El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Mayo, 2012

EL SIFONERO

El sifonero era un personaje popular en el ámbito porteño.

Conducía una chata tirada por uno o dos caballos, en la que cargaba los cajones de madera con seis divisiones, conteniendo sifones de vidrio con cabezal de plomo. Visitaba los domicilios de los clientes con una regularidad semanal, dejando habitualmente uno o dos cajones.

Estos cajones y su contenido eran pesados, pero siemopre nos asombró observar con que facilidad el sifonero transportaba dos cajones, uno sobre su espalda. En sus manos, el manejo de estos cajones daban la sensación que trabajaba con cajones vacíos.

Los caballos eran muy cancheros, porque cuando se detenía en una esquina, se quedaban tranquilos esperando el regreso con los cajones vacíos. Con una interjección, avanzaban hasta el próximo domicilio y así sucesivamente, hasta llegar a la esquina siguiente. Trepaba al carro y lo conducía hasta el próximo destino.

El sifonero, al igual que el lechero, ingresaba al domicilio, previo anuncio a viva voz, llevando una cantidad previamente especificada de sifones. Siempre cordial, mostraba su amabilidad al ser atendido. Daba la sensación que le gustaba el trabajo que hacía.

Los sifones no estaban protegidos y siempre existía el temor de que alguno explotara, provocando heridas importantes. Este pensamiento nos acuciaba cada vez que manejaba los cajones con sifones llenos.  Felizmente, ésa fue una experiencia que nunca vivimos, salvo por referencias de terceros respecto de lo sucedido en otros. Así recordamos al sifonero manejando a sus caballos por las calles de ese Buenos Aires que se fue.

La casa, Personajes de la ciudad

ALBERTO MARINO

Alberto Marino fue una de las grandes figuras del tango rioplatense.

Vicente Alberto Marinaro nació el 26 de Abril de 1920 en Verona, Italia. Era un bebé cuando llegó a la Argentina; su familia se ubicó en un pueblito de Salta, pero posteriormente se trasladó a Buenos Aires, viviendo en el barrio de Palermo.

Tuvo sólida escuela de canto y al comienzo, se dedicó al canto lírico, entonando canzonetas de su tierra natal. Debutó en 1935, en un festival organizado en el cine Palermo. Con el seudónimo de Alberto Demare lo hizo en Radio Mitre, pero para cantar tangos. Fue vocalista en la orquesta de Emilio Orlando, donde cambió el seudónimo por el de Alberto Marino.

El maestro Eduardo Bonessi  influyó decisivamente en su formación vocal. Poseía un registro de tenor que parecía que le sobraba la voz. El 5 de Abril de 1942 se incorporó al conjunto de Aníbal Troilo, debutando en el cabaret “Tibidabo” de la calle Corrientes, junto a Francisco Fiorentino. La asociación Troilo, Fiorentino, Marino marcó una de las mejores  épocas del tango.

Fue su mejor época de cantor, atestiguada en versiones que son verdaderas joyas. Su primera versión fue “Tango y copas”. Con “Pichuco” grabó entre 1946 y 1946, 51 composiciones: tres a dúo con Fiorentino y cinco con Floreal Ruiz. Alfredo Gobbi lo bautizó en 1945 como “la voz de oro del tango”.

Comenzó su trayectoria de solista en febrero de 1946, con la orquesta conducida por Emilio Balcarce, trabajando en Radio Splendid. Posteriormente fue acompañado por los conjuntos de Enrique Alessio, Héctor María Artola y Toto Rodríguez. Hacia fines de 1949 con el conjunto de guitarras de Roberto Grela.

En la década del 50 lo acompañaron las orquestas dirigidas por Hugo Baralis, Héctor Stamponi, Osvaldo Manzi y Alfredo Franco. Realizó giras por toda Latinoamérica y los Estados Unidos. En los años 60 grabó un long-play con José Canet y durante la década del setenta actuó junto a las orquestas de Miguel Caló, Armando Pontier, Carlos García, Osvaldo Requena y Alberto Di Paulo, grabando con todos ellos.

Como compopsitor dejó títulos como “Calle del ocaso”,”Te tengo que olvidar”, “Mi barco ya no está” y otros. Falleció en Buenos Aires el 21 de Junio de 1989. Alberto Marino desarrolló una depurada técnica dándole al tango un vuelo lírico y una calidez especial que tanto disfrutamos en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: “Tango y Cultura Porteña”. FM 97.9 Radio cultura. Emisión Nº 59, 12 de Junio de 2000.

El tango

VICTOR SCHLICHTER

Víctor Schlichter fue un director y compositor musical nacido en Viena, Austria, el 7 de Marzo de 1903.

Foto: Album de Friederike Schlichter

A los 6 años compuso su primer tema musical y a los 12 años, ofreció su primer concierto en Viena. Tuvo 3 hermanas, Dolly, Fritzi y Hedwig, conocida esta última en Buenos Aires como Hedy Crilla, actriz y directora de teatro.

Estudió violín en la Escuela de Música de Viena y en París. Composición en Viena con Arnold Schoenberg. Trabajó en la composición y dirección de música de películas para el mercado europeo, en los estudios cinematográficos UFA-film, y también como director de operetas.

En 1933 fundó el “Cuarteto de los Bohemios Vieneses”, de mucha actividad en Europa, especialmente en Berlín, de donde se alejó en 1935, por el enrarecimiento de la situación política con el advenimiento del partido nazi al poder. Regresó a Viena y en 1936 consiguió un contrato en Argentina para actuar con su Cuarteto en “Radio El Mundo”.

Fue su oportunidad para alejarse de Europa; se embarcó en Génova el 18 de Diciembre de 1936 en el “Conte Biancamano”, junto a los integrantes del Cuarteto, llegando a Buenos Aires el 31 de Diciembre de 1936. Desarrolló su carrera como compositor y director de películas desde 1947, con “Una mujer sin cabeza”, hasta 1960 con “El crack”, totalizando 25 películas, y trabajando, entre otros, con los directores Luis César Amadori, Carlos Schlieper, Luis Saslavsky.

Fue director de la Orquesta Estable de “Radio El Mundo” hasta 1966. Acompañó a actores cómicos como Pepe Iglesias “El Zorro”; “Los 5 Grandes del Buen Humor”; “Tatin”; Juan Carlos Mareco “Pinocho”. Entre 1945 y 1977, compuso música para obras de Teatro Infantil y Villancicos, Teatro Clásico y Teatro Judío, colaborando en este caso, con su hermana Hedy Crilla, llegada al país en 1940.

Realizó grabaciones acompañando a destacados cultores del bolero como Fernando Albuerne, Fernando Torres, Leo Marini, Hugo Romani, Gregorio Barrios. Grabó los boleros en el denominado ” Estilo Sur”: “La orquesta deba importancia al violín, no mataba al ritmo, sino que lo exaltaba, al sercvicio de los bailarines, entregando una música melodiosa, dulzona y amable”.

Se casó en segundas nupcias con Etelka Abraham con quien tuvo dos hijos, Andrés José en 1944 y Tomás en 1947. Falleció en Buenos Aires el 8 de Diciembre de 1986. Víctor Schlichter fue un músico de sólida formación europea, que vivió en Buenos Aires, desarrollando su actividad profesional en el cine, el teatro y la radio de ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:Glocer Silvia. Acerca de los músicos judíos  exiliados en la Argentina durante el nazismo. 2008

http://orelfoundation.org/index.php/pages/contact

Baptista Mario. Bolero al estilo del Sur. Revista Notas Musicales. Año 2, Nº 5. Enero-Marzo 2005.

El cine, El exilio, Vivieron en Buenos Aires

ENRIQUE CAMPOS

Enrique Inocencio Troncone nació en el Uruguay el 10 de Marzo de 1913. Debutó a los 23 años en el cine Helvético de Colonia Suiza acompañado por guitarras, comenzando una cadena de éxitos.

En enero de 1940 realizó una gira por el sur de Brasil, reapareciendo más tarde por CX46, Radio América de Montevideo. En 1941 cantó con la orquesta “Pintín Castellanos”, dirigida por Alfredo Gobbi y Armando Blasco, en el “Palacio de la Cerveza” y “Radio Monumental”. Se incorporó a la orquesta “Laurenz-Casella”, actuando en bailes, radio y el “Café Ateneo”, con el nombre de Eduardo Ruiz.

Foto: Todotango.com

En 1943 llegó a Buenos Aires siendo contratado por Ricardo Tanturi para reemplazar a Alberto Castillo en la orquesta “Los Indios”. Tanturi consultó la guía telefónica y le cambió el nombre por el de Enrique Campos. Debutó en Radio El Mundo y grabó discos a partir del 4 de Agosto de 1943 con “Muchachos comienza la ronda” y el hermoso vals “Al verla pasar”.

El desafío de reemplazar a Alberto Castillo con un estilo totalmente distinto, no disminuyó su éxito en absoluto. Su permanencia con Tanturi finalizó en el mes de abril de 1946, dejando registros inolvidables como “Oigo tu voz”, “En el salón” y el vals “Me besó y se fue”. Regresó a su etapa de solista con acompañamiento de guitarras.

En Marzo de 1947 ingresó a la orquesta de Francisco Rotundo, cantando junto a Mario Corrales. Se desvinculó de Rotundo pasando a formar rubro con el bandoneonista Alfredo Calabró. En 1950 encabezó otra orquesta con Juan Carlos Miranda. Regresó a la orquesta de Francisco Rotundo para reemplazar a Carlos Roldán, el 10 de Agosto de 1951, compartiendo el cartel con Floreal Ruiz.

Se alejó al año siguiente siendo contratado por Roberto Caló, con quien permaneció dos años. Nuevamenrte se unió a Francisco Rotundo en 1955, pero en 1957 formó una nueva orquesta dirigida por el pianista Dante De Simone. En 1962 se presentó en el Canal 4 de Montevideo, acompañado por Toto D’Amario.

Regresó a Buenos Aires cantando con la orquesta de Graciano Gómez en Radio Splendid. Falleció el 13 de Marzo de 1970, dejando el recuerdo de sus correctas presentaciones, la cantidad de conjuntos típicos con los que trabajó y el registro de su voz en excelentes grabaciones realizadas en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: “Tango y Cultura Porteña”. FM 97.9 Radio Cultura. Emisión Nº 49. 3 Abril de 2000.

El tango

FRITZ BUSCH

Fritz Busch fue un pianista y director de orquesta alemán que nació en Siegen, Westfalia, el 13 de Marzo de 1890.

Su padre fue su primer maestro musical. Continuó sus estudios en 1906 en el Conservatorio de Colonia. En 1909 dirigió la orquesta del Teatro Alemán de Riga y en 1918 comenzó a dirigir la Ópera de Stuttgart. Permaneció en Dresde desde 1920 a 1933.

Al negarse a colaborar con el régimen nacional socialista fue dejado cesante del cargo de Director de la Ópera de Dresde. Abandonó Alemania y aceptó una invitación para visitar la Argentina. El 16 de Marzo de 1933 organizó y dirigió la Temporada Alemana del Teatro Colón, dirigiendo su primer concierto en Buenos Aires el 7 de Agosto de 1933, con óperas de Wagner.

Buenos Aires aclamó a Busch como el más grande Director de música de Wagner. Retornó a las temporadas de música alemana en 1934, 1935 y 1936, alternando Buenos Aires con los Festivales Mozart en el Glyndebourne, Inglaterra y con la Orquesta Sinfónica de la Radio Estatal de Dinamarca.

En 1936 adoptó la ciudadanía argentina. El 17 de Setiembre de 1936 dirigió y grabó en el Teatro Colón “Lohengrin, de Richard Wagner, en idioma alemán y los coros en italiano. En el Teatro Colón dirigió la primera presentación completa en América de “La Pasión según San Mateo”, de Juan S. Bach.

Se estableció en Buenos Aires focalizando su trabajo en Sudamérica y en el Metropolitan Ópera en Nueva York. Permaneció en Buenos Aires considerándola su hogar hasta 1945, presentando inolvidables temporadas verdianas y alemanas. Finalizada la guerra, alternó sus actividades entre Europa y los Estados Unidos.

Falleció en Londres el 14 de Setiembre de 1951, a raíz de un ataque cardíaco. Fritz Busch, fue el fundador de la temporada alemana en el Teatro colón, junto a otro grande, Erich Kleiber, fue otro de los que vivieron en Buenos Aires, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.archivodifilm.com/fotografias/b/buschfritz.htm

http://www.es.wikipedia.org/wiki/Fritz_Busch

El exilio, Vivieron en Buenos Aires

EL CHOCOLATE ÁGUILA

Águila Saint fue la empresa pionera por su excelencia en la elaboración de chocolates y productos derivados del cacao, fundada en 1880 en Buenos Aires por Abel Saint.

Comenzó con un pequeño comercio dedicado al tratado del café y más tarde, en la elaboración de chocolates. El progreso de la empresa lo llevó a establecerse cerca de la Plaza Constitución, en Santiago del Estero 1790.

El continuo crecimiento de su negocio lo obligó a instalar un local más apropiado en la calle Herrera 855, en el barrio de Barracas. Allí instaló los talleres de chocolatinería, tratado del café y expedición de productos. Su ampliación fue tal que llegó a tener 100 sucursales en todo el país, en la República Oriental del Uruguay y en el Paraguay.

En 1923 se transformó en “Cafés, Chocolates Águila y Productos Saint Hnos. S. A. “. En 1930 comenzaron la fabricación de helados creando la marca “Laponia”, líder en el rubro. Su fuerza fue la fabricación de chocolates para taza, hábito muy avanzado en la Sociedad, ya que el consumo era diario, especialmente en cumpleaños y celebraciones de las fechas patrias.

Fue famosa la “barrita de chocolate” para preparar el “submarino”, así como una variedad de presentaciones como el “Comprimido Águila”, que derivó en una golosina; los “Bombones Nec Plus Ultra”; “Cigarrillos de Chocolate”; “Chocolatines” y “Medallones de frutilla y menta”.

En la década del 20, Chocolates Águila estaba presente en el mundo infantil editando la “Revista Infantil Colibrí”, que contenía historietas, semblanzas de personajes históricos latinoamericanos y personajes de leyenda como “Blancanieves”. Chocolate Águila publicaba un “recetario de cocina” para la preparación de recetas con y sin chocolate.Los paquetes de “Yerba Águila” contenían entradas para los bailables en “Les Ambasadeurs”, los domingos de 15 a 20 horas, con las diez mejores orquestas de Radio Belgrano.

Una palmada con las manos diciendo “Choco”; las manos sobre el corazón “late” y juntando los pulgares con las manos hacia dentro y batiéndolas “Águila”, era la representación gestual de Chocolates Águila, siempre presente en ese Buenos Aires que se fue.

:http://es.wikipwdia.org/wiki/%C3%81guila_(chocolates)

http://delyrarte.com.ar/sitio/hisagui.html

http:/www.megagencia.com.ar/index.php/marcas-con-historia-aguila/

Sin categoría
chatroulette chatrandom