El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Abril, 2013

LADISLAO BIRO

Ladislao Biro fue un inventor y periodista nacido en Budapest, Hungría, el 29 de Setiembre de 1899.

Desarrolló múltiples actividades, pero se hizo famoso por sus condiciones de inventor. Desempeñando actividades en su rol de periodista, padeció los inconvenientes ocasionados por su lapicera fuente, interrumpiendo su labor durante un reportaje, situación que lo alteró profundamente.

Esta hecho lo indujo a encontrar una tinta capaz de evitar estos inconvenientes. Con la colaboración de su hermano Georg, químico de profesión, logró obtener una tinta útil , pero que no funcionaba con la estilográfica habitual. Sin embargo su genialidad se mostró nítidamente cuando decidió reemplazar la pluma fuente por una bolilla.

Esta decisión provino de su capacidad de observación, cuando al ver a unos niños jugando a las bolitas, observó que al pasar por el agua, la bolita dejaba mojado su trayecto. Fue el nacimiento de la “lapicera a bolilla”, un sistema para escribir que revolucionaría al mundo.

En 1938, patentó su `prototipo en Hungría. Al año siguiente, fue invitado por el ex presidente argentino, Agustín P. Justo a radicarse en la Argentina y desarrollar su invención. A poco de comenzada la Segunda Guerra Mundial, encontrándose Biro en Francia y producirse la invasión a París en Mayo de 1940, junto con su hermano y su socio, Juan Meyne, emigraron hacia Argentina.

Poco tiempo después, llegarían su esposa y su hija. En un garage, la compañía Biro, Meyne y Biro trabajaron con un grupo de operarios y el 10 de Junio de 1943,  patentaron en Buenos Aires a la “Birome”, la primera esferográfica con tinta que secaba en el acto, y que podía utilizarse en los aviones.El nombre provenía de la unión de los apellidos de Biro y su socio.

Radicado con su familia en BuenosAires, Biro adoptó la ciudadanía argentina. La popularidad del bolígrafo fue total y hoy, todo el mundo utiliza la lapicera con punta a bolilla, que regula la salida de tinta al papel, en forma fluida y constante.

La primera “Birome” me la regalaron en el año 1945. Tenía un trazo grueso y no era continuo; estaba salpicado por pequeñas interrupciones. La punta de bolilla se ensuciaba con frecuencia, y los dedos, cuadernos y ropa, sufrían de manchas que no se podían eliminar. Pero todos sus inconvenientes del comienzo, quedaban obviados por la sencillez de su escritura.

La producción masiva abarató muchísimo los costos, convirtiéndola en el instrumento universal de la escritura manual. Biro aplicó el principio de su lapicera en la fabricación de desodorantes a bolilla y de perfumeros a bolilla. La Escuela Argentina de Inventores estableció en 1990 que el “El día del inventor” se festeje el 29 de Setiembre, conmerorando la fecha de nacimiento de Ladislao Biro.

Falleció en Buenos Aires el 24 de Noviembre de 1985. Ladislao Biro fue un inventor genial, padre de la “Birome”, que vivió más de 40 años en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Ladislao_Biro

http://es.wikipedia.org/wiki/Bol%C3%ADgrafo

El exilio, Realidades argentinas, Vivieron en Buenos Aires

EL PASAJE BUTTELER

El Pasaje Butteler pertenece al denominado en forma no oficial “Sub barrio Butteler”, ubicado en la zona del Parque Chacabuco.                    

La señorita Azucena Butteler donó una gran quinta, con la condición de que se construyeran casas para los obreros de la zona, y que la zona llevara su nombre. La construcción comenzó en 1908 y finalizó en 1910. Se edificaron 64 casas, de las llamadas “casas baratas”, como en el Barrio Cafferata,  con una particularidad: el diseño de las calles era el de la letra equis, con una plazoleta en su centro, conocida como “Plaza escondida”, que desde el año 1972, lleva el nombre de Enrique Santos Discépolo.

En las cuatro esquinas, el acceso a los vehículos estaba impedido por la presencia de 2 pilares de mampostería, unidos por una cadena, dejando el espacio de una estrecha vereda para caminar. Es el diseño más extraño existente en la ciudad de Buenos aires.

Las esquinas se corresponden con las Avenidas La Plata y Cobo, y las calles Zelarrayan y Senillosa. Las calles en equis y las callejuelas que rodean la plazoleta, llevan el nombre de Butteler, con una numeración compleja del 1 al 99.

Conocer el Pasaje Butteler es sorprendente porque al ingresar a uno de los tramos de esa equis, se encuentra la plazoleta, donde se halla un busto de Discépolo. Son cuatro calles con distinta dirección pero con la misma numeración. Cada calle tiene una longitud de 100 metros.

Sus casas son bajas y las calles adoquinadas, la hicieron escenario para el rodaje de películas y novelas. En ese predio fueron famosas en la década del 30, las fogatas de San Pedro y San Pablo. Más recientemente, ha sido sitio de encuentro de los hinchas del club San Lorenzo de Almagro. El Pasaje Butteler constituye una original y curiosa expresión del paisaje urbano de aquel Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://edant.clarin.com/diario/2004/08/15/laciudad/h-05415.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Barrio_Butteler

http://www.lanacion.com.ar/860430-butteler-un-pasaje-porteno-que….

El barrio, La ciudad

ERICH GOTLIEB ELISKASES, CABALLERO DEL AJEDREZ

Erich Gotlieb Eliskases fue un Gran Maestro de ajedrez austríaco, nacido en Innsbruck, Austria , el 15 de Febrero de 1913.

Comenzó a jugar a los 15 años, fue Jefe de Redacción de la revista “Wiener Schachzeitung” y practicante del ajedrez postal. En 1937 fue contratado por Alexander Alekine como analista para el encuentro con Max Euwe.

Su mejor época en el juego, coincidió con el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, siendo considerado como un posible candidato a campeón mundial. Representó a Austria en las Olimpíadas de 1930, 1933 y 1935, en la que obtuvo la medalla de oro en el tercer tablero.

Llegó a Buenos Aires para participar en la Olimpíada de 1939 representando a Alemania. Sorprendido por el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, decidió quedarse en Sudamérica. De hecho, toda la representación alemana no regresó a Europa. Entre 1941 y 1950 vivió una temporada en Brasil para radicarse finalmente en Argentina.

En 1941 jugó en el torneo de Mar del Plata, figurando tercero detrás de Stahlberg y Najdorf. En 1948 ganó el torneo Internacional de Mar del Plata, delante de Stahlberg. En 1951 ganó el Zonal Sudamericano en Mar del Plata, se casó con María Esther Olmedo y se radicó en la ciudad de Córdoba.

Nacionalizado argentino, representó a la Argentina en las Olimpíadas de Helsinki 1952, Munich 1958, Leipzig 1960 y Tel Aviv 1964. Participó en la mayoría de los torneos nacionales y continentales. En la década del 40, el Ajedrez argentino se enriqueció con la participación de los Grandes Maestros que temporaria o definitivamente, vivieron en el país. Al trío de elite integrado por Eliskases, Stahlberg y Najdorf, se agregaban otros Maestros internacionales y continentales, jerarquizando los torneos desarrollados en Mar del Plata.

Gran analista, trabajó hasta avanzada edad para publicaciones europeas de ajedrez. Falleció en la ciudad de Córdoba, el 2 de Febrero de 1997, a la edad de 83 años. El Gran Maestro Erich Eliskases, Caballero del Ajedrez, uno de los mayores exponentes del ajedrez mundial, prestigió y contribuyó al crecimiento y riqueza del ajedrez argentino, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.ajedrezargentina.org/biografias/eliskases.html.

http://ajedrezconfundamentos.blogsdpot.com.ar/2011/09/erich-eliskses

hrrp://www.tabladeflandes.com/frank_mayer66.html

El exilio, Los juegos, Vivieron en Buenos Aires

HORACIO COPPOLA, FOTÓGRAFO DE BUENOS AIRES

Horacio Coppola fue un longevo fotógrafo argentino nacido en Buenos aires, el 31 de Junio de 1906.

Fue el menor de 6 hermanos y aprendió fotografía gracias a las enseñanzas de su hermano mayor. Comenzó a fotografiar en el año 1927, en especial, a la ciudad de Buenos Aires. En 1930 viajó a Europa, estudiando técnica fotográfica y cine en Italia, Francia y Alemania.

Foto: Diario La Nación

Fue el autor de las fotografías que ilustraron la primera edición del libro “Evaristo Carriego”, de Jorge Luis Borges. Regresó a Alemania en 1932 y estudió con Walter Peterhans, en la Bauhaus de Berlín, donde conoció a la fotógrafa vanguardista Grete Stern, que fue su primera esposa.

Como consecuencia del advenimiento del Nacionalsocialismo en Alemania, Grete se trasladó a Londres y Coppola a París, en donde el director de Cahiers d’art le encargó el libro de fotografía “L’Art de la Mesopotamie”, basado en el arte sumerio depositado en los museos del Louvre y British Museum.

En Londres produjo su primer film documental “Un domingo en Hampstead Heath”, iniciándose como cineasta. Regresó a Buenos Aires en 1936 junto a su esposa y sus dos hijos, Silvia y Andrés. En esa época instaló un estudio de fotografía conjuntamente con Grete. Es entonces cuando el Intendente Mariano de Vedia y Mitre le encomendó registrar fotográficamente a Buenos Aires, originando el hermoso e inolvidable libro “Buenos Aires 1936″, prologado por el Arquitecto Alberto prebisch.

Un hito en la fotografía argentina y una muestra de inteligente observación de la ciudad, diurna y nocturna. Las fotos fueron obtenidas con una máquina “Leica”, adquirida durante su segundo viaje a Alemania en 1932. Quienes hemos tenido la oportunidad de admirar este hermoso compendio de fotografías en blanco y negro, nos ha permitido disfrutar de la profunda capacidad observadora de Cóppola, que registró imágenes barriales y detalles de Buenos Aires, de día y de noche.

Como cineasta realizó cortos y documentales como “Traum”, en Berlín, en 1933; “Un dique en el Sena” en 1934; “Así nació el obelisco” en 1936, donde muestra detalles de su construcción. En 1985 fue galardonado con el “Gran Premio del Fondo Nacional de la Sociedad General de Arquitectos”. Fue profesor de fotografía desde 1975 a 1982.

Al cumplir 100 años, el MALBA realizó una exposición de sus fotos obtenidas en las décadas del 20, 30 y 40. Buenos Aires fue su musa predilecta a quien fotografió durante casi todo el Siglo XX. En el 2003, fue declarado “Ciudadano ilustre de la Ciudad de Buenos Aires”. En el 2004 falleció su segunda esposa, Raquel Palomeque. Integró la elite de fotógrafos argentinos modernos, falleciendo en BuenosAires el 18 de Junio de 2012, a la edad de 105 años. Horacio Cóppola fue durante el siglo XX, el cronista visual de la ciudad, que retrató como ninguno a ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://www.lanacion.com.ar/825116-horacio-coppola-los-ojos-del-siglo.

http://www.lanacion.com.ar/1483123-murio-horacio-coppola-el…

http://www.malba.org.ar/web/exposición.pnp?la=55

Artistas destacados, La ciudad, Personajes de la ciudad

EL PATRONATO DE LEPROSOS

El Patronato de Leprosos, luego Patronato del Enfermo de Lepra de la República Argentina, fue una institución de carácter filantrópico fundada por la Señora Hersilia Casares de Blaquier en el año 1930.

Tenía como objetivo ayudar a prevenir y curar la lepra, así como procurar la reinsercióm de los pacientes en la sociedad y fomentar la investigación científica. Al leprólogo rosarino Dr. José Fernández, se le encomendó el estudio de las leproserías en distintas partes del mundo, a fin de aplicar los conocimientos en nuestro país.

Como resultado de su labor, se proyectó la construcción de 7 “sanatorios colonias” pero se concretaron cinco. El primero de ellos fue construido en el partido de General Rodríguez, en la zona oeste del Gran Buenos Aires, siendo inaugurado el 22 de Noviembre de 1941, con el nombre de “Sanatorio Colonia de Buenos Aires.

Funcionaba como un hospital polivalente, con la modalidad de la residencia de larga estancia, brindando servicios de salud gratuitos, con el objetivo de rehabilitar física y socialmente al enfermo con lepra. Los restantes Sanatorios fueron ubicados en las provincias de Córdoba, Chaco, Entre Ríos y Misiones.

La Sra. de Blaquier fue la responsable de convocar a muchas damas de la Sociedad Porteña, a fin de  incentivar la creación de otros leprosarios, en especial el de la Isla del Cerrito, en el Chaco. Eran épocas donde se hablaba de mejoría de la enfermedad sólo en el 50 % de los pacientes leprosos tratados con aceite de chalmoogra.

Los días 1º y 2 de Noviembre, se realizaban las recaudaciones con unas alcancías de color verde. Las damas encargadas de esta tarea, se ubicaban a la salida de los cementerios, iglesias, bancos y otras instituciones, además de recorrer las calles y visitar comercios, solicitando el aporte de 10 centavos. A cambio de nuestra contribución nos colocaban en la solapa izquierda un distintivo de felpa color verde.

El empleo de antibióticos ha logrado la curación de la lepra en un plazo de uno a dos años, evitando la reclusión de los enfermos por tiempo indeterminado. como ocurrió en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://dispensarioctes.org/Historia/Historia.html

http://www.sommer.gov.ar/html/institucional-doc-historico-inauguracion

Aquellas enfermedades, La cuestión social

SONJA GRAF

Sonja Graf fue una extraordinaria jugadora de ajedrez nacida en Munich, Alemania, el 15 de Febrero de 1908.

Comenzó a jugar ajedrez a los 21 años, en una época en la que existían trabas que la sociedad imponía, a lo que se agregaba el desafío de jugar con hombres. Sus primeros pasos se desarrollaron en un Club de Munich, al que concurrió durante 9 meses, siempre jugando con hombres, hasta que llegó el momento en el que no tuvo rivales.

Alzanzó esos resultados sin haber leído libro alguno sobre ajedrez. Su primer maestro fue el Doctor Dyckoff, campeón mundial de ajedrez por correspondencia, quien comprendiendo su potencial la vinculó con el Dr. Siegbert Tarrasch, mejorando sus conocimientos.

En 1931 jugó un encuentro con la mejor jugadora de Munich a quién venció 3-0. En 1932 derrotó al maestro Rudolf Spielmann, tomando la decisión de competir a nivel internacional. En 1934 organizado por el Dr. Max Euwe, se produjo el primer encuentro con la campeona del mundo, Vera Menchik. Sonja Graf perdió 3-1.

En general, en los enfrentamientos con hombres, los resultados no la favorecieron. Ante la escasez de torneos, los jugadores se esforzaban al máximo para no experimentar una derrota ante esta habilísima jugadora. En 1937 volvió a jugar un match con Vera Menchik por el Campeonato del Mundo. La campeona venció por 11.5-4.5.

La disputa del Campeonato del Mundo en 1939 en Buenos Aires la vió participar frente a las más destacadas jugadoras del mundo. Salió segunda detrás de Vera Menchik, constituyéndoseen la actuación más sobresaliente de su trayectoria. El comienzo de la Segunda Guerra Mundial mientras se disputaba el torneo en Buenos Aires, fue la razón trascendental que cambió su vida.

Sonja Graf era de ascendencia judía y su manifiesta posición antinazi, motivó que no regresara a Alemania, decidiendo su permanencia en el país, asimilando sus costumbres y su idioma, a tal punto, que la decidió a escribir dos libros en idioma castellano: “Así juega una mujer”, donde describió sus experiencias como jugadora de ajedrez, y “Yo soy Susann” en el que relata su tormentosa vida infantojuvenil, contando los abusos físicos y psicológicos en la relación con su padre.

Participó en diversos torneos realizados en el país, especialmente en Mar del Plata, con resultados discretos. Conoció al comerciante marítimo Vernon Stevenson con quien se casó en 1947, radicándose en California, Estados Unidos. Allí nació su hijo Alexander.

Participó con éxito en varios campeonatos americanos. Se estableció en Nueva York, donde falleció el 6 de Marzo de 1965 a los 56 años de edad. Sonja Graf fue una de las mejores jugadoras de ajedrez del mundo de su época, que vivió 8 años en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.ajedrezdeataque.com.11%20Ajedrez%20Femenino/Articulos

http://www.tabladeflandes.com/frank_mayer/frank_mujer18.html

El exilio, Los juegos, Visitas inolvidable, Vivieron en Buenos Aires
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda