El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Diciembre, 2013

FEDERICO RIBAS

Federico Ribas Montenegro fue un dibujante y publicista español, nacido en Vigo, Galicia, el 26 de Octubre de 1890.

En 1908 llegó a Buenos Aires como un inmigrante gallego más, dedicándose al dibujo. Se relacionó con los dibujantes españoles José María Cao, pionero del humor gráfico en la prensa argentina, y Juan Carlos Alonso.

Fue uno de los grandes dibujantes de “Caras y Caretas”, “PBT” y otras revistas argentinas del Siglo XX como “Papel y Tinta”, “Crónicas de oro” y el periódico “Última Hora”, en la excepcional época de la industria gráfica argentina, aliada con la escritura periodística.

En 1912 viajó a París, donde se desempeñó como Director Artístico de la revista “Mundial”: También colaboró con “Le Rire” y “Elegances”. A raíz del comienzo de la Primra Guerra Mundial, volvió a España desarrollando actividades de ilustrador y dibujante en las importantes revistas “La Esfera”, “Nuevo Mundo” y “Blanco y Negro”.

Sentó las bases de la publicidad española al ser contratado por la Perfumería “GAL”, para realizar los anuncios y carteles para las campañas publicitarias, a partir del año 1916. Los más bellos carteles los realizó para los vinos “Jerez de la Frontera”, de las bodegas del “Marqués del Real Tesoro”.

En 1923 publicó viñetas en el “Faro de Vigo” y desde 1925, en “El Pueblo Gallego”. En 1929 fue director de una gran empresa de publicidad, cargo que se truncó con el comienzo de la Guerra Civil. El alzamiento contra la República del 18 de junio de 1936, lo sorprendió en Vigo. Decidió embarcarse hacia Argentina, llegando al puerto de Buenos Aires el 7 de noviembre de 1936.

Sus brillantes antecedentes y el recuerdo de su anterior estadía, motivó su contratación por parte del periodista uruguayo Constancio C. Vigil, siendo nombrado Director artístico de la  prestigiosa revista “Atlántida”. Denunció el terror franquista en Pontevedra, colaborando con su compañero en “Caras y Caretas”, Luis Seoane.

En la década del 40, ilustró varios libros de Constancio Vigil: “El niño y la música”, “El mono relojero”, “Alma nueva”, “El hombre y los animales”, “Botón tolón”, “La escuela de la Señorita Susana”, “Marta y Jorge”, “Muñequita”, “La educación del hijo” y “Los enanitos jardineros”. A fines de 1949, regresó a Madrid, España, recomenzando sus tareas publicitarias.

Sus dibujos influenciaron la moda y el maquillaje femenino. La obra de Federico Ribas se conserva en museos de Galicia y en las colecciones y archivos de “Prensa Española”. Falleció en Madrid el 11 de setiembre de 1952. Federico Ribas, uno de los grandes artistas gráficos españoles, vivió durante el primer tercio del Siglo XX en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.jerezsiempre.com/index.php/Federico_Ribas_Montenegro.

http://www.lahistoriadelapublicidad.com/protagonistas_ficha.php?codnot=312

Artistas destacados, El exilio, La inmigración, Vivieron en Buenos Aires

HUGO GUERRERO MARTHINHEITZ

Hugo Guerrero Marthinheitz (Hugo Tomás Tiburcio Adelmar Guerrero de Avila Marthinheitz), fue un locutor peruano que nació en Lima, Perú, el 11 de agosto de 1924.

Comenzó su carrera en Perú, como adaptador de novelas para radioteatro, redactor de noticieros, operador y locutor comercial, transformándose en una estrella de la radiofonía peruana. A los 26 años viajó a Chile, a fin de mejorar el manejo de su voz, en la Escuela de Teatro Experimental de la Universidad de Chile.

En 1953 se trasladó a Buenos Aires, donde permaneció sin éxito durante una semana. Viajó a Montevideo, trabajando en Radio Carve con gran éxito a raiz de lo cual, regresó a Argentina en 1955, presentando su programa “El Club de los discómanos”.

Fue una verdadera revolución en el mundo radial. Con un armado distinto, nuevas modalidades en la emisión de la música grabada, con una selección excelente de temas, difundiendo más de un tema por vez, sin interrupción, algo impensable para esa época. Era la emisión de “su música”, previamente grabada.

En 1956, fue el presentador de Louis Amstrong, durante su visita a Buenos Aires, en ocasión de su actuación en el Gran Cine Ópera. A partir de 1967, presentó “El Show del minuto”, que llegó a tener una duración de 6 horas. Comentarios mordaces, silencios largos o larguísimos y una carcajada extraña, ya que se reía para adentro, fueron algunas de las características que destacaron a este innovador.

La difusión de la obra de Hugo Díaz, el extraordinario folklorista santiagueño, enriquecida con sus sabrosos comentarios, eran un instante de especial calidad, realmente inolvidable. Guerrero Marthinheitz fue el ejemplo de la libertad creativa, en la radio y también en la televisdión, en la que se destacó con su ciclo “A solas”, en el que entrevistaba a una personalidad, donde se preguntaba mucho y se hablaba de todo.

Se casó en 3 oportunidades y tuvo un hijo en cada matrimonio: María Gabriela, Diego y Hugo respectivamente. En 1975 se hizo ciudadano argentino. La expresión de su pensamiento y sus convicciones le significaron en muchas oportunidades, el levantamiento de sus programas y las severas críticas de gobiernos civiles y militares.

La última etapa de su vida fue dura y muy difícil. Quedó sin trabajo, se separó de su tercera esposa y fue tratado por un cáncer de vejiga. El 21 de agosto de 2010, a los 86 años, falleció en el Hospital de Clínicas de Buenos Aires. Hugo Guerrero Marthinheitz, locutor y presentador, fue uno de los máximos referentes en la historia de la radiofonía argentina de aquel Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Hugo_Guerrero_Marthinheitz

La Razón, 21 agosto 2010.

Audiciones Radiales, La radio, Vivieron en Buenos Aires

BARRY MORAL

Barry Moral (Raúl Alberto Morales Luque), fue un ejecutante de saxo y clarinete nacido en Córdoba en el año 1916.

Sus primeras actuaciones se desarrollaron con las orquestas de René Cóspito, Los Santa Paula Serenaders y Héctor Lagna Fietta respectivamente. Fue vocalista en la Orquesta de Osvaldo Norton, en la década del 40. Posteriormente integró el conjunto “La jazz Mickey”.

Este hecho motivó que el jazzman norteamericano Harold Mickey, afincado en Buenos Aires desde el año 1933, fuera a verlo a fin de averiguar si lo estaban imitando. Como resultado de esa visita, Harold Mickey convocó a Alberto Morales a integrar su orquesta como cantor y ejecutante, pero con el seudónimo de Barry Moral.

Fueron 6 años de gran éxito en bailes, radios y discos grabados en el sello “Odeón”. Se independizó en 1942, formando su orquesta donde también actuaron sus hermanos Carlos, Mary y Alfredo, dando nacimiento al trío vocal “Los Tres Caballeros”, quienes fueron convocados por Walt Disney durante su visita a la Argentina, con motivo de la filmación de la película de dibujos animados “Dumbo”, para su versión en español.

Con el transcurso del tiempo, la orquesta experimentó variados cambios, desfilando figuras muy conocidas del mundo del jazz, como Marito Cosentino, Enrique Villegas, Chico Novarro, Tulio Gallo, Leandro y Rubén Barbieri, José Granara y muchos más.

Barry Moral ejecutaba con frecuencia el clarinete, en el estilo de Artie Shaw, con un repertorio de swing, standard para la época, a lo que agregaba música tropical. Un hecho llamativo fue que, a diferencia de las otras orquestas, las versiones cantadas fueron en español y no en inglés. Así se hicieron clásicas de la orquesta, las versiones de “Lily Marlene”, “Cielos azules” y “Zapatendo suavemente”, entre otras.

Como era habitual en la década del 40, estas orquestas participaban de los bailes del fin de semana en los clubes de barrio, junto a una orquesta típica. Así disfrutamos de su repertorio en los bailes que se realizaban en el “Club Vélez Sarsfield”, donde Barry Moral era una de sus atracciones.

Antes de partir a Nueva York en 1961, fue figura en los bailables “Modart”, en “Radio El Mundo”. También actuó en “Radio Splendid”, locales nocturnos y confiterías. En el término de 10 años, desde 1943 a 1953, grabó 149 temas para el sello “Odeón”. Luego de una permanencia de 4 años en los Estados Unidos, regresó a la Argentina en el año 1965, presentándose con su orquesta en fiestas sociales. Falleció en Buenos Aires, el 24 de noviembre de 1980, dejándonos un recuerdo de aquél Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.jazzar.unlugar.com/directores.htm

Sin categoría

TANGOS DEDICADOS A MÉDICOS

Uno puede preguntarse ¿Qué relación existe entre el tango y la medicina?.

La respuesta puede sorprender. El análisis de las letras de tango, cuentan muchas situaciones de esta relación. Y no solamente en las letras sino también en las carátulas de las partituras, donde quedaron graficadas con impecables dibujos alusivos, escenas de la vida médica, encarada desde un punto de vista humorístico.

Durante la segunda y tercera década del siglo XX, aparecieron tangos dedicados a los profesionales de la medicina: médicos, practicantes, farmacéuticos, dentistas y también, amigos personales no relacionados con la medicina. Una característica distintiva, eran las carátulas que mostraban viñetas de un humor macabro, que destacaba nítidamente, el mensaje del título.

Las lecturas de estas tapas mostraba en primer término, la dedicatoria al profesional o amigo, así como en algunas ocasiones, acompañando al título, una breve aclaración. Muchas de las partituras, hoy inhallables, están en manos de celosos coleccionistas.

El 606, tango medicinal para la curación de todo mal” de Reinaldo Sales de Araujo, dedicado a los boticarios, se refería al “salvarsán”, el primer compuesto arsenical para el tratamiento de la sífilis, enfermedad muy extendida en las primeras décadas del Siglo XX.

Con motivo del Primer Baile del Internado, el 21 de setiembre de 1914, Francisco Canaro estrenó su tango “Matasano” dedicado a los internos del Hospital Durand. Al año siguiente, con motivo del segundo baile del Internado, el mismo Francisco Canaro estrenó “El Internado“, dedicado a la Asociación del Internado, a su presidente el Dr. Adolfo Rébora y a la Comisión Directiva de la misma”.

Eduardo Arolas, dedicó su tango “Rawson“, a los doctores Pedro Sauré, Juan Carlos Aramburu y Clebo Santa Coloma. Se trataba del Hospital Rawson, centro de actividades de los famosos hermanos Enrique y Ricardo Finocchietto, creadores de la Escuela Quirúrgica que lleva su nombre.

Los agradecimientos fueron frecuentes, como en “El Cirujano“, de Adolfo A. Perez, “dedicado con aprecio al inteligente médico cirujano Dr. Adolfo Sangiovanni, en prueba de sus esmeradas atenciones”. Vicente Greco compuso “El Anatomista“, dedicado a los practicantes internos de los Hospitales de la Capital, con motivo del Tercer Baile del internado, el 21 de setiembre de 1916.

A veces, se agregaba al título del tango, una aclaración complementaria como en “Bicloruro“, Tango venenoso, de Francisco Demarco “Dedicado a mi estimado amigo, Subcomisario Américo La Rosa” . “Bicarbonato“, Tango curativo, de A. Battisti”dedicado al distinguido médico y amigo Dr. Enrique Feinmann”, o “Cloroformo“, Tango Medicinal, de Alberto Paredes, “dedicado al distinguido médico cirujano Dr. Héctor De Kemmeter”. Curiosas relaciones entre el tango y la medicina en ese Buenos Aires que se fue.

El tango, La medicina de ayer
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda