Estampas de Buenos Aires

Blog de Carlos Szwarcer en Monografias.com

 

Poesías y otros territorios de las musas

Carlos Gardel, la voz de Buenos Aires

Por Carlos Szwarcer

“CARLOS GARDEL, LA VOZ DE BUENOS AIRES”

Charla a cargo de Horacio Spinetto.

Miércoles 10 de junio, 15:00 hs

Asociación de funcionarios del Poder Legislativo de la Nación.

Alsina 2149, Balvanera. (CABA)

Informes e inscripción:

Desde el lunes de la semana anterior a la fecha de la visita.

4339-1900 al 99, int. 126 (lunes a viernes de 10:30 a 16:00 hs)

Casa del Historiador. Bolívar 466, Montserrat.

Actividad gratuita, vacantes limitadas.

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Barrios, Canciones, Conferencias-Cursos-Charlas, Efemérides, Eventos Culturales, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural

PICASSO ERÓTICO (Muestra en Galerías Witcomb. Junio 2015).

Por Carlos Szwarcer

PICASSO ERÓTICO

100 obras de Pablo Picasso

01/06/2015 - 30/06/2015

WITCOMB | Galería de arte

Rodriguez Peña 1050 (Ciudad de Buenos Aires)

grabados, litografías, tintas y carteles

Inauguración: lunes 1 de junio a las 19 hs.

Sala Juan Carlos Castagnino


La muestra estará compuesta por 50 grabados pertenecientes a la “Suite Vollard” y también se podrán apreciar cuadros de distintas series, como la “Suite 347”,  “En el circo” y “Los desayunos sobre la hierba”. Habrá también carteles originales de la Sala Gaspar de Barcelona, donde Picasso realizara emblemáticas exposiciones.

La Suite Vollard, considerada la obra cumbre del grabado moderno, tiene una fuerte, y en muchos casos, explícita sexualidad, inspirada en las mujeres que acompañaron al artista durante esos años.  Es una serie de 100 grabados que Picasso realizó, entre los años 1930 y 1937, a pedido de Ambroise Vollard, uno de los padres del grabado moderno. Según cuenta la historia, la paga por dichos trabajos fueron dos obras de Renoir y Cézanne, a quienes el maestro malagueño admiraba profundamente.


La primera vez que Picasso expuso en América fue justamente en la Sala Witcomb, dentro de la muestra de Pintura Catalana, organizada por el marchante José Artal en octubre de 1901. En 1904 nuevamente participa de una muestra, organizada por Eliseo Meifren, como parte de un grupo de artistas catalanes. Varias décadas más tarde, en los años 1951 y 1953, realizó dos muestras individuales, donde se expusieron sus litografías con un rotundo éxito. Por eso, “Picasso erótico” significa, también, la vuelta del gran artista español a la institución.


Inauguración: lunes 1 de junio a las 19 hs.

Galerías Witcomb: Rodríguez Peña 1050 (CABA).

Horarios: lunes a viernes de 15:00 a 20:30 hs.

Sábados de 11:00 a 15:00

Tel: 5291-9956

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Artículos Periodísticos, Concursos-Exposiciones- Convocatorias, Españoles, Eventos Culturales, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural

Se cumplen 40 años de la muerte de Anibal Troilo -Pichuco -

Aníbal Troilo - Pichuco -: A 40 años del fallecimiento del más célebre bandoneonista argentino, un 18 de mayo de 1975. Fue, además,  un extraordinario compositor y director de orquesta de tango.

Nació en la calle Cabrera 2937, entre Anchorena y Laprida (en pleno barrio del Abasto, ciudad de Buenos Aires).

Dibujo de Hermenegildo Sabat

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Artículos Periodísticos, Barrios, Efemérides, Fotos e imágenes de la Ciudad, Poesías y otros territorios de las musas

Un misterio llamado Baldomero (Alejandro Michelena)

Alejandro Michelena: Colaborador de este espacio, es conocido en el ambiente literario por sus crónicas de bares y cafeterías del Río de la Plata. Durante más de 25 años se desempeñó como periodista cultural en distintos medios a la par que desarrolló su pluma entre poesías, ensayos y novelas. Recientemente publicó Un misterio llamado Baldomero, una propuesta en la que el lector encontrará una mezcla de misterio con toques policíacos y romance. Michelena narra que desde el comienzo de la trama el personaje principal, Baldomero Sanabria, está muerto, y pese a eso deja un halo de misterio sobre su existencia que se transmite por herencia a otros protagonistas. Así es el caso de Manolo el hombre que recorrerá ciudades como París, Nueva York y Buenos Aires reconstruyendo la vida de aquel fantasma. La novela la editó Arca (Uruguay)

——————–

La muerte como enigma y dilema existencial

La muerte como disparador temático es la clave de “Un misterio llamado Baldomero”, la novela del escritor Alejandro Michelena que indaga en los complejos territorios de un misterio insondable.

Autor de numerosas crónicas y trabajos de investigación sobre diversas facetas de la cultura montevideana, Michelena incursiona en esta oportunidad en el género narrativo, con un acento que no soslaya abundantes referencias a personajes y situaciones.

En este caso, el protagonista del relato es alguien que ya no está en el mundo de los vivos, cuyo fallecimiento genera toda suerte de especulaciones e inquietantes conjeturas.

Aparentemente, en torno a este enigmático personaje hay un misterio indescifrable, que provoca una intensa búsqueda, más muertes y abundantes momentos de alta tensión.

Ambientada sucesivamente en Nueva York, Buenos Aires y París, esta novela es un intenso ejercicio de suspenso, que indaga sobre la obsesión, los saberes ocultos y hasta los dilemas existenciales.

En ese contexto, Alejandro Michelena sabe administrar sabiamente las tensiones y los conflictos emergentes, a lo cual adosa una reveladora descripción de ambientes y una densidad dramática que enfatiza las diversas facetas de la condición humana.

(Editorial Arca)


HUGO ACEVEDO

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Comentarios de Libros y Publicaciones, Desde afuera..., Narrativa-Cuentos-Relatos, Poesías y otros territorios de las musas, Uruguayos

Exposición de Pablo Gorlero en la Presentación del libro “Teatro Maipo…”, de Carlos Szwarcer (Salón Dorado).

Presentación del Libro “Teatro Maipo. 100 años de historia entre bambalinas”, de Carlos Szwarcer. Realizada en Salón Dorado de la Casa de la Cultura, el 1ro de noviembre de 2011. Mesa de presentación: junto al autor se encuentran Horacio Spinetto y Pablo Gorlero.

Aquí el video con la exposición de Pablo Gorlero

Artículos Periodísticos, Barrios, Comentarios de Libros y Publicaciones, Concursos-Exposiciones- Convocatorias, Conferencias-Cursos-Charlas, Narrativa-Cuentos-Relatos, Poesías y otros territorios de las musas, Teatro

TANGUEZ

TANGUEZ

por Alejandro Michelena *

“Llega tu recuerdo en torbellino
vuelve en el otoño a atardecer”

(Cátulo Castillo- El último Café)

Es el lento morir de la jornada

y una vez más

vuelve en el otoño a atardecer.

Me veo recorrer

las previsibles calles

que de tanto andar por tantos años

hoy no pueden dejar de ser

las nuestras.

Al igual que en el tango

gira la cuchara

de café

mientras fuera

la garúa persiste

en este interminable atardecer.

Alejandro Michelena

(Colaborador de “Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer en monografías.com

(texto seleccionado en el concurso de poesía urbana Zonapoema correspondiente al año 2012)


“Llega tu recuerdo en torbellino…”

Colaboradores, Fotos e imágenes de la Ciudad, Poesías y otros territorios de las musas, Uruguayos

FALLECIÓ HORACIO FERRER, POETA DEL TANGO.

Por Carlos Szwarcer

Ayer, a los 81 años, falleció Horacio Arturo Ferrer Ezcurra (Montevideo, 2 de junio de 1933 - Buenos Aires, 21 de diciembre de 2014). Escritor, poeta, compositor e historiador del tango]

*         *          *

Ya nos decías, Horacio: ” Moriré en Buenos Aires, será de madrugada, guardaré  mansamente las cosas de vivir, mi pequeña poesía de adioses y de balas, mi tabaco, mi tango, mi puñado de esplín”. (Balada para mi muerte)

“¡Dale, dios!… ¡dale, dios!…/¡meté, flaquito corazón!/Vos sabés que ganar/ No está en llegar sino en seguir (..) Flaco, No te quedes triste / Todo no fue inútil/ No pierdas la fe…/ En un cometa con pedales, ¡dale que te dale!/ Yo sé que has de volver… ” (La Bicicleta Blanca)

Y nos seguirás recordando que “…Las tardecitas de Buenos Aires tienen ese qué sé yo… “ o que para nosotros, ´los piantaos´, siempre“…va la luna rodando por Callao” (Balada para un loco)

Horacio Ferrer y Carlos Szwarcer en la inauguración del Museo Mundial del Tango (22 de diciembre de 2003)

Horacio, no sé donde van las almas, no lo sé… pero siento la necesidad de decir - por si me escuchás - que con vos se va un pedazo de Buenos Aires, pero que en cada rincón de esta ciudad  permanecerán tus poemas necesarios, inconfundibles, convertidos en canciones inolvidables. Donde estés, Horacio, poeta rioplatense, porteño y montevideano, tu fervor romántico seguirá perfumando el aire de todos los barrios.

Foto: Inauguración del Museo Mundial del Tango  22 de diciembre de 2003.

Artículos Periodísticos, Barrios, Canciones, Efemérides, Eventos Culturales, Fotos e imágenes de la Ciudad, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural, Uruguayos

A 50 AÑOS DE LA MUERTE DE JULIO SOSA. UN RECUERDO TANGUERO DE MI INFANCIA

Por Carlos Szwarcer

Mis padres me preguntaban ¿qué hacés escuchando a esos melenudos? Ávido de nuevas expresiones artísticas, era un pibe Inquieto y rebelde. La bandeja de mi prehistórico tocadiscos “winco” en ese 1964 no hacía más que girar con“A Hard Day’s Night” (Anochecer de un día agitado), aunque en los programas radiales - sintonizados arbitrariamente por mi madre - casi no se escuchaba otra cosa que tangos, tangos y más tangos… “Los Beatles” irrumpieron impactándome hasta la médula, como a casi todos mis amigos del barrio.

Los acontecimientos de la niñez nunca pasan en vano. En esos años sesenta empezaron a mezclarse caótica y saludablemente en mi cabeza el tango con “la nueva ola”. Los cuatro de Liverpool y las incipientes bandas de rock and roll que comenzaban a popularizarse hicieron sospechar a mis padres que su hijo se estaba convirtiendo en un apasionado militante de música foránea y revolucionaria, o algo así, en fin…, y que “iba por mal camino”. De todas formas, el lavado de cerebro al ritmo del 2 x 4  ya había logrado su objetivo mediante mandato “paterno”, “materno” y por la difusión del tango durante años en la radio, la televisión y el cine.

Intentaba enfrentarme o discutir con mis padres con un traicionero “a mí… el tango no me gusta“. Pero la gran realidad era que en mi espíritu ya habían entrado -sin pedir permiso- el bandoneón de Aníbal Troilo, las letras de Discépolo…, y aquellas voces inigualables de Carlos Gardel y Julio Sosa que dejaron una surco profundo en mi corazón juvenil. Sus voces me atraían misteriosamente, me motivaban a escuchar con atención, era para mí imposible abstraerme - aunque intentara resistirme - del contenido de las letras maravillosas de esas canciones a través del sentimiento puesto por esos intérpretes.

Hacía décadas que Gardel se encontraba instalado en el alma de porteño…y, secretamente, en mi infancia fui uno de sus fans. No podía ser de otra modo:  “el Morocho del Abasto” me llegó con la fuerza del vendaval del mito y por el fanatismo gardeliano de mi madre que era una niña de seis años cuando su ídolo murió trágicamente y, casi enfermizamente, me llevaba al cementerio de la Chacarita no menos de dos o tres veces al año para rendirle culto al “Zorzal Criollo”.

Sin duda, también me caló profundo Julio Sosa, su voz varonil y potente personalidad en memorables interpretaciones: Cambalache, La Cumparsita, María, Nada, En esta tarde Gris. La última copa. Uno, Sur y tantas otras. El “Varón del Tango”, que había nacido en Las Piedras, Uruguay, un 2 de febrero de 1926 con el nombre de Julio María Sosa Venturini, había llegado a Buenos Aires en 1949, a los 23 años, con unas pocas monedas pero un gran bagaje de talento y sueños. En 15 años se ganó un lugar privilegiado en el mundo tanguero y una popularidad extraordinaria hasta que ocurrió ese inesperado accidente el 25 de noviembre de 1964 cuando a gran velocidad su auto deportivo DKW Fissores se estrelló en la esquina de Avenida Figueroa Alcorta y Mariscal Castilla contra el pilar de hormigón armado del semáforo. Al día siguiente falleció en Sanatorio Anchorena. La triste noticia provocó una inmensa conmoción.

La gran cantidad de admiradores que quisieron estar presentes en el último adiós ocasionó que se lo velara en el “Luna Park”, y de allí partió el cortejo fúnebre, a pie, por Avenida Corrientes, a las 16 hs del día 27.

Recuerdo perfectamente ese día lluvioso. Tenía 11 años, y le dije a mi madre: “…vuelvo en un rato”….Caminé impaciente por Padilla, doblé en Acevedo hasta la Avenida Corrientes, a tres cuadras de mi casa. Me encontré con un mundo de gente esperando que pasara el ídolo… Nunca olvidé esa eternidad en aquella esquina de Villa Crespo en la que me quedé parado inútilmente entre la muchedumbre lánguida y apesadumbrada. Dos horas después decidí desandar le camino y volver a mi casa para que mis padres no se preocuparan por mi ausencia.

Triste, frustrado, no había podido ver pasar por mi barrio su cajón sembrado de flores bajo la garúa. Luego supe que el recorrido se había demorado por las muestras de cariño a lo largo del doloroso peregrinaje y que, finalmente, llegó al cementarlo de la Chacarita a las 22,10 hs. Ya cerrado, tuvieron que ingresarlo al Panteón de Sadaic en la mañana del día siguiente. Veinitres años después sus restos fueron repatriados y depositados en el panteón familiar en su ciudad natal, en la vecina orilla.

Detrás del velo de esos tiempos el recuerdo me devuelve su estampa y su voz que continúan emocionándome. Fue para mí uno de los más grandes cantantes de tango de toda la historia. Por entonces, su recitado en “La Cumparsita”, aún sin comprenderlo del todo, me llegaba hasta los huesos:“porque el tango es macho… porque el tango es fuerte! Tiene olor a vida, tiene gusto… a muerte”. Y no sé porqué me quedaba extasiado y meditabundo con su extraordinaria interpretación de “Uno”: en esos versos magistrales de Enrique Santos Discépolo, Julio Sosa con su voz épica y quejumbrosa ya me presagiaba que “… uno va arrastrándose entre espinas, y en su afán de dar su amor, sufre y se destroza hasta entender que uno se ha quedao sin corazón”.



Carlos Szwarcer © Noviembre 2014

Artículos Periodísticos, Barrios, Colectividades, Crónicas-Ensayos, Efemérides, Fotos e imágenes de la Ciudad, Narrativa-Cuentos-Relatos, Poesías y otros territorios de las musas, Uruguayos

El Grito del Defunto (El Grito del Difunto). Publicado en el periódico “El Amaneser” (Estambul,Turquía).

Por Carlos  Szwarcer

“El grito del Defunto ” (El grito del Difunto)
* Cuento breve basado en hechos reales, publicado en el periódico “El Amaneser” el 1 de octubre de 2014. Pág 6. (Estambul,Turquía).


Originalmente fue publicado en “Los Muestros”, Nº 62. Marzo de 2006, en castellano, Bruselas. Bélgica con el título “El Grito del Difunto”. Su Versión traducida al djudesmo (judeo-español) fue ajustada para su publicación en “El Amaneser”.


Ver original en castellano en: http://cronoscultural.blogspot.com.ar/2010/11/el-grito-del-difunto.html

Crónicas-Ensayos, Desde afuera..., Narrativa-Cuentos-Relatos, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural, Sefaradíes, Sin categoría, Turcos

CARLOS GARDEL. 2 de Octubre de 1928, debut en el Cabaret Florida (París)

Por Carlos Szwarcer

El 2 de octubre de 1928 debuta Carlos Gardel en el CABARET FLORIDA (París)

El 30 de septiembre se preparó un gran festival a beneficio para los inundados de la colonia de Guadalupe en el Teatro Fémina, donde el cantor se había lucido públicamente. Pero el magistral suceso de su debut institucional en la Ciudad Luz se produjo dos días después en el “Florida”, donde inició una memorable actuación de tres meses consecutivos de notables triunfos en las madrugadas del famoso Cabaret

Imágenes: LP de Vinilo (EMI. Argentina) de temas grabados por Carlos Gardel en París en octubre de 1928 (edición 1969)

Canciones, Crónicas-Ensayos, Desde afuera..., Efemérides, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda