lig tv izle
justin tv

El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

EL OTRO TÚNEL DEL FERROCARRIL SARMIENTO

Foto: Entrada al tunel en Puerto Madero (Juan Raik, Merlo, Prov. Bs. Aires)

La estación de partidas y llegadas del Ferrocarril Sarmiento, antes Ferrocarril Oeste, estaba ubicada debajo de la Plaza Once, junto a la línea A de subterráneos.

Su acceso transcurre por un túnel que comienza al pasar la calle Bustamante y Bartolomé Mitre, tanto de ida como de regreso. En la estación a nivel de Plaza Miserere, partían los trenes de larga distancia. Esta línea fue el medio de transporte que empleé en mi época de estudiante, durante 14 años. Vivía en Ciudadela y viajaba en el tren de las 7.05 todas las mañanas, que me llevaba a Once y de ahí, al Colegio Nacional Mariano Moreno, y posteriormente a las Facultades de Odontología y de Medicina.

Lo cierto es que una mañana de verano de 1949, el tren encendió las luces antes de lo habitual y desplazándose por otras vías, distintas a las habituales, ingresó en otro túnel ubicado en el lado izquierdo. El viaje fue mucho más largo, porque aparecimos en lo que hoy es Puerto Madero.

La sorpresa fue general. Algunos se beneficiaron, otros no. El viaje fue sin aviso, era experimental. Tuve la oportunidad de repetirlo poco tiempo después, porque ya se efectuaba a horas determinadas. Pero no conocía la historia de ese túnel que comenzó a construirse en 1912 y se inauguró en 1916, con la finalidad de transportar cereales al puerto de Buenos Aires, para su exportación.

El túnel comenzaba a la altura de calle Bulnes y Díaz Vélez, una obra de ingeniería genial, hecha a pico y pala bajo la dirección de ingenieros ingleses, usando ladrillos traídos de Inglaterra, similares al los del muro que llega casi hasta Caballito. El túnel desemboca en Eduardo Madero y Sarmiento.

En esa época, se empleaban locomotoras a vapor, cuyo humo contenía monóxido de carbono, lo que provocó no pocos inconvenientes al personal afectado a los trenes, ya que la ventilación era deficiente, con dos bocas ubicadas en Plaza Congreso y Plaza Once respectivamente.

Se consideraba que el movimiento de los trenes provocaría una corriente de aire que aseguraría una ventilación aceptable. Fueron muchas las dificultades que debieron superarse durante su construcción: caños cloacales, napas freáticas, inundaciones y bordear ciertos edificios públicos. En 1922 se electrificaron las vías y se emplearon locomotoras eléctricas.

El transporte de pasajeros se inauguró el 1º de marzo de 1949 con un servicio de 4 trenes diarios, pero fue suprimido en Enero de 1950, ya que en caso de accidente, era dificultoso el envío de auxilios. Desde el 20 de Octubre de 1997, el túnel volvió a utilizarse para el transporte de pasajeros, pero ésta es otra historia que no pertenece a ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Ramos Horacio. El túnel de cargas del Ferrocarril Oeste. Historias de la Ciudad. Una revista de Buenos Aires. Nº 2. Diciembre de 1999.

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
La ciudad, Realidades argentinas

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda