El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Junio, 2012

BAILANDO EN EL ALVEAR

Donald Dean Mc Cluskey nació en Oklahoma, Estado Unidos, el 16 de Enero de 1905.

Se graduó en Agronomía, en la Universidad del Sur de California, en donde dirigía la orquesta universitaria. Realizó una gira por Sudamérica con la orquesta “Los Estudiantes de Hollywood”, a fin de acompañar la presentación de las primeras películas sonoras de la Metro Goldwin Mayer en las principales ciudades de Sudamérica.

En 1932 llegó a la Argentina, debutando en el Teatro Broadway. Estas presentaciones, se difundían también por Radio Excelsior y Radio Belgrano. La gira debía continuar hacia Brasil, pero se produjo una revolución en ese país, que le decidió su permanecer y radicarse en Argentina.

Don Dean animaba con su orquesta, los bailes en los salones más lujosos, como los de Les Ambassadeurs y el Alvear Palace Hotel. Se hicieron famosos los bailes en el Roof Garden del Alvear, un jardín de invierno lleno de plantas y buena música, donde debutó el 5 de Setiembre de 1932.

Foto: http://www.cinenacional.com/persona/don-dean

En ese sitio, el simpático Don Dean, que cantaba de cada canción pocas palabras, conoció a Lila Raquel Suárez Howard, a quien dedicó su canción “Bailando en el Alvear”, poco antes de que contrayeran matrimonio.

Dirigía una banda bailable a la manera de Count Basie. Eran noches de elegancia de smoking y vestidos largos. En 1934, participó en la película “Ídolos de la radio”, dirigida por Eduardo Morera y estrenada el 24 de Octubre de 1934.Su música, “Bailando en el Alvear”, sirvió de fondo musical a los créditos de la película “Crónica de una señora”, dirigida por Raúl de la Torre, con la actuación de Graciela Borges y estrenada el 29 de Julio de 1971.

Dos de sus hijos, Buddy y Alex Mc Cluskey, integraron el famoso conjunto “Los Mac Ke Mac’s”, mientras que los menores, Donald y Patricia, fueron cantantes solistas. Falleció en Buenos Aires en el año 1980. Don Dean llegó a la Argentina por unos días, trayendo su música suave, alegre y muy bailable, quedándose para siempre en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Revista VIVA, pag. 53. 2007.

Los entretenimientos, Vivieron en Buenos Aires

HÉCTOR MARCÓ

Héctor Marcolongo, Héctor Marcó, nació en el barrio de Boedo, Buenos Aires el 13 de Diciembre de 1906.

Desde pequeño, comenzó a cantar y a escribir. Conoció los primeros tangos a través de la guitarra que le regaló un tío. Comenzó escribiendo temas gauchescos. Sus primeros pasos artísticos fueron como actor en el conjunto “Chispazos de Tradición” y en “Sainetes Porteños” escritos por Alberto Vacarezza, trabajando en ambos casos en “Radio Belgrano”.

También se desempeñó con la compañía de Camila Quiroga en el Teatro Sarmiento. En 1934, Agustín Magaldi le grabó su éxito “Yo tengo una novia”, escrito en colaboración con los guitarristas de Magaldi. Formó una orquesta típica integrada entre otros, por Santos Lípesker, Julio Ahumada y Juan José Paz en el piano, actuando por poco tiempo en “El Ancla”, un balneario de Vicente López.

En !942, musicalizó la película “El camino de las llamas” dirigida por Mario Sóffici. En 1945 conoció a Carlos Di Sarli. comenzando una colaboración muy fructífera en cuanto a calidad y cantidad de temas d tango estrenados por la orquesta típica de Carlos Di Sarli.

El primer tango que le compuso fue “Corazón”, en una lechería ubicada en la esquina de Tucumán y Maipú. en donde Héctor Marcó le puso letra a una melodía cantada por Di Sarli. Marcó era muy amante del turf y fue dueño de un stud ubicado en San Isidro, al cual denominó “Nido Gaucho”.

La seguidilla de éxitos con Di Sarli incluyeron “La capilla blanca”, “Así era mi novia”, “Nido gaucho”, “Alma mía”, “Corazón”, “Porteño y bailarín”, “Acuérdate de mí”, “Tú, el cielo y tú”, que son solamente algunos de los muy buenos títulos que su privilegiada inspiración nos dejó para disfrutar. Falleció en Buenos Aires el 30 de Setiembre de 1987.

Héctor Marcó fue un creador de éxitos inolvidables que enriqueció la calidad del tango en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: “Tango y Cultura Porteña”, FM 97.9 Radio Cultura. Emisión Nº 32, 6 de Diciembre de 1999

El tango

LOS TEATROS DE BALVANERA

El barrio de Balvanera alojó a una buena cantidad de teatros, la mayoría de ellos actualmente desaparecidos.

El “Teatro Soleil”, fundado en 1916, fue teatro de la colectividad judía, ubicado en Corrientes 3150. Grandes representantes del teatro judío como los actores Jacobo Ben Ami y Maurice Schwartz actuaron en esa sala. Pero el Soleil también era cine, y así lo conocimos en nuestra época de la escuela primaria, cuando asistíamos para ver series completas en 12 o 15 episodios.

El “Teatro Marconi” se fundó em 1903.Un teatro de características populares, ubicado en la zona del Once, que durante la estadía de Puccini en Buenos Aires, en 1905, se representaron sus óperas, “Manon Lescaut”, “Tosca” y “La Boheme”. Estaba dedicado a las representaciones operísticas, a representaciones teatrales, como “Don Juan Tenorio” y zarzuelas. Ubicado en la calle Rivadavia 2300, fue demolido en 1967.

Foto: Teatro Marconi.  http://arquitectos-italianos-buenos-aires.blogspot.com.ar

El “Teatro Excelsior” estaba ubicado en Corrientes 3224, frente al Mercado de Abasto. Por su escenario pasaron grandes actores como Enrique de Rosas y Luis Arata. Lo conocimos como “Cine Excelsior”, donde asistíamos a las matinees dedicadas a los pibes, donde veíamos dos o tres películas de cowboys y una completa en 12 episodios.

El “Teatro Lasalle” fue fundado en 1932 por la actriz española Ana Lasalle. Estaba ubicado en la calle Cangallo (hoy Presidente Perón) 2263. Está cerrado desde hace varios años.

En 1946, Eloísa Cañizares y Ángel Magaña fundaron el “Teatro Empire”, en un edificio en el que había funcionado Radio Belgrano, ubicado en Hipólito Irigoyen 1434. Se realizaron espectáculos teatrales con artistas nacionales y extranjeros. Entre 1980 y 1990, proyectó cine pero luego retomó la actividad teatral.

El “Teatro IFT” fue creado en 1932, en un inquilinato de la zona del Abasto. Era el “Idische Dramatisme Studio” donde actuaba un grupo vocacional judío. Luego se ubicó definitivamente en Boulogne Sur Mer 547, exhibiendo espectáculos teatrales y cinematográficos. Este teatro sigue en funcionamiento.

El “Nuevo Teatro” se fundó en 1949 por Alejandra Boero y Pedro Asquini; estuvo ubicado en Maipú 28 y luego en Corrientes 2120. Representó más de 30 obras, de autores nacionales y extranjeros.

Éstos son algunos de los teatros que existieron en la zona de Balvanera, muchos desaparecidos, pero que enriquecieron el patrimonio cultural de aquel Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://primerapagina93.blogspot.com/2010/08/antiguos-y-desaparecidos-teatros-de-

El barrio, Los entretenimientos

EL MAGO FU-MANCHÚ

David Bamberg, conocido como Fu-Manchú, fue un mago e ilusionista nacido en Derby, Inglaterra, el 19 de Febrero de 1904.

Hijo del famoso mago holandés “OKITO”, era séptima generación de una familia de magos. A los 5 años de edad realizó su primer truco en público, en la Sociedad Estadounidense de Magos, siendo asistido por el gran Harry Houdini.

A los 13 años adoptó el nombre de “Syko el psíquico”, mientras trabajaba en un espectáculo con psíquicos. Completó estudios de magia en Inglaterra, regresando a Estados Unidos en 1921. Se destacó en el dominio de las “sombras chinescas”. Se casó con Hilda Seagle, el 2 de Noviembre de 1923. Hizo giras por Europa, y conoció al ilusionista “Gran Raymond”, de quien fue su asistente en las giras por América del Sur.

La fama y la gloria comenzaron a sonreirle a partir de su llegada a Buenos Aires en el año 1927, donde fijó su residencia. Debutó el 1º de Marzo de 1929, en el Teatro San Martín, de la calle Esmeralda y Sarmiento. El éxito obtenido en sus múltiples presentaciones en la Capital e interior del país, lo impulsaron a presentarse en los países limítrofes y luego en Europa.

Así, en 1935 partió para España, debutando en Barcelona para contiinuar recorriendo ese país. Fu-Manchú hablaba inglés, francés, alemán y castellano, lo que facilitó su presentación por todo el mundo. En 1937 llegó a México donde permaneció durante 4 años. Allí filmó 6 películas, siendo las tres primeras, muy elogiadas. No ocurrió lo mismo con las restantes.

Los espectáculos de magia de Fu-Manchú se caracterizaron por una sólida puesta en escena, con la participación de muchos asistentes, en donde el humor estaba siempre presente, mientras los espectadores disfrutaban de las pruebas de magia y especialmente del sketch “El bazar de la magia”.

Nos deleitamos con sus hábiles trucos, poco antes de su retiro. Al final del espectáculo, presentó su número de “sombras chinecas”, donde disfrutamos con las exquisitas imágenes que semejaban una película cinematográfica, tal la habilidad de su entrelazado al ser presentadas, que conformaba con cada movimiento de manos, realizados con suma delicadeza .

Se retiró a los 62 años de edad, dedicándose a la enseñanza de la magia, en un local ubicado en la calle Ríobamba 143, al lado de su “Bazar de Magia”. Era un lugar de citas donde magos nacionales y extranjeros,  se trasmitían conocimientos de magia. Fu-Manchú falleció en su ciudad de adopción, Buenos Aires, el 19 de Agosto de 1974.

Fu-Manchú fue considerado uno de los mejores magos del siglo XX. Dejó una escuela en Argentina, que favoreció enormemente el desarrollo y progreso de la magia, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.magiaguia.com/ilusionismo/magos/fu-manchu.html

http://www.cometamagico.com.ar/fu_manchu.htm

Los entretenimientos, Visitas inolvidable, Vivieron en Buenos Aires

LA PANDILLA MARILYN

La “Pandilla Marilyn” era un programa de radio destinado a revelar talentos infantiles, que comenzó a emitirse en la década del 30.

Foto: Marilyn. (archivo del autor)

Chicos pequeños, de 3 a 7 años de edad, se subían a un banco y cantaban una canción, recitaban o bailaban. En la Pandilla se cantaba mucho, pero también se actuaba, desarrollando programas de teatro. Esta audición preparada para niños, estaba dirigida por Marilyn, cuyo nombre era Florencia Márquez.

Muchos niños hallaron en esta audición, una verdadera plataforma de lanzamiento hacia niveles superiores. Aprendían a hablar por micrófono, a recitar, bailar, cantar y actuar en radioteatro, adquiriendo una formación básica fundamental, a la hora de encarar proyectos de mayor envergadura. Eran las futuras estrellas del mañana.

La asistencia diaria, era obligatoria, aunque no tuvieran participación. Se les repartía hojas de papel, en las que figuraba el texto que tenían que decir: las efemérides del día, poesías o pequeños relatos. La Pandilla estaba integrada por unos 50 niños de ambos sexos y la dirección musical estaba a cargo del Maestro Héctor Halperín.

La permanencia prolongada de algunos niños en el programa, les abría el camino en radios de  mayor jerarquía. La audición se emitía en horas de la tarde y nos daba la sensación especial: que una maestra estaba rodeada por niños de ambos sexos, y con un tono muy maternal y cariñoso, los invitaba a participar, peguntándoles que iban a presentar en ese momento.Jóvenes promesas eran llevadas al programa a rendir una prueba y evaluar sus condiciones.

Cuando escuchamos esta audición, éramos niños que jamás imaginamos la cantidad de buenos actores y cantantes que se formaron en esa escuela radial, como Beatriz Taibo, Guido Gorgatti, Delfy de Ortega, Raúl Rossi y cantantes como Pablo Lozano, Carlos Vidal, Mabel Nash o Violeta Rivas; Nelly Prince o Alberto Migré, que se destacaron ampliamente en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://cantantesargentinos.blogspot.co.ar/2007/08/mabel-nash.html

Audiciones Radiales, La radio

LA MUNICH DE LA COSTANERA

La “Munich de la Costanera”, fue una excepcional confitería ubicada en la Costanera Sur.

El Balneario Municipal, inaugurado en el año 1918, motivó la instalación de muchos puestos callejeros de venta de comida, en sitios no habilitados. Fue la razón fundamental para la construcción de la hermosa “Confitería Munich”, obra del gran arquitecto Andras Kalnay, el 21 de Diciembre de 1927, un edificio “art deco”, lujosamente edificado, con detalles de alto nivel, como vitrales y molderías de diseño, que mostraron el grado de conocimiento de su constructor.

La “Cervecería”, se especializó en comidas y bebidas alemanas, corvirtiéndose rápidamente en un sitio selecto, punto de encuentro de las personalidades de varias épocas. En una visita guiada que realizamos hace pocos años, nos mostraron el sitio al que concurría el General Perón con Evita, lugar exclusivo con una buena vista, en esa época, al Río de la Plata. Hoy es imposible, por la presencia de la Reserva Ecológica.

La Confitería Munich de Costanera Sur, es el máximo exponente de esas “confiterías” existentes en Buenos Aires. No tenía ninguna semejanza con “las otras Munich” ubicadas en Plaza Constitución, Plaza Once, Palermo, y Villa Urquiza.

Éstos eran locales más pequeños, con una boiserie color marrón oscuro, y un menú también basado en comidas alemanas rápidas y cerveza, como bebida principal. Pero la Cervecría Munich de la Costanera, fue durante 40 años, un faro que convocó a lo más destacado de la política, la cultura y el deporte, en una zona que reunía gran cantidad de gente en el Balneario y los teatros de variedades de la zona, cuna de prestigiosos actores.

Cerró en 1970 pasando a ser posteriormente, el Museo de Telecomunicaciones y desde el año 2002, la sede actual de la Dirección General de Museos. La felizmente recuperada “Confitería Munich”, nos permite apreciar a una joya edilicia de aquel Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.arcondelrecuerdo.com.ar

Sin categoría

SEBASTIAN CHIOLA

Sebastian Chiola fue un actor argentino nacido en Rosario en 1902, que trabajó en el teatro y en el cine.

En el teatro, se inició en la compañía de José Gómez, integrando posteriormente las compañías de Enrique Muiño y Elías Alippi. Debutó en el cine con la película “Petróleo” en 1936, continuando con “Palermo” y “La fuga” en 1937.

En 1939 se lució en el film dirigido por Carlos Borcosque “…Y mañana serán hombres”. Al año siguiente actuó en el film “Con el dedo en el gatillo “, con la dirección de Luis Moglia Barth. Se destacó nuevamente en 1941 en “Historia de una noche”, donde obtuvo el premio al mejor actor de reparto.

El 22 de Noviembre de 1941 integró el grupo fundador de la “Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina”. Participó en el exitoso film “La guerra gaucha” en 1942. Nuevamente ganó el premio “Cóndor de Plata” al mejor actor de reparto, otorgado por la “Academia de Cronistas Cinemtográficos de la Argentina”, por su participación en el film “El muerto falta a la cita”, dirigida por el francés Pierre Chenal.

En 1949 actuó en el film de Hugo Fregonese “Apenas un delincuente”. Falleció en Rosario, Provincia de Santa Fe, el 7 de Febrero de 1980. Filmó 21 películas en las cuales dejó el sello de su probada capacidad de actuación, que lo destacaron como uno de los muy buenos actores del cine nacional, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Sebasti%C3%A1n_Chiola.

El cine

PEDRO CANDIOTI

Pedro Candioti nació en Santa Fe, el 24 de Julio de 1893. Fue Farmacéutico, Profesor de Química, Perito Químico y Profesor de Educación Física.

Foto: El Gráfico.

Pero trascendió por sus habilidades como nadador. Nació en una ciudad rodeada por agua y aprendió a nadar a los 8 años, en el arroyo Quillá. Fue un gran deportista que dejó su impronta como remero en 1916, ganando la copa “La Marina”, en el Tigre.

Pero donde Candioti brilló absolutamente, fue en la natación de aguas abiertas, a partir de 1922, cuando nadó los 75 kilómetros que hay entre Santa Fe a Lago Coronda, en 13 horas 34 minutos. En un intento fallido intentó cruzar el Río de la Plata en 1924.

En 1925 unió Santa Fe con Rosario en 35 horas, para recorrer 168 kilómetros. Entre el 14 y 17 de Marzo de 1930, unió Goya con Santa Fe en 66 horas 15 minutos para 390 kilómetros. A partir de 1931 comienzaron sus intentos de unir Santa Fe con Buenos Aires. Luego de recorrer 345 kilómetros, finalizó en Puerto Alsina, en 71 horas 55 minutos.

Cada año, volvía a intentar llegar a Buenos Aires, luchando contra 2 enemigos insalvables: las corrientes adversas y el sueño. El equipo que constantemente lo acompañaba y lo alentaba, hacía lo imposible para que Candioti, no se diera por vencido por tan implacable rival.

En los siguientes intentos llegó hasta Zárate en 1935, y la Boca del río Baradero en 1936. Entre el 19 y 23 de Febrero de 1939, estableció el record mundial de permanencia en aguas abiertas, 100 horas 33 minutos, uniendo San javier con Santa Fe, acompañado por gritos de aliento, canciones y mate caliente. Culminó su proeza arribando al Club Regatas de Santa Fe por sus propios medios.

A partir de 1940, decidió unir las ciudades de Rosario y Buenos Aires. El 16 de Marzo de 1946, llegó hasta la altura de la cancha de River, en Núñez, después de recorrer 318 kilómetros en 75 horas 18 minutos. Las noticias sobre su desplazamiento eran proporcionadas muchas veces, por radioaficionados. Falleció el 20 de Diciembre de 1967.

Pedro Candioti, conocido como “El Tiburón del Quillá”, unió su nombre al de Buenos Aires, en cada intento de llegar a Puerto Nuevo. Su cuerpo totalmente cubierto con lanolina, para protegerlo del agua, su gorrito y sus antiparras, conformaron una imagen clásica, de este empecinado deportista que nos asombró con sus hazañas, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_Candioti.

Sin categoría

MARIO BATTISTELLA

Mario Batti-Stella, Mario Battistella, nació en Verona, Italia, el 5 de Noviembre de 1893.

Estudió en París y Viena. Llegó a Buenos Aires en 1910. Por razones económicas, comenzó como autor teatral y estrenó en el Teatro Comedia su revista musical “Aflojale que colea”, donde comenzó a componer canciones populares.

Llegó a escribir alrededor de dos mil obras entre canciones, fox-trots, boleros, valses y tangos. El primero que escribió fue “Pinta brava”, en colaboración con Charlo, al que le siguieron “Melodía de arrabal”, “Me da pena confesarlo”, “Al pie de la Santa Cruz”, “No aflojés”, “Medallita de la suerte”, “Cuartito azul”, que reflejó sus experiencis personales de estudiante, “Remembranzas”, “Estudiante” y muchos otros.

Acompañó a Carlos Gardel en sus viajes a París, siendo su apoderado. Allí comenzó su labor artística en 1930, escribiendo en colaboración con Alfredo Le Pera “Criollita de mis amores”, “Me da pena confesarlo” y “Amores de estudiante”, correspondientes al film “Espérame”.

Gardel le grabó los tangos “Sueño querido”, “Melodía de arrabal”, “Medallita de la suerte”, “Desdén”, “Cuando tú no estás” y “Amores de estudiante”. Fue Apoderado de Edmndo Rivero y uno de sus tangos más trascendentes fue “Al pie de la Santa Cruz”, que refleja el problema de la familia de un obrero encarcelado por ir a la huelga.

Influenciado por la época, escribió para Edmndo Rivero el tango “Bronca”, gran éxito de Alfredo Belusi cuando actuaba con Osvaldo Pugliese. No estaba de acuerdo con los arreglos que desvirtuaban al tango. Fue Director de los teatros Avenida, Mayo, Cabildo y Bataclán. Falleció en Buenos Aires el 10 de Octubre de 1968.

Mario Battistella, fue uno de los mejores letristas de tango, que abordó temas sociales y dejó títulos inolvidables en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: “Tango y Cultura Porteña”, FM 97.9 Radio Cultura. Emisión Nº 108, 21 de mayo de 2001.

El tango

CUANDO LAS DROGAS PROHIBIDAS ERAN MEDICINAS

Las llamadas drogas de abuso, actualmente prohibidas, fueron consideradas fármacos medicinales en la medicina de ayer.

La morfina, la cocaína y la heroína fueron consideradas auténticos remedios milagrosos. Se vendían en farmacias y boticas, y en las dos primeras décadas del siglo XX, se podían adquirir sin necesidad de receta.

La heroína integraba la fórmula del “Jarabe Bayer de Heroína”, indicado en el tratamiento de las afecciones respiratorias como calmante de la tos en la coqueluche y la tuberculosis, en las bronquitis, asma bronquial y catarro pulmonar.

Por su efecto analgésico en la ciática, esclerosis múltiple, crisis gástricas de los tabéticos, una secuencia de la sífilis avanzada, dolores gripales y aneurisma de la aorta. También en psiquiatría por sus propiedades sedantes para contrarrestar los efectos de la confusión aguda, depresión y neurastenia.

Foto: http://alboraida.blogspot.com.ar

El opio y sus derivados se usaron desde hace mucho tiempo atrás. El uso del láudano, una mezcla alcohólica con opio, frecuentemente empleada como analgésico y antiespasmódico. En nuestra época de trabajo en guardias de emergencia, empleamos el “Pantopón”, una mezcla de alcaloides del opio, y el “Spalmalgine” un poderoso analgésico y antiespasmódico derivado del opio.

La cocaína en forma de comprimidos y pastillas, se usaba para el dolor de garganta. Eran elaborados por los farmacéuticos y boticarios. La cocaína por sus efectos analgésicos, se empleaba como tópico local en el dolor de muelas. Por sus efectos anestésicos en la cirugía ocular y otorinolaringológica.

La coca integraba vinos espirituosos, con propiedades tónicas, con o sin quina. No podemos dejar de lado a los derivados del Cannabis, es decir, la marihuana. Los derivados cannabicos, extracto de cáñamo indiano, la tintura de cannabis, y los papeles azoados balsámicos para el tratamiento del asma.

Hoy en día, los niños que consumen heroína, no lo hacen para dejar de toser. El empleo de las drogas hoy prohibidas, llenaron un amplio capítulo de los tratamientos realizados en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:   http://perso.wanadoo.es/jueso/drogas-medicamentos/drogas-medicamentos.htm

Aquellas enfermedades, La medicina de ayer
chatroulette chatrandom