El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

El cine

JOHN ALTON

John Alton fue un fotógrafo cinematográfico nacido en Hungría el 5 de octubre de 1901.

A partir de 1920, comenzó a trabajar en Los Ángeles, California, como operador de cámara. Lo hizo en  Francia con Ernst Lubitsch, a partir de 1927.  

En el año 1932, fue convocado por los “Estudios Lumiton”, de Argentina, para hacerse cargo de la fotografía. Debutó con la primera película de “Lumiton”, “Los tres berretines”, inaugurando la época del cine sonoro argentino, una semana después que lo hiciera con la película “Tango”, el sello “Argentina Sono Film”, en 1933.

Le siguieron 20 películas más, hasta el año 1939. En ese lapso, Alton tuvo la oportunidad de participar en la elaboración del guión de varios films y de dirigir 2 películas, “El hijo de papá” y “Puerta cerrada”. Trabajó en 13 películas con el destacado escenógrafo y artista plástico internacional argentina  Raúl Soldi.

A fines de 1939 retornó a Hollywood, donde se convirtió en uno de los fotógrafos más valorados del cine. Se desempeñó en estudios de

Foto: moviemorlocks.com

segunda línea, como el sello “Republic”, dedicado a películas de clase B. Fue Capitan del Cuerpo de Señales durante la Segunda Guerra Mundial.

A su regreso, trabajó en los estudios “R:K:O”: y “Monogram”. Se asoció con el director Anthony Mann realizando “La brigada suicida”, película de bajo presupuesto, a la que se sumaron “Raw Deal” y “He walked by night”, tres puntales del “cine negro” norteamericano. Según Alton, utilizaba la luz “para crear el clima”.

Foto IMDb

En 1949 publicó el libro “Painting with light”, con conceptos vigentes en la hora actual. Trabajando con el director Vincent Minelli, fue galardonado con el Oscar a la mejor fotografía por “Un americano en París”, en 1951. Se retiró del trabajo activo en 1966. Falleció en Santa Mónica, California, el 2 de junio de 1996.

John Alton, que marcó para siempre con su aporte la calidad de la cinematografía argentina, vivió en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki.John_Alton

https://es.wikipedia.org/wiki/Lumiton

Artistas destacados, El cine, Los entretenimientos, Realidades argentinas, Vivieron en Buenos Aires

MANUEL GARCÍA FERRÉ

Manuel García Ferré fue un dibujante e historietista nacido en Almería, España, el 8 de octubre de 1929.

Llegó a Argentina en 1947 junto con sus padres. Rindió las equivalencias del bachillerato, que había cursado en España e ingresó a la Facultad de Arquitectura donde cursó algunos años. Comenzó a trabajar en 1952, en la revista Billiken donde presentó al linyera “Pi Pio”, su primer personaje.

En 1955 ingresó a la empresa cinematográfica Lowe, donde realizó cortos publicitarios y jingles. Creó a “Calculín”, uno de sus personajes favoritos, que se caracterizaba por tener un libro abierto en su cabeza. Realizó exitosas publicidades animadas por las que ganó el premio Martín Fierro 1964.

Foto: Diario “La Nación”

Promocionó distintas marcas a través de sus personajes “Anteojito” y “Antifáz”, hecho que le facilitó el apoyo del empresario Julio Korn para lanzar la revista “Anteojito”, publicándose el primer número el 8 de octubre de 1964. Durante sus cuatro décadas de vigencia compitió con “Billiken”, siguiendo los planes escolares, pero ofreciendo juegos e historietas. Completó 1925 ejemplares, hasta diciembre de 2001.

Los personajes llegaron a la televisión integrando “El Show de Anteojito y Antifáz” o “El Club de Anteojito”. El 7 de agosto de 1967 apareció la serie televisiva “Las Aventuras de Hijitus”. Le siguieron tres ratones, “Larguirucho”, “Pucho” y “Serrucho”. Fueron trascendentales el “Profesor Neurus” y la “Bruja Cachavacha” entre los personajes malvados.

Los personajes crecieron día a día gracias a García Ferré y sus ochenta colaboradores. En 1968 apareció la revista “Antifaz” y al año siguiente “Aventuras de Hijitus”. En 1972, se estrenó el largometraje “Mil intentos y un invento”, el primer largometraje argentino de dibujos animados protagonizzado por Anteojito y Antifaz.

En 1973 le siguió “Las aventuras de Hijitus” y en 1975 “Petete y Trapito”, sin dejar de mencionar el éxito paralelo de “El libro gordo de Petete”, con material de interés general y educativo. En 1983, finalizó el rodaje de “Ico, el caballito valiente”, que se estrenó en 1987.

Manuel García Ferré trabajaba con la escritora Inés Geldstein, su esposa. Fue galardonado con los premios San Gabriel, Prensario, Konex, entre otros. En 1999 estrenó el largometraje “Manuelita, la tortuga”. El 28 de diciembre de 2001, finalizó la edición de la revista “Anteojito”.

El 22 de setiembre de 2009 fue declarado “Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires”. En 2012 presentó el largo metraje, “Soledad y Larguirucho”. Falleció el 28 de marzo de 2013 en el Hospital Alemán, durante una operación de corazón. Manuel García Ferré, un grande de  la cultura que nos alegró la infancia, vivió en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Apolito, Fabián: Manuel García Ferré. Artista, empresariio y realizador.

http://todohistorietas.com.ar/farre3.htm

Murió el historietista Manuel García Ferré. La Nación, 28 marzo 2013.

Sirven P. García Ferré, un creador que nos alegró la infancia. La Nación 30 marzo 2013.

Artistas destacados, El cine, La infancia, Personajes de la infancia, Vivieron en Buenos Aires

FERNANDO IGLESIAS (TACHOLAS)

Fernando Iglesias, “Tacholas”, fue un actor gallego nacido en Orense, España, el 25 de agosto de 1909.

Llegó a la República Argentina en 1929, donde ya vivían sus padres y hermanas. Se integró a la actividad cultural de las sociedades gallegas, especialmente con la Unión Provincial Orensana. En 1932 participó de audiciones radiofónicas y en festivales para recaudar fondos para la causa republicana.

En 1941, presentó en el Teatro Maravillas, la obra “Uovo de duas xemas”. Fue el principal dinamizador del teatro gallego en Buenos Aires. Fundó la Compañía de Comedias Galegas Boga - Tacholas, junto a Maruja Boga.

En 1945, creó la audición radiofónica “Recordando a Galicia”, junto a Mercedes Boga y Alfredo Aróstegui. En 1945 debutó en la película “Chiruca”, bajo la dirección de Benito Perojo, otro exiliado español. En 1953 inauguró el programa radiofónico “La Voz de Galicia”. Estuvo estrechamente vinculado con la cultura gallega en la Argentina.

Fue miembro de la “Casa de Galicia”, “Centro Gallego de Buenos Aires”, “Centro Orensano”, “Hogar Gallego para ancianos”, “Centro coruñés” y la “Sociedad General de Autores de Argentina”. Llevó a escena numerosas obras de autores gallegos presentando un teatro gallego de calidad. Fue una de sus características, la defensa de la galleguidad en el exilio.

En 1970, participó en los cursos de Lee Strasberg, dictados en Buenos Aires, en los cuales el Director, destacó sus calidad interpretativa. En ese año, obtuvo el premio al mejor actor de reparto en la IV Semana del Cine Internacional de Mar del Plata, por su trabajo en “Crónica de una señora”. Filmó más de 40 películas.

Estuvo enfrentado con los autores teatrales y directores de cine que utilizaban el gallego como caricatura de los personajes. Integró los elencos del Teatro Municipal General San Martín, con el que realizó giras por todo el país. Un documental en video “Tacholas, un actor galaico porteño”, dirigido por José Santiso en 2003, homenajeó su memoria, rescatando del olvido a este singular personaje.

Murió en Buenos Aires, el 14 de mayo de 1991. Fernando Iglesias, “Tacholas”, fue uno de los principales actores gallegos del Siglo XX, que desarrolló su vida artística en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: www.lanacion.com.ar (http://www.lanacion.com.ar/Archivo/nota.asp?nota_ed=6Y2419

Fernando Iglesias Sánchez. Biografíasy Vidas. La enciclopedia biográfica en línea.

Tacholas, un actor galaico-porteño. La Nación 16-09-2004.

Artistas destacados, El Teatro, El cine, El exilio, La inmigración, Vivieron en Buenos Aires

LUIS SASLAVSKY

Luis Saslavsky fue un director de cine, guionista y escritor, nacido en Rosario, Provincia de Santa Fé, Argentina el 21 de abril de 1903.                                              

A los 6 años llegó a Buenos Aires y durante su juventud vivió en París, donde estudió dibujo y pintura. Se caracterizó como carente de talento por lo que regresó a Buenos Aires. Estudió Abogacía pero muy pronto abandonó los estudios y se dedicó al Periodismo.

Fue Crítico de Cine en el diario “La Nación”, situación que le permitió viajar a Hollywood en 1933, como corresponsal de cine. Esto le permitió entrevistar a los grandes de la época. Trabajó para la Metro-Goldwin-Mayer como asesor técnico de la película “Vuelo nocturno”, por lo que finalizó su tarea en “La Nación”.

Fue periodista del diario “Crítica”. Fundó la productora “SIFAL”, junto con el director Alberto de Zavalía. Esta empresa produjo “Crimen a las tres” en 1934 y “Escala en la ciudad”, también en 1934. Fueron las primeras películas de Saslavsky y De Zavalía respectivamente. Aunque originales, fueron un fracaso por falta de atracción popular.

En 1937 filmó “La fuga”, con Santiago Arrieta y Tita Merello, con una atractiva fluidez del relato mediante imágenes, y con buena aceptación. Le siguieron una sucesión de éxitos tales como “Puerta cerrada” en 1938, “La casa del recuerdo” en 1939, “Eclipse de Sol” en 1942, todas con Libertad Lamarque.

“Historia de una noche” en 1941, “La dama duende” en 1944 con Delia Garcés y guión de Rafael Alberti, por la que obtuvo en 1946, el Premio de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina por la mejor película y el mejor director. Después de presentar “Vidalita”, en 1949, marchó para Europa. Su oposición a la ideología peronista le impidió continuar trabajando en el país y se afincó primero en Francia y luego en España.

Recibió un importante apoyo de María Félix y de Jean Cocteau y filmó en 1951 “La corona negra” en España iniciando su trabajo en el exilio. Trabajó en Francia donde realizó cuatro películas: “Camino de perdición”, “Las lobas”, “Premier mai” y “Le corps tant desire”, entre 1954 y 1959.

Continuó su labor en España realizando “A hierro muere”, “Historia de una noche” y “El balcón de la luna”, todas de 1962. “Las ratas” en 1963 y “Placeres conyugales” en 1964. Luego de 15 años de ausencia, retornó a la Argentina.

Como escritor pasó casi desapercibido. Obras como “A sangre fría” y “La fábrica lloraba de noche” se destacaron en su producción. Cultivó la amistad de reconocidos escritores como Victoria Ocampo, Eduardo Mallea, Jorge Luis Borges y Ulises Petit de Murat entre otros.

Este original realizador de unas treinta películas, se desempeñó en la época de mayor producción cinematográfica argentina. Recibió críticas y elogios por la sofisticación de su estilo y trabajó con los actores y actrices más populares de la época.

En 1984, recibió el premio Konex de Platino al mejor guionista de Argentina. Falleció casi olvidado, el 20 de marzo de 1995, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Saslavsky

http://www.lanueva.com/opinion-impresa/666193/-los-inicios-del-gran-Luis-Savslavsky.

Morales Ivan. Luis Savslavsky: Hollywood vivido e imaginado. AURA 4:31-53. 2016

Artistas destacados, El cine, El exilio

PAUL MISRAKI

Paúl Misraki nació en Constantinopla (ahora Estambul), Turquía, el 28 de enero de 1908.

Comenzó a ejecutar el piano a los 4 años de edad. Viajó a París donde se crió y educó. Estudió música clásica, pero se sintió atraído por el jazz, especialmente por la música de George Gershwin y Cole Porter.

Se desempeñó como pianista y arreglador en la orquesta de jazz de Ray Ventura, la más popular de Francia en la década del 30. En 1934 escribió la canción “Todo va bien, Señora Marquesa”, un éxito rotundo con el que alcanzó gran popularidad en Francia.

Escribió canciones para los cantantes de la época y música para películas. Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, salió de Francia con destino a Sud América, llegando a la Argentina en 1942, proveniente de Montevideo, Uruguay, junto con la Banda de Ray Ventura.

Su estancia en Buenos Aires se prolongó hasta fines del año 1944. Su intensa actividad quedó reflejada en la música compuesta para siete películas; “Stella” y “Eclipse de Sol” en 1943.  ”Siete mujeres”, “La importancia de ser ladrón”, “Delirio”, “El fin de la noche” y “La casta Susana” en 1944. En julio de 1944 se estrenó la comedia musical “Si Eva se hubiese vestido”, de Sixto Pondal Ríos y Carlos Olivieri, con música de Misraki.

Es reconocido el éxito obtenido con los boleros “Final” y especialmente “Una mujer”, cuyos versos dicen: “La mujer que al amor no se asoma / no merece llamarse mujer…”, versos que han dado la vuelta al mundo. Después de la Liberación de Francia regresó a París. Durante la década del 50 compuso en Hollywood la música de películas para Ives Allegret, Jacques Becker y Orson Welles.

En la década del 60, de regreso a Francia, trabajó para los directores Jean Luc Godard, Jean Pierre Melville y Claude Chabrol, entre otros. Escribió 185 canciones, en idiomas francés, inglés y español, y compuso la música de más de 160 películas. En 1965 publicó su libro “Los extraterrestres”.

Continuó trabajando hasta su muerte ocurrida en París, el 30 de octubre de 1998.  Fue nombrado Caballero de la Legión de Honor y Oficial de las Artes y de las Letras. Paul Misraki, brillante músico y compositor, escribió la música de siete películas argentinas y vivió 3 años en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Shoo E. Una flor para Paul Misraki. La Nación, 14-11-1998.

https://es.wikipedia.org/wiki/Paul_Misraki

Artistas destacados, El cine, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

GORI MUÑOZ

Gregorio Muñoz Montoro, Gori Muñoz, nació en Benicalap, Valencia, España, el 26 de julio de 1906.

Estudió Bellas Artes y Arquitectura en Madrid y trabajó como ilustador y decorador. Al finalizar la Guerra Civil Española, se embarcó desde Francia en el buque “Massilia” y se exilió en Buenos Aires, donde realizó la mayor parte de su obra como escenógrafo y dibujante.
Trabajó como escenógrafo en el teatro español en el exilio y en el cine argentino, integrando la escenografía con lo que sucedía en la película y diseñando el vestuario. Su habilidad para describir ambientes de todo tipo, estaba basada en minuciosos bocetos, producto de un estudio muy profundo.
Debutó como escenógrafo del cine nacional en la película “Canción de cuna”, en 1941, bajo la dirección de Gregorio Martínez Sierra, la primera de la larga serie de 194 películas en las que dejaría su sello inconfundible de creatividad y estilo, enriqueciendo el contenido de cada una de ellas.
Trabajó en “Estudios San Miguel”, a partir de la película “Juvenilla”, destacándose la reconstrucción que hizo del Colegio Nacional Buenos Aires, de sus patios y su claustro. Fue el comienzo de una colaboración inolvidable para la época de mayor esplendor del cine argentino, que lo catapultó a liderar el cine latinoamericano.
Fueron exclusivas las reconstrucciones históricas realizadas para las películas “La dama duende”, “Rosa de América” y “La barra de la esquina”. Integró una trilogía única junto a Raúl Soldi y Ralph Pappier, que revolucionó el arte de la escenografía nacional, mejorando los resultados fotográficos y sonoros.
Luego de una extensa y fructífera carrera artística, falleció en Buenos Aires, el 27 de agosto de 1978. Gori Muñoz, el gran contribuyente a la evolución de la escenografía en el cine argentino, vivió en Buenos Aires, en aquel Buenos Aires que se fue.

Fuentes: Ranzani, O. Bocetos para una historia cambiante. Página 12. 26 oct. 2006.
https://es.wikipwdia.org/wiki/Gori_Muñoz

Artistas destacados, El Teatro, El cine, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

LA DAMA DUENDE

“La dama duende” es una película en blanco y negro, del año 1945, dirigida por Luis Saslavsky.

Estuvo rodeada de características muy especiales por la participación en todos los rubros, de exiliados españoles que vivían en Buenos Aires. Para el guión Saslavsky eligió a la escritora y poetisa María Luisa León, que lo escribió con la coautoría de su esposo, el poeta y pintor Rafael Alberti.
Actores como Enrique Álvarez Diosdado, perteneciente a la compañía de Margarita Xirgu, integró la pareja principal con la actriz argentina Delia Garcés.
En el resto de elenco hallamos a Antonia Herrero, Amalia Sánchez Ariño, Paquita Garzón, Helena Cortesina, Manuel Perales, Alejandro Maximino, Andrés Mejuto, Ernesto Vilches, Francisco López Silva, Manuel Collado Montes, todos españoles.
La fotografía fue responsabilidad de José María Beltrán y la música fue compuesta por Julián Bautista, ex profesor del Conservatorio de Madrid y autor de la música de más de 50 películas argentinas.
Los decorados fueron obra del veneciano Gori Muñoz. Todos los mencionados integraron un selecto grupo de artistas y colaboradores directos de primer nivel, que tuvieron la oportunidad de continuar en Buenos Aires, las tareas con las que se distinguieron en su España natal.
“La dama duende” fue un arma esgrimida contra el general Franco. Su presentación en el “Primer Certamen Cinematográfico Hispanoamericano” celebrado en Madrid en 1948, no recibió ningún premio, los actores exiliados fueron censurados y se prohibió su proyección en España.
“La dama duende” fue una película realizada en los “Estudios San Miguel” de Argentina en el año 1944. Ganó cinco “Premios Cóndor de Plata” 1946, incluido el de la mejor película, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/La_dama_duende_

Artistas destacados, El cine, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

LA CALLE DE LOS CINES

La década del 40 fue pródiga en la aparición de salas cinematográficas.

La radio, el fútbol y el cine, eran las diversiones más populares. Los cines ubicados en el microcentro porteño, brindaban una programación distinta, respecto de los ubicados en los barrios. Los estrenos y las grandes reposiciones, eran responsabilidad de los cines del centro, ubicados en la calle Corrientes como el Ópera, Gran Rex, Broadway, o en la calle Lavalle, donde se instalaron más de 15 salas, como el Hindú, Luxor, Monumental, Ambassador, Taricco, París, Select Lavalle, y otros.

Las “premieres” con la presencia de artistas, fotógrafos y cronistas de cine, constituían un espectáculo extra de la película, el día del estreno. Se transmitía por radio y aparecía reflejada en las revistas Radiolandia, Sintonía o Antena.

En los barrios la programación difería. Había secciones de matineé infantil, con la proyección de una película completa en 12 episodios, con el agregdo de un par de películas de cowboys. Eran promocionadas a la salida de las escuelas, con precios rebajados. En la sección de la noche, se proyectaba un programa de dos o tres películas.

Durante la semana, existía el “Día de Damas”, con la proyección de tres películas de carácter romántico, a un precio más popular. En la sección noche, el programa era el mismo durante la semana, integrado por viejos estrenos. Los cines de barrio, no proyectaban estrenos, patrimonio exclusivo de la calle de los cines. Los supermercados, los templos evangélicos y las galerías comerciales, reemplazaron a estos baluartes culturales de aquél Buenos Aires que se fue.

El barrio, El cine, Los entretenimientos

ANDRÉS J. ROLANDO FUSTIÑANA (ROLAND)

Rolando Fustiñana, Roland, fue un periodista especializado en cine, nacido en Buenos Aires el 16 de enero de 1918.

Conoció a las estrellas de cine a través de las figuritas que se obtenían en chocolatines y paquetes de cigarrillos. Comenzó a trabajar como periodista y crítico cinematográfico en el diario “Crítica”, en el año 1936, escribiendo sobre cine nacional y extranjero. Permaneció hasta 1963.

En 1942 fundó el “Club Gente de Cine” que dirigió y presidió hasta el año 1990. En plena Segunda Guerra Mundial, concurrió al primer festival de Cannes, donde se encontró con Henry Langlois, fundador de la prestigiosa Cinemateca Francesa, quien le sugirió crear una Cinemateca Argentina. Roland aceptó la sugerencia y su asesoramiento, fundándola en 1949, e integrando su Primera Comisión Directiva, siendo su Presidente.

Bohemio y trasnochador, frecuentó los cafés donde se hablaba y discutía de cine con sus pares. En 1955 ejerció la docencia en la Universidad de La Plata como Profesor de Historia del Cine, permaneciendo hasta 1975. En 1959 participó activamente en la organización del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, donde también se desempeñó como Jurado.

En 1971 creó el “Museo Municipal del Cine Pablo Ducros Hicken”, junto a Jorge Miguel Couselo, Guillermo Fernández Jurado y otros, al que dirigió entre 1976 y 1981. Fue Director de la Escuela de Cine del Instituto Nacional de Cinematografía, en el período de 1981 a 1988, y contribuyó a crear la Asociación de Cronistas Cinematográficos, que presidió en el año 1981.

Fue Vicepresidente de la Federación Internacional de Archivos de Films, FIAF, entidad dedicada a la preservación del material fílmico. Su tarea fue un modelo para los amantes del cine que le sucedieron, dejando una profunda huella en los sitios donde se desempeñó.

En 1981 recibió el Premio Torre Nilsson, en reconocimiento a su trayectoria y en 1991 recibió el Premio Konex de Platino Cultual. Falleció en Buenos Aires el 12 de enero de 1999. Roland se caracterizó por su rigor implacable y una conducta ética sin concesiones, aplicando su inteligencia y agudeza en la orientación de los amantes del séptimo arte, en aquel Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipwdia.org/wiki/Rolando_Fusti%C3%B1ana

Hacia los orígenes del séptimo arte. Pag. 12. 22 mayo de 2009.

El cine

QUIRINO CRISTIANI, PIONERO DEL CINE DE ANIMACIÓN

Quirino Cristiani fue el pionero del cine de animación, nacido en Santa Giuletta, Pavia, Italia, el 2 de julio de 1896.

En 1900 llegó con sus padres y hermanos a Buenos Aires, estableciéndose en la Argentina. Desde muy joven fue un apasionado por el dibujo. Durante su época de estudiante secundario, tuvo como maestros a Lorenzo Gigli y Alfredo Guido. Trabajó como caricaturista para los diarios, en historietas y sátiras políticas. Asistió a cursos de Bellas Artes.

Federico Valle, un cineasta italiano radicado en Buenos Aires, lo contrató en 1916 para trabajar en su estudio cinematográfico realizando caricaturas de humor político, en las películas de informativos. Pero Valle le exigió que dotara de movimientos a sus dibujos, basándose en las animaciones del francés Émile Cohl. Entonces realizó su primer cortometraje de animación “Intervención en la Provincia de Buenos Aires”.

Cristiani desarrolló sus propias técnicas de animación que dieron por resultado la aparición de “El apóstol”, el 9 de noviembre de 1917, el primer largometraje de dibujos animados de la historia, producido por Federico Valle. Era una sátira sobre Hipólito Irigoyen, con libreto de Alfredo de Laferrere y dibujos de Diógenes Taborda, que permaneció casi un año en cartel.

En 1918 patentó una mesa para la creación de películas de animación y realizó su segunda película de largometraje, “Sin dejar rastros”, referida a un confuso episodio de la Primera Guerra Mundial, que no tuvo aceptación por razones políticas, ya que el film fue censurado y confiscado por el gobierno.

Pero Quirino Cristiani se había convertido en el creador del cine animado y sonoro, ya que Walt Disney, comenzó a trabajar en animación a partir de 1920, cuando contaba 19 años, preparando anuncios para los cines locales. Cristiani continuó con su tarea de dibujar historietas y caricaturas para los periódicos, con magros ingresos. Entonces creó el “Public-Cine”, una pantalla al aire libre para los barrios que no disponían de sala cinematográfica, con notable éxito. Fue clausurado por la Municipaslidad por obstaculizar el tránsito.

La empresa estadounidense Metro-Goldwyn-Mayer, lo contrató en 1927, como director de publicidad en la filial argentina. Cuatro años más tarde, el 16 de setiembre de 1931, estrenó “Peludópolis”, el primer largometraje animado y sonoro, en 35 mm. Fue una sátira política en relación al gobierno de Hipólito Irigoyen y su caída. La sonorización se realizó mediante el acople de discos grabados. La película fue un desastre económico que provocó la ruina económica de Cristiani.

La dificulatad económica y la carencia de tecnología adecuada. no le permitió competir con Walt Disney, hecho que determinó dedicarse al doblaje y subtitulado de películas extranjeras, en su laboratorio ubicado en Sarmiento 2121. Este hecho no le impidió realizar otros cortos animados: “Entre pitos y flautas” en 1941 y “Carbonada”, en 1943, que ganó el Premio Municipal.

En 1941, se estrenó en Buenos Aires “Fantasía”, lo que motivó la visita al país de su creador, Walt Disney. En un encuentro con Cristiani, lo invitó a emplearse en Estados Unidos, ofrecimiento que rechazó, pero le recomendó a Disney una entrevista con el dibujante Florencio Molina Campos, experto en temas gauchescos.

Sus películas se destruyeron en dos incendios ocurridos en su laboratorio, en los años 1957 y 1961 respectivamente, salvándose solamente “El mono relojero”, encargada por Carlos Vigil. Ante estas contingencias, Cristiani decidió su retiro, siendo completamente olvidado, hasta que en la década del 80, fue homenajeado en Italia y Argentina. Falleció en su casa de Bernal, Provincia de Buenos Aires, el 2 de agosto de 1984.

Quirino Cristiani fue el pionero del cine de animación y del primer largometraje sonoro en el mundo, que vivió en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuentes: http://e.wikipwdia.org/wiki/Quirino_Cristiani

http://www.grupokane.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=105%3Aartdossier_

https//es.wikipedia.org/wiki/Walt_Disney

Bendazzi G. Quirino Cristiani, the untold story of Argentina’s Pionner Animator_Graffiti. Dec. 1984

Artistas destacados, El cine, Los entretenimientos, Realidades argentinas, Vivieron en Buenos Aires
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda