Estampas de Buenos Aires

Blog de Carlos Szwarcer en Monografias.com

 

Falleció MARIANO MORES, a los 98 años

Por Carlos Szwarcer

Falleció el Maestro MARIANO MORES

El prestigioso artista, cuyo nombre era Mariano Alberto Martínez, había nacido el 18 de febrero de 1918 en el barrio de San Telmo, Ciudad de Buenos Aires. Compuso recordados temas como “Cafetín de Buenos Aires”, “Cuartito azul” o “Taquito Militar”. Además, “Uno”, con letra de Enrique Santos Discépolo; “Gricel”, con José María Contursi; “Copas, amigos y besos”, con Enrique Cadícamo, y “Una lágrima tuya”, junto a Homero Manzi, entre otros. Es velado -desde las 15 hs- en el Teatro Colón.

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Cafés - Bares: Su Historia, Fotos e imágenes de la Ciudad, Poesías y otros territorios de las musas

Historietas en la Biblioteca Nacional: entre la pedagogía y la política

Por Carlos Szwarcer

Historietas en la Biblioteca Nacional: entre la pedagogía y la política

La Biblioteca Nacional inauguró la muestra “Rubén Sosa. De vuelta en casa”. La exposición reúne una selección de las 500 obras inéditas en el país que, recientemente, fueron donadas al Archivo de Historieta y Humor Gráfico por la esposa y las hijas del dibujante argentino, fallecido en 2007. Puede visitarse hasta el 30 de abril de 2016 en la Plaza del Lector Rayuela y en la Sala Leopoldo Lugones, de la Biblioteca Nacional.

“Rubén Sosa. De vuelta en casa” incluye reproducciones del primer capítulo de la historieta “Un hombre normal”, expuestas en la Plaza del Lector Rayuela, más un conjunto de dibujos (tintas, rayados, acuarelas) que Sosa realizó y publicó en medios europeos, exhibido en la Sala Leopoldo Lugones.

En la misma ceremonia, se presentó Historietas x la identidad, el libro que la BN editó con Abuelas de Plaza de Mayo y que recoge treinta y cinco “historias concretas”. No se trata de un libro cualquiera: cada uno de sus capítulos atesora una anécdota. Cada anécdota, narra una ausencia. Cada ausencia, promueve una búsqueda.

“Corporizar estas ausencias en una computadora o en un papel es un modo de resistir a los desaparecedroes, de rescatar a las víctimas del agujero negro que implica en cada subjetividad, una identidad ocultada, cambiada o incompleta. Así, el arte deviene en tabla simbólica de restitución”, se lee en el prólogo.

Detras de toda viñeta… hay una gran mujer

En 2000, Judith Gociol publicó La historieta argentina. Una historia. Escrito junto con Diego Rosemberg, el libro conjetura una trayectoria del humor gráfico que abre la mirada hacia el devenir cultural en nuestro país.

Años más tarde, con José María Gutiérrez, ajustó el foco sobre las realizaciones del género publicadas entre 1907 y 1929, en el libro La historieta salvaje.

Buceadora incansable en la cultura popular, Judith Gociol forma parte del equipo fundador del Archivo de Historieta y Humor Gráfico Argentinos de la Biblioteca Nacional, que se inauguró en 2012 y que contiene trabajos de Alberto Bróccoli, de Alberto Cognigni, de Eugenio Zoppi, de Eduardo Maicas, entre muchos otros, así como la obra completa de Trillo-Grillo.

“Nos dimos cuenta de que había una cantidad de material en manos de artistas mayores o de familias de artistas que ya habían muerto que sabían que eso era valioso. No lo querían tirar, pero no sabían qué destino darle”, recuerda Judith.

“Entonces propusimos complementar el archivo de la Biblioteca en el que tenemos libros y revistas, con fotos, bocetos, originales y objetos personales que no tenían un lugar específico donde guardarlos hasta ese momento. Luego sumamos materiales de artistas vivos. De modo que el archivo surgió de esa necesidad. Pero también de la idea de que el humor gráfico y la historieta, en tanto expresiones de la cultura popular, ya son parte de la cultura. Por lo tanto, está bien que estén en la Biblioteca cuya función es la preservación y el resguardo”.

Un sueño cumplido

“Contar con la obra de Sosa —señala la investigadora—, implica haber rescatado a un artista casi desconocido en su país pero que, sin embargo, dialogó todo el tiempo con la historia nacional. Para nosotros fue muy importante, además, por cómo se dio. Contacté a la viuda de Sosa, Flora Beker, a través del guionista Diego Agrimbau. Le conté qué hacíamos en el archivo y que había una página web donde se podían visualizar todos los materiales. Una de las cosas en las que hice hincapié fue que queríamos dar visibilidad a artistas argentinos que vivieron afuera. Porque hay una cantidad enorme de producción de humor gráfico que no se conoce ya que, directamente, no circuló por Argentina”.

La respuesta de Flora no se hizo esperar: “Me llamó tiempo después, para decirme que ella y sus hijas habían decidido donar 500 trabajos originales. Habían explorado la página web de nuestro archivo y encontraron que Eugenio Zoppi también donó parte de su acervo. El azar quiso que Zoppi haya sido el maestro de Rubén Sosa. ¡Fue ahí cuando sentí una gran satisfacción! Porque entendí que se estaba cumpliendo nuestro sueño de que, algún día, el archivo se sostuviera solo”.

El círculo empezaba a cerrarse en una doble dirección: la preservación y la divulgación. Como había ocurrido con otras donaciones privadas, cuando Flora Beker envió a la Biblioteca Nacional las tres valijitas plásticas con las láminas de Rubén Sosa, revitalizó el archivo, lo volvió dinámico, lo enriqueció. Al mismo tiempo, le confió a esa institución, el resguardo de la obra.

“En este caso particular, se sumaba el hecho de que, al ser un autor que quedó relegado por vivir lejos y no publicar aquí, esto es casi una repatriación. Recuperamos materialmente los trabajos y, a través de ellos, el talento, la versatilidad, la maestría del creador. Por eso el título de la muestra”.

La historia en viñetas: política y urgencia

En el prólogo del catálogo de “Rubén Sosa. De vuelta en casa”, Alberto Manguel escribió: “Rubén Sosa, quien colaboró con Oesterheld durante los años cincuenta, fue un artista de extraordinario talento, reconocido internacionalmente. La Biblioteca Nacional ha decidido honrar la obra de Sosa conmemorando al mismo tiempo el 40 aniversario del golpe militar de 1976”.

En la misma perspectiva, Judith Gociol desenvuelve los puntos de contacto entre la muestra de Sosa y el libro de Abuelas: “Ambos conciben la historieta como una herramienta política y, desde allí, un intento de intervención en la realidad. Rubén Sosa lo hizo en el momento en que sucedía, ya que El hombre normal fue escrita en plena dictadura y publicada en Europa, donde funcionó como denuncia”.

“En cambio, Historietas x la identidad delata la gran deuda pendiente de los derechos humanos: encontrar a los chicos que fueron secuestrados durante la última dictadura militar. En ese sentido, el libro tiene esa urgencia”.

El Archivo de Historieta y Humor Gráficos Argentinos se puede consultar en www.bn.gov.ar.


Información del evento

Hasta el 30 de abril de 2016

Lunes | Martes | Miércoles | Jueves | Viernes | Sábado | Domingo | Feriados

Biblioteca Nacional

Agüero 2502 P. 1, Ciudad de Buenos Aires

Costo: Gratis

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Concursos-Exposiciones- Convocatorias, Eventos Culturales, Fotos e imágenes de la Ciudad, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural

Villa Devoto celebra su 127° aniversario

Por Carlos Szwarcer

Hace 127 años un 13 de abril la Municipalidad de Buenos Aires aprobaba los planos presentados por el Banco Inmobiliaria autorizando el inicio de la nueva urbanización de Villa Devoto.

El viernes 15 de abril a las 19:30 horas en el salón de Actos de la Escuela Antonio Devoto, calle Mercedes  4002, Villa Devoto (Ciudad de Buenos Aires), se recordará no sólo el aniversario de la Villa sino también un hecho significativo: en 1916, 100 años atrás, Don Antonio Devoto obtenía, por parte de la Corona Italia, el titulo honorífico de Conde.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Efemérides, Eventos Culturales

Mujeres sin ley (Ciclo de cine en el Museo de Arte Contemporáneo)

Por Carlos Szwarcer

Mujeres sin Ley es un ciclo que trabaja con diversas representaciones de mujeres que se visibilizan en la sociedad actual ya sea como protagonistas del retrato o como pintoras del mismo a través de films. Del del 7 de Abril al 2 de junio 2016, todos los jueves a las 19h.

Lugar: Museo de Arte Contemporáneo Buenos Aires

Dirección: Avenida San Juan 328 (CABA)

Fecha y horario:  07 04 al 02 06 2016. Jueves de 19:00hs a 21:00hs. Excepto feriados

El departamento audiovisual MACBA presenta Mujeres sin ley, un ciclo con el apoyo Institut Français d’Argentine en colaboración con la Cinemateca Regional del Cono Sur de la Embajada de Francia en Argentina, Grolsch, Local Films,Obra Cine, Films Boutique, Escribiendo Cine, La Autopista del sur e Indie Hoy.

Mujeres sin Ley es un ciclo que trabaja con diversas representaciones de mujeres que se visibilizan en la sociedad actual ya sea como protagonistas del retrato o como pintoras del mismo a través de films de Claire Denis, Jean-Gabriel Périot, Mitra Farahani, João Pedro Rodrigues, Virginia García del Pino, Camila José Donoso, Nicolás Videla y Daniela Muttis.

El presente ciclo alude al film Sans toit ni loi de Agnes Varda en el que una mujer vagabunda es encontrada muerta en pleno invierno, es Mona interpretada esta vez por Sandrine Bonnaire. Y decimos esta vez porque Mona existió, existe y existirá: es una mujer sin ley , blanca, que prefiere vagabundear, deambular, apenas trabajar, no poseer medios económicos, no quedarse, no estabilizarse, drogarse, usar su libertad como le venga en gana porque para eso es suya y para eso está. Y la termina matando el frio, el frio del mundo, del invierno, la violencia.


Programación:

7 de Abril | Una Juventud Alemana (Une Jeunesse Allemande), Jean-Gabriel Périot. (Francia, 2015, 92´)

28 de Abril | Fifi Aulla de Alegría (Fifi az khoshhali zooze mikeshad), Mitra Farahani. (Estados Unidos / Francia, 2013, 96´)

5 de Mayo | Naomi Campbell, Camila José Donoso y Nicolás Videla (Chile, 2013, 83´)

12 de mayo | Narcisa , Daniela Muttis (Argentina, 2014,61´)

19 de Mayo | Basilio Martín Patino. La décima carta, Virginia Garcia del Pino (España, 2014, 65´).

26 de Mayo | Trouble every day , Claire Denis ( Francia,2001,101´)

2 de Junio | Morir como un hombre, (Morrer como un homem) Joao Pedro Rodrigues (Portugal/Francia, 2009,134)


*) Entrada gratuita para la función inaugural del día jueves 7 de Abril.

Información sobre valores de entradas y abonos en:

http://agendacultural.buenosaires.gob.ar/evento/mujeres-sin-ley/12300

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Eventos Culturales, Fotos e imágenes de la Ciudad, Narrativa-Cuentos-Relatos, Poesías y otros territorios de las musas

Buenos Aires observada por Federico García Lorca

Por Carlos Szwarcer

Federico García Lorca llega a nuestro país el 13 de octubre de  1933, y permanece hasta el 27 de marzo de 1934. Luego de ganarse al público y muchas amistades en la Argentina regresó triunfal a España. Dos años después, consecuencia de las atrocidades de la Guerra Civil Española, se produjo su trágica muerte.

Federico García Lorca, por Juan José Delfini

El  poeta y dramaturgo español -antes de partir de la Argentina- expresó sobre Buenos Aires  “…  tiene algo vivo y personal; algo lleno de dramático latido, algo inconfundible y original en medio de sus mil razas que atrae al viajero y lo fascina. (…) Me voy con gran tristeza, tanta, que ya tengo ganas de volver.”

Federico García Lorca junto a la acrtiz Lola Membrives, quien presentó en nuestro país varias obras del dramaturgo español.

Le escribía a su padre: “Buenos Aires es una ciudad maravillosa. Es como me gustaría que fuera España: cosmopolita, llena de amigos, desprejuiciada, tumultuosa, desbordante de vida y de cultura. Mientras en Madrid silban y patalean cuando no entienden una obra, en Buenos Aires te agradecen la dificultad, les gusta exigirse. Son un público maravilloso. De Londres, de París y de Nueva York me fui casi disfrutando de la partida, pero sufriré mucho al dejar Buenos Aires. Ahora pienso en los días de nostalgia que voy a pasar en Madrid recordando el barro fresco, olor de búcaro andaluz, que tienen las orillas del río, y el deslumbramiento de la tremenda llanura donde se anega la ciudad, en una melancólica música de hierbas y balidos».

Fuente:

http://edant.clarin.com/suplementos/cultura/2001/04/15/u-00611.htm

http://www.lanacion.com.ar/1750636-federico-garcia-lorca-vida-y-obra-del-poeta-gitano-laten-en-buenos-aires

Szwarcer, Carlos. “Teatro Maipo. 100 años de historia entre bambalinas”. Ed. Corregidor. Buenos Aires 2010

http://www.elhistoriador.com.ar/

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Españoles, Eventos Culturales, Fotos e imágenes de la Ciudad, Narrativa-Cuentos-Relatos, Poesías y otros territorios de las musas, Sin categoría, Teatro

Palacio Bosch

Por Carlos Szwarcer

El Palacio Bosch, edificio ubicado en la ciudad de Buenos Aires, es la actual Residencia Oficial del Embajador de los Estados Unidos de Norteamérica.

En la zona del Jardín Zoológico, próxima al parque de Palermo, Ernesto Bosch y su esposa, Elisa de Alvear mandaron construir su casa. Bosch venía de concluir su desempeño como Representante del Gobierno Argentino en Francia, y acababa de ser llamado a Buenos Aires por el presidente electo Roque Sáenz Peña para ocupar el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores. Como muchos argentinos, el matrimonio y su familia habían pasado una larga temporada en Paris, alternando sus funciones oficiales con la vida mundana y elegante de la bélle époque.

Los Bosch no dejarían París sin encargar el proyecto de su residencia porteña al prestigioso arquitecto René Sergent, quien debió diseñar el palacio para el jefe de la diplomacia argentina, volcando todo su oficio, practicado a través de una amplia experiencia entre la nobleza europea.

La materialización del edificio no fue sencilla ni barata. Hicieron falta decenas de detallados planos, materiales y decoraciones enviados desde el otro lado del Atlántico. Y la fiel interpretación de los arquitectos Eduardo Lanús y Pablo Hary, encargados de la construcción. Todo bajo la constante incertidumbre y altos costos que supuso el desarrollo de la Primera Guerra Mundial, con naves amenazadas por torpedos al cruzar el Atlántico. Sin embargo, el 6 de septiembre de 1918 se abrieron a la vida social los salones de la residencia convocando al Buenos Aires más elegante. En 1924, se alojó el príncipe Humberto de Savoia, heredero de la corona de Italia, en visita oficial a la Argentina.

De Versalles a Palermo

El palacio Bosch es uno de los mejores proyectos de René Sergent. Excelente recreación del grand hotel particulier del siglo XVIII, tiene como fuente de inspiración más probable el Chateau de Bénouville, en Normandía, construído por Claude Nicolas Ledoux, cuya obra Sergent apreciaba especialmente.

Como los otras dos grandes residencias diseñadas por Sergent para dos hermanos de Elisa Alvear de Bosch, el Palacio Errázuriz y la villa Sans Souci, este palacio se inscribe entre los mejores ejemplos de la corriente que recreó el clasicismo del siglo XVIII francés a principios del siglo XX. Colaboraron con Sergent importantes figuras en el campo del paisajismo y la decoración, Achille Duchéne fue el encargado de trazar los jardines de la residencia y el prestigioso André Carlhian tuvo a cargo la decoración interior.

Luz y geometría

El volumen exterior simple y potente demuestra el refinamiento del diseño en las elegantes fachadas delineadas en función del espacio exterior que enfrentan. Así, la principal es el grandioso marco de la cour d´ honneur y enfrenta con imponencia el parque del otro lado de la Avenida. La lateral, sobre la calle Darregueyra, forma parte de un cuadro que integra el templete clásico del paseo público -expresamente construido a tal efecto- y que evoca una de las vistas del Petit Trianon de Versailles. El frente posterior, en cambio, se corresponde con el diseño del jardín, su complemento inescindible, y que los autores consideraban como un “salón al aire libre”.

En el interior, los secretos de la armonía del edificio se encuentran en la red de ejes que organizan sus espacios. Sutilmente interconectados, estos ejes permiten guiar la procesión del visitante a través de los salones y establecer la jerarquía de las perspectivas. Innumerables y sutiles juegos de simetrías, reflejos y continuidades hacen del conjunto una obra de singular jerarquía arquitectónica donde la arquitectura con mayúscula y el gran juego del clasicismo están basados en el dominio de la geometría y de la luz.

Washington en Buenos Aires

Cinco años más tarde, poco antes del famoso crash financiero de 1929 y de la revolución de septiembre de 1930, la propiedad cambiaría definitivamente de dueño iniciándose también otra etapa para la residencia.

Poco después de la visita a Buenos Aires del presidente electo Herbert Hoover, el embajador norteamericano Robert Woods Bliss logró vencer las resistencias de Ernesto Bosch y su mujer, y adquirió el edificio siguiendo la estrategia definida por el Departamento de Estado, que buscaba potenciar la presencia norteamericana en el exterior a través de enclaves diplomáticos que reflejaran su espíritu y su imagen.

Ninguna otra residencia porteña recreaba mejor un rincón de Washington que el neoclásico Palacio Bosch. En siete décadas, el edificio fue importante testigo de encuentros, desavenencias o coincidencias, fue, en suma, un importante escenario de la historia diplomática entre los dos países. Albergó a varios presidentes norteamericanos, como Franklin Delano Roosevelt, en 1936, Dwight Eisenhower, en 1960, o George Bush, en 1994, en visita oficial a la Argentina. Allí vivieron varios embajadores de nota, como el sutil Norman Armour, durante los cruciales tiempos de guerra; el controvertido Spruille Braden, durante el ascenso de Perón al poder, y el perspicaz James Bruce, quien publicara esclarecidas páginas sobre la Argentina.

Los arquitectos Lanús y Hary, sus constructores, fueron fundadores de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires y tomaron al Palacio Bosch como ejemplo para ilustrar sus recordadas clases teóricas que tenían como lema la siguiente frase: “Necesita el país tener muy buenas casas, antes que tener grandes monumentos”.

Fuente: Fabio Grementieri

http://detallesdebuenosaires.blogspot.com.ar/

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Crónicas-Ensayos, Fotos e imágenes de la Ciudad, Preservación del Patrimonio Cultural

Atardecer en el Congreso de la Nación

Por Carlos Szwarcer

Atardecer en el Congreso de la Nación Argentina.

Ciudad de Buenos Aires

Imagen:: Miguel César, 2012.

http://bahiacesar.com/

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Fotos e imágenes de la Ciudad, Poesías y otros territorios de las musas

Los Espejos (Jorge Luis Borges)

Por Carlos Szwarcer

La Venus del espejo (Velázquez. 1651)


Los Espejos

Jorge Luis Borges


Yo que sentí el horror de los espejos

no sólo ante el cristal impenetrable

donde acaba y empieza, inhabitable,

un imposible espacio de reflejos


sino ante el agua especular que imita

el otro azul en su profundo cielo

que a veces raya el ilusorio vuelo

del ave inversa o que un temblor agita


Y ante la superficie silenciosa

del ébano sutil cuya tersura

repite como un sueño la blancura

de un vago mármol o una vaga rosa,


Hoy, al cabo de tantos y perplejos

años de errar bajo la varia luna,

me pregunto qué azar de la fortuna

hizo que yo temiera los espejos.


Espejos de metal, enmascarado

espejo de caoba que en la bruma

de su rojo crepúsculo disfuma

ese rostro que mira y es mirado,


Infinitos los veo, elementales

ejecutores de un antiguo pacto,

multiplicar el mundo como el acto

generativo, insomnes y fatales.


Prolonga este vano mundo incierto

en su vertiginosa telaraña;

a veces en la tarde los empaña

el Hálito de un hombre que no ha muerto.


Nos acecha el cristal. Si entre las cuatro

paredes de la alcoba hay un espejo,

ya no estoy solo. Hay otro. Hay el reflejo

que arma en el alba un sigiloso teatro.


Todo acontece y nada se recuerda

en esos gabinetes cristalinos

donde, como fantásticos rabinos,

leemos los libros de derecha a izquierda.


Claudio, rey de una tarde, rey soñado,

no sintió que era un sueño hasta aquel día

en que un actor mimó su felonía

con arte silencioso, en un tablado.


Que haya sueños es raro, que haya espejos,

que el usual y gastado repertorio

de cada día incluya el ilusorio

orbe profundo que urden los reflejos.


Dios (he dado en pensar) pone un empeño

en toda esa inasible arquitectura

que edifica la luz con la tersura

del cristal y la sombra con el sueño.


Dios ha creado las noches que se arman

de sueños y las formas del espejo

para que el hombre sienta que es reflejo

y vanidad. Por eso nos alarman.

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Sin categoría

Buenos Aires en tinta china (Attilio Rossi)

Por Carlos Szwarcer


El crítico y artísta italiano Attilio Rossi, nació en 1909 en Albairate, y falleció en 1994 en Milán. Cruzó el siglo XX  abordando una exquisita experiencia pictórica,  transitando el arte abstracto, llegando a las fronteras más avanzadas del arte figurativo,

A comienzos de los años cincuenta publicó un libro con 130 diseños,  prologado por Jorge Luis Borges y con poemas de Rafael Alberti.

En uno de sus dibujos observamos la Av. Alem en su cruce con la calle Sarmiento.


.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Cafés - Bares: Su Historia, Comentarios de Libros y Publicaciones, Fotos e imágenes de la Ciudad, Poesías y otros territorios de las musas

Escudo del Fuerte de la Ciudad de Buenos Aires

Por Carlos Szwarcer

La conctrucción del fuerte de la ciudad de Buenos Aires se inició en 1595 y después de varias refacciones se finalizó recién a comienzos del siglo XVIII, siendo demolido en 1882 Se encontraba emplazado sobre la barranca del Río de la Plata, que en ese entonces llegaba a menos de cien metros de la Plaza de Mayo. Ocupaba el mismo sitio que hoy ocupa la Casa Rosada, sede del poder ejecutivo de la República Argentina. Llegó a tener una muralla de piedra, con un foso que lo rodeaba, un puente levadizo sobre la plaza, con baluartes en sus ángulos con cañones y edificios interiores.

El Escudo en mármol tallado del fuerte, exhibido en el Museo del Bicentenario, es el Escudo Real de España . Perteneció al antiguo Fuerte de Buenos Aires en cuyo portal de entrada se encontraba emplazado desde la época de su construcción hasta la declaración de la independencia en 1816.

Presenta los blasones de Castilla León y Granada, así como el de la Casa Real de Borbón. Exhibe la Corona Real y la Orden del Tolsoi de oro (orden de caballería fundada en 1429 por el duque de Borgoña y conde de Flandes, Felipe III de Borgoña).

.
Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com
Artículos Periodísticos, Barrios, Crónicas-Ensayos, Eventos Culturales, Fotos e imágenes de la Ciudad, Preservación del Patrimonio Cultural
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda