El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

Vivieron en Buenos Aires

JACK, EL DESTRIPADOR

Jack el Destripador, fue un asesino de cinco prostitutas entre agosto y noviembre de 1888 en Whitechapel, Londres.

Fueron múltiples e inútiles las investigaciones de Scotland Yard para hallar al autor de los crímenes, por lo que el caso se cerró en 1892. La identidad de Jack el Destripador se transformó en un misterio. Investigaciones periodísticas inglesas señalaron que escapó en barco hacia la Argentina, llegando a Buenos Aires en el mes de enero de 1889.

El periodista inglés Leonard Matters, que se desempeñó como Jefe de Redacción del diario Buenos Aires Herald, publicó en Londres, en 1929 el libro “El misterio de Jack el Destripador”. Allí señaló que el asesino era un médico conocido como Dr. Stanley, que cometió los crímenes como consecuencia de la muerte de su hijo, enfermo de sífilis por contagio con una prostituta de la que estaba enamorado.

La  información también mencionó que era dueño en Buenos Aires del “Sally’s Bar”, ubicado en la calle 25 de Mayo, próximo al puerto, uno de los tantos locales similares de la zona, frecuentado por marineros, prostitutas y delincuentes. El Dr. Stanley continuó ejerciendo la medicina hasta el día de su muerte en 1926, siendo enterrado en el cementerio del Oeste, en el barrio de Chacarita.

Otra hipótesis importante, escrita por el criminólogo y escritor Juan Jacobo Bajarlía, se publicó en un artículo de la revista “Ellery Queen’s Mystery Magazine”. Destacó que el financista argentino Alfonso Maroni, vivió en Londres durante la época de los crímenes en Whitechappel, realizando actividades bursátiles gestionadas por la Greeshan House.

Falleció en 1929. Su secretario privado reveló que lo había ayudado a cubrir el rastro de los cinco homicidios. Bajarlía señaló que Jack el Destripador murió en un hotel de la calle Leandro Alem, frente a la plaza Roma, en octubre de 1929 a la edad de 75 años.

Lo cierto es que según estas versiones, Jack el Destripador vivió y murió en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Amaya S. Jack el Destripador ¿era argentino?. La Nación 06-02-2013.

TKM Chile. Jack ek Destripador murió en Argentina. 08-05-2016.

Vivieron en Buenos Aires

PAUL MISRAKI

Paúl Misraki nació en Constantinopla (ahora Estambul), Turquía, el 28 de enero de 1908.

Comenzó a ejecutar el piano a los 4 años de edad. Viajó a París donde se crió y educó. Estudió música clásica, pero se sintió atraído por el jazz, especialmente por la música de George Gershwin y Cole Porter.

Se desempeñó como pianista y arreglador en la orquesta de jazz de Ray Ventura, la más popular de Francia en la década del 30. En 1934 escribió la canción “Todo va bien, Señora Marquesa”, un éxito rotundo con el que alcanzó gran popularidad en Francia.

Escribió canciones para los cantantes de la época y música para películas. Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, salió de Francia con destino a Sud América, llegando a la Argentina en 1942, proveniente de Montevideo, Uruguay, junto con la Banda de Ray Ventura.

Su estancia en Buenos Aires se prolongó hasta fines del año 1944. Su intensa actividad quedó reflejada en la música compuesta para siete películas; “Stella” y “Eclipse de Sol” en 1943.  ”Siete mujeres”, “La importancia de ser ladrón”, “Delirio”, “El fin de la noche” y “La casta Susana” en 1944. En julio de 1944 se estrenó la comedia musical “Si Eva se hubiese vestido”, de Sixto Pondal Ríos y Carlos Olivieri, con música de Misraki.

Es reconocido el éxito obtenido con los boleros “Final” y especialmente “Una mujer”, cuyos versos dicen: “La mujer que al amor no se asoma / no merece llamarse mujer…”, versos que han dado la vuelta al mundo. Después de la Liberación de Francia regresó a París. Durante la década del 50 compuso en Hollywood la música de películas para Ives Allegret, Jacques Becker y Orson Welles.

En la década del 60, de regreso a Francia, trabajó para los directores Jean Luc Godard, Jean Pierre Melville y Claude Chabrol, entre otros. Escribió 185 canciones, en idiomas francés, inglés y español, y compuso la música de más de 160 películas. En 1965 publicó su libro “Los extraterrestres”.

Continuó trabajando hasta su muerte ocurrida en París, el 30 de octubre de 1998.  Fue nombrado Caballero de la Legión de Honor y Oficial de las Artes y de las Letras. Paul Misraki, brillante músico y compositor, escribió la música de siete películas argentinas y vivió 3 años en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Shoo E. Una flor para Paul Misraki. La Nación, 14-11-1998.

https://es.wikipedia.org/wiki/Paul_Misraki

Artistas destacados, El cine, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

GORI MUÑOZ

Gregorio Muñoz Montoro, Gori Muñoz, nació en Benicalap, Valencia, España, el 26 de julio de 1906.

Estudió Bellas Artes y Arquitectura en Madrid y trabajó como ilustador y decorador. Al finalizar la Guerra Civil Española, se embarcó desde Francia en el buque “Massilia” y se exilió en Buenos Aires, donde realizó la mayor parte de su obra como escenógrafo y dibujante.
Trabajó como escenógrafo en el teatro español en el exilio y en el cine argentino, integrando la escenografía con lo que sucedía en la película y diseñando el vestuario. Su habilidad para describir ambientes de todo tipo, estaba basada en minuciosos bocetos, producto de un estudio muy profundo.
Debutó como escenógrafo del cine nacional en la película “Canción de cuna”, en 1941, bajo la dirección de Gregorio Martínez Sierra, la primera de la larga serie de 194 películas en las que dejaría su sello inconfundible de creatividad y estilo, enriqueciendo el contenido de cada una de ellas.
Trabajó en “Estudios San Miguel”, a partir de la película “Juvenilla”, destacándose la reconstrucción que hizo del Colegio Nacional Buenos Aires, de sus patios y su claustro. Fue el comienzo de una colaboración inolvidable para la época de mayor esplendor del cine argentino, que lo catapultó a liderar el cine latinoamericano.
Fueron exclusivas las reconstrucciones históricas realizadas para las películas “La dama duende”, “Rosa de América” y “La barra de la esquina”. Integró una trilogía única junto a Raúl Soldi y Ralph Pappier, que revolucionó el arte de la escenografía nacional, mejorando los resultados fotográficos y sonoros.
Luego de una extensa y fructífera carrera artística, falleció en Buenos Aires, el 27 de agosto de 1978. Gori Muñoz, el gran contribuyente a la evolución de la escenografía en el cine argentino, vivió en Buenos Aires, en aquel Buenos Aires que se fue.

Fuentes: Ranzani, O. Bocetos para una historia cambiante. Página 12. 26 oct. 2006.
https://es.wikipwdia.org/wiki/Gori_Muñoz

Artistas destacados, El Teatro, El cine, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

LA DAMA DUENDE

“La dama duende” es una película en blanco y negro, del año 1945, dirigida por Luis Saslavsky.

Estuvo rodeada de características muy especiales por la participación en todos los rubros, de exiliados españoles que vivían en Buenos Aires. Para el guión Saslavsky eligió a la escritora y poetisa María Luisa León, que lo escribió con la coautoría de su esposo, el poeta y pintor Rafael Alberti.
Actores como Enrique Álvarez Diosdado, perteneciente a la compañía de Margarita Xirgu, integró la pareja principal con la actriz argentina Delia Garcés.
En el resto de elenco hallamos a Antonia Herrero, Amalia Sánchez Ariño, Paquita Garzón, Helena Cortesina, Manuel Perales, Alejandro Maximino, Andrés Mejuto, Ernesto Vilches, Francisco López Silva, Manuel Collado Montes, todos españoles.
La fotografía fue responsabilidad de José María Beltrán y la música fue compuesta por Julián Bautista, ex profesor del Conservatorio de Madrid y autor de la música de más de 50 películas argentinas.
Los decorados fueron obra del veneciano Gori Muñoz. Todos los mencionados integraron un selecto grupo de artistas y colaboradores directos de primer nivel, que tuvieron la oportunidad de continuar en Buenos Aires, las tareas con las que se distinguieron en su España natal.
“La dama duende” fue un arma esgrimida contra el general Franco. Su presentación en el “Primer Certamen Cinematográfico Hispanoamericano” celebrado en Madrid en 1948, no recibió ningún premio, los actores exiliados fueron censurados y se prohibió su proyección en España.
“La dama duende” fue una película realizada en los “Estudios San Miguel” de Argentina en el año 1944. Ganó cinco “Premios Cóndor de Plata” 1946, incluido el de la mejor película, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/La_dama_duende_

Artistas destacados, El cine, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

ANTOINE DE SAINT- EXUPÉRY

Antoine de Saint-Exupery fue un novelista y aviador francés nacido en Lyon, Francia, el 29 de junio de 1900.
En 1926 comenzó a trabajar como piloto comercial para Aeropostale, en la ruta Toulouse - Rabat. El 12 de octubre de 1929 llegó a la Argentina, designado por la Compañía General Aeropostal Francesa como Director de la flamante filial Aeroposta Argentina, la primera compañía de aviación argentina.

Su misión fue la de establecer nuevas rutas entre la Patagonia y distintos puntos del país y América del Sur, así como la de negociar tratados comerciales para transportar correspondencia y, en algunas ocasiones, pasajeros.
El primer vuelo se realizó el 20 de octubre de 1929, entre Comodoro Rivadavia y Buenos Aires. Sus vuelos en la soledad de la Patagonia, fueron la fuente de inspiración para su libro “Vuelo Nocturno”, publicado en Francia en 1931, que le valió el premio francés “Prix Femina”.
Vivió en Buenos Aires desde noviembre de 1929 hasta enero de 1931, en un departamento de dos ambientes ubicado en el 6º piso de la Galería Güemes, en la ciudad de Buenos Aires, con una terraza que frecuentaba para fumar.
En una oportunidad, trajo una foca desde Trelew, a la que ubicó en su bañera, con el agregado de barras de hielo. La alimentaba con pescado, provocando la queja de los vecinos a causa del mal olor.
La impresión que le causaron los paisajes patagónicos, quedaron plasmados en la correspondencia que mantuvo con su madre. Inauguró la ruta Bahía Blanca a Río Gallegos. En 1930 conoció a su musa y gran amor, la escritora salvadoreña Consuelo Suncin, con quien se casó al regresar a Francia en 1931. Fue un matrimonio tormentoso, por las ausencias e infidelidades de Saint-Exupery.

En enero de 1931, regresó a Francia para disfrutar su período de vacaciones y casarse, pero la Aeroposta Argentina quebró y Saint-Exupery no regresó a la Argentina. En el año 1938, intentó unir en vuelo Nueva York con Tierra del Fuego, pero un accidente en Guatemala, lo dejó postrado en cama, escribiendo su obra premiada “Tierra de Hombres”.
Al comenzar la ocupación alemana en Francia, viajó a Nueva York, donde permaneció más de dos años. Escribió “El Principito”, el clásico de la literatura infantil, considerado el mejor libro francés del siglo XX.
Falleció el 31 de julio de 1944, al ser abatido su avión P-38 Lightning, mientras realizaba un vuelo de reconocimiento en la isla de Riou, sobre la costa de Marsella. Antoine de Saint-Exupéry, pionero de la aviación comercial en la Argentina, vivió 15 meses en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://hipertextual.com/2012/06/saint-exupery
http://www.patagonia-argentina.com/saint-exupery-en-la-patagonia
http://www.alohacriticon.com/literatura/escritores/antoine-saint-exupery
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/s/saint_exupery.htm

Realidades argentinas, Vivieron en Buenos Aires

INGEBORD MELLO, REPRESENTANTE DEL ATLETISMO ARGENTINO

Ingebord Mello de Preiss nació en Alemania el 4 de enero de 1919.

Emigró al país en el año 1938, a los 19 años de edad, huyendo del nazismo. Se incorporó al atletismo argentino donde descolló en el lanzamiento del disco y la bala.

Su trayectoria atlética se verificó en las décadas del 40 y 50, llegando a convertirse en la máxima figura del equipo nacional, en especial durante la época del gobierno peronista. Sus mejores registros en el lanzamiento del disco y de la bala, los obtuvo en esa época.

Si bien representaba al club San Lorenzo de Almagro, tuve la oportunidad de asistir a sus entrenamientos en la pista de atletismo del club River Plate, en el año 1947. Con un buzo azul oscuro y pantalón negro, Ingebord Mello hacía prácticas con la bala en un sector de la pista de color negro que rodeaba el perímetro de la cancha, con sus 6 andariveles. Conocía su rostro, que aparecía frecuentemente en los portales de las revistas deportivas, especialmente en “El Gráfico”.

Debutó oficialmente el 25 de marzo de 1939 con el lanzamiento de la bala, logrando el primer récord argentino el 28 de octubre de 1941. Fue representante olímpica en 2 ocasiones: en Londres en 1948 y en Helsinki, en 1952. Campeona panamericana en lanzamiento del disco y la bala, compitió hasta 1969, cumplidos los 50 años de edad.

Falleció a los 90 años en Buenos Aires, el 25 de octubre de 2009. Ingebord Mello fue la máxima figura del atletismo nacional durante dos décadas, cosechando 7 medallas de oro, 3 de plata y 15 de bronce en campeonatos argentinos, sudamericanos, iberoamericanos, y panamericanos.

Fue una temible competidora, capaz de superar a sus adversarios en el último intento. Esta gran atleta lanzadora de Argentina, vivió en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: https//www.elkilometro.com/foro/viewtopic.php?=20245&sid=12634

http://www.nacion.com/2009/octubre/31/obituario2143254.html (Spring 2014). pp 5-39

Nashim: A Journal of Jewish women’s studies & Gender Issues, Nº 26

La inmigración, Realidades argentinas, Vivieron en Buenos Aires

RENÉ GOSCINNY

René Goscinny fue un guionista y editor de historietas francesas que nació en París, el 14 de agosto de 1926.

En 1927, su padre Stanislaw Goscinny, un ingeniero químico polaco de origen judío, obtuvo empleo en la “Jewish Colonization Association”, creada por el Barón Maurice Hirsch, con el cargo de gerente en Buenos Aires.                                                                                                                            

Llegó con su esposa y sus hijos René y Claude en 1928. Vivió en la calle Sargento Cabral 875, cerca de la plaza San Martín. Goscinny estudió en el College Francais, ubicado en la calle Pampa al 1800, en donde su padre era profesor. Sus experiencias colegiales , fueron responsables de la creación de algunos personajes de la serie “El pequeño Nicolás”, ilustradas por Sempe.

En 1943 obtuvo el título de bachiller a los 17 años, y a los pocos días falleció su padre, hecho que lo obligó  buscar trabajo; primero en una empresa que reparaba neumáticos y al poco tiempo , ingresó como dibujante en una empresa de publicidad.

En sus cuadernos quedaron registradas caricaturas políticas, dibujadas durante la Segunda Guerra Mundial, en las que representó a las figuras protagonistas durante ese período. Entre 1944 y 1945 publicó ilustraciones en los boletines internos del desaparecido Colegio Francés: “Notre voix” para los alumnos y “Quater Latin”, para los ex alumnos.

En Octubre de 1945 emigró a Nueva York junto a su madre, continuando con las tareas de dibujo iniciadas en Buenos Aires. Asentado posteriormente en París, en 1951 conoció a Jean Michel Charlier y Albert Uderzo y en 1959 editó la revista “Pilote”, en la que aparecieron el 29 de octubre de 1959, las aventuras de Asterix y su inseparable Obelix, con dibujos de Alberto Underzo y guión de René Goscinny.

Goscinny descubrió en Buenos Aires su pasión por la historieta. Fue contemporáneo de la aparición de la historieta “Patoruzú” y se ha establecido una relación entre el papel que pudo desempeñar el indio Patoruzú en el engendro de Asterix el galo. Las similitudes en el carácter de los personajes y los diseños de Upa y Obelix estarían estrechamente relacionados.

Las simpatías de Goscinny por el Racing Club, quedaron reflejadas en el pantalón de Obelix, a grandes rayas celeste y blanco. No es extraño que personajes de ficción se inspiren entre sí o deriven unos de otros. Tanto Asterix como Patoruzú luchaban contra el mal, poseían una fuerza descomunal y facultades sobrehumanas, enmarcados en una historia de ficción. Es acertado pensar en la inequívoca influencia que tuvo Patoruzú en la creación de Asterix.

Patoruzú y Asterix representan personajes indígenas que se resisten al invasor. Son héroes que representan a sus países. Los parecidos entre Asterix y Patoruzú, Obelix y Upa, la Chacha y el cocinero de jabalíes en la campiña gala, denotarían la influencia de estas historietas de Dante Quinterno.

Hay que resaltar la influencia destacada en la creación del personaje Oum-pah-pah, aparecido en la revista “Pilote”, un producto de la sociedad Goscinny - Uderso; un indio de pata ancha que defiende un pueblito en el lejano oeste contra la colonización de los blancos. Este personaje, que antecedió a los posteriormente famosos Asterix y Obelix, explica más en detalle la calidad y el grado de influencia de los dibujos de Quinterno, en la época de gloria de Patoruzú.

René Goscinny falleció en París, el 5 de noviembre de 1977, a los 51 años, uno de los grandes guionistas de la escuela franco belga en el género historieta durante el siglo XX, que vivió una infancia y adolescencia feliz en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Rene_Goscinny

Pérez, Martin: La vida antes de Asterix. Página 12, 26 Oct 2008.

http://www.alohacriticon.com/viajeliterario/article1137.html

Rey I: la nostalgia imposible. La Nación 29-04-2015.

http://www.diarioelpeso.com/anteriores/2009/06112009/FR_061109_AsterixPatoruzu.php

http://historietas-cine-teatro-por-dao.blogspot.com.ar/2006/07/quinterno-y-goscinny-patoruz-y-un-

Cuando Asterix plagió a Patoruzú. La Nación 05-01-2003

Artistas destacados, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

TAMARA GRIGORIEVA

Tamara Sidorenko, conocida como Tamara Grigorieva, fue una bailarina de ballet nacida en San Petersburgo, Rusia, en el año 1918.

En 1926 se escapó de Rusia junto a sus padres y hermanos, con destino a Francia. Comenzó su formación en París con George Balanchine y Olga Preobrayenska, primera bailarina del Ballet Marinskii. Debutó profesionalmente en “Les Ballets” de Balanchine, en 1933. Posteriormente ingresó en los “Ballets Russes de Montecarlo”, estableciéndose finalmente en el “Grupo del Coronel Basil”, con el cual llegó en gira a Buenos Aires, en el año 1942 debutando en el Teatro Politeama y radicándose en Buenos Aires.

A las pocas semanas, bailaba en el Teatro Colón donde fue primera bailarina, dominando la escena, destacando su hermosura y elegante clasicismo. Años más tarde se unió al Ballet Estable. Fue también coreógrafa, repositora y una excelente maestra de baile, en las temporadas 1947-1948 y 1956-1957.

En 1950 se nacionalizó argentina. Se retiró de los escenarios asumiendo la Dirección Artística en el Ballet del Sodre, de Montevideo, el Ballet del Teatro Argentino de La Plata y el Ballet del Teatro Colón, donde realizó su última tarea en 1990, dirigiendo junto a Mario Galizzi.

Contrajo matrimonio con el regisseur Vova Grigorieff, que se desempeñó durante un lapso prolongado como Secretario General de los Ballets Russes. Falleció en Buenos Aires el 19 de junio de 2010, a los 92 años de edad.

Tamara Grigorieva, una de las más fieles representantes del ballet tradicional ruso, fue una gran personalidad del ballet en la Argentina, que vivió en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.danzaballet.com/modules.php?name=News&file=article

http://www.clarin.com/espectaculos/danza-días-luto-o-291571031.html

http://www.danzaballet.com/muere-la-bailarina-Tamara-Grigorieva/

Artistas destacados, El Teatro, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

QUIRINO CRISTIANI, PIONERO DEL CINE DE ANIMACIÓN

Quirino Cristiani fue el pionero del cine de animación, nacido en Santa Giuletta, Pavia, Italia, el 2 de julio de 1896.

En 1900 llegó con sus padres y hermanos a Buenos Aires, estableciéndose en la Argentina. Desde muy joven fue un apasionado por el dibujo. Durante su época de estudiante secundario, tuvo como maestros a Lorenzo Gigli y Alfredo Guido. Trabajó como caricaturista para los diarios, en historietas y sátiras políticas. Asistió a cursos de Bellas Artes.

Federico Valle, un cineasta italiano radicado en Buenos Aires, lo contrató en 1916 para trabajar en su estudio cinematográfico realizando caricaturas de humor político, en las películas de informativos. Pero Valle le exigió que dotara de movimientos a sus dibujos, basándose en las animaciones del francés Émile Cohl. Entonces realizó su primer cortometraje de animación “Intervención en la Provincia de Buenos Aires”.

Cristiani desarrolló sus propias técnicas de animación que dieron por resultado la aparición de “El apóstol”, el 9 de noviembre de 1917, el primer largometraje de dibujos animados de la historia, producido por Federico Valle. Era una sátira sobre Hipólito Irigoyen, con libreto de Alfredo de Laferrere y dibujos de Diógenes Taborda, que permaneció casi un año en cartel.

En 1918 patentó una mesa para la creación de películas de animación y realizó su segunda película de largometraje, “Sin dejar rastros”, referida a un confuso episodio de la Primera Guerra Mundial, que no tuvo aceptación por razones políticas, ya que el film fue censurado y confiscado por el gobierno.

Pero Quirino Cristiani se había convertido en el creador del cine animado y sonoro, ya que Walt Disney, comenzó a trabajar en animación a partir de 1920, cuando contaba 19 años, preparando anuncios para los cines locales. Cristiani continuó con su tarea de dibujar historietas y caricaturas para los periódicos, con magros ingresos. Entonces creó el “Public-Cine”, una pantalla al aire libre para los barrios que no disponían de sala cinematográfica, con notable éxito. Fue clausurado por la Municipaslidad por obstaculizar el tránsito.

La empresa estadounidense Metro-Goldwyn-Mayer, lo contrató en 1927, como director de publicidad en la filial argentina. Cuatro años más tarde, el 16 de setiembre de 1931, estrenó “Peludópolis”, el primer largometraje animado y sonoro, en 35 mm. Fue una sátira política en relación al gobierno de Hipólito Irigoyen y su caída. La sonorización se realizó mediante el acople de discos grabados. La película fue un desastre económico que provocó la ruina económica de Cristiani.

La dificulatad económica y la carencia de tecnología adecuada. no le permitió competir con Walt Disney, hecho que determinó dedicarse al doblaje y subtitulado de películas extranjeras, en su laboratorio ubicado en Sarmiento 2121. Este hecho no le impidió realizar otros cortos animados: “Entre pitos y flautas” en 1941 y “Carbonada”, en 1943, que ganó el Premio Municipal.

En 1941, se estrenó en Buenos Aires “Fantasía”, lo que motivó la visita al país de su creador, Walt Disney. En un encuentro con Cristiani, lo invitó a emplearse en Estados Unidos, ofrecimiento que rechazó, pero le recomendó a Disney una entrevista con el dibujante Florencio Molina Campos, experto en temas gauchescos.

Sus películas se destruyeron en dos incendios ocurridos en su laboratorio, en los años 1957 y 1961 respectivamente, salvándose solamente “El mono relojero”, encargada por Carlos Vigil. Ante estas contingencias, Cristiani decidió su retiro, siendo completamente olvidado, hasta que en la década del 80, fue homenajeado en Italia y Argentina. Falleció en su casa de Bernal, Provincia de Buenos Aires, el 2 de agosto de 1984.

Quirino Cristiani fue el pionero del cine de animación y del primer largometraje sonoro en el mundo, que vivió en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuentes: http://e.wikipwdia.org/wiki/Quirino_Cristiani

http://www.grupokane.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=105%3Aartdossier_

https//es.wikipedia.org/wiki/Walt_Disney

Bendazzi G. Quirino Cristiani, the untold story of Argentina’s Pionner Animator_Graffiti. Dec. 1984

Artistas destacados, El cine, Los entretenimientos, Realidades argentinas, Vivieron en Buenos Aires

JOSÉ BONOMI, EL ARTISTA OLVIDADO

José Bonomi nació en Cosenza, Italia, el 17 de junio de 1903.

Desembarcó en Buenos Aires en 1906 donde se radicó y desarrolló actividades de pintor, escenógrafo, grabador, dibujante y docente. Comenzó sus estudios de pintura con el profesor italiano Francisco Parisi, continuando en la Escuela Nacional de Bellas Artes “Prilidiano Pueyrredón”.

Siendo estudiante, colaboró en 1921 en la revista “Jockey Club” y en 1924 ilustró “La Venus calchaquí”, de Bernardo González Arrili. En 1925 ganó el Primer Premio en el Salón de Pintura y Grabado. Posteriormente ilustró el Suplemento Cultural de “La Prensa”, del que llegó a ser su Director.

Alquiló un taller en la calle Belgrano al 500, junto con el escultor español Pepe Lorda. . Colaboró en las revistas “Caras y Caretas”, “Plus Ultra”, “Martín Fierro” y “El Hogar”. Fue muy recordada la cubierta del libro “Lunario Sentimental”, de Leopoldo Lugones, obra realizada en 1926, cuando trabajaba en la editorial Gleiser y la de “El espantapájaros”, de Oliverio Girondo.

Ya fueran óleos, grabados, acrílicos, técnicas mixtas o dibujos, Bonomi adoptaba con seguridad el estilo que mejor convenía a los textos que debía ilustrar. En 1927 viajó a Europa, visitando Italia, Francia y España. Participó en Madrid de las tertulias del Café Pombo y por invitación de Ortega y Gasset, realizó una exposición en los salones de la Revista de Occidente. En París frecuentó al Grupo Argentino, donde se encontraban Héctor Basaldúa, Horacio Butler y Alberto Moreira.

En 1945, la Editorial “Emecé” comenzó a publicar la colección “El Séptimo Círculo”, dirigida por Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares. Su primer tomo fue “La bestia debe morir”, de Nicholas Blake, al que siguieron alrededor de 200 títulos más, dedicada casi exclusivamente a temas policiales.

Una de sus características fue la  presentación en más de 300 tapas, de diseños geométricos, que combinaban lo abstracto con el cubismo, realizados por José Bonomi, durante casi 40 años para una colección que rescató las formas del relato clásico policial inglés, destacando la eficacia de una trama  ingeniosa y bien contada.

El atractivo de las cubiertas, fue buena parte del éxito  que obtuvo, al presentar las figuras como un enigmático rompecabezas. Bonomi leyó los libros, buscando elementos significativos que le permitieran simbolizar los conceptos, con un exquisito poder de síntesis, que jerarquizó la presentación de esa colección.

También ilustró colecciones de “Novelistas Argentinos Contemporáneos”, “Piragua”, “Las Puertas de marfil” y otras editoriales tan disímiles como “TOR” y la “Revista Sur”. En 1949 viajó a Florencia y Siena junto con María Esther, su esposa. Los talleres florentinos fueron siempre su fuente de perfeccionamiento.

En 1936 comenzó sus tareas como escenógrafo en el Teatro “Cervantes” con “La discreta enamorada”, de Lope de Vega, y dirección de Cunil Cabanellas. Le siguieron Cyrano de Bergerac y en 1957 “Los Mellizos de Plauto”. En 1975 presentó una muestra de sus trabajos en la Galería “Van Riel”. Tenía 72 años y fue su primera exposición importante en la Argentina.

El aporte de José Bonomi a la historia del arte, a través del diseño y la obra gráfica no ha sido suficientemente valorado. Este artista, vinculado a los personajes del movimiento renovador como Leopoldo Marechal, Lino Eneas Spilimbergo, Emilio Pettoruti y Xul Solar, supo dejar una impronta inolvidable en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Acciarressi, Humberto. Las tapas de Séptimo  Círculo y retrospectiva de José Bonomi. La Razón 08-09-2014.

http://www.lanacion.com.ar/1726165-intrigas-policiales-bellamente-ilustradas

Dansey, M.S. El arte de poner la tapa. Clarín 18-09-2014.

http://www.artehispano.com.ar/Jose_Bonomi_El_Septimo_Circulo.html

Artistas destacados, La inmigración, Vivieron en Buenos Aires
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda