El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

Vivieron en Buenos Aires

HEDY CRILLA

Hedwig Schlichter, conocida entre nosotros como Hedy Crilla, nació en Viena, Austria, en 1898.

Estudió teatro en el Conservatorio de Viena y en 1920 inició su carrera teatral en Alemania, junto a figuras de renombre como Bertolt Brecht, Max Reinhardt, Gustaf Gründgen y Carl Zuckenagen. Trabajó en Alemania, Austria, Polonia, Inglaterra y Francia. Se casó con el actor polaco Anton Krilla.

El nazismo la alejó en 1933, huyendo a Viena y luego en 1936, a Francia, donde permaneció hasta la llegada de los alemanes en 1940. Esta situación fue determinante para abandonar Europa y radicarse en Argentina, lo que consideró “un amor a primera vista”.

Trabajó en el teatro alemán independiente, como actriz y directora, representando “La llama sagrada” de Somerset Maugham (1941); “Alerta en el Rhin”, de Lillian Hdlman (1942); “Madre”, de karel Capek en 1943 y “Espectros” de Enrique Ibsen (1946).

Comenzó a trabajar en el cine argentino en 1942 con “Ceniza al viento”. Filmó en 1948 “Tierra del Fuego” y “La Hostería del Caballito Blanco”, siendo su última participación en “El pibe Cabeza”, en 1975, totalizando 13 películas.

Fue contratada como actriz característica por los elencos franceses varados en Buenos Aires por la Segunda Guerra Mundial. Hizo giras por Latino América con la Comedie Francaise, la compañía de Dulcina Odelon, de Rachel Berendt, Jean Tavera, etc. También dictó clases y cursos de perfeccionamiento para actores franceses y de habla germana.

En 1945, impuso el Género Teatral Infantil, montando “Puntito y Antón”, de Erich Kaitner. En distintas temporadas representó “La princesa y el pastor”, de Andersen y obras de su autoría como “Mi teatrito”, “Las aventuras de Andresito” y “Rosa, Rosita y Rosalinda”.

En 1947 fundó la “Escuela de Arte Escénico de la Sociedad Hebraica Argentina”, donde surgieron Sergio Renán y Dante Stivel. En 1958 fue convocada por el Teatro Independiente “La Máscara”, para trabajar de acuerdo con los lineamientos de K. Stanislavsky. A raíz de ello dirigió “Cándida”, de G. Bernard Shaw que le valió el premio a la mejor puesta en escena, Premio de Críticos Teatrales de 1959;”Una ardiente noche de verano”, de Ted Willis en 1960 y “Espectros” de E. Ibsen en 1961.

La llegada a la Argentina del gran director norteamericano Lee Strasberg, creador del “Actor’s Studio”, provocó la sorpresa de intérpretes y directores argentinos, quienes coincidieron que esas enseñanzas las habían aprendido varios años atrás con Hedy Crilla. Entre sus alumnos se encontraban Agustín Alezzo, Augusto Fernandes, Carlos Gandolfo entre los directores. Entre los actores Federico Luppi, Elsa Berenguer, Norma Aleandro, Lito Cruz, Jorge Luz, Maurice Jouvet y Eduardo Bergara leumann.

Hedy Crilla procuraba que sus alumnos lograran un decir teatral profundo, verdadero y creible. En 1968 fue contratada por la Dirección General de Enseñanza Artística, como Profesora de Práctica Escénica en la Escuela de Teatro de la ciudad de La Plata. En 1960 adoptó la ciudadanía argentina.

Regresó a la actuación teatral en 1968 representando “La mentira”, de Nathalie Servante; “Romance de Lobos”, de Ramón del Valle Inclán en 1970 y en 1977 “Solo 80″, de Colin Higgins. Sus últimos trabajos como Directora fueron en “Despertar de primavera” en 1976 y “Mary Barns”, de David Edgard, en 1982.

Protagonizó en el ciclo televisivo “Alta Comedia”, la obra de Jacobo Langsner “Esperando la carroza”. La dictadura militar argentina consideró que “Hedy Crilla, directora de obras de teatro, poseía antecedentes ideológicos desfavorables”. Su alumna y amiga Cora Roca, escribió su biografía titulada “Días de teatro”. Falleció en Buenos Aires, el 31 de marzo de 1984. Hedy Crilla, actriz y maestra de actores que cambió radicalmente la historia del teatro nacional, vivió 44 años en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://cianacionaldeteatro-juareznaranjo.blogspot.com.ar/2007/07/teatro

Bubatti, Jorge: El alma en escena. Clarín 11-03-2001

Todo comenzó con Hedy Crilla. La Nación 02-09-1998

Biografías: Hedy Crilla 1898-1984. Asociación Argentina de Actores. 29-07-2011

http://es.wikipedia.org/wiki/Hedy_Crilla

Artistas destacados, El Teatro, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

GUY WILLIAMS, “EL ZORRO”

Armando Joseph Catalano, conocido artísticamente como Guy Williams, “El Zorro”, nació en Nueva York, Estados Unidos, el 14 de enero de 1924.

Hijo de emigrantes italianos de Sicilia, aprendió esgrima desde muy pequeño, gracias a las enseñanzas de su padre. Finalizados los estudios secundarios, ingresó a la Academia militar Peeskell, estudios que no finalizó.

Comenzó a trabajar como modelo publicitario. En 1946 trabajó en Hollywood, en la MGM, en pequeños papeles. Se casó en 1948, tuvo dos hijos, Guy Steve Catalano y Anthony Catalano. Entre 1952 y 1953 filmó pequeños papeles para los estudios Universal, en Hollywood.

En 1957, la compañía Disney lo eligió para filmar la serie de televisión “El Zorro”, debutando el 10 de octubre de 1957, logrando un éxito instantáneo. Fueron dos temporadas, hasta 1959. completándose 78 episodios y la película “La marca del Zorro”, en 1958.

En 1962 filmó dos películas en Europa. En 1964, nuevamente en Estados Unidos, filmó 5 episodios de la serie “Bonanza”. Entre 1965 y 1968, filmó la serie “Perdidos en el espacio”. Desde el comienzo de 1968, el Canal 12 de la televisión argentina emitió diariamente “El Zorro”, de 19 a 19.30, con gran éxito. Esto motivó la idea de invitar a Guy Williams a realizar un programa especial y participar en programas infantiles.

Llegó a Buenos Aires el 1º de abril de 1973. Lo esperaban en el aeropuerto de Ezeiza, más de 3 mil niños acompañados por sus padres. Guy Williams se disfrazó de Zorro en varios programas de Canal 13. Participó en “Teleshow” de Canal 13 brindando una exhibición de esgrima y en “Porcelandia”, donde Jorge Porcel tenía un sketch llamado “El Sorro”, donde recreó escenas de esgrima junto al campeón argentino Federico Lúpiz.

El éxito fue tan grande que se programó un segundo viaje, hecho que ocurrió el 14 de julio de 1973. Llegó junto con su esposa Janice y el actor Henry Calvin, que personificaba al Sargento García, encontrándose nuevamente con una nutrida multitud de niños en el aeropuerto de Ezeiza.

Actuaron en el Circo Mágico de Carlitos Balá y en el Show de Mirtha Legrand. Visitaron escuelas y hospitales públicos. En 1979, Guy Williams regresó a Buenos Aires para producir sus propios shows, junto a Fernando Lúpiz, disfrazado como el Capitán Monasterio. El show se presentó durante 2 meses en todo el país, con muy buenas críticas.

El show se repitió en varios circos. Era el número final, donde los niños veían a su héroe pelear con el Capitán Monasterio, disfrutando de la victoria de Guy, en una presentación de 15 minutos. Trabajó en el circo Real Madrid, con gran éxito en Mar del Plata. No pudo realizar una película que sería producida por Palito Ortega, lo que decidió su regreso a Estados Unidos.

Sin embargo, volvió para vivir en Buenos Aires. Un café en “La Biela”, lectura del “Buenos Aires Herald”, caminatas por las calles del barrio de Recoleta, haciendo amigos argentinos. Vivía en su departamento ubicado en Ayacucho 1964. Allí falleció el 6 de mayo de 1989 a los 65 años, víctima de la rotura de un aneurisma cerebral. Sus restos permanecieron en el panteón de la Asociación Argentina de Actores, gracias a las gestiones de Fernando lúpiz. En 1991, su hijo Steve recibió sus cenizas en California. Guy Williams, “El Zorro”, vivió la última parte de su vida en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Guy_Williams

http://fannyriffel.blogspot.com.ar/2010/11/el-zorro-en-la-argentina.html

http://www.pagina12.com.ar/1999/99-05/99-05-07/pag25.htm

Artistas destacados, Los entretenimientos, Personajes de la infancia, Visitas inolvidable, Vivieron en Buenos Aires

GRETE STERN

Grete Stern fue una fotógrafa nacida en Elberfeld, Alemania, el 9 de mayo de 1904.

Estudió en la famosa Escuela de la Bauhaus. En 1923 estudió cursos de dibujo y tipografía, trabajando en Diseño Publicitario y posteriormente se perfeccionó en Berlín con el fotógrafo y matemático maestro Walter Peterhaus.

En el año 1928, junto con Ellen Auerbach, instaló un estudio fotográfico en su departamento dedicándose a tareas publicitarias hasta la llegada del nazismo en 1933. En 1932 conoció en la Bauhaus al fotógrafo argentino Horacio Cóppola, con quien se casó en Londres en 1935.

Viajaron a la Argentina y exhibieron sus trabajos  en los salones de la Editorial Sur, dirigida por Victoria Ocampo, constituyendose en la primera exposición de fotografía moderna realizada en el país, con fotos obtenidas en Inglaterra y Alemania. Luego del nacimiento de su hija en Inglaterras, Grete regresó al país radicándose definitivamente.

Junto al pintor español Luis Seoane, instalaron un estudio en la calle Córdoba 363 para trabajar en fotografía publicitaria, pero fracasó cerrando en 1938. En 1949, Grete y su marido se mudaron a la localidad de Ramos Mejía donde nació su hijo Andrés. En esa casa recibieron a refugiados políticos y exiliados.

En esa época trabajó en el Museo de Antropología dependiente de la Universidad de La Plata, donde documentó los Huacos Chimú - Chancay, y en la diagramación del libro “Buenos Aires” de Horacio Cóppola. Fue el comienzo de la época del diseño de tapas de libros, en la década del 40.

Su primera exposición individual fue en 1943, año de su separación de Cóppola. Durante 14 años realizó un total de 7 muestras dedicadas al retrato. Entre 1948 y 1954 trabajó en la Ciudad de Buenos Aires, relevando la arquitectura de sus patios y fachadas.

Son destacables los trabajos que realizó en colaboración con el sociólogo Gino Germani para la revista “Idilio”, entre los años 1948 y 1951. Germani interpretaba los sueños enviados por las lectoras y Grete realizaba la ilustración fotográfica elaborando 150 montajes fotográficos. Fue una expresión del inconciente social de la época.

Grete Stern fue muy crítica sobre temas como el machismo preponderante y el sometimiento de la mujer. Sucesivas exposiciones no fueron valoradas en sus reales dimensiones. Convocada por Jorge Romero Brest coordinó un Taller de Fotografía en el Museo de Bellas Artes, donde trabajó desde 1956 hasta 1970.

En 1957 fue contratada por la Secretaría de Turismo de Jujuy y dos años más tarde, dictó un seminario de fotografía en la provincia de Chaco, invitada por la Universidad del Nordeste. Residió en la zona durante un año, conociendo en profundidad a la Comunidad Toba. Ganó una beca del Fonfo Nacional de las Artes para el relevamiento fotográfico de las comunidades indígenas de Chaco, Formosa y Salta, registrando sus costumbres, artesanías y vida cotidiana.

En 1958 adoptó la ciudadanía argentina. En 1982 presentó una muestra en Houston, que significó el comienzo del reconocimiento de su obra. Ese año recibió el Premio Konex  como una de las cinco mejores fotógrafas de la Historia Argentina. Falleció en Buenos Aires, el 24 de diciembre de 1999. Esta relevante artista que documentó vida y costumbres de los indígenas del Chaco, dejando un legado de retratos urbanos, vivió en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.avizora.com/publicaciones/biografias/textos/textos_s/0024_stern_gente

http://es.wikipedia.org/wiki/Grete_Stern

Artistas destacados, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

CONSTANCIO C. VIGIL

Constancio Cecilio Vigil, fue un escritor especializado en literatura infantil, nacido en Rocha, Uruguay, el 4 de setiembre de 1876.

Comenzó su carrera periodística a los 15 años creando el periódico “El Derecho” y cuatro años más tarde, el Semanario “La Alborada”. Le siguió el diario “La Ley”, clausurado en 1903 por razones políticas, hecho que decidió su radicación en la Argentina.

En 1904 fundó la revista “Pulgarcito”, que contenía una sección infantil y en 1908 “Germinal”, revista dedicada al  agro. En 1911 fundó, conjuntamente con Alberto Haynes, la revista “Mundo Argentino”. El 7 de marzo de 1918 publicó la revista “Atlántida”, dando origen a la Editorial Atlántida, que llegó a ser líder en el mercado de revistas.

Fue responsable de la aparición de “El Gráfico”, el 30 de mayo de 1919, dedicada a los deportes; “Billiken”, el 17 de noviembre de 1919, dedicada a los niños en edad escolar; “Para Tí”, el 16 de marzo de 1922, dedicada al mundo de la mujer; “Tipperary”, el 18 de aabril de 1928; “Chacra”, en 1930; “El golfer argentino”, en 1931; “Vida nuestra” en 1932. Editó la “Colección billiken” con biografías de los grandes hombres de la historia y la cultura.

Durante toda nuestra vida escolar, estuvimos muy bien acompañados por la revista “Billiken”. En sus páginas, se reflejaron los distintos temas de estudio, que se presentaban en forma paralela al desarrollo del programa lectivo oficial. La coincidencia permitía “enriquecer” las tareas con el agregado de fotos y dibujos publicados, que trasladábamos directamente de la revista al cuaderno de clase, mediante el auxilio de bencina, dejando una reproducción más que aceptable.

En las páginas de “Billiken”aparecía la promoción de los libros y cuentos de Vigil. Entre éstos, “Misia Pepa”, una lora parlanchina; “El Mono Relojero”; “La Hormiguita Viajera”; “La Dientuda”, una ratona; “La Familia Conejola”; “Los Chanchín”; “La moneda volvedora”. Entre los libros se destacaron “Cartas a gente menuda”; “El Erial”, un compendio de reflexiones;”Vida Espiritual”; “Marta y Jorge”, un libro para adolescentes; el famoso “Upa!”, texto para aprender a leer. Muchos de estos cuentos y algunos libros, fueron ilustrados por el dibujante español Federico Ribas.

Constancio C. Vigil falleció en Buenos Aires el 24 de setiembre de 1954. Tres mil escuelas, aulas y bibliotecas llevan su nombre. Este extraordinario periodista, escritor y editor, propuesto para el Premio Nóbel de la Paz, vivió en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Constancio_C_Vigil.

http://www.enlacesuruguayos.com/Billiken.htm

El exilio, La educación, La infancia, Vivieron en Buenos Aires

FEDERICO RIBAS

Federico Ribas Montenegro fue un dibujante y publicista español, nacido en Vigo, Galicia, el 26 de Octubre de 1890.

En 1908 llegó a Buenos Aires como un inmigrante gallego más, dedicándose al dibujo. Se relacionó con los dibujantes españoles José María Cao, pionero del humor gráfico en la prensa argentina, y Juan Carlos Alonso.

Fue uno de los grandes dibujantes de “Caras y Caretas”, “PBT” y otras revistas argentinas del Siglo XX como “Papel y Tinta”, “Crónicas de oro” y el periódico “Última Hora”, en la excepcional época de la industria gráfica argentina, aliada con la escritura periodística.

En 1912 viajó a París, donde se desempeñó como Director Artístico de la revista “Mundial”: También colaboró con “Le Rire” y “Elegances”. A raíz del comienzo de la Primra Guerra Mundial, volvió a España desarrollando actividades de ilustrador y dibujante en las importantes revistas “La Esfera”, “Nuevo Mundo” y “Blanco y Negro”.

Sentó las bases de la publicidad española al ser contratado por la Perfumería “GAL”, para realizar los anuncios y carteles para las campañas publicitarias, a partir del año 1916. Los más bellos carteles los realizó para los vinos “Jerez de la Frontera”, de las bodegas del “Marqués del Real Tesoro”.

En 1923 publicó viñetas en el “Faro de Vigo” y desde 1925, en “El Pueblo Gallego”. En 1929 fue director de una gran empresa de publicidad, cargo que se truncó con el comienzo de la Guerra Civil. El alzamiento contra la República del 18 de junio de 1936, lo sorprendió en Vigo. Decidió embarcarse hacia Argentina, llegando al puerto de Buenos Aires el 7 de noviembre de 1936.

Sus brillantes antecedentes y el recuerdo de su anterior estadía, motivó su contratación por parte del periodista uruguayo Constancio C. Vigil, siendo nombrado Director artístico de la  prestigiosa revista “Atlántida”. Denunció el terror franquista en Pontevedra, colaborando con su compañero en “Caras y Caretas”, Luis Seoane.

En la década del 40, ilustró varios libros de Constancio Vigil: “El niño y la música”, “El mono relojero”, “Alma nueva”, “El hombre y los animales”, “Botón tolón”, “La escuela de la Señorita Susana”, “Marta y Jorge”, “Muñequita”, “La educación del hijo” y “Los enanitos jardineros”. A fines de 1949, regresó a Madrid, España, recomenzando sus tareas publicitarias.

Sus dibujos influenciaron la moda y el maquillaje femenino. La obra de Federico Ribas se conserva en museos de Galicia y en las colecciones y archivos de “Prensa Española”. Falleció en Madrid el 11 de setiembre de 1952. Federico Ribas, uno de los grandes artistas gráficos españoles, vivió durante el primer tercio del Siglo XX en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.jerezsiempre.com/index.php/Federico_Ribas_Montenegro.

http://www.lahistoriadelapublicidad.com/protagonistas_ficha.php?codnot=312

Artistas destacados, El exilio, La inmigración, Vivieron en Buenos Aires

HUGO GUERRERO MARTHINHEITZ

Hugo Guerrero Marthinheitz (Hugo Tomás Tiburcio Adelmar Guerrero de Avila Marthinheitz), fue un locutor peruano que nació en Lima, Perú, el 11 de agosto de 1924.

Comenzó su carrera en Perú, como adaptador de novelas para radioteatro, redactor de noticieros, operador y locutor comercial, transformándose en una estrella de la radiofonía peruana. A los 26 años viajó a Chile, a fin de mejorar el manejo de su voz, en la Escuela de Teatro Experimental de la Universidad de Chile.

En 1953 se trasladó a Buenos Aires, donde permaneció sin éxito durante una semana. Viajó a Montevideo, trabajando en Radio Carve con gran éxito a raiz de lo cual, regresó a Argentina en 1955, presentando su programa “El Club de los discómanos”.

Fue una verdadera revolución en el mundo radial. Con un armado distinto, nuevas modalidades en la emisión de la música grabada, con una selección excelente de temas, difundiendo más de un tema por vez, sin interrupción, algo impensable para esa época. Era la emisión de “su música”, previamente grabada.

En 1956, fue el presentador de Louis Amstrong, durante su visita a Buenos Aires, en ocasión de su actuación en el Gran Cine Ópera. A partir de 1967, presentó “El Show del minuto”, que llegó a tener una duración de 6 horas. Comentarios mordaces, silencios largos o larguísimos y una carcajada extraña, ya que se reía para adentro, fueron algunas de las características que destacaron a este innovador.

La difusión de la obra de Hugo Díaz, el extraordinario folklorista santiagueño, enriquecida con sus sabrosos comentarios, eran un instante de especial calidad, realmente inolvidable. Guerrero Marthinheitz fue el ejemplo de la libertad creativa, en la radio y también en la televisdión, en la que se destacó con su ciclo “A solas”, en el que entrevistaba a una personalidad, donde se preguntaba mucho y se hablaba de todo.

Se casó en 3 oportunidades y tuvo un hijo en cada matrimonio: María Gabriela, Diego y Hugo respectivamente. En 1975 se hizo ciudadano argentino. La expresión de su pensamiento y sus convicciones le significaron en muchas oportunidades, el levantamiento de sus programas y las severas críticas de gobiernos civiles y militares.

La última etapa de su vida fue dura y muy difícil. Quedó sin trabajo, se separó de su tercera esposa y fue tratado por un cáncer de vejiga. El 21 de agosto de 2010, a los 86 años, falleció en el Hospital de Clínicas de Buenos Aires. Hugo Guerrero Marthinheitz, locutor y presentador, fue uno de los máximos referentes en la historia de la radiofonía argentina de aquel Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Hugo_Guerrero_Marthinheitz

La Razón, 21 agosto 2010.

Audiciones Radiales, La radio, Vivieron en Buenos Aires

VICENTE SCARAMUZZA

Vicente Scaramuzza fue pianista, compositor y maestro de piano, nacido en Crotone, Italia, el 19 de junio de 1885.

Estudió música en el Conservatorio de San Pietro a Maiella, en Nápoles. Llegó a la Argentina en 1907, con un contrato por 4 años, continuando sus estudios en la Academia Santa Cecilia, pero terminó radicándose definitivamente en Buenos Aires.

Se casó con Sara Bagnati y juntos en 1912, abrieron en Buenos Aires la “Academia Scaramuzza”. Su primera etapa la desarrolló como pianista, en Argentina y en Europa, brindando recitales hasta el año 1919.

Foto: El Maestro con Silvia Kersembaum en 1960.

Comenzó su etapa docente en 1923, dando comienzo al desarrollo de una excepcional y brillante etapa pedagógica, formando pianistas que se destacaron en los escenarios del mundo. Fue un maestro de la interpretación: serio, sereno, equilibrado, calmo y modesto, que no escribió su doctrina del piano.

Fue reconocido como el creador de su propia escuela, una evolución de la escuela napolitana. Acostumbró dejar anotaciones detalladas en los márgenes de las partituras que empleaban sus alumnos, cuya recopilación sería un valioso texto para pianistas. Fue un hombre de trabajo que durante 60 años, estuvo recibiendo jóvenes y despidiendo concertistas de piano.

A juzgar por la calidad de sus alumnos, Scaramuzza formó una serie de pianistas célebres a nivel nacional e internacional, tales como Francisco Amicarelli, Raúl Spivak, Antonio de Raco, Roberto Locatelli, Marisa Regules, Roberto Casto, Enrique Baremboin, Haydee Helguera, María Rosa Oubiña, Osías Wilenski, Martha Argerich, Bruno Gelber, Silvia Kersembaum. En la música tanguera formó a Osvaldo Pugliese, Horacio Salgan y Beba Pugliese.

Este indiscutido maestro falleció en Buenos Aires el 24 de marzo de 1968. Vicente Scaramuzza fue uno de los fundadores de la tradición pianística argentina, que vivió en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Vicente_Scaramuzza

http://irenemaria.tripod.com/uno.htm

NISTA, COMPOSITOR Y MAESTRO DE PIANO

Artistas destacados, Vivieron en Buenos Aires

BENT LARSEN

Bent Larsen nació en Tilsted, Dinamarca, el 4 de marzo de 1935.

Comenzó a jugar ajedrez a los 6 años. A los 12 años frecuentó un club de ajedrez donde mejoró su juego, al enfrentar a jugadores más experimentados. Fue el mejor ajedrecista de su país y uno de los 10 mejores del mundo.

A los 14 años se trasladó a Copenhague a fin de mejorar su juego y continuar los estudios. En 1954 ganó el campeonato de Dinamarca, actuación que se repitió durante 10 años consecutivos. Obtuvo el título de Maestro Internacional y en 1956 ganó la medalla de oro por su actuación en el Primer tablero, en las Olimpíadas desarrolladas en Moscú, colocándose delante del campeón mundial Mikhail Botvinnik, por lo que obtuvo el título de Gran Maestro.

Las décadas del 60 y 70 fueron las más favorables. Su juego se caracterizó por ser agresivo, con el desarrollo de aperturas antiguas, de la época romántica. Disputó el Torneo de Candidatos en 3 oportunidades, cayendo en las semifinales en 2 oportunidades: en 1965 con Mikhail Tal y en 1968, con Boris Spassky.

Participó en el duelo URSS vs Resto del Mundo en 1970, ocupando el Primer tablero. Escribió el libro “Jugando a ganar”, donde quedan documentados los principios de su estilo de juego.

En 1982 se radicó en Argentina, cuando conoció a Laura en Mar del Plata, con quien se casó, ambos en segundas nupcias. Participó en torneos locales y dedicó el último período de su vida a comentar partidas magistrales con sesudos análisis, publicados en medios periodísticos de primera línea. Falleció en Buenos Aires el 9 de setiembre de 2010.

Bent Larsen, el mejor ajedrecista danés de todos los tiempos, vivió más de un cuarto de siglo en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://es.chessbase.com/home/Tabla/55/Probed/8755

http://www.ajedrezdeataque.com/04articulos/27Larsen/Larsen.htm

Los entretenimientos, Los juegos, Vivieron en Buenos Aires

EL EXILIO ESPAÑOL REPUBLICANO Y EL DIARIO CRÍTICA

La Guerra Civil Española, desarrollada entre los años 1936 y 1939, fue factor decisivo del exilio en la Argentina, de destacados profesionales e intelectuales españoles, que intentaron encontrar un sitio donde continuar sus actividades de docencia e investigación.

La Argentina, que había recibido a millones de inmigrantes desde 1880, cerró sus puertas a partir de 1930 para la llegada de judíos y exiliados republicanos. Argentina era el país ideal para los grupos intelectuales que llegaban de España. Los exiliados recordarían siempre la amabilidad del pueblo de Buenos Aires a su llegada, que los recibió con los brazos abiertos.

El gobierno argentino mostró poca predisposición para recibir exiliados republicanos, e incluso reformó los mecanismos de control para evitar su entrada al país. Se aconsejó no otorgar el visado si no se contaba con el certificado de buena conducta, que el gobierno de España no les otrogaría. Incluso se negó el ingreso a personas que ya tenían otorgado el permiso de desembarco. Miles de solicitudes de exiliados en Francia, fueron rechazadas.

El 5 de noviembre de 1939, llegó al puerto de Buenos Aires el transatlántico francés “Masilia”, transportando cientos de exiliados entre los que se encontraban 60 intelectuales, artistas, médicos, escritores como Rafael Alberti y María León, y cineastas republicanos como Gori Muñoz y Salvador Valverde.

Natalio Botana, director y dueño del diario “Crítica”, facilitó la estadía del grupo en Buenos Aires proporcionándoles a cada uno, un sobre conteniendo dinero para 2 meses, producto de haber ganado en el Hipódromo Nacional con su caballo “Romántico”, el “Gran Premio Carlos Pellegrini”.

La redacción del diario “Crítica”, vocero del bando republicano, fue un territorio frecuentemente transitado por los exiliados españoles. El diario de Natalio Botana, ubicado en la Avenida de Mato 1333, fue un medio de propaganda para la difusión de la causa. Fueron muchos los exiliados que recibieron su ayuda.

Botana organizó colectas populares para la Cruz Roja Española. Suscripciones populares a favor de la Comisión de Apoyo a los Intelectuales Españoles (C.A.I.E.), entidad clave para lograr el ingreso a la Argentina, de los científicos, profesores y universitarios alojados en los campos de concentración franceses.

Fueron importantes los reclamos al Gobierno Argentino para que se otorgaran visas a los exiliados españoles, a quienes se los consideraba una amenaza subversiva. También los diarios “La Prensa” y “La Nación”, acogieron a muchos de estos exiliados, quienes pasaron a integrar la plana habitual de redactores y editorialistas.

Los encuentros entre los bandos profranquistas y republicano se verificó en el escenario de la Avenida de Mayo, donde se enfrentaron primero de palabra, después a puñetazos, culminando con sillazos, provenientes de los cafetines de la zona, hasta que la policía los separaba.

La República Argentina se benefició con la llegada de expertos en distintas areas de la Ciencia y de las Artes, que ubicados en instituciones del país, prestigiaron con su conocimiento y experiencia, el desarrollo y perfeccionamiento de diversas disciplinas, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/medios-españoles-en…

http://www.informedoc.com.mx/cultura/2009/151611/6/buenos-aire…

El exilio, La inmigración, Los diarios, Realidades argentinas, Vivieron en Buenos Aires

MIGUEL NAJDORF, PADRE DEL AJEDREZ ARGENTINO.

Miguel Najdorf nació en Mazowlecki Grodzisk, Polonia, el 15 de Abril de 1910.

Aprendió a jugar ajedrez a los 9 años, a los 14 se perfeccionó con Akiba Rubinstein y a los 20 años era Maestro Internacional. Discípulo del jugador Savielly Tartakower, obtuvo el título de profesor de matemáticas, algo que deseaba su familia, pero fue Tercer tablero de Polonia en 1935.

Participó al año siguiente en la Olimpíada de Munich, donde obtuvo la medalla de oro en su tablero. En Agosto de 1939 llegó a Buenos Aires integrando la delegación polaca para participar en la 8a. Olimpíada de Ajedrez.

El 1º de Setiembre de 1939, estalló la Segunda Guerra Mundial con la invasión alemana a Polonia, tomando la determinación de quedarse en Buenos Aires, al igual que la mayoría de los participantes europeos. Quedaban en Polonia su esposa, su hija, sus padres y sus cuatro hermanos, a quienes no volvería a ver. Todos murieron en un campo de concentración.

Comenzó a enseñar ajedrez en el Club Newells Old Boys de Rosario, mientras vivía en una improvisada habitación ubicada debajo de una tribuna, en el estadio del Parque Independencia. Viajó a distintas ciudades del país enseñando ajedrez. También se dedicó a la compra y venta de mercaderías y posteriormente, fue vendedor de pólizas de seguros.

En Octubre de 1943, marcó el record mundial de partidas simultáneas a ciegas contra 40 tableros, jugando en el Círculo de Obreros de Rosario; ganó 36, empató 1 y perdió 3, pero el record no fue homologado. En 1944 se nacionalizó argentino. Repitió el intento en 1947 en San Pablo, ante 45 tableros; venció en 39, empató en 4 y perdió en 2. Fue homologado internacionalmente y nunca fue igualado.

Durante la Segunda Guerra Mundial solo jugó en Argentina y Uruguay. Finalizada la Guerra regresó a Polonia constatando la desaparición de toda su familia. Regresó al país y en la ciudad de Bahía Blanca realizó otra hazaña en 1947 jugando simultáneas contra 202 tableros. Venció en 187, empató en 12 y perdió en 3.

Su fe en la vida lo llevó a rehacer una familia casándose con Adele, con quien tuvo 2 hijas: Mirta, Liliana y 5 nietos. Ganó el Campeonato Argentino en 8 oportunidades. En total, ganó 52 torneos internacionales. Participó en varias Olimpíadas Internacionales representando primero a Polonia y luego, a la Argentina, siempre en el primer tablero.

En 1950, la FIDE le otrogó el título de Gran Maestro Internacional. Jugó contra 11 de los 19 Campeones Mundiales de ajedrez, venciendo a Vassily Smyslow, Tigran Petrosian, Mijail Botwinnik, Mijail Tal y Bobby Fischer. También enfrentó a figuras internacionales como Winston Churchill, el mariscal Tito, Fidel Castro y Ernesto “Che” Guevara, entre otros.

El “Viejo”, como lo llamaban, fue el referente del ajedrez argentino y uno de los maestros más valiosos para las nuevas generaciones. A partir de 1971, comenzó a publicar los días sábado en “Clarín”, sus notas muy amenas, donde analizaba partidas y contaba anécdotas. Siempre que nos era posible, leíamos esa columna, era imperdible. El “Viejo” conocía a todos y todos le conocían.

En las décadas de 1940/1950, fue uno de los mejores ajedrecistas del mundo. Najdorf hablaba 8 idiomas. En español, siempre pronunciaba la letra “R” como “GUE”. De voz estridente y firme, era sumamente cordial. Lo hemos escuchado en entrevistas televisivas, disfrutando de sus opiniones experimentadas. Nunca olvidaremos la época de oro para Argentina, ocupando el Tercer lugar en las competencias internacionales, con un equipo que integraba junto a Oscar Panno, Erick Eliskases y J. Bolbochán. Falleció en Málaga, el 4 de Julio de 1997.

La creatividad, la agresividad, el talento y la pasión, fueron las características de este gran campeón polaco argentino que vivió en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.taringa.net/posts/noticias/10251360/Miguel-Najdorf.html

http://www.fasbo.com.ar/miguel-najdorf.htm

El exilio, Los entretenimientos, Vivieron en Buenos Aires

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda