Estampas de Buenos Aires

Blog de Carlos Szwarcer en Monografias.com

 

Preservación del Patrimonio Cultural

Hasta después de muerta. A 100 años de su estreno

Por Carlos Szwarcer

El Museo del Cine presenta un clásico del período mudo del cine argentino “Hasta después de muerta”, protagonizada por el inolvidable Florencio Parravicini, con motivo de la celebrando del año del centenario de su estreno (13 de Agosto de 1916).

Sábados y domingos de febrero a las 16 y 18h. Entrada libre y gratuita.

Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken

Dirección: Caffarena 49. Ciudad de Buenos Aires

Actividad Gratuita



La película fue rescata gracias a la labor de colaboración entre el Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken y el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, y como resultado del largo trabajo que vienen realizando desde hace años los especialistas argentinos en preservación cinematográfica. El resultado fue editado bajo el pack “Mosaico Criollo”, para dicho trabajo se realizó un esfuerzo mancomunado entre el Museo del Cine, el Archivo General de La Nación, la Fundación Cinemateca Argentina, Aprocinaín, con el apoyo de Cinecolor argentina, dynamopost y la Universidad del Cine que rescató diversas películas del período mudo argentino, entre ellas, “Hasta después de muerta”.

La película se estrenó el 13 de Agosto de 1916 en el cine Callao, el Museo del Cine resguardó su existencia hasta el presente.

Dirección: Eduardo Martínez de la Pera, Ernesto Gunche y Florencio Parravicini

Con: Florencio Parravicini, Orfilia Rico, Silvia Parodi, María Fernanda Ladrón de Guevara, Enrique Serrano

El recuerdo de una muerta se impone desde el título y el film consiste en un prolongado flashback. Se inicia en la Chacarita, con una panorámica que recorre las tumbas y se detiene en la de Elvira Meró. Frente a ella, un niño y su padre reviven su historia. Huérfana y sin dinero, Elvira (Silvia Parodi) se emplea como cajera en un comercio, donde es acosada por el gerente (Enrique Serrano). En la pensión de doña Abundia de Palomeque (Orfilia Rico) encuentra amparo. Sus pensionistas Sofanor Garramuño y Luis Rodríguez (Parravicini, y Argentino Gómez, muy excedidos en años), son estudiantes crónicos de medicina,quienes pronto simpatizan con Elvira. Entre Luis y la chica surge una relación. (Andrés Insaurralde)

.

Fuente: http://agendacultural.buenosaires.gob.ar

.

Estampas de Buenos Aires. Bog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Efemérides, Eventos Culturales, Fotos e imágenes de la Ciudad, Narrativa-Cuentos-Relatos, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural

Historia del edificio Kavanagh. A 80 años de su inauguración.

Por Carlos Szwarcer

A comienzos de la década de 1930 Corina Kavanagh era una joven estanciera de origen irlandés, excéntrica e interesada en todo lo que fuera vanguardia, al punto que hacia 1933 tuvo la idea de vender dos de sus estancias para construir un edificio de rentas destinado a vivienda. Hay quienes dicen que la idea fue en realidad de sus abogados, Diego Garret Kavanagh y Pablo Cárdenas. Sin embargo, lo cierto es que Corina vendió sus tierras y compró un terreno sobre la barranca que da a la Plaza San Martín, un triángulo que forman la unión de las calles Florida y San Martín. Este terreno pertenecía a Carlos Alfredo Tornquist, quien alguna vez planificara la extensión del Plaza Hotel a toda la manzana. Sin embargo, finalmente no fue así y Tornquist lo vendió a la señora Kavanagh. La zona donde se levantaría el futuro edificio era una de las más cotizadas de la ciudad e incluso había sido proyectada por la Comisión de Estética Edilicia como la “gran puerta de entrada a la ciudad”, ya que en el bajo se encontraban las Estaciones “Retiro” de los Ferrocarriles Central Argentino, Pacífico y Central Córdoba (hoy Mitre, San Martín y Belgrano).

La intención de Corina Kavanagh era que su edificio le devolviera buena parte del dinero invertido. Su idea era destinar el alquiler de sus departamentos a las jóvenes familias ricas de Buenos Aires, los únicos que habían podido sobrevivir a la crisis económica. Por eso, se preocupó de que tuviera todo lo mejor de la época en cuanto a confort y adelantos. Para el proyecto fue convocado el estudio conformado por el arquitecto uruguayo Gregorio Sánchez (1881-1941), el ingeniero Ernesto Lagos (1890-1977) y Luis María de la Torre (1890-1975).

El 24 de junio de 1933 fue subastada la demolición de las construcciones que existían en el terreno donde se levantaría el futuro edificio y a fines del mes de agosto éste quedó totalmente liberado de escombros. Finalmente, se comenzó con la estructura en enero de 1934, quedando las obras a cargo de la Empresa Constructora Rodolfo Cervini S.A. En un primer momento el Edificio Kavanagh iba a tener una altura similar a la de su vecino Plaza Hotel, pero finalmente, se decidió construir un rascacielos, que fuera el edificio más alto de Buenos Aires. No fue difícil conseguir el permiso de la Municipalidad para aumentar la altura original, ya que el rascacielos remarcaría la idea de “puerta de la ciudad” que se pretendía para su entorno. Como compensación se pidió que se abriera una calle transversal semipública de 10 metros de ancho entre el Plaza Hotel y el futuro edificio. La noticia fue recibida con asombro y júbilo por la opinión pública porteña.

En La Nación del 3 de febrero de 1934 se publicó que “Buenos Aires quiere librarse de la chatura que le oprime y que sus urbanistas y críticos le enrostran con frecuencia y tiende a elevarse por sobre el ordenado amontonamiento.”

Según la leyenda, Corina Kavanagh, enemistada con la Iglesia Católica, decidió construir el rascacielos para taparle la visión de la Iglesia del Santísimo Sacramento (sobre la calle San Martín) a su amiga Mercedes Castellanos de Anchorena, quién donara el dinero para la construcción de la misma y por ese entonces viviera en la mansión que hoy es el Ministerio de Relaciones Exteriores. No obstante, parecería ser que esta historia es solo un mito, ya que hay quienes dicen que Corina nunca estuvo peleada con la Iglesia. Además, Mercedes de Anchorena murió hacia 1920, mucho tiempo antes de la construcción del edificio.

El hormigonado del “Edificio Kavanagh” se terminó el 28 de octubre de 1934. En ese entonces, se convirtió en la estructura de hormigón armado más alta del mundo, superando al Prédio Martinelli de San Pablo. La construcción fue celebrada por todos los porteños, al punto que aprovechando el Congreso Eucarístico que se llevó a cabo en Buenos Aires en octubre de aquel año, fue instalada una cruz gigante sobre la fachada, en la parte más alta del edificio. La obra duró tan solo 20 meses ya que finalizó el 30 de septiembre de 1935, costando un total de $3.617.496. El edificio fue finalmente inaugurado oficialmente el 15 de enero de 1936. Con unos 110 metros de altura hasta la azotea y 120,35 hasta la cima del mástil, se convirtió en el edificio más alto de Argentina y de Latinoamérica. Sus 30 pisos también fueron un récord para la historia de la construcción del país, ya que era la primera vez que un edificio llegaba a esa cantidad de niveles altos. Su altura superó al Palacio Barolo, al Edificio SAFICO e incluso a los 106 metros de las torres de la Basílica de Nuestra Señora de Luján, terminada en 1930.

El Kavanagh debió limitar sus plantas al complejo perímetro triangular del terreno. Fue construido en base a cinco volúmenes yuxtapuestos. Francisco Liernur opina que desde el punto de vista estilístico repite un tratamiento difundido en Estados Unidos e incluso ya practicado por sus autores en el edificio de Córdoba y Libertad, donde se anticipa la escalonada silueta del rascacielos de la Plaza San Martín.  “Se trata de un perfecto híbrido, de una respuesta de compromiso a distintos requerimientos, resuelta con gran inteligencia compositiva. Compromiso entre programa y normas edilicias, entre contexto inmediato y significación urbana, entre enraizamiento y objetualidad, entre tipología moderna y resolución tradicional en planta, entre dinamismo y frontalidad, entre vanguardismo tecnológico y resolución artesanal.”

Los números del Kavanagh fueron sorprendentes para su época. Durante su construcción debieron prepararse 1.500 planos y planillas para una superficie edificada de 25.800 m2.  En las estructuras de hormigón fueron utilizadas 1.600 km. de barras de hierro en tanto que el total de las cañerías de agua, vapor, desagües y conductores eléctricos alcanzó los 90 km. La instalación eléctrica fue equivalente a la que se necesitaría para abastecer a una ciudad de 80.000 habitantes, a la vez que el equipo refrigerante del acondicionador de aire (único en el mundo) podía generar hielo para un conglomerado urbano de 75.000 personas. En las obras llegaron a trabajar 613 obreros diarios… para conducir el total de 23.260 tn. de materiales empleados fue necesario hacer 5.000 viajes de camión.

Al momento de su construcción el Kavanagh fue considerado como el edificio de renta más completo de Sudamérica, además de ser el primero del mundo en tener un equipo de aire acondicionado central.  Como se deseaba contar con los servicios más modernos, todos los departamentos tuvieron cocinas eléctricas… en los “offices” y “halls” de servicio fueron instalados muebles metálicos. Los placards de los dormitorios, a su vez, fueron equipados con estantes de cedro.

El esquema del edificio se compone de sótano, planta baja, 30 pisos con un total de 102 viviendas repartidas en seis alas y un mirador en la terraza, lo que sería el piso 31°. La planta baja fue dedicada a los grandes ambientes de recepción, con entrada cubierta para autos, salas de espera, de informaciones, de teléfonos, toilettes, vestíbulos y galerías. Sobre el frente de la calle Florida se ubicó la entrada principal (N° 1065) así como también varios locales para negocios, en tanto que sobre San Martín fueron instalados pequeños consultorios para profesionales con entradas directas desde la calle. En el hall central se ubicaron los 12 ascensores rápidos… El ingreso fue enmarcado por una puerta giratoria y una escalinata de mármol. Los palieres que se abren hacia las alas del edificio, a su vez, fueron diseñadas con boiserie de roble y sillones de cuero a sus lados. Hay quienes dicen que todo el mobiliario y las obras de arte eran propiedad de Corina Kavanagh.

El piso 31°, tiene una terraza mirador de 80 m2 de superficie con un observatorio astronómico…El piso más lujoso es el 14°, compuesto por un solo departamento que tiene tres terrazas y ocupa casi 700 m2.Por esa vivienda pasaron Maurice Chevalier, Charles Aznavour, Edith Piaf, Sammy Davis Jr. y Camilo Sesto, entre otros. Allí también, en el jardín, solía tomar sol Nélida Lobato. … Muchos famosos fueron residentes de edificio, y Corina Kavanagh ocupó e sexto piso hasta el día de su muerte, ocurrida en 1984.

En 1948, fue aprobada la Ley N° 13.512 de Propiedad Horizontal. Hasta ese momento los edificios destinados para vivienda no podían ser vendidos por unidades, dado que la legislación existente impedía fraccionar los inmuebles en propiedad horizontal. Esta ley tardó mucho tiempo en ser aprobada en Argentina, sobre todo si comparamos con otros países de Sudamérica, tal el caso de Brasil (1928), Chile (1937) y Uruguay (1946). Una vez aprobada, los edificios en Argentina presentaron sectores de propiedad exclusiva (departamentos) y áreas de propiedad común (accesos, servicios, etc.). Corina Kavanagh perdió gran parte de su fortuna a causa de la Ley de Propiedad Horizontal, ya que debió vender todos sus departamentos. Sólo mantuvo para sí dos del ala C, en el 6° y 7° piso.

Durante los primeros gobiernos de Juan Domingo Perón (1946-1955) el Kavanagh fue atacado por ser considerado como un baluarte de la aristocracia. Hay quienes dicen que Evita quiso comprarlo o en peor situación para los propietarios, expropiarlo, para destinarlo a los trabajadores. Algunos vecinos cuentan que cuando la quema de las iglesias en 1955, hubo algunos fanáticos que quisieron incendiar el edificio, cosa que no llegó a concretarse porque allí vivía el Secretario de Comercio de Perón.

El Edificio Kavanagh completó la tetralogía de los rascacielos modernistas en Buenos Aires, junto con los edificios COMEGA, SAFICO y el Ministerio de Obras Públicas. En la actualidad, es uno de los símbolos más importantes de la ciudad. Además, es un hito en la arquitectura de nuestro país. Los laureles que obtuvo son múltiples: Premio Municipal de Casa Colectiva y Fachada (1936), Mención Honorable del “American Institute of Architects” (1939), Hito de la Ingeniería Civil Internacional (1994) y Patrimonio Mundial de la Arquitectura de la Modernidad en la lista de la UNESCO (1999). En el caso del tercer premio mencionado, cabe destacar que lo otorga la “Asociación de Ingeniería Civil de Estados Unidos” y que solo fue entregado a 17 obras, entre ellas la Torre Eiffel y el Canal de Panamá. Finalmente, no podemos dejar de mencionar que en abril de 1999, la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos lo declaró Monumento Histórico Nacional.

No cabe ninguna duda de que el Kavanagh marcó un punto de inflexión en la historia de los rascacielos de Buenos Aires. Es que por más que ya no sea el más alto, siempre será “el” rascacielos porteño por excelencia. En este sentido, el arquitecto César Pelli, quien llama al Kavanagh “porteño entrañable”, explica que “un rascacielos va más allá [de la altura] y responde también al rol simbólico-espiritual de destacarse sobre el cielo. Reconoce que la gran altura trae aparejada la responsabilidad de darle forma a la silueta de la ciudad. No podemos imaginarnos a París sin la torre Eiffel o a Nueva York sin el Empire State. El edificio Kavanagh es un buen rascacielos. Llega al cielo en varios pasos reverentes y su tope es delicado y reconocible.

A fines de la década del 1930, el Kavanagh comenzaría a dejar de ser el edificio más alto de Latinoamérica, así como también el más alto del mundo construido en hormigón armado. Una vez más sería la ciudad brasileña de San Pablo la que tomaría la posta. Hacia 1939 el BANESPA (Banco del Estado de San Pablo) se encontraba en un momento de expansión y por lo tanto necesitaba construir una sede más grande. Así fue que en ocho años levantó una mole de 35 pisos y 161 metros de altura que superó ampliamente al Kavanagh. El Edificio del BANESPA estaba inspirado en el Empire State Building de Nueva York,


Fuente: “RASCACIELOS PORTEÑOS. 1ra ed. Buenos Aires. Gobierno  de la Ciudad de Buenos Aires, 2005.

© Copyright 2005 by Leonel Contreras

* Aquí presentamos- del libro mencionado- un resumen del Capítulo VII: “EL GIGANTE DE LA BARRANCA. -Historia y leyenda del Edificio Kavanagh-”

.

Estampas de Buenos Aires. Bog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Crónicas-Ensayos, Fotos e imágenes de la Ciudad, Preservación del Patrimonio Cultural

Buenos Aires – París – Buenos Aires (Roberto Plate)

Por Carlos Szwarcer

El Museo Nacional de Bellas Artes, entre el 12 de enero y el 27 de marzo, realiza una exposición antológica del artista argentino Roberto Plate, en la que se presenta su obra pictórica, su labor como escenógrafo y se recrean varias de sus instalaciones históricas.

Buenos Aires – París – Buenos Aires se propone como un homenaje a la trayectoria de un artista insoslayable de nuestra historia, ligado a los vaivenes de la vida social y política del país desde los años sesenta.

La exposición permite acceder al original universo poético de Plate y apreciar la compleja articulación de todas sus líneas de trabajo, que van de la pintura a la escenografía, de la performance a la instalación, construyendo un interrogante radical a nuestra época desde diversos registros.

La muestra cuenta con la curaduría de Raúl Santana y el apoyo de la Embajada de Francia en Argentina, y reúne algunas de las obras más importantes del artista en su faceta como pintor y de su incursión en diferentes técnicas y géneros que abarcan el arte conceptual, las instalaciones, el happening y el teatro.

En el núcleo histórico de la exposición se exhiben aquellas obras emblemáticas que Plate realizara en la década del sesenta. Se trata de las instalaciones que imitan la realidad en un intento de que el público no lo advierta, como Los ascensores (1967, Museo de Arte Moderno) y Baños Públicos (1968, Instituto Di Tella), obra que, debido a los grafitis contra la dictadura militar del General Juan Carlos Onganía pintados por el público, provocó la clausura de la muestra constituyendo uno de los hitos y de las mayores censuras en la historia del arte argentino. Este hecho marcó la carrera y la vida de Plate y motivó su partida hacia París, ciudad donde aún reside.

También forma parte de la muestra una de sus obras de mayor impacto visual, la nueva versión de la instalación Reflejos, presentada originalmente en París en la década del noventa.

Asimismo, la exhibición cuenta con un video documental que recopila entrevistas, registros de muestras anteriores, instalaciones, escenografías, trabajo en el taller y cortos que dan cuenta de la gran trayectoria que Roberto Plate ha desarrollado en Europa y Argentina.

“Es un orgullo presentar esta exposición antológica de Roberto Plate en el comienzo de mi gestión como Director del Museo Nacional de Bellas Artes”, sostiene Andrés Duprat. “La muestra se propone como un homenaje a la trayectoria de un artista insoslayable de nuestra historia, que padeció censuras, exilios y exclusiones del sistema de circulación de las artes. Podemos considerar su corpus de obra como un proceso de búsqueda e indagación constante sobre el sentido de un mundo en mutación. El artista le toma el pulso a cada época, la condensa, la conjura, le mira el revés de la trama; irreverente ante la historia, vive intensamente en la más pura contemporaneidad”.

“La obra de Roberto Plate parece responder con sus aristas múltiples, a aquella reflexión aristotélica que dice: toda materia desea ser forma, pero no se puede llegar a la forma sin interpretar el deseo de la materia, que es lo que nuestro artista ha sabido encontrar en cada una de sus más variadas expresiones”, sostiene por su parte Raúl Santana en su texto curatorial.

Roberto Plate nació en 1940 en Buenos Aires. Estudió en la Academia de Bellas Artes de Múnich a principios de los sesenta y vive en París desde 1970. Sus obras se han exhibido en el Instituto Di Tella, la Fundación Klemm, Fundación Proa, Galería Praxis, Galería Wussmann, Centro Cultural Recoleta, École de Beaux-Arts y Galerie Skyline de París, y sus escenografías fueron puestas en escena de algunos de los teatros líricos más importantes del mundo.

Roberto Plate. Buenos Aires - París - Buenos Aires. Antológica puede visitarse hasta el 27 de marzo, de martes a viernes de 12:30 a 20 hs., y sábados y domingos de 9:30 a 20 hs. Las visitas guiadas a la exposición se realizan a partir del 21 de enero, de jueves a domingos a las 18 hs.

Fuente:

http://www.cultura.gob.ar/agenda/muestra-antologica-de-roberto-plate/

LUGAR: MNBA - Museo Nacional de Bellas Artes.  Av. del Libertador 1473. Recoleta. Ciudad de Buenos Aires. Argentina. Tel: +54 (011) 5288-9945

.

Estampas de Buenos Aires. Bog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Concursos-Exposiciones- Convocatorias, Eventos Culturales, Fotos e imágenes de la Ciudad, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural

Muestra de tapas de las revistas y sus ilustraciones en la Argentina.

Por Carlos Szwarcer

Muestra de la historia de las tapas de las revistas y sus ilustraciones en la Argentina. Del 23 de enero a fines de marzo en el Edificio de la Munich.

Fecha: 23 01 al 31 03 2016. Lunes/Martes/Miércoles/Jueves/Viernes de 11:00 hs a 18:00hs, excepto feriados. Sábados y Domingos de 10:00 hs a 20:00 hs, excepto feriados

Dirección: Avenida De Los Italianos 851 (Ciudad de Buenos Aires)

La muestra “De tapas” exhibe las ilustraciones originales que desde las portadas de las revistas sedujeron a sucesivas generaciones de lectores, convirtiendo a los quioscos en imprevistas galerías de arte al paso. Así, por una parte despojadas del andamiaje de la producción editorial y de la inmediatez de su función original, estas ilustraciones pueden apreciarse especialmente a través de sus valores plásticos. Hoy se releen como el repertorio documental de una extraordinaria iconografía. El impacto visual y la sugestión de los motivos y resoluciones técnicas, los estilos identitarios contundentes y la gran potencia de sus figuras han surgido desde la práctica editorial periodística de los ilustradores, devenida en solapada academia.

En tanto la ausencia de dibujo, la preponderante fotografía y el predominio del diseño gráfico homogeinizan equilibrando visualmente el cartelismo actual, licuando el impacto, la seducción y la conmoción que durante más de un siglo produjeron las portadas como ventanas de ese hervidero de discursos que es la revista, “De tapas” habilita una revisión histórica de las grandes inflexiones de las máscaras de las publicaciones periódicas y del modo en que asaltaron la calle.

Con más de 100 obras originales exhibidas junto a sus éditos, la muestra”De tapas” comprende trabajos de Hugo Pratt, José Luis Salinas, Alberto y Enrique Breccia, Guillermo Roux, Raúl Fortín, Dante Quinterno, Andrés Cascioli, Oscar Chichoni, Lino Palacio, Carlos Nine, Lucho Olivera y Alfredo De La María, entre otros. La mayor parte de las obras originales nunca habían sido exhibidas, y algunas aún permanecen inéditas, permitiendo reconstruir los pasos en la singular producción del arte.

Curador: José María Gutiérrez.

ENTRADA. General: Jueves a domingos y feriados $10; lunes, martes y miércoles gratis. Menores de 14 años: gratis todos los días. Sábados gratis presentando la tarjeta VOS

Fuente: http://agendacultural.buenosaires.gob.ar

.

Estampas de Buenos Aires. Bog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Comentarios de Libros y Publicaciones, Concursos-Exposiciones- Convocatorias, Eventos Culturales, Fotos e imágenes de la Ciudad, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural

Astor Piazzolla por Pérez Celis (Piazzollanando.1994)

Por Carlos Szwarcer

El artista plástico Pérez Celis (1939- 2008), interesado por el tango argentino, pintó “Piazzollanando”, en homenaje al extraordinario músico Astor Piazzolla (1921- 1992).

Pérez Celis- Técnica mixta sobre tela. 192 x 161 cm (1994).

Fuente: http://www.coleccionfortabat.org.ar

.

Estampas de Buenos Aires. Bog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Concursos-Exposiciones- Convocatorias, Fotos e imágenes de la Ciudad, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural

Casa natal del general Manuel Belgrano

Por Carlos Szwarcer

El general Manuel Belgrano, uno de los más grandes próceres argentinos, nacíó el 20 de junio de 1770 en el solar de Av. Belgrano 430, entre Defensa y Bolívar (ciudad de Buenos Aires), a metros de la Iglesia de Santo Domingo.  Al final de su vida, fue trasladado enfermo y falleció a esa misma casa de nacimiento.

La imagen corresponde al año 1909. La histórica propiedad fue vendida y posteriormente demolida. Con el tiempo, en ese lugar se construyó el “edificio Calmer”.

.

Estampas de Buenos Aires. Bog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Crónicas-Ensayos, Fotos e imágenes de la Ciudad, Preservación del Patrimonio Cultural

El Centro Naval porteño. Majestuoso edificio de la belle époque

Por Carlos Szwarcer

La sede central del Centro Naval se encuentra en Florida 801, Capital Federal. El edificio centenario, proyectado por el  estudio Mallet-Dunant, fue realizado por el arquitecto Gastón Mallet e inaugurado el 14 de mayo de 1914, Indudablemente es una muestra importante de la arquitectura francesa de la belle époque identificada con las líneas arquitectónicas de la École des Beaux Arts de París.

Centro Naval. Florida 801. Ciudad de Buenos Aires.

Se resolvió admirablemente el serio problema que ofrecía el solar de una esquina rectangular, y el funcionalismo del edificio, así como sus proporciones y detalles lo convierten en una de las piezas de ese Buenos Aires de la década del Centenario, admiración de turistas extranjeros y argentinos que pasean por la hoy peatonal Florida.

La hermosa puerta central estuvo a cargo de Luis Tiberti. Con su entrada de hierro y bronce fundida en el Arsenal Naval Buenos Aires, con viejos cañones de las guerras de la Independencia, su hall o vestíbulo y la escalera central, más la farola que la ilumina, constituyen uno de los conjuntos más puros de la llamada belle époque porteña.

Puerta central del Centro Naval

El diario “La Prensa” obsequió las lámparas con los soportes artísticos para ser colocadas en el exterior del edificio a los costados de la puerta principal. La majestuosidad de la construcción de siete pisos con la decoración externa original del escultor Luis Trinchero, inspirados en los de los salones de la Guerra y la Paz del Palacio de Versalles, lo convierte en un punto de orgullo ciudadano.

La decoración de los salones y recintos (pinturas al fresco y dorados a la hoja), se mantienen como rara prueba artesanal local, así como sus dos ascensores principales, obra de ebanistería irreemplazable.

En esta tradicional asociación civil (fundada en 1882 por un grupo de jóvenes oficiales de Marina) se realizan conferencias, exposiciones y se edita un Boletín  que tiene la misión de difundir los trabajos de los miembros de la institución y de otros pensadores referidos a los intereses marítimos y a todo aquello que pueda servir al progreso de la Armada y la nación y expandir  estos conocimientos en el seno de la sociedad.

.

Fuentes:

http://www.centronaval.org.ar/

http://www.lanueva.com

.

Estampas de Buenos Aires. Bog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Crónicas-Ensayos, Fotos e imágenes de la Ciudad, Preservación del Patrimonio Cultural

Carlos Gardel. Mural de Marino Santa María en “El Abasto”

Por Carlos Szwarcer


Buenos Aires. En sus calles y murales un ídolo presente: Carlos Gardel

.

“Gardel”, mural del artista plástico Marino Santa María

Ubicación calle Anchorena y Tucumán (El Abasto- Ciudad de Buenos Aires)

.

Fotografía de noviembre de 2013 (http://www.elcivico.com)

.

Estampas de Buenos Aires. Bog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Fotos e imágenes de la Ciudad, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural

Aguafuertes Porteñas - Fotografías Literarias. Exposición de fotografía y literatura en homenaje a Roberto Arlt.

P¡or Carlos Szwarcer


El magnífico escritor Roberto Arlt, autodidacta y observador agudo de la realidad, nos maravilla con el conjunto de artículos literarios escritos en “Aguafuertes Porteñas”. Con un tono poético, aunque con un lenguaje directo y rudo, retrata con sus palabras las diferentes facetas de la identidad porteña, las escenas típicas del suburbio y los personajes que transitan sus calles. Miles de imágenes aparecen en sus escritos. Imágenes de ayer, rasgos que aún se conservan en el “ser porteño” que habita hoy. Arlt nos invita a mirar Buenos Aires y su gente, a recorrer la historia de la que venimos, a poder ver que hay más allá de las ventanas, de sus paredes, de sus calles, a develar sus personajes en este viaje fotográfico por las aguafuertes.

Las obras fueron realizadas por los Docentes de los DE 14º 15º16º17º y 18º, convocados por CAMYP (Unión Argentina de Maestros y Profesores)

La exhibición podrá visitarse en el Cine El Plata

Organizan: Cine El Plata, CAMYP y Comuna 9.

Cine El Plata:  Av.juan Bautista Alberdi 5751 (ciudad de Buenos Aires)

Desde el 16 12 2015 al 07 03 2016

Lunes/Martes/Miércoles/Jueves/Viernes

de 13:00hs a 20:00hs

Sábados, domingos y feriados de 10:00hs a 22:00hs

Incluso feriados

Entrada Libre y Gratuita

.

Estampas de Buenos Aires. Bog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Concursos-Exposiciones- Convocatorias, Eventos Culturales, Fotos e imágenes de la Ciudad, Narrativa-Cuentos-Relatos, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural

Vitral de San Martín de Tours. Su elección como Patrono de la ciudad de Buenos Aires

Por Carlos Szwarcer


En la iglesia de San Martín de Tours, ubicada sobre la calle homónima, número 2949, a pasos de la Av. Figueroa Alcorta, hay unos hermosos vitrales. Entre ellos uno representa el sorteo que, según la tradición, consagró al Obispo de Tours como Patrono de la ciudad recién fundada.  Recordemos que esa tradición señala que el 20 de octubre de 1580, queriendo dotar de un Patrono a la Ciudad de la Trinidad, Juan de Garay dispuso que se realizara un sorteo entre varios santos, cuyos nombres, en varias papeletas, se mezclaron en un sombrero. Al sacar uno al azar, apareció el nombre de San Martín de Tours, que no fue del agrado de los presentes por tratarse de un santo francés. Colocaron, nuevamente, su nombre en el sombrero y se procedió a una segunda lotería. Otra vez salió el nombre del santo francés, y una vez más, ante el disgusto generalizado, volvió su nombre al montón. Pero la papeleta con el nombre del Santo de Tours volvió a salir en la tercera ocasión, de modo que Garay y sus  acompañantes interpretaron esto como una señal de la Providencia, y San Martín de Tours fue consagrado, finalmente, como Patrono de la nueva ciudad.

Vitral en la Iglesia San Martín de Tours. Se observa el momento de su elección como Santo Patrono de la ciudad

En el vitral se ve el momento de un sorteo (un niño, como es habitual en este tipo de situaciones, saca la papeleta), y en el frente de la mesa se ve el escudo que, ese mismo día, Garay dio a Buenos Aires. En el piso, dos papeles con el nombre de “Martín” representan los dos sorteos anteriores.

.

Fuente: http://heraldicaargentina.blogspot.com.ar/

.

Estampas de Buenos Aires. Bog de Carlos Szwarcer en Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Crónicas-Ensayos, Preservación del Patrimonio Cultural
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda