El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

EL TANGO Y LA CUESTIÓN SOCIAL

El tango es una síntesis dramática de la vida porteña, porque a través de sus letras, se descubre nuestra realidad social y las costumbres de la ciudad.

El prejuicio y la emotividad son constantes en las letras del tango. Con el transcurso del tiempo, dejaron los temas intrascendentes o burlones, y contemplaron formas más testimoniales de la vida cotidiana. La amargura y el dramatismo del conventillo fue escenario de múltiples situaciones vivenciales y pasionales.

Los versos del tango, recogieron esas realidades que mantienen vivos los temas, las situaciones y los personajes. A través de las letras de tango, el porteño pudo expresar sus sentimientos, pesares, miedos y circunstancias sociales, datos y observaciones que representan pequeñas crónicas sociológicas de 3 minutos de duración.

No hay alegría, tristeza, sentimiento, vicio, virtud o costumbre, que no tenga su comentario, elogio o censura expresado en la letra de tango. Es la fuente indicadora más auténtica y precisa de la forma de vivir del porteño, es decir, del alma de la ciudad. El tango no fue ajeno a la corrupción administrativa surgida a partir de 1930, situación que puede apreciarse en “Al mundo le falta un tornillo”, de Enrique Cadícamo:

Hoy no hay guita ni de asalto/Y el puchero está tan alto/Que hay que usar un trampolín./Si habrá crisis, bronca y hambre/Que el que compra diez de fiambre/hoy se morfa hasta el piolín.

El tango más representativo de la visión escéptica y deseperanzada es “Cambalache”. Fue uno de los tangos prohibidos que no se difundía por las radios. Está siempre de actualidad, describiendo una serie de situaciones que no tienen fecha de finalización:

Hoy resulta que es lo mismo/Ser derecho que traidor,/ignorante, sabio, chorro,/Malandrín o estafador./

Todo es igual: nada es mejor./Lo mismo un burro/Que un gran profesor./No hay aplazao ni escalafón:/

Este testimonio de ochenta años atrás, producto del hacinamiento, la mugre, la tisis y la carencia de logros a corto plazo, no ha desaparecido. Es la persistencia de situaciones que parecen haberse establecido en forma permanente. Son recuerdos de un Buenos Aires ¿que se fue?.

Fuente: Mascia Alfredo. “Política y tango”, Ed. Paidós, pag. 238. 1979

El tango, La cuestión social

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom