lig tv izle
justin tv

El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

Vivieron en Buenos Aires

QUIRINO CRISTIANI, PIONERO DEL CINE DE ANIMACIÓN

Quirino Cristiani fue el pionero del cine de animación, nacido en Santa Giuletta, Pavia, Italia, el 2 de julio de 1896.

En 1900 llegó con sus padres y hermanos a Buenos Aires, estableciéndose en la Argentina. Desde muy joven fue un apasionado por el dibujo. Durante su época de estudiante secundario, tuvo como maestros a Lorenzo Gigli y Alfredo Guido. Trabajó como caricaturista para los diarios, en historietas y sátiras políticas. Asistió a cursos de Bellas Artes.

Federico Valle, un cineasta italiano radicado en Buenos Aires, lo contrató en 1916 para trabajar en su estudio cinematográfico realizando caricaturas de humor político, en las películas de informativos. Pero Valle le exigió que dotara de movimientos a sus dibujos, basándose en las animaciones del francés Émile Cohl. Entonces realizó su primer cortometraje de animación “Intervención en la Provincia de Buenos Aires”.

Cristiani desarrolló sus propias técnicas de animación que dieron por resultado la aparición de “El apóstol”, el 9 de noviembre de 1917, el primer largometraje de dibujos animados de la historia, producido por Federico Valle. Era una sátira sobre Hipólito Irigoyen, con libreto de Alfredo de Laferrere y dibujos de Diógenes Taborda, que permaneció casi un año en cartel.

En 1918 patentó una mesa para la creación de películas de animación y realizó su segunda película de largometraje, “Sin dejar rastros”, referida a un confuso episodio de la Primera Guerra Mundial, que no tuvo aceptación por razones políticas, ya que el film fue censurado y confiscado por el gobierno.

Pero Quirino Cristiani se había convertido en el creador del cine animado y sonoro, ya que Walt Disney, comenzó a trabajar en animación a partir de 1920, cuando contaba 19 años, preparando anuncios para los cines locales. Cristiani continuó con su tarea de dibujar historietas y caricaturas para los periódicos, con magros ingresos. Entonces creó el “Public-Cine”, una pantalla al aire libre para los barrios que no disponían de sala cinematográfica, con notable éxito. Fue clausurado por la Municipaslidad por obstaculizar el tránsito.

La empresa estadounidense Metro-Goldwyn-Mayer, lo contrató en 1927, como director de publicidad en la filial argentina. Cuatro años más tarde, el 16 de setiembre de 1931, estrenó “Peludópolis”, el primer largometraje animado y sonoro, en 35 mm. Fue una sátira política en relación al gobierno de Hipólito Irigoyen y su caída. La sonorización se realizó mediante el acople de discos grabados. La película fue un desastre económico que provocó la ruina económica de Cristiani.

La dificulatad económica y la carencia de tecnología adecuada. no le permitió competir con Walt Disney, hecho que determinó dedicarse al doblaje y subtitulado de películas extranjeras, en su laboratorio ubicado en Sarmiento 2121. Este hecho no le impidió realizar otros cortos animados: “Entre pitos y flautas” en 1941 y “Carbonada”, en 1943, que ganó el Premio Municipal.

En 1941, se estrenó en Buenos Aires “Fantasía”, lo que motivó la visita al país de su creador, Walt Disney. En un encuentro con Cristiani, lo invitó a emplearse en Estados Unidos, ofrecimiento que rechazó, pero le recomendó a Disney una entrevista con el dibujante Florencio Molina Campos, experto en temas gauchescos.

Sus películas se destruyeron en dos incendios ocurridos en su laboratorio, en los años 1957 y 1961 respectivamente, salvándose solamente “El mono relojero”, encargada por Carlos Vigil. Ante estas contingencias, Cristiani decidió su retiro, siendo completamente olvidado, hasta que en la década del 80, fue homenajeado en Italia y Argentina. Falleció en su casa de Bernal, Provincia de Buenos Aires, el 2 de agosto de 1984.

Quirino Cristiani fue el pionero del cine de animación y del primer largometraje sonoro en el mundo, que vivió en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuentes: http://e.wikipwdia.org/wiki/Quirino_Cristiani

http://www.grupokane.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=105%3Aartdossier_

https//es.wikipedia.org/wiki/Walt_Disney

Bendazzi G. Quirino Cristiani, the untold story of Argentina’s Pionner Animator_Graffiti. Dec. 1984

Artistas destacados, El cine, Los entretenimientos, Realidades argentinas, Vivieron en Buenos Aires

JOSÉ BONOMI, EL ARTISTA OLVIDADO

José Bonomi nació en Cosenza, Italia, el 17 de junio de 1903.

Desembarcó en Buenos Aires en 1906 donde se radicó y desarrolló actividades de pintor, escenógrafo, grabador, dibujante y docente. Comenzó sus estudios de pintura con el profesor italiano Francisco Parisi, continuando en la Escuela Nacional de Bellas Artes “Prilidiano Pueyrredón”.

Siendo estudiante, colaboró en 1921 en la revista “Jockey Club” y en 1924 ilustró “La Venus calchaquí”, de Bernardo González Arrili. En 1925 ganó el Primer Premio en el Salón de Pintura y Grabado. Posteriormente ilustró el Suplemento Cultural de “La Prensa”, del que llegó a ser su Director.

Alquiló un taller en la calle Belgrano al 500, junto con el escultor español Pepe Lorda. . Colaboró en las revistas “Caras y Caretas”, “Plus Ultra”, “Martín Fierro” y “El Hogar”. Fue muy recordada la cubierta del libro “Lunario Sentimental”, de Leopoldo Lugones, obra realizada en 1926, cuando trabajaba en la editorial Gleiser y la de “El espantapájaros”, de Oliverio Girondo.

Ya fueran óleos, grabados, acrílicos, técnicas mixtas o dibujos, Bonomi adoptaba con seguridad el estilo que mejor convenía a los textos que debía ilustrar. En 1927 viajó a Europa, visitando Italia, Francia y España. Participó en Madrid de las tertulias del Café Pombo y por invitación de Ortega y Gasset, realizó una exposición en los salones de la Revista de Occidente. En París frecuentó al Grupo Argentino, donde se encontraban Héctor Basaldúa, Horacio Butler y Alberto Moreira.

En 1945, la Editorial “Emecé” comenzó a publicar la colección “El Séptimo Círculo”, dirigida por Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares. Su primer tomo fue “La bestia debe morir”, de Nicholas Blake, al que siguieron alrededor de 200 títulos más, dedicada casi exclusivamente a temas policiales.

Una de sus características fue la  presentación en más de 300 tapas, de diseños geométricos, que combinaban lo abstracto con el cubismo, realizados por José Bonomi, durante casi 40 años para una colección que rescató las formas del relato clásico policial inglés, destacando la eficacia de una trama  ingeniosa y bien contada.

El atractivo de las cubiertas, fue buena parte del éxito  que obtuvo, al presentar las figuras como un enigmático rompecabezas. Bonomi leyó los libros, buscando elementos significativos que le permitieran simbolizar los conceptos, con un exquisito poder de síntesis, que jerarquizó la presentación de esa colección.

También ilustró colecciones de “Novelistas Argentinos Contemporáneos”, “Piragua”, “Las Puertas de marfil” y otras editoriales tan disímiles como “TOR” y la “Revista Sur”. En 1949 viajó a Florencia y Siena junto con María Esther, su esposa. Los talleres florentinos fueron siempre su fuente de perfeccionamiento.

En 1936 comenzó sus tareas como escenógrafo en el Teatro “Cervantes” con “La discreta enamorada”, de Lope de Vega, y dirección de Cunil Cabanellas. Le siguieron Cyrano de Bergerac y en 1957 “Los Mellizos de Plauto”. En 1975 presentó una muestra de sus trabajos en la Galería “Van Riel”. Tenía 72 años y fue su primera exposición importante en la Argentina.

El aporte de José Bonomi a la historia del arte, a través del diseño y la obra gráfica no ha sido suficientemente valorado. Este artista, vinculado a los personajes del movimiento renovador como Leopoldo Marechal, Lino Eneas Spilimbergo, Emilio Pettoruti y Xul Solar, supo dejar una impronta inolvidable en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Acciarressi, Humberto. Las tapas de Séptimo  Círculo y retrospectiva de José Bonomi. La Razón 08-09-2014.

http://www.lanacion.com.ar/1726165-intrigas-policiales-bellamente-ilustradas

Dansey, M.S. El arte de poner la tapa. Clarín 18-09-2014.

http://www.artehispano.com.ar/Jose_Bonomi_El_Septimo_Circulo.html

Artistas destacados, La inmigración, Vivieron en Buenos Aires

TORCUATO DI TELLA

Torcuato Di Tella nació en 1892 en Capracotta, Italia.

En 1903 llegó a Buenos Aires, a la edad de 13 años. Su ingenio y su inventiva se mostraron con la invención de una amasadora de pan en 1911, a consecuencia de una huelga de panaderos. Tenía 18 años y a raiz del éxito obtenido creó la empresa “Sección Industrial Amasadoras Mecánicas”, conocida como SIAM, patentando la primera máquina para amasar pan.

Estudió en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires, graduándose en 1921. SIAM se transformó en una fábrica muy importante, al ser contratada por YPF para fabricar bombas de extracción de petróleo, oleoductos y surtidores de combustible, hasta 1930.

Por el golpe militar, le rescindieron el contrato con YPF, por lo que en 1932, se orientó a fabricar maquinaria industrial y heladeras comerciales. En 1935 fabricó las heladeras familiares SIAM, de gran impacto por el uso masivo, lo que le brindó un gran prestigio.

También lavarropas, cocinas, televisores, motonetas, furgonetas, grandes transformadores eléctricos, caños de acero y generadores para locomotoras diésel eléctricas. Empleó a más de 10.000 obreros en una gran fábrica metalmecánica ubicada en Avellaneda.

Representó a la Argentina ante la Organización Internacional del Trabajo, OIT y fue docente de economía y gerencia de empresas desde 1944. Se casó con María Robiola y tuvo 2 hijos, Torcuato y Guido Di Tella. Falleció en Buenos Aires en 1948, a la edad de 56 años, cuando SIAM era el grupo industrial más importante de LatinoAmérica.

Su muerte dejó un hueco muy importante en la conducción de la empresa . En la década del 50, mediante un acuerdo con la firma italiana Lambretta, fabricó motonetas denominadas “Siambretta”. SIAM también fue famosa a partir de 1960 por la producción de automóviles, los SIAM-DiTella, basados en la tecnología inglesa del Riley 4, un sedan de 4 puertas con capacidad para 5 pasajeros. Fue el auto de la familia de clase media y de los taxistas.

En 1958 se fundó el Instituto Di Tella, para la educación de artistas locales y en 1991, la Universidad Di Tella, emprendimientos desarrollados por los ingenieros Torcuato y Guido Di Tella, quienes interesados en el aspecto cultural, no se ocuparon del manejo de la empresa.

En 1972 todo terminó cuando la empresa entró en bancarrota, siendo nacionalizada  por la enorme deuda que mantenía con el Estado. En 1986, la empresa fue desmembrada y vendida a los grupos empresarios privados Techint, Pérez Companc y Aurora Grundig. Los problemas de gestión sumados a los golpes de estado y las dificultades financieras, condujeron a la quiebra.

Torcuato Di Tella intentó transformar a la Argentina rural en una nación industrializada y moderna, con conceptos novedosos como la producción en serie y la organización científica del trabajo. Las heladeras SIAM y el famoso Di Tella 1500, fueron íconos de la industria argentina, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Siam_Di_Tella

http://edant.clarin.com/suplementos/zona/2006/10/29/2-03515.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Torcuato_Di_Tella

La inmigración, Realidades argentinas, Vivieron en Buenos Aires

LA EDITORIAL TOR

La Editorial TOR fue una editorial argentina creada en Buenos Aires en el año 1916.

Su fundador fue Juan Carlos Torrendell, nacido en Palma de Mallorca, España, el 25 de octubre 1895. Llegó a Buenos Aires en 1907. Trabajó en la Librería Editorial “La Facultad”, ubicada en Florida 359. El 16 de junio de 1916, cuando contaba 20 años de edad, fundó la Editorial TOR, con talleres en Río de janeiro 760 y locales de venta en las calles Florida y Maipú.

Las ediciones de TOR eran muy económicas, impresas en papel de diario, con tapas de papel satinado y dibujos anónimos en colores. Adoptó como frase emblema:”Contra viento y marea” y su nombre surgió de las tres primeras letras de su apellido.

El espectro de sus publicaciones fue muy amplio. Novelas románticas de M. Delly, César Duayen. Poesías de Amado Nervo. Obras de Stephan Zweig, Anatole France, Manuel Gálvez, Giovanni Papini, Marcelo Peyret, etc. Algunas publicaciones fueron consideradas en esa época, como de tono muy subido, que se leían a escondidas, tales como “Los pulpos”, de Marcelo Peyret; “Naná” de Emilio Zola y “Safo” de Alfonso Daudet.

En el catálogo de TOR se hallaba todo tipo de tema. Benito Mussolini con “El fascismo”; Adolfo Hitler con “Mi lucha” y Frankin D. Roosevelt con “Mirando adelante”, integraron su frondoso listado. Publicó obras de ensayo en su “Nueva Biblioteca Filosófica”, editando a Aristóteles, Platón, Erasmo de Rotterdam, Auguste Comte o Hipócrates, entre otros.

Los niños tenían a su alcance los cuentos clásicos como “Aladino y la lámpara maravillosa”, “Alí Babá y los 40 ladrones”, “Caperucita Roja”, “Gulliver en el país de los enanos”, “Pulgarcito”. ¿Quién no tuvo acceso a estos libros inolvidables de la literatura infantil? Leíamos los tomos varias veces y cada vez, nos gustaban más.

Fueron varias las colecciones especializadas. Los “Maestros de la Música”, en la década del 40, mostró las biografías de Beethoven, Mozart, Verdi, Massenet y otros. También la “Enciclopedia sobre obras de Sigmund Freud”, incluyó diez títulos.

Capítulo aparte es el de las novelas policiales, donde siempre recordamos las “Aventuras de Míster Reeder”, de publicación semanal con 64 páginas de extensión y más de 600 ejemplares publicados. Quedamos atrapados siguiendo las peripecias del inefable investigador del Procurador Fiscal, que no se desprendía de su paraguas, siempre cerrado pero conteniendo su arma, un trozo de llanta de goma.

La actividad de TOR se extendió desde 1916 hasta 1971. De Freud a Marx, Tarzán a Emilio Salgari o latinoamericanos famosos como Borges, Bioy Casares u Horacio Quiroga, integraron sus famosos títulos. Editorial TOR fue la más grande editorial de toda la historia en Latinoamérica; produjo más de diez mil títulos de libros y dos mil revistas de géneros diversos.

Fue factor de gran importancia en el ámbito cultural argentino. Nunca olvidaremos a esos libros amarillentos, ajados, de papel ordinario y mal cortado, que leimos en muchas oportunidades. Juan Carlos Torrendel fue un visionario con un espectacular sentido de la oportunidad. Cuando se estrenaba una película atractivas, TOR imprimía el libro pero con el título de la película. Lo hizo en 1933 con “El creador de mosntruos” y en “Tarzan de los monos”, publicando una extensa serie de novelas de Tarzan.

Desde su creación hasta 1930, no ofreció nada destacable. En1930 adquirió su primera rotativa, comenzando su época de oro hasta 1959. Publicaba uno o dos libros por día y no menos de 5 mil ejemplares por cada uno, para establecer un  relación costo beneficio favorable. Eso motivó su expansión a casi todos los países de Latinoamérica. El 70 % de la tirada, estaba dirigida al mercado externo.

Cuando se agotaban los libros de determinado autor, TOR contrataba a escritores nacionales quienes redactaban textos apócrifos con el nombre del autor original. Así ocurrió con Tarzán, con historietas basadas en Walt Disney, novelas policiales de Mister Reeder y Sexton Blake. En muchas ocasiones, superaban en calidad a las originales. Mister Reeder, creada por Edgard Wallace, encontró en Buenos Aires su réplica en los escritos firmados por John Traben.

Juan Carlos Torrendell falleció en Vicente López el 11 de marzo de 1961, señalando el comienzo de su recesión y caída, culminando con el cierre e la empresa en 1971. TOR tuvo una gran incidencia en el desarrollo de la cultura argentina, accesible a todo nivel en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.elarcadigital.com.ar/modulos/suplementos/articulos.php?

http://www.axon.com.ar/wiki/index.php?title=Editorial_TOR

http://josecalvino2002.blogspot.com.ar/2012/08/editorial-tor.html

La educación, La inmigración, Las Revistas Inolvidables, Vivieron en Buenos Aires

ANATOLE BORISOVICH SADERMAN

Anatole Borisovich Saderman fue un fotógrafo nacido en Moscú, Rusia, el 6 de mayo de 1904.

En 1918 viajó con su familia a Minsk y luego a Lodz, Polonia, donde estudió inglés y dibujo. En 1921 se estableció en Berlín, Alemania, donde retomó los estudios de bachillerato y el idioma búlgaro. Para ayudar a su familia dictó clases de ruso para alemanes y de alemán para rusos.

Comenzó a pintar carteles y la reproducción de rostros de las figuras cinematográficas de la época para un cine de barrio. La llegada de Hitler, motivó a la familia a emigrar en 1926 hacia América del Sur, viajando a bordo del “Cap Polonio”. Anatole descendió en Montevideo con 3 dólares, libros y una máquina fotográfica. Desconocía totalmente el castellano. Su familia siguió hasta Asunción, Paraguay, donde residía su hermano mayor.

Trabajó de fotógrafo callejero y estudió fotografía con el maestro ruso Nicolás Yarvoff. Obtuvo fotografías del puerto y conventillos montevideanos, empleando una vieja máquina que le había regalado su padre. En 1927 viajó a Asunción, donde instaló su primer estudio fotográfico llamado “Electra”. En 1929 viajó a Formosa y en 1932 se estableció en Buenos Aires, comenzando a trabajar en el Estudio Van Dick, ubicado en Rivadavia y Medrano.

Recorrió todos los escalones de la fotografía, desde retocar un negativo, hacer copias, trabajos en el laboratorio hasta la práctica intensiva de la fotografía. En 1934, abrió su estudio en la calle Callao 1066. Su especialidad fue el retrato y su clientela, principalmente los artistas plásticos. La calidad y cantidad de artistas que desfilaron por su estudio fue muy importante. Saderman fotografió a los más destacados representantes de las artes plásticas argentinas.

La serie comenzó con el escultor Luis Falcini. Le siguieron Raúl Soldi, Lino Eneas Spilimbergo, Antonio Berni, Benito Quinquela Martin, quienes fueron unos pocos de las muchas figuras que pagaron con su talento, el trabajo de Anatole Saderman. El pago se realizaba intercambiando un cuadro por el retrato fotográfico.

Pasado un tiempo, el fotógrafo estableció como condición para el trueque, la de recibir solamente autorretratos, hecho que lo llegó a acumular más de 100 trabajos. Con ambas modalidades, Saderman acumuló una cantidad de cuadros que provocó la envidia de más de un museo, por constituir una muestra real del desenvolvimiento del arte plástico en la Argentina.

Entre 1961 y 1962 vivió en Roma, realizando exposiciones en la Galería Nova Pesa. Su estilo se basó en el estudio del rostro, la iluminación de sus expresiones y el brillo de los ojos, capturando una imagen exclusiva e inimitable.

En 1974 se mudó a Santiago del Estero con su esposa Nina y publicó “Retratos y Autorretratos”. Fue socio fundador de la Asociación de Fotógrafos Profesionales, del Foto Club Argentino y del Foto Club Buenos Aires. Buena parte de su obra se conserva en el Fondo Nacional de las Artes. En 1982 recibió el premio Konex. En 1984 fue nombrado “Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aitres”. Anatole Saderman, el mayor retratista de la fotografía argentina, vivió en ese Buenos Aires que se fue, donde falleció el 31 de octubre de 1993.

Fuente: Chatrone Celina: Anatole Saderman, un extraño en el espejo. La Nación, ADN Cultura, 08-02-2013.

http://es.wikipedia.org/wiki/Anatole_ Saderman

Villar, Eduardo. Anatole Saderman, el fotógrafo que se muestra en cada retrato. Clarín 07-01-2013.

http://libreriaelextranjero.com/anatole-saderman-retratos-fotograficos…

El exilio, La inmigración, Sin categoría, Vivieron en Buenos Aires

HEDY CRILLA

Hedwig Schlichter, conocida entre nosotros como Hedy Crilla, nació en Viena, Austria, en 1898.

Estudió teatro en el Conservatorio de Viena y en 1920 inició su carrera teatral en Alemania, junto a figuras de renombre como Bertolt Brecht, Max Reinhardt, Gustaf Gründgen y Carl Zuckenagen. Trabajó en Alemania, Austria, Polonia, Inglaterra y Francia. Se casó con el actor polaco Anton Krilla.

El nazismo la alejó en 1933, huyendo a Viena y luego en 1936, a Francia, donde permaneció hasta la llegada de los alemanes en 1940. Esta situación fue determinante para abandonar Europa y radicarse en Argentina, lo que consideró “un amor a primera vista”.

Trabajó en el teatro alemán independiente, como actriz y directora, representando “La llama sagrada” de Somerset Maugham (1941); “Alerta en el Rhin”, de Lillian Hdlman (1942); “Madre”, de karel Capek en 1943 y “Espectros” de Enrique Ibsen (1946).

Comenzó a trabajar en el cine argentino en 1942 con “Ceniza al viento”. Filmó en 1948 “Tierra del Fuego” y “La Hostería del Caballito Blanco”, siendo su última participación en “El pibe Cabeza”, en 1975, totalizando 13 películas.

Fue contratada como actriz característica por los elencos franceses varados en Buenos Aires por la Segunda Guerra Mundial. Hizo giras por Latino América con la Comedie Francaise, la compañía de Dulcina Odelon, de Rachel Berendt, Jean Tavera, etc. También dictó clases y cursos de perfeccionamiento para actores franceses y de habla germana.

En 1945, impuso el Género Teatral Infantil, montando “Puntito y Antón”, de Erich Kaitner. En distintas temporadas representó “La princesa y el pastor”, de Andersen y obras de su autoría como “Mi teatrito”, “Las aventuras de Andresito” y “Rosa, Rosita y Rosalinda”.

En 1947 fundó la “Escuela de Arte Escénico de la Sociedad Hebraica Argentina”, donde surgieron Sergio Renán y Dante Stivel. En 1958 fue convocada por el Teatro Independiente “La Máscara”, para trabajar de acuerdo con los lineamientos de K. Stanislavsky. A raíz de ello dirigió “Cándida”, de G. Bernard Shaw que le valió el premio a la mejor puesta en escena, Premio de Críticos Teatrales de 1959;”Una ardiente noche de verano”, de Ted Willis en 1960 y “Espectros” de E. Ibsen en 1961.

La llegada a la Argentina del gran director norteamericano Lee Strasberg, creador del “Actor’s Studio”, provocó la sorpresa de intérpretes y directores argentinos, quienes coincidieron que esas enseñanzas las habían aprendido varios años atrás con Hedy Crilla. Entre sus alumnos se encontraban Agustín Alezzo, Augusto Fernandes, Carlos Gandolfo entre los directores. Entre los actores Federico Luppi, Elsa Berenguer, Norma Aleandro, Lito Cruz, Jorge Luz, Maurice Jouvet y Eduardo Bergara leumann.

Hedy Crilla procuraba que sus alumnos lograran un decir teatral profundo, verdadero y creible. En 1968 fue contratada por la Dirección General de Enseñanza Artística, como Profesora de Práctica Escénica en la Escuela de Teatro de la ciudad de La Plata. En 1960 adoptó la ciudadanía argentina.

Regresó a la actuación teatral en 1968 representando “La mentira”, de Nathalie Servante; “Romance de Lobos”, de Ramón del Valle Inclán en 1970 y en 1977 “Solo 80″, de Colin Higgins. Sus últimos trabajos como Directora fueron en “Despertar de primavera” en 1976 y “Mary Barns”, de David Edgard, en 1982.

Protagonizó en el ciclo televisivo “Alta Comedia”, la obra de Jacobo Langsner “Esperando la carroza”. La dictadura militar argentina consideró que “Hedy Crilla, directora de obras de teatro, poseía antecedentes ideológicos desfavorables”. Su alumna y amiga Cora Roca, escribió su biografía titulada “Días de teatro”. Falleció en Buenos Aires, el 31 de marzo de 1984. Hedy Crilla, actriz y maestra de actores que cambió radicalmente la historia del teatro nacional, vivió 44 años en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://cianacionaldeteatro-juareznaranjo.blogspot.com.ar/2007/07/teatro

Bubatti, Jorge: El alma en escena. Clarín 11-03-2001

Todo comenzó con Hedy Crilla. La Nación 02-09-1998

Biografías: Hedy Crilla 1898-1984. Asociación Argentina de Actores. 29-07-2011

http://es.wikipedia.org/wiki/Hedy_Crilla

Artistas destacados, El Teatro, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

GUY WILLIAMS, “EL ZORRO”

Armando Joseph Catalano, conocido artísticamente como Guy Williams, “El Zorro”, nació en Nueva York, Estados Unidos, el 14 de enero de 1924.

Hijo de emigrantes italianos de Sicilia, aprendió esgrima desde muy pequeño, gracias a las enseñanzas de su padre. Finalizados los estudios secundarios, ingresó a la Academia militar Peeskell, estudios que no finalizó.

Comenzó a trabajar como modelo publicitario. En 1946 trabajó en Hollywood, en la MGM, en pequeños papeles. Se casó en 1948, tuvo dos hijos, Guy Steve Catalano y Anthony Catalano. Entre 1952 y 1953 filmó pequeños papeles para los estudios Universal, en Hollywood.

En 1957, la compañía Disney lo eligió para filmar la serie de televisión “El Zorro”, debutando el 10 de octubre de 1957, logrando un éxito instantáneo. Fueron dos temporadas, hasta 1959. completándose 78 episodios y la película “La marca del Zorro”, en 1958.

En 1962 filmó dos películas en Europa. En 1964, nuevamente en Estados Unidos, filmó 5 episodios de la serie “Bonanza”. Entre 1965 y 1968, filmó la serie “Perdidos en el espacio”. Desde el comienzo de 1968, el Canal 12 de la televisión argentina emitió diariamente “El Zorro”, de 19 a 19.30, con gran éxito. Esto motivó la idea de invitar a Guy Williams a realizar un programa especial y participar en programas infantiles.

Llegó a Buenos Aires el 1º de abril de 1973. Lo esperaban en el aeropuerto de Ezeiza, más de 3 mil niños acompañados por sus padres. Guy Williams se disfrazó de Zorro en varios programas de Canal 13. Participó en “Teleshow” de Canal 13 brindando una exhibición de esgrima y en “Porcelandia”, donde Jorge Porcel tenía un sketch llamado “El Sorro”, donde recreó escenas de esgrima junto al campeón argentino Federico Lúpiz.

El éxito fue tan grande que se programó un segundo viaje, hecho que ocurrió el 14 de julio de 1973. Llegó junto con su esposa Janice y el actor Henry Calvin, que personificaba al Sargento García, encontrándose nuevamente con una nutrida multitud de niños en el aeropuerto de Ezeiza.

Actuaron en el Circo Mágico de Carlitos Balá y en el Show de Mirtha Legrand. Visitaron escuelas y hospitales públicos. En 1979, Guy Williams regresó a Buenos Aires para producir sus propios shows, junto a Fernando Lúpiz, disfrazado como el Capitán Monasterio. El show se presentó durante 2 meses en todo el país, con muy buenas críticas.

El show se repitió en varios circos. Era el número final, donde los niños veían a su héroe pelear con el Capitán Monasterio, disfrutando de la victoria de Guy, en una presentación de 15 minutos. Trabajó en el circo Real Madrid, con gran éxito en Mar del Plata. No pudo realizar una película que sería producida por Palito Ortega, lo que decidió su regreso a Estados Unidos.

Sin embargo, volvió para vivir en Buenos Aires. Un café en “La Biela”, lectura del “Buenos Aires Herald”, caminatas por las calles del barrio de Recoleta, haciendo amigos argentinos. Vivía en su departamento ubicado en Ayacucho 1964. Allí falleció el 6 de mayo de 1989 a los 65 años, víctima de la rotura de un aneurisma cerebral. Sus restos permanecieron en el panteón de la Asociación Argentina de Actores, gracias a las gestiones de Fernando lúpiz. En 1991, su hijo Steve recibió sus cenizas en California. Guy Williams, “El Zorro”, vivió la última parte de su vida en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Guy_Williams

http://fannyriffel.blogspot.com.ar/2010/11/el-zorro-en-la-argentina.html

http://www.pagina12.com.ar/1999/99-05/99-05-07/pag25.htm

Artistas destacados, Los entretenimientos, Personajes de la infancia, Visitas inolvidable, Vivieron en Buenos Aires

GRETE STERN

Grete Stern fue una fotógrafa nacida en Elberfeld, Alemania, el 9 de mayo de 1904.

Estudió en la famosa Escuela de la Bauhaus. En 1923 estudió cursos de dibujo y tipografía, trabajando en Diseño Publicitario y posteriormente se perfeccionó en Berlín con el fotógrafo y matemático maestro Walter Peterhaus.

En el año 1928, junto con Ellen Auerbach, instaló un estudio fotográfico en su departamento dedicándose a tareas publicitarias hasta la llegada del nazismo en 1933. En 1932 conoció en la Bauhaus al fotógrafo argentino Horacio Cóppola, con quien se casó en Londres en 1935.

Viajaron a la Argentina y exhibieron sus trabajos  en los salones de la Editorial Sur, dirigida por Victoria Ocampo, constituyendose en la primera exposición de fotografía moderna realizada en el país, con fotos obtenidas en Inglaterra y Alemania. Luego del nacimiento de su hija en Inglaterras, Grete regresó al país radicándose definitivamente.

Junto al pintor español Luis Seoane, instalaron un estudio en la calle Córdoba 363 para trabajar en fotografía publicitaria, pero fracasó cerrando en 1938. En 1949, Grete y su marido se mudaron a la localidad de Ramos Mejía donde nació su hijo Andrés. En esa casa recibieron a refugiados políticos y exiliados.

En esa época trabajó en el Museo de Antropología dependiente de la Universidad de La Plata, donde documentó los Huacos Chimú - Chancay, y en la diagramación del libro “Buenos Aires” de Horacio Cóppola. Fue el comienzo de la época del diseño de tapas de libros, en la década del 40.

Su primera exposición individual fue en 1943, año de su separación de Cóppola. Durante 14 años realizó un total de 7 muestras dedicadas al retrato. Entre 1948 y 1954 trabajó en la Ciudad de Buenos Aires, relevando la arquitectura de sus patios y fachadas.

Son destacables los trabajos que realizó en colaboración con el sociólogo Gino Germani para la revista “Idilio”, entre los años 1948 y 1951. Germani interpretaba los sueños enviados por las lectoras y Grete realizaba la ilustración fotográfica elaborando 150 montajes fotográficos. Fue una expresión del inconciente social de la época.

Grete Stern fue muy crítica sobre temas como el machismo preponderante y el sometimiento de la mujer. Sucesivas exposiciones no fueron valoradas en sus reales dimensiones. Convocada por Jorge Romero Brest coordinó un Taller de Fotografía en el Museo de Bellas Artes, donde trabajó desde 1956 hasta 1970.

En 1957 fue contratada por la Secretaría de Turismo de Jujuy y dos años más tarde, dictó un seminario de fotografía en la provincia de Chaco, invitada por la Universidad del Nordeste. Residió en la zona durante un año, conociendo en profundidad a la Comunidad Toba. Ganó una beca del Fonfo Nacional de las Artes para el relevamiento fotográfico de las comunidades indígenas de Chaco, Formosa y Salta, registrando sus costumbres, artesanías y vida cotidiana.

En 1958 adoptó la ciudadanía argentina. En 1982 presentó una muestra en Houston, que significó el comienzo del reconocimiento de su obra. Ese año recibió el Premio Konex  como una de las cinco mejores fotógrafas de la Historia Argentina. Falleció en Buenos Aires, el 24 de diciembre de 1999. Esta relevante artista que documentó vida y costumbres de los indígenas del Chaco, dejando un legado de retratos urbanos, vivió en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.avizora.com/publicaciones/biografias/textos/textos_s/0024_stern_gente

http://es.wikipedia.org/wiki/Grete_Stern

Artistas destacados, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

CONSTANCIO C. VIGIL

Constancio Cecilio Vigil, fue un escritor especializado en literatura infantil, nacido en Rocha, Uruguay, el 4 de setiembre de 1876.

Comenzó su carrera periodística a los 15 años creando el periódico “El Derecho” y cuatro años más tarde, el Semanario “La Alborada”. Le siguió el diario “La Ley”, clausurado en 1903 por razones políticas, hecho que decidió su radicación en la Argentina.

En 1904 fundó la revista “Pulgarcito”, que contenía una sección infantil y en 1908 “Germinal”, revista dedicada al  agro. En 1911 fundó, conjuntamente con Alberto Haynes, la revista “Mundo Argentino”. El 7 de marzo de 1918 publicó la revista “Atlántida”, dando origen a la Editorial Atlántida, que llegó a ser líder en el mercado de revistas.

Fue responsable de la aparición de “El Gráfico”, el 30 de mayo de 1919, dedicada a los deportes; “Billiken”, el 17 de noviembre de 1919, dedicada a los niños en edad escolar; “Para Tí”, el 16 de marzo de 1922, dedicada al mundo de la mujer; “Tipperary”, el 18 de aabril de 1928; “Chacra”, en 1930; “El golfer argentino”, en 1931; “Vida nuestra” en 1932. Editó la “Colección billiken” con biografías de los grandes hombres de la historia y la cultura.

Durante toda nuestra vida escolar, estuvimos muy bien acompañados por la revista “Billiken”. En sus páginas, se reflejaron los distintos temas de estudio, que se presentaban en forma paralela al desarrollo del programa lectivo oficial. La coincidencia permitía “enriquecer” las tareas con el agregado de fotos y dibujos publicados, que trasladábamos directamente de la revista al cuaderno de clase, mediante el auxilio de bencina, dejando una reproducción más que aceptable.

En las páginas de “Billiken”aparecía la promoción de los libros y cuentos de Vigil. Entre éstos, “Misia Pepa”, una lora parlanchina; “El Mono Relojero”; “La Hormiguita Viajera”; “La Dientuda”, una ratona; “La Familia Conejola”; “Los Chanchín”; “La moneda volvedora”. Entre los libros se destacaron “Cartas a gente menuda”; “El Erial”, un compendio de reflexiones;”Vida Espiritual”; “Marta y Jorge”, un libro para adolescentes; el famoso “Upa!”, texto para aprender a leer. Muchos de estos cuentos y algunos libros, fueron ilustrados por el dibujante español Federico Ribas.

Constancio C. Vigil falleció en Buenos Aires el 24 de setiembre de 1954. Tres mil escuelas, aulas y bibliotecas llevan su nombre. Este extraordinario periodista, escritor y editor, propuesto para el Premio Nóbel de la Paz, vivió en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Constancio_C_Vigil.

http://www.enlacesuruguayos.com/Billiken.htm

El exilio, La educación, La infancia, Vivieron en Buenos Aires

FEDERICO RIBAS

Federico Ribas Montenegro fue un dibujante y publicista español, nacido en Vigo, Galicia, el 26 de Octubre de 1890.

En 1908 llegó a Buenos Aires como un inmigrante gallego más, dedicándose al dibujo. Se relacionó con los dibujantes españoles José María Cao, pionero del humor gráfico en la prensa argentina, y Juan Carlos Alonso.

Fue uno de los grandes dibujantes de “Caras y Caretas”, “PBT” y otras revistas argentinas del Siglo XX como “Papel y Tinta”, “Crónicas de oro” y el periódico “Última Hora”, en la excepcional época de la industria gráfica argentina, aliada con la escritura periodística.

En 1912 viajó a París, donde se desempeñó como Director Artístico de la revista “Mundial”: También colaboró con “Le Rire” y “Elegances”. A raíz del comienzo de la Primra Guerra Mundial, volvió a España desarrollando actividades de ilustrador y dibujante en las importantes revistas “La Esfera”, “Nuevo Mundo” y “Blanco y Negro”.

Sentó las bases de la publicidad española al ser contratado por la Perfumería “GAL”, para realizar los anuncios y carteles para las campañas publicitarias, a partir del año 1916. Los más bellos carteles los realizó para los vinos “Jerez de la Frontera”, de las bodegas del “Marqués del Real Tesoro”.

En 1923 publicó viñetas en el “Faro de Vigo” y desde 1925, en “El Pueblo Gallego”. En 1929 fue director de una gran empresa de publicidad, cargo que se truncó con el comienzo de la Guerra Civil. El alzamiento contra la República del 18 de junio de 1936, lo sorprendió en Vigo. Decidió embarcarse hacia Argentina, llegando al puerto de Buenos Aires el 7 de noviembre de 1936.

Sus brillantes antecedentes y el recuerdo de su anterior estadía, motivó su contratación por parte del periodista uruguayo Constancio C. Vigil, siendo nombrado Director artístico de la  prestigiosa revista “Atlántida”. Denunció el terror franquista en Pontevedra, colaborando con su compañero en “Caras y Caretas”, Luis Seoane.

En la década del 40, ilustró varios libros de Constancio Vigil: “El niño y la música”, “El mono relojero”, “Alma nueva”, “El hombre y los animales”, “Botón tolón”, “La escuela de la Señorita Susana”, “Marta y Jorge”, “Muñequita”, “La educación del hijo” y “Los enanitos jardineros”. A fines de 1949, regresó a Madrid, España, recomenzando sus tareas publicitarias.

Sus dibujos influenciaron la moda y el maquillaje femenino. La obra de Federico Ribas se conserva en museos de Galicia y en las colecciones y archivos de “Prensa Española”. Falleció en Madrid el 11 de setiembre de 1952. Federico Ribas, uno de los grandes artistas gráficos españoles, vivió durante el primer tercio del Siglo XX en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.jerezsiempre.com/index.php/Federico_Ribas_Montenegro.

http://www.lahistoriadelapublicidad.com/protagonistas_ficha.php?codnot=312

Artistas destacados, El exilio, La inmigración, Vivieron en Buenos Aires

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda