El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

El exilio

PAUL MISRAKI

Paúl Misraki nació en Constantinopla (ahora Estambul), Turquía, el 28 de enero de 1908.

Comenzó a ejecutar el piano a los 4 años de edad. Viajó a París donde se crió y educó. Estudió música clásica, pero se sintió atraído por el jazz, especialmente por la música de George Gershwin y Cole Porter.

Se desempeñó como pianista y arreglador en la orquesta de jazz de Ray Ventura, la más popular de Francia en la década del 30. En 1934 escribió la canción “Todo va bien, Señora Marquesa”, un éxito rotundo con el que alcanzó gran popularidad en Francia.

Escribió canciones para los cantantes de la época y música para películas. Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, salió de Francia con destino a Sud América, llegando a la Argentina en 1942, proveniente de Montevideo, Uruguay, junto con la Banda de Ray Ventura.

Su estancia en Buenos Aires se prolongó hasta fines del año 1944. Su intensa actividad quedó reflejada en la música compuesta para siete películas; “Stella” y “Eclipse de Sol” en 1943.  ”Siete mujeres”, “La importancia de ser ladrón”, “Delirio”, “El fin de la noche” y “La casta Susana” en 1944. En julio de 1944 se estrenó la comedia musical “Si Eva se hubiese vestido”, de Sixto Pondal Ríos y Carlos Olivieri, con música de Misraki.

Es reconocido el éxito obtenido con los boleros “Final” y especialmente “Una mujer”, cuyos versos dicen: “La mujer que al amor no se asoma / no merece llamarse mujer…”, versos que han dado la vuelta al mundo. Después de la Liberación de Francia regresó a París. Durante la década del 50 compuso en Hollywood la música de películas para Ives Allegret, Jacques Becker y Orson Welles.

En la década del 60, de regreso a Francia, trabajó para los directores Jean Luc Godard, Jean Pierre Melville y Claude Chabrol, entre otros. Escribió 185 canciones, en idiomas francés, inglés y español, y compuso la música de más de 160 películas. En 1965 publicó su libro “Los extraterrestres”.

Continuó trabajando hasta su muerte ocurrida en París, el 30 de octubre de 1998.  Fue nombrado Caballero de la Legión de Honor y Oficial de las Artes y de las Letras. Paul Misraki, brillante músico y compositor, escribió la música de siete películas argentinas y vivió 3 años en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Shoo E. Una flor para Paul Misraki. La Nación, 14-11-1998.

https://es.wikipedia.org/wiki/Paul_Misraki

Artistas destacados, El cine, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

GORI MUÑOZ

Gregorio Muñoz Montoro, Gori Muñoz, nació en Benicalap, Valencia, España, el 26 de julio de 1906.

Estudió Bellas Artes y Arquitectura en Madrid y trabajó como ilustador y decorador. Al finalizar la Guerra Civil Española, se embarcó desde Francia en el buque “Massilia” y se exilió en Buenos Aires, donde realizó la mayor parte de su obra como escenógrafo y dibujante.
Trabajó como escenógrafo en el teatro español en el exilio y en el cine argentino, integrando la escenografía con lo que sucedía en la película y diseñando el vestuario. Su habilidad para describir ambientes de todo tipo, estaba basada en minuciosos bocetos, producto de un estudio muy profundo.
Debutó como escenógrafo del cine nacional en la película “Canción de cuna”, en 1941, bajo la dirección de Gregorio Martínez Sierra, la primera de la larga serie de 194 películas en las que dejaría su sello inconfundible de creatividad y estilo, enriqueciendo el contenido de cada una de ellas.
Trabajó en “Estudios San Miguel”, a partir de la película “Juvenilla”, destacándose la reconstrucción que hizo del Colegio Nacional Buenos Aires, de sus patios y su claustro. Fue el comienzo de una colaboración inolvidable para la época de mayor esplendor del cine argentino, que lo catapultó a liderar el cine latinoamericano.
Fueron exclusivas las reconstrucciones históricas realizadas para las películas “La dama duende”, “Rosa de América” y “La barra de la esquina”. Integró una trilogía única junto a Raúl Soldi y Ralph Pappier, que revolucionó el arte de la escenografía nacional, mejorando los resultados fotográficos y sonoros.
Luego de una extensa y fructífera carrera artística, falleció en Buenos Aires, el 27 de agosto de 1978. Gori Muñoz, el gran contribuyente a la evolución de la escenografía en el cine argentino, vivió en Buenos Aires, en aquel Buenos Aires que se fue.

Fuentes: Ranzani, O. Bocetos para una historia cambiante. Página 12. 26 oct. 2006.
https://es.wikipwdia.org/wiki/Gori_Muñoz

Artistas destacados, El Teatro, El cine, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

LOS GITANOS

La llegada de gitanos a la Argentina comenzó a fines del Siglo XIX.
Provenían de distintos países europeos y muchos se ubicaron en Buenos Aires. Caracterizados por el nomadismo, se instalaban en grandes carpas, ocupando un terreno.
Recuerdo que en una esquina del barrio de Villa Real, instalaron una carpa en un terreno baldío, dentro de la cual observamos unos llamativos artefactos de bronce pero ignorando su uso.
Los colores variados de la ropa femenina era un clásico de las calles porteñas. Las gitanas caminaban en grupos pequeños, de tres o cuatro personas, con sus clásicas trenzas adornadas con monedas de oro y collares, que también mostraban monedas de oro, uno de sus métodos para ahorrar dinero.
Nos llamaba la atención que las mujeres de mayor edad, caminaban por las calles fumando, situación excepcional en esa época. Se desplazaban hablando en voz alta, en un idioma desconocido, o en un español mal pronunciado, moviendo sus amplias y coloridas polleras que ocultaban sus pies.

Desinhibidas en sus desplazamientos, interrumpían la marcha de cualquier transeúnte, ofreciendo sus servicios de adivinación del futuro, observando y “leyendo” las líneas de la mano. Las mujeres casadas usaban un pañuelo cubriendo su cabeza.
A los hombres no los reconocíamos; nada los diferenciaba en su atuendo con los demás peatones. Pasaban desapercibidos. La libertad es uno de los principios fundamentales de este pueblo. Una decisión de mucho peso fue la de enviar a sus hijos a la escuela, poderosa herramienta para el mantenimiento de su cultura, ya que no sabían leer ni escribir.
Los gitanos nómades, no invertían su ganancia en la compra de casas, Como desconfiaban de los bancos, llevaban su riqueza puesta: monedas de oro y joyas, que además los protegían de los malos espíritus.
Se han dedicado a la venta ambulante, al intercambio y a la adivinación. En general, han desarrollado una economía independiente, una red de trabajo exclusiva de la colectividad, como la compra y venta de automóviles y la herrería industrial.
Pero los cambios tecnológicos motivaron otras modalidades de comercialización, que al exigirles permanecer en un sitio fijo, eligieron edificios como sitios estables. Sin embargo, actualmente pueden encontrarse familias viviendo en carpas como lo hacían tiempo atrás, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.buenosaires.gob.ar/ares/secretaria_gral/colectividades

El barrio, El exilio, La ciudad, La infancia, Personajes de la ciudad

LA DAMA DUENDE

“La dama duende” es una película en blanco y negro, del año 1945, dirigida por Luis Saslavsky.

Estuvo rodeada de características muy especiales por la participación en todos los rubros, de exiliados españoles que vivían en Buenos Aires. Para el guión Saslavsky eligió a la escritora y poetisa María Luisa León, que lo escribió con la coautoría de su esposo, el poeta y pintor Rafael Alberti.
Actores como Enrique Álvarez Diosdado, perteneciente a la compañía de Margarita Xirgu, integró la pareja principal con la actriz argentina Delia Garcés.
En el resto de elenco hallamos a Antonia Herrero, Amalia Sánchez Ariño, Paquita Garzón, Helena Cortesina, Manuel Perales, Alejandro Maximino, Andrés Mejuto, Ernesto Vilches, Francisco López Silva, Manuel Collado Montes, todos españoles.
La fotografía fue responsabilidad de José María Beltrán y la música fue compuesta por Julián Bautista, ex profesor del Conservatorio de Madrid y autor de la música de más de 50 películas argentinas.
Los decorados fueron obra del veneciano Gori Muñoz. Todos los mencionados integraron un selecto grupo de artistas y colaboradores directos de primer nivel, que tuvieron la oportunidad de continuar en Buenos Aires, las tareas con las que se distinguieron en su España natal.
“La dama duende” fue un arma esgrimida contra el general Franco. Su presentación en el “Primer Certamen Cinematográfico Hispanoamericano” celebrado en Madrid en 1948, no recibió ningún premio, los actores exiliados fueron censurados y se prohibió su proyección en España.
“La dama duende” fue una película realizada en los “Estudios San Miguel” de Argentina en el año 1944. Ganó cinco “Premios Cóndor de Plata” 1946, incluido el de la mejor película, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/La_dama_duende_

Artistas destacados, El cine, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

RENÉ GOSCINNY

René Goscinny fue un guionista y editor de historietas francesas que nació en París, el 14 de agosto de 1926.

En 1927, su padre Stanislaw Goscinny, un ingeniero químico polaco de origen judío, obtuvo empleo en la “Jewish Colonization Association”, creada por el Barón Maurice Hirsch, con el cargo de gerente en Buenos Aires.                                                                                                                            

Llegó con su esposa y sus hijos René y Claude en 1928. Vivió en la calle Sargento Cabral 875, cerca de la plaza San Martín. Goscinny estudió en el College Francais, ubicado en la calle Pampa al 1800, en donde su padre era profesor. Sus experiencias colegiales , fueron responsables de la creación de algunos personajes de la serie “El pequeño Nicolás”, ilustradas por Sempe.

En 1943 obtuvo el título de bachiller a los 17 años, y a los pocos días falleció su padre, hecho que lo obligó  buscar trabajo; primero en una empresa que reparaba neumáticos y al poco tiempo , ingresó como dibujante en una empresa de publicidad.

En sus cuadernos quedaron registradas caricaturas políticas, dibujadas durante la Segunda Guerra Mundial, en las que representó a las figuras protagonistas durante ese período. Entre 1944 y 1945 publicó ilustraciones en los boletines internos del desaparecido Colegio Francés: “Notre voix” para los alumnos y “Quater Latin”, para los ex alumnos.

En Octubre de 1945 emigró a Nueva York junto a su madre, continuando con las tareas de dibujo iniciadas en Buenos Aires. Asentado posteriormente en París, en 1951 conoció a Jean Michel Charlier y Albert Uderzo y en 1959 editó la revista “Pilote”, en la que aparecieron el 29 de octubre de 1959, las aventuras de Asterix y su inseparable Obelix, con dibujos de Alberto Underzo y guión de René Goscinny.

Goscinny descubrió en Buenos Aires su pasión por la historieta. Fue contemporáneo de la aparición de la historieta “Patoruzú” y se ha establecido una relación entre el papel que pudo desempeñar el indio Patoruzú en el engendro de Asterix el galo. Las similitudes en el carácter de los personajes y los diseños de Upa y Obelix estarían estrechamente relacionados.

Las simpatías de Goscinny por el Racing Club, quedaron reflejadas en el pantalón de Obelix, a grandes rayas celeste y blanco. No es extraño que personajes de ficción se inspiren entre sí o deriven unos de otros. Tanto Asterix como Patoruzú luchaban contra el mal, poseían una fuerza descomunal y facultades sobrehumanas, enmarcados en una historia de ficción. Es acertado pensar en la inequívoca influencia que tuvo Patoruzú en la creación de Asterix.

Patoruzú y Asterix representan personajes indígenas que se resisten al invasor. Son héroes que representan a sus países. Los parecidos entre Asterix y Patoruzú, Obelix y Upa, la Chacha y el cocinero de jabalíes en la campiña gala, denotarían la influencia de estas historietas de Dante Quinterno.

Hay que resaltar la influencia destacada en la creación del personaje Oum-pah-pah, aparecido en la revista “Pilote”, un producto de la sociedad Goscinny - Uderso; un indio de pata ancha que defiende un pueblito en el lejano oeste contra la colonización de los blancos. Este personaje, que antecedió a los posteriormente famosos Asterix y Obelix, explica más en detalle la calidad y el grado de influencia de los dibujos de Quinterno, en la época de gloria de Patoruzú.

René Goscinny falleció en París, el 5 de noviembre de 1977, a los 51 años, uno de los grandes guionistas de la escuela franco belga en el género historieta durante el siglo XX, que vivió una infancia y adolescencia feliz en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Rene_Goscinny

Pérez, Martin: La vida antes de Asterix. Página 12, 26 Oct 2008.

http://www.alohacriticon.com/viajeliterario/article1137.html

Rey I: la nostalgia imposible. La Nación 29-04-2015.

http://www.diarioelpeso.com/anteriores/2009/06112009/FR_061109_AsterixPatoruzu.php

http://historietas-cine-teatro-por-dao.blogspot.com.ar/2006/07/quinterno-y-goscinny-patoruz-y-un-

Cuando Asterix plagió a Patoruzú. La Nación 05-01-2003

Artistas destacados, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

TAMARA GRIGORIEVA

Tamara Sidorenko, conocida como Tamara Grigorieva, fue una bailarina de ballet nacida en San Petersburgo, Rusia, en el año 1918.

En 1926 se escapó de Rusia junto a sus padres y hermanos, con destino a Francia. Comenzó su formación en París con George Balanchine y Olga Preobrayenska, primera bailarina del Ballet Marinskii. Debutó profesionalmente en “Les Ballets” de Balanchine, en 1933. Posteriormente ingresó en los “Ballets Russes de Montecarlo”, estableciéndose finalmente en el “Grupo del Coronel Basil”, con el cual llegó en gira a Buenos Aires, en el año 1942 debutando en el Teatro Politeama y radicándose en Buenos Aires.

A las pocas semanas, bailaba en el Teatro Colón donde fue primera bailarina, dominando la escena, destacando su hermosura y elegante clasicismo. Años más tarde se unió al Ballet Estable. Fue también coreógrafa, repositora y una excelente maestra de baile, en las temporadas 1947-1948 y 1956-1957.

En 1950 se nacionalizó argentina. Se retiró de los escenarios asumiendo la Dirección Artística en el Ballet del Sodre, de Montevideo, el Ballet del Teatro Argentino de La Plata y el Ballet del Teatro Colón, donde realizó su última tarea en 1990, dirigiendo junto a Mario Galizzi.

Contrajo matrimonio con el regisseur Vova Grigorieff, que se desempeñó durante un lapso prolongado como Secretario General de los Ballets Russes. Falleció en Buenos Aires el 19 de junio de 2010, a los 92 años de edad.

Tamara Grigorieva, una de las más fieles representantes del ballet tradicional ruso, fue una gran personalidad del ballet en la Argentina, que vivió en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.danzaballet.com/modules.php?name=News&file=article

http://www.clarin.com/espectaculos/danza-días-luto-o-291571031.html

http://www.danzaballet.com/muere-la-bailarina-Tamara-Grigorieva/

Artistas destacados, El Teatro, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

ANATOLE BORISOVICH SADERMAN

Anatole Borisovich Saderman fue un fotógrafo nacido en Moscú, Rusia, el 6 de mayo de 1904.

En 1918 viajó con su familia a Minsk y luego a Lodz, Polonia, donde estudió inglés y dibujo. En 1921 se estableció en Berlín, Alemania, donde retomó los estudios de bachillerato y el idioma búlgaro. Para ayudar a su familia dictó clases de ruso para alemanes y de alemán para rusos.

Comenzó a pintar carteles y la reproducción de rostros de las figuras cinematográficas de la época para un cine de barrio. La llegada de Hitler, motivó a la familia a emigrar en 1926 hacia América del Sur, viajando a bordo del “Cap Polonio”. Anatole descendió en Montevideo con 3 dólares, libros y una máquina fotográfica. Desconocía totalmente el castellano. Su familia siguió hasta Asunción, Paraguay, donde residía su hermano mayor.

Trabajó de fotógrafo callejero y estudió fotografía con el maestro ruso Nicolás Yarvoff. Obtuvo fotografías del puerto y conventillos montevideanos, empleando una vieja máquina que le había regalado su padre. En 1927 viajó a Asunción, donde instaló su primer estudio fotográfico llamado “Electra”. En 1929 viajó a Formosa y en 1932 se estableció en Buenos Aires, comenzando a trabajar en el Estudio Van Dick, ubicado en Rivadavia y Medrano.

Recorrió todos los escalones de la fotografía, desde retocar un negativo, hacer copias, trabajos en el laboratorio hasta la práctica intensiva de la fotografía. En 1934, abrió su estudio en la calle Callao 1066. Su especialidad fue el retrato y su clientela, principalmente los artistas plásticos. La calidad y cantidad de artistas que desfilaron por su estudio fue muy importante. Saderman fotografió a los más destacados representantes de las artes plásticas argentinas.

La serie comenzó con el escultor Luis Falcini. Le siguieron Raúl Soldi, Lino Eneas Spilimbergo, Antonio Berni, Benito Quinquela Martin, quienes fueron unos pocos de las muchas figuras que pagaron con su talento, el trabajo de Anatole Saderman. El pago se realizaba intercambiando un cuadro por el retrato fotográfico.

Pasado un tiempo, el fotógrafo estableció como condición para el trueque, la de recibir solamente autorretratos, hecho que lo llegó a acumular más de 100 trabajos. Con ambas modalidades, Saderman acumuló una cantidad de cuadros que provocó la envidia de más de un museo, por constituir una muestra real del desenvolvimiento del arte plástico en la Argentina.

Entre 1961 y 1962 vivió en Roma, realizando exposiciones en la Galería Nova Pesa. Su estilo se basó en el estudio del rostro, la iluminación de sus expresiones y el brillo de los ojos, capturando una imagen exclusiva e inimitable.

En 1974 se mudó a Santiago del Estero con su esposa Nina y publicó “Retratos y Autorretratos”. Fue socio fundador de la Asociación de Fotógrafos Profesionales, del Foto Club Argentino y del Foto Club Buenos Aires. Buena parte de su obra se conserva en el Fondo Nacional de las Artes. En 1982 recibió el premio Konex. En 1984 fue nombrado “Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aitres”. Anatole Saderman, el mayor retratista de la fotografía argentina, vivió en ese Buenos Aires que se fue, donde falleció el 31 de octubre de 1993.

Fuente: Chatrone Celina: Anatole Saderman, un extraño en el espejo. La Nación, ADN Cultura, 08-02-2013.

http://es.wikipedia.org/wiki/Anatole_ Saderman

Villar, Eduardo. Anatole Saderman, el fotógrafo que se muestra en cada retrato. Clarín 07-01-2013.

http://libreriaelextranjero.com/anatole-saderman-retratos-fotograficos…

El exilio, La inmigración, Sin categoría, Vivieron en Buenos Aires

HEDY CRILLA

Hedwig Schlichter, conocida entre nosotros como Hedy Crilla, nació en Viena, Austria, en 1898.

Estudió teatro en el Conservatorio de Viena y en 1920 inició su carrera teatral en Alemania, junto a figuras de renombre como Bertolt Brecht, Max Reinhardt, Gustaf Gründgen y Carl Zuckenagen. Trabajó en Alemania, Austria, Polonia, Inglaterra y Francia. Se casó con el actor polaco Anton Krilla.

El nazismo la alejó en 1933, huyendo a Viena y luego en 1936, a Francia, donde permaneció hasta la llegada de los alemanes en 1940. Esta situación fue determinante para abandonar Europa y radicarse en Argentina, lo que consideró “un amor a primera vista”.

Trabajó en el teatro alemán independiente, como actriz y directora, representando “La llama sagrada” de Somerset Maugham (1941); “Alerta en el Rhin”, de Lillian Hdlman (1942); “Madre”, de karel Capek en 1943 y “Espectros” de Enrique Ibsen (1946).

Comenzó a trabajar en el cine argentino en 1942 con “Ceniza al viento”. Filmó en 1948 “Tierra del Fuego” y “La Hostería del Caballito Blanco”, siendo su última participación en “El pibe Cabeza”, en 1975, totalizando 13 películas.

Fue contratada como actriz característica por los elencos franceses varados en Buenos Aires por la Segunda Guerra Mundial. Hizo giras por Latino América con la Comedie Francaise, la compañía de Dulcina Odelon, de Rachel Berendt, Jean Tavera, etc. También dictó clases y cursos de perfeccionamiento para actores franceses y de habla germana.

En 1945, impuso el Género Teatral Infantil, montando “Puntito y Antón”, de Erich Kaitner. En distintas temporadas representó “La princesa y el pastor”, de Andersen y obras de su autoría como “Mi teatrito”, “Las aventuras de Andresito” y “Rosa, Rosita y Rosalinda”.

En 1947 fundó la “Escuela de Arte Escénico de la Sociedad Hebraica Argentina”, donde surgieron Sergio Renán y Dante Stivel. En 1958 fue convocada por el Teatro Independiente “La Máscara”, para trabajar de acuerdo con los lineamientos de K. Stanislavsky. A raíz de ello dirigió “Cándida”, de G. Bernard Shaw que le valió el premio a la mejor puesta en escena, Premio de Críticos Teatrales de 1959;”Una ardiente noche de verano”, de Ted Willis en 1960 y “Espectros” de E. Ibsen en 1961.

La llegada a la Argentina del gran director norteamericano Lee Strasberg, creador del “Actor’s Studio”, provocó la sorpresa de intérpretes y directores argentinos, quienes coincidieron que esas enseñanzas las habían aprendido varios años atrás con Hedy Crilla. Entre sus alumnos se encontraban Agustín Alezzo, Augusto Fernandes, Carlos Gandolfo entre los directores. Entre los actores Federico Luppi, Elsa Berenguer, Norma Aleandro, Lito Cruz, Jorge Luz, Maurice Jouvet y Eduardo Bergara leumann.

Hedy Crilla procuraba que sus alumnos lograran un decir teatral profundo, verdadero y creible. En 1968 fue contratada por la Dirección General de Enseñanza Artística, como Profesora de Práctica Escénica en la Escuela de Teatro de la ciudad de La Plata. En 1960 adoptó la ciudadanía argentina.

Regresó a la actuación teatral en 1968 representando “La mentira”, de Nathalie Servante; “Romance de Lobos”, de Ramón del Valle Inclán en 1970 y en 1977 “Solo 80″, de Colin Higgins. Sus últimos trabajos como Directora fueron en “Despertar de primavera” en 1976 y “Mary Barns”, de David Edgard, en 1982.

Protagonizó en el ciclo televisivo “Alta Comedia”, la obra de Jacobo Langsner “Esperando la carroza”. La dictadura militar argentina consideró que “Hedy Crilla, directora de obras de teatro, poseía antecedentes ideológicos desfavorables”. Su alumna y amiga Cora Roca, escribió su biografía titulada “Días de teatro”. Falleció en Buenos Aires, el 31 de marzo de 1984. Hedy Crilla, actriz y maestra de actores que cambió radicalmente la historia del teatro nacional, vivió 44 años en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://cianacionaldeteatro-juareznaranjo.blogspot.com.ar/2007/07/teatro

Bubatti, Jorge: El alma en escena. Clarín 11-03-2001

Todo comenzó con Hedy Crilla. La Nación 02-09-1998

Biografías: Hedy Crilla 1898-1984. Asociación Argentina de Actores. 29-07-2011

http://es.wikipedia.org/wiki/Hedy_Crilla

Artistas destacados, El Teatro, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

GRETE STERN

Grete Stern fue una fotógrafa nacida en Elberfeld, Alemania, el 9 de mayo de 1904.

Estudió en la famosa Escuela de la Bauhaus. En 1923 estudió cursos de dibujo y tipografía, trabajando en Diseño Publicitario y posteriormente se perfeccionó en Berlín con el fotógrafo y matemático maestro Walter Peterhaus.

En el año 1928, junto con Ellen Auerbach, instaló un estudio fotográfico en su departamento dedicándose a tareas publicitarias hasta la llegada del nazismo en 1933. En 1932 conoció en la Bauhaus al fotógrafo argentino Horacio Cóppola, con quien se casó en Londres en 1935.

Viajaron a la Argentina y exhibieron sus trabajos  en los salones de la Editorial Sur, dirigida por Victoria Ocampo, constituyendose en la primera exposición de fotografía moderna realizada en el país, con fotos obtenidas en Inglaterra y Alemania. Luego del nacimiento de su hija en Inglaterras, Grete regresó al país radicándose definitivamente.

Junto al pintor español Luis Seoane, instalaron un estudio en la calle Córdoba 363 para trabajar en fotografía publicitaria, pero fracasó cerrando en 1938. En 1949, Grete y su marido se mudaron a la localidad de Ramos Mejía donde nació su hijo Andrés. En esa casa recibieron a refugiados políticos y exiliados.

En esa época trabajó en el Museo de Antropología dependiente de la Universidad de La Plata, donde documentó los Huacos Chimú - Chancay, y en la diagramación del libro “Buenos Aires” de Horacio Cóppola. Fue el comienzo de la época del diseño de tapas de libros, en la década del 40.

Su primera exposición individual fue en 1943, año de su separación de Cóppola. Durante 14 años realizó un total de 7 muestras dedicadas al retrato. Entre 1948 y 1954 trabajó en la Ciudad de Buenos Aires, relevando la arquitectura de sus patios y fachadas.

Son destacables los trabajos que realizó en colaboración con el sociólogo Gino Germani para la revista “Idilio”, entre los años 1948 y 1951. Germani interpretaba los sueños enviados por las lectoras y Grete realizaba la ilustración fotográfica elaborando 150 montajes fotográficos. Fue una expresión del inconciente social de la época.

Grete Stern fue muy crítica sobre temas como el machismo preponderante y el sometimiento de la mujer. Sucesivas exposiciones no fueron valoradas en sus reales dimensiones. Convocada por Jorge Romero Brest coordinó un Taller de Fotografía en el Museo de Bellas Artes, donde trabajó desde 1956 hasta 1970.

En 1957 fue contratada por la Secretaría de Turismo de Jujuy y dos años más tarde, dictó un seminario de fotografía en la provincia de Chaco, invitada por la Universidad del Nordeste. Residió en la zona durante un año, conociendo en profundidad a la Comunidad Toba. Ganó una beca del Fonfo Nacional de las Artes para el relevamiento fotográfico de las comunidades indígenas de Chaco, Formosa y Salta, registrando sus costumbres, artesanías y vida cotidiana.

En 1958 adoptó la ciudadanía argentina. En 1982 presentó una muestra en Houston, que significó el comienzo del reconocimiento de su obra. Ese año recibió el Premio Konex  como una de las cinco mejores fotógrafas de la Historia Argentina. Falleció en Buenos Aires, el 24 de diciembre de 1999. Esta relevante artista que documentó vida y costumbres de los indígenas del Chaco, dejando un legado de retratos urbanos, vivió en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.avizora.com/publicaciones/biografias/textos/textos_s/0024_stern_gente

http://es.wikipedia.org/wiki/Grete_Stern

Artistas destacados, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

CONSTANCIO C. VIGIL

Constancio Cecilio Vigil, fue un escritor especializado en literatura infantil, nacido en Rocha, Uruguay, el 4 de setiembre de 1876.

Comenzó su carrera periodística a los 15 años creando el periódico “El Derecho” y cuatro años más tarde, el Semanario “La Alborada”. Le siguió el diario “La Ley”, clausurado en 1903 por razones políticas, hecho que decidió su radicación en la Argentina.

En 1904 fundó la revista “Pulgarcito”, que contenía una sección infantil y en 1908 “Germinal”, revista dedicada al  agro. En 1911 fundó, conjuntamente con Alberto Haynes, la revista “Mundo Argentino”. El 7 de marzo de 1918 publicó la revista “Atlántida”, dando origen a la Editorial Atlántida, que llegó a ser líder en el mercado de revistas.

Fue responsable de la aparición de “El Gráfico”, el 30 de mayo de 1919, dedicada a los deportes; “Billiken”, el 17 de noviembre de 1919, dedicada a los niños en edad escolar; “Para Tí”, el 16 de marzo de 1922, dedicada al mundo de la mujer; “Tipperary”, el 18 de aabril de 1928; “Chacra”, en 1930; “El golfer argentino”, en 1931; “Vida nuestra” en 1932. Editó la “Colección billiken” con biografías de los grandes hombres de la historia y la cultura.

Durante toda nuestra vida escolar, estuvimos muy bien acompañados por la revista “Billiken”. En sus páginas, se reflejaron los distintos temas de estudio, que se presentaban en forma paralela al desarrollo del programa lectivo oficial. La coincidencia permitía “enriquecer” las tareas con el agregado de fotos y dibujos publicados, que trasladábamos directamente de la revista al cuaderno de clase, mediante el auxilio de bencina, dejando una reproducción más que aceptable.

En las páginas de “Billiken”aparecía la promoción de los libros y cuentos de Vigil. Entre éstos, “Misia Pepa”, una lora parlanchina; “El Mono Relojero”; “La Hormiguita Viajera”; “La Dientuda”, una ratona; “La Familia Conejola”; “Los Chanchín”; “La moneda volvedora”. Entre los libros se destacaron “Cartas a gente menuda”; “El Erial”, un compendio de reflexiones;”Vida Espiritual”; “Marta y Jorge”, un libro para adolescentes; el famoso “Upa!”, texto para aprender a leer. Muchos de estos cuentos y algunos libros, fueron ilustrados por el dibujante español Federico Ribas.

Constancio C. Vigil falleció en Buenos Aires el 24 de setiembre de 1954. Tres mil escuelas, aulas y bibliotecas llevan su nombre. Este extraordinario periodista, escritor y editor, propuesto para el Premio Nóbel de la Paz, vivió en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Constancio_C_Vigil.

http://www.enlacesuruguayos.com/Billiken.htm

El exilio, La educación, La infancia, Vivieron en Buenos Aires
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda