El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Septiembre, 2014

JOSÉ BONOMI, EL ARTISTA OLVIDADO

José Bonomi nació en Cosenza, Italia, el 17 de junio de 1903.

Desembarcó en Buenos Aires en 1906 donde se radicó y desarrolló actividades de pintor, escenógrafo, grabador, dibujante y docente. Comenzó sus estudios de pintura con el profesor italiano Francisco Parisi, continuando en la Escuela Nacional de Bellas Artes “Prilidiano Pueyrredón”.

Siendo estudiante, colaboró en 1921 en la revista “Jockey Club” y en 1924 ilustró “La Venus calchaquí”, de Bernardo González Arrili. En 1925 ganó el Primer Premio en el Salón de Pintura y Grabado. Posteriormente ilustró el Suplemento Cultural de “La Prensa”, del que llegó a ser su Director.

Alquiló un taller en la calle Belgrano al 500, junto con el escultor español Pepe Lorda. . Colaboró en las revistas “Caras y Caretas”, “Plus Ultra”, “Martín Fierro” y “El Hogar”. Fue muy recordada la cubierta del libro “Lunario Sentimental”, de Leopoldo Lugones, obra realizada en 1926, cuando trabajaba en la editorial Gleiser y la de “El espantapájaros”, de Oliverio Girondo.

Ya fueran óleos, grabados, acrílicos, técnicas mixtas o dibujos, Bonomi adoptaba con seguridad el estilo que mejor convenía a los textos que debía ilustrar. En 1927 viajó a Europa, visitando Italia, Francia y España. Participó en Madrid de las tertulias del Café Pombo y por invitación de Ortega y Gasset, realizó una exposición en los salones de la Revista de Occidente. En París frecuentó al Grupo Argentino, donde se encontraban Héctor Basaldúa, Horacio Butler y Alberto Moreira.

En 1945, la Editorial “Emecé” comenzó a publicar la colección “El Séptimo Círculo”, dirigida por Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares. Su primer tomo fue “La bestia debe morir”, de Nicholas Blake, al que siguieron alrededor de 200 títulos más, dedicada casi exclusivamente a temas policiales.

Una de sus características fue la  presentación en más de 300 tapas, de diseños geométricos, que combinaban lo abstracto con el cubismo, realizados por José Bonomi, durante casi 40 años para una colección que rescató las formas del relato clásico policial inglés, destacando la eficacia de una trama  ingeniosa y bien contada.

El atractivo de las cubiertas, fue buena parte del éxito  que obtuvo, al presentar las figuras como un enigmático rompecabezas. Bonomi leyó los libros, buscando elementos significativos que le permitieran simbolizar los conceptos, con un exquisito poder de síntesis, que jerarquizó la presentación de esa colección.

También ilustró colecciones de “Novelistas Argentinos Contemporáneos”, “Piragua”, “Las Puertas de marfil” y otras editoriales tan disímiles como “TOR” y la “Revista Sur”. En 1949 viajó a Florencia y Siena junto con María Esther, su esposa. Los talleres florentinos fueron siempre su fuente de perfeccionamiento.

En 1936 comenzó sus tareas como escenógrafo en el Teatro “Cervantes” con “La discreta enamorada”, de Lope de Vega, y dirección de Cunil Cabanellas. Le siguieron Cyrano de Bergerac y en 1957 “Los Mellizos de Plauto”. En 1975 presentó una muestra de sus trabajos en la Galería “Van Riel”. Tenía 72 años y fue su primera exposición importante en la Argentina.

El aporte de José Bonomi a la historia del arte, a través del diseño y la obra gráfica no ha sido suficientemente valorado. Este artista, vinculado a los personajes del movimiento renovador como Leopoldo Marechal, Lino Eneas Spilimbergo, Emilio Pettoruti y Xul Solar, supo dejar una impronta inolvidable en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Acciarressi, Humberto. Las tapas de Séptimo  Círculo y retrospectiva de José Bonomi. La Razón 08-09-2014.

http://www.lanacion.com.ar/1726165-intrigas-policiales-bellamente-ilustradas

Dansey, M.S. El arte de poner la tapa. Clarín 18-09-2014.

http://www.artehispano.com.ar/Jose_Bonomi_El_Septimo_Circulo.html

Artistas destacados, La inmigración, Vivieron en Buenos Aires

EL APERITIVO PINERAL

Pineral es un aperitivo creado en 1864 por los hermanos Pini.

Hermenegildo Pini nació en Lierna, Italia, sobre el lago de Como. En 1864 fundó en Buenos Aires “Pini Hermanos & Cía”, la empresa licorera “más importante de Sudamérica”, según sus palabras. Su producto estrella fue el aperitivo “Pineral”, elaborado como una réplica al antiguo bitter francés “Aperital Deloc”.

La fórmula original era a base de 30 hierbas aromáticas, cáscaras de frutas cítricas y caramelo, con alcohol de 36º. “Pineral” es un aperitivo de tipo amaro, que acompañó a generaciones de argentinos durante más de un siglo, con un sabor cercano al del bitter alemán. Hermenegildo Pini, que en 1922 fue Presidente de la Unión Industrial Argentina, fue uno de los tantos inmigrantes italianos que trajeron al país el gusto por los aperitivos como el vermouth, fernet y bitter.

Como en todos los aperitivos de esa época, se lo recomendaba por poseer propiedades de tónico reconstituyente, vigorizante, estimulante del apetito, y regularizador de la digestión. “Pineral” triunfó en las exposiciones nacionales e internacionales, acumulando premios y medallas, impresas en su colorida etiqueta, adornada con un fileteado porteño.

El desarrollo de los aperitivos se vió favorecido en la segunda década del Siglo XX, como consecuencia de las dificultades provocadas por la Primera Guerra Mundial, motivando su fabricación en el país, ante la demanda creciente de los inmigrantes. A la publicidad inteligente de Hermenegildo Pini, basada en las propiedades tonificantes, se le sumó la gama de obsequios, sea para cafés y bares como ceniceros y destapadores, o de relojes suizos y máquinas de afeitar para los consumidores habituales.

La popularidad de “Pineral” quedó reflejada en el tango que, con el mismo nombre, escribió Ángel Villoldo. Su uso se extendió a las pulperías del interior cuando fue adoptado por los gauchos. Se llegaron a vender 600 mil botellas al año. Sin embargo, su consumo anual fue disminuyendo hasta alcanzar la cifra de 24 mil botellas, por lo que la empresa fue vendida en el año 1974.

El “Pineral”, un amaro de alta graduación alcohólica, brilló en los bares y fondas tradicionales, siendo llamado “el fernet de los pobres”, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.bar-drinks.com.ar/2013-08-19-15-43-12/aperitivos/128-pineral?tmp…

http://libroderecetas.com/bebidas/aperitivos-tipicos-argentinos

http://dearomasysabores.wordpress.com/2011/08/04/pineral

Sin categoría

TORCUATO DI TELLA

Torcuato Di Tella nació en 1892 en Capracotta, Italia.

En 1903 llegó a Buenos Aires, a la edad de 13 años. Su ingenio y su inventiva se mostraron con la invención de una amasadora de pan en 1911, a consecuencia de una huelga de panaderos. Tenía 18 años y a raiz del éxito obtenido creó la empresa “Sección Industrial Amasadoras Mecánicas”, conocida como SIAM, patentando la primera máquina para amasar pan.

Estudió en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires, graduándose en 1921. SIAM se transformó en una fábrica muy importante, al ser contratada por YPF para fabricar bombas de extracción de petróleo, oleoductos y surtidores de combustible, hasta 1930.

Por el golpe militar, le rescindieron el contrato con YPF, por lo que en 1932, se orientó a fabricar maquinaria industrial y heladeras comerciales. En 1935 fabricó las heladeras familiares SIAM, de gran impacto por el uso masivo, lo que le brindó un gran prestigio.

También lavarropas, cocinas, televisores, motonetas, furgonetas, grandes transformadores eléctricos, caños de acero y generadores para locomotoras diésel eléctricas. Empleó a más de 10.000 obreros en una gran fábrica metalmecánica ubicada en Avellaneda.

Representó a la Argentina ante la Organización Internacional del Trabajo, OIT y fue docente de economía y gerencia de empresas desde 1944. Se casó con María Robiola y tuvo 2 hijos, Torcuato y Guido Di Tella. Falleció en Buenos Aires en 1948, a la edad de 56 años, cuando SIAM era el grupo industrial más importante de LatinoAmérica.

Su muerte dejó un hueco muy importante en la conducción de la empresa . En la década del 50, mediante un acuerdo con la firma italiana Lambretta, fabricó motonetas denominadas “Siambretta”. SIAM también fue famosa a partir de 1960 por la producción de automóviles, los SIAM-DiTella, basados en la tecnología inglesa del Riley 4, un sedan de 4 puertas con capacidad para 5 pasajeros. Fue el auto de la familia de clase media y de los taxistas.

En 1958 se fundó el Instituto Di Tella, para la educación de artistas locales y en 1991, la Universidad Di Tella, emprendimientos desarrollados por los ingenieros Torcuato y Guido Di Tella, quienes interesados en el aspecto cultural, no se ocuparon del manejo de la empresa.

En 1972 todo terminó cuando la empresa entró en bancarrota, siendo nacionalizada  por la enorme deuda que mantenía con el Estado. En 1986, la empresa fue desmembrada y vendida a los grupos empresarios privados Techint, Pérez Companc y Aurora Grundig. Los problemas de gestión sumados a los golpes de estado y las dificultades financieras, condujeron a la quiebra.

Torcuato Di Tella intentó transformar a la Argentina rural en una nación industrializada y moderna, con conceptos novedosos como la producción en serie y la organización científica del trabajo. Las heladeras SIAM y el famoso Di Tella 1500, fueron íconos de la industria argentina, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Siam_Di_Tella

http://edant.clarin.com/suplementos/zona/2006/10/29/2-03515.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Torcuato_Di_Tella

La inmigración, Realidades argentinas, Vivieron en Buenos Aires

LA EDITORIAL TOR

La Editorial TOR fue una editorial argentina creada en Buenos Aires en el año 1916.

Su fundador fue Juan Carlos Torrendell, nacido en Palma de Mallorca, España, el 25 de octubre 1895. Llegó a Buenos Aires en 1907. Trabajó en la Librería Editorial “La Facultad”, ubicada en Florida 359. El 16 de junio de 1916, cuando contaba 20 años de edad, fundó la Editorial TOR, con talleres en Río de janeiro 760 y locales de venta en las calles Florida y Maipú.

Las ediciones de TOR eran muy económicas, impresas en papel de diario, con tapas de papel satinado y dibujos anónimos en colores. Adoptó como frase emblema:”Contra viento y marea” y su nombre surgió de las tres primeras letras de su apellido.

El espectro de sus publicaciones fue muy amplio. Novelas románticas de M. Delly, César Duayen. Poesías de Amado Nervo. Obras de Stephan Zweig, Anatole France, Manuel Gálvez, Giovanni Papini, Marcelo Peyret, etc. Algunas publicaciones fueron consideradas en esa época, como de tono muy subido, que se leían a escondidas, tales como “Los pulpos”, de Marcelo Peyret; “Naná” de Emilio Zola y “Safo” de Alfonso Daudet.

En el catálogo de TOR se hallaba todo tipo de tema. Benito Mussolini con “El fascismo”; Adolfo Hitler con “Mi lucha” y Frankin D. Roosevelt con “Mirando adelante”, integraron su frondoso listado. Publicó obras de ensayo en su “Nueva Biblioteca Filosófica”, editando a Aristóteles, Platón, Erasmo de Rotterdam, Auguste Comte o Hipócrates, entre otros.

Los niños tenían a su alcance los cuentos clásicos como “Aladino y la lámpara maravillosa”, “Alí Babá y los 40 ladrones”, “Caperucita Roja”, “Gulliver en el país de los enanos”, “Pulgarcito”. ¿Quién no tuvo acceso a estos libros inolvidables de la literatura infantil? Leíamos los tomos varias veces y cada vez, nos gustaban más.

Fueron varias las colecciones especializadas. Los “Maestros de la Música”, en la década del 40, mostró las biografías de Beethoven, Mozart, Verdi, Massenet y otros. También la “Enciclopedia sobre obras de Sigmund Freud”, incluyó diez títulos.

Capítulo aparte es el de las novelas policiales, donde siempre recordamos las “Aventuras de Míster Reeder”, de publicación semanal con 64 páginas de extensión y más de 600 ejemplares publicados. Quedamos atrapados siguiendo las peripecias del inefable investigador del Procurador Fiscal, que no se desprendía de su paraguas, siempre cerrado pero conteniendo su arma, un trozo de llanta de goma.

La actividad de TOR se extendió desde 1916 hasta 1971. De Freud a Marx, Tarzán a Emilio Salgari o latinoamericanos famosos como Borges, Bioy Casares u Horacio Quiroga, integraron sus famosos títulos. Editorial TOR fue la más grande editorial de toda la historia en Latinoamérica; produjo más de diez mil títulos de libros y dos mil revistas de géneros diversos.

Fue factor de gran importancia en el ámbito cultural argentino. Nunca olvidaremos a esos libros amarillentos, ajados, de papel ordinario y mal cortado, que leimos en muchas oportunidades. Juan Carlos Torrendel fue un visionario con un espectacular sentido de la oportunidad. Cuando se estrenaba una película atractivas, TOR imprimía el libro pero con el título de la película. Lo hizo en 1933 con “El creador de mosntruos” y en “Tarzan de los monos”, publicando una extensa serie de novelas de Tarzan.

Desde su creación hasta 1930, no ofreció nada destacable. En1930 adquirió su primera rotativa, comenzando su época de oro hasta 1959. Publicaba uno o dos libros por día y no menos de 5 mil ejemplares por cada uno, para establecer un  relación costo beneficio favorable. Eso motivó su expansión a casi todos los países de Latinoamérica. El 70 % de la tirada, estaba dirigida al mercado externo.

Cuando se agotaban los libros de determinado autor, TOR contrataba a escritores nacionales quienes redactaban textos apócrifos con el nombre del autor original. Así ocurrió con Tarzán, con historietas basadas en Walt Disney, novelas policiales de Mister Reeder y Sexton Blake. En muchas ocasiones, superaban en calidad a las originales. Mister Reeder, creada por Edgard Wallace, encontró en Buenos Aires su réplica en los escritos firmados por John Traben.

Juan Carlos Torrendell falleció en Vicente López el 11 de marzo de 1961, señalando el comienzo de su recesión y caída, culminando con el cierre e la empresa en 1971. TOR tuvo una gran incidencia en el desarrollo de la cultura argentina, accesible a todo nivel en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.elarcadigital.com.ar/modulos/suplementos/articulos.php?

http://www.axon.com.ar/wiki/index.php?title=Editorial_TOR

http://josecalvino2002.blogspot.com.ar/2012/08/editorial-tor.html

La educación, La inmigración, Las Revistas Inolvidables, Vivieron en Buenos Aires
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda