lig tv izle
justin tv

Estampas de Buenos Aires

Blog de Carlos Szwarcer en Monografias.com

 

Sefaradíes

Presentación de Eleonora Noga Alberti en el Ciclo “eSefarad 2013″

Presentación de  la Dra. Eleonora Noga Alberti en NCI Emanuel. Ciclo “eSefarad 2013″  - organizado por Liliana y Marcelo Benveniste. Tema abordado por la investigadora: “Rescate de la tradición oral judeoespañola y sus anécdotas”.

Fotos: Mesa de presentación. Eleonora Noga Alberti y Carlos Szwarcer

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Conferencias-Cursos-Charlas, Eventos Culturales, Preservación del Patrimonio Cultural, Sefaradíes

El rescate de la tradición oral judeoespañola…(Ciclo Raíces de Sefarad 2013)

El martes 11 de junio tendré el placer de presentar y entrevistar a la Dra. Eleonora Noga Alberti. El tema a tratar por la investigadora será “El rescate de la tradición oral judeoespañola y sus anécdotas”. 19,30 hs. Arcos 2319. CABA. Entrada libre y gratuita.

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Colectividades, Conferencias-Cursos-Charlas, Eventos Culturales, Preservación del Patrimonio Cultural, Sefaradíes

Agradecimiento a David Galante

El video histórico testimonial “Del Holocausto a Buenos Aires… Un lugar en el mundo”, entrevista que le  realicé a David Galante, sobreviviente del campo de exterminio de Auschwitz, fue originalmente presentado en la Jornada “Buenos Aires Sefaradí” (agosto de 2008), en el ámbito de “La Manzana de las Luces”, y es frecuentemente utilizado como  herramienta educativa, por ejemplo, en el Museo del Holocausto de la ciudad de Buenos Aires.

Tapa del video "Del Holocausto a Buenos Aires...Un lugar en el mundo"

Con ese documental comenzó el Proyecto de Historia Oral del Colegio Babar (2009). El video original -junto a la síntesis del proyecto iniciado en la Institución educativa -  fue seleccionado para ser entregado como material didáctico para los docentes que concurrieron al Seminario “Formador de Formadores 2009. Herramientas para la transmisión del Holocausto”, en Córdoba, Argentina. La actividad fue organizada en forma conjunta por el Museo del Holocausto de Buenos Aires, la Task Force for International Cooperation on Holocaust Education Remembrance and Research (ITF), el Museo del Holocausto de Washington (USHMM) y de Yad Vashem (Museo del Holocausto de Jerusalem)

Un inmenso agradecimiento al Sr. David Galante, por su testimonio para “Del Holocausto a Buenos Aires… Un lugar en el mundo”, y por su presencia en el Colegio Babar, participando con un “nuevo testimonio” basado en las preguntas de los alumnos. El resultado fue motivador y enriquecedor para toda la comunidad educativa. La búsqueda de temáticas relacionadas con los valores universales surgieron, inevitablemente, y fueron variadas y originales las nuevas líneas de investigación.

El material aludido lo difundimos con la Representante legal del Colegio Babar, Dominique Seguin, en Bariloche, en la Universidad Fasta (octubre de 2009). El encuentro, denominado “El Holocausto: La Historia Oral como herramienta educativa”, destinado, especialmente, a los docentes, fue abierto a toda la sociedad y contó, además, con la participaron de los alumnos de la Cátedra de Derecho Internacional de la Universidad anfitriona.

Todo lo mencionado fue posible gracias al testimonio de David Galante, a quien admiro, profundamente, por ser un verdadero ejemplo de vida y quien me honra con su amistad.

Felicitaciones David por el merecido reconocimiento que le realizó recientemente la Legislatura porteña como “Peronalidad Destacada de los Derechos Humanos”.

Carlos Szwarcer

Artículos Periodísticos, Ashkenazíes, Barrios, Colectividades, Eventos Culturales, Preservación del Patrimonio Cultural, Sefaradíes

David Galante Personalidad Destacada de los Derechos Humanos

Tras aprobar un proyecto de ley presentado por el legislador Daniel Lipovetzky, la Legislatura porteña declararó a David Galante Personalidad Destacada de los Derechos Humanos, en reconocimiento a su invalorable aporte a la memoria de la Shoá. El evento se llevó a cabo ayer, miércoles 17, a las 18 hs, en el Salón San Martín de la Legislatura porteña.

David Galante “Personalidad Destacada de los Derechos Humanos”: Mesa de presentación en el Salón San Martín de la Legislatura porteña.

Izq a der: Marcelo Benveniste, David Galante y Carlos Szwarcer, en el acto de reconocimiento

realizado en la Legislatura.

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Artículos Periodísticos, Ashkenazíes, Barrios, Eventos Culturales, Preservación del Patrimonio Cultural, Sefaradíes

“El Café Tortoni y el Bar Izmir. Un vínculo sefaradí” (reseña)

Por Carlos Szwarcer

He tenido el placer de ser convocado para participar en el Ciclo Raíces de Sefarad, organizado por eSefarad (Liliana y Marcelo Benveniste) y la Comunidad NCI-Emanu El. El tema elegido fue “El Café Tortoni y el Bar Izmir. Un vínculo sefaradí”. El evento fue auspiciado por La Comisión de Bares Notables de la Ciudad de Buenos Aires y se presentó el martes 30 de octubre de 2012 en Arcos 2319. Buenos Aires.

Publicado en "El Amaneser". Estambul.(Turquía) Diciembre de 2012

Se desarrolló el nexo sefaradí en la historia de dos cafés: el Tortoni, el más antiguo-en pie- de Buenos Aires y el Izmir, lugar legendario de encuentro de habitués mayoritariamente sefaradíes, y de otras etnias (armenios, griegos, árabes, etc.) con las que convivieron dentro del antiguo Imperio Otomano. Aquella atmósfera fue recreada en el Café y Bar Izmir, donde se revivían aspectos culturales comunes: costumbres, idioma (turco), música, danza, gastronomía, entre otros.

En los cafés Tortoni e Izmir,  tan distintos en sus estilos pero,  a la vez, tan porteños, encontramos la historia de  dos hermanos sefaradíes oriundos de la ciudad de Izmir  (Turquía), Alejandro Alboger y Yaco Alboher. El primero, arribado a Buenos Aires en 1920, comenzó a trabajar de lustrabotas en el Café Tortoni. Escaló posiciones,  fue mozo y, finalmente,  metre (1920 a 1939). Por distintas  vicisitudes se hizo cargo del Café Izmir (1939-1965), ubicado en el Barrio de Villa Crespo, donde se concentraba gran parte de la inmigración judía.

Alejandro  ayudó económicamente a su familia para que partiera de Turquía  hacia Buenos Aires, y recomendó a su hermano menor para  trabajar en el Café Tortoni. Yaco ingresó al famoso café de Avda. de Mayo  en 1931.

Los dos hermanos izmirlíes  siguieron por muy distintos caminos. En tanto Yaco se quedó en el Tortoni, finalizando sus días como mozo y accionista del famoso e histórico café,  Alejandro se mantuvo  25 años como dueño del legendario y exótico Izmir, recinto mágico, ubicado en la calle Gurruchaga 432, al que le dio su impronta y estilo.

Hoy, el Tortoni sigue gallardo como uno de los lugares turísticos más importantes de Buenos aires. Lamentablemente, el Café Izmir ya no existe. No Obstante,  este Olimpo rectangular, fue reconocido como Café Notable de la ciudad de Buenos Aires (a fines del siglo pasado). Baluarte y punto de reunión sefaradí, por ser ámbito de relación de varias etnias, fue denominado “Ejemplo de Diversidad Cultural y de Convivencia Pacífica,  “….parte de la Esencia de Buenos Aires”, “emblema porteño” o “secretaría informal de la comunidad”, seguramente porque allí  se buscaban a los hombres que completaban  el miniam o quorum mínimo para comenzar los rituales en el Templo Sefaradí que se encontraba a la vuelta, sobre la calle Camargo.

El tiempo pasó inexorablemente. Al fallecer Alejandro Alboger (1965), el Café Izmir cambió de estilo y las transformaciones económicas y sociales lo convirtieron en un bar convencional. Pero el lugar pervive  en la memoria colectiva de la ciudad, como un sitio emblemático para la colectividad sefaradí y  como hito histórico de la Buenos Aires cosmopolita. Finalmente, el viejo café de “los turcos” cerró sus puertas en el año 2000 y fue demolido en abril de 2004 para dejar lugar a la construcción de un edificio de propiedad horizontal.

¿ Podría habérselo salvado, resguardado ? Es difícil saberlo. Muy pocos lo intentaron. Pero conviene reflexionar sobre esta cuestión que concierne a cada  ciudadano: defender los hitos históricos que son parte de la conciencia colectiva de una sociedad,  aquellos que nos dan  parte de nuestra identidad. Recuerdo las palabras de Fréderic  Mistral: Los árboles que crecen más altos son los de raíces más profundas”.

En todo caso, la pérdida del Café Izmir, este símbolo de la cultura porteña, como  otros, nos muestra la necesidad de una legislación acorde a la defensa de estos espacios.  Encontramos, a veces, una lamentable apatía instalada en buena parte de la ciudadanía que observa con los brazos cruzados la destrucción de sus sitios emblemáticos.

La mayor de las obligaciones para la preservación de estos sitios recaen en nuestras instituciones, en nuestros representantes: gobierno nacional, municipalidades, y  en las colectividades… Todos debemos ocuparnos en debatir el futuro que deseamos a partir del pasado que nos sustenta. Es poco lo que se salva, pese a la voluntad de pocos funcionarios que intentan estar a la altura de la responsabilidad que les confiere su cargo, a veces limitados por una burocracia elefantiásica o por la falta de fondos económicos. Debemos, todos, ser custodios de la memoria que nos identifica con una manera de ser…

En cierto modo, es el aporte del bagaje cultural familiar, a la idiosincrasia de nuestra aldea, de nuestra ciudad, de nuestro país, lo que nos hace quienes somos; recordar de donde venimos y conservar aquello que recibimos de nuestros mayores, las tradiciones, las costumbres, los lugares que nos identifican, es un mandato que tiene que estar presente en este complejo proceso en el que globalización e identidad son dos caras de una misma moneda. Con la desaparición de edificios representativos como el Café Izmir - que caracterizaba la diversidad cultural, la convivencia pacífica y la identidad de Buenos Aires -, no cabe duda de que toda la sociedad ha sido vulnerada, sufriendo una mutilación de su memoria física y corriendo el peligro de que se desvanezca una parte de su historia.

* Reseña publicada en el Periódico “El Amaneser”. (Estambul. Turquía). Sección: Recuerdos. Pág.24. El texto aquí presentado fue publicado en “ladino”.

Versión en ladino: http://blogs.monografias.com/estampas-de-buenos-aires/2013/03/02/el-kafe-tortoni-i-el-bar-izmir-un-vinkulo-sefaradi-en-ladino/

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Armenios, Artículos Periodísticos, Barrios, Cafés - Bares: Su Historia, Conferencias-Cursos-Charlas, Griegos, Preservación del Patrimonio Cultural, Sefaradíes, Turcos

El Kafé Tortoni i el Bar Izmir. Un vínkulo sefaradí (en ladino)

Por Carlos Szwarcer

La versión en español: en http://blogs.monografias.com/estampas-de-buenos-aires/2013/03/02/%E2%80%9Cel-cafe-tortoni-y-el-bar-izmir-un-vinculo-sefaradi%E2%80%9D-resena/

Me plazió muncho ke me invitaran al partisipar en el Sieklo “Raíces de Sefarad” organisado por eSefarad (Liliana y Marcelo Benveniste) i la Komunita NCI-Emanu El. El sujeto eskojido fue “El Kafé Tortoni i el Bar Izmir. Un vínkulo sefaradí”. La konferensia fue apoyada por la Komision de Bares Emportantes  de la Sivdad de Buenos Aires i se empresentó el martes 30 de oktuvre de 2012 en la kaye Arcos 2319. Buenos Aires.

"El Amaneser". Estambul.(Turquía) Diciembre de 2012

Se dezvelopó la union sefaradí en la istoria de los dos kafés: el Tortoni, el mas antiko –todavia en pies- de Buenos Aires i el Izmir, lugar tradisional de enkontro abitual de la más parte sefaradíes i de otras rasas komo ermenís, gregos, arabos i más… kon las ke konvivieron adientro del antiko Imperio Otomano. Akel ambiente fue re-kriado en el Kafé i Bar Izmir, ande se arevivian uzos kulturales komunes: kostumbres, lingua (turko), muzika, bayle, kumidas i mas.

En los kafes Tortoni i Izmir, tan distintos en sus kualidad ma, al mizmo tiempo, tan “porteños” (en kasteyano “del puerto”), enkontramos la istoria de dos ermanos sefaradíes nasidos en la sivdad de Izmir (Turkia): Alejandro Alboger y Yaco Alboher. El uno arivado a Buenos Aires en 1920, ampesó a lavorar de alimpiador de kundúryas (sapatos) en el Kafé Tortoni. I fue suviendo de lavoro, fue moso sirviendo las mezas i a la fin, direktor de los servidores del salón (1920 a 1939). Por algunos suksesos se enkargó del Kafé Izmir (1939-1965), ke estava en el kuartier “Villa Crespo”, ande moraban la más parte de la imigrasion djudia.

Alejandro ayudó ekonomikamente a su famiya para ke fuyera de Turkia a Buenos Aires, i avló para ke su ermano chiko fuera a lavorar en el Kafé Tortoni. Entonses Yako entró al afamado kafé de la Avenida de Mayo en el anyo de 1931.

Los dos ermanos izmirlíes sigieron por muy distintos kaminos. Mientras Yako se kedó en el Tortoni, eskapando sus diyas komo moso i asosiado del afamado i istóriko kafé, Alejandro se kedó komo patron del tradisional i eksótiko Izmir, lugar enkantado, fraguado en la kaye Gurruchaga 432, a la ke dio su sinyo i estilo.

Oy en diya, el Tortoni, todavia sige elegante, komo uno de los lugares turistikos mas emportantes de Buenos Aires. Malorozamente, el Kafé Izmir ya no eksiste. Igual, este Ganeden, fue rekonosido komo “Kafé Emportante de la sivdad de Buenos Aires” (a la fin del sieklo pasado). Palasio i lugar de enkontro sefaradí, porke era ambiente de relasion entre distintas rasas, fue nominado “Eksemplo de Diversidad Kultural i Konvivensia Pasifika” “… parte de la alma de Buenos Aires” “emblema porteño” o “ofisina informal de la komunitá”, siguro porke ahi bushkavan a los ombres para adjustar el minyan, kantida minima de ombres, para poder azer los resos en el Templo Sefaradí ke estava al torno, en la kaye Camargo.

El tiempo pazó inevitablemente. Al murir Alejandro Alboger (1965), el Kafé Izmir trokó de estilo i mizmo trokaron las ekonomias i las relasiones sosiales ke lo konvirtieron en un bar komo otros. Ma el lugar sovrevive en la memoria kolektiva de la sivdad, komo un lugar muy emportante para la komunitá sefaradí i komo un fakto istoriko de la Buenos Aires kosmopolita. A la fin, el viejo kafé “de los turkanos” serró sus puertas en el anyo 2000 i fue derokado en avril de 2004 para dejar lugar  a la fragua de un edifisio de apartamentos.

¿Se puedía ser salvado, protejido? Es difisil de saver. Muy pokos lo intentaron. Ma kale ke pensemos sovre esta kestion ke konserne a kada sivdadano: protejer los lugares istorikos ke son parte de la konsiensia kolektiva de una sosiedad, akeyos ke mos dan la mas parte de muestra identidad. Rekodro los biervos de Fréderic Mistral: Los arvolés ke kresen más altos son los de raíses más profundas”.

En todo kavzo, la piedrita del Kafe Izmir, este simbolo de la kultura “porteña”, komo otros, mos amostra el menester ke ay de una ley de akodro a la proteksion de estos lugares. Enkontramos, en vezes, un triste abandono instalado en la gran parte de las djentes ke miran kon los brasos kruzados el derokamiento de sus lugares emportantes.

La mas parte de las ovligasiones para la konservasion de estos lugares estan en muestras Institusiones, en muestros representantes: el governo nasional, los intendentes i las propias kolektividades… Kale ke todos devemos de okuparnos en diskutir el futuro ke keremos a partir del pasado ke mos sostiene. Poko es lo ke se salva, a pezar de la veluntad de pokos funsionarios ke intentan estar al karar de la responsabilidad ke les da su posto, en vezes limitados por una muy grande burokrasia o por ke les mankan las parás. Kale ke todos devemos ser guardianes de la memoria ke mos identifika kon un modo de ser…

En sierto modo, es la karga kultural famiyar, a la naturalesa de muestro pueblo, de muestra sivdad, de muestro pais, lo ke mos aze kienes somos; rekodrar de ande vinimos i mantener lo ke aresivimos de muestros parientes, las tradisiones, las kostumbres, los lugares ke mos identifikan, es un mandato ke tiene ke estar prezente en este komplekso paso en el ke “globalisazion i identidad son dos karas de una mizma moneda.” Kon la desparision  de edifisios representativos komo el Kafé Izmir – ke reprezentava la diversidad kultural, la konvivensia pasifika i la identidad de Buenos Aires - , no keda duda ke toda la sosiedad fue lastimada, sufriendo la matansa de su memoria fisika i kon el peligro de ke se despareka una parte de su istoria.

* Fuente: El Amaneser”. (Estambul. Turquía). Rekuerdos. Pág. 24.

- Autor: Carlos Szwarcer

- Trezladado del espanyol al ladino por Liliana Benveniste

- Versión en español:

http://blogs.monografias.com/estampas-de-buenos-aires/2013/03/02/%E2%80%9Cel-cafe-tortoni-y-el-bar-izmir-un-vinculo-sefaradi%E2%80%9D-resena/

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Armenios, Artículos Periodísticos, Barrios, Cafés - Bares: Su Historia, Colectividades, Conferencias-Cursos-Charlas, Griegos, Preservación del Patrimonio Cultural, Sefaradíes, Turcos

El vínculo safaradí entre el Café Tortoni y el Café Izmir (fotos)

En el Ciclo Raíces de Sefarad, organizado por eSefardad y la Comunidad NCI-Emanu El, se presentó “El Café Tortoni y el Bar Izmir. Un vínculo sefaradí”, por Carlos Szwarcer. El evento se llevó a cabo el martes 30 de octubre de 2012 en Arcos 2319 (CABA) y fue auspiciado por La Comisión de Bares Notables de la Ciudad de Buenos Aires.

Carlos Szwarcer

Auditorio

Carlos Szwarcer, junto a Horacio Spinetto, integrante
de la Comisión de Bares Notables de la Ciudad de Buenos Aires.

Reina Alboger, hija de Alejandro Alboger,
dueño del Café Izmir entre 1939 y 1965.

Mercedes Vacarezza, hija de Alberto Vacarezza, autor
del famoso sainete “El Conventillo de la Paloma”
(ubicado a pocas cuadras del Café Izmir)

Liliana Benveniste recreó algunas canciones cantadas por las “muyeres sefaradíes” en las casas cercanas al legendario “Café Izmir,” del barrio porteño de Villa Crespo.

Asistentes participando con preguntas

Mercedes Vacarezza y su esposo junto a Carlos Szwarcer

Liliana Benveniste hace entrega de un recuerdo a Carlos
por su participación en  el Ciclo “Raíces de Sefarad” 2012.

Graciela Calderón (izq) y Silvia Agostino (centro)

Oscar Suárez, siempre presente: amigo personal
de Carlos Szwarcer.

Horacio Spinetto y Carlos Szwarcer
Carlos y su madre: Reina Alboger

Con su hermanas Susana y Marilú.

Con Marcelo y Liliana Benveniste, organizadores
del evento

Aquí, con David Galante y su esposa, Raquel.

Junto a la artísta plástica Meli Janín

Carlos y su familia: de izq a der. Susy, Mary, Emanuel, Dominique, Mariana, Reina y Natalia.

Carlos con su hija, Mariana Szwarcer

Las palabras de Fréderic Mistral como cierre de la presentación: “Los árboles de raíces más hondas son siempre los que crecen más alto”


Fotografías:

Natalia Zaidman

Armenios, Barrios, Cafés - Bares: Su Historia, Colectividades, Conferencias-Cursos-Charlas, Eventos Culturales, Griegos, Preservación del Patrimonio Cultural, Sefaradíes, Turcos

El Café Tortoni y el Bar Izmir. Un vínculo sefaradí.

DÍA 30. Cafés históricos de Buenos Aires. El Café Tortoni y el Bar Izmir, un vínculo sefaradí”, es el título de la charla de Carlos Szwarcer que tendrá lugar el martes 30 de octubre, a las 19,30 hs, en Arcos 2319 (Buenos Aires). Se pondrá en foco la historia que relaciona estos dos cafés notables de la ciudad de Buenos Aires, el más antiguo en pie y el ya desaparecido Café Izmir, ejemplo de diversidad cultural e hito histórico sefaradí del siglo XX.

Armenios, Barrios, Cafés - Bares: Su Historia, Colectividades, Conferencias-Cursos-Charlas, Españoles, Eventos Culturales, Griegos, Preservación del Patrimonio Cultural, Sefaradíes, Turcos

Qué es la música sefardí?

Este martes a las 19:30hs en la sede de NCI-Emanu se realizará la Conferencia con ilustraciones musicales ¿QUÉ ES LA MÚSICA SEFARADÍ? por la musicóloga e investigadora ELEONORA NOGA ALBERTI, soprano argentina de relevante carrera internacional que ha brindado recitales en las más importantes salas de Europa y América siendo reconocida en todo el mundo en virtud de su actividad como recopiladora, transcriptora y adaptadora de las melodías y textos tradicionales sefardíes.

 

Organizan y Coordinan
Prof. Liliana Tchukran de Benveniste y Marcelo Benveniste – Editores de eSefarad.com

Coordina para NCI-Emanu El: Adrian Mirchuk

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Colectividades, Sefaradíes, Sin categoría

Pesaj y las huellas de mi pasado…

por Carlos Szwarcer

 

Fragmentos de “La mesa de mis abuelos” , Carlos Szwarcer, “Los Muestros” Nº 58. Marzo de 2005. Bruselas. Bélgica.

 

 

(…) Crecí con un fuerte concepto de familia que se afirmó en las reuniones de la calle Vera 954, la casa de mis abuelos maternos Alboger - Benghiat, sefaradíes nacidos en Izmir a principios del siglo pasado y llegados a la Argentina en los años ’20. En la gran mesa de su comedor, los platos siempre desbordantes, las risas contagiosas hasta el llanto de alegría, los ruidos de las copas de cristal que en cada brindis sonaban como agudas y finas campanadas. Y el primer lejaim (1) de mi abuelo Alejandro, que repetíamos en un eco interminable como entrando en un trance colectivo. Allí estábamos todos. El vigor de la prosapia y la efervescencia de la prole discurrían como en un sueño diáfano. Hubo un tiempo en que ésto fue más o menos así aunque parezca un cuento.

 

(…)  Y de todas las fiestas celebradas en ese espacioso comedor espejado, fue Pesaj (2) la que dejó en mí la huella más profunda. Desde chico, algo simple y contundente me marcó en cada conmemoración: el significado de libertad que emanaba de su historia. Trascendió más allá de lo religioso, de la tradición o de lo simbólico, y cada año fue adquiriendo mayor dimensión.

 

(…) En la casa de mis abuelos, donde transcurrió mi infancia y parte de mi adolescencia, había una vez un comedor de mosaicos jaspeados y amplios ventanales, en el centro la enorme mesa de madera labrada y lustrosa, en torno a la cual, en Pesaj, inauguré mi reflexión sobre los vastos dominios de la libertad. Los tiempos pasaron y mis tempranos presagios sobre las inevitables ausencias de mis seres más queridos se fueron cumpliendo inexorablemente. Sin embargo, tras el dolor por los que se iban, se agigantaba en mí, como por mandato divino, el recuerdo de los jubilosos tiempos idos y la certeza de que luchando por un presente digno y en libertad ayudaría a que el mundo fuera mejor para las generaciones venideras, para nuestros hijos.

 

Tal vez una de las más bellas consecuencias de Pesaj sea que a través de sus festejos comencé a entender algo sobre el sentido de la vida. Después me dedicaría a la solitaria indagación sobre mis orígenes y a consolidar una profunda vocación por la historia. Pesaj, al fin, me dejó la libertad como principio y la responsabilidad como modo de vida. Sirva este recuerdo en honor a las familias y sus encuentros, y a ciertas festividades que ayudan a vislumbrar las complejidades de la vida y a modificar los caminos de nuestra existencia.

 

 

 

Notas:

 

1)Del hebreo: por la vida, salud.

2)Pascua judía.

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Artículos Periodísticos, Ashkenazíes, Barrios, Crónicas-Ensayos, Efemérides, Narrativa-Cuentos-Relatos, Preservación del Patrimonio Cultural, Sefaradíes

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda