lig tv izle
justin tv

El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 
promosyonbank.com promosyon canta

El cine

ANDRÉS J. ROLANDO FUSTIÑANA (ROLAND)

Rolando Fustiñana, Roland, fue un periodista especializado en cine, nacido en Buenos Aires el 16 de enero de 1918.

Conoció a las estrellas de cine a través de las figuritas que se obtenían en chocolatines y paquetes de cigarrillos. Comenzó a trabajar como periodista y crítico cinematográfico en el diario “Crítica”, en el año 1936, escribiendo sobre cine nacional y extranjero. Permaneció hasta 1963.

En 1942 fundó el “Club Gente de Cine” que dirigió y presidió hasta el año 1990. En plena Segunda Guerra Mundial, concurrió al primer festival de Cannes, donde se encontró con Henry Langlois, fundador de la prestigiosa Cinemateca Francesa, quien le sugirió crear una Cinemateca Argentina. Roland aceptó la sugerencia y su asesoramiento, fundándola en 1949, e integrando su Primera Comisión Directiva, siendo su Presidente.

Bohemio y trasnochador, frecuentó los cafés donde se hablaba y discutía de cine con sus pares. En 1955 ejerció la docencia en la Universidad de La Plata como Profesor de Historia del Cine, permaneciendo hasta 1975. En 1959 participó activamente en la organización del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, donde también se desempeñó como Jurado.

En 1971 creó el “Museo Municipal del Cine Pablo Ducros Hicken”, junto a Jorge Miguel Couselo, Guillermo Fernández Jurado y otros, al que dirigió entre 1976 y 1981. Fue Director de la Escuela de Cine del Instituto Nacional de Cinematografía, en el período de 1981 a 1988, y contribuyó a crear la Asociación de Cronistas Cinematográficos, que presidió en el año 1981.

Fue Vicepresidente de la Federación Internacional de Archivos de Films, FIAF, entidad dedicada a la preservación del material fílmico. Su tarea fue un modelo para los amantes del cine que le sucedieron, dejando una profunda huella en los sitios donde se desempeñó.

En 1981 recibió el Premio Torre Nilsson, en reconocimiento a su trayectoria y en 1991 recibió el Premio Konex de Platino Cultual. Falleció en Buenos Aires el 12 de enero de 1999. Roland se caracterizó por su rigor implacable y una conducta ética sin concesiones, aplicando su inteligencia y agudeza en la orientación de los amantes del séptimo arte, en aquel Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipwdia.org/wiki/Rolando_Fusti%C3%B1ana

Hacia los orígenes del séptimo arte. Pag. 12. 22 mayo de 2009.

El cine

QUIRINO CRISTIANI, PIONERO DEL CINE DE ANIMACIÓN

Quirino Cristiani fue el pionero del cine de animación, nacido en Santa Giuletta, Pavia, Italia, el 2 de julio de 1896.

En 1900 llegó con sus padres y hermanos a Buenos Aires, estableciéndose en la Argentina. Desde muy joven fue un apasionado por el dibujo. Durante su época de estudiante secundario, tuvo como maestros a Lorenzo Gigli y Alfredo Guido. Trabajó como caricaturista para los diarios, en historietas y sátiras políticas. Asistió a cursos de Bellas Artes.

Federico Valle, un cineasta italiano radicado en Buenos Aires, lo contrató en 1916 para trabajar en su estudio cinematográfico realizando caricaturas de humor político, en las películas de informativos. Pero Valle le exigió que dotara de movimientos a sus dibujos, basándose en las animaciones del francés Émile Cohl. Entonces realizó su primer cortometraje de animación “Intervención en la Provincia de Buenos Aires”.

Cristiani desarrolló sus propias técnicas de animación que dieron por resultado la aparición de “El apóstol”, el 9 de noviembre de 1917, el primer largometraje de dibujos animados de la historia, producido por Federico Valle. Era una sátira sobre Hipólito Irigoyen, con libreto de Alfredo de Laferrere y dibujos de Diógenes Taborda, que permaneció casi un año en cartel.

En 1918 patentó una mesa para la creación de películas de animación y realizó su segunda película de largometraje, “Sin dejar rastros”, referida a un confuso episodio de la Primera Guerra Mundial, que no tuvo aceptación por razones políticas, ya que el film fue censurado y confiscado por el gobierno.

Pero Quirino Cristiani se había convertido en el creador del cine animado y sonoro, ya que Walt Disney, comenzó a trabajar en animación a partir de 1920, cuando contaba 19 años, preparando anuncios para los cines locales. Cristiani continuó con su tarea de dibujar historietas y caricaturas para los periódicos, con magros ingresos. Entonces creó el “Public-Cine”, una pantalla al aire libre para los barrios que no disponían de sala cinematográfica, con notable éxito. Fue clausurado por la Municipaslidad por obstaculizar el tránsito.

La empresa estadounidense Metro-Goldwyn-Mayer, lo contrató en 1927, como director de publicidad en la filial argentina. Cuatro años más tarde, el 16 de setiembre de 1931, estrenó “Peludópolis”, el primer largometraje animado y sonoro, en 35 mm. Fue una sátira política en relación al gobierno de Hipólito Irigoyen y su caída. La sonorización se realizó mediante el acople de discos grabados. La película fue un desastre económico que provocó la ruina económica de Cristiani.

La dificulatad económica y la carencia de tecnología adecuada. no le permitió competir con Walt Disney, hecho que determinó dedicarse al doblaje y subtitulado de películas extranjeras, en su laboratorio ubicado en Sarmiento 2121. Este hecho no le impidió realizar otros cortos animados: “Entre pitos y flautas” en 1941 y “Carbonada”, en 1943, que ganó el Premio Municipal.

En 1941, se estrenó en Buenos Aires “Fantasía”, lo que motivó la visita al país de su creador, Walt Disney. En un encuentro con Cristiani, lo invitó a emplearse en Estados Unidos, ofrecimiento que rechazó, pero le recomendó a Disney una entrevista con el dibujante Florencio Molina Campos, experto en temas gauchescos.

Sus películas se destruyeron en dos incendios ocurridos en su laboratorio, en los años 1957 y 1961 respectivamente, salvándose solamente “El mono relojero”, encargada por Carlos Vigil. Ante estas contingencias, Cristiani decidió su retiro, siendo completamente olvidado, hasta que en la década del 80, fue homenajeado en Italia y Argentina. Falleció en su casa de Bernal, Provincia de Buenos Aires, el 2 de agosto de 1984.

Quirino Cristiani fue el pionero del cine de animación y del primer largometraje sonoro en el mundo, que vivió en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuentes: http://e.wikipwdia.org/wiki/Quirino_Cristiani

http://www.grupokane.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=105%3Aartdossier_

https//es.wikipedia.org/wiki/Walt_Disney

Bendazzi G. Quirino Cristiani, the untold story of Argentina’s Pionner Animator_Graffiti. Dec. 1984

Artistas destacados, El cine, Los entretenimientos, Realidades argentinas, Vivieron en Buenos Aires

SEBASTIAN CHIOLA

Sebastian Chiola fue un actor argentino nacido en Rosario en 1902, que trabajó en el teatro y en el cine.

En el teatro, se inició en la compañía de José Gómez, integrando posteriormente las compañías de Enrique Muiño y Elías Alippi. Debutó en el cine con la película “Petróleo” en 1936, continuando con “Palermo” y “La fuga” en 1937.

En 1939 se lució en el film dirigido por Carlos Borcosque “…Y mañana serán hombres”. Al año siguiente actuó en el film “Con el dedo en el gatillo “, con la dirección de Luis Moglia Barth. Se destacó nuevamente en 1941 en “Historia de una noche”, donde obtuvo el premio al mejor actor de reparto.

El 22 de Noviembre de 1941 integró el grupo fundador de la “Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina”. Participó en el exitoso film “La guerra gaucha” en 1942. Nuevamente ganó el premio “Cóndor de Plata” al mejor actor de reparto, otorgado por la “Academia de Cronistas Cinemtográficos de la Argentina”, por su participación en el film “El muerto falta a la cita”, dirigida por el francés Pierre Chenal.

En 1949 actuó en el film de Hugo Fregonese “Apenas un delincuente”. Falleció en Rosario, Provincia de Santa Fe, el 7 de Febrero de 1980. Filmó 21 películas en las cuales dejó el sello de su probada capacidad de actuación, que lo destacaron como uno de los muy buenos actores del cine nacional, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Sebasti%C3%A1n_Chiola.

El cine

GEORGE ANDREANI

Joseph Kumok, conocido como George Andreani, fue un compositor y director de orquesta nacido en Varsovia, Polonia, el 28 de Febrero de 1901.

Estudió piano en Varsovia con su padre y se perfeccionó en el Conservatorio de Berlín, y con el maestro Xaver Sharwenke. Completó estudios en Viena y Praga. Estudió composición con el maestro Trailin, discípulo de Rimsky Korsakov.

Finalizada la Primera Guerra Mundial se radicó en Praga, Checoslovaquia como director y compositor de la música de 38 películas, en los Estudios Barrandow en Praga y para el sello UFA, en Berlín. En 1935 compuso la música del film “El Golem”, dirigido por Julien Duvivier en Francia, lo que le valió un premio. Compuso también la música de comedias musicales como “Adieu Madame”; “El Cuervo blanco”; “La femme sans coeur”, etc.

Foto: Museo del Cine Pablo Hicken

Llegó a Buenos Aires en 1938. Colaboró como compositor y director de la música de 79 películas, a partir de 1937 para “Fuera de la ley”, dirigida por Manuel Romero, ésta antes de su arribo a Buenos Aires. La última fue “Hombres salvajes”, en 1959. También colaboró en algunas películas del cine chileno. Trabajó con directores como Carlos Hugo Christensen, Arturo García Buhr, Enrique Susini, entre otros. La mayor parte de las películas que musicalizó pertenecíeron al sello “Lumiton”.

Fue director de la Orquesta Estable de Radio Splendid y Conductor durante 5 años, de la “Fiesta de la Vendimia” en la Provincia de Mendoza. Ganó el “Premio Sadaic 1972″ por la “Composición de Música para Películas”. Falleció en Buenos Aires el 2 de Abril de 1979.

Algunos exiliados europeos tomaron a la Argentina como país de paso o de refugio mientras que otros, como George Andreani vivieron en forma definitiva, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Glocer, Silvia. Acerca de los músicos judíos exiliados en la Argentina durante el nazismo. 2008

La Nación, 10 Abril 1979.

El cine, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

VICTOR SCHLICHTER

Víctor Schlichter fue un director y compositor musical nacido en Viena, Austria, el 7 de Marzo de 1903.

Foto: Album de Friederike Schlichter

A los 6 años compuso su primer tema musical y a los 12 años, ofreció su primer concierto en Viena. Tuvo 3 hermanas, Dolly, Fritzi y Hedwig, conocida esta última en Buenos Aires como Hedy Crilla, actriz y directora de teatro.

Estudió violín en la Escuela de Música de Viena y en París. Composición en Viena con Arnold Schoenberg. Trabajó en la composición y dirección de música de películas para el mercado europeo, en los estudios cinematográficos UFA-film, y también como director de operetas.

En 1933 fundó el “Cuarteto de los Bohemios Vieneses”, de mucha actividad en Europa, especialmente en Berlín, de donde se alejó en 1935, por el enrarecimiento de la situación política con el advenimiento del partido nazi al poder. Regresó a Viena y en 1936 consiguió un contrato en Argentina para actuar con su Cuarteto en “Radio El Mundo”.

Fue su oportunidad para alejarse de Europa; se embarcó en Génova el 18 de Diciembre de 1936 en el “Conte Biancamano”, junto a los integrantes del Cuarteto, llegando a Buenos Aires el 31 de Diciembre de 1936. Desarrolló su carrera como compositor y director de películas desde 1947, con “Una mujer sin cabeza”, hasta 1960 con “El crack”, totalizando 25 películas, y trabajando, entre otros, con los directores Luis César Amadori, Carlos Schlieper, Luis Saslavsky.

Fue director de la Orquesta Estable de “Radio El Mundo” hasta 1966. Acompañó a actores cómicos como Pepe Iglesias “El Zorro”; “Los 5 Grandes del Buen Humor”; “Tatin”; Juan Carlos Mareco “Pinocho”. Entre 1945 y 1977, compuso música para obras de Teatro Infantil y Villancicos, Teatro Clásico y Teatro Judío, colaborando en este caso, con su hermana Hedy Crilla, llegada al país en 1940.

Realizó grabaciones acompañando a destacados cultores del bolero como Fernando Albuerne, Fernando Torres, Leo Marini, Hugo Romani, Gregorio Barrios. Grabó los boleros en el denominado ” Estilo Sur”: “La orquesta deba importancia al violín, no mataba al ritmo, sino que lo exaltaba, al sercvicio de los bailarines, entregando una música melodiosa, dulzona y amable”.

Se casó en segundas nupcias con Etelka Abraham con quien tuvo dos hijos, Andrés José en 1944 y Tomás en 1947. Falleció en Buenos Aires el 8 de Diciembre de 1986. Víctor Schlichter fue un músico de sólida formación europea, que vivió en Buenos Aires, desarrollando su actividad profesional en el cine, el teatro y la radio de ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:Glocer Silvia. Acerca de los músicos judíos  exiliados en la Argentina durante el nazismo. 2008

http://orelfoundation.org/index.php/pages/contact

Baptista Mario. Bolero al estilo del Sur. Revista Notas Musicales. Año 2, Nº 5. Enero-Marzo 2005.

El cine, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

ANNEMARIE HEINRICH

Las tapas de las revistas “Radiolandia”, “Sintonía” y “El Hogar” en las décadas del 30 al 50, mostraron fotografías de los rostros de las principales actrices y actores vigentes en esa época, producto del relevante trabajo de Annemarie Heinrich.

Nació en Darmstadt, Alemania el 9 de Enero de 1912. Llegó a la Argentina en 1926 instalándose en Gualeguaychú, Entre Ríos. Allí comenzó su aprendizaje de la fotografía con un tío. Posteriormente su familia se trasladó a Villa Ballester, Partido de San Martín en la Provincia de Buenos Aires.

Estudió fotografía en un estudio de Belgrano. Su aprendizaje coincidió con el desarrollo impetuoso del cine argentino y de la radio. Heinrich consideraba que un buen retrato se lograba mediante la estrecha colaboración del fotógrafo y el modelo. Procuraba que sus fotos expresaran el contenido de las miradas.

Foto: Pagina 12. 23 Setiembre 2005

Si bien era una experta en retratos, también se especializó en desnudos artísticos, y la fotografía de modelos exclusivos de vestimenta. Muchas de las fotografías oficiales de personajes famosos nacionales y extranjeros, fueron de su autoría.

En 1982 obtuvo el “Primer Premio del Foto Club Argentino” y la “Medalla de Oro de la AAFP”. Su estudio estaba ubicado en la calle Santa Fe y luego, en Callao y Las Heras, donde llevó a cabo un paso trascendental en la historia de la cultura del país.

Poseedora de una técnica excepcional en el manejo de la iluminación y tratamiento del negativo, que le permitía obtener resultadoss de una calidad superior. Su primer libro de fotografía fue “El ballet en la Argentina (1934-1960). Participó en la creación del Foto Club Buenos Aires.

Fundó el “Consejo Argentino de la Fotografía”, integrado por los fotógrafos más relevantes del país, con la misión de difundir y estudiar la fotografía nacional. Falleció en Buenos Aires el 22 de Setiembre de 2005. Annemarie Heinrich fue la gran retratista del mundo del espectáculo de aquel Buenos Aires que se fue.

Fuente:Hax Andrés: Murió Annemarie Heinrich la fotógrafa mayor de la Argentina. Clarín, 23-09-2005.

Una mujer que sabía dominar la luz. Página 12, 23 Setiembre de 2005.

http://es.wikipedia.org/wiki/Annemarie_Heinrich

El cine, Personajes de la ciudad

CHAS DE CRUZ

“Diario del Cine” fue una audición radial creada por Israel Chas de Cruz, conocido como Chas de Cruz, cronista cinematográfico nacido en Buenos Aires el 6 de Junio de 1904.

Se emitía por Radio Belgrano desde el año 1930, en el horario de la siesta. Tuvo su época de esplendor cuando colaboraban los periodistas Domingo Di Núbila y Clara Fontana. La audición se caracterizaba por comentar las novedades cinematográficas locales y del exterior.

La realización de críticas y entrevistas a figuras locales y extranjeras. Estas últimas, consecuencia de los frecuentes viajes que realizaba Chas de Cruz, a fin de obtener información directamente del entrevistado.  En algunas emisiones de Diario del Cine, Chas de Cruz y sus colaboradores organizaron concursos con la finalidad de seleccionar a una actriz para desempeñar un papel en determinado film.

Mediante esta modalidad surgieron figuras como Analía Gade, Mirtha Legrand, Nelly Meden, Irma Roy, María Duval, Elisa Galvé y otros. También se desempeñó como fundador y Secretario de la Academia de Arte y Ciencias Cinematográficas de la Argentina, presidida por Mario Soficci a partir de su fundación en 1941.

En 1931 fundó la revista “Heraldo del Cinematografista”, que se publicó hasta la década del 80. En su calidad de escritor, nos dejó: “Hollywood al desnudo”; “Israel vista por un argentino”; “Cuando el cine fue aventura”; “Cómo se hace un film”. También integró la producción del guión cinematográfico del film “Apenas un delincuente”, dirigido por Hugo Fregonese. y estrenado en 1949.

En 1937 codirigió la película “Segundos Afuera” junto a Alberto Etchebere, con el debut cinematográfico de Eva Duarte. Un diagnóstico médico precipitó su decisión de quitarse la vida, hecho ocurrido el 1º de Febrero de 1968. Chas de Cruz fue un infatigable descubridor de estrellas cinematográficas y destacado cronista del mundo cinematográdfico de ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.cigarrosmanrique.com.ar/anecdotasChaz.htm

Audiciones Radiales, El cine

EL NÚMERO VIVO

En las décadas del 40 y del 50, en las salas cinematográficas del centro y barriales, durante uno de los intervalos, se realizaba una presentación en vivo de un acto de variedades a cargo de  diversos artistas.

Ejecución de instrumentos, canto, magia, acrobacia, baile, malabarismo, recitado, ventriloquía, fonomímica, etc. realizado por artistas pertenecientes a la Unión Argentina de Artistas de Variedades, profesión reglamentada por la Ley 14.226.

En muchos de los programas cinematográficos, aparecía la nómina de artistas que participaban. Los “números vivos” permitieron acceder a la presentación de artistas de calidad, pagando un precio irrisorio. Los artistas encontraron una segunda oportunidad de mostrar sus aptitudes y aliviar sus apremios económicos.

Eran presentaciones de corta duración, pero que incorporaban una nota distinta dentro de un programa estructurado de exhibición cinematográfica. No todos los cines disponían de un escenario útil para la presentación de los “números vivos”, por lo tanto en esas salas, no se realizaban, situación que satisfacía a una minoría. Generalmente se trataban de artistas poco conocidos; sin embargo, en algunas ocasiones, se presentaba una figura con sólidos antecedentes.

Los “números vivos” desaparecieron de las salas cinematográficas y junto con ellos, la posibilidad de un paseo a precios populares, que combinaba la magia del cine con la actividad teatral, en ese Buenos Aires que se fue.

El barrio, El cine, Los entretenimientos

PIERRE CHENAL

Pierre Chenal, en realidad Pierre Cohen, nació en Bruselas, Bélgica, el 5 de Diciembre de 1904. Fue director de cine desarrollando su actividad en Francia y Argentina.

En Francia, en la década del 30, donde se destacó su adaptación de la novela de james Cain, “El cartero siempre llama dos veces”, con Michel Simón y Corinne Luchaire. Huyó de Francia cuando la invasión alemana llegaba a la zona libre de Vichy. Tomó el último tren que partió hacia Barcelona, en el año 1942.

Se dirigió a Buenos Aires llegando en el mes de Julio de 1942, en el buque “Cabo de Buena Esperanza”. No hablaba español. Su ex-esposa, la actriz Florence Marly, había conseguido visas para la Argentina, pero se vió obligada a dirigirse hacia Bolivia.

Ignorando esta situación, Chenal se alojó en el Alvear Palace Hotel, con un profundo estado depresivo. Gracias a contactos con el director argentino Luis Saslavsky, se relacionó con sus primeros productores. Saslavsky lo conectó con la Cooperativa “Artistas Argentinos Asociados”.

Permaneció 4 años en Argentina, hasta 1946. Rodó “Todo un hombre” en 1943, con Francisco Petrone y Amelia Bence que fue un éxito permaneciendo 8 semanas en cartel. Continuando con AAA, escribió “El muerto falta a la cita”, con guión de Sixto Pondal Ríos y Carlos Olivari, actuando Angel magaña, Sebastián Chiola y Nélida Bilbao. La película combinó el suspenso con el humor. Fue considerada la mejor comedia policial del cine argentino de esa época (1944).

Posteriormente dirigió para el sello “Argentina Sono film”, “Se abre el abismo” con Silvana Roth en 1944 y “Viaje sin regreso” en 1946, con Sebastian Chiola y Florence Marly. Retornó a Francia pero sus films no alcanzaron la notoriedad previa.

Regresó a Buenos Aires en 1951 y filmó “Sangre negra”con Richard Wright. Pasó a Chile y en 1952 filmó “El ídolo” con Florence Marly y Alberto Closas. En 1954 “Confesiones al amanecer”con Lautaro Murúa.  En 1955 se divorció de Florence Marly y en 1956, ya en Argentina “Sección desaparecidos”con Nicole Maurey y Maurice Ronnet, una coproducción franco argentina.

Regresó a Francia y el éxito nuevamente lo acompañó al filmar películas de excelente factura, entre las que se destacaron “Las noches de Rasputín” en 1960, y “El asesino conoce la misión”, en 1963. “Las bellas”, de 1969, fue su último largometraje.

Falleció cerca de París, el 23 de Diciembre de 1990. En sus casi 10 años de trabajo en la Argentina, Pierre Chenal dejó una producción de 6 películas que se destacaron por su calidad, en ese Buenos Aires que se fue.

El cine, Vivieron en Buenos Aires

MANUEL ROMERO

Manuel Romero nació en Buenos Aires el 21 de Setiembre de 1891. Creció junto con el cine y el disco.

Cursó en la Escuela de Fogoneros de la Armada, fue periodista de la revista “Fray Mocho” en el año 1933; luego del diario “Crítica”.  Dejó la redacción y se dedicó al teatro: fue actor, director y crítico, tareas que ocultaban su real pasión: el tango, el arrabal, el barrio, la ciudad que tan bien conocía, permitiéndole llegar al alma del pueblo.

Entre 1920 y 1924 escribió 178 piezas teatrales, varios sainetes y revistas como “El Rey del Cabaret”, todo un éxito. Renovó el género de la Revista agregando novedades del bataclán francés. En París participó activamente en el rodaje de la primera película de Carlos Gardel, “Luces de Buenos Aires”. En élla incluyó los tangos “El Rosal” y “Tomo y obligo”; “Canto por no llorar” y “La provinciana”, estos últimos cantados por Sofía Bozán.

Foto: Cine Nacional.com

Romero se dedicó entonces exclusivamente a la dirección cinematográfica y en todas, introdujo el tema del tango, asociado a los juegos y deportes afines al ciudadano porteño. En 1933 se relacionó con los Estudios “Lumiton”. En 1935 escribió “El caballo del pueblo”, para la actuación de Carlos Gardel pero debido al accidente fatal, fue reemplazado por Juan Carlos Thorry.

Su mejor producción abarcó a los títulos “La muchachada de a bordo” y “Los muchachos de antes no usaban gomina” en 1937; “La vida es un tango” en 1939; “Carnaval de antaño” en 1940; “Adiós pampa mía” en 1946; “El tango vuelve a París” en 1948, con Alberto Castillo y Aníbal Troilo; “La historia del tango”; “Juan Mondiola” en 1950, basado en el famoso personaje de la revista “Rico Tipo”; “Derecho viejo” en 1951, contando la vida de Pascual Contursi.

Su cine se convirtió en un registro de muchos aspectos de la vida argentina. Siempre procuró incluir en sus producciones los muy buenos tangos que compuso como “Patotero sentimental”, “Buenos Aires”, “Tiempos viejos”, “Tomo y obligo”, “La muchacha del circo”, “La canción de Buenos Aires”, “Aquel tapado de armiño”, “Las vueltas de la vida”, que son una pequeña muestra de su calidad autoral. Escribió un total de 146 letras, muchas de ellas de amplia repercusión.

Sus películas consideradas frías y sin vida por los “entendidos”, eran recibidas por un público alborozado que, de una u otra manera, se sentía representado, interpetado y comprendido. Manuel Romero falleció el 3 de Octubre de 1954 en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: “Tango y cultura Porteña”, Radio Cultura  FM 97.9, Emisión Nº 38, 17 Enero de 2000.

El cine, El tango, La cuestión social

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda