El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

LA MAQUINITA DE AFEITAR

Los peluqueros afeitaban con la navaja.

La vieja y clásica cuchilla, super afilada, era el elemento habitual usado por el peluquero para afeitar y finalizar los cortes de cabello, eliminando todo rastro de pelo en el cuello.

En el hogar, los que sabían manejarla, también la emplearon, pero era más frecuente  el uso de la maquinita de afeitar, porque era más segura, de fácil manejo y no se producían cortes en el rostro.

Se le adicionaba una hoja cortante de ambos lados, fabricada con acero al carbono. Se usaban varias veces y se reemplazaban por una nueva, ya que se oxidaban con cierta facilidad. Las afeitadas obtenidas con la maquinita, eran excelentes. Se realizaban utilizando una brocha mojada con agua jabobosa, contenida en un tazón.

 Siempre tengo presente la imagen de mi padre jabonándose la cara durante largo rato, hecho que ablandaba la barba, facilitando el rasurado. Hasta la aparición de las maquinitas de doble o triple hoja, con la maquinita clásica se obtenía una afeitada menos irritante.

Al ubicar la cuchilla en la maquinita, se la ajustaba dejándole una derterminada abertura, según la longitud de la barba en ese momento. Era útil durante pocas afeitadas, ya que se perdía su capacidad cortante; sin embargo, se la podía recuperar en parte   pasándola repetidas veces por la cara interna de un vaso de vidrio mojado. Esta simple maniobra, mejoraba su filo, prolongando su vida útil.

Las cuchillas usadas, se colocaban en un soporte metálico especial, y se empleaba como sacapuntas. Las hojas de afeitar se vendían en unas cajitas conteniendo diez unidades. Para quien se afeitaba todos los días, una cajita le cubría un mes, con holgura.

Si bien la calidad de la afeitada con la maquinita, no superaba a la obtenida con la navaja, brindaba un resultado muy aceptable. La aparición de maquinitas descartables de dos, tres y cuatro cuchillas, relegaron a la maquinita de afeitar junto con las cuchillas “Gillette”, “Legión Extranjera”, “Pal” o “Boina Blanca”, constituyéndose en un recuerdo de aquél Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Hoja_de_Afeitar.  

La casa

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom