estudios han alertado de que la temperatura de la Tierra aumentará durante este siglo y el objetivo de ‘climateprediction.net’ es mostrar cuáles son los posibles escenarios que se darán en la Tierra.
Uno de los mayores experimentos consistió en probar distintos modelos climáticos regionales para simular las condiciones desde 1960 a 2010. Se usaron datos reales de la temperatura de la superficie del mar y mediciones de la capa de hielo y de los gases de efecto invernadero en la atmósfera para comparar estos modelos con las observaciones registradas.

Los responsables de esta iniciativa esperan que con la ampliación de la red de voluntarios a otros lugares del mundo podrán simular modelos a nivel regional. En estos estudios regionales, los modelos serían a una escala mucho más precisa que los globales y tendrían en consideración otras variables como vientos, nubes o humedad.

“No se trata de simular las condiciones meteorológicas para predecir tormentas con más precisión. Se trata de analizar la complejidad del clima e intentar determinar qué podría cambiar y dónde, y hasta qué punto podemos confiar en que esto será así”, afirma Mote. “Los ciudadanos se verán afectados por los cambios en el clima, y aquí tienen una oportunidad para describir lo que ocurrirá y poder tomar medidas de cara al futuro”.

Cortesia elmundo.es

Medio Ambiente

Las claves del Pleistoceno en el subsuelo del Mar Muerto

Científicos de varios países comienzan este martes a explorar el subsuelo del lugar más bajo del planeta, el Mar Muerto, en un proyecto para investigar las condiciones climáticas en la Tierra hace medio millón de años. El patrocinador de la prospección es el consorcio ‘International Continental Scientific Drilling Program’ (Programa Internacional de Perforación Científica Continental), que lleva a cabo perforaciones de este tipo por todo el planeta para documentar su pasado climático, geológico y biológico. Otros países involucrados son Alemania, Suiza, Noruega, Japón y Estados Unidos. El objetivo es extraer una muestra cilíndrica del subsuelo de esa cuenca salada, cuyo nivel de agua está a más de 400 metros bajo el de los océanos, para llegar a unos estratos geológicos que atestigüen cómo era el clima en Oriente Medio en el Pleistoceno. La perforación se realizará a unos 500 metros de la orilla, cerca de la frontera entre Israel y Jordania, países que, junto con la Autoridad Nacional Palestina (ANP), participan en la iniciativa, según informa el diario israelí Haaretz. Con la muestra de sedimentos los científicos podrán conocer, con una exactitud de años, el clima y los movimiento sísmicos que hubo en la región. La precisión de este tipo de sondeos brinda la posibilidad de conocer también si hubo tormentas de polvo, inundaciones y períodos de sequía, el impacto de los ciclos solares, y la influencia de todos estos fenómenos en las migraciones del Homo Sapiens por la región. “Debido a que el Mar Muerto es tan bajo, tiene una inmensa cuenca de drenaje (…) que va desde los Altos del Golán hasta el desierto del Sinaí, de forma que todas las lluvias en la región afectan (a su subsuelo)”, explicó el científico israelí Zvi Ben-Avraham. Según Ben Avraham, el proyecto podría aportar pruebas de eventos mencionados en la Biblia. La perforadora, que se encontraba en Turquía en otra prospección, fue colocada ayer a unos siete kilómetros de la reserva natural de Ein Gedi. Las muestras extraídas permanecerán en Ein Gedi por un breve período y de ahí serán enviadas a un laboratorio especializado en la Universidad alemana de Bremen, para ser conservadas a una temperatura de 4 grados y ser analizadas por científicos de todo el grupo.

Geología

Alerta de contaminación por mercurio en el aire

Los ecologistas están en pie de guerra contra la industria del cloro, a la que acusan de generar emisiones de mercurio superiores a las permitidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La organización Ecologistas en Acción ha presentado un informe sobre las mediciones de mercurio en España. Según este trabajo elaborado por los ecologistas, hay un alto grado de contaminación en zonas como Pontevedra o Tarragona.

Según declara la organización Ecologistas en Acción tanto en Lourizán (Pontevedra) como en Flix (Tarragona) se han detectado niveles muy elevados de mercurio en aire que superan el límite marcado por la OMS. También se ha encontrado mercurio en los suelos de las huertas.

Según la organización, estos resultados indican que la industria del cloro emite mucho más mercurio del que declara oficialmente, poniendo en riesgo la salud de los vecinos y la calidad del pescado que consumimos.

El informe ‘Inmisiones de mercurio de la industria clorocáustica 2006-2010′ presenta las mediciones de mercurio realizadas este verano cerca de las fábricas de cloro que utilizan mercurio, comparándolas con las realizadas en 2006 y 2007. Los análisis han sido efectuados por el laboratorio de Biogeoquímica de metales pesados de la Escuela Universitaria Politécnica de Almadén (Ciudad Real) de la Universidad de Castilla-La Mancha.
Mercurio en el pescado

Hoy en día, todo el pescado que consumimos está contaminado por mercurio y las cantidades de mercurio presentes en el medio ambiente y en nuestro cuerpo siguen aumentando. Hace años que la ONU y la Unión Europea alertan de la urgencia de controlar este problema de salud pública. Según la organización ecologista, la situación es de máxima alerta en todo el mundo, sin embargo, en nuestro país las autoridades no se deciden a tomar medidas.

El mercurio puede formar metilmercurio, que se acumula y concentra en los ecosistemas acuáticos y en grandes peces (atún, tiburón, pez espada,�). El metilmercurio es un neurotóxico que puede afectar a la formación del cerebro, por lo que es muy preocupante la exposición durante el embarazo o la lactancia. Asimismo, puede causar daños en el sistema cardiovascular y un incremento en la mortalidad.

El mercurio también provoca trastornos neurológicos y de comportamiento. Las principales consumidoras de mercurio en España son las plantas de cloro-sosa con celdas de mercurio, una tecnología obsoleta, inventada en el siglo XIX y superada desde hace tiempo por el proceso de membrana, de producción limpia y que consume un 30% menos de energía.

En una rueda de prensa celebrada en Madrid, la asciación ecologista “ha exigido” que no se siga autorizando la producción de cloro con tecnología de celdas de mercurio (que no es una Mejor Técnica Disponible, según la Directiva IPPC), que se obligue a las empresas a limpiar los suelos y aguas que hayan contaminado y a indemnizar a las personas afectadas.

Medio Ambiente

Contaminados por plomo

Las aceitunas le jugaron una mala pasada a un trabajador del Hospital Clínico de Madrid. No se atragantó con ellas, no sufrió una indigestión y tampoco estaban en mal estado, pero este aperitivo era el responsable de los altos niveles de plomo que presentaba en sangre (38,2 microgramos por decilitro, cuando a partir de 4,5 microgramos ya se han detectado efectos nocivos para la salud).
El problema no eran las aceitunas en concreto, sino la antigua vasija de barro en la que se preparaban, ya que al añadir el vinagre ésta liberaba plomo a los alimentos. Una de sus compañeras también presentaba altas concentraciones de este metal dañino para la salud por su afición a comer truchas escabechadas en vinagre, también preparadas en una fuente de barro.

Estos casos corroboran que cocinar en barro es un factor de riesgo de exposición al plomo, tal y como recoge un estudio de la Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular (SEQC). Pero hay más. Habitar en casas deterioradas y viejas -que conservan restos de plomo en las tuberías generales- o dedicarse a determinadas profesiones como instructor de tiro -si trabaja con municiones de plomo-, restaurador de mueble, artistas o trabajadores que utilizan cerámica y pinturas… aumentan el riesgo de contaminarse por este metal.

Aunque las concentraciones de plomo y cadmio en sangre de la población española han descendido en los últimos años, es necesario controlar estos contaminantes en el ambiente porque sus efectos tóxicos se producen cada vez con niveles más bajos de exposición a los mismos, según el estudio de la SEQC.

Estas consecuencias negativas van desde el déficit intelectual y de atención hasta trastornos de audición, del lenguaje o un comportamiento antisocial en los niños. En los adultos, los efectos adversos tienen más que ver con problemas cardiovasculares y con un deterioro de la función cognitiva.

En cuanto a los grupos más vulnerables, la doctora Montserrat González Estecha, miembro de la SEQC, señala a ELMUNDO.es que los más vulnerables son “los niños, los ancianos y las mujeres embarazadas y quienes están en situaciones de mayor riesgo como es la menopausia, la osteoporosis o la exposición al humo del tabaco”.

De hecho, las mujeres posmenopáusicas presentaron en su investigación concentraciones de plomo en sangre superiores a 2 microgramos por decilitro con cuatro veces más frecuencia que las no menopáusicas. “Esto se debe a que el plomo se acumula y se deposita en los huesos y, durante la menopausia, que afecta al esqueleto, no puede excretarse del organismo. Este riesgo es de especial interés, ya que las enfermedades cardiovasculares que se han asociado a esta concentración de plomo son más prevalentes en este grupo”, indica la experta, que recomienda “dar suplementos de calcio a estas mujeres y llevar una dieta equilibrada”.
Control ambiental

La doctora González indica que “es de vital importancia el control ambiental de estos contaminantes, así como la monitorización de estos tóxicos en la población, porque sigue siendo un problema de salud pública” y destaca que “conocer la situación de la población española es esencial así como ir eliminando las fuentes de exposición que todavía quedan”.

El trabajo, en el que participaron los hospitales Clínico San Carlos de Madrid, el de Getafe, el Hospital Santa María de Rosell de Cartagena, la Universidad de Santiago de Compostela, la Consejería de Sanidad y Consumo de Cartagena y la Universidad Politécnica de Cartagena, recoge que las vías de exposición al plomo más importantes son la inhalación y la ingestión.

Por inhalación, desde la retirada del tetraetilo de plomo de la gasolina, que en España se produjo en agosto de 2001, la principal vía de exposición es a través de las partículas de polvo que hay en las viviendas antiguas que tienen pintura en mal estado anterior a 1991.

Asimismo, los especialistas señalan que los millones de toneladas de plomo que se lanzaron al aire por el uso de gasolina con plomo han contaminado los suelos de las áreas urbanas. Por ejemplo, “los niños que gatean por el suelo pueden estar exponiéndose al plomo, más teniendo en cuenta que ante la misma exposición, los pequeños absorben el 50% del tóxico mientras que los adultos sólo el 10%”, dice González.

Por vía oral, las fuentes de exposición al plomo son el agua contaminada procedente de tuberías con plomo -cuyo uso se abandonó en España en la década de los 80-, los recipientes y utensilios de cocina recubiertos de esmaltes plomados, la pintura rascada de las paredes y los juguetes que contienen plomo.

“Lo bueno es que una vez confirmada la fuente, si se retira la exposición disminuyen rápidamente los niveles de plomo en sangre”, concluye la autora.

Ciencia

Calentamiento del Ártico amenaza a Europa con inviernos severos

La subida de temperaturas en el Ártico amenaza con provocar inviernos extremadamente fríos en Europa y el norte de Asia, señala un artículo publicado en la revista Journal of Geophysical Research.

Los autores del artículo - Vladimir Petoukhov, del Instituto de Estudios Climáticos de Potsdam, y Vladimir Semenov, de la Universidad de Kiel, en Alemania - afirman que una contracción anómala de la superficie glaciar en los mares de Barents y Kara “puede triplicar la probabilidad de temporadas invernales de fuerte frío”, como la registrada en el linde de 2005 y 2006 cuando las temperaturas en Siberia se mantuvieron casi 10 grados por debajo de la norma.

Estos inviernos severos “no se contradicen con el panorama del calentamiento global sino que más bien lo completan”, opina Petoukhov. Una simulación realizada por ambos investigadores demostró que “la reacción del viento y de la temperatura del aire a los cambios en el casquete glaciar no es lineal: a medida que se va reduciendo la superficie glaciar, los inviernos pueden volverse más cálidos, después más fríos y luego más cálidos otra vez”.

Medio Ambiente

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda