lig tv izle
justin tv

ESQUIZO frenia

Un invento de los laboratorios

 

“EL PODER OCULTO: TRILATERALL COMISSION”

TRILATERALL COMISSION. ¿Cómo, todavía existe?

(Reportaje al escritor español José Manuel López Gómez, realizado por la estudiante Inés Verónica Carrizo)

TEMA: Dictadura del ’76.  Terrorismo de Estado.

Antes de exponer mis puntos de vista respecto al Golpe de Estado de 1976, me parece importante señalar que Historia es una de mis materias preferidas. Y lo es por dos razones: A) El profesor despertó el interés que estuvo como dormido mucho tiempo en mí. B) Desde que trabara amistad con un escritor español que reside en mi barrio (hace largo tiempo me pidió ayuda por cuestiones domésticas por lo cuál suelo visitar su casa bastante seguido, y siempre nos hacemos un tiempo para charlar sobre temas políticos sociales y también literatura).

López Gómez-que así se llama mi amigo-, es además de escritor, corresponsal de la  agencia de noticias Latin News Agency (EEUU), y realmente domina informaciones que me sorprenden mucho.

El fue quien me dijo que no debía leer sólo los diarios locales -y menos siempre los mismos-; que cualquier tema de mi interés podía consultarlo a través del Internet, y desde entonces, reconozco que me ha dado muy buen resultado su consejo.

Alega que siempre debo atreverme a todo y que no debo acostumbrarme a realizar una tarea de estudios, extrayendo material sólo de libros u otros medios gráficos tradicionales como él dice. Entonces y teniendo en cuenta la complejidad del tema, le pregunté si estaría dispuesto a que le hiciera una serie de preguntas, en fin, como una especie de reportaje( ciertamente no me considero muy original en mis actos, pero la idea del reportaje, repentina, me pareció interesante y lo tomé como un nuevo desafío) y que si aceptaba, me tendría que ayudar con la redacción porque sé que no soy buena en el tema de redactar.

Cuando se lo dije a mi amigo, se sonrió diciéndome que a él también le parecía algo original. Que en principio no habría problemas, también me dijo que me ayudaría en la parte gramatical de la redacción, a condición de que yo tendria que armar el original. Todo bien, me dije. Sin embargo,  en un momento pareció darse cuenta de que yo no estaba muy segura de llevar a cabo semejante idea, en parte porque pensaba que tal vez al profesor no le parecería bien.  Lo bueno fue que después de darle a conocer mis dudas, su respuesta me tranquilizó; creo que palabra más, palabra menos, me recordó de mi admiración hacia mi profesor de historia(cuando charlábamos sobre historia, más de una vez le hice tal confesión) y que una persona de talento, jamás podría invalidar una acción original. “El tema es simple: vos querés informarte y en vez de recurrir a los elementos a los que recurre la mayoría, creés obtener lo mismo pero por otra vía. Después… que vos y tu profesor estén de acuerdo con lo que yo pienso, eso es otro tema”, me dijo.

Por supuesto no lo pensé más y ambos estuvimos de acuerdo en grabar la charla.  Luego me tomé el trabajo de transcribirla (eso sí, con una “ayudita” de su parte para darle formalidad a la sintaxis).  Bien, aquí está:

“-José Manuel, para vos, ¿por qué motivo…no sé…cuál fue el móvil, el objetivo que produjo el golpe de Estado en 1976?

“-No te vayas a creer que el tema tiene una respuesta simple y lineal. Ejemplos: la violencia;  los atentados; porque el gobierno de Isabelita era un desastre; que la inflación; que el país participaba de una tercera guerra mundial no declarada, etc. Nada de eso fue excluyente… A ver… antes de que apareciera la palabra globalización, las cuestiones políticas domésticas, hablo, claro, de Argentina y de todos los países que se los señalan como periféricos, estaban (y aún lo están más hoy) sujetos a las decisiones provenientes- aparentemente- de los países hegemónicos.

“.-¿EE.UU por ejemplo? ¿Pero por qué eso de decisiones aparentes…?

“- Porque a través de la historia, siempre hubo un poder entre las sombras, algo que se fue acentuando con el paso del tiempo. EE. UU y las potencias europeas-sobre todo en lo que se conoce como el mundo occidental y cristiano…- no son los reales factores de dominación. En la década del ’70, la Unión Soviética y China sí eran Estados cuyos gobiernos controlaban el poder. El partido único no dejaba lugar para conspiraciones privadas al margen del Estado.

“-José…yo soy un poco lela en política, pero en aquel entonces todavía existía la Unión Soviética, ¿no?

“-Existía, claro, y con su enorme poder militar, era un elemento que compensaba la relación de fuerzas y por lo tanto, los países con gobiernos de izquierda, se sentían digamos… amparados por la URSS. Vaya el ejemplo de Cuba. Durante los primeros años de la revolución, el gobierno de Castro no hubiera subsistido de no haber sido por el apoyo de los rusos y sus aliados.

“-¿Y qué tienen que ver los militares argentinos en todo esto?

“- Mucho. Porque tradicionalmente, nuestras FFAA fueron aliadas estratégicas de EE.UU, salvo claro, durante el periodo que va de 1940 al 45, donde los militares tenían dos facciones en pugna; por un lado, quienes apoyaban abiertamente a los aliados; por el otro, una corriente que adhería al Eje. ¡Ah!, el Eje, te comento, era un pacto político militar que asociaba entre sí a Alemania, Italia y Japón

“-¡Ah! No sabía…

“- Después, el gobierno de Perón trató de tomar distancia de los poderes hegemónicos, creando lo  que se conoce como la Tercera Posición, es decir, una línea equis distante entre EE.UU y la URSS. De todos modos, no había homogeneidad entre los militares cuya inmensa mayoría, se sentía identificada con los estadounidenses. Estos, habían creado luego de la segunda guerra mundial, la Junta Interamericana de Defensa, un organismo que para la “gilada” tipo 8N- quiero decir para la opinión pública manipulada por los medios-, había sido “vendida” como un Departamento especial creado por el Pentágono…¿Sabés lo que es el Pentágono?

“- Más o menos…

“- Bueno, el Pentágono es nuestro equivalente Ministerio de Defensa, claro que con muchísimo más poder de decisión en los asuntos políticos. El Pentágono-entre otras lindezas- es el responsable de poner en funcionamiento en Panamá a una organización castrense bajo el rótulo de Escuela de las Américas.

“- ¿Y qué se hacía ahí?

“-Se enseñaba a reprimir y torturar. Sí…no pongas esa cara Inés; reprimir y torturar.  Según estudios confiables, pasaron por sus “aulas”-por favor, escríbí aulas entre comillas-más de 50.000 militares de alta graduación. O sea, milicos con mando efectivo y otros en vías de obtenerlo. Y ya que estamos en el tema, muchos de los militares responsables del golpe de ’76, fueron buenos alumnos de la escuelita. Mirá lo que habrá sido nuestra miserable dependencia política del Tío Tom

“-¿ Tío qué…?

“-Tío Tom…

Pero vos me vas a volver loca, José. ¿Quién es ése Tío Tom?

Carcajada de López Gómez

“- Es como una metáfora política, el nombre simbólico con el cuál se identifica los Estados Unidos. Un hombre imponente, algo estrafalario, con levita y un sombrero de copa pintado con los colores de la bandera, la de ellos, claro.

“- Entonces?

“- Que lo que quería decirte es que mirá como habrá sido la dependencia política de nuestras fuerzas armadas- tan detestable pero real-, que para el caso de que ellos consideraran que la cosa interna nuestra se desmadrara en lo social, incluso ante la alternativa de que algún loquito de las armas diera un golpe en nombre del nacionalismo, ellos siempre tenían un Presidente de repuesto…

¿-Cómo un presidente de repuesto…? No entiendo

“- A ver…vos sos joven; allá por el 69 eras una niña

“- Sí, claro.

“- ¿Y no te suena el nombre de Levingston, el General Roberto Marcelo Levingston?

“-Sí…Además lo tengo presente repasando nuestra historia reciente.

“- Pues bien…el tal Levingston era el representante de nuestro ejército en la Junta interamericana de Defensa.

“-Sí…

“- Y cuándo aquí, en el 69, después de los sucesos del Cordobazo -una fea señal para los yanquis-, en fin, un episodio que enfrentó a Onganía con otros grupos facciosos, los mal llamados americanos ni siquiera dejaron que el kilombo lo arreglaran nuestros milicos. Y entonces nos mandaron a Levingston como Presidente ungido.

“-Increíble…

“- Increíble es poco querida. Por eso y para entender el golpe de Estado de Videla y los suyos, hay que situarse en el contexto internacional de entonces. Es complejo claro, pero voy a tratar de explicarte lo esencial. En 1973, se reunió  en Tokío la llamada Trilaterall Comission, bueno, comisión trilateral, nombre con el que se designaba a un organismo político que agrupaba- pero no de manera oficial, ojo con esto, no representaba oficialmente a los EE. UU, Japón y los gobiernos europeos asociados a la OTAM… ¡Dios! ¡Qué cara! ¿Dije algo malo? ¡Ah! Ya sé…¿OTAM?

“- ¡Ay José! Me doy cuenta cuánta ignorancia tengo en cuestiones políticas…

“-No te aflijas, Inés. Si te sirve de consuelo, al menos 999 personas sobre mil, creo que no tienen idea respecto a la Trilaterall Comission. Bueno…soy muy generoso; creo que si hiciéramos una encuesta al respecto, tal vez sería una cada 10.000 o más. Lo de la OTAM es un poco más conocido, claro, pero no tanto, no te creas. Ya te dije como importante que dicha comisión no tenía carácter oficial, sino que actuaba como un ente privado- si querés, semioficial- conformado por personalidades de diferentes disciplinas, quiero decir, científicos, estadistas, banqueros importantes, militares de alto rango y asesores en actividad y ex asesores de organismos públicos vinculados con la política y por supuesto con los grandes monopolios internacionales. La Trilaterall era parte de un Plan secreto diseñado muchos años antes, allá por 1954, cuando se funda el Grupo Beilderger, algo así como un club de súper elite conformado por los titulares de las 200 familias más ricas del mundo, obviamente, gente que manejaba finanzas, industrias monopólicas, algunas ligadas a la industria armamentística, y por supuesto, con funcionarios de primera línea ligados a los poderes reales, Por supuesto no faltaba el factor ligado a los medios ni tampoco la parte intelectual. Te cuento que en el acta fundacional, se habla de desarrollar el comercio y contribuir al mejoramiento de las condiciones sociales en el mundo, pero lo que no estaba escrito, es que estaba decidido que el objetivo final, sería la instrumentación de un gobierno mundial secreto, con Estados títeres y con funcionarios seleccionados por ellos, pero tratando de hacerle creer a la opinión pública, que la democracia gobernaba el mundo. Te cierro esto: el primer organismo que crea este grupo es el Foro de Davos.

“- Eso me suena José…

“- Sí…por supuesto. Se lo ha mencionado muchas veces. Pues bien, todos los años, en la ciudad suiza que le dio nombre, suelen reunirse líderes de la política mundial, grandes empresarios, personalidades destacadas e incluso invitados que por su perfil, nadie podría suponer que en ese Foro, parte de los asistentes, eran invitados a participar de un reunión a la que no tenía acceso la Prensa(léase, reunión secreta, conspirativa).Entonces, la Trilaterall nace como el brazo ejecutor de la política de control y dominación mundial.

De hecho, el cerebro y Secretario General de los primeros años de actividad , fue un tal…bueno, mirá, voy a tener que escribírtelo porque el nombre es difícil pero difícil de verdad: Zbgniew Brzezinski que por aquello época era asesor de David Rockefeller…

“-Ese sí me suena…siempre lo vinculé con alguien que tiene mucha plata…

“- Y no te equivocás…De paso, me hiciste recordar que el mentor, el fundador de esa Organización multinacional, fue precisamente el millonario norteamericano, un tipo que siempre le gustó gobernar detrás de bambalinas. ¿Sabés que quiere decir eso, no?

“- Creo que sí…que no se muestra…Que no se hace ver…

“-Bien Inesita, bien! Vos me parece que sos una tapada…

“- ¡No…! Nada que ver…(risas) La verdad que el que hizo generar interés en la historia fue mi profesor, pero a veces pienso que una tendría que tener una carrera universitaria para este tipo de cosas ¿no? Digo…

“-No lo creas. ¿Acaso no sabés que yo ni siquiera completé mis estudios primarios? Vos podés hacer tu propia escuela, no te olvides. Por supuesto que la escuela es irreemplazable, pero el saber lo motoriza nuestra propia voluntad. Y mucho más hoy con lo que podés sacar de  Internet, claro…, siempre y cuando sepas usarlo.  Bueno…me perdí…

“-Me estabas contando de esa reunión en Tokío…

“- ¡Exacto! Bien…la reunión de la que participaron políticos, estadistas, científicos, altos militares e incluso Directores de importantes entidades del mundo de las finanzas multinacionales como el Banco Mundial, por ejemplo, deliberaron durante varios días evaluando la necesidad de crear una nueva división internacional del Trabajo.

“- ¿Y de qué se trata eso?

“- Y ésa es la variante práctica, la palanca imprescindible para avanzar hacia la conquista del mundo;  fijar las reglas de juego del comercio internacional. Primero, el poder real que se oculta entre las sombras, delinea las políticas a seguir, valiéndose de Presidentes, Primeros Ministros y parlamentarios que actúan consciente o inconscientemente a su servicio.  Los Estados (incluído por supuesto el de EE.UU) cada vez tienen menos autonomía.Te vas a reír por lo que pienso, pero creéme, los países se parecen cada vez más a una Sociedad Anónima. ¿Democracia? Ja…, mueve a risa; la democracia que conocemos sólo nos da la posibilidad del voto, lo cuál no deja de ser una ironía perversa. ¿Un ejemplo? Durante la campaña hacia su primera presidencia, Obama prometió una serie de cosas de alcance social-una cobertura de asistencia médica a través de Medicare para todos, por ejemplo- . Pues bien, ese poder del que hablo, apenas le dejó conformar una pequeña reforma en el área de salud porque claro,  algo tienen que resignar para mantener las apariencias. ¿Me vas siguiendo?

“- Trato. ¿Qué es Medicare?

“- Es más o menos el equivalente a nuestra Asistencia de Salud Pública, más nuestra Anses y nuestro PAMI juntos. Pero volvamos al golpe de Videla y qué tiene que ver la Trilaterall Comission con el mismo. Primero y para que comprendas la influencia de ese organismo en la política mundial desde entonces, trataré de darte detalles fundacionales. Uno señala que Japón, los países de Europa Occidental y América del Norte, deberán cooperar de forma más estrecha. Mirá: aquí lo tengo escrito en una nota que subí a uno de mis portales de Internet: “…que deberán abstenerse de acciones unilaterables incompatibles entre los miembros.  Y sigo. Escuchá: “y  procurar tomar ventaja de las organizaciones internacionales y regionales que controlemos aumentando aún más su poder”.  Disculpá: me acuerdo de algo importante. Durante el último siglo, más específicamente después de la segunda guerra mundial- cuando Inglaterra dejó de ser potencia casi hegemónica-, su lugar fue ocupado ràpidamente por EE.UU. Pero tené en cuenta esto: cuando te dicen que el país imperialista o que  la primera potencia es EE.UU, se trata de una verdad a medias. Pareciera que es así. Presumo que me estoy repitiendo con este concepto pero es fundamental para comprender el derrotero político pasado y presente. El asunto es que en la práctica, el Estado norteamericano es sólo el iceberg visible de un poder encubierto. Durante mucho tiempo, el Pentágono y la Reserva Federal-, fueron parte del verdadero poder que interviene directa o indirectamente sobre la vida y obra de casi todos los ciudadanos del mundo.

“- Me estás volviendo loca, José. Ni idea tenía de estas cosas…Complejo militar industrial…Reserva Federal… Pero podrías darme un ejemplo de lo que decís?

“- Por supuesto. El gigantesco complejo militar industrial agrupa a todas las grandes empresas de EE.UU cuyo eje medular pasa por los vastísimos nichos dedicados a la fabricación armamentística. Esa industria representa casi un tercio del PBI del país y genera unos 5 millones de puestos de trabajo en forma directa e indirecta.¿Qué pasaría si semejante monstruo entra en crisis o lo que es peor, se detuviera de golpe porque los miembros de la Naciones Unidas firman un compromiso irrevocable de Paz Mundial?

“-…

“-No. Decime lo que pensás…

“.-Pienso que sería muy grave para la economía del país…¿No es una pavada lo que dije?

“-¡No! ¡Perfecto! Y las consecuencias serían de alcance mundial. Por eso el Pentágono…¿Te acordás que te dije que actuaba como representante de ese gran complejo militar industrial? Bueno, este supra organismo- que en la práctica tiene a su cargo la política de defensa  de los EE.UU- necesita de una guerrita por aquí y otra guerrita por allá… Si no se destruye lo que se fabrica, no se puede seguir fabricando ¿no es cierto? Jaja, parece una verdad de Perogrullo pero es un hecho muy perturbador. La otra pata la representa la Reserva Federal, en la apariencia, una especie de Banco Central similar al de los otros países occidentales, la mayoría, claro, con autarquía…- ya sabés con cierta independencia del poder político gubernamental- pero en la práctica, la pequeña gran diferencia es que  mientras los Bancos Centrales de casi todos los países serían el  brazo financiero del sistema económico en vigencia, ahora va entre paréntesis( más allá de su autarquía, en caso extremo, debe adecuarse a las decisión soberana de su respectivo gobierno); sin embargo, la Reserva Federal no se maneja así. Lo que muy poca gente sabe es que se trata de una entidad privada, pri-va-da- pensá lo que esto significa: privada querida, privada. Se trata de una verdadera “fábrica” que emite todos los dólares que circulan en el mundo- por otra parte la única que puede hacerlo, claro- pero no pertenece al gobierno desde el punto de vista administrativo; es más, desde hace mucho tiempo, el dólar es la moneda patrón del comercio mundial, y sin embargo, ¡es una entidad privada la que tiene el monopolio de semejante poder! ¿Locura, no? En fin, que  tiene algo así como 8000 accionistas y que actúa con independencia del propio gobierno… Pero esto ya te lo había dicho. También muy pocos saben que fue aprobada su creación por Ley del Congreso, una víspera de Navidad si no mal recuerdo de 1913, cuando un número de representantes y legisladores fuere convocado de manera urgente al Congreso, a sabiendas, claro, de que en una reunión normal, el proyecto no hubiera sido aprobado porque la inmensa mayoría abogaba por un Banco Central de estilo ortodoxo. ¿Y porque es tan poderosa la Reserva Federal? Porque de acuerdo a la economía mundial(ahora ya sabés que se habla de globalización), te decía que atento a la marcha de la economía, el poder de este organismo es tan impresionante, que bajar o subir medio punto la tasa de interés, no incide sólo en la economía doméstica de los estadounidenses.  Cuando el Secretario de la Reserva Federal se dispone a hacer un maquillaje con las tasas, el mundo entero contiene el aliento… Y no es para menos: ese medio punto para arriba o para abajo,  puede significar la diferencia entre generar algunos miles de empleos, activar el consumo en todo el mundo capitalista aunque cueste creerlo, o, por el contrario, dejar en la calle a centenares de miles de trabajadores ¡y de un día para otro querida; de un día para otro! ¡Hola Inés…! ¡Acá estoy…! ¡Aterrizá…!

(Risas de ambos)

“-Es que te escuchaba hablar y no dejaba de pensar cómo a veces uno se larga a opinar de política sólo por lo que lee en los diarios, bueno, en realidad ni siquiera eso, en un solo diario que desde muchos años, es lo único que se lee en casa. Ja…Clarín, el maldecido…, que sé yo, la verdad que ya no sé que pensar, José. Nunca  imaginé lo interrelacionado que está todo…bueno, por eso se habla de globalización ¿no?

“- Sí…pero no es nada nuevo. Los egipcios ya lo hicieron; los romanos sobre todo entre los pueblos de la antigüedad; los españoles y en los últimos 3 siglos, los anglosajones y por supuesto, esas fuerzas ocultas que actúan por encima de los gobiernos, incluso los de  las grandes potencias. El caso es que como te dije,  los que tienen el sartén por el mango, decidieron hace ya casi 70 años ir por todo. Dentro de ese plan-en el que habrán de morir millones y millones de personas…- aún no hemos visto el drama terrible y perturbador  que se avecina…

“- Eh…, José! No me asustés…

“-Lo lamento Inés, lo lamento por mis hijos y mis nietos porque van a vivir en un mundo de pesadilla. Hasta ahora, los planes por el control planetario, han tenido que hacer uso de la violencia, pero tratando de que las cosas se perfilaran como problemas sociales de cada país. Ha habido es cierto, una guerra por aquí y alguna guerrita por allá.  Estos hijos de su madre ya tienen diagramados los guetos dónde van a encerrar a millones de personas: gobernante independientes que cada vez son menos; por ejemplo, podemos decir que en nuestro continente y gracias a la UNASUR, por aquí se ha decidido desafiarlos, pero contra ellos vendrán; y también contra los millones de  militantes populares, dirigentes honestos, contra los pobres de toda laya, indigentes, en fin, para ellos, la escoria que no hace más que traerles problemas porque son bocas a alimentar que no producen nada a cambio( cuando escribas esto último, subrayalo en negrita). Ellos están convencidos que sobra mucha gente, muchísima…y si pudieran hacer lo que los nazis hicieron con los judíos, no tengas dudas de que lo harían…, lo que pasa es que aún deben guardar las apariencias, en fin, que están buscando primero que se den las condiciones…Mientras tanto, los Estados que ellos llaman periféricos…a ver cómo te lo acomodo..: los que no cortan ni pinchan, bah, esos querida que conforman aún los pobres del tercer mundo- Bangladesch por ejemplo- para este poder oculto, resultan una bendición; les venden lo que quieren, al precio que quieren y les compran nada más que sus materias primas, también al precio que ellos mismos le ponen.Y para rematar, levantan fábricas en todos los países pobres, para explotar la mano de obra que está 50 a 1 en relación con los países del primer mundo. ¿Entendés esto, no? Yo soy Adidas. Bueno, mientras en Alemania fabricar determinada zapatilla me cuesta 50 dólares, en esos países pobres, me cuesta ¡un dólar! .Incluso a países como el nuestro -a los que llaman en vías de desarrollo-, les permiten cierta autonomía política, sólo porque saben que tarde o temprano, todo volverá a ser como ellos quieren. El asunto es mantener la fachada; la fachada democrática se entiende, claro, con la ventaja que la gente decente- decente entre comillas te aclaro- va a poder seguir votando… como te dije, sólo para guardar las apariencias, pero cuando detrás de los objetivos de control y dominio de este poder oculto, se interponga un Estado soberano, le van a hacer la vida imposible. Francia lo está padeciendo porque la Merkel forma parte del iceberg visible de ese gobierno mundial, y aquí lo estamos viendo entre nosotros, por ahora en una lucha casera de final imprevisto.¿Acaso alguien cree que Clarín por sí mismo se hubiera animado a desafiar al gobierno y el resto de los poderes democráticos con el asunto de la ley de Medios, si no tuviera detrás suyo este poder paralelo del cuál estoy hablando?

“-¿Pero por qué pasan estas cosas, José?

“-Sencillamente porque de todos los pecados capitales, el excluyente es el de la codicia. Y ha triunfado la maldita codicia. ¿Vos sabías que 200 personas disponen de unos 33 billones de dólares como riqueza personal? ¡Doscientas personas, Inés! ¿Es una guarangada de guita…! ¡Y qué significa esa masa de dinero? ¡Nada más y nada menos que el PBI de EE.UU, Europa y Japón juntos…! O sea- y para que se entienda bien- esos tipos tienen bienes muebles e inmuebles, comodities y todo tipo de riqueza intangible pero que cotiza, cuyo valor de mercado es igual que la riqueza que generan las naciones más poderosas del planeta, excluyendo China. ¿Lo querés de otra manera? Equivale a toda la riqueza junta de 156 naciones del tercer mundo y algunas en vías de desarrollo? Otra comparación más? Con el 10% Inés, nada más que con el 10% de esa fabulosa riqueza, podría acabarse con el hambre en el mundo, y darle educación y atención médica a 4000 millones de personas. Pavada de pecado la codicia, ¿no…?

“- ¿Vos creés que es peor que el egoísmo? La Madre Teresa decía…

“- Que el egoísmo es la raíz de todos los males? Creo que se equivocó la monjita nacida en Macedonia. La diferencia está en que el egoísmo puede ser controlado y hasta modificado con una buena docencia. Tal vez soy muy optimista, pero yo creo que del egoísmo se vuelve, no se…en el peor de los casos se lo puede controlar, pero de la codicia, no. La codicia es como la ludopatía…¿Sabés que es la ludopatía, no?

“- La adicción al juego…?

“- Exacto! Pero me parece que nos estamos apartando un poco del tema…

“(risas de ambos)

“- Sí, sí…¿pero dónde lo ponemos a Videla? Me había empezado a interesar ese asunto de la Triral, no no,¿ trilateral…? Es difícil José….! Mientras hablabas, no he dejado de pensar en como se …, como se liga ese asunto de la división internacional del trabajo con  el golpe de los militares…

“-Mira…voy a tratar de ser claro y conciso. Los poderosos deciden convocar a una reunión para determinar qué debería hacer cada país de los llamados emergentes en cuánto a política económica. Es decir- y yendo al caso argentino-, vamos a elongar un poco de imaginación, estimada Inés. Me voy a poner en escritor. Quiero decir que voy a dar rienda libre a mi pensamiento (risas).  Entonces, imaginemos el momento en que un participante de la reunión, pregunta: ¿Qué ha hecho ese país que parece caerse del mapa en los últimos 50 años? Acá está…Argentina…Argentina… ¿Cuál es su principal riqueza? En esos momentos aparece un señor menudo, con lentes de carey, muy intelectual él, posiblemente recibido en Harvard en Economía política; o en Ciencias políticas, vaya uno a saber…

“- Sos loco José, sos loco; mirá que imaginación…!

“- Y entonces, el tipo de cara intelectual, va y dice: Argentina siempre destacó por sus recursos humanos. Son muy buscados sus científicos y sus técnicos. Pero además, les sobra vacas, trigo, maíz, en fin, granos gruesos y finos. En una época la llamaban el granero del mundo… Por eso el factor predominante a lo largo de su historia ha sido una clase oligárquica ligada al sector agropecuario. En la década del ’30 hubo intentos de afianzar un incipiente desarrollo del sector industrial, pero el crack del 29 y el golpe de Estado militar,  impidieron prosperar el proyecto. Sólo durante los gobiernos del general Perón, la industria toma peso propio, y el país parece avanzar hacia una reconversión económica. Luego hay un intento desarrollista con un tal Frondizi, bastante ambicioso el plan, pero pronto, los militares…-ya saben que el 99% son liberales y  aliados nuestros-; decía que las Fuerzas Armadas se encargaron de que todo quede a medio camino hasta que también el Frondizi ese  termina echado como tantos otros. En lo social, existe una clase obrera poderosa y sindicalizada, con una clase media que es la más importante de América Latina, cuantitativa y cualitativamente hablando. Ha vuelto el General Perón, claro que ya no es el díscolo de antes. Promete gobernar sin las exaltaciones del pasado. Los que sí están exaltados son los jóvenes que participan de política y también existen pequeños grupos armados de guerrilla urbana… “- ¿Entonces…?

( El que pregunta es el hombre de nombre y apellido difícil.)

“-Sí…ya voy a lo principal. Si bien la industria no ha avanzado demasiado, en la última década parece haberse consolidado, incluso con desarrollo químico y pesado. El estudio revela también que los intereses de la oligarquía agropecuaria siguen intactos. Que Argentina podría producir alimentos para 500 millones de personas, pero hay más: salvo el petróleo que explota a baja escala de acuerdo al potencial real,  dispone de recursos mineros de una excepcional riqueza- es un país con casi 5000 kilómetros de cordilleras gigantescas que tienen los minerales que uno busque…Y también  una fauna ictícola de enorme proyección… apenas explotada en un 5% de su capacidad real.

De pronto, Brzezinski alza su brazo derecho. El locutor guarda silencio. Durante algunos segundos, todas las miradas parecen hurgar en la figura del todopoderoso guía y mentor de la política exterior de EE.UU. Los integrantes del Foro saben que el mundo de las finanzas ha tenido notables avances en la economía mundial; el dinero ha comenzado a controlar grandes empresas y se expande incontenible por el mundo de manera agresiva, sobre todo entre los países emergentes a los cuáles llena de préstamos con cláusulas leoninas.

“- Está bien-dice con un tono de voz que suena muy seguro-. Las entidades que represento- con el inestimable peso de su enorme influencia- reiteran lo expuesto en el documento escrito original: Los países con abundancia de materias primas, deberán acentuar la producción de las mismas de acuerdo a lo que estipulen las entidades que controlan el Mercado. La industria queda para nosotros, Japón y Europa Occidental. Demasiado competimos entre nosotros para permitir que se sumen otros actores al negocio.” Bueno…no tiene sentido continuar con esta teatralización, Inés. Aunque te resulte difícil de aceptar, la dictadura militar del ’76, tiene parte de su razón de ser en esta reunión que se hiciera 3 años antes. Cierto es que los militares estaban molestos con el auge de esas formaciones especiales, como llamaba Perón a su militancia joven; también es cierto que la clase media alta y la clase alta, comenzaban a protestar sotto voce en contra de una clase obrera que avanzaba de manera firme hacia el primer escalón de la clase media y que sin saber mucho de economía, comprendía que la “torta” de la riqueza, se iba achicando a favor de los sectores populares. Por lo tanto, bien es cierto que estos sectores-tradicionalmente ligados a una aristocracia clerical y militar- reclamaban a viva voz que “…algo hay que hacer en nombre de la gente decente”. Y no hablemos de una oligarquía vacuna, que a pesar de ver con buenos ojos a ese nuevo Perón que hablaba en nombre del orden y de la disciplina económica, desconfiaba sin embargo del brujo de López Rega, pero sobre todo, temía  que los grupos juveniles tan politizados, pudieran desmadrarse. Por lo tanto, ellos también azuzaban a sus “primos” castrense; los azuzaban por aquello de que “…era necesario restablecer el orden” y también lo hacían porque muchos de ellos continuaban sosteniendo un odio visceral hacia el peronismo, pese a que el rugiente león de antaño, era ahora un general pacífico  y senil. Esto está claro. Pero de ninguna manera, los militares con Videla a la cabeza, se hubieran lanzado al golpe de Estado, de no contar antes con el aval de los nuevos amos del mundo, claro que de esto no tenían la más mínima idea.  Nuestros militares de entonces-tal vez con muy particulares excepciones- estaban absolutamente convencidos de que los Estados Unidos de América, era el país más poderoso de la tierra. Y en realidad, la verdad más descarnada es que EE. UU es el país que mejor interpreta los planes de dominación de los amos del mundo, y cumple con las órdenes al pie de la letra.

Por lo tanto, la orden que se había pergeñado en aquella reunión en Tokío, estaba ligada a impedir el desarrollo efectivo de los países del Tercer mundo y tratar de trabar el avance en los que estaban en vías de desarrollo, como era nuestro caso, claro… Pero nada de aventuras descabelladas. Todo debería ser instrumentado ordenadamente. Para eso, la Trilaterall Comission tenía como brazos ejecutores, a organismos como la SIP, la OEA,  el Pentágono y la CIA- entre tantos otros, claro- y la prueba cabal de la intervención de la elite de los espías, fue la caída de Salvador Allende en Chile, ese mismo año.

“-¿Qué es la SIP?

“_ Sociedad Interamericana de Prensa…

“- Cierto…, ahora me acuerdo

“- Ya la vas a escuchar dentro de poco cacareando en defensa de “Clarín” y en contra de la dictadura Ka.

(Risas de ambos)

“- José…

“-Sí…

“- Nada, que es una lástima que no hayas terminado los estudios. Creo que la docencia perdió un excelente maestro.

( Aquí me “salgo” de escena-metafísicamente, claro- una especie de licencia poética que me lo permite mi condición de escritor.

No respondí al comentario de Inés. Quedé observándole unos segundos, mirándole sin verla, mientras pensaba que muy posiblemente me hubiera costado completar mis estudios. Siempre renegué del orden, de la disciplina para estudiar y de la impronta académica, un sistema arcaico que obliga por ejemplo a saber qué día nació San Martín, la fecha de la batalla de Chacabuco, pero que no permite indagar sobre las motivaciones reales, profundas y concretas, que llevaron a ese gran hombre a renunciar a una foja impecable y un futuro promisorio ¡y luego de una carrera de armas de 22 años! Para colmo,  condecorado por un ejército cuya infantería-los famosos Tercios españoles- había sido la mejor del mundo durante siglo y medio. ¿Qué circunstancia de enorme peso emocional, llevó a este singular militar que se encontraba sólo a dos pasos del generalato, a traicionar una patria y una bandera -cuando todos sabemos el peso del honor ante semejante juramente, y más aún para un soldado de la estirpe de San Martín- para exponer su sangre, su corazón y sus ideas, al servicio de un país ¡que aún no existía como tal! En fin, supongo que estas rebeldías quijotescas me hubieran generado muchos problemas.

Quizá por eso y a los 13 años- a punto de comenzar el sexto grado-, me dije (y le dije a mi padre un día) que quería trabajar. Y así fue. A poco de cumplir los 14, con el primer pantalón largo antes de los 15 años, saliendo de mi casa en Morón a las 5, 30 de la madrugada (una “locura” secreta porque recién entraba en la Tienda San Miguel a las 8,45), mientras el cielo era un carnaval misterioso de estrellas.

Ni cuenta me daba del acto de caminar; es más, tenía la sensación de levitar durante las 8 cuadras que me separaban de la estación del tren. Había que beberse la vida de golpe, casi sin respirar. A esa edad, la palabra felicidad ni siquiera formaba parte de mi léxico, pero de alguna forma, yo había pactado con la misma, sin tener la mínima idea de que en esa intensidad de vida, en ese loco tropel en busca de sensaciones viscerales pero también sintiendo que el espíritu me abría las puertas cada día, todo era mágico y apasionante. Años casi de pre adolescencia en los que no hubo tiempo para pensar y poner en las correderas de la mente, el hecho perturbador de que en realidad estaba escapando de mí mismo, en una doble huída: la de un pasado doloroso pero también la de un presente en el que venía representando el papel de víctima excluyente durante los últimos 6 años de mi vida, es decir, al momento mismo de mi llegada como inmigrante gallego al país de los argentinos( sólo muchos años después, comprendí que mi irrefrenable deseo de trabajar, estaba concatenado de manera inconsciente, con el oculto deseo de escapar de los reproches cotidianos y de las   palabras hirientes que me ponían en el papel de victimario en el seno de mi propia familia( para que mejor se comprenda : yo era el “extraño” llegado de otras tierras, que de pronto caía en un hogar que no era el mío, en parte para recordarle a la mujer de esa casa, que yo era el hijo de la “otra”)

Tal vez por eso, al dejar mi casa, las estrellas eran más estrellas y el aire de aquellas 8 cuadras olía a jazmín a cada paso.

Claro que nada era comparable al momento en que llegaba a la estación Piedras del subte. Tacuarí y Avenida de Mayo.

Siete de la mañana, el ritual de comprar  “El Mundo” a Don Jorge, el canillita, ingresar luego con emoción renovada en el café San Miguel, sentarme en la segunda mesa de la izquierda, sobre el flanco que daba a la vereda de la Avenida(siempre pensé que un mágico sortilegio mantenía aquella mesa libre de “intrusos” al momento de mi llegada; obviamente, yo ignoraba los pormenores de aquella notable casualidad, pero quizás alguien jugaba algún lúdico ejercicio metafísico o el hecho puntual era apenas una  muestra visible de mi propio kharma, vaya uno a saber).

Lo cierto que en el repetido goce del café con leche, las religiosas 3 medialunas y la lectura cuasi religiosa del viejo y entrañable diario, conformaban la mejor pincelada de la paleta de vida. 1957. Ríver y Boca, claro. Otro título del mundo para el increíble Fangio; el protagonismo político del General Aramburu y del despreciable y pro británico Almirante en el orden local, o bien enterarme  que IKE- el ex comandante en jefe de los aliados-, aparecía en alguna foto del diario vestido siempre como general 5 estrellas. Pobre IKE. Ya no tenía ni idea que era prisionero del gran complejo militar industrial, algo que descubriría en mis años de militancia política, como también los harían los Presidentes sucesorios, una vez instalados en el salón Oval de la Casa Blanca. Sí recuerdo que años más tarde, disfruté cuando-militar al fin el hombre- el viejo General- después de perder la paciencia y las normas, lanzó sobre la opinión pública de la Nación, la terrible denuncia, a manera de vómito político.

“Catando” mis recuerdos a modo de elixir del pensamiento, no escuchaba la voz de Inés que reclamaba por tercera vez mi presencia concreta.)

Pronto recuperé su imagen, luminosa como siempre.

“-Voy a serte sincera, José. Ya sabés que historia no es mi fuerte…; por otra parte, me ha encantado esta novedad –al menos para mí, claro- de presentar una visión diferente, muy diferente por cierto, respecto al golpe militar del que hablamos. Pero…no sé…me cuesta imaginar que el mundo se maneje como vos contás, en medio de secretos, de cosas que se ocultan a la gente…que se yo…todo esto me da una sensación de inseguridad. Además, mientras escuchaba tus sorprendentes argumentos, en un momento me puse a pensar por qué estas cosas no toman estado público, cómo es que algo tan grave no llega a toda la gente en general…

“-  Esperá…esperá, querida. Inés amiga: yo sé que estas cosas deben estar produciendo una zanja emocional en tu cerebro. Imagino que las neuronas que conforman el pensamiento deben haberse juntado por miles de millones en medio de una enorme confusión. Pero para que no pienses que tu amigo está loco…mirá…me tomé el trabajo de realizar unos apuntes a propósito del tema, para que tomes conciencia de un hecho notable. Nuestra historia tiene lugar en 1973, es decir, han pasado 40 años. En aquel entonces no había telefonía celular, tampoco smarphone, ebook etc; incluso las computadoras de entonces eran aparatos así de grandes y este teléfono que tengo, este aparatito, tiene más información tecnológica que la mejor computadora de entonces. Lo que trato de decirte es que en ese medio aún no inundado por la enorme proliferación tecnológica de estos tiempos - tiempos en que a través del Internet podés acceder al tema que se ocurra indagar teniendo la seguridad de encontrarlo, pues bien-, aún hoy, con semejante medios a nuestro alcance, la mayoría de la gente, continúa ignorando qué cosa es eso de la Trilateral Comission y a qué se dedica en la práctica. ¿Voy bien…?

“- Sí, claro…tengo miedo con lo que me vas a salir.

“- No, no tengas miedo. Prestá atención porque paso a leerte los apuntes. “De la Comisión Trilaterall se ha dicho, entre otras cosas:

A) …”se trata de un esfuerzo muy hábil para tomar el control y consolidar los cuatro entes del poder político, monetario, intelectual o de la información e incluso el eclesiástico, en este caso, hablamos del poder emanado de todas las religiones del planeta”.

B) Noam Chonsky sostiene que el gobierno entre las sombras empezaba a mostrar el rostro y que el eje de la Organización apuntaba a moderar y controlar los efectos del exceso democrático generalizado.

C) En el “PROYECTO MATRIZ”-un colectivo de opinión generalmente muy reservada, que reúne a intelectuales y periodistas realmente independientes-, he extraído esta nota que tengo aquí y me voy a permitir leerte para que te quede claro que el golpe de los militares, fue promovido por sectores exógenos relacionados con estos poderes ocultos. Escuchá: 1) “Los verdaderos amos del mundo ya no son los gobiernos, sino los dirigentes de grupos multinacionales financieros o industriales, e instituciones internacionales opacas(caso FMI, OCDE, OMC, los Bancos Centrales etc) Además, estos dirigentes no son elegidos, a pesar del impacto de sus decisiones sobre la vida de los pueblos. 2) “El margen de acción de los Estados es cada vez más reducido por los acuerdos internacionales sobre los cuáles los ciudadanos no han sido consultados ni informados”. 3) “Todos estos tratados( Ejemplo, el GATT, OMC, AMI,NTM y NAFTA) tienen como objetivo final, la transferencia del poder de los Estados hacia organizaciones non elegidas, bajo el proceso llamado de globalización( y aquí agrego yo: Menem fue el perfecto empleado para  cumplir órdenes al respecto)”. 4) ¿Cuándo vamos a tomar conciencia de que ya no hay nada para elegir entre derechas e izquierdas, atento a que ambas ciñen sus programas a aquello que determinan los dueños del poder real”( y agrego yo: ¿Qué diferencia existe entre Rodríguez Zapatero-socialista-, y el tal Rajoy, lider de los conservadores reaccionarios españoles, siendo que ambos han ejecutado el mismo programa político económico?).

D) En el año 2007, un investigador histórico, Lucas Rudkonski, interrumpió una conferencia de prensa de Brzezinsky, el ex Presidente de la Organización, acusando directamente a la Trilateral de haber sido la gestora, la promotora directa de los atentados a las Torres Gemelas, punto de partida de un nuevo Orden Mundial.

E) Un conocido periodista- identificado con el ala más conservadora del Partido Republicano-, meses atrás…tené en cuenta Inés que ya estamos hablando del año 2012-, confesó en una nota que todos los miembros de la organización, cada noche de luna llena, suelen reunirse en el Templo Masónico. Luego agregó  que “…Karl Rover, el actual Presidente de la Trilaterall, trae el incienso, yo traigo el cordero vivo y el cuchillo largo y comenzamos la reunión afianzando nuestro pensamiento de fidelidad a los postulados sagrados de la Trilaterall Comissión”

“- Pero entonces…

“- ¿Continúan conspirando…? Pero por supuesto, Inés. Controlar y dominar el mundo no es algo que se pueda lograr de un día para otro, pero están a un paso de lograrlo.

“-Me asusta…

“- Te entiendo. ¿Y que sentirías entonces si te preguntara qué es Tavistock? ¿Qué significa Skull and Bones?¿ A quienes representan Mario Monti y Mario Draghi… y ojo, agarrate con ésta¿ Es cierto que se espera el advenimiento de Jesucristo antes del 2020?

(Inés ríe en una mezcla de jocosidad y angustia)

“-¡Pero con vos una no gana para sustos…! ¿Jesucristo…Jesucristo?

“- Eso es lo que le hará creer al mundo el poder mediático del mundo. En realidad se trata de un Jesucristo surgido de la tecnología nano escalar, en pleno proceso de pruebas científicas. Pero su advenimiento –entre comillas esto- es inminente y generará una revolución social sin precedentes. Es el naipe ganador de los amos del mundo. Aparecerá vestido de blanco impecable, levitando a 20 o 30 metros sobre las principales Plazas, a lo largo y ancho del mundo. Hablará en todas las lenguas y dialectos y atención con esto Inés, hará incontables milagros para no dejar dudas de que se trata del auténtico Cristo. ¿Objetivo? Unificar todas las religiones y crear un Gobierno Mundial bajo su advocación. Da miedo imaginar que contra semejante ofensiva no podremos…

¿Me vas a hablar de todo eso?

“- No, no ahora Inés. Esto no tiene nada que ver con el tema de tu trabajo  escolar. Tal vez otro día…

Verónica Inés Carrizo

Sin categoría

Chateando: una cita de amor a ciegas

Un repaso mental como parte del debe y el haber.

En el haber, cierta holgura económica que le permitía darse todo tipo de satisfacciones, incluso con el extra de los caprichos personales más insólitos. Visitas a los mejores Shoppings; artículos exóticos del tipo made in a tono con la más alta gama de la última moda; una especie de harén de las mejores marcas; en fin, generalmente, compras compulsivas a fin de conformar un ajuar variadísimo y lujoso, comprimiendo el enorme placard del vestidor.

En el haber, también debía incluir las fiestas y reuniones de todo tipo, incluso las diplomáticas (su marido, Carlos Alzamendi Navas Correa, era asesor de informática de varias embajadas radicadas en el país), o el té canasta-anacrónico, demodé casi- de los días miércoles de cada semana (siempre a beneficio de alguna institución vinculada a la pobreza de las carencias infantiles). Resumiendo: un poco de aire fresco para la conciencia, a pesar de las fastidiosa molestia de tener que desplazarse cada tanto a algún ignoto rincón de la periferia urbana. Parte del rito de repartir juguetes o ropa usada, en medio de un caos de niños gritones y ansiosos que se colgaban de su cuello y le tironeaban la pollera reclamándole que la llevaran con ella.

Claro que también formaban parte de este haber, los viajes al exterior:- Europa, EE. UU.-, o algunas exóticas excursiones al lejano Oriente .A propósito, siempre recordaba el espantoso periplo por Calcuta, con la pobreza extrema dándole cachetazos en la cara.  Tanta angustia que no tardó de explotar al preguntarle a Carlos, por qué millones de personas aceptaban sin una sola protesta, ese ancestral estado de resignación y postergación  social. Él-cáustico como siempre- se limitó a contestarle que el dogma religioso todo lo hacía posible. “No se trata de un problema social, Azu. El problema social surge cuándo existen conflictos entre sus protagonistas, pero en este caso, todo se reduce a una cuestión religiosa fundamentalista. Aquí, los pobres y los parias, no levantarán jamás carteles de protesta”.

De todos modos, sería su primera y última visita a la India. Ver a seres humanos durmiendo en la calle-y por millones- mientras una elite era capaz de construir templos al estilo del Taj Mahal, le parecía sencillamente la muestra obscena de una sociedad enferma, que no se atrevía a revisar sus códigos ancestrales.

Menos mal que las incursiones a Chapelco o Aspen borraban con creces las malditas miserias espirituales derivadas de algunos fundamentalismos religiosos.

En el Debe, la frustración de sus estudios postergados de Derecho, consecuencia directa de la llegada casi compulsiva de sus tres hijos. “Yo entiendo lo de tu vocación Azu; pero los chicos te necesitan. Sabés que hemos probado con niñeras e institutrices de todo tipo, pero ya viste que sus intervenciones han hecho del hogar  un caos. Los chicos no se adaptan. Reclaman la atención de su madre”

Debe, ciertamente, con el contrapeso-además de la detestable rutina de criar los hijos-  de los largos viajes laborales de Carlos- en tiempo y distancia- debido a sus obligadas visitas a la casa matriz de Seúl.

A modo de colofón, el sello fastidioso y rutinario de las aventuras extramatrimoniales de su marido-desmentidas a rajatabla reiteradamente-, circunstancia excluyente de que el fuego pasional ya había extendido su certificado de defunción.

Sin embargo, pese a que los engaños liberaban su conciencia como una especie de vía libre para poder pagarle con la misma moneda, nunca se había animado a hacerlo. Ni siquiera bajo el acicate de saber que todas sus amigas casadas, acuñaban varias historias de amantes furtivos y de los otros. En fin, que la infidelidad era un umbral prohibido; y no precisamente porque le faltaran ganas. Todo lo contrario. En parte-lo sabía-una simple cuestión de inseguridad; la resultante de una educación prejuiciosa y pacata en el MARÍA AUXILIADORA, el antiguo colegio religioso que cobijara a 3 generaciones de la familia.

Pero mejor no recordar aquellos claustros. Aulas de atmósfera enrarecida. Programas pedagógicos ligados casi de manera obsesiva con el no fornicarás bíblico, pero a caballo del resto de los pecados capitales. Sí, mejor no recordar los atávicos prejuicios que habían convertido al sexo en un tema excluyente. ¿Moraleja? Treinta años de matrimofobia-a contrapelo de una disimulada y dolorosa frigidez.-, durante los cuales  ninguno de los dos-la pareja,claro- se ocupara jamás de plantear las cosas con la debida franqueza.

………………………………………………………………………………………………..

Conversación de amigas.

“-¿Te acordás de mis años de psicoanálisis? Siete, querida, siete años. Todo normal, hasta que yo también terminé en la cama con mi analista; eso de que primero son profesionales y luego hombres, resulta un cuento, querida. Ya sabés…, por una cuestión de transferencia, todas terminamos por enamorarnos; lo que pasa es que los tipos priorizan la  carne sobre las neuronas. Eso es todo. Todavía me río porque en la cama me dijo que ya tenía el alta; que mi problema se reducía a una compulsión genética de la libido sexual. Recuerdo que se me había puesto filósofo el hombre mientras fumaba un cigarrillo después de acabar. Vos sos del tipo de mujeres que exudan feniletilamina por todos los poros, me dijo.

-¿Feniletinalima? ¿Y eso que es?

-Yo tampoco sabía de qué me hablaba ; por eso, cuando llegué a casa, lo primero que hice fue buscar el diccionario. Parece ser que la feniletilamina es la sustancia del amor; una droga que secreta el organismo ligada a la libido sexual; si te enamorás -o te calentás que es lo mismo- como te puedo decir… el cuerpo se pone como un radiador hirviente, a full ¿me entendés?

-Trato…

¿Sabés que me causa gracia, Azu? Eso de que algunos de los hombres con los que me acosté, se ponían a filosofar después del orgasmo. La mayoría…, ya sabés…se dan vuelta en la cama y si te he visto no me acuerdo! ¡ Dios! ¡He escuchado tantas boludeces…! Pero el curador de almas la tenía un poco más clara. Mira mujer, más allá de la educación y la influencia del entorno, cada uno de nosotros es lo que los códigos genéticos han escrito en nuestras neuronas, me dijo convencido. ¿Moraleja? Azu: a mí me gusta encamarme y no tengo problemas en hacerlo todos los días. Soy…

-¿Ninfómana?

-Algo de eso debe haber en mí, ché. Soy insaciable. Una verdadera sexópata; pero ninfómana no, ¿sabés por qué? Porque cuándo hago el amor, si la pierna es buena, me quedo tranqui; es como si me quitara varias planchas de angustias y ansiedades de encima.

Mira detenidamente a su amiga. Indumentaria costosa y exclusiva. Se revuelve cuando piensa que tiene cierto aire de puta de lujo.

Como si leyera sus pensamientos, ella acota:

-Además querida, en el fondo, todas tenemos alma de putas; sí, no te rías…Si no fuera por los convencionalismos sociales, nada nos gustaría más que dar rienda libre a lo que somos: máquinas perfectas para dar y recibir placer.

Clara Magariños Cervantes Luro, parte de una familia patricia que había dado a la patria de los argentinos, militares, terratenientes, funcionarios de rango y servidores de Dios, la ecuación social que detentaba el poder( y lo había hecho hereditario) desde 1810.

Extraña relación la que las unía; ambivalente y conflictiva. Más allá de su rechazo a la vida disipada y demasiado liberal de su amiga, envidiaba su seguridad y la capacidad para hacer todo aquello que le viniera en gana. Tan diferente de ella…

-En cambio vos, mi querida…No tenés más que mirarte al espejo. Te estás apagando lenta pero sostenidamente. ¿Y sabés por qué? Porque desde hace mucho tiempo, te morís por vivir una aventura de orgasmos compartidos. ¿Y qué hacés…? Te lo pasás masturbándote mentalmente. Y no me digas que no…

Siente un frío sudor, como si un inasible fantasma lleno de pústulas se deslizara pegajosamente por su cuerpo.

-Y sí…la verdad que tenés razón.

Le parece que la frase se descuelga de su boca como si se hubiera quitado una vieja espina clavada en el paladar.

-¡Aleluya, Azu! ¡Aleluya! Hace años que esperaba que te sinceraras conmigo. ¿Y qué esperás? Tenés 50 años, querida… Si podés inflar un poco tu autoestima, todavía tenés posibilidades de hacerle la cabeza a más de uno.

-Pero vos sabés cuál es mi problema; los prejuicios me atan. No tengo ni tu glamour ni esa libertad de conciencia, ni…Soy incapaz de filtrear como vos entre las amistades; miedo, miedo a ser descubierta.

-¡Yo tengo la solución Azu! La seguridad absoluta tiene un nombre mágico: Internet. De eso quería hablarte.

Su amiga comienza un largo y pormenorizado monólogo a propósito de ese maravilloso artilugio-enfatiza-, capaz de hacer realidad los sueños más descabellados. Le acota cómo-a instancias de una vecina del country- había sido instruida en el manejo del chateo.

-¿Chatear?

-Sí, chatear. No vas a decirme…

-Sí, sí; sé lo que es. En casa lo hace Maria Elena. Incluso, Carlos me explico algunas cosas al respecto. Sabés que él es un experto…

-¡Tenés razón! Me había olvidado del trabajo de tu esposo…

¿Entonces…?

-No, que me quedé pensando… ¡Mirá que sos loca, Clarita! ¿Cómo se te ocurrió buscar…?

-¿Una cita de amor a ciegas por Internet? Ya te dije: un desafío. Además, quería vivir algo nuevo. El caviar es bueno, pero hasta el caviar cansa cuando se repite siempre. Me cansé de los tipos atildados que huelen a perfume francés que no sería malo en sí; el problema es que generalmente suelen tener la cabeza hueca. En fin, años y años y siempre más de lo mismo: egoísmo y egotismo exasperante…No te rías. Arrogancia, pedantería y machismo abierto o encubierto, pero siempre machismo al fin. Vos tenés la sensación de que los tipos te cogen como si fueras un trofeo, ¿entendés? Pero lo peor de todo, son esos pendejos de la City, integrantes de nuestra devaluada Wall Street, que buscan a las veteranas con guita para aprender y ver que le pueden sacar, materialmente hablando, claro. Los pendex son patéticos; siempre cogen rápido como si el sexo cotizara en Bolsa. En fin, querida Azu; estoy harta de sentir permanentemente el perfil de los de mi clase. Para colmo, cuándo despegás del uniforme, te toca algún abogado de un Estudio top lleno de ínfulas, o tenés que encamarte con un insufrible hacendado que nunca caminó un surco ni jamás se subió a un tractor. Eso sí, todos cortados por la misma tijera: Rolex con brillantes, Beeme, Mercedes o Audi; country exclusivo en La Horqueta o Pilar o piso en Puerto Madero o todo al mismo tiempo…

-¡Clari…! Yo te sabía liberal pero me estás anonadando.

El mozo era una estatua frente a la mesa.

-¿Lo de siempre, Azu?

-Lo de siempre, sí…

-Ya sabes, Freddy. Pero hoy agregame una pizca de fernet.

-Bien, señora.

-Hay una cosa que no entiendo, Clari.

El comentario de su amiga había empezado a hacerle cosquillas por todo el cuerpo. Imposible no sentir las palabras de Clara como burbujas chispeantes.

-Decime.

-Si con lo que hacés, no alcanzás a llenar tu vacío espiritual, ¿por qué continúas haciéndolo?

-Buena pregunta, querida. Por ahora no tengo respuesta, salvo, claro está, la que me dio el analista. Tuve una época, vos sabés…hace ya más de veinte años, que la vida me ofrecía una respuesta a través del amor. Estuve muy enamorada de Pedro Martín…

-Sí, lo sé; nunca hablamos a fondo del tema. ¿Y que pasó?

-No lo sé muy bien; pero creo que nada es perdurable. Los sentimientos son como las hojas de los árboles: están firmes sólo hasta que sopla un fuerte viento. Entonces, me cansé de todo; me dije que tenía que mandar mi rutina a la mierda de una vez para siempre. Y así fue como apareció Internet y la magia del chateo. No sabés querida; me metí en una página genial: hombres que buscan mujeres; mujeres que buscan hombres; hombres que buscan gays, claro, aunque yo prefiero decir putos, a la vieja usanza, ¿viste?; mujeres que buscan mujeres.

La confesión de su amiga parece un vino virtual trepando a su cabeza.

-Por esa vía, desde cualquier locutorio-nunca se te ocurra hacerlo desde la computadora de tu casa- hice contacto con un hombre super-especial. Un tipo re-original Azu, no sabés…¡Un caballero español de novela! ¡Todo un personaje! Un nieto de puta encantador. Tiene página web propia. El arte de amar, se llama. ¡Ah!, perdón…me olvidaba… ¡con subtítulo y todo! Fronn estaba equivocado. No me digas que no es genial…

-¿Frönn? ¿Erich Frönn?

-El mismo, querida. El que decía que el verdadero amor es el que tiene el cerebro como eje.

-Recuerdo el libro; lo leí. ¿Pero qué hace el tipo ése? ¿Quién es? ¿A qué se dedica?

-¡A coger, Azu! ¡A coger!

Ambas comparten una larga y sonora carcajada.

De pronto, la cara de su amiga se transforma.

-Es casi la verdad, literalmente hablando. En realidad el madrileño éste-a mí me dijo que era un ex funcionario de Telefónica y que incluso había participado del equipo que negoció con Mariju la compra de la decadente telefonía que teníamos antes- se dedica a dictar clases amatorias, teóricas y prácticas, eh. Te causa gracia. Más gracia te va a causar si te digo que lo toma como una verdadera profesión.

-¿Profesión?

-Sí, sí, profesión. Parece que el tipo está armando uno de esos libros de autoayuda amorosa y quiere volcar en él todas las experiencias. El caso es que el madrileño este es un verdadero Casanovas de la informática. Doscientos dólares la hora de teoría y trescientos dólares la hora de práctica.

¡Un bon vivant…!

-Llamalo como quieras. Pero te puedo asegurar que el tipo se lo merece. Filosofía oriental, yoga, anatomía humana; y ojo… con una edición de lujo del Kamasutra, a modo de manual de sus clases prácticas. Incluso tiene un capítulo teórico cuyo título es…escuchá…no lo vas a creer: la influencia negativa del dogma religioso  en la práctica sexual.

Le parece demasiado.

-¿Sexo con religión…?

-Sí querida, sí; a mí también me pareció una locura, algo casi ridículo cuándo lo escuché. Pero tenés que ver las cosas que dice. Tengo grabado a fuego una frase: la tragedia de Occidente está relacionada con el estigma sexual del que se hace eco el antiguo testamento. Te dije, un maestro de verdad.

-¿Y todas esas cosas se las explica a cada una de las mujeres que cita?

-Te asombra, ¿no…? Lo que pasa es que esto no lo hace con cualquier mujer. Si no pasás el filtro cultural…

-¿Filtro cultural?

-Como suena. Primero te envía un mail con un cuestionario de doce preguntas: sobre historia, arte, literatura, filosofía, ciencias políticas… ¡No pongas esa cara! El hombre exige interlocutoras de amplio nivel cultural. Para él, el sexo no pasa sólo por la carne.

El entusiasmo de su amiga comenzaba a contagiarla. Parecía contener todos los colores del arcoiris.

-¿Y a vos como te fue?

-¿Con el cuestionario? Bien…fallé con dos respuestas pero igual me aceptó. En una tenía que responder con qué nombre se conocía la guerra que había acabado con el comunismo y la Unión Soviética.

-Una pregunta tramposa…No hubo guerra alguna.

-Eso mismo pensé yo y así lo escribí.

-¿Y…?

-Guerra psíquica era la respuesta.

-Guerra qué…

-Psíquica, guerra psíquica, querida. Mientras me lo explicaba mantuve la boca abierta todo el tiempo como una estúpida. Mirá…no sé cuánto habrá de verdad en ese asunto, pero que el tipo hablaba con seguridad, ni te cuento. Me dio una clase magistral sobre ese asunto de la guerra fría…; y que el arma psíquica- así lo definió- se había convertido en el elemento terminal; que ambas potencias- rusos y yanquis- estaban empeñadas en dominarse mutuamente por ese medio. Parece de locos, pero la cosa  pasa por utilizar los poderes extra-sensoriales de personas con ese don especial, para dominar la mente del adversario. Y de esa forma, claro, manejar su voluntad política poniéndola al servicio de sus ideas.

-Ciencia ficción.

-Algo así mi querida. El caso es que los americanos utilizaron a Gorbachov como una especie de caballo de Troya, y dieron vuelta la ideología comunista como un panqueque.

Sin duda la calentura hace milagros. De otra forma no se puede pensar como Clara asume semejantes idioteces. Mejor volver a lo que le interesa…La referencia a la  resistencia física del hombre se torna inevitable.

-Hidalguía, querida, condición española. El hombre hace un culto al honor. Una sola clase nada más que tres veces a la semana. Y ojo: no con cualquiera. Ya te dije que el maldito se da el lujo de seleccionar a sus alumnas. Después del test, hay que enviar una fotografía y recién entonces te dice si acepta la evaluación mutua en la primera entrevista.

-¿Cómo mutua? ¿El no es el que decide?

-No, ambos. No quiere ninguna clase de ventajas; por otra parte, suena bastante lógico… Yo te digo la verdad, el tipo me puede deslumbrar de entrada con su inteligencia pero si voy y me encuentro con un adefesio, no alcanza. No creo que el espíritu  sea capaz de generar orgasmos sin la concupiscencia de la belleza y de la carne…

-Creo que tenés razón. Y digo yo… ¿quién es el que decide el fin de la relación?

-Ambos… o cualquiera por separado si decae el interés por el otro. Eso sí, hay una regla insobornable: El madrileño no admite transar con el egoísmo ni el egotismo.

-No entiendo…

-Es clarito, Azu: el tipo dice  que cuándo uno pretende ingresar en el otro, no lo hace movido por la abnegación sino por el espíritu de posesión; que es el cochino egoísmo el que te induce a apoderarte del hombre o la mujer con la falsa idea de la entrega personal. Me dijo que el amor humano en conjunto no es más que una entelequia; que todo lo que moviliza el supuesto amor hacia el otro-puso como paradigma de esto a la madre Teresa de Calcuta-es generado por una inconfesable actitud egoísta o egotista; sólo eso.

-Pero entonces el estado de enamoramiento..?

-Química, química pura querida. A propósito, esperá…-ve que su amiga busca algo en la cartera- como yo quedé traumatizada con su postura corrosiva al respecto, me envió a mi casilla parte de su tesis. Tomá,  leéla vos misma…

Mira el papel con el sello de Yahoo.

-¿Son estos párrafos en negrita…?

-Esos, sí.

-“ Toda la historia de la llamada civilización occidental y cristiana, se apoya sobre la falsa idea del libre albedrío. A instancias de nuestros actos volitivos, la toma de conciencia respecto a la idea del bien y del mal nos convierte en hacedores de nuestro propio destino. Nada más falso y execrable; la naturaleza- o si se prefiere el mismísimo Dios- ha fijado nuestra condición en cada uno de nuestros malditos códigos genéticos. Y estos son muy claros al respecto: la especie humana ha sido concebida para la muerte y la destrucción de sus propios congéneres. Suena, lo sé, demasiado temerario; pero no hay más que recurrir a la historia para comprobarlo. Incluso el amor no escapa a esta constante. ¿Queréis un ejemplo cultural? La misma Biblia-con el antiguo y el nuevo testamento-, es sólo una gigantesca estafa de ese supuesto amor sublime que nos moviliza. En realidad, no existe tal sublimación del espíritu. La finalidad de nuestras cochinas acciones siempre estarán condicionadas por el egoísmo y la glorificación de la muerte y de la sangre”.

¡Dios…! El gallego era un monstruo…

Terminante. Presiente que la envidia ha comenzado a desenroscarse perezosamente. Sensación que se hace aún más ostensible cuándo ella le dice que ni se le ocurra pensar en compartir semejante experiencia. La filosofía perversa del madrileño no era para ella.

-Vos tenés que generar tu propio juego. Tenés que empezar a chatear con uno y con otro hasta que encuentres el tipo que pueda volarte la cabeza, el que pueda arrancarte el grito del orgasmo visceral, antes que se convierta en una pústula muda en tu garganta.

……………………………………………………………………………………………….

DIEZ DÍAS DESPUÉS.

Al fin había llegado el gran día. Todo estaba preparado minuciosamente. Luego de una larga y tediosa sucesión de chateos con individuos vulgares, al estilo, vamos a cogernos todo mamita, o, yo tengo la papa para vos veterana, al fin había logrado contactarse con un hombre refinado. “Me considero un hombre diferente; un clásico para quien el Amor debe ser escrito siempre con mayúscula. Eso sí…voy a ser muy frontal: yo descreo de los escarceos espirituales previos. Son una pérdida de tiempo; por esto te propongo sin rodeos un contacto físico de entrada. Para mí, lo visceral hace al espíritu y no al revés como piensa la mayoría. Si hay algo que detesto en el amor, es aquello que sólo pasa por el apetito de la carne. En mi caso, necesito vincularme con una mujer sensible, delicada. Preferentemente casada; una mujer que desee darse una nueva oportunidad sentimental y que sea capaz de ver el sexo sin prejuicios de ningún tipo. Ya te dije: Para mí, lo sexual marca la impronta del amor. Por eso no quiero una relación con rodeos. Dejemos que hablen nuestros cuerpos”.

Textual. La propuesta estaba acompañada de una invitación para conocerse personalmente en un hotel alojamiento (una audacia inaudita), transfiriéndole a ella la elección para concretar el día y la hora de la cita.

Recuerda el doble clic con el ratón. Literalmente, saltando de la silla del locutorio. Ofuscada, apenas alcanza a cerrar la casilla de su mail antes de abandonar la sala. Ya en la calle, y luego de caminar como un autómata durante incontables cuadras, se da cuenta de la estupidez que ha cometido, producto, piensa,  de su inmadurez emocional.

Ha tomado una decisión fronteriza y no puede quedar a mitad de camino. ¿Qué pensaría Mariano? Una colegiala, ni más ni menos. Para colmo, no podía sacarse de la cabeza esa estupidez de no quiero mostrarme en público. Patético.

Tres días después, decide entrar en otro locutorio. Cuando se sienta frente a la pantalla, imagina que el corazón es una boa tratando de salir disparando por su garganta. Ansiedad. Miedo, angustia, todo parece confabularse antes de pinchar la palabra enviar. Trata de que su primera frase en el chateo resulte concisa pero contundente. Mientras le da forma en la pantalla, tiene la impresión de que cada una de las palabras, implosionan en su mente como diminutas granadas.

Antes que nada te pido perdón, Mariano. Es la primera vez que hago algo así, vos ya sabés… Acepto que nos veamos con dos condiciones: Una: Que sea en un hotel de una amiga, sobre la Panamericana. Dos: No te aseguro sexo. Necesito conocerte. Respeto tus ideas pero yo soy a la antigua. Si estás de acuerdo, contestame. Si es un rechazo, ni siquiera me escribas”.

Controló el reloj; la respuesta tardó casi dos minutos.

“Acepto feliz. Me has hecho sufrir mucho estos días. No veo la hora de conocerte. La ansiedad no me dará tregua hasta mañana a las cinco. Adelantame los detalles. Un sueño para Mariano”.

Los detalles no se hicieron esperar.

“Debo confesarte que mi amiga fue quien me dio la idea; pero estoy tranquila porque es muy discreta. Es amiga mía, no de la pareja. Yo voy a estar esperándote en la recepción. Cuando digas tu nombre, una empleada te entregará la llave de la habitación. Dame un poco de tiempo antes de subir; mientras tanto, podés tomar una ducha y esas cosas, digo, por el calor.

Al pulsar el icono envío, sabe que ya es demasiado tarde para volverse atrás. Qué era eso de que podía tomar una ducha mientras tanto. Una estúpida contradicción.

Okey. El plan tiene una buena dosis de adrenalina. Te envío un beso”

Tiene razón Mariano. Adrenalina, ésa era la conjunción de la ansiedad, los miedos y la angustia. La misma sensación que ha sentido cuándo en el primer chateo, él le había dicho que no quería utilizar la cámara para mostrarse mutuamente. “En el amor, nada hay más excitante que el misterio”, le había dicho entonces a modo de colofón.

Pues bien, al fin se había decidido a dar el gran paso, luego de largas noches de sufrimiento, “monologando” con el cielorraso en la oscuridad de su habitación. Luego de las inconstantes, gelatinosas e inorgásmicas relaciones con Carlos- incluso cuándo las excusas de los repetidos dolores de cabeza ya no podían ser excusas-; sabiendo íntimamente, que él no se privaba de sus incontables aventuras amorosas. Ya era hora de ponerle el merecido y anhelado cuerno sobre su maldita frente.

Desde el punto de vista físico, no le importa si el tal Luciano es un hombre de ascendencia nórdica-cabellera rubia y ojos intensamente azules-, o un negro zanjero. La sola idea de sentirse atrapada por los genitales de otro hombre ya ha comenzado a generar en su cerebro esa sustancia de raro nombre como parte activa de su libido sexual.

……………………………………………………………………………………………….

Mira su reloj de pulsera. En pocos minutos, Carlos se marchará a su trabajo, y entonces cedería la opresión de portar como una carga, la suma de todos sus pensamientos pecaminosos.

Mientras le prepara el café, cargado como siempre, oye la voz masculina desde la suite, solicitándole que le busque la chomba blanca de hilo que ella misma le bordara con las iniciales de su nombre. “La del anagrama azul y morado, querida. Es posible que los malayos de Singapur me inviten a jugar al golf como siempre, y quiero sentirme liviano de ropa. ¡Ah!, me olvidaba: me pidieron que quieren ir a cenar a algún lugar de Puerto Madero, así que volveré tarde, Azu. Si tenés ganas, puedo enviar un remis por vos. ¿Qué decís?

Las palabras cruzan de oído a oído su cavidad craneal y se pierden en la nada. Sabe que la invitación y la pregunta, pertenecen a la patología enfermiza de guardar las apariencias; complicidad compartida, claro, aunque por razones diferentes; en su caso, el repetido stand by obedecía a cuestiones puramente materiales.

Mientras asciende por la escalera hacia la suite, se imagina conduciendo su auto por la Panamericana. Abre el sexto cajón de la izquierda del enorme placard y quita la prenda reclamada por su esposo.

Como siempre, la fragancia de sándalo, después de filtrarse entre los intersticios de la puerta del baño, impregna la habitación. Segundos después, la estampa imponente de Carlos-cuerpo espléndido, con una piel tersa bronceada por la acción del sol;  rostro ligeramente ovoide con un bigote y una mirada desfachatada a lo Clark Gable- irrumpe en la suite enfundado en un toallón blanco. Todo en él luce a pulcro y ordenado.

Cuando le alcanza la prenda, lo imagina caminando por los links en compañía del pequeño hombre de ojos rasgados.

Más allá de las diferencias matrimoniales, reconocía en él a un hombre disputado por la industria informática de punta, desde el mismo momento en que terminara de cursar una maestría en el mismísimo MIT, punta de lanza de la alta tecnología. Sabe incluso que importantes multinacionales requerían constantemente de sus servicios para desarrollar los más disímiles programas. En fin, un experto de primer nivel.

Como siempre también, siente el beso yermo y ríspido de él sobre su mejilla. Cierra los ojos. Otra vez la brisa insípida, transportando hasta sus oídos, el nos vemos, calcado y repetido como siempre.

Aborda su 4×4 minutos después de las trece horas. Desde el náutico, pronto alcanza el camino de cintura rumbo a la Panamericana. Aún faltan casi dos horas para el anhelado encuentro con Mariano.

Su amiga sale a su encuentro en el sector VIP del estacionamiento del lujoso hotel. Abrazos, besos de rigor, grititos de sorpresa típicamente femeninos y miradas cómplices que se cruzan, en medio de una atmósfera interna, condicionada por la adrenalina que no parece darle tregua.

Carolina la invita a pasar a su despacho privado, contiguo a la recepción.

-¿Acordaste todo como te había dicho?

-Sí, Carol. Como ya sabés, él quería la mejor suite; obviamente la paga él… Le dije que tenía asignada la número siete y que no se preocupara de ingresar sólo; que se tomara su tiempo para asearse y que después iría yo por la puerta de servicio. Je…parece una película de suspenso. ¡Qué locura, Carol, qué locura! Ay…estoy tan nerviosa!

Ve que su amiga extrae algo del interior de su cartera.

-Vení, vení loca. Tomate esta pastilla. Es un miorrelajante. Quedate tranquila que no te va a joder la libido. Si una se decide por coger, hay que coger en serio. ¿A qué hora lo citaste?

-A las tres…

-Bueno…, tenés casi tres cuartos de hora para relajarte. Ahora nos tomamos un whisky y vas a ver que entre el alcohol y la pastillita, vas a estar una seda. Ay Azu, todavía no lo puedo creer. Cuando me lo contaste, recuerdo que lo primero que me vino a la mente fue como había hecho la pacata y prejuiciosa de Azucena para dar semejante paso…Siempre tan moralista; tan afecta al rosario y las misas dominicales…

Le gustaría liberar la risa pero siente que no puede. Hace girar el vaso en círculos, mientras un haz de luz solar pone a brillar el líquido que se mueve entre el cristal tallado. Bebe un largo sorbo.

-Y querida…lo que no pasa en 20 años, puede suceder en un día; qué digo…en minutos de loca decisión cuando fui capaz de hilvanar la primera frase chateando.

-¡Ay, Azu…! La verdad que te envidio. ¡Es tan excitante! ¡Tan loco todo esto…! ¿Es cierto que no le conocés la cara?

-Tan cierto como que me llamo Azucena de los Ángeles Haedo Irurtia. Claro…tampoco él conoce la mía…

Su amiga suelta una risa entrecortada por alaridos cortos y chillones.

-¿Pero por qué no hiciste una cita previa? Digo…en una confitería…

-Sé que es loco pero me aterraba la idea de exponerme públicamente; ya sabés… que alguien me viera…

-¿Y no tenés miedo de encontrarte con un adefesio? No sé… un gordo con una papada insoportable….; un negro cabeza… ¡Ay, yo me muero…! Un viejo chocho…; un tipo que le falte una pierna o un brazo… ¡Vos estás loca, Azu!

-No lo creo.

-…un delincuente…; un sadomasoquista… ¡Un asesino, Azu…! ¡No sabés las cosas que ocurren en un hotel alojamiento!

- No sé porque le imaginé un tipo apuesto y profundo.

-Bueno…ojalá que no se te pinche el globo! Pero yo que vos me aseguraría…

-¿Asegurarme? ¿Cómo?

-Muy fácil, querida. Nos ponemos detrás de la empleada de recepción- ves, la salita tiene vidrios azogados-; entonces, cuándo el tipo pide la suite siete, aunque esté dentro del auto, vos ya sabés lo que te espera. Si no te gusta, ni aparecés…

-No, no; de ninguna manera Carol. Pactamos encontrarnos en la habitación y yo no voy a faltar a la palabra. Después de todo, querida…no estoy obligada a nada. Si el tipo no me mueve un pelo, mala suerte; peor aún, si lo rechazo…En fin, trataré de zafar de la manera más elegante posible y a otra cosa. Por eso te pido, por favor, que nos quedemos aquí. Ni siquiera quiero escuchar su voz.

-Está bien; pero dejame que le diga a Felisa que me avise cuando llegue.

Bebe otro largo trago, hasta que los bloques de hielo tintinean sobre la pared curva del cristal. Siente un ligero mareo, mientras Carolina vierte una vez más sobre el vaso, el líquido ligeramente ámbar. Toma conciencia que el nudo estomacal instalado en ella desde la víspera, comienza a ceder lentamente. No sabe que clase de pastilla ha ingerido, pero la gragea y el whisky, parecen haberse confabulado para aunar esa sensación de laxitud que baja desde su frente hasta los dedos de sus pies.

Pese al mareo que crece, alcanza a escuchar la voz de su amiga diciéndole que el hombre de la cita acaba de llegar.

Aspira hondo y se encamina hacia  la suite.

De pronto, siente que no está arrepentida. El temor y la angustia han desaparecido. Ahora la decisión se aclara más: fuere gordo, de papada sudorosa; flaco tísico o negro zanjero; chorro, asesino, falso, hipócrita, tullido o lo que mierda fuere, se dejaría penetrar de todos modos. Lleva más de 20 años esperando el momento de ponerle los malditos cuernos a quien la ha hecho cornuda a lo largo de esas largas y asfixiantes décadas; por nada del mundo piensa renunciar a esa venganza tan deseada.

Toma la llave de la puerta de servicio que le entrega  Carolina, y, lentamente, como si fuera la protagonista de una película de suspenso, comienza a ascender por la escalera de caracol.

Al abrir la puerta, frunce la boca rechazando el aroma que impregna la habitación. No es lo que esperaba pero a esa altura, ningún perfume desagradable se interpondrá en el camino. Piensa que Mariano no ha perdido tiempo. El vaho del agua caliente ha empañado el cristal de la cabina, filtrando su inasible vapor debajo de la puerta. Mientras se quita los zapatos, siente que el mareo amenaza su vertical. Se desliza en silencio por la pequeña y coqueta antesala. Moquete azul, sillones de cuero negro, y una enorme mesa ratona de cristal ahumado. Algunas luces de colores suben y bajan por los anaqueles.

Mira hacia el respaldo de la cama; sobre la pared, lee la frase en letras góticas: “El amor es ciego y sordo; ni lee ni escucha prohibiciones”. Se sonríe. Oye el rumor de la ducha mientras el vapor se hace denso. Vuelve a mirar la cama redonda. Somier doble. Blanca, inmaculadamente blanca. Observa la colcha primorosa. De pronto, siente que el paladar comienza a resecarse. Vuelve a mirar el borde de la cama. No puede ser. Imposible. La habitación comienza a dar vueltas delante de sus ojos. Muebles y anaqueles parecen moverse como ondas eléctricas en su cerebro. Piensa en huir pero las sinapsis de sus neuronas fijan sus piernas sobre la mullida alfombra. Intenta liberar la frase convertida en un grito silencioso pero es inútil: tiene la impresión de que la garganta es como un asfixiante bolo de algodón obstruyendo los decibeles de su voz.

El sonido de la ducha cesa repentinamente. En un supremo esfuerzo, ha tomado la prenda tendida en uno de los bordes de la cama, deslizando su mano derecha sobre las bordadas letras azules y moradas de un anagrama.


Cuentos eroticos

Prólogo y capítulo flotante de “LOS GRINGOS VIENEN POR EL AGUA… y por las tierras también”

Prólogo

Algunas consideraciones sobre la obra:

Resulta temerario pretender explicar una novela. Y menos, a través de la opinión del autor (ya se sabe aquello de que el artista es huérfano de su propia creación).

Los gringos vienen por el agua… es una novela catártica, crecida por la necesidad de recrear repetidas e inquietantes pesadillas que perturban a mi mente.

Me he preguntado en más de una ocasión, como definirla: ¿De ciencia ficción? ¿De carácter fantástico? ¿O podría encuadrala en política-ficción? Difícil encasillarla. Eso sí: de un suceso creo estar seguro: el soñar repetidas noches con las imágenes de espanto que me he visto obligado a recrear a modo de catarsis, no es de por sí un hecho casual o gratuito. Para mi propio desconsuelo, tengo la arraigada convicción de que el género humano forma parte de un perverso experimento metafísico. Siempre es sugerente releer la idea de William James: “…quién sabe si no tenemos únicamente en la naturaleza, un pequeño lugar junto a seres por nosotros insospechados, y distintos de los perros y los gatos que viven a nuestro lado en nuestras casas”, y esto, mal que le pese a nuestro arrogante legado griego y nuestro más arrogante espíritu Occidental (y cristiano, claro).

La naturaleza de la que formamos parte -si Dios es un guante para su espíritu, transforme naturaleza en Dios-, tiene ante a sí dos hechos concretos como patrimonio excluyente de la extraña criatura objeto de su devoción: la codicia sin límites y la morbosa propensión a los hechos de sangre. El asesinato perpetrado por Caín no es sólo una parábola del mal ni botón de muestra de la primigenia desobediencia bíblica: es parte también, del sello genético con el cuál hemos sido irremediablemente marcados.

A su vez, soy de los que piensan que el mecanismo de los sueños oculta connotaciones existenciales que tarde o temprano la ciencia terminará por develar. Mientras tanto, sabemos que muchos de nuestros sueños son sólo anticipaciones de sucesos por venir (ahí radica el misterio de ciertas y perturbadoras imágenes que se instalan en nosotros, como improntas mágicas de otras formas de vida, cuya conciencia no nos pertenece).

Claro que más allá de las especulaciones filosóficas que plantea la existencia, ciertos individuos que conforman el multifacético cosmos del homo sapiens, hacen honor al software que les ha sido impuesto: con inocultable devoción, se dedican a cazar, a matar, a embrutecer y a explotar miserablemente a sus congéneres. Pues bien, de estas aristas que son parte del comportamiento humano desde los albores de la raza, dan cuenta las páginas del presente relato.

El autor

De la novela inédita: “LOS GRINGOS VIENEN POR EL AGUA…y por las tierras también”

“Confesiones de un represor”

“Creo que la cosa más misericordiosa del mundo es la inhabilidad de la mente humana de conectar todos sus contenidos… pero algún día la conexión de conocimientos dispersos abrirá vistas de la realidad tan horroríficas, que, o nos volveremos dementes por la revelación o huiremos de la luz mortífera a la paz y seguridad de una nueva edad oscura.”

“Los mitos de Cthulhu”

H. P. Lovecraft

“No tenga dudas de que cumpliré con la sentencia, viejo. Orden directa del cura gordo. De todos modos, me importa un carajo el deseo del hombre de la iglesia; lo haré porque me lo pidió Groissman y al ruso no puedo defraudarlo.

Él sabe que no me importan los lazos de sangre. Después de todo, apenas un medio hermano, un bastardo como parte de una aventura extramatrimonial. ¿O no, padre?

(Continuar leyendo »)

Sin categoría

Advenimiento

Amigos de Monografías: Respecto al porvenir, soy muy pesimista. La Naturaleza (o Dios si éste es un “guante” para su espíritu) ha cargado demasiado las tintas de nuestros códigos genéticos :el ADN colectivo marca una feroz impronta de nuestra propensión al crimen. ADVENIMIENTO no es un cuento más en mi producción literaria. La ficción de su relato está destinada a convertirse en profecía autocumplida. Tal vez en menos de una década, un día despertaremos con la gran noticia: JESUCRISTO HA REGRESADO!! Y la noticia, el acontecimiento más deseado y temido a lo largo de 2000 años, conmoverá como nunca antes, al 99,99% humanidad(católicos, evangélicos, cristianos ortodoxos, judíos, musulmanes, budistas y cuántos practicantes religiosos pululen por el mundo), correrá o se desmayará sobre las Plazas de todas las ciudades del mundo, en las cuáles aparecerá levitando y hablando nuestro Señor Jesucristo. Lo que no sabrá ese 99,99% de ciudadanos de todos los credos y condiciones sociales, es que en la actualidad, los científicos que dominan los secretos perturbadores derivados de la nanotecnología, ya se encuentran en condiciones de “fabricar” íntegramente un hombre artificial. Y ese hombre-devenido en Jesucristo- se convertirá en el arma de control y dominación mundial, sueño de todos los Imperios. Amén

ADVENIMIENTO: The World- wide TV with the new Christ!

“Lo que toca a aquel día y hora, nadie lo sabe, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino el Padre solo” (Mateo. 24. 36).

Desde hace un par de horas, los privilegiados teleespectadores participan de las noticias a través del servicio holográfico internacional. Atento al desarrollo informativo de los últimos meses, a todos los teleespectadores del mundo, les resulta imposible ejercer control alguno sobre el cuestionado canal de origen chino, eje y esencia del poder mediático en vigencia. Una y otra vez, no pueden evitar las interferencias de programación ejercida por la televisión estatal de la potencia hegemónica; tampoco logran evitar las imágenes moleculares continuas de una nueva señal cibernética: -The world-wide TV with the new Christ!, a propósito de la irrupción del nuevo Cristo redivivo, que ha llegado para la salvación definitiva del alma humana, según se encargan de emitir y propalar, frase un tanto sorprendente viniendo del país de Confucio.

En el último año, políticos y empresarios de todo el orbe, habían terminado por acostumbrarse a que la simpática pareja de chinos-impactaba la cabellera rubia y los ojos de un intenso celeste que lucía la locutora de Shanghai TV: You notify in English- se instalara en el Room de sus pisos y mansiones, aún en contra de la voluntad individual o colectiva. Ante semejante manifestación de tecnología de punta–los chinos habían asumido la vanguardia en el uso de elementos nano-escalares-, resultaba poco menos que imposible distinguir entre las imágenes virtuales y la propia realidad(de todos modos, entre los estratos medios y altos de la población, circulaba el rumor de que los británicos estaban trabajando activamente en el mismo campo; en cierta ocasión, la pareja de chinos lo comentó con cierta dosis de ironía, al afirmar que “…los devotos de San Jorge, abandonados a su suerte luego de la caída en desgracia de sus primos del norte, no parecen resignados a un papel secundario. Toda la dirigencia de la otrora opulenta isla-como sabemos, convertida desde largos años en un yermo de pobreza- ha debido constreñir sus movimientos, dentro de un Palacio de Buckinghan que parece una postal de sepia”

(Continuar leyendo »)

Muestras de mi obra literaria

“La Mujer de los Jueves No Habla”

“LA MUJER DE LOS JUEVES NO HABLA”

No es momento de salir al balcón. A pesar de los 22 grados centígrados regulados por el calefactor láser, presiente el frío externo. Las puertas y las ventanas se agitan contra los respectivos marcos en medio de un gemido metálico que convoca a la melancolía.

El destemplado día no invita a pasear; menos aún, cuando el viento del sudeste amenaza convertirse en borrasca y el viejo medidor de mercurio indica cero grado.

Ve las manchas de óxido extendidas otra vez sobre las aristas superiores de la ventana .Sabe que ya resulta inútil el uso intenso del antiguo hipoclorito de potasio; tiene fijado en sus retinas la forma en que el cristal recupera durante unas horas la transparencia de su tono ligeramente púrpura, para luego -como siempre- cargarse otra vez con nuevos bastones del infame óxido que, como una grotesca mancha, terminarán adheridos a los invisibles poros del cristal.

Habrá que creerle a Ignacio, quien asegura que la responsable de ese estado de cosas, debe buscarse en las malditas lluvias ácidas. Si hasta fijan la humedad sobre la piel como una pátina invisible, señor.

Martha, la inefable Martha, sugiere que hay que dejar que la naturaleza escriba sus propias páginas.

Mira hacia el mar. La mirada se extiende en abanico en dirección a los puntos Sudeste y Noroeste.

Con la vista a vuelo de pájaro sobre el área del puerto, ve los antiguos brazos de cemento semidestruidos y cubiertos por el agua; en la escollera Sur, apenas visible sobre las grandes piedras, el antiguo monumento a Cristo.

Voltea los ojos a su izquierda: la lonja gris ha vuelto a flotar como un gigantesco animal viscoso a lo largo de toda la costa. Tal como lo anunciara ayer su comunicadora virtual, la temible materia en descomposición se ha deslizado en medio de minúsculas explosiones químicas, hacia la zona de la antigua Perla, para raptar luego entre las calles que desembocan en la plaza de la abandonada catedral.

Sabe que el antiguo centro comercial, religioso y administrativo de la otrora orgullosa Perla del Atlántico, se ha convertido desde que el mar creciera, en una zona en ruinas, habitada sólo por marginales. Sabe también que esa mancha lechosa y maloliente suele instalarse durante unos días sobre el predio que se extiende desde la calle Libertad hasta la Avenida Independencia, y por ésta hasta Alberti; por Alberti bajando hacia Lamadrid, y por Lamadrid hacia la costa; todo, en medio de un vaho espeso y putrefacto que se enrosca en la mampostería de los edificios llenando de cicatrices blancas los troncos y las ramas de los desnudos árboles.

(Continuar leyendo »)

Sin categoría

Un repaso a ciertas prácticas perversas vinculadas a la medicina

EL FIN DEL LETARGO - EL PODER FARMACÉUTICO (Episodio Especial, 35 min)

En el presente documental realizamos una breve exposición sobre el magno poder del complejo industrial farmacéutico mundial, enmarcado, sin lugar a dudas, dentro del Nuevo Orden Mundial.

El documental se estructura mediante la siguiente secuencia temática:

1. SOBORNOS (los visitadores y los doctores que se saltan la ley)

2. ENGAÑOS (lo que no nos cuentan las empresas farmacéuticas sobre los antidepresivos)

3. LUCRO (estrategias corruptas aplicadas para potenciar el lucro de los laboratorios farmacéuticos)

4. MUERTE (la muerte como efecto secundario causada por algunos medicamentos y la fabricación de enfermedades)

5. CONTROL (cómo se espía al pueblo con la receta médica o con la implantación de la tecnología RFID en los envases)

6. GLOBALIZACIÓN (globalización de la vacuna contra el cáncer del papiloma humano, beneficios, efectos secundarios y muerte)

7. PROPAGANDA (cómo nos venden la vacuna contra el cáncer del papiloma humano, el poder de los anuncios)

8. PATENTES (el control de las patentes, los medicamentos de marcas y la lucha contra los genéricos)

9. SILENCIO (estado de la situación a nivel informativo)

10. ¿Y AHORA QUÉ? (nuestro futuro, si luchamos por él, declaración de crímenes contra el planeta y la humanidad)

Para más información:

finletargo.wordpress.com/

elproyectomatriz.wordpress.com/

Sin categoría

“Psicosis”

 

Queridas amigas y amigos:

Aquí les dejo uno de mis cuentos de terror físico. Como siempre, aprecio vuestros comentarios.

PSICOSIS”

“Dentro de mí, hay otro hombre que está contra mí”
Browne.
 

Ignoro porque volví a escribir después de tanto tiempo. ¿La tarde lluviosa? ¿Los últimos acontecimientos que hicieron mella en mi espíritu? ¿Acaso está concatenado con una serie de angustias que me acechan? Todo es posible - claro que esto es difícil de explicar-; existe un abismo entre un pasado promisorio y este presente de magra producción literaria. ¿El dilema? La falta de nexo, de un atisbo de comunión entre ambos.
A veces me pregunto por qué, seis meses atrás, yo, Alejandro Boero, estaba en camino de consagrarme como un grande escritor.
Sé que mi literatura carece de la hondura de Borges o la originalidad de aquel belga devenido en porteño cuestionado.
De todos modos, por entonces, la crítica mayor me envanecía con frases tipo “… a los 33 años, Alejandro Boero se perfila como un excepcional narrador dentro del panorama literario nacional”
De pronto, sin previo aviso, despertar una mañana con la sensación que el Alejandro Boero escritor, ha dejado de existir dentro de uno. ¿Cómo explico este hecho?
Se dice que asistir a la destrucción moral de un hombre forma parte de una impronta cruel y denigrante; observar como, día a día, un enemigo solapado e invisible va quebrando en forma corrosiva los tejidos que conforman nuestra psiquis, se convierte en un hecho muy difícil de ser explicado con palabras.
Durante un tiempo supuse que esta ambigüedad de los pensamientos, acabaría de un momento a otro. Sin embargo, pronto comprendí que en aquella oblación del alma y el espíritu, se incubaba a corto plazo una crisis silenciosa y enfermiza.
He llegado a la conclusión de que un hecho preciso y contundente de mi vida permanece neutro; algo que forma parte de mí como un eslabón perdido, arcano e inasible.
Algunas noches suelo dormir sobresaltado, conmocionado por pesadillas repetidas. Desde las sombras de mi sueño, oigo una voz desconocida y familiar -extraña paradoja-; entonces, al despertar, me digo que en ese extraño llamado, tal vez se halle la esencia de mi perdida esencia.
Claro que nunca aflora la luz para mis dudas insondables, tornando mi existencia en una impronta asfixiante y detestable.
¿Qué ha pasado en mi vida? ¿Qué acontecimiento profundo ha generado este estropicio neuronal que me impide descubrir la raíz de mi sufrimiento? ¿Qué significa este temor que crece en mí? ¿Esta angustia soberana que se filtra por mi piel?
Es inútil. Inútil. La respuesta se me niega una y otra vez.
¿Qué hago desde entonces? Soy vendedor de seguros; seguros de vida.
…………………………………………………………………………………………………………….

11 de abril.

Sería un hipócrita si en cierto sentido no reconociera mi fracaso.
Resulta intolerable aceptar el hecho de que estos últimos acontecimientos de mi vida me estén despedazando lentamente (y sin poder evitarlo), sintiéndome como un impotente niño bobo que todo lo ve sin comprender. Perseguido una y mil veces por este críptico pasado que golpea mi subconsciente, empecinado en ocultarme la verdad.
No obstante, algo me alarma aún más: desde hace aproximadamente una semana, siento que por momentos pierdo el juicio; es como sentir que el presente se ha convertido en un aterrador agujero negro que todo lo devora.

……………………………………………………………………………………………………………….

A puntes desde un Hospital Neuropsiquiátrico.

Cuándo decidí relatar esta extraña historia, pensé que sería útil adjuntar las impresiones precedentes. Tal vez ustedes piensen que hago trampa; que en realidad, sólo pretendo elaborar un escrito a efectos de atenuar esta neurosis que me ha apartado de manera temporal de la sociedad.
Pero puedo jurar que no existe tal trampa; que escribo porque creo sinceramente en que ésta es la única alternativa para reencontrarme conmigo mismo. La catarsis-dicen-suele ser nuestro psiquiatra de cabecera.
Pues bien, intuyo que los parámetros con la coherencia mental, se produjo el día que debí enfrentarme al sobrecogedor episodio de la maldita casilla de la vieja.
Me dirigía a concretar una entrevista comercial, cuándo, antes de cruzar a la acera opuesta, percibí débiles y acompasados quejidos que partían de una miserable casucha de madera, a escasos metros de dónde me encontraba.
Me acerqué al ligustro crecido en ramas y un árido silencio ganó el entorno. Confundido, recuerdo que hice nones con la cabeza y reanudé la marcha en pos de mi cita.
Concretada la operación comercial - ya de paso hacia la parada del colectivo- volví a transitar por las inmediaciones de la sórdida vivienda.
En aquellos momentos, traté de restarle importancia al episodio, pero el intento resultó inútil.
Algo- maldito sea, aún no sé qué- me impulsaba a quedarme inmóvil frente a la casilla, como si el tenebroso universo de mis dudas estuviera atado, cosido a un episodio que intuía a punto de desencadenarse.
Así pasaron varios minutos, en medio de ruidos apenas perceptibles.
Entonces me dije que aquello era absurdo; que no tenía sentido permanecer como un estúpido en medio de la vereda, mientras las dudas me torturaban a lo Rimbaud. Pero en el momento en que daba el primer paso para alejarme, volví a escuchar los quejidos, ahora con acentuada gravedad.
La sinonimia onomatopéyica deslizaba en el aire un ruido de goznes gastados y resecos.
Tuve ganas de golpear la puerta pero no me atreví; así pasaron cinco o diez minutos, en una actitud idiota, y disgustado con mi propia impotencia.
Con una expresión que imaginaba estúpida, miraba sin ver a los anónimos seres que circulaban por mi entorno, de manera casi hosca e indiferente. Todos circulaban deprisa.
Me pregunté por qué se apurarían tanto aquellas personas. Lo ignoraba. Lo cierto fue que de pronto no pude evitar contenerme y comencé a golpear la puerta.
En esos momentos, sorprendido, escuché que los quejidos se mezclaban con una tos ronca y entrecortada. Tos de enferma, pensé, sin dejar de golpear, cada vez con mayor violencia.
Esperé unos minutos más. Nada. Sólo quejidos y toses.
En aquellos instantes, mientras pedía cuentas a Dios entre dientes, tuve un horrible presentimiento.
Una mujer caminaba en dirección a mí.
- Perdón señora. ¿Sabe usted quien vive aquí?
- -No sé; no sé….
- Creo que allí dentro hay una persona que se queja. ¿No oye usted?
- No oigo nada.
- -Pero….
- -No sé nada; no sé nada. Yo voy al trueque (*)-. Y la mujer siguió su camino.
- Luego fue un hombre.
- Disculpe, señor… ¿No oye usted unos quejidos?
- ¿De qué quejidos me habla? Yo no escucho nada- el hombre reanudó la marcha-. Llego tarde al trabajo. Un minuto tarde y me echan.
No me amilané, consciente de haber escuchado los quejidos, seguro que los decibeles de los pulmones se hacían más perceptibles a mi oído.
Casi sin darme cuenta, un hombre vestido de operario fabril cruzaba la calle y avanzaba en dirección a mí.
- Señor: discúlpeme; usted….
- El pan, debo conseguir el pan; siempre el pan, carajo… - y el hombre se esfumó girando en la esquina opuesta.
De pronto, otro hombre que cruzaba la calle corriendo.
-Oiga señor: ¿no oye usted unos quejidos?
-¿De qué quejidos me habla amigo? Nos han vendido todo-hasta las ilusiones- y usted habla de unos estúpidos quejidos…
Desilusionado, volteé la cabeza y me encontré frente a un grupo de niños que me miraban fijamente.
Tuve la intención de interrogarlos pero ni siquiera alcancé a dar un paso, cuándo percibí que sus miradas tenían la dureza de la soledad y la falta de afecto.
Traté de reflexionar. Me di cuenta que la inquietud había crecido desmesuradamente a lo largo y ancho de mis paredes cerebrales.
Por momentos, tenía la impresión de que un miedo burlón e indiferente atropellaba mi humanidad a codazos.
Unos minutos después, me percaté de que los quejidos habían cesado(o al menos yo no los oía) como si el supuesto habitante de la casilla hubiera dejado de respirar repentinamente.
Falto de reservas anímicas, opté por regresar a mi casa.

……………………………………………………………………………………………………..

A las tres de la mañana, apretado de insomnio, salté de la cama.
Con el cansancio hurgando en mis huesos, recorrí varias veces los ambientes, con la sensación que mi cabeza se bamboleaba como una esfera sin control.

El episodio de la casilla se había convertido en el factor aglutinante de todos mis desvelos.
Por supuesto que regresé.
Diciembre madrugaba al sol y a las seis de la mañana, ya aguardaba inquieto el colectivo.
Al llegar al lugar, desande los últimos metros con una pastosa sensación en mi boca.
Con toda energía me abalancé sobre la puerta de la destartalada finca.
La madera, en incipiente estado de putrefacción, perdió su escasa rigidez al primer embate.
Al penetrar en el interior, tuve la sensación de que alguien raspaba con un cuchillo mi columna vertebral: sobre un catre mugriento y desvencijado, observé a una anciana que parecía agonizar. A manera de sábana, un trapo ensangrentado le cubría la mitad de su esquelético cuerpo.
Recuerdo que- instintivamente- me llevé las manos a los ojos; luego, haciendo esfuerzos por no perder la calma, volví la mirada sobre ella y no pude evitar que un aquelarre de esperpentos mellase mi confundido razonamiento.
Mientras la miraba una y otra vez, un hedor insoportable comenzó a irritar mis fosas nasales.
Medí su rostro: una extremada cáscara de melón aflautado a lo Modigliani, le conferían un aspecto tétrico y fantasmal. Más aún, cuándo en una de las comisuras de sus labios, algunas moscas se ensañaban con una pequeña lonja de carne pútrida y viscosa.
Largos y cargados chorros de humedad resbalaban perezosamente por una pared sucia y agrietada.
Cuando pude recomponer en parte mi integridad espiritual, me acerqué a la vieja tratando de comprobar si aún se quejaba.
Claro que lo hacía; sólo que desde el fondo de sus pulmones fluía un ronquido grave y sordo, como si una maldita mano deslizare una lija por aquella piel reseca y arrugada.
Cada uno de mis interrogantes interiores, carecía de respuestas concretas.
Apenas un hecho atisbaba con cierta claridad: creía en el sino de los acontecimientos, y estaba seguro de que éstos se habían confabulado con la providencia para enfrentarme con la pobre mujer agonizante.
Por lo pronto, no me pareció prudente someterla a un interrogatorio.
Preferí hurgar, revisar exhaustivamente la casilla. Necesitaba hallar un indicio, o al menos, el más insignificante detalle esclarecedor.
Miré en la cocina; en un aparador y en un viejo armario saturado de arañas y cucarachas. Nada. En el apuro, ollas, tazas, cajones y ropa maloliente y sucia, caían al piso aparatosamente. Nada. Busqué en un pequeño cuarto. Nada. En los rincones más absurdos. Nada tampoco.
Recuerdo que en aquellos momentos tenía que taparme la nariz con un pañuelo porque el olor nauseabundo resultaba intolerable.
Quedaba sólo el baño para revisar.
Al avanzar unos pasos hacia éste, me detuve bruscamente. Desde su interior, surgía un denso y extraño zumbido.
Al abrir la puerta de un puntapié, me pareció estar frente a uno de los lienzos más tenebrosos de Goya; peor aún: la representación en vivo de una alucinante pintura de Brueghel.
Sacudido por un intenso temblor, caí de rodillas en el preciso momento que un enjambre de moscones verdes, salía disparado en distintas direcciones.
El hedor a carne humana en avanzado estado de putrefacción, resultaba intenso, verdaderamente insoportable.
Sentado sobre el retrete y con la cabeza en medio de su pelvis, se hallaba el cadáver de un anciano en letal descomposición. Demasiado para mí.
Tambaleando, volví sobre mis pasos en aras de ganar la salida, pero, casi maquinalmente, al llegar nuevamente al catre dónde yacía la vieja, me quedé otra vez absorto y rígido.
¿Qué hacer? ¿Qué hacer?, me pregunté una y otra vez.
Casi llorando, volví a mirarla en busca de un indicio.
Comencé a indagar aquel esperpento, en busca de una palabra esclarecedora.
Le miré fijamente a los ojos; dije cosas estúpidas como quédese tranquila señora, yo le voy a ayudar, pero todo resultó inútil.
La vieja parecía tener sus ojos en mí, en medio del silencio bruto de una muerte anunciada.
Y nuevamente mi vista que se posa sobre su ropa ensangrentada.
En esos momentos, pensé- en realidad sentí- que su alienada mirada concentrada en un punto fijo, casi sin parpadear; el sonido cada vez más débil que emanaba de sus pulmones en agonía, y en fin, los restos de carne y piel pegados a su osamenta, eran más que signos demoledores con los cuáles la maldita muerte preparaba su escenografía final.
En busca de algún indicio a tanto horror, divisé casi oculto entre los pliegues de una raída sábana, la hoja de un cuchillo con restos de sangre coagulada y ligeramente marrón.
Entonces sí pude ver el indicio que buscaba: apretujado en su mano derecha y huesuda, asomaba un papel en forma de pergamino. Debí esforzarme para quitárselo.
El manuscrito estaba redactado en forma precaria, con rasgos ortográficos escuálidos y lisiados.
Sin embargo - aún no sé por qué -sus caracteres me resultaban familiares.
Parecía un testamento: “…como último y único deseo una vez muerta y estando en pleno uso de mis facultades mentales, lego a favor de mi Alejandro Boero…”
Qué extraño, me dije. Qué extraño, repito ahora.
¿Qué relación tendrá todo esto con mi búsqueda interior? ¿Acaso todo esto podría estar relacionado con el eslabón que yo buscaba? Aparentemente, no. Sin embargo, en el papel está mi nombre.
Aquí lo tengo aún; sí, me nombra cuándo dice…: lego todas mis pertenencias a favor de mi Alejandro Boero.
¡Maldito sea! Claro que yo soy Alejandro Boero. ¿Pero qué aporta esto? Nada, absolutamente nada.
Todo sigue como entonces. Todo sigue siendo vago y confuso en mi vida, igual que aquel horrible día en el que cumplía ocho años, cuándo ella - la puerca de mi madre - se marchó de casa con otro hombre.

______________________________________________________________________
JOSÉ MANUEL LÓPEZ GÓMEZ
(1983)
(*) Modalidad económica casera gestada a raíz de la enorme crisis social que afecta al país de los argentinos (N.del A

Muestras de mi obra literaria

“Berlusconi y la niña desnuda”

Amigas y amigos: Intento subir una vez más el poema porque la presentación anterior se veía horrible. Espero que en esta ocasión luzca mejor.

Gracias por estar!

berlusconi y la niña desnuda en la arena

 

 

 

Aquí está,

sobre la arena crujiente de calor.

ignoro si la foto es una denuncia social

o es parte del culto enfermizo

de periodismo amarillo.

IGNORO A QUE ETNIA PERTENECE

pero la foto es testimonio fiel

del sello genético de la crueldad humana.

Esta ahí

como imagen mediática involuntaria

del costado más pútrido de adán.

(testimonio también

DE LA OSCURA HISTORIA

DEL CORAZÓN NEGRO DEL continente

hiper explotado por el blanco.)

 

Está a la vista del ojo morboso y colectivo

que suele solazarse en internet

ME PREGUNTO QUE TRIBU

La VIÓ NACER

Y QUÉ CLASE DE ORGASMO

PUDO HABERLa CONCEBIDO.

(AHÍ TIENE LA IGLESIA -LA CATÓLICA, CLARO-

UN MILAGRO FEHACIENTEMENTE DEMOSTRABLE:

¡LOS INDIGENTES, LOS INFRAHUMANOS DE LA TIERRA,

TAMBIÉN SON CAPACES DE HACER EL AMOR!.)

 

No me interesa saber si es de burundi,

de costa de marfil o senegal.

ESTÁ AHÍ

EN LAS AFUERAS DE SU ALDEA

ajena por completo a los ojos codiciosos

que le observan.

LEJOS DE LA QUINTA AVENIDA,

LEJOS TAMBIÉN DE LOS CHAMPs DE ELISSé,

y más lejos aún

DE LA CALLE CONVERTIDA EN EL PARADIGMA

DE LA CODICIA humana (SÍ, ADIVINARON: ¡WALL STRET!)

ESTÁ AHÍ DE CUCLILLAs

-CLARO QUE LO DE CUCLILLAS ES UN EUFEMISMO

porque lo que alguna vez fuera una niña

con el 0,5% de esperanza de sobrevida

(pero esperanza al fin)

NO SE HA AGACHADO

MOVILIZADa POR UN ACTO VOLITIVO-.

no…

EL CUERPO DESNUDO HA CEDIDO SU VERTICAL

APOYADO SOBRE un sostén geométrico

QUE ALGUNA VEZ FUERON PIERNAS

Y HOY SOLO SON EXTREMIDADES

HORRIBLEMENTE HUESUDAS.

(QUIERO DECIR QUE lo que fuere una lonja de carne

apenas Es UNA LÁMINA de piel.)

El otro yo que me habita

me acota que observe lo que hay detrás de la niña.

en realidad fue un diálogo entre el y yo.

permítanme:

“-¿Te distes cuenta de lo que está detrás de la niña?

“-ni me hables…

“-estos miserables vienen de lejos. dicen que Olfatean a la muerte.

“-Es un don que les ha dado dios…

“-ya debieras saber que dios no existe.

“¿cómo puedes estar tan seguro?

“-por la fe. si dios existiera no habría necesidad de fe.

(opto por no responder. no me llevo bien con mi otro yo.)

mientras tanto, vuelvo a la niña

(o lo que queda de ella, claro):

tiene el vientre desmesurado.

como una enorme pelota de rugby

va desde la garganta hasta tocar la arena caliente.

el cuello parece un fino cuello

sosteniendo en forma milagrosa una cabeza

desproporcionada

(la de la niña, claro), con unos ojos saltones como los teatralizados

alienígenas de Rockwell.

Desde mi ordenador-me resisto al nombre de P.C.

porque el personal computeringenieria sutilmente manipuladora de bill gates

(

al servicio de la cia),

es la herramienta de dominación perfecta

del imperio

(pese a los idiotas, claro,

que creen que la internet es la panacea de la libertad individual)

desde mi ordenador, digo,

la foto de la niña y su verdugo,

parece una compartida pesadilla

de Goya y Brueghel, el viejo

…………………………………………………………………………………………………………..

la desnudez,

la extremada fragilidad de su arquitectura

me duele en el hipotálamo

donde la angustia excede

el canon permitido por la naturaleza.

me duele esta niña que morirá de hambre.

En realidad ya está muerta, hombre”.(la voz es la del co-habitante de mi ser;

ese observador omnisciente

seducido por el diablo

com lado opuesto a la conciencia.)

ese observador, en fin,

que a manera de virtuales instántaneas

hace visibles nuestro cuerpo y nuestra mente.

quisiera volver el tiempo atrás

y atiborrarle a la niña de comida.

(de nada le han servido los deseos de sus progenitores

en este derrotero hueco de palabras

y excedido de hambrunas.)

quisiera al menos espantar,

al implacable guardián que no le ha quitado los ojos de encima

como custodio de la muerte

(parte del detritus que exhibe dios, avergonzado)

pero no puedo hacerlo.

al igual que una estrella que brilla

aún estando muerta

la niña también está muerta

estando viva.

mi observador acaba de decirme

que el buitre acabará por perder la paciencia

y comenzará a despellejarle viva

(a la niña, claro).

lo hará-dice- mientras berlusconi continua de putas

(se entiende, putas de cabeza)

y en el vaticano continúan jugando

al mejor juego que juegan

desde hace siglos.

____________________________________________________________________________

 

josé manuel lópez gómez

(epoca oscura/2009)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin categoría

Comentarios sobre “comentarios”

Estimados amigos: No sé si podrán leer esto como respuesta a vuestros comentarios(pasa que, sumado a mi impericia con estas nuevas tecnologías, tengo un “carro” antiguo como ordenador que una y otra vez se desconecta. Les pido a todos sinceras disculpas. También debo disculparme por la desprolija presentación del poema objeto de esta nota; francamente, no sé qué pasó…Yo lo había preparado bien pero luego resultó un verdadero desastre al exponerlo. Trataré de volverlo a subir en forma más prolija.

Agradezco y me alegro que el poema haya despertado inquietudes. Concuerdo con la opinión de que a mi espacio le falta “ritmo” pero no es que yo sea un “amargo”; es parte de este problema que tengo con el ordenador. Espero componer la parte técnica a corto plazo y estar a la altura de las circunstancias. Yo también quiero y deseo visitar los otros blogs y no puedo hacerlo por las razones apuntadas.

Bien, espero que esto sirva como expresión de deseos de generar entre ustedes una genuina amistad y avanzar en el mutuo conocimiento.

Les dejo a todos un fraternal abrazo!

José Manuel

Sin categoría

“ALQUIMIA METAFÍSICA”

Amigas y amigos: les dejo una poesía de amor que suele helarme la sangre.

                                                                “Alquimia metafísica”

 

 

 

Desde la alquimia metafísica

del tiempo

me abordaste en el sueño

de los sueños.

Llegaste como parte de un rito misterioso

de la raza.

Yo te soñé cargado de los atávicos

prejuicios de mi pueblo(el gallego)

sabiendo que en cada molécula

Invisible

llegabas a modo de bálsamo

de sufridas y calladas angustias

como sino constante de mi gente

(Los de ayer, los de hoy, los de mañana).

 

En mi condición de olvidado social

(¿O debería añadir inmigrante?)

tratando de desagraviar las afrentas

con las cuales la miseria ancestral

ha cargado mi mochila

y la mochila de mis antepasados

-Hablo de las hambrunas; las humillaciones; el desarraigo-,

denuncio los siglos de desmadre

de mi tribu silente y laboriosa

 

Familias desgajadas.

Quebradas

como parte de puzzles gigantescos

anclados en los confines de los mares.

 

Pero tú llegabas en el sueño

enancada en la memoria

como esencia excluyente de un amor único

pero fugaz.

Y prohibido.

Huyendo del manto de la iglesia.

Huyendo de la voz pontificada:

“Lo que Dios une

Que el hombre no separe”.

(Quién es Dios y quién es el hombre

me pregunto).

 

Llegabas en el sueño…

Diecisiete años en los ojos y en la carne.

 

 

Pensé.

Medité.

Siglos de moral hipócrita;

padrenuestros y avemarías.

Pecadillos y confesiones

inducidos y reclamados

en nombre del Santo Rito

por los  hombres de sotana.

 

pero claro…

Estaban también

las voces religiosas de la familia…

las palabras que tronaban

amenazando con el castigo del infierno

esgrimido por los unos y los otros

con vocación de oculta

e inconfesada perversidad.

 

Magia.

Los de corazón malo

Nada pudieron contra nosotros.

Nada pudieron

porque estaba escrito

en nuestro sello antropológico,

en nuestra genética cuántica

de que el amor terminaría por derramar

el vino lujurioso de la feniletilamina.

 

Ya lo dije: no pudieron contra el amor:

Ni los códigos moralizantes

de la raza,

ni los miedos que en nombre del Cristo

caían como espada virtual

sobre nuestras cabezas;

Ni tampoco los ríos de tinta filosóficos

-Desde Platón hasta Kieergerard,

desde Descartes hasta Spinoza-,

Nada, repito,

obró como obstáculo

para  detener

el esperma caliente

y la ansiedad de las millones de criaturas

agitadas en el feudo seminal.

 

Y entonces…

Fuiste mía como un relámpago

-Aunque yo sé que no fui tuyo-

Porque el miedo en vos fue más fuerte

y el corazón –joven corazón tuyo-

nunca pudo soltar las amarras.

 

¿Te acuerdas…?

El amor y la muerte

-como primos hermanos que suelen

Salir juntos de correrías-

nos esperaban inasibles e invisibles

a los flancos de la cama.

 

Militante político

en aquella ocasión

Fui afortunado:

La muerte como empleada excluyente del Imperio

se asomó a mí con indulgencia

casi con desgano.

 

Hoy celebro

tu llegada desde el sueño,

a modo de Ser virtual parido por la memoria.

Con tu imagen,

se recrearon los antiguos corredores del pasado

y el idealismo insobornable de la antigua militancia

(antes que los nuevos generales mediáticos

llegaran para manipular el pensamiento

sin gastar una sola bala ni dibujar rosas con la sangre).

Antes, claro

De que los esbirros de las gorras cipayas

deshonraran  a San Martín

Y a la patria grande de Bolívar

rindiendo culto en West Point

al Imperio

y a los grandes señores del American Way of Life

Y el “Selecciones”.

 

Bella entre las bellas:

Hubiera querido secuestrarte

pero los sueños

suelen ser inmunes a los secuestros.

La vida-esta Matrix manipuladora

que ha generado en nuestra mente

la idea de un Dios a modo de capataz omnisciente- 

nos alejó por años

de esta falsa realidad que denominamos vida.

Pero te vi bien –luminosa como siempre-

y esto me ha hecho feliz.

 

(Sé que en los vericuetos misteriosos de la existencia, el sueño te trajo

en un juego de dobles espejos, de la mano de Borges).

 

A veces el amor se hace alforja

en un lento peregrinar de años

(Aún así, no hay registro en los anales

de la memoria)

Otras veces-como entre nosotros-

es un relámpago, un quasar, un pulsar-

y la luz nos inunda con un fulgor tan intenso

que se lleva incluso nuestras sombras.

 

Pronto saldremos a caminar en otro sueño.

______________________________________________________________________________

José Manuel López Gómez

(Tiempos oscuros

Mar del Plata/2002)

Sin categoría