lig tv izle
justin tv

El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 
promosyonbank.com promosyon canta

Archivo de Julio, 2012

PEDRO LÁURENZ

Pedro Blanco, conocido como Pedro Láurenz, nació en Buenos Aires el 10 de Octubre de 1902.

Se inició en la música estudiando el violín, pero eligió el bandoneón, siendo un autodidacta. A los 15 años se radicó en Montevideo y a los 20, debutó en el quinteto de Luis Casanova, que integraban Edgardo Donato y Roberto Zerrillo, actuando en el café “Au Bon Jour”.

En el cabaret “Moulin Rouge”, lo hizo junto a Eduardo Arolas. Regresó a Buenos Aires y en 1922 actuó con la orquesta de Roberto Goyeneche, inaugurando “Radio Cultura”. En 1925 reemplazó al bandoneonista Luis Petrucelli en la orquesta de Juliio DeCaro, actuando junto a Pedro Maffia.

Ese encuentro dió origen al dúo más antológico de la historia del tango, que dejó grabaciones inolvidables como las del tango “Julián”, “Buen amigo” y “Sonsa” y el nacimiento de una amistad perdurable. En 1926, se alejó Pedro Maffia y Láurenz ocupó su lugar, junto a Armando Blasco.

Las composiciones de Pedro Láurenz, fueron difundidas por la orquesta de Julio DeCaro, con quien compuso ”Mala junta” y “Orgullo criollo”; con Pedro Maffia, “Amurado” y con Enrique Cadícamo “Berretín”. Con José María Contursi “Vieja amiga”, “Como dos extraños” y “Milonga de mis amores”; con Manuel Meaños “De puro guapo” y “Mal de amores” con Lito Bayardo.

El 15 de Abril de 1934 debutó con su orquesta en el Café “Los 36 billares”, integrada por Armando y Alejandro Blasco en bandoneones, José Niesow y Sammy Friedenthal en violines, Osvaldo Pugliese en el piano y Vicente Sciarreta en contrabajo. Su versión del tango “Arrabal”, está considerada como el comienzo de la “Época de oro del tango”.

Desde 1943 a 1947, grabó en el sello “Odeón”, siendo acompañado por los cantores Juan Carlos Casas, Jorge Linares, Carlos Bermúdez y Alberto Podestá. En 1960 regresó al disco integrando el “Quinteto Real”, donde participaban Horacio Salgán, Enrique Mario Francini, Ubaldo De Lío y Rafael Ferro. En 1969 formó un quinteto integrado por José Colángelo (piano), Ricardo Walczack (violín), Rubén Ruiz (guitarra eléctrica), y Luis Pereyra (contrabajo). Falleció el 7 de Julio de 1972.

Pedro Láurenz fue un incuestionable baluarte del tango, extraodinario bandoneonista, compositor, director y fundador de una escuela de ejecución del bandoneón en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: “Tango y Cultura Porteña”, FM 97.9 Radio Cultura. Emisión Nº 62, 3 Julio de 2000.

El tango

ROGER BALET, SEMBRADOR DE ESCUELAS Y ALGO MÁS

José Roger Balet nació en Barcelona, España, el 3 de Marzo de 1889.

Comenzó a trabajar a los 9 años en un negocio de fantasías. Dos años más tarde, se desempeñó en el negocio de papeles para embalajes y artículos de imprenta, donde trabajaba su padre, realizando tareas de corretaje durante 4 años. Este trabajo le permitió conocer en detalle a la ciudad de Barcelona.

El 3 de Setiembre de 1906, se embarcó en el “Patricio de Zatrustegui”, barco que lo llevó a Uruguay, desembarcando en Montevideo el 24 de Setiembre de 1906. Consiguió empleo en un almacén de comestibles con fonda; Roger Balet debía servir la mesa a los pensionistas de la fonda. Esa tarea no lo satisfizo y decidió viajar a Buenos Aires.

Allí se encontró con un pariente que tenía un puesto en el Mercado del Plata, quien le brindó casa y comida. A las dos semanas lo tomaron como cadete, y a los 2 años era vendedor. Tenía 19 años, y de un sueldo inicial de 30 pesos pasó a ganar 150 pesos. Tenía una rara habilidad para la venta, que le abría puertas.

Posteriormente trabajó en la tintorería “Los Mil Colores” de Bartolomé Mitre y Esmeralda, lo que le perimitía vender por su cuenta, mercaderías acumuladas en su habitación. El 6 de Marzo de 1911se casó con Dreda Rossi, con quien tuvo 4 hijos.

En 1913 se estableció por su cuenta, comprando un negocio ubicado en San Juan y Lima. El éxito económico fue inmediato y lo obligó a aumentar el número de vendedores. Cambió el nombre del comercio por el de “Mundial Bazar”, vendiéndolo un año y medio después.

El 13 de Mayo de 1915 fundó el “Bazar Dos Mundos”, ubicado en Corrientes y Jean Jaures, que se transformaron en cuatro locales, cuatro años más tarde. El 23 de Febrero de 1926 llegó a Buenos Aires el avión”Plus Ultra”, que había partido desde Cádiz, España. Roger Balet premió con 50 mil pesetas a Luis Ramón Franco, por ser el primer aviador que unió España con Argentina.

El 3 de Abril de 1929, donó al gobierno argentino, la casa de Cádiz donde falleció Bernardino Rivadavia. En 1936, donó al Museo de la Escuela “Pedro de Mendoza”, el cuadro “La Cancionera”, de Miguel C. Victorica. Su esposa llevaba desde 1923, juguetes a los niños internados en los hospitales. En marzo de 1940 donó 5 pulmotores ingleses a la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires.

Fueron numerosos los hospitales que recibieron camillas, mesas de operaciones, instrumental y aparatos necesarios para la atención de pacientes. En 1960 donó a la Facultad de Ciencias Médicas un corazón artificial.

En 1940 decidió donar al País, 14 escuelas, una por cada provincia. En esa época el país tenía 14 provincias y 10 gobernaciones. La primera escuela fue en Catamarca, la segunda en La Rioja y la tercera en Jujuy. Continuó con Santiago del Estero, San Luis y Salta. El 25 de mayo de 1943, entregó en San Juan la escuela “España”, destruida por el terremoto de 1944, pero la reconstruyó rápidamente.

Continuó construyendo escuelas hasta totalizar 48 en Argentina, 17 en Uruguay y una en Chile. En 1948 intentó construir una escuela en las Islas Malvinas, pero no consiguió la autorización de las autoridades británicas, creándose una polémica que tuvo un serio alcance político, que le hizo preguntarse:”¿Acaso no hay en nuestro país tantas escuelas británicas?”.

Donó a Uruguay, una escuela al cumplirse 50 años de su llegada a Montevideo y el 19 de marzo de 1958, otra en Atlántida, lugar donde solía pasar 3 meses de vacaciones. Recibió numerosos títulos honoríficos en Argentina, Uruguay y España. Nunca intervino en la política militante de ningún partido. Falleció en Buenos Aires en 1973. José Roger Balet, solidario y gran filántropo, fue el Sembrador de Escuelas en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: www.revisionistas.com.ar

Anzoategui, Y: José Roger Balet, sembrador de escuelas, su vida y su obra.

La educación, Vivieron en Buenos Aires

EL BAZAR DOS MUNDOS

El “Bazar Dos Mundos”, fue fundado en Buenos Aires por José Roger Balet en el año 1915.

El nombre se refería a España, patria de Roger Balet y Argentina, su país de adopción. Roger Balet llegó a Buenos Aires en el año 1909, procedente de Montevideo, ya que un pariente suyo, trabajaba en el Mercado del Plata, calles Carlos Pellegrini y Sarmiento, encontrando casa, comida y habitación.

Trabajó con su pariente por poco tiempo. Fue cadete y vendedor. En Marzo de 1911 se casó con Dresda Rossi y 2 años más tarde  se estableció con un comercio en San Juan y Lima, con el nombre de “Mundial Bazar”, vendiéndolo al al cabo de 18 meses.

El 13 de mayo de 1915 fundó en Corrientes y Jean Jaures, el “Bazar Dos Mundos”. Cuatro años después, eran cuatro las sucursales del Bazar. Fundó y dirigió la revista quincenal “Dos Mundos”, dedicada a defender los intereses del barrio.

En 1928, el número de sucursales era de quince, ubicadas en los principales barrios de Buenos Aires, pero también en importantes pueblos suburbanos. En 1929, eran 19 las sucursales, junto a la Casa Matriz, basadas en el principio de “ganar poco y vender mucho”.  En 1934 ya eran 22 las sucursales en la Capital Federal. En 1935, incorporó una lujosa sucursal ubicada en Florida y Bartolomé Mitre.

A partir de 1940, José Roger Balet contribuyó a mejorar la educación y la cultura popular donando escuelas, una para cada provincia, en el lugar donde fueran más necesarias hasta completar un total de 48 escuelas argentinas. Falleció en Buenos Aires, en el año 1973, a la edad de 84 años. José Roger Balet fue un ejemplo de trabajo, solidaridad y filantropía en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://www.revisionistas.com.ar/?p=11075/

La educación, La inmigración, Vivieron en Buenos Aires

LA VACUNA PUEYO

Hasta 1950, la tuberculosis era la segunda causa de muerte en todo el mundo, Argentina incluída.

Las palabras “tuberculoso” o “tísico”, se usaban como un insulto. Se trataba de una enfermedad inconfesable. La base del tratamiento era el Reposo, la Alimentación y el Clima. De los medicamentos usados en esa época, ninguno afectaba al Bacilo de Koch, agente productor de la enfermedad.

Habitualmente, aparecían las soluciones mágicas a cargo de los charlatanes de turno. Así ocurrió con la Vacuna Pueyo para la tuberculosis, aparecida en la década del 40.

Jesús Pueyo, que trabajaba en la Cátedra de Microbiología de la Facultad de Medicina de Buenos Aires, declaró a la prensa haber encontrado la vacuna curativa de la tuberculosis.

Fue atacado por la clase dirigente médica y el Departamento Nacional de Higiene, lo sancionó por su “experimento sin rigor científico, producto de un don nadie de la comunidad científica”. Al grito de “queremos la vacuna Pueyo”, los enfermos marcharon hacia el Congreso en el invierno de 1941, reclamando la vacuna a gritos.

La revista “Ahora”, se hizo eco de estos reclamos, publicando fotos que mostraban a enfermos con la enfermedad avanzada, cubiertos con frazadas hospitalarias. La movilización, enfrentado a la policía, logró entrar al Congreso, recibiendo la adhesión de los medios.

El diario “Crítica”, ofreció sus oficinas para que los pacientes recibieran la vacuna. Los partidarios de Pueyo, “reclamaban su derecho al medicamento, mas allá que su eficacia estuviera probada o no”. Reclamaban el derecho a un tratamiento cuya inofensividad, ya había sido probada. No se registraron resultados favorables.

En 1944, apareció la Estreptomicina, primer antibiótico útil para el tratamiento de la tuberculosis, y en 1952 se descubrió la Isoniazida, verdadera revolución terapéutica en esta enfermedad, que la transformó en enfermedad curable, en la mayoría de los casos. Fueron los cambios terapéuticos extraordinarios, que nos tocó vivir en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Moreno, María: “Diga treinta y tres”. Pag. 12, 29 Setiembre de 2002.

Pogoriles, Eduardo: “La tuberculosis y sus discursos”. Clarín, 22 de Setiembre de 2007.

Sin categoría

A LA CIUDAD DE LONDRES

Foto: Flickr. Tienda “A la ciudad de Londres”

“A la ciudad de Londres” fue una de las grandes tiendas que se instalaron en Buenos Aires a fines del Siglo XIX.

Su crecimiento fue constante y en el Siglo XX, fue todo un emblema impulsado por los hermanos jean y Hugo Brun. Estaba ubicada en la esquina de Avenida de Mayo y Perú, extendiéndose hasta la calle Hipólito Irigoyen. Era una construcción que, como las grandes tiendas de la época, competía por su elegancia y suntuosidad, con amplias escaleras, esculturas interiores y una amplia iluminación a gas, magnífica para la época.

Editaba una revista catálogo, “La Elegancia”, en la que promovía algunos de sus variados productos. La tienda “A la ciudad de Londres”, fue la primera en tratar al cliente con un nuevo estilo personalizado, con devolución de aquellas mercaderías que no fueran de su agrado. Agasaba a los niños acompañantes regalándole globos y juguetes. También benefició a su personal con un porcentaje y premio sobre la venta de determinados productos.

Entre su personal surgió el club “Maipo Banfield”, en el año 1904, que con el tiempo se transformaría en el “Club Atlético Independiente”. Las reuniones previas a su creación, se realizaron en un antiguo bar ubicado en Victoria (Hipólito Irigoyen) y Bolívar, donde 8 adolescentes de 14 a 17 años, se unieron con otros provenientes de otras tiendas próximas y dieron origen a un club independiente, el “Independiente Foot Ball Club”.

El 19 de Agosto de 1910, la tienda quedó completamente destruida por un incendio. Las pérdidas fueron totales. A pesar del desastre, se reinauguró el 10 de Octubre de 1910, pero cambió su ubicación por la esquina de Carlos Pellegrini y Corrientes, sitio que posteriormente sería ocupado por la tienda “Los 49 auténticos”, un local para ropa masculina, que vendía al precio tope de 49 pesos, “donde los trajes eran mejores que los hechos a medida”.

“A la ciudad de Londres” era visitada por una clientela de distintas clases sociales, en sus diversas secciones en la que se podían admirar productos provenientes de sucursales ubicadas en Europa y Estados Unidos. La variedad era muy amplia, similares a la observada en las grandes tiendas de la época como “Harrod’s” y “Gath & Chaves”.

Su  infraestructura creció consideblamente. En la década del 30, cuando los años de esplendor estaban lejanos, promocionaba saldos, retazos y lotes de batones, clausurando una etapa brillante de aquel Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://buenos-aires.idoneos.com/index.php/GRADES_TIENDAS_PORTEÑAS

Las Grandes Tiendas

EL CLUB ATLÉTICO INDEPENDIENTE

La historia de Independiente está llena de alegrías y de copas.

Fundado en 1905, se afilió a la Asociación en 1908; en 1914 ascendió a Primra división. La primera conquista a nivel nacional la logró en 1922, con una delantera que pasó a la historia: Zoilo Canaveri, Alberto Lalín, Luis Ravaschino, Manuel Seoane y Raimundo Orsi.

Foto: Independiente 1938.

Repitió la hazaña en 1926, ganado invicto tras 25 partidos, ocupando el segundo lugar San Lorenzo. En 1928 construyó su gran estadio y su sede social en 1936. En la época del profesionalismo fue campeón en 1938, con un equipo que causó sensación. Lo integraba Fernando Bello, Fermín Lecea y Sabino Coletta; Franzolini, Raúl Leguizamón y Celestino Martínez; y una delantera de lujo integrada por José Vilariño, Vicente De La Mata, Arsenio Erico, Antonio Sastre y José Zorrilla.

En 32 partidos marcaron 115 goles, cifra record en el fútbol argentino. River fue segundo con 105 goles. Repitieron en 1939, con la delantera más goleadora y la valla menos vencida. Esta conquista sumó muchos nuevos socios para el equipo de defensa impasable y ataque demoledor.

De La Mata y Sastre marcaron 75 goles. De La Mata llegó a Independiente en 1937 y junto a Erico y Sastre, marcaron 556 goles en partidos oficiales de campeonato. Uno de los goles más celebrados del fútbol, se lo convirtió a River en el estadio Monumental, el 12 de Octubre de 1939. Recibió la pelota del arquero Bello, cruzó el campo de punta a punta gambeteando a todos los rivales que le salieron al paso, a alguno de ellos, dos veces y venció al arquero Sirne.

Jugó hasta 1950. Fernando Bello fue considerado el mejor arquero de Independiente en todas sus épocas y un baluarte en la Selección Nacional. Arsenio Erico llegó desde Parguay en 1934 y jugó hasta 1946, convirtiendo 293 goles en 325 partidos. Era un muy hábil cabeceador.

Antonio Sastre fue un monstruo sagrado del fútbol, un verdadero crack, considerado el jugador más completo del fútbol argentino. Marcó 112 goles, a pesar de jugar muchas veces como defensor. Independiente fue campeón en 1948, en un torneo muy especial, ya que faltando cinco fechas, se produjo una huelga de jugadores que culminó con el éxodo a Colombia de las grandes figuras. Ese equipo estuvo integrado por Simonetti, Crucci y Arrigó; Oscar Sastre, Castro y Battagliero; Cervino, De La Mata, Romay, Mario Fernández y Mourín.

En la década del 50 contó con una formidable delantera integrada por Micheli, Cecconato, Lacasia, Grillo y Cruz, pero no obtuvo ningún campeonato, hecho que ocurrió en 1960, a dos puntos de River y Argentino Juniors.

Ernesto Grillo fue el crack soñado, un ganador, representante del fútbol de potrero, de gambeta endiablada y buena definición. Quien no se acuerda del gol a los ingleses, jugando con la Selección Nacional en el estadio de River, el 14 de Mayo de 1953. En 1957 fue transferido al fútbol italiano.

Ricardo Bochini fue un jugador cumbre, predestinado para las grandes hazañas, un ganador. Jugó 20 temporadas, desde el 25 de Junio de 1972 hasta 1991. Actuó en 636  partidos oficiales de campeonato. Talentoso y de gambeta perfecta. Armaba el juego y preparaba los goles para que otros lo convirtieran.

Campeónen 1963, Independiente repitió en 1967 con un equipo que  ostenta el record de efectividad en la historia del profesionalismo, 86.7 % de los puntos, equipo gestado por el brasileño Oswaldo Brandao. Lo integraron Santoro, Monges y Pavoni; Ferreiro, Pastoriza y Acevedo; Bernao, Savoy, Artime, Yazalde y Tarabini.  ¡Qué fútbol, el de ese Buenos Aires que se fue!

Fuente: “Tango y Cultura Porteña”, FM 97.9 Radio Cultura. Emisión Nº

Los entretenimientos, el fútbol

LUCIO DEMARE

Lucio Demare nació en el barrio del Abasto el 9 de Agostode 1908.

Su primer maestro de música fue Domingo Demare, su padre. Posteriormente, el pianista Luis Ricardi y el maestro Vicente Scaramuzza. Debutó como profesional en la orquesta de jazz de Nicolás Verona, en el año 1924. Dos años más tarde pasó a la orquesta de jazz de Eleuterio Iribarren.

Comenzó tocando tango en la orquesta de Francisco Lomuto. Posteriormente en París, con las orquestas alternativas de Francisco Canaro, dirigidas por Juan Canaro y Rafael Canaro respectivamente. Compuso los tangos “Mañanitas de Montmartre” y ” Río de oro”.

En 1927, el maestro Canaro sugirió la formación del” Trío Irusta, Fugazot-Demare”. Debutaron en el Teatro Maravillas, en Madrid con un prolongado éxito. En España filmaron las películas “Boliche” en 1933 y en 1934, “Ave sin rumbo”. Realizaron dos extensas giras por Europa y América.

En 1936 retornó a Buenos Aires trabajando en música para películas. El trío participó en 1937 en la comedia Musical “La patria del tango” y posteriormente se deshizo. En 1938 formó orquesta con Emilio Vardaro y su cantor Juan Carlos Miranda. En 1939 se separó Emilio Vararo e ingresaron los cantantes Horacio Quintana y Raúl Berón, grabando 62 versiones para el sello “Odeón”.

Entre 1943 y 1944 dejó registros imperecederos como “No te apures Carablanca”, “El pescante”, “Qué solo estoy”, “Pena de amor”, “Moneda de cobre”, “Y siempre igual”. En la década del 50 grabó en los sellos “Columbia” y “T.K.”, y en la década del 60 ejecutó el piano en locales nocturnos como “Cantando” de Mercedes Simone y “Cambalache” de Tania.

En 1969 abrió en San Telmo su Tanguería “Malena al Sur”. También escribió otros tangos famosos como “Musette”, “Capricho de amor”, “Dandy”, “Mi musa campera”. Con Homero Manzi dejó títulos inolvidables como “Hermana”, “Mañana zarpa un barco”, “Malena”, “Tal vez será mi alcohol”. Escribió la música de la película “ La guerra gaucha”. Falleció el 6 de Marzo de 1974.

Lucio Demare fue un gran intérprete del piano y un fino autor de tangos de amplio éxito en la década del 40, de ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: “Tango y Cultura Porteña”, FM 97.9 Radio Cultura. Emisión Nº 71. 4 Setiembre de 2000

El tango

LA ASISTENCIA PÚBLICA

L a Asistencia Pública fue la organización dependiente de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, encargada de resolver las emergencias médicas, administrando los primeros auxilios en el centro de la ciudad de Buenos Aires.

En su sede de Esmeralda 80, los médicos, odontólogos y estudiantes avanzados de ambas disciplinas, fueron los encargados de solucionar las distintas situaciones planteadas. Fue fundada en 1897 por el Dr. Telémaco Susini, con un Servicio Público permanente que en su sede central, estaba atendido por seis médicos, seis Practicantes Mayores y dieciocho Practicantes Menores.

Se realizaban auxilios domiciliarios con ambulancias automóvil. Sin embargo, las dificultades técnicas de las máquinas, malograron en muchas oportunidades, el poder finalizarlos exitosamente. Por otra parte, la velocidad que desarrollaban no superaban a las traccionadas por caballos.

Eran épocas en las que pocas calles estaban adoquinadas; las lluvias provocaban unos barriales espantosos, solamente superados por las ambulancias a caballo. En las calles con un afirmado de asfalto o adoquines de madera, correspondiente a la zona del microcentro, las ruedas tenían llantas de goma. En las calles empedradas o embarradas, iban provistas con ruedas de mayor tamaño con llantas de acero.

Dentro del microcentro, eran tiradas por un caballo, y en las zonas más alejadas, por dos. En los suburbios se establecieron Hospitales Vecinales: Belgrano, La Boca, Floresta, Flores, Barracas y Corrales. Fueron muchos los nédicos y odontólogos que realizaron sus primeras prácticas en la sede de la calle Esmeralda.

La ubicación en pleno microcentro, motivó mil y una anécdotas divertidas con la gente del espectáculo, quienes eran rápidamente atendidos, especialmente cuando se trataba de resolver las crisis nerviosas o consecuencias de las peleas entre las chicas que integraban los cuerpos de baile de los teatros de Revistas, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://peniadehistoriadelsur.blogspot.co.ar/2009/07/asistencia-publica-de-buenos-aires

La ciudad, La medicina de ayer

BERNABÉ FERREYRA

Bernabé Ferreyra fue un futbolista argentino, famoso por la potencia tremenda de sus pelotazos y goleador destacado en la década del 30.

Nació en Rufino, Provincia de Santa Fe, el 12 de Febrero de 1909. Fue uno de los máximos ídolos de”River Plate”. Comenzó a jugar en el club “Jorge Newbery”, de Rufino a la edad de 15 años. Siguió luego en el club “Buenos Aires al Pacífico”.

En 1929 se probó en el “Club Atlético Tigre”, donde comenzó su fama. Debutó marcando 4 goles. En 1930 fue cedido a préstamo al “Club Huracán” y posteriormente al “Club Vélez Sarsfield”, en los que se cansó de hacer goles.

En 1932, River adquirió su pase en la suma de 35 mil pesos, la más elevada a nivel mundial hasta ese momento. Debutó el 13 de Marzo de 1932, marcándole 2 goles a Chacarita Juniors. Lo llamaron “La Fiera”, a partir de ese partido. Fue campeón con River en los años 1932, siendo el máximo goleador, en 1936 y 1937.

La presencia de Bernabé produjo una euforia colectiva, todos querían verlo a él. Cuando salían de gira por el interior del país, el precio de la entrada aumentaba, si jugaba Bernabé. En 1939 decidió retirarse como consecuencia de los golpes recibidos durante su carrera. Había jugado en River 185 partidos marcando 187 goles.

Después de su retiro , trabajó como cuidador de las canchas de pelota a paleta de River. En el año 1947, era la época que concurría a River para jugar fútbol y pelota a paleta, con compañeros del colegio nacional. El primer día que llegamos a la cancha de pelota, conocimos a Bernabé, un hombre de cabello gris ondeado, vestido con un buzo deportivo con pantalones abrochados al tobillo, zapatillas y una toalla blanca rodeándole el cuello.

Hosco, de voz grave, ejercía sus tareas barriendo las canchas y organizando los turnos de juego de los distintos aficionados. A veces alternaba sus tareas jugando solo o en pareja. Íbamos al club, 3 veces por semana, lo que motivó nos viéramos frecuentemente. Nuestro trato fue mejorando día tras día, especialmente a medida que jugábamos con él.

Cuando faltaba alguien para completar pareja, se agregaba automáticamente. Hasta mediados de 1948, fecha en la que dejamos de concurrir, nuestra relación se mantuvo en el mejor nivel. No podía dejar de pensar, que estaba compartiendo el juego con una de las figuras más famosas del fútbol argentino, ídolo máximo de River, que hizo palpitar a las multitudes que disfrutaban con su juego, mejor dicho con su eficacia a la hora de definir partidos.

Por algo lo llamaban “El Mortero de Rufino”. Hacer goles desde 40 metros era una práctica habitual en Bernabé. Falleció el 22 de Mayo de 1972. Bernabé Ferreyra fue un goleador de estirpe, que sabía patear al arco, una situación muy apreciada, en aquel Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Bernab%C3%A9_Ferreyra

Los entretenimientos, Personajes de la ciudad, el fútbol

JEAN SABLON

Jean Sablon fue un cantante, autor y compositor francés, nacido el 25 de marzo de 1906 en Nogent-sur-Marne.

Fue llamado “El embajador de la canción francesa”, con un nivel de popularidad similar al de Maurice Chevalier. Perteneció a una familia de músicos: su padre y sus hermanos Marcel y André, fueron compositores y su hermana Germaine, cantante de cabaret.

Foto: http://www.lastfm.es/music/Jean+Sablon

Estudió piano en el Liceo Charlemagne, y amplió sus conocimientos musicales en el Conservatorio de París. Comenzó a actuar a los 17 años, en centros nocturnos de París. En asociación con jeanne Bourgeois, conocida en el ambiente parisino como “La Mistinguett”, debutó en 1923 en el “Café de París”.

Su hermano André, compuso los tangos “Che, que maravilla” y ” Últimos años”, grabados en París en 1931. Estos tangos fueron incluídos en el espectáculo musical “La Revue Argentine”, presentada por Manuel Romero en Madrid y luego en París, en donde Sablón lo cantó a dúo con la vedette Gloria Guzmán, el 9 de Mayo de 1931.

En 1933 actuó en Niza con Josephine Baker y el famoso guitarrista de jazz, Django Reinhardt. Demostró, según lo aprendido en Estados Unidos, la importancia del buen uso del micrófono  para ampliar el sonido de la voz.

Vivió largas temporadas en la Argentina, país que compartió con Brasil. Dos fueron las razones. La primera, porque su madrina, Nita de Somar, una ex-cantante lírica, tenía desde la década del 20, una casa de modas en Buenos Aires. La segunda causa fue la Segunda Guerra Mundial.

En 1939 llegó para brindar una serie de actuaciones, siendo agasajado por elenco que había participado del rodaje de la película “Luces de Buenos Aires” con Carlos Gardel en Francia: Pedro Quartucci, Sofía Bozán, Gloria Guzmán, Marcos Caplán y María Esther Gamas, entre otros.

Debutó en el “Teatro Broadway” acompañado por la orquesta de Eduardo Armani. Hizo una importante gira visitando Mar del Plata, Rosario, Córdoba y Mendoza. Luego actuó en el “Teatro Casino”, acompañado por Pepe Arias y Niní Marshall. Sus presentaciones radiales las realizó por “Radio Belgrano”.

Hizo grabaciones en Buenos Aires, acompañado por la orquesta de Vieri Fidanzini, registrando éxitos como “Insensiblement”, “Clopin Clopant”, “Simple Melodie”, “La Vie en Rose”, “Maladie D’Amour”, “Mon village au claire de lune”. En sus presentaciones estuvo respaldado por las orquestas de Dajos Bela, Dante Varela y Ken Hamilton.

En 1947 grabó en Nueva York el tango “A media luz”, con el título de “Tell me Marianne”, cantando en inglés y francés. En 1983, hizo su última presentación, ocurrida en Ríio de janeiro. Falleció en Cannes, el 24 de Febrero de 1984.

Jean Sablon, el “Rey de los Cantantes Franceses”, como se lo conocía, nos deleitó con sus bellas canciones y la calidad de su voz, y fue otro de los artistas que vivieron en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Groppa, Carlos: “Che, que maravilla”. Un tango para Jean Sablon. Tango Reporter.

http://es.wikipedia.org/wiki/Jean_Sablon.

El exilio, Visitas inolvidable, Vivieron en Buenos Aires

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda