Estampas de Buenos Aires

Blog de Carlos Szwarcer en Monografias.com

 

Archivo de Octubre, 2011

Todos los secretos del Maipo

El investigador Carlos Szwarcer reconstruyó la historia de la sala a través de anécdotas

Por Carlos Sanzol  | LA NACION 30 de octubre de 2011 (P.8 Sección Espectáculos)

 

 

 

    

 

Hay lugares que se redescubren gracias a sus secretos. Carlos Szwarcer se lo propuso en esos términos a la hora de investigar la historia del teatro Maipo (anteriormente Scala), que en 2008 cumplió 100 años.

Era 1994 y la sala de la calle Esmeralda acababa de ser comprada por el empresario teatral, Lino Patalano. Para celebrar su reapertura, a Szwarcer le encargaron indagar en algunos puntos de la historia del lugar. Algo que se materializó en el guión de un video que se pasó en la ceremonia de “reinauguración”. Ese fue el germen del libro Teatro Maipo. 100 años de historia entre bambalinas (Ediciones Corregidor, 2010), que pasado mañana, a las 19, el autor presentará en el Salón Dorado de la Casa de la Cultura (Avenida de Mayo 575, primer piso).

Szwarcer se propuso, entonces, recuperar los secretos escondidos en la “Catedral de la revista” -como se conoció al teatro- a partir no sólo de la revisión de documentos históricos, sino sobre todo de la recolección de las voces de sus protagonistas: actores, productores, vedettes y personal técnico de la sala. Así, logró ponerle rostro a la abstracción histórica. “La idea era abordar las épocas del teatro por medio de la recuperación de la vida cotidiana”, dice el autor a La Nacion para reconstruir el día tras día de ese edificio que ganó fama de “templo inmoral”, gracias a la liviandad del vestuario de las grandes vedettes (Nélida Roca, Nélida Lobato, Ethel y Gogó Rojo, entre otras) y al tono subido del humor de los capocómicos (Dringue Farías, Pepe Arias, Pedro Quartucci, Tato Bores y Alberto Olmedo, por nombrar algunos) que pisaron el escenario.

 

 

En el libro, esas voces se confiesan. Exponen maldades: las chicas de las revistas ponían hojas de afeitar en los escalones de la escalera que debía bajar la primera vedette. Testimonian bromas pesadas: el cómico que usó un bigote postizo untado con excremento de gato, una “genialidad” a cargo de sus compañeros. Esbozan el espíritu de camaradería que se vivía en el teatro: la emoción del elenco porque un actor dejó todo arriba del escenario. Relatan los excesos: la pasión de algunos cómicos por las carreras de “burros” y la velocidad con que las petacas de whisky se agotaban antes de las funciones. En fin, las voces cuentan -algunas con nostalgia, otras con el pesar del tiempo- el espíritu bohemio de una época dorada de la revista, de una era que ya no existe más.

También hay lugar para relatar, como en cualquier teatro del mundo, historias de aparecidos. “Acá hay muy buenos fantasmas, dos en realidad: uno, pobre, se ahorcó, y el otro murió quemado en un camarín -relata en el libro Norma Aleandro, que protagonizó Master Class , en el Maipo en 1996-. Cáceres [un empleado del teatro que en 1985 se suicidó vistiendo su mejor traje] es el que más visita el escenario. Hay funciones en las que viene y son ésas las que mejor salen.”

Estilo sexy de la transgresión

Entre 2002 y 2003, Szwarcer se propuso sistematizar su investigación y, finalmente, volcar los secretos en un libro. Escudriñó en bibliotecas y archivos en busca de artículos periodísticos y documentos que le permitiera reconstruir la historia. Grabador en mano, reconstruyó los secretos que les contaban las voces que tejieron la vida del edificio de la calle Esmeralda. De la boca de las hermanas Rojo escuchó el relato del cuadro final de la revista El Maipo Super Star (1973), en el que Ethel y Gogó quedaban desnudas en el escenario pintadas íntegramente de dorado, casi al borde la intoxicación por el uso de los pigmentos que habían comprado en España.

En el libro, se respira ese aire de transgresión propio del teatro de revista que caracterizó al Maipo. Por ejemplo, Szwarcer cuenta que allá por 1962 se anunciaba el show de la transexual, La Coccinelle, (”La mujer que fue hombre”), treinta y dos años antes de que el transformista Cris Miró pasara a ser, de la noche a la mañana, la vedette de una revista y escandalizara al país.

“Intenté mostrar el otro costado de los artistas, de esas personas que fueron convertidas en mitos”, reflexiona el autor, sobre esas poco más de 300 páginas en las que revela los secretos del Maipo con la sola intención de redescubrirlo.

El  libro

Todas las épocas de este emblemático teatro que se llamó Scala y, luego, Maipo están reflejadas en el libro de Szwarcer

 

http://www.lanacion.com.ar/1418907-todos-los-secretos-del-maipo

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com 

Artículos Periodísticos, Comentarios de Libros y Publicaciones, Preservación del Patrimonio Cultural, Teatro

Algo sobre el Maipo y la Revista Porteña

Por Alejandro Michelena.

 En “La Jornada Semanal” (México)

Comentarios bibliográficos

Domingo 23 de octubre de 2011.

 

 

Teatro Maipo, 100 años de historia entre bambalinas,
Carlos Szwarcer,
Editorial Corregidor,
Argentina, 2010.


Este libro del investigador e historiador argentino en temas de identidad urbana, Carlos Szwarcer, que evoca la extensa peripecia del Maipo de Buenos Aires, no es uno más sobre el teatro popular, sino uno de los trabajos más serios y documentados que han aparecido sobre el mundo del espectáculo en el Río de la Plata. Pero, además, con buen estilo y cualidades narrativas recrea lo que fue la intensa vida del recinto más célebre y emblemático de la noche porteña.

 

El Maipo ha sido por décadas el templo mayor del teatro de revistas. Abrió sus puertas en 1922 y marcó con sus espectáculos y estrellas rutilantes la noche porteña. Pero el autor pesquisó además en las etapas anteriores del teatro; cuando se llamó Scala desde 1908, y Esmeralda desde 1915. En esta segunda etapa debutó el dúo Gardel-Razzano, en el que fuera el bautismo artístico de Carlos Gardel en el lejano año 1916.

 

Ubicado en pleno corazón de Buenos Aires, en la calle Esmeralda, se transformó –como bien lo explica Szwarcer– en el epicentro de la fiesta nocturna, ésa que tuvo como columna vertebral la legendaria Corrientes, que en sus años de mayor esplendor fue conocida como “la calle que nunca duerme”.

 

Este es un libro que se lee con sostenido interés. La enorme información que su autor ha reunido es dosificada con el jugoso anecdotario generado a través de las décadas. Las figuras que van haciendo su aparición –a través de testimonio personal en algunos casos, y en muchos otros mediante evocaciones– dan al lector una dimensión de lo que era este gran teatro y su evolución. Desfilan en el texto ese gran actor que fue Pepe Arias, famoso por sus monólogos; Lola Membrives, que actuara en las primeras etapas del Maipo antes de transformarse en una de las actrices preferidas de Federico García Lorca; ese histrión fenomenal que se llamó Florencio Parravicini; Luis César Amadori –uno de los directores fundamentales del cine argentino de la época de oro–, que llegó a ser director artístico y propietario del teatro. Y no faltan los humoristas, maestros en la picardía y las segundas intenciones, como Gogo Andreu, Dringue Farías, Carlos Castro Castrito, Jorge Marrone, Luis Verdaguer, Jorge Porcel, Don Pelele, Alberto Olmedo. Y como no podía ser de otro modo, las vedettes también se asoman: Ethel y Gogo Rojo, Nélida Lobato, Norma y Mimí Pons, Susana Giménez.

 

A partir de 1994, y luego de una etapa de cierta decadencia, de la mano de Lino Patalano y el gran bailarín Julio Bocca –como bien lo explica el autor– el Maipo experimentó una renovación y recuperó su esplendor. Actuaron en su escenario, como capo cómicos, artistas que se habían formado en el ámbito más intelectual y transgresor del café concert de los años sesenta, como Carlos Perciavalle, Antonio Gasalla y Enrique Pinti. Sin dejar su perfil popular y revisteril, abrió sus puertas al teatro con mayúscula; de esa forma actúan allí figuras consagradas como Norma Aleandro, Alfredo Alcón, Marilú Marini y Miguel Ángel Solá. Y cantaron allí esas grandes señoras del tango que son Amelita Baltar y Susana Rinaldi.

 

 

 

 

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2011/10/23/sem-leer.html

 

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Artículos Periodísticos, Comentarios de Libros y Publicaciones, Teatro

He nacido en Buenos Aires…

 

He nacido en Buenos Aires.
Qué me importan los desaires
con que me trate la suerte!
Argentino hasta la muerte,
he nacido en Buenos Aires.

 

 

 

¡Oh, Buenos Aires, mi cuna!
¡De mi noche amparo y luna!
aunque en placeres desbordes,
oye estos dulces acordes
¡oh, Buenos Aires, mi cuna!

 

 

 

 

* Fragmento de “Trova” (Carlos Guido Spano (1827-1918)

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

 

 

Poesías y otros territorios de las musas

Romeo Gavioli. Entre el Tango y el Candombe

El autor de Baile de los morenos y Abuelito blanco nació en la calle 13 de Julio (ahora Juan B. Morelli), en el corazón de la tradicional barriada montevideana de La Unión,  en el mes de febrero de 1913. Fueron cuatro los hijos de esa típica familia de inmigrantes italianos, que crecieron en esa callecita tranquila entre picadas futboleras, excursiones veraniegas a la playa del Buceo, y la aventura de comerse alguna fruta entrando por el fondo de las quintas del Camino de la Aldea (hoy avenida Italia).

Pero Romeo tenía también otras inquietudes. Seguramente se le vio -la ñata contra el vidrio- mirando y escuchando con avidez una orquesta de tango en el café La Liguria, de avenida 8 de Octubre. O en tiempo de Carnaval, entusiasmándose con las trouppes, pero mucho más con las comparsas lubolas y el tam-tam de los tamboriles.

Muy precozmente, ya en 1926, formará parte de un conjunto con Mario Orrico y Guillermo Aguirre, llamado Los tres bemoles, con el que va a recorrer todos los barrios de Montevideo. En esta etapa, el joven Gavioli ya comienza a destacarse como cantor, compositor y director. Resultó un acontecimiento la presentación de Los tres bemoles en el café Suizo de la ciudad de Minas, en una jornada de aplausos que fue consagratoria.

Sobre finales de esa década de los años locos, el jilguero de La Unión se integrará a las orquestas de Juan Bauer “Firpito” y de Gentile. Es en ese período que va a componer su primer tango notorio, Adiós arrabal.

Triunfo en la calle Corrientes

En aquellos años, al igual que hoy, Buenos Aires era la meta inevitable de un artista uruguayo que ambicionara llegar al público masivo. Romeo Gavioli cruzó el Río de la Plata una noche, en el Vapor de la Carrera, coincidiendo en la gran urbe porteña con otros dos músicos compatriotas como  Lalo Etchegoncelay y Emilio Pellejero. A los tres les tocó acompañar a una estrella rutilante de aquel momento, del teatro y el cine: Paquito Busto. Las actuaciones del divo tenían lugar en el Teatro París, y también a través de las ondas de Radio Rivadavia.

El año 1939 es muy importante para Gavioli. Será un momento fecundo, donde se va a destacar como cantor de la orquesta de Edgardo Donato. De ese tiempo data la creación de Mi serenata, Tu confidencia y Volverás.

Su paso por Buenos Aires proyectó y potenció su trabajo -como compositor e intérprete-, sobre todo en el tango, ubicándolo como un artista a tener en cuenta.

Montevideo, con rumor de candombe

En algún verano de los años treinta, Gavioli había participado de las actuaciones veraniegas de la orquesta de Sangaro, en el Retiro del Parque Rodó y en el Hotel Carrasco. Pero será en los cuarenta, con el retorno a su país, formada ya la orquesta con su hermano Rolando, también músico, que va a dar comienzo su período más creativo.

Fue una época de múltiples y aplaudidas actuaciones de su orquesta -la primera que funcionó con carácter cooperativo-, pero fue además, cuando compuso varios de sus temas inolvidables. Piezas que han quedado en el imaginario popular como: Mi Montevideo, Canción de cuna, María del Carmen, Payaso triste, La carreta, Un amor y una rosa, Dame corazón, Jardín de Francia y La Guayreña.

Pero el momento culminante llegará para este artista a través del ritmo afro-uruguayo. Los candombes que compuso junto a Carmelo Imperio y Gerónimo Yorio son los que más definen -al paso de tantos años- lo mejor y más genuino de su aporte a la música popular uruguaya. La radiotelefonía proyectó a todos los rincones temas ‘ como: Fiesta del tambor, Candombe con relación, El cochero, Tamboriles, Los morenitos de Dios, Estampas del 800, Quiero tomar café, Tumbalalá, Candombe de Navidad, Tinta negra. A través de ellos, la orquesta de Romeo Gavioli llevó los ritmos característicos del Barrio Sur y Palermo a todas las barriadas montevideanas, a Buenos Aires y al Brasil, y un poco  más adelante, con proyección internacional.

Un busto en la avenida

La trágica muerte de Romeo Gavioli en gira por Brasil, cuando eran esperables todavía de su versátil creatividad muchos aportes a la canción popular, cerró un ciclo y clausuró un proceso artístico. Pero desde ese momento y hasta el presente creció el mito.

Muchos son los rioplatenses de avanzada edad que bailaron con su orquesta y que oían sus temas por la radio. Para ellos el “jilguero de los barrios” no se ha ido, no ha callado, sigue —del brazo de Gardel, de Mastra, de Pintín Castellanos y del Loro Collazo- en ese limbo de los inmortales de la música popular que siguen vibrando en el corazón del pueblo.

En el año 1998, a iniciativa de los vecinos del que fuera su barrio, se colocó -en 8 de Octubre y Pan de Azúcar- un busto en su homenaje. En la comisión que se encargó de concretar esto estaban la conocida cantante Luz Mari, el gran especialista en tango y en lunfardo Roberto Bianco y los maestros del ritmo del dos por  cuatro César Zagnoli y Donato Raciatti. Desde entonces, la prestancia del bien llamado también “violín romántico del candombe”, se luce en esa esquina populosa. Allí se lo homenajea año a año, mientras su música y sus canciones siguen vivas, descubiertas ahora por las nuevas generaciones.

*Por Alejandro Michelena (para “Estampas de Buenos Aires”)

* Aclaración necesaria:

En nota titulada Gavioli: entre el tango y el candombe, de mi autoría, aparecida en su momento en Estampas de Buenos Aires, se deslizó un error en cuanto al escenario de la muerte de esta figura entrañable del tango y candombe. En el artículo di como válida la versión que consigna que la tragedia tuvo lugar en Río de Janeiro –basándome en fuentes confiables en otras dimensiones de la trayectoria del músico uruguayo-, cuando esto es erróneo y el Jilguero de la Unión, como se lo conoció popularmente, terminó sus días arrojándose con su automóvil en la bahía de Montevideo.

 

De esta manera entonces, y disculpándonos con los lectores, hacemos la aclaración correspondiente.

 

Alejandro Michelena (Montevideo. Enero de 2012)

 

Ver datos del autor de este artículo en:

http://blogs.monografias.com/estampas-de-buenos-aires/category/colaboradores/

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Artículos Periodísticos, Uruguayos

Los Gitanos en Argentina. Los Rrom *

Dibujo de la portada del libro "Le Paramícha le Trayóske" (Los Cuentos de la Vida)

Origen del pueblo Rrom 

 

Los investigadores siempre se han interesado por el largo peregrinar y los orígenes del pueblo Rrom, pero se han encontrado con una escasez de pruebas documentales sobre las cuales poder basarse, debido a que nuestra cultura siempre se transmitió en forma oral, hasta hace no mucho tiempo. La mayoría de las conclusiones a las que llegan los gitanólogos sobre la historia Rromaní (gitana) se reducen a meras hipótesis en muchos casos. Sin embargo esto no evitó que se haya llegado a un cierto grado de consenso sobre el origen histórico de los Rrom, más que nada a partir de la lengua que está emparentada con el sánscrito (este fue un descubrimiento casual), lengua sagrada de la India que mostró la clave del origen, y por las crónicas de los países por los cuales atravesaron los Rrom desde su salida de la India.

 

La salida de la India

 

El pueblo Rrom (o Naródo Rromanó o Fóro Rromanó en algunos países de América)

es hindú en su origen, pero también europeo, americano y mundial por expansión. El origen indio del pueblo Rrom en concreto es el noroeste del sub-continente indostánico, que abarca las regiones del Punjab y el Sindh, esto compartido por la casi totalidad de los investigadores.

 

En el siglo IX el Islam invade la India y muchos de los que habitaban los territorios del noroeste de la península indostánica emprenden una gran migración hacia el oeste. Otra teoría dice que nuestro pueblo desciende de los Rajputs que fueron una fuerza militar histórica que se creó para defender a la India de las invasiones musulmanas y que a su derrota emigraron hacia occidente.

 

Después de haber vivido en Asia, en Persia, los Rrom llegan a Europa

 

Grecia y Armenia fueron los territorios que sirvieron de enlace para este paso desde Oriente al continente europeo. A mediados del siglo XIV se detectan ya asentamientos Rrom en casi todas las islas del Mediterráneo y en la Grecia continental. Según algunos autores, el primer territorio europeo que pisaron los Rrom fue la isla de Corfú a principios del siglo XIV, y desde allí poco a poco se fueron extendiendo por toda Europa. Dependiendo de las costumbres y la zona geográfica que ocuparon se fueron configurando los grandes grupos Rrom que han sobrevivido hasta hoy en día: Vlax (Lovaria, Kalderasha), Kalós, Sinti y Manouche.

 

EL RACISMO CONTRA LOS RROM

 

Poco tiempo después de la llegada a Europa de los primeros grupos Rrom empezaron a manifestarse actitudes de rechazo hacia esos extraños personajes que no se sabía muy bien de dónde venían, que vestían llamativos ropajes y hablaban una lengua incomprensible. A estos viajeros se los veía diferentes a todo lo que se conocía en Europa hasta entonces; se los tomó por sarracenos, egipcios, de ahí la mayoría de los nombres actuales (egiptanos = gitanos). Por su aspecto y color de piel fueron despreciados y temidos por la gente blanca que habitaba los pueblos y ciudades a donde llegaban las caravanas Rrom y los gobiernos se hicieron eco de este sentimiento de rechazo y empezaron a articular políticas represivas y racistas.

 

Persecuciones y esclavitud

 

En el siglo XIV ya había Rrom rumanos que eran esclavos de la nobleza, el clero o los terratenientes. Hasta el siglo XIX no se liberarían de este ominoso yugo. Los hermanos Ghica, dos príncipes rumanos, propugnaron por la libertad de los esclavos Rrom, pero hasta entonces se los vendía y se los compraba como simple mercancía, se los castraba, se separaba a las familias, etc. En el extremo occidental de Europa las cosas no fueron mejor: los monarcas de occidente construyeron piedra sobre piedra una completa legislación anti-Rrom. Luego, el racismo se extendió con la colonización de otros pueblos por las potencias europeas, en plena era de expansión y descubrimiento del nuevo mundo.

 

La llegada de los Rrom a América

 

Todo empezó con la llegada de Cristóbal Colón, luego las deportaciones a las Colonias (Kalós portugueses a Brasil) y por último la inmigración voluntaria en busca de nuevos horizontes. Los grupos mayoritarios que llegaron a Las Américas y se expandieron por todos los países de este continente fueron los Kalderasha, los Machwaya, los Lovaria, los Rrom Xoraxané, los Boyash, los Sinti1 y los Kalós españoles y portugueses.

La Argentina

 

Argentina es un país que ha sido conquistado y habitado mayormente por descendientes de europeos, y que tiene muchísimas minorías viviendo en su territorio: árabes, judíos, armenios, irlandeses, Rrom, etc., sin mencionar las minorías nacionales como los descendientes de los primitivos habitantes del país, un uno por ciento o menos (no hay números reales acerca de ellos) y los negados mestizos (mitad blancos, mitad indios), quienes de acuerdo a las estadísticas son del diez al doce por ciento, aproximadamente, de la entera población del país, sin embargo, muchas veces su existencia es negada.

 

Los Rrom residentes en Argentina son alrededor de 300.000 personas, pertenecientes a los siguientes grupos: Kalderash griegos, moldavos y rusos, algunas familias Lovari y algunos Xoraxané Rromá (todos estos grupos hablan Rromanés; el último grupo, al contrario de Europa, no son musulmanes, son cristianos desde su llegada aquí hace 100 años; la religión musulmana les fue impuesta a la fuerza); Kalé (Kalós) argentinos y españoles (ambos grupos vinieron desde España en diferentes épocas y hablan solo español) y los Boyash, quienes vinieron desde Serbia y Rumania y hablan solo rumano entre ellos. En los últimos siete años han llegado muchos Rrom de Rumania y otros países europeos y también de Colombia, Brasil y de otras partes de sudamérica.

 

Habitación y Economía

 

Desde su llegada a La Argentina el pueblo Rrom ha desarrollado una economía independiente, y algunas de sus profesiones son actualmente: la reparación de maquinaria hidráulica, el trabajo de los metales a nivel industrial, la compra-venta de automóviles nuevos y usados y de maquinaria agrícola, venta minorista, etc., las buenas posibilidades económicas aportaron en sí mismas una vida mejor para la población Rrom que llegó aquí de Europa hace 100 años o más.

 

Muchos de los Rom aquí practican actualmente la religión evangélica, casi todos los grupos que existen en el país.

 

El pueblo Rrom habita las principales ciudades del país, inmerso en los barrios de clase media, en general en todas las grandes y pequeñas ciudades pueden encontrarse casas Rrom.

 

Discriminación

 

La relación con los vecinos es buena, y aunque “no sucede lo que sucede”, existe cierta clase de discriminación oculta contra los Rrom, los judíos, los indios y mestizos, y en menor escala los descendientes de árabes. Ésta puede ser vista al tratar un negocio o en algunos lugares públicos, a pesar de la ley anti-discriminatoria. “La casa se vendió”, “No hay lugar en el restaurante, discúlpeme”, y raramente un insulto, son las expresiones discriminatorias comunes.

 

Escolarización

 

Las escuelas gitanas no están en la mente de los Rrom en este vasto territorio, excepto para aquellos que hablan sólo español, por ejemplo los Kalé españoles, quienes también muchas veces no entienden su valor más allá de leer o saber matemáticas, pero para otros, como los Rrom hablantes de rumano, los Boyash, quienes poco a poco están perdiendo su lengua materna (el rumano), la escuela normal ofrece todas las posibilidades y cada día más estos grupos la aceptan sin ningún problema.

 

El rechazo a la escuela es más importante entre los Rrom que hablan Romanés, como los Kalderash, algunas familias Lovari, los Xoraxané Romá y algunos recientemente llegados Rrom rumanos, quienes quieren basarse en sus propias tradiciones, fábulas, canciones, etc. La preservación del lenguaje y la cultura y la complejidad de mecanismos de supervivencia de la Sociedad Romaní (la kumpánia, vítsas, nátsia, kris, marimé, etc.), agregadas a las buenas posibilidades económicas que los Rrom encontraron desde su arribo a este país, sumado a la discriminación existente en las escuelas hacia los niños Rrom, son circunstancias que hicieron del rechazo a la educación formal algo común entre casi todos los miembros de estos grupos. En Brasil, sucede todo lo contrario que en nuestro país.

 

Como fue explicado anteriormente, las expectativas que el pueblo gitano tuvo y mayormente tiene con respecto a la escuela son en términos de utilidad, por eso la mayoría de los padres Rrom deciden enviar a sus hijos a la escuela solo hasta la finalización de la escuela primaria, y después de eso, en el caso de los muchachos, entran en el negocio familiar, y las mujeres continúan con las tradiciones de sus madres: venta, adivinación, cuidado del hogar, etc., dependiendo del grupo. Sin embargo, poco a poco, los padres Rrom se dan cuenta de que el futuro de sus hijos no puede estar basado solo en los negocios familiares, por eso la escuela es vista más y más como una herramienta real para garantizar el futuro de estos y del pueblo Rrom aquí.

 

Lo que más provoca el rechazo a la escuela es el miedo a perder las tradiciones y el lenguaje, pero muchos padres se dieron cuenta de que estas cosas están pasando entre las nuevas generaciones a pesar del hecho de hacer abandonar a sus hijos la escuela. La preservación del idioma también se apoya en esta. Muchos padres han observado cómo muchos niños que han ido a la escuela inclusive han mejorado el uso de la lengua Romaní y han prestado más atención a esta y a las tradiciones Rrom.

 

En tiempos recientes, debido a la iglesia internacional Rrom, pastores y líderes de nuestro pueblo han expresado la necesidad de crear un escuela Rrom de fin de semana, para apoyo de la escuela normal donde acuden chicos y chicas Rrom durante la semana, la cual pondría mucho énfasis en el mantenimiento de la lengua y las tradiciones y en el desenvolvimiento de las destrezas necesarias para enfrentar el futuro, por ejemplo la computación, y no una carrera, al menos en Argentina. Esta escuela podría usar la literatura Rrom, los textos evangélicos y cassettes que en todo el mundo produce el pueblo y la iglesia Rrom.

 

La situación política en el país actualmente

 

La Argentina fue considerada en los años sesenta un gran país de clase media con un muy buen futuro, pero las situaciones políticas que tuvieron lugar aquí después de eso empeoraron a través de los años la vida en el país y trajeron consigo el empobrecimiento, la inseguridad, el incremento de la tasa criminal y la discriminación, principalmente en contra de la gente pobre (la gran mayoría mestiza de sangre blanca e india), y llevó a los argentinos a la crisis que estamos enfrentando hoy en día. El pueblo Rrom nunca participó en los asuntos políticos del país, excepto en raras ocasiones cuando algunos individuos lo hicieron, sin embargo esto es visto como algo realmente extraño por los Rrom y es rechazado en general por casi todos los ancianos de la comunidad por no ser parte de la Rromaníya (la cultura Rrom, creencias y modos de vida).

 

Mayormente los últimos cuatro años de crisis afectaron la vida de la mayoría de los habitantes del país, muchos judíos y descendientes de árabes, italianos, españoles, ingleses, Rrom, dejaron el país en búsqueda de mejores oportunidades. Así muchos Rrom se movieron a EE.UU., España o Francia, donde muchos tienen parientes.

 

Europa y El Holocausto olvidado

 

El siglo XX trajo consigo más calamidades para los Rrom. En la Alemania de Hitler se preparó el Holocausto que arrasó casi todo el continente, aunque esto venía planificándose desde hacía siglos. En Munich, Baviera, en el año 1899 nació un cuerpo policial que, principalmente, se ocupaba del tema Rrom. En 1934 el régimen nazi seleccionaba a los Rrom que deberían ser esterilizados con inyecciones o castrados, en campos como Dachau o Sachsenhausen. También, en enero de 1940 tuvo lugar la primera matanza en masa del Holocausto Rrom: 250 niños fueron utilizados como conejillos de india para experimentos científicos de las grandes compañías alemanas como la Bayer. El 1 de agosto de 194444, durante las primeras horas del día, 4.000 Rrom fueron expuestos a gases e incinerados en Auschwitz-Birkenau, en una noche que se recuerda como La noche de los Rrom (Zigeunernacht). Según se estima, al término de la II Guerra Mundial, entre un 70% y un 80% de la población Rrom europea fue aniquilada por los nazis, más de medio millón de personas, incluso algunos autores estiman en un millón el número de las víctimas. Comienza el olvido.

 

Europa Occidental

 

Los problemas no terminaron con la caída del nazismo. Las crisis económicas sufridas desde 1973 han contribuido a crear en las sociedades occidentales un altísimo índice de desempleo que ya podemos considerar crónico. Esto provoca situaciones de rechazo ante cualquier inmigrante que quiere acceder al mercado laboral y ha favorecido la aparición de partidos políticos de clara tendencia de ultraderecha (neo-nazis) y racista en países como Francia, Alemania, Bélgica, Austria, etc.

 

En Europa del este

 

Después de la caída del comunismo, desde 1989 con la caída del Muro de Berlín, se culpa a los Rrom en los Estados del ex bloque soviético, en ocasiones desde instancias oficiales, de muchos de los males que los aquejan. Claro ejemplo de ello es el creciente racismo y discriminación en Bulgaria, Rumania, Hungría, Polonia, Rusia y la ex Yugoslavia.

 

La guerra en la antigua Yugoslavia significó el movimiento de masas más importante desde el final de la II Guerra Mundial. Las crónicas de la misma nos hablan de las injusticias cometidas contra los bosnios, los croatas, los kosovares e incluso contra los serbios, pero los Rrom no han sido merecedores de la atención mediática mundial, cuando fueron ellos los que más sufrieron las consecuencias de la guerra y la limpieza étnica, sin tener a nadie que los defendiera, ni políticos ni militares ni estado.

 

RROM EN EL MUNDO

 

La comunidad Rrom ronda los veinte millones de personas en el mundo.

 

Hoy en día los Rrom europeos forman una comunidad de 10 millones de personas (algunos autores hablan de 12 o 14 millones). La mayoría vive en Europa del Este, concretamente ocho millones (Rumania es el país con más ciudadanos Rrom con casi 3.000.000), mientras que los casi dos millones restantes pueblan el territorio de los países miembros de la Unión Europea.

 

América, Asia y África

 

Las cifras que tenemos de los Rrom americanos son las siguientes: Brasil, cerca de 1.000.000; Argentina, 300.000; Chile, 20.000; Colombia, 8.000; Ecuador, 2.000; E.E.U.U., aproximadamente 1.000.000. Se desconocen las cifras de la mayoría de los países americanos; se cree que México tiene una de las más importantes concentraciones de población Rrom. La cifra aproximada de Rrom que habitan en occidente ronda los 20 millones de personas. Existen Rrom de origen europeo en la mayoría de los países del mundo, desde Sudáfrica a Australia y hasta en el mismo Japón, donde hay establecidas algunas familias Rrom estadounidenses de origen ruso y serbio. No hay un censo real sobre los Rrom de Asia.

 

Asociaciones Rrom

 

Desde hace más de 100 años vienen naciendo asociaciones entre nuestro pueblo que lucharon y luchan por el reconocimiento del mismo: “e Tsoxa e Lolí” en EE.UU. en los años 20, y el teatro Romén en la Rusia comunista, entre otras. Actualmente las tres asociaciones Rrom más importantes del mundo que representan a nuestra gente mundialmente son el RNC (Roma National Congress), el IRU (International Romani Union), estas con sede en Europa, y SKOKRA (Consejo de las Asociaciones y Kumpanias Rrom de Las Américas).

 

Nuestro pueblo tiene representación en la ONU, sin voz ni voto.

 

En Argentina existe desde hace cinco años la Asociación Cultural Romaní “Identidad Cultural”, la que propició la creación del programa de radio “Amaró Gláso” y de este libro, y sus miembros participaron de la conferencia mundial de marzo de 2001 de Quito, Ecuador, en contra de la xenofobia y el racismo, y de la misma de septiembre de 2001 de Durban, Sudáfrica, así como del festival Khamorro en mayo de 2002 en Praga, República Checa, de la conferencia sobre el genocidio gitano auspiciada por la Fundación Centro Psicoanalítico Argentino en junio de 2002 en Buenos Aires, y en mayo de 2003 en Ginebra, Suiza, del grupo de trabajo sobre Minorías de la ONU.

 

ASPIRACIONES RROM

 

Entre las aspiraciones Rrom, podemos decir: ser reconocidos como un pueblo mundial sin territorio pero con lengua y costumbres propias y ancestrales, tener acceso a una banca en las naciones unidas como un pueblo sin territorio ni pretensiones territoriales pero con voz y voto, también que se respete nuestro derecho al libre tránsito y al asilo en caso de persecuciones y/o guerras y que se respete y defienda a los Rrom viviendo en el mundo, en el país que sea, como a ciudadanos plenos de ese país con sus mismos derechos y obligaciones. (Declaración de Quito, Ecuador, Marzo del 2001, foro mundial contra el racismo y la discriminación).

 

 

Fuente: Fragmento del libro “Le Paramícha  le Trayóske” (Los cuentos de la vida),  de Jorge Bernal. Editado por CPPHC (Sec. Cultura de Buenos Aires. (2005)

 

 

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Colectividades, Gitanos, Narrativa-Cuentos-Relatos, Preservación del Patrimonio Cultural

Juguetes con Historia

El próximo martes 18, el Museo de la Ciudad inaugurará la muestra “Los juguetes invaden el Museo”, un recorrido imperdible por los juguetes que acompañaron a los porteños a lo largo de la historia.

 

 

Defensa 219. CABA

Inauguración: martes 18 de octubre a las 19 hs.
Cierre: 5 de febrero de 2012

 

 

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com 

Concursos-Exposiciones- Convocatorias, Preservación del Patrimonio Cultural

Villa Crespo dibujado por “Rep”

 

Fuente: http://estatico.buenosaires.gov.ar/areas/cultura/revista_cultura/revista_11_mar_10.pdf

Miguel Repiso (Rep) Nació en San Isidro, Buenos Aires, Argentina, 1961. Dibujante y humorista gráfico.

 

http://www.miguelrep.com.ar/

 

 

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Sin categoría

El Fileteado Porteño

 

 

El fileteado porteño es un arte decorativo y popular nacido a principios del siglo XX en la ciudad de Buenos Aires.

 

Tuvo su origen en las fábricas de carros donde los pioneros del oficio, trabajando en la ornamentación de esos vehículos, prácticamente crearon este género, que desafortunadamente no fue suficientemente documentado en su génesis ni tampoco en su posterior desarrollo.

 

Por ello, la historia del fileteado que poseemos está construida sobre la recopilación de testimonios de los maestros de este oficio a mediados de éste siglo.

 

Al igual que en el tango, no hay un primer artista ni una fecha exacta que permitan determinar con exactitud el inicio de esta práctica, mas los testimonios coinciden en que fueron tres inmigrantes italianos los que desarrollaron casi contemporáneamente el filetado trabajando dentro de las diferentes carrocerías existentes al inicio del novecientos: Cecilio Pascarella, Vicente Brunetti y Salvador Venturo, quienes posteriormente tuvieron como primeros continuadores a sus propios hijos.

 

Así, la decoración fileteada de los carros en Buenos Aires comenzó con la ruptura del anodino color gris municipal que los caracterizaba, al serles pintados los laterales de otro color; un paso más fue dividir estos dos colores con una delgada línea en un tono más intenso o contrastante, el filete.

 

A partir de allí, van surgiendo los diferentes motivos que más tarde conformarán un vasto repertorio que caracterizará, al igual que la composición y su técnica de pintura, a un género inconfundible.

Flores, volutas, hojas de acanto, cintas argentinas, bolitas, líneas rectas y curvas de diferentes grosores se van combinando con escenas campestres y personajes populares, como la Virgen María y Carlos Gardel.

 

Los colores utilizados son muy vivos y a través del contraste y las transparencias se da a la entera obra intencionalidad de volúmen, con una materia elemental: el esmalte sintético, que resiste al tiempo y a la intemperie permitiendo que esta forma de arte que circulase constantemente por las calles de la ciudad.

 

 Los textos también forman parte de la composición del fileteado, con todo un arsenal de frases acuñadas por la sabiduría popular , que constituyen su “voz”, y que alguna vez Jorge Luis Borges supo definir acertadamente como “costados sentenciosos”.

 

Consecuencia de ello es que el fileteado se realice no solamente con fines estéticos, sino también como manifestación de los valores socioculturales del hombre de Buenos Aires.

 

En la década del ‘40 el fileteado adapta sus formas a los nuevos vehículos fruto del progreso que van sustituyendo paulatinamente al carro: los camiones y los colectivos (autobuses), que son herederos directos de esta decoración colorida que les otorga indiscutible identidad “porteña”, pero que pasa inadvertida para la gran mayoría de los habitantes.

La crítica de arte no se ocupa del tema, y la primera exposición de fileteado porteño tiene lugar recién en 1970, gracias a la paciente recopilación de trabajos hechos por Nicolás Rubió y Esther Barugel.

 

Poco después, comienza la desaparición del fileteado en los vehículos debido a las sucesivas crisis económicas, a los nuevos usos tibiamente globalizados y a una ley nacional de 1975 ( ¡que prohibe filetear los colectivos! ).

 

Pasada ya la época de esplendor de los grandes maestros fileteadores y de sus inolvidables vehículos profusamente decorados, el fileteado porteño continúa vivo en manos de un puñado de herederos curiosos de rescatarlo de la indiferencia y el olvido, quienes lo ejercitan como arte y oficio que no pierde la delicia lúdica que encierra el ornamento.  

 

 Hoy, no tan vistosamente como antes, en contextos emparentados con el tango, con el diseño y con la publicidad, acaso sobre superficies nuevas y con técnicas diferentes, la imagen de Buenos Aires sigue siendo la misma.

 

 

 

 

Bibliografía

 

- Esther Barugel y Nicolás Rubió, 1994 , “Los maestros fileteadores de Buenos Aires” , Bs.As. ,  Fondo Nacional de las Artes.

- Jorge Luis Borges, 1930, “Las Inscripciones de los Carros” en Evaristo Carriego .

- Norberto P. Cirio , 1996, “El Filete Porteño: bibliografía crítica y definición conceptual” en Segundas jornadas estudios de investigaciones en artes visuales y música , Instituto J. E. Payró, Universidad de Buenos Aires.

 

 

Fuente: http://www.fileteado.com.ar

 

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Fotos e imágenes de la Ciudad, Preservación del Patrimonio Cultural

Tania y Discepolín en Punta del Este

Pocos saben hoy que por las décadas del treinta y del cuarenta del siglo pasado Enrique Santos Discépolo solía pasar sus vacaciones, asiduamente -junto a su compañera Tania- en Punta del Este. Los porteños predominaban como veraneantes, lo que sigue pasando en el presente, pero las características y perfiles del balneario eran muy diferentes.

En aquella época la parte urbana de Punta del Este apenas si se desplegaba poco más allá de la península que la singulariza, pues recién comenzaban a diseñarse dos urbanizaciones que iban a hacerse famosas: Cantegril y su entorno, que se hizo conocer en el mundo gracias a los Festivales de Cine que Mauricio Litman organizaría allí en los años 50; Solanas de Portezuelo, notoria al haber sido planificada por el gran arquitecto catalán Bonet Castellana, a quien se deben el parador Solana del Mar y otros chalets característicos como el que perteneciera al poeta español Rafael Alberti. El ritmo era más provinciano y tranquilo y menos cosmopolita, aunque ya la Punta se insinuaba como estación veraniega privilegiada.

En tal escenario Discepolín y Tania descansaban en los largos y cálidos veranos y hacían playa. E incluso llegaron a tener por un tiempo una boite que se llamó Wunder Bar.

La magnética pareja que conformaron resultó una de las pocas realmente “inseparables” del ya entonces veleidoso ambiente artístico argentino. Se habían conocido en 1927, siendo él ya un conocido autor y ella intérprete casi anónima de su memorable tema Esta noche me emborracho en el cabaret porteño Folies Bergére. Pasaron a vivir juntos casi de inmediato, y se mantuvieron unidos hasta la muerte del poeta del tango, ocurrida el 23 de diciembre de 1951.

Tania, nacida en España, desarrolló una exitosa carrera de cantante, dando su voz muchas veces a los temas que iba componiendo su marido. Fue así que trabajaron juntos, desde los borradores, tangos que el tiempo ha tornado emblemáticos, como es el caso de Cafetín de Buenos Aires. Y por cierto ya estaban juntos cuando compuso en la década del treinta Cambalache.

La vigencia de Discépolo

No es nada original en el Río de la Plata hacer hincapié en cómo al pasar de los años los tangos de Enrique Santos Discépolo siguen manteniendo plena actualidad, incluso —lo que no es común— en lo conceptual y en el planteo de fenómenos sociales de su tiempo. La potencia de estas creaciones populares las hace en muchos casos trascender su momento y proyectarse hacia lo universal, algo que sucede también con los tangos de Homero Manzi y de Cátulo Castillo, para quedarnos en sólo dos ejemplos indiscutibles.

Discépolo no fue el típico letrista de tangos, como tampoco lo era Manzi. Ambos provenían de un ambiente intelectual y artístico. Armando Discépolo, el autor de tantos sainetes que ya forman parte de lo mejor del teatro rioplatense, era el hermano mayor de Discepolín. Trabajaron juntos en teatro —el primero como director y Enrique en cuanto actor— y no cabe duda que la aguda perspectiva del teatro y la literatura costumbristas, capaz de retratar con rara intensidad la vida y milagros populares, se puede encontrar en los tangos inolvidables del más flaco de los hermanos Discépolo.

Por otra parte, éste fue un verdadero filósofo además de un poeta, lo que es evidente al evocar títulos de aquella “década infame” de los años treinta como son Chorra, Malevaje, Victoria, Soy un arlequín, Justo el 31, Yira Yira y Confesión.

Al morir ya formaba parte, a pleno derecho, de la exclusiva galería mítica de figuras populares, en primera fila junto a Carlos Gardel. Y sigue siendo, a tantos años, uno de esos creadores cuya obra es imperecedera. Díganlo sino tantos habitantes de Montevideo y Buenos Aires, de todas las edades y situaciones, que en este fin de siglo siguen entonando —en tantas circunstancias— el comienzo de Uno, aquel tango que compuso con Mariano Mores y que tan bien supo cantar la recordada Susi Leyva: “Uno, busca lleno de esperanzas, / el camino que los sueños / prometieron a sus ansias… / Sabe que la lucha es cruel / y es mucha, pero lucha y se desangra / por la fe que lo empecina…” 

 

*Por Alejandro Michelena (para “Estampas de Buenos Aires”)

 Ver datos del autor de este artículo en:

http://blogs.monografias.com/estampas-de-buenos-aires/category/colaboradores/

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Artículos Periodísticos

Armenia en Buenos Aires. Festejos

9 DE OCTUBRE

Av. de Mayo y Bolívar

15:00 Hs.

La tradicional Av. de Mayo se llena de música y color con la colectividad armenia, con el festejo del Centenario de la Unión General Armenia de Beneficencia (UGAB) y el Vigésimo Aniversario de la Independencia de la República de Armenia. A las 15 horas comienzan los stands gastronómicos y culturales. A partir de las 18hs, los espectáculos.

 

 

Este evento, el 14º Buenos Aires Celebra de 2011,incluirá, además de los bailes populares armenios, la presentación de la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Buenos Aires a cielo abierto dirigida por el maestro Santiago Chotsourian a las 18 hs. en Av. de Mayo y Bolívar.

A continuación, el célebre compositor y director de Armenia Ará Gevorgyan, con su orquesta de instrumentos típicos armenios, interpretará el concierto “Armenia Mágica”. Participarán especialmente Gagik Gasparyan y los conjuntos de danzas folklóricas armenias “Kaiané”, “Masís”, “Nairí” y “Narek”, coordinados por la profesora Alicia Antreassian y la directora Lori Antounian, invitada especialmente de Canadá.

Más de 70 músicos en escena, cuerpos de danza, artistas y 3 pantallas enmarcarán el gran escenario sobre Avenida de Mayo.

Además, desde las 15 horas se podrán degustar platos típicos de la cocina armenia, recorrer los diferentes puestos de venta, exhibiciones culturales y artesanales.

 

 

 

“Estampas de Buenos Aires”. Blog de Carlos Szwarcer. Monografías.com

Armenios, Colectividades, Eventos Culturales

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda

film izle Home Design Spielaffe sesso video giochi