El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

EDMUNDO RIVERO

Edmundo Rivero nació el 8 de Junio de 1911, cerca de la iglesia de Nueva Pompeya, en la estación Puente Alsina del ferrocarril, en donde su padre, Máximo Rivero, era el Jefe de Estación.

Su infancia y adolescencia transcurrieron en Belgrano. Fue un estudioso de la guitarra, llegó a ser concertista. Comenzó a cantar a dúo con su hermana Eva y su hermano Aníbal. En 1935 fue estribillista de José De Caro y en 1937 de Julio DecCaro, actuando en los bailes de Carnaval en el cine teatro Pueyrredón, de Flores.

Foto: Sentir el Tango. Ed. Altaya Nº 6, 1998

Después cantó con Humberto Canaro; como no le querían contratar por su voz grave, abandonó el canto durante 5 años. En 1944 fue contratado por Horacio Salgán, pero no lo dejaron grabar. El inolvidable “Carlos De la Púa” lo presentó a Aníbal Troilo en un boliche. Rivero tocó la guitarra, cantó junto con Troilo y quedó acordado el compromiso.

Debutó en el cabaret “Tibidabo” el 3 de Abril de 1947. El 29 de Abril grabó “El milagro”; fue la primera de las 22 grabaciónes que registró con Aníbal Troilo. Algunas son clásicos inolvidables como “Sur” o “La viajera perdida”.

Fuí afortunado en verlo en esta, su primera etapa con Aníbal Troilo, cuando cantaba junto a Aldo Calderón.  Ocurrió en los tradicionales bailables de “Radio El Mundo”. Rivero era delgado y alto, y por algo le pusieron de apodo “el Feo”. ¡ Pero que bien cantaba!. Su voz estaba en la plenitud. Sencillamente inolvidable.

En 1950 comenzó su etapa de solista. En 1963 comenzó la grabación de la serie “En Lunfardo”. Los temas de Lunfardo, fueron el plato fuerte de Rivero. Con Astor Piazzolla grabó “El Tango”, en 1965. En 1968 comenzó con sus giras por Japón, España, Estados Unidos y América Latina.

En 1969 inauguró su casa de tango “El Viejo Almacén”, en la esquina de Balcarce e Independencia. El 6 de Mayo de 1978 fue nominado “Académico”, de la Academia Porteña del Lunfardo. Como compositor dejó títulos como “Quien sino tú”; “Para vos, hermano tango”;”Malón de ausencia”; “P’al nene”. Escribió dos libros: “Una luz de almacén” y “Las voces, Gardel y el tango”. Falleció el 18 de Enero de 1986.

Poseedor de una dicción y afinación impecables, Rivero impuso su voz grave, consagrándose como uno de los intérpretes más grandes del tango, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: “Tango y cultura Porteña”. FM 97.9 Radio Cultura. Emisión Nº 20, 13 Setiembre de 1999

El tango, Personajes de la ciudad

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom