Estampas de Buenos Aires

Blog de Carlos Szwarcer en Monografias.com

 

Canciones

Ecos de América – Yábor

Por Fernando Marinelli
Diariofolk (Revista de actualidad Musical).
España

Por diversas razones, la República Oriental del Uruguay es una verdadera fábrica de músicos talentosos, cuya enumeración excedería las posibilidades de este espacio. Y por una cuestión de magnitudes de mercados, el principal cliente de su producción es la vecina Argentina. No es casual, entonces, que el cantante y compositor uruguayo Yábor haya grabado su primer disco -en 1973- al otro lado del Río de la Plata, secundado por músicos argentinos. Ni que haya residido muchos años en Buenos Aires, donde se lo considera como uno de los pioneros del rock de este país y de la introducción del candombe en ese género. Ni tampoco es casual, finalmente, que su música haya logrado fundir, en un mismo crisol, las múltiples influencias de sus predecesores y contemporáneos.

El producto de esta particular conjunción de géneros, madurada a lo largo de más de tres décadas, se revela exquisitamente depurada en éste, su último disco, Ecos de América. Aquí encontramos, hilvanados por el hilo de la tradición murguera y candombera que es el sello de identidad de Yábor, un taquirari que prologa el álbum, un forró dedicado a la diosa Yemanjá, una bossa nova que homenajea al enorme poeta Vinicius de Moraes, un tango rockeado y cantado con acento “canyengue” por Lucila Dotti, aires de reggae y country music y hasta una milonga con influencias del flamenco, Milonga de lo que soy, sobre un poema del argentino Héctor Negro.

¿Música rioplatense de raíz folklórica? ¿Canto popular uruguayo? ¿Fusión afroamericana? La definición de estilo que acompaña el último track, El entierro de Momo, da una pauta de la dificultad que implica encasillar la música de este disco: murgandombe-rock-carnavalero.

Afortundamente, Yábor escapa a las definiciones, pero no a sus raíces, y con su voz cálida y sin estridencias nos brinda un álbum de audición agradable y placentera, pero no exento de ritmo, que conforma un mosaico bastante completo del sonido rioplatense. Puestos a elegir, en un álbum de calidad muy pareja, nos inclinamos por Los ecos de los ecos, Sosteniendo la pared y la ya mencionada Milonga de lo que soy.

Fuente-. http://www.diariofolk.com/criticadisco/ecos-de-america-yabor/

Artículos Periodísticos, Canciones, Desde afuera..., Uruguayos

YÁBOR en Concierto Acústico. Sábado 26 de abril. 21.30 hs. en “Macedonio - Café del Lector-”

YÁBOR en “MACEDONIO” (Café del lector).

“Cronos Cultural” presenta:
YÁBOR en Concierto Acústico Sábado 26 de abril. 21.30 hs.
“Ecos de América”
En “Macedonio- Café del Lector-”
(Ubicado en Jardines de la Biblioteca Nacional)
Aguero 2502 (CABA) -

En este espectáculo presentará canciones de su nuevo Álbum “Ecos de América” e interpretará clásicos de su sobresaliente carrera: “De vuelta por el barrio”, “Memoria azul”, “No Dejes de Cantar”, el Candombe del 6 de enero, entre otros.

Considerado uno de los pioneros del rock nacional, y precursor del Candombe dentro del mismo, es el heredero de la tradición murguera y candombera del barrio montevideano de La Unión. En 1974 se radicó en la República Argentina, alternando sus actuaciones en ambas orillas del Plata. Sus canciones, a través de artistas y agrupaciones corales, han trascendido las fronteras hacia varios continentes

YÁBOR (guitarra y voz),
Eduardo Louzada (percusión)

“MACEDONIO” (Café del Lector)
Agüero 2502 (CABA)
Valor entrada: $ 70
Reservas: Tel 4804-8045 y 15 3334 9989
macedonioresto2013@yahoo.com.ar

Cafés - Bares: Su Historia, Canciones, Colectividades, Desde afuera..., Eventos Culturales, Poesías y otros territorios de las musas, Preservación del Patrimonio Cultural, Uruguayos

GABY BISTOT en LA BOHEMIA CONCERT. 23 de enero. 21,30 hs.

GABY BISTOT en LA BOHEMIA CONCERT


“Cronos Cultural” presenta el 23 de enero a las 21.30 hs, a la cantante y compositora de SOUL&GOSPEL, en “LA BOHEMIA CONCERT, Yerbal 1657 (CABA), con su su novedoso Show “BUENA NOTICIA”. Un Acústico en el que incluye tanto canciones ancestrales africanas como The Beatles - Gospel&Soul- , además de agregar elementos de la naturaleza en su canto.


Un espectáculo lleno de colores vocales, más “el amor” que representa uno de los cantos más antiguos de nuestra tierra; y como siempre con una sorpresa al estilo Gaby.


Será acompañada por el pianista Alejandro Piedis.


Derecho a espectáculo: $70

Reservas 011 4633-2971


www.labohemiaelconcert.com.ar/


www.facebook.com/cronoscultural

Canciones, Eventos Culturales

YÁBOR en “BORIS CLUB” el viernes 10 de enero de 2014. 21.30 hs.

CRONOS CULTURAL PRESENTA:


YÁBOR en “BORIS CLUB” el viernes 10 de enero. 21.30 hs. Con Eduardo Louzada (percusión). Roberto Moreno (bajo) Artista Invitado-: MARIO PARMISANO

Comunicado de Prensa:

YÁBOR, Considerado uno de los pioneros del rock nacional, y precursor del Candombe dentro del mismo, transita, además, diversos géneros: milonga, milongón, bossa nova, plena danza, chamarrita, aires flamencos, Jazz-rock.

En este espectáculo, “ECOS DE AMÉRICA”, presentará canciones de su nuevo álbum e interpretará clásicos de su sobresaliente carrera: “De vuelta por el barrio”, “Memoria azul”, “No Dejes de Cantar”, entre otros.

YÁBOR (guitarra y voz), estará acompañado por Roberto Moreno (Bajo), cuyas actividades artísticas han sido declaradas de interés cultural por Secretaria de Cultura de la Nación y Eduardo Louzada (percusión), participe de los shows de importantes músicos argentinos y del exterior.


Artista Invitado

MARIO PARMISANO. Pianista, compositor, productor musical de amplia trayectoria nacional e internacional. Compartió actuaciones y grabaciones junto a Al Di Meola, Chick Corea, y las Orquestas: Sinfónica de Moscú, Sinfónica de Kiev, Sinfónica de Toronto, Amadeus de Polonia, del Kremlin de Moscú y del Inst. Sup. de Arte del Teatro Colón de Buenos Aires.

Radicado nuevamente en Argentina, continúa llevando la Obra del Maestro Astor Piazzolla, con su Tango Jazz Trío, a los mas prestigiosos escenarios locales e Internacionales.

***********************************************

Viernes 10 de enero. 21,30 hs. Boris Club

Gorriti 5568. (Palermo Hollywood) CABA

Tel. 4777-0012

Canciones, Concursos-Exposiciones- Convocatorias, Eventos Culturales, Poesías y otros territorios de las musas, Uruguayos

Mario Parmisano con su “Tango Jazz Trío”: “Forever Astor”

Con MARIO PARMISANO. Además de una extensa conversación sobre actualidad y proyectos, recibí del excepcional pianista un regalo de lujo: su nuevo material “Forever Astor” con su “Tango Jazz trío”. Mario, es reconocido por su trayectoria en la escena del Jazz Internacional, y en la Argentina junto a artistas como David Lebón, Pedro Aznar, Silvina Garré, Estela Raval y Sergio Denis, entre muchos otros.

Se incorporó al grupo del legendario guitarrista AL DI MEOLA, participando como pianista, arreglador, compositor, y productor asociado en varios de sus Cds, desde 1993 al 2007. Fue partícipe de más de 2000 Conciertos en los mas prestigiosos escenarios internacionales junto a estrellas del Jazz Internacional como CHICK COREA, entre otros.

De sus recientes presentaciones recordamos al “MARIO PARMISANO TRIO” en 2011 en Moscú con la ORQUESTA DE CÁMARA KREMLIN…y en Junio de 2012 un Concierto memorable en el TEATRO COLÓN de la Ciudad de Buenos Aires.

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Canciones, Poesías y otros territorios de las musas

Tanguito. Pionero del rock. A 40 años de su muerte

Tanguito se volvió una figura de popularidad masiva 21 años después de su muerte, acontecida en el otoño de 1972. Pero lo que llegó de su historia y su leyenda, gracias al film Tango Feroz, megaéxito en la Argentina y en varios países hispanoparlantes en 1993, fueron apenas retazos de su vida agitada, turbulenta, algunas veces hermosa pero también triste y terriblemente dramática.

 

La vida del verdadero Tanguito, la del negrito José Alberto Iglesias de Caseros, no fue nada fácil. Y de ese duro paso de apenas 26 años y unos meses por Buenos Aires, quedó el mito que sobrevivió al paso del tiempo. Pero por qué se instaló tan firmemente su figura en el inconsciente colectivo de una ciudad, mucho antes de que Marcelo Piñeyro reparara en su figura, es un misterio que seguramente nunca se podrá develar. Lo que sí puede hacerse, en todo caso, es una recorrida por su vida para hacer un intento de desentrañar qué misterios se conjugaron para crear una leyenda como pocas otras tiene el rock argentino.

 

En esta instancia aparecen datos por lo menos llamativos. Por ejemplo, que los hechos más trascendentes de su vida artística, que fueron finalmente los que lo hicieron perdurar, acontecieron en un lapso de menos de un año y medio. De diciembre de 1966 a abril de 1968 soplaron vientos a favor para su figura de morocho suburbial: en ese tiempo participó de un espectáculo en cierta forma antológico junto a varios de sus amigos músicos de La Cueva, compuso “La Balsa” con Litto Nebbia, vio cómo ese tema fue grabado y poco después se convirtió en un éxito de proporciones, ganó un buen dinero como autor, tuvo un papel protagónico en la irrupción en la ciudad de los hippies, actuó en la televisión, y consiguió grabar como solista y con producción por única vez en su vida. Todo, en sólo 15 meses. Entonces está claro que la gran incógnita de esta historia es cómo quedó tanto de tan poco.

 

Todo el día me pregunto

José Alberto Iglesias nació el 16 de setiembre de 1945 en San Martín, hijo de José Iglesias, vendedor ambulante de artículos de mercería en las ferias de Caseros y Santos Lugares, y Juana Correa, empleada doméstica y ama de casa. Tuvo una sola hermana, Carmen, cinco años menor que él.

En la escuela no le fue bien. Terminó a duras penas el primario, desertó temprano del secundario y su intento de estudiar jardinería en la escuela del Jardín Botánico quedó en eso, en intento. Pero lo suyo no eran los libros sino la guitarra, el divague y el canto rolling stone, de canto rodado.

La oportunidad le llegó en 1963, cuando consiguió convertirse en el grupo Los Dukers de Mataderos, que por entonces ya habían conseguido grabar en el sello Music Hall…  Sus amigos del barrio habían empezado a llamarlo Tanguito porque bailaba muy bien el rock’n'roll y le decían, en broma, “bailate algo, Tanguito”.

En medio de una intensa actividad con actuaciones en clubes de barrio, en las que llegó a compartir programaciones con Sandro y Los de Fuego, los Pick Upsy los Bobby Cats -conjunto en el que cantaba Giuliano Canterini (Billy Bond)- entre varios más, Tanguito debutó discográficamente como voz líder de Los Dukesen la primavera de 1963, con 18 años, grabando un tema de Palito Ortega y Dino Ramos, Decí por qué no querés, y uno propio (aunque firmado por todo el grupo), Mi pancha.A fines de enero de 1964, apareció el segundo y último simple grabado por Tanguito con Los Dukes. El disquito incluyó Carnaval carnavalde Ball y Roger, en versión en español de Santos Lipesker, y Maquillada de Freddie Cora.

Promediando el otoño de ese año, Tanguito se entusiasmó con una posibilidad de hacer una grabación como solista, a partir de un contacto que un nuevo amigo suyo, Horacio Martínez, había logrado en el sello RCA Víctor. Entonces renunció a Los Dukes. Pero no llegó a grabar en ese momento en RCA con el nombre artístico que ya había escogido, Ramsés VII. Lo que sí consiguió, por su amistad con Martinez, fue llegar a un lugar en el comenzaba a cocinarse la música que después se llamaría rock nacional: La Cueva de Pueyrredón.

 

La Cueva

Originalmente llamado La Cueva de Pasarotus -antes habia sido un cabaret, conocido como Jamaica por un tiempo y luego como El Caimán-, el sótano de Pueyrredón 1723 casi Juncal albergaba en el invierno de 1964 a un buen número de músicos de jazz que empezaba a mezclarse con jóvenes de menor edad que traían otra música en sus oídos, el rock’n'roll.

Desde ese momento y hasta el cierre del local, en 1967, Tanguito compartió muchas noches con personajes como Moris, Javier Martínez, Alejandro Medina, Pipo Lernoud, Sandro, Billy Bond, Litto Nebbia, Miguel Abuelo, Horacio Martínez, Charly Camino, Carlos Mellino. En rigor, La Cueva pasó por distintas etapas. En la última, el grupo fijo que amenizaba el lugar era uno liderado por los rosarinos Litto Nebbia y Ciro Fogliatta, que luego se dio a conocer como Los Gatos.

Los días 7, 12 y 14 de diciembre de 1966, algunos músicos que frecuentaban La Cueva como Moris, Tanguito y Los Seasons (grupo del que formaban parte Alejandro Medina y Carlos Mellino), se unieron a otros como Bob Vincent y Susana, ante la iniciativa del periodista y poeta Miguel Grinberg, para celebrar una serie de conciertos titulados Aquí, allá y en todas partes, que tuvieron lugar en el Teatro de La Fábula de Agüero 444. En ese espectáculo, Tanguito cantaba, en un inglés sanateado, dos temas ya clásicos del primer rock’n'roll, Tutti fruttide Little Richard, y Perro ferozde Leiber y Stoller, ambos popularizados por Elvis Presley. Grinberg recuerda que Tanguito participó de esta experiencia con interés y responsabilidad, concurriendo a todos los ensayos.

Aquí podría ubicarse el comienzo de la más feliz etapa de su vida relacionada con la música. Poco después de estos conciertos, en una de las innumerables noches de naufragio del grupo de amigos de La Cueva que terminaban inevitablemente en el bar La Perla de Once, ubicado en Jujuy y Rivadavia, frente a la plaza Miserere, Tanguito comenzó la composición de “La Balsa”, tarea que completó Litto Nebbia.

 

 

La balsa

El 19 de junio de 1967, Los Gatos grabaron “La Balsa” en una sesión tomada en carácter de prueba por el sello RCA. Anteriormente, el grupo había rendido un primer examen el 27 de abril, con el tema Ayer nomás de Morisy Pipo Lernoud (con letra modificada por Nebbia). El 3 de julio, el sello Vik, subsidiario de RCA, publicó el primer simple de Los Gatos con “La Balsa” y Ayer nomás. Veinte días después se cerró La Cueva, que venía siendo víctima de un despiadado acoso policial, con allanamientos cotidianos.

El 21 de setiembre, por iniciativa de Pipo Lernoud, se concretó la presentación formal de los hippies de Buenos Aires, en una reunión celebrada en Plaza San Martín. En rigor, se trató de un intento de oficializar de alguna forma la existencia de los pelos largos, para detener la persecución de que ya eran objeto los jóvenes que lo usaban. Esa tarde, Tanguito cantó en el centro de una ronda. Interesados por la colorida novedad, algunos medios periodísticos se dieron por enterados de la existencia de los melenudos porteños. El programa Sábados Circulares que conducía Nicolás Mancera invitó a los hippies alestudio de Canal 13, y así Tanguito pudo cantar varios temas ante las cámaras. Entre ellos, La balsa.

 

La princesa dorada

El 18 de enero de 1968, en días en que “La Balsa”era la canción más difundida y vendida del verano, Tanguito grabó dos temas propios en los estudios RCA, acompañado por la orquesta de Horacio Malvicino. Esos registros -La princesa dorada, escrito en colaboración con Pipo Lernoud, y “El hombre restante”, coautoría con Javier Martínez- fueron los únicos que realizó profesionalmente como solista. El 4 de abril fue editado el simple de Ramsés VII por el sello RCA Víctor con los dos temas que Tanguito había grabado en enero. Pero sin apoyo de difusión de la compañía, y sin interés visible de su responsable porque se conociese suficientemente, la edición tuvo poco vuelo y fue un fracaso comercial. En ese momento podría ubicarse el final de sus días buenos.

 

La caída

A mediados de 1968, Tanguito tomó contacto con las jeringas y las anfetaminas inyectables. Hasta ese momento sólo había probado pastillas para no dormir y ocasionalmente marihuana. A esa altura de su vida, había cambiado sus amistades. Si bien mantenía cierto contacto con sus viejos compañeros de La Cueva, sus relaciones más estrechas las mantenía con gente que había conocido en el divague en las plazas y en los bares.

Con los brazos perforados por tantos pinchazos, Tanguito grabó algunas canciones entre 1969 y 1970, en los estudios TNT donde Manal, Moris y Vox Dei, entre otros, estaban registrando sus primeros trabajos para el sello Mandioca conducido por Jorge Alvarez, Pedro Pujó, Rafael López Sánchez y Javier Arroyuelo. Tanguito era parte del staff artistíco de Mandioca en forma tácita. Esos registros fueron hechos sin mayor cuidado con el único acompañamiento de su guitarra acústica, al parecer como boceto para que se pusiera en marcha la producción de un álbum. Pero ese trabajo elaborado nunca se pudo hacer.

En verdad, Mandioca publicó una canción de aquellas grabadas en TNT por Tanguito, Natural, posiblemente la más lograda en cuanto a la interpretación, que fue incluida en el compilado Pidamos peras a Mandioca que salió a la venta a fines de la primavera de 1970. Este LP también presentaba temas como Elena de Manal, Muchacho de Moris, Niño de color cariño de Alma y Vida, Verdes prados de Billy Bond y Nunca sabrás de Pappo, entre otros.

Poco significó para Tanguito aquella inclusión en el disco. El vagabundeo y las detenciones fueron cada vez más continuos. La persecución policial fue despiadada con él, y por eso muchas veces sus huesos fueron a dar a la cárcel de Devoto, acusado de contravenir edictos Policiales como los de ebriedad, mendicidad y vagancia, y disturbios en la vía pública.

Después de una de esas numerosas detenciones, en febrero de 1971, llegó a ser presentado por la división Seguridad Personal de la Policia Federal como cabecilla de una banda de narcotraficantes. En aquellos días comenzó una serie de periódicas reclusiones en la Unidad Penitenciaria del Hospital Borda, donde por otro lado se había puesto en marcha un servicio de atención a drogadictos. Luego de un período de meses tras las rejas, en el que fue sometido a tratamientos con electroshocks y shocks insulínicos que prometían cortar de cuajo el síndrome de abstinencia a las anfetaminas, en mayo de 1972 fue trasladado a la Unidad 13 del mismo centro asistencial, destinada a la internación de enfermos mentales.

De aquel siniestro lugar, Tanguito se escapó una madrugada. Unas horas después, a las 10.50 de ese día, el 19 de mayo de 1972, murió bajo las ruedas del tren del Ferrocarril San Martín, pocas cuadras antes de la estación Palermo. Era el tren que podría haberlo llevado de regreso a su casa en Caseros City. Ningún diario publicó su muerte.

En 1973, el sello Talent conducido por Jorge Alvarez y que actuaba como heredero directo de Mandioca, lanzó a la calle el álbum Tangocon las desprolijas grabaciones que había hecho Tanguito en TNT.

En el verano de 1993, junto a otros discos históricos del rock nacional como 30 minutos de vida de Moris, el doble Manal de Manal, Desatormentándonos de Pescado Rabioso y Películas de La Máquina de Hacer Pájaros, apareció Tango en compact disc. La tirada de dos mil emplares se agotó de inmediato.

En 1987, Marcelo Pineyro se interesó por la leyenda de Tanguito para la que sería su ópera prima, y luego de marchas y contramarchas, consiguió hacer su película. Se llamó Tango Feroz, fue estrenada en el invierno de 1993, y esa es ya una historia conocida.

“Yo soy Ramsés”

A fines de 2009, con 42 años de retraso, finalmente vio la luz una grabación del 20 de octubre de 1967 en el Estudio TNT. Bajo el nombre “Yo soy Ramsés”, este disco incluye tres canciones totalmente inéditas y otros temas en versiones desconocidas.

 

Fuente: http://www.rock.com.ar/bios/0/213.shtml

Foto en blanco y negro: JImmy Olszevicki. Se observa a Tanguito (parado)  en La Cueva.   

 

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Artículos Periodísticos, Canciones, Efemérides, Poesías y otros territorios de las musas

Mercedes Sosa, un pueblo en mi voz

Martes a domingo y feriados de 15 a 21

Entrada gratuita

 

Hasta el 29 de abril, se exhibe la muestra “Mercedes Sosa, un pueblo en mi voz”, gratis, en la Casa Nacional del Bicentenario.

 

Un recorrido por la vida de esta gran artista argentina a partir de cinco conciertos fundamentales en su trayectoria: El Olympia de París, en 1979; el Ópera de Buenos Aires en 1982; el Lincoln Center de Nueva York, en 1992; el Santa Catalina de Jujuy, en 2001 y el Coliseo de Roma, en 2002.

 

Estos conciertos permiten acercarnos a momentos esenciales de la vida de Mercedes Sosa: el exilio, el regreso, su apertura a los jóvenes y el rock, su consagración internacional en las salas más prestigiosas del mundo, los duetos con artistas de los géneros más diversos, su relación de amor profundo con el interior del país y su compromiso político permanente.

 

Fotos, muchas de ellas inéditas, retratos que le dedicaron artistas como Antonio Berni, Carlos Alonso, Antonio Pujía y Annemarie Heinrich; videos de su archivo personal y objetos componen el recorrido de esta muestra organizada conjuntamente por la Fundación Mercedes Sosa, la productora Vocación y la Casa Nacional del Bicentenario-Secretaría de Cultura de la Nación, con el apoyo de la Unidad Ejecutora Bicentenario y la Secretaría General del la Presidencia de la Nación.

 

 

 

Fuente: http://www.casadelbicentenario.gob.ar/exposiciones/exposiciones-temporarias-exposiciones/mercedes-sosa-un-pueblo-en-mi-voz

 

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Canciones, Concursos-Exposiciones- Convocatorias, Eventos Culturales, Poesías y otros territorios de las musas

Hasta siempre Flaco…

Por Carlos Szwarcer 

Ayer se fue el Flaco Luis Alberto Spinetta… !!!  Su “alma de diamante” ya está  viajando por el espacio, quizás se encuentre con “Fermín” o el “Capitán Beto”…

 

Fue uno de los fundadores del rock nacional. Formó “Almendra” en 1967, grupo excepcional que grabó su primer disco en 1969 -contemporáneo del célebre Festival de Woodstock- ,  que dejó en la memoria de la juventud argentina temas emblemáticos que aún hoy tienen vigencia.

Recuerdo al Flaco un invierno de hace cuarenta años entrando al boliche “Lingote“, enfundado en un exótico sobretodo beige a grandes cuadros de colores fuertes  y una melena  desordenada como recién salida de una licuadora. Detrás,  firmemente,  lo seguían Emilio del Güercio (bajo), Edelmiro Molinari (guitarra) y Rodolfo García (batería). Aquella noche comenzaron a tocar ante el silencio reverencial de todos nosotros. A Edelmiro se le rompió una cuerda de la guitarra y siguió tocando como si nada hubiera pasado…la cambió en unos segundos. Sonaban sublimes, como en el disco, y los coros eran brillantes.

“Almendra” duró poco, qué pena…!, sólo dos años. Cada integrante siguió su propio rumbo. A Luis Alberto lo guiaron sus propias musas y descolló. Yo me quedo con su primera etapa, cuando el sonido de ese rock urbano  me impactó con sus letras inigualables y profundas. Una estética musical que lo ubicó adelantado a su tiempo.

Es bueno que lo que merece ser recordado perdure. Por eso la obra y el espíritu del Flaco Spinetta permanecerán. Quiero, necesito, hoy recordarlo  con una canción que ya es un himno: “Muchacha ojos de papel”.

 

Link para escuchar el tema: http://www.goear.com/listen/03f0300/muchacha-ojos-de-papel-luis-alberto-spinetta

 

Muchacha ojos de papel,
¿a dónde vas?
Quédate hasta el alba.
Muchacha pequeños pies,
no corras más.
Quédate hasta el alba.
Sueña un sueño despacito entre mis manos
hasta que por la ventana suba el sol.
Muchacha piel de rayón,
no corras más.
Tu tiempo es hoy.
Y no hables más, muchacha
corazón de tiza.
Cuando todo duerma
te robaré un color.
Muchacha voz de gorrión,
¿a donde vas?
Quédate hasta el día.
Muchacha pechos de miel,
no corras más.
Quedate hasta el día.
Duerme un poco y yo entretanto construiré
un castillo con tu vientre hasta que el sol,
muchacha, te haga reír
hasta llorar, hasta llorar.
Y no hables más, muchacha
corazón de tiza.
Cuando todo duerma
te robaré un color.

 

 

 

 

 

 

Caricatura: http://fabianzaccaria.blogspot.com

 

 

 

 

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

 

Canciones, Efemérides, Poesías y otros territorios de las musas

Recordando a María Elena Walsh (1930- 2011)

A un año de su fallecimiento

 

 

Célebre por su literatura infantil, creó personajes conmovedores, como Manuelita la Tortuga, que inspiró la película “Manuelita” (1999), dirigida por Manuel García Ferré. Sus temas fueron musicalizados por personalidades como Mercedes Sosa y Joan Manuel Serrat y trascendieron las fronteras argentinas.

 María Elena Walsh nació en el barrio de Ramos Mejía, en Buenos Aires, el 1º de febrero de 1930. Falleció a los 80 años el 10 de enero de 2011 en la misma ciudad.

 

Su papá era un ferroviario inglés que tocaba el piano y cantaba canciones de su tierra; su madre era una argentina descendiente de andaluces y amante de la naturaleza.


Fue criada en un gran caserón, con patios, gallinero, rosales, gatos, limoneros, naranjos y una higuera. En ese ambiente emanaba mayor libertad respecto de la tradicional educación de clase media de la época. Tímida y rebelde, leía mucho de adolescente y publicó su primer poema a los 15 años en la revista “El Hogar”. Poco después escribió en el diario “La Nación”.


Un año antes de finalizar sus estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes publicó su primer libro (en 1947), “Otoño imperdonable”, que recibió el segundo premio Municipal de Poesía y fue alabado por la crítica y por los más importantes escritores hispanoamericanos. A partir de allí su vida dio un vuelco: empezó a frecuentar círculos literarios y universitarios y escribía ensayos. En el año 1949 viajó a Estados Unidos, invitada por Juan Ramón Jiménez.

 

En los años ’50 publicó “Baladas con Angel” y se autoexilió en París, junto con Leda Valladares. Ambas formaron el dúo “Leda y María”: actuaron en varias ciudades como intérpretes de música folclórica, recibieron premios, el aplauso del público y grabaron el disco “Le Chant du Monde”. Por esa época comenzó a escribir versos para niños. Sus canciones y textos infantiles trascendieron lo didáctico y lo tradicional: generación tras generación sus temas son cantados por miles de niños argentinos.


Realizó además recitales unipersonales para adultos. En 1962 estrenó en el Teatro San Martín “Canciones para mirar”, que luego grabó con CBS. Al año siguiente estrenó “Doña Disparate y Bambuco”, representada muchas temporadas en Argentina, América y Europa. En los años ‘60 publicó, entre otros, los libros “El reino del revés”, “Cuentos de Gulubú”, “Hecho a mano” y “Juguemos en el mundo”. En los ’70 volvió al país y en  1971 María Herminia Avellaneda la dirigió en el filme “Juguemos en el Mundo”. También escribió guiones para televisión y los libros “Tutú Maramba”, “Canciones para mirar”, “Zoo Loco”, “Dailan Kifki” y “Novios de Antaño”.

 

En 1985 fue nombrada Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires y, en 1990, Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Córdoba y Personalidad Ilustre de la Provincia de Buenos Aires. En 1994 apareció la recopilación completa de sus canciones para niños y adultos y, en 1997, “Manuelita ¿dónde vas?”.

María Elena Walsh es un verdadero juglar de nuestros tiempos, cuando recita y canta sus versos, pero también, cuando denuncia subliminalmente diversas cuestiones sociales. Toda su rebeldía, su desencanto, su oposición, su amor a la naturaleza y a los niños han quedado reflejados en numerosos poemas, novelas, cuentos, canciones, ensayos y artículos periodísticos. 

Fuente  http://mariaelenawalsh.com

Para ver y escuchar…  http://mariaelenawalsh.com/manuelitalatortuga.htm

 

  

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Canciones, Efemérides, Poesías y otros territorios de las musas

Mi baldosita floja

Roque Narvaja

Mi baldosita floja

(Roque Narvaja. 1985)

 

 

 

 

 

 

 

 

Hermosa canción sobre la ciudad… 

                          Cliquear aquí para escuchar la canción 

  

Mi Baldosita Floja

  

Hoy

Me he despertado junto a ti

Ciudad sin fin

Ciudad de abril

Hoy

Te has despertado junto a mi

Y soy feliz

y soy feliz

Porque me mojas

Mi baldosita floja

Dame las buenas artes

Que me ayuden a construir

Dame los buenos aires

Que me ayuden a seguir

Creyendo en ti

Creyendo en mi

Mi baldosita floja

Hoy

Te he saludado la nariz

Pinocho gris

Luna y alfil

Hoy

Me he despertado y al dormir

Soñe por ti

Soñe por ti

Que despertabas

Mi baldosita floja

Dame las buenas artes

Que me ayuden a construir

Dame los buenos aires

Que me ayuden a seguir

Creyendo en ti

Creyendo en mi

Mi baldosita floja

Mi baldosita floja.

 

 

Biografía de Roque Narvaja

 

Líder y fundador de La Joven Guardia, grupo exponente de la música beat en la Argentina. De esta época se destacan los temas La reina de la canción y uno de sus más exitosos y recordados: El extraño del pelo largo (1968), que sirvió como título a una película, donde actuaba La Joven Guardia junto a Lito Nebbia.[1] Posteriormente tocó el bajo y grabó un solo de guitarra en el long play Muerte en la catedral de la banda de Lito Nebbia.

En 1972 inicia su carrera solista, con el disco Octubre, mes de cambios.

Luego de grabar los discos Primavera para un valle de lágrimas y Chimango y cuando tenía en preparación un nuevo álbum llamado Amén (que queda inconcluso), en 1977 debe exiliarse en España por las amenazas que recibe del gobierno militar de Argentina. Allí se radica en Madrid y opta por lo melódico, de esta época son dos de sus canciones más reconocidas, Menta y limón y Yo quería ser mayor.

En 1980 me eligieron el mejor compositor de España y la Sociedad de Autores incluyó a Santa Lucía dentro de las mejores 100 canciones de España.

En 1981 se editó Un amante de cartón, el disco de Narvaja que más copias vendió.

Cuando termina la dictadura militar en Argentina, la mayoría de los artistas exiliados regresa. Sin embargo Roque Narvaja decide quedarse en España.

Regresó a la Argentina recién en 1989, a los 38 años de edad. Para radicarse eligió a Junín, ciudad donde vivió hasta 1995. Ese año volvió a España.

En 2001 decidió regresar a la Argentina y en 2004 graba el álbum Palabra por palabra. 

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

 

 

 

Canciones

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda