ESQUIZO frenia

Un invento de los laboratorios

 

Tratados peor que cerdos II

…y al módico precio de…(francamente, no sé que idea cerraría esta frase; como la olvidé, la dejaré en suspenso).

Un pariente, después de leer la nota(parte I se entiende), me preguntó cual era el objeto de sacar a relucir tantas cosas que habían pasado con mi hijo. Confieso que me hubiera gustado otro tipo de comentario. Cómo imagino que de una u otra forma, muchos se preguntarán lo mismo. Pues bien, todo esto- y creo haberlo dicho en alguna otra entrada- lleva el propósito de mostrar desde mi experiencia como padre de un chico que padece esquizofrenia, los avatares, las frustraciones, el olvido crónico desde el Estado con respecto a los programas de terapia y contención social a pacientes de enfermedades mentales; en fin, mostrar los espurios intereses de los grandes laboratorios, alertar sobre ciertos profesionales que participan consciente o inconscientemente de esta anomalía, pero rescatar también la actitud de profesionales médicos que honran la medicina y suelen remar contra la corriente(como ejemplos sobresalientes, menciono a los doctores David Huanambal y Esteban Dávila).

Sigamos con la historia. No sé si comenté que al momento del ingreso de mi hijo, el dapartamento de Salud Mental del HIGA, tenía 32 internados(una cifra parecida en el pabellón de mujeres). Atento a mi ilustración medida, tenía muy en claro que el Estado capitalista consideraba a la Salud como un gasto y no como una inversión (la excepción podía darse en Francia y Alemania, paises en los cuales funcionaba el Estado de bienestar, como una política sanitaria comprometida algo más con los valores humanos); por otra parte, esta actitud resultaba más visible en los llamados países emergentes -ni hablemos de los pertenecientes al mundo en subdesarrollo o tercer mundo-   como el nuestro. Y si bien reconozco que el actual gobierno de los Kirchner mejoró sustancialmente los planes de salud, la corrupción institucionalizada(daré un sólo ejemplo: las partidas de medicamentos que se entregan en hospitales a través de los respectivos ministerios de salud, suelen ser negociadas por los sectores de directivos de segunda línea y en algunos casos, hasta con la propia complicidad del Director general del hospital pertinente). Pero esta observación se refiere a la medicina general; en el caso de la salud mental, el problema resulta más notorio. Espejo de esta afirmación, es el hecho de que el día de la internación de Francisco, constaté que los más de 30 internados, contaban con ¡dos sillas y una sóla mesa! Pero hay más aún: la mesa destinada a las comidas(desayuno, almuerzo, merienda y cena) era “coja”-un poco de humor para comprender estas miserias humanas-, tenía una pata menos y el estado general era deplorable. Recuerdo que las puteadas mentales de toda índole, comenzaron a poblar mi mente. Uno podía entender  que estábamos lejos de los planes de salud que imperaban en Cuba o los países nórdicos; pero lo que había encontrado estaba más en consonancia con la indignidad, con el abandono e incluso tenía ciertos visos de deshumanización. Para atender por turno, a esta colonia de “parias” sociales, había un administrativo, una persona para la limpieza y tareas generales, dos administrativos y dos enfermeros/as. Cinco psiquiatras y cinco psicólogos completaban el lote permamente de profesionales. A una de las enfermeras( persona que mostraba vocación de servicio) le pregunté  respecto a ese estado de cosas y me contestó que desde que ella ingresara- ocho años atrás- ese estado de cosas era una constante(léase abandono y desidia).

Recuerdo también que esa noche me costó conciliar el sueño. Constatemente me decía que algo habría que hacer; no podía conformarme con el siempre fue así de la enfermera. Al día siguiente armé una nota (ver carta en nota aparte) que superaba a la tradicional carta de lectores, y la llevé personalmente a la redacción del diario “La Capital”. Atendido con suma diligencia, solicité formalmente su publicación por razones humanitarias.

Los dejo con la carta de referencia y luego seguiré con el relato.

Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom