lig tv izle
justin tv

El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 
promosyonbank.com promosyon canta

La radio

LOIS BLUE

Lucía Bolognini Míguez nació el 23 de agosto de 1912 y fue una destacada cantante argentina de jazz, conocida artísticamente como Lois Blue.

Fue maestra normal y estudiante de piano. Comenzó a cantar en 1935 en el Alvear Palace Hotel y en la audición “Astros y estrellas del jazz”, por “Radio Belgrano”. Encontrándose en la confítería del Torreón, en Mar del Plata, fue invitada a cantar con la orquesta de Rudi Ayala. Posteriormente, lo hizo como solista en “Radio Belgrano” y “Radio Splendid”, acompañándose al piano.

En 1937 actuó con Raúl Sánchez Reynoso y La Santa Paula Serenaders, grabando su primer disco, “Rockin Chair”, para el sello “Odeón”. Fue la primera cantante femenina que actuó en la orquesta “Héctor y su jazz”, a partir de 1944, grabando 23 temas.

Rubia, de ojos azules y silueta espigada, cultivó un amplio repertorio que oscilaba entre los clásicos del jazz y la música melódica moderna, en una época en la que el jazz se oía en las radios y confiterías céntricas de Buenos Aires. Se desempeñó como actriz en el cine nacional, participando en las películas “El cielo en las manos”, “Suegra último modelo”, “Días de odio”, “La patrulla chiflada” y “La voz de la ciudad”.

También actuó en teatro y televisión. Compuso música tropical para las películas donde actuaron Blanquita Amaro, Amelita Vargas y Alfredo Barbieri. Durante la actuación de Cab Calloway en Montevideo, actuó como cantante solista, haciendo dúos con el Director. Sus modelos en el canto fueron Ethel Waters, Billie Holiday y Ella Fitzgerald, no imitados pero si adecuados a un estilo absolutamente personal para su voz de mezzosoprano.

De las grabaciones realizadas, fue notable el registro logrado en la década del 70 con un pequeño conjunto integrado por Jorge Anders en saxo tenor, Santiago Giacobbe en piano y Néstor Astarita en batería. Lois Blue frecuentaba el bolicha de Astarita “Jazz & Pop”, alternando con “Bar Sur”, donde actuaba su admirador Enrique Villegas, con quien estuvo ligada sentimentalmente.

En 1980, antes de radicarse en Estados Unidos, cantó pot “Radio El Mundo” con las orquestas de Eduardo Armani y Roger Santander. Esta auténtica cantante de jazz, capaz de frasear cualquier melodía, falleció en Nueva York, en el mes de febrero de 1999, y lo mas importante para Lois Blue fue cantar, algo que hizo muy bien en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/128495-lois-blue-el-alma-del-jazz

http://www.jazzar.unlugar.com/ladycrooners1.htm

Pujol, Sergio:Mujer con swing y sin pudor. Clarín 14-02-1999

Artistas destacados, La radio

HUGO GUERRERO MARTHINHEITZ

Hugo Guerrero Marthinheitz (Hugo Tomás Tiburcio Adelmar Guerrero de Avila Marthinheitz), fue un locutor peruano que nació en Lima, Perú, el 11 de agosto de 1924.

Comenzó su carrera en Perú, como adaptador de novelas para radioteatro, redactor de noticieros, operador y locutor comercial, transformándose en una estrella de la radiofonía peruana. A los 26 años viajó a Chile, a fin de mejorar el manejo de su voz, en la Escuela de Teatro Experimental de la Universidad de Chile.

En 1953 se trasladó a Buenos Aires, donde permaneció sin éxito durante una semana. Viajó a Montevideo, trabajando en Radio Carve con gran éxito a raiz de lo cual, regresó a Argentina en 1955, presentando su programa “El Club de los discómanos”.

Fue una verdadera revolución en el mundo radial. Con un armado distinto, nuevas modalidades en la emisión de la música grabada, con una selección excelente de temas, difundiendo más de un tema por vez, sin interrupción, algo impensable para esa época. Era la emisión de “su música”, previamente grabada.

En 1956, fue el presentador de Louis Amstrong, durante su visita a Buenos Aires, en ocasión de su actuación en el Gran Cine Ópera. A partir de 1967, presentó “El Show del minuto”, que llegó a tener una duración de 6 horas. Comentarios mordaces, silencios largos o larguísimos y una carcajada extraña, ya que se reía para adentro, fueron algunas de las características que destacaron a este innovador.

La difusión de la obra de Hugo Díaz, el extraordinario folklorista santiagueño, enriquecida con sus sabrosos comentarios, eran un instante de especial calidad, realmente inolvidable. Guerrero Marthinheitz fue el ejemplo de la libertad creativa, en la radio y también en la televisdión, en la que se destacó con su ciclo “A solas”, en el que entrevistaba a una personalidad, donde se preguntaba mucho y se hablaba de todo.

Se casó en 3 oportunidades y tuvo un hijo en cada matrimonio: María Gabriela, Diego y Hugo respectivamente. En 1975 se hizo ciudadano argentino. La expresión de su pensamiento y sus convicciones le significaron en muchas oportunidades, el levantamiento de sus programas y las severas críticas de gobiernos civiles y militares.

La última etapa de su vida fue dura y muy difícil. Quedó sin trabajo, se separó de su tercera esposa y fue tratado por un cáncer de vejiga. El 21 de agosto de 2010, a los 86 años, falleció en el Hospital de Clínicas de Buenos Aires. Hugo Guerrero Marthinheitz, locutor y presentador, fue uno de los máximos referentes en la historia de la radiofonía argentina de aquel Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Hugo_Guerrero_Marthinheitz

La Razón, 21 agosto 2010.

Audiciones Radiales, La radio, Vivieron en Buenos Aires

DEL DISCO PATHÈ AL LONG PLAY

Los primeros discos europeos que conocí eran de la marca “Pathè”.

Eran de pasta, de 78 revoluciones por minuto ( RPM). Tenían dos características distintivas sobre los comunes: la púa tenía una bolita en su extremo y el disco comenzaba a escucharse desde el centro a la periferia, es decir, en sentido inverso al habitual.

Eran discos de muy buena calidad, que comenzaron a grabarse en 1906, grabaciones acústicas en las que oímos a “Los Gobbi” y a Enrico Caruso. A veces, sólo estaban grabadas en una cara, no eran dobles. Conocimos también a los viejos discos “Atlanta”, con una hermosa etiqueta. Grababa Juan Maglio “Pacho”, pero el ruido que hacía la púa, transformaba la audición en una tortura.

Otra marca europea fue “Odeón”, donde grababan Francisco Canaro y Carlos Gardel; eran aceptables, siempre en la época acústica. De todas maneras, las púas de metal, se gastaban rápidamente. Se las giraba para extender su duración, pero eso también significaba transformarlas en un instrumento que desgastaba rápidamente el disco, alterando el surco y brindando un sonido lamentable.

En 1926, aparecieron las grabaciones eléctricas, y la calidad de las grabaciones mejoró notablemente. Los discos de 78 R.P.M. tenían dos medidas: de 30.5 centímetros, con grabaciones de 4 minutos de duración. Se grababa música clásica, aunque hemos escuchado grabaciones de Francisco Canaro con su orquesta Sinfónica.

En los comunes de 25 centímetros, las grabaciones alcanzaban hasta 3 minutos 20 segundos. Por eso, todos los tangos se decía que contaban una historia en 3 minutos. También podían ser simples o dobles. En el primer caso, había una sola etiqueta. Estos discos eran muy frágiles y con mucha frecuencia, se malograban colecciones o conciertos, al fisurarse o quebrarse. Si se los escuchaba, el brazo fonocaptor o pick-up, se deterioraba rápidamente.

En el año 1948 apareció el disco “Long play”, un disco de vinilo de 30.5 centímetros de diámetro con una capacidad por lado de 20 a 25 minutos. No fue el único tamaño. Los había de 25 centímetros y 17.5 centímetros. La velocidad más popular fue la de 33 1/3 RPM, pero también fue popular la de 45 RPM.

La velocidad de 16 RPM, no fue exitosa con la música, pero sí con libros, lecturas o cuentos infantiles. A principios de los años 70, la aparición del cassete determinó la desaparición de la velocidad 16 RPM. Entre 1985 y 1990, el disco de vinilo fue desplazado por el CD de audio. Había sido dominante en las décadas del 50 al 80. Preferido de los Disc Jockeys y melómanos, desde el año 2005, ha raparecido con un brío inusitado. Son recuerdos de un Buenos Aires que se fue.

El tango, La radio

EL AMIGO INVISIBLE

“El Amigo Invisible”, fue un personaje que durante casi treinta años, permaneció en el aire, escudado detrás de ese anónimo.

El responsable fue Eugenio Félix Miletti, un cordobés nacido en 1900, que se presentó como cantante en Radio Cultura en 1924. En 1925 pasó a Radio Sud América y en 1928, se inició como locutor en Radio Prieto. En 1934 creó a “El Amigo Invisible”.

Lo presentó en ocasión de la aparición de Radio El Mundo, como un microprograma  programado para un año. Pero fue tan buena la recepción que tuvo, que alargó su estadía en la radio durante 30 años más.

Con acento norteño y marcando las erres, Miletti mezclaba avisos publicitarios con reflexiones, lecturas y curiosidades, finalizando su breve intervención con un pensamiento notable, y a veces, con una reflexión propia. Así nos decía: Mis respetable amigos, muy buenas noches. Casas y cosas: Y aquí está el rayo de luz con los grandes pensadores de la vida, la estrofa célebre que dice:”Cada rosa gentil ayer nacida,/ cada aurora que apunta entre sonrojos,/ dejan a mi alma en el éxtasis sumida/ nunca se cansan de mirar mis ojos,/ el perpetuo milagro de la vida”. Señoras, señores, les habló “El Amigo Invisible”. Muchas gracias.

Fue un clásico en la programación de las noches de Radio El Mundo, sus ondas cortas y la red azul y blanca de emisoras argentinas, entre las décadas del 40 al 60. Primero anunciaba un aviso publicitario y luego comenzaba con su reflexión. Poseía una vasta colección de frases célebres, muchas verdaderas y otras apócrifas, que decía con voz grave y pausada. Durante treinta años pudimos escuchar al “Amigo Invisible” por Radio El Mundo, en esas noches de un Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://tangomiamor.fr/curiosidades/historia_radio_el_mundo.pdf

Mundo 1070:Una radio con historia. 1935-2005.

Audiciones Radiales, La radio

LA PANDILLA MARILYN

La “Pandilla Marilyn” era un programa de radio destinado a revelar talentos infantiles, que comenzó a emitirse en la década del 30.

Foto: Marilyn. (archivo del autor)

Chicos pequeños, de 3 a 7 años de edad, se subían a un banco y cantaban una canción, recitaban o bailaban. En la Pandilla se cantaba mucho, pero también se actuaba, desarrollando programas de teatro. Esta audición preparada para niños, estaba dirigida por Marilyn, cuyo nombre era Florencia Márquez.

Muchos niños hallaron en esta audición, una verdadera plataforma de lanzamiento hacia niveles superiores. Aprendían a hablar por micrófono, a recitar, bailar, cantar y actuar en radioteatro, adquiriendo una formación básica fundamental, a la hora de encarar proyectos de mayor envergadura. Eran las futuras estrellas del mañana.

La asistencia diaria, era obligatoria, aunque no tuvieran participación. Se les repartía hojas de papel, en las que figuraba el texto que tenían que decir: las efemérides del día, poesías o pequeños relatos. La Pandilla estaba integrada por unos 50 niños de ambos sexos y la dirección musical estaba a cargo del Maestro Héctor Halperín.

La permanencia prolongada de algunos niños en el programa, les abría el camino en radios de  mayor jerarquía. La audición se emitía en horas de la tarde y nos daba la sensación especial: que una maestra estaba rodeada por niños de ambos sexos, y con un tono muy maternal y cariñoso, los invitaba a participar, peguntándoles que iban a presentar en ese momento.Jóvenes promesas eran llevadas al programa a rendir una prueba y evaluar sus condiciones.

Cuando escuchamos esta audición, éramos niños que jamás imaginamos la cantidad de buenos actores y cantantes que se formaron en esa escuela radial, como Beatriz Taibo, Guido Gorgatti, Delfy de Ortega, Raúl Rossi y cantantes como Pablo Lozano, Carlos Vidal, Mabel Nash o Violeta Rivas; Nelly Prince o Alberto Migré, que se destacaron ampliamente en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://cantantesargentinos.blogspot.co.ar/2007/08/mabel-nash.html

Audiciones Radiales, La radio

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda