Estampas de Buenos Aires

Blog de Carlos Szwarcer en Monografias.com

 

Sin categoría

Buenos Aires observada por Federico García Lorca

Por Carlos Szwarcer

Federico García Lorca llega a nuestro país el 13 de octubre de  1933, y permanece hasta el 27 de marzo de 1934. Luego de ganarse al público y muchas amistades en la Argentina regresó triunfal a España. Dos años después, consecuencia de las atrocidades de la Guerra Civil Española, se produjo su trágica muerte.

Federico García Lorca, por Juan José Delfini

El  poeta y dramaturgo español -antes de partir de la Argentina- expresó sobre Buenos Aires  “…  tiene algo vivo y personal; algo lleno de dramático latido, algo inconfundible y original en medio de sus mil razas que atrae al viajero y lo fascina. (…) Me voy con gran tristeza, tanta, que ya tengo ganas de volver.”

Federico García Lorca junto a la acrtiz Lola Membrives, quien presentó en nuestro país varias obras del dramaturgo español.

Le escribía a su padre: “Buenos Aires es una ciudad maravillosa. Es como me gustaría que fuera España: cosmopolita, llena de amigos, desprejuiciada, tumultuosa, desbordante de vida y de cultura. Mientras en Madrid silban y patalean cuando no entienden una obra, en Buenos Aires te agradecen la dificultad, les gusta exigirse. Son un público maravilloso. De Londres, de París y de Nueva York me fui casi disfrutando de la partida, pero sufriré mucho al dejar Buenos Aires. Ahora pienso en los días de nostalgia que voy a pasar en Madrid recordando el barro fresco, olor de búcaro andaluz, que tienen las orillas del río, y el deslumbramiento de la tremenda llanura donde se anega la ciudad, en una melancólica música de hierbas y balidos».

Fuente:

http://edant.clarin.com/suplementos/cultura/2001/04/15/u-00611.htm

http://www.lanacion.com.ar/1750636-federico-garcia-lorca-vida-y-obra-del-poeta-gitano-laten-en-buenos-aires

Szwarcer, Carlos. “Teatro Maipo. 100 años de historia entre bambalinas”. Ed. Corregidor. Buenos Aires 2010

http://www.elhistoriador.com.ar/

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Españoles, Eventos Culturales, Fotos e imágenes de la Ciudad, Narrativa-Cuentos-Relatos, Poesías y otros territorios de las musas, Sin categoría, Teatro

Los Espejos (Jorge Luis Borges)

Por Carlos Szwarcer

La Venus del espejo (Velázquez. 1651)


Los Espejos

Jorge Luis Borges


Yo que sentí el horror de los espejos

no sólo ante el cristal impenetrable

donde acaba y empieza, inhabitable,

un imposible espacio de reflejos


sino ante el agua especular que imita

el otro azul en su profundo cielo

que a veces raya el ilusorio vuelo

del ave inversa o que un temblor agita


Y ante la superficie silenciosa

del ébano sutil cuya tersura

repite como un sueño la blancura

de un vago mármol o una vaga rosa,


Hoy, al cabo de tantos y perplejos

años de errar bajo la varia luna,

me pregunto qué azar de la fortuna

hizo que yo temiera los espejos.


Espejos de metal, enmascarado

espejo de caoba que en la bruma

de su rojo crepúsculo disfuma

ese rostro que mira y es mirado,


Infinitos los veo, elementales

ejecutores de un antiguo pacto,

multiplicar el mundo como el acto

generativo, insomnes y fatales.


Prolonga este vano mundo incierto

en su vertiginosa telaraña;

a veces en la tarde los empaña

el Hálito de un hombre que no ha muerto.


Nos acecha el cristal. Si entre las cuatro

paredes de la alcoba hay un espejo,

ya no estoy solo. Hay otro. Hay el reflejo

que arma en el alba un sigiloso teatro.


Todo acontece y nada se recuerda

en esos gabinetes cristalinos

donde, como fantásticos rabinos,

leemos los libros de derecha a izquierda.


Claudio, rey de una tarde, rey soñado,

no sintió que era un sueño hasta aquel día

en que un actor mimó su felonía

con arte silencioso, en un tablado.


Que haya sueños es raro, que haya espejos,

que el usual y gastado repertorio

de cada día incluya el ilusorio

orbe profundo que urden los reflejos.


Dios (he dado en pensar) pone un empeño

en toda esa inasible arquitectura

que edifica la luz con la tersura

del cristal y la sombra con el sueño.


Dios ha creado las noches que se arman

de sueños y las formas del espejo

para que el hombre sienta que es reflejo

y vanidad. Por eso nos alarman.

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Sin categoría

“Cine argentino bajo las estrellas” en la Manzana de las Luces

Por Carlos Szwarcer

CINEMA DE LAS LUCES

Ciclo “Cine argentino bajo las estrellas” en la “Manzana de las Luces”

Miércoles 17 de febrero

“Voley” (2014) – Director: Martín Piroyansky


“Voley” (2014) – Director: Martín Piroyansky

Duración: 95 min.

Productora: Patagonik / MyS / Gazz

Elenco: Martín Piroyansky, Violeta Urtizberea, Inés Efrón, Chino Darín, Vera Spinetta,Justina Bustos

Sinopsis:

Nicolás, Pilar, Cata, Manuela y Nacho son amigos desde la adolescencia. Rondando los 30 siguen unidos, aunque con más diferencias que puntos de encuentro. Nico propone festejar la noche de año nuevo en la casa familiar del Tigre y pasar unos días de vacaciones. Sin consultar, Manuela invita a Belén, su amiga de la infancia.

Manzana de las Luces

Perú 222. Ciudad de Buenos Aires

Entrada libre y gratuita

20,30 hs

-

Y el próximo miércoles 24 de febrero:  ”Refugiado”. Dir Diego Lerman (2014)

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Sin categoría

Luna y Planetario. Buenos Aires en el naif de Pilar Sala

Por Carlos Szwarcer


Pilar Sala tiene como característica,  un especial candor. Visualiza el mundo de acuerdo a una interpretación muy particular.  Nacida en Buenos Aires, autodidacta por naturaleza, recrea con imágenes totalmente surrealistas producto de su creatividad y fantasía.   Más que en la observación se basa en la imaginación, hecho que hace tan característica y reconocible su obra. Licenciada en Ciencias Políticas, la pintura fue el fruto de un desafío caprichoso. No sigue la linea de ningún otro naif.

Luna y Planetario. öleo de Pilar Sala

Fuente: http://www.artenaif.com/

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Barrios, Fotos e imágenes de la Ciudad, Poesías y otros territorios de las musas, Sin categoría

Si te viera Garay

Por Carlos Szwarcer


El sentimiento por Buenos Aires en la canción de Eladia Blázquez  “Si te viera Garay”


SI TE VIERA GARAY

(Habanera 1980)

Música: Eladia Blázquez

Letra: Eladia Blázquez


Te pueblan tantos ecos y tantos sones,

que cuesta imaginarse tu voz primera…

Una cadencia “tana” con acordeones

y la raíz hispana de la habanera.

Quien te fundó, sabía que en la mixtura

acaso encontrarías por elegida,

ese crisol de razas y la ternura

que nutriría luego, tu propia vida.


¡Ay!… Si te viera Garay

Si te ve…

Lo bonita que estás,

de orgulloso nomás,

él te funda otra vez.


Quién inventó tu puerto… ¡Qué bien lo hizo!…

Con sus ojos abiertos, mirando al mundo

fueron las aguas tuyas como el bautizo,

para aquellos que anclaban en tu terruño.

En las crecidas rosas de tu progreso

hay un poco de sangre de mis abuelos

que llegaron soñando con el regreso

y eligieron morirse bajo tu suelo.

-

Para escuchar la canción, interpretada por Eladia Blázquez en:

https://www.youtube.com/watch?v=sJkt2NupKzw

o por Silvana Gregori, en https://www.youtube.com/watch?v=Hi3njaJKCxk

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Sin categoría

La Pirámide de Mayo

Por Carlos Szwarcer

LA PIRÁMIDE DE MAYO fue construida en 1811 para celebrar el primer aniversario de la Revolución de Mayo. Primer monumento patrio que tuvo la Ciudad de Buenos Aires

Pirámide de Mayo en 1854 el día de la jura de la Constitución.

Levantada en la antigua Plaza de la Victoria, para conmemorar el primer aniversario de la Revolución de Mayo, las obras de esta Pirámide se iniciaron el 6 de abril y concluyeron el 24 de mayo de 1811. Fue construida en ladrillos y reforzada en madera, con una altura de 14 m. En 1812 estaba rodeada por una reja de hierro, baja, sostenida por pilares y en cada esquina un farol de aceite. Punto de convocatoria para las fiestas republicanas, a través de los años sufrió algunas modificaciones. Como las de 1856/57 cuando el arquitecto pintor Prilidiano Pueyrredón cubrió la pirámide original con otra coronada por la estatua de la libertad, obra del escultor francés J. Dubourdieu. Hacia entonces se agregaron otras cinco estatuas -cuatro de ellas también de Dubourdieu- representando el Comercio, la Agricultura, las Ciencias y el Arte.

Más tarde, en 1875, se reemplazaron las cuatro estatuas, por otras con nuevos significados. En 1884, el intendente Torcuato de Alvear hizo demoler la Recova, que separaba la Plaza del Fuerte con la Plaza de la Victoria, quedando de esta manera la Pirámide descentrada respecto al nuevo espacio unificado de la Plaza de Mayo. Las transformaciones que vivía una sociedad europeizada, hacia 1910 hicieron peligrar la suerte de este monumento, que intentaban reemplazarlo por otro conmemorativo de la Revolución de Mayo,  Por fortuna, triunfó la defensa de la Pirámide que hicieron algunos ciudadanos, y en 1912, fue trasladada a su actual emplazamiento.

Pirámide en su actual ubicación frente a la Casa Rosada.

DIRECCIÓN:  CENTRO DE LA PLAZA DE MAYO.  BARRIO: MONTSERRAT

AÑO/S 1811

AUTOR/ES  ALARIFE FRANCISCO CAÑETE (ORIGINAL);

ARQ. PRILIDIANO PUEYRREDÓN (ACTUAL)

MONUMENTO HISTÓRICO

Fuente: Guía del patrimonio cultural de Buenos Aires 1 : edificios, sitios y paisajes. - 1a ed. -Buenos Aires Dirección General Patrimonio e Instituto Histórico, 2008. Pág 192.

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Sin categoría

Constitución: mi barrio (Juan José Sebreli)

Por Carlos Szwarcer

Juan José Sebreli nació en el Barrio de Constitución, en la ciudad de Buenos Aires, el 29 de diciembre de 1930. Destacado sociólogo, historiador, crítico literario y filósofo argentino, en su libro : “De Buenos Aires y su gente”, escribe sobre “su barrio”.

“La rutina alternándose con la aventura, y el espíritu sedentario perturbado a veces por otro, vagabundo, me llevó a recorrer los lugares, los rincones más lejanos y raros del mundo, pero fatalmente estoy condenado a ser sólo un porteño nacido en el barrio Sur. Mis recuerdos más entrañables estarán para siempre ligados a algunas modestas calles de Buenos Aires, que para nadie, fuera de sus propios habitantes, tienen el menor interés: la calle Brasil, donde nací, o la calle Pedro Echagüe, donde nació mi madre. Durante muchos años las calles tenían la dirección en que yo las recorría siempre [...]. Me alegro de haber nacido y vivido largos años cerca de una gran estación terminal con su movimiento, su cambio constante, su inestabilidad, esa impalpable sensación de aventura que traían los silbatos desgarrados de los trenes en las noches de viento. La estación Constitución era una especie de puerto enquistado en el corazón de la ciudad. Pienso que esa atmósfera algo influyó en mí. [...] También los modos de habitar o de trasladarse afectan los modos de ser.

Juan José Sebreli

La imponente estación de ferrocarril, de estilo victoriano, era un resumidero de los pueblos más oscuros, de las viviendas de obreros, de los terrenos comprados a plazo, del balneario de Quilmes, la playa de los pobres. Frente a la estación, la calle Lima, bullente de fondas (2) con las paredes pintadas por artistas populares hoteluchos, cafetines, bares automáticos, [...] y la vereda llena de vendedores ambulantes, charlatanes de feria, mendigos, canillitas, lustrabotas, le daban un aire de mercado persa.

Cerca de la estación, entre las calles Pedro Echagüe y 15 de Noviembre, un callejón amarillento hacía pensar en el Londres de las novelas de Dickens (3) o en el conventillo de El pibe (4) de Chaplin. Siguiendo por el empedrado de Pedro Echagüe hacia Entre Ríos, se abría un amplio horizonte de cielo [...]. Ese cielo muy cerca de la calle, realzaba los distintos matices de la luz, el resplandor silencioso de la siesta, el melancólico celaje lila del crepúsculo o el misterioso claroscuro de la noche. También ese cielo desapareció con la vieja ciudad, el cielo de Buenos Aires es hoy muy alto, recortado por los últimos pisos de las torres, muy alejado de la calle. Cruzando los puentes de Constitución [...] desde cuyos hierros mi infancia contemplaba fascinada, entre humo negro y chispas ardientes, un cementerio de locomotoras viejas detenidas en vías muertas [...], comenzaba una de las zonas con más carácter de la ciudad. Una perspectiva de calles en declive con plantas silvestres creciendo entre las baldosas, con interminables paredones de ladrillo ennegrecidos por el humo, chimeneas, y un tren aéreo pasando por encima de las casas. [...] esas calles tenían el misterio teatral de un escenario vacío [...].

Mis paseos por Barracas terminaban en el umbrío Parque Pereyra, con su encanto melancólico de jardín abandonado, con un lago artificial [...] y hasta con una leyenda gótica de fantasmas que aparecían en la noche atribuidos a una pareja de amantes que se habían suicidado en el lago, aunque el folklore del lugar responsabilizaba al cura de la Iglesia de enfrente quien se proponía ahuyentar con esa historia a las parejas nocturnas.

El otro foco de atracción del barrio era el viejo y enorme Mercado del Sur [...] que fue destruido por la apertura de la avenida 9 de Julio. Acompañar a mi madre al Mercado era la aventura de internarse en ese intrincado laberinto de callejuelas bordeadas de puestos abigarrados y hormigueante de gente, de ruidos, de olores y colores. [...]

[...] En realidad el barrio de mi infancia y de mi adolescencia desapareció en su totalidad, desaparecieron las dos calles mayores, Lima y Bernardo de Irigoyen, cortadas por la avenida 9 de Julio; desaparecieron los cines en los que pasé tantas tardes, los tranvías que surcaban sus calles; desapareció el bullente Mercado del Sur, el teatro “Variedades”, desaparecieron las familias pequeño-burguesas, y el barrio se convirtió en un mero lugar de tránsito. La Autopista y los ensanches contribuyeron a darle un clima de ruina y desolación. [...] Cuando ahora vuelvo al barrio, en el que ya no vivo, impulsado por la nostalgia, me siento como los emigrados que regresan a la aldea natal después de muchos años de vivir añorándola para descubrir que ya nada tiene que ver con aquella en que vivieron.

No quiero idealizar al Constitución de ayer, sé muy bien que las brumas del recuerdo transforman al barrio natal en algo que no existió del todo realmente [...]. Pero, por otra parte, el mito del barrio tiene también su justificación. El rechazo del presente puede permitir ver los aspectos negativos de un “progreso” que por sus propias contradicciones siempre va unido a algún retroceso. La nostalgia [...] puede ser más crítica que ciertos “progresismos” [...] demasiado adheridos a lo nuevo, a lo último como lo mejor. La nostalgia es también el “no me olvides” de los encantos de la ciudad vieja perdidos por los avances capitalistas [...].

[...] los lugares de una ciudad son como hitos que sirven de orientación y reconocimiento de sus habitantes en el espacio, y de identidad y permanencia en el tiempo. Pero Buenos Aires es [...], una ciudad desaparecida bajo los cataclismos y los avatares de historia [...]. No hay progreso, pero todo cambia, y en un corto lapso de vida, nadie puede volver a encontrar las calles de su niñez, y uno se pierde en un laberinto de calles nuevas, desconocidas, sin recuerdos. [...] los lugares que formaron una parte inseparable de mi vida, han sido tan fugaces como los momentos que en ellos pasé, tan inasibles como los años; ya no existen en el espacio real visible sino tan sólo en la frágil trama de mis recuerdos.

En viejísimas ciudades asiáticas y europeas en las que tantas cosas permanecen inmutables, en las que el pasado se confunde con el presente, no sentí nunca el paso irreversible del tiempo como al volver al barrio de la ciudad sin ayer, donde apenas treinta años antes parecen ya una época perdida, y el pasado tanto más remoto cuanto más cercano”.


* Fragmentos de “Constitución: mi barrio”, J. J. Sebreli, en “De Buenos Aires y su gente”, Centro Editor de América Latina, 1982.


Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Sin categoría

El “Parque Japonés”. Hace 100 años. Publicidad del 27-11-1915

Por Carlos Szwarcer

El Parque Japonés, obra faraónica y popular lugar de diversiones, fue diseñado por el arquitecto suizo Alfred Zucker. Se encontraba ubicado en Av. Libertador y Callao. Inaugurado el 3 de febrero de 1911, dejó de funcionar en 1930.

En 1939 se construyó un segundo Parque Japonés a pocas cuadras del anterior, en los terrenos donde hoy se encuentra el Hotel Sheraton en el barrio de Retiro. A partir de 1944 se lo comenzó a llamar “Parque Retiro”. Fue demolido el 11 de Julio de 1961.

-

La Revista Caras y Caretas de hace exactamente 100 años (27-11-1915) publicitaba del siguiente modo ese primer “Parque Japonés” de la Ciudad de Buenos Aires (1911-1930) .


PARQUE JAPONÉS. — Diversiones sanas y económicas. — Grandes

fiestas al aire libre. — Por un peso, entrada al Parque, al teatro y a una atracción.

La entrada al Parque Japonés en noviembre de 1915

La banda-orquesta dando un concierto en los jardines del Parque Japonés (1915)

Parque Japonés. Las atracciones «El Bobby" y "Water Chute>, frente al lago. (1915)

Fotos: Revista Caras y Caretas (Buenos Aires). 27/11/1915, n.º 895.

.

Estampas de Buenos Aires. Blog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Sin categoría

Buenos Aires Celebra Paraguay (domingo 17 de mayo de 2015)

Buenos Aires Celebra Paraguay comenzará con una procesión que acompañará a la imagen de la Virgen de Caacupé, que será bendecida por un sacerdote del Equipo Pastoral Paraguayo. Luego del paso de la imagen, se dará comienzo a la actividad en los stands gastronómicos y culturales.

Para este evento se dispondrán más de 100 stands donde se podrá disfrutar de platos típicos, como chipá, sopa paraguaya, sopa de porotos y cascos de guayabas, artesanías e información relativa al Paraguay.


Además, no faltarán los grupos de baile, cantantes y poetas que ofrecerán distintos shows sobre el escenario. También habrá un taller de danzas paraguayas a cargo de la profesora Sindy Molinas.

Participarán artistas de la colectividad paraguaya como el grupo Grupo de danzas folklóricas Panambi del Centro Social Cultural “Silvio Morinigo”, el ballet internacional Ykua Salas y el cuerpo de danzas Ko ëmbota del Centro Manuel Ortiz Guerrero. También subirán al escenario los cantantes solistas Joel Ortigoza, Pablo Ríos y Teresita Vellozo. Varios poetas recitarán sus obras, entre ellos, Ysabel Aguinagalde, Elcira Viviani y Víctor Hugo Candia.

Habrá un inflable gigante para que todos los chicos puedan jugar en una tarde que será de fiesta…

Este evento es organizado por la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del gobierno porteño, a través de su Dirección General de Colectividades, junto a la Federación Paraguaya en la República Argentina (FEPARA).

Los Buenos Aires Celebra son eventos para que toda la familia pueda formar parte de la diversidad cultural que late en la Ciudad de Buenos Aires.

Domingo 17 de mayo, desde las 11h | Av. de Mayo entre Lima y San José

ACTIVIDAD GRATUITA

Fuente: http://agendacultural.buenosaires.gob.ar/evento/buenos-aires-celebra-paraguay/7167


“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Concursos-Exposiciones- Convocatorias, Eventos Culturales, Paraguayos, Preservación del Patrimonio Cultural, Sin categoría

El Grito del Defunto (El Grito del Difunto). Publicado en el periódico “El Amaneser” (Estambul,Turquía).

Por Carlos  Szwarcer

“El grito del Defunto ” (El grito del Difunto)
* Cuento breve basado en hechos reales, publicado en el periódico “El Amaneser” el 1 de octubre de 2014. Pág 6. (Estambul,Turquía).


Originalmente fue publicado en “Los Muestros”, Nº 62. Marzo de 2006, en castellano, Bruselas. Bélgica con el título “El Grito del Difunto”. Su Versión traducida al djudesmo (judeo-español) fue ajustada para su publicación en “El Amaneser”.


Ver original en castellano en: http://cronoscultural.blogspot.com.ar/2010/11/el-grito-del-difunto.html

Crónicas-Ensayos, Desde afuera..., Narrativa-Cuentos-Relatos, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural, Sefaradíes, Sin categoría, Turcos
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda