El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Septiembre, 2011

LA ACADEMIA PITMAN

La Academia Pitman se fundó en el año 1919 y la mayoría de sus alumnos y profesores eran mujeres. El objetivo era obtener el título de secretaria, luego de aprobar un programa que duraba 11 meses, cursado mayoritariamente por mujeres solteras de 18 a 25 años de edad.

Juan María Jan, uno de los fundadores, tradujo al español el Sistema de Taquigrafía ideado por Isaac Pitman en Inglaterra. Junto a un excelente sistema de dactilografía, teneduría de libros y secretariado, se integraba el programa de enseñanza que la hizo famosa.

Sin embargo, era mirada con desprecio por las entidades universitarias pero eso, no fue obstáculo para su rápida expansión, especialmente en la Capital Federal y Gran Buenos Aires. Las décadas del 40 y del 50 fueron su época de máximo esplendor. Se caracterizaba por dictar cursos breves qiue brindaban el soporte necesario para aspirar a una posición laboral superior, especialmente entre la clase media y la clase obrera.

Los cursos eran controlados y evaluados  por el staff fundador. La disciplina era severa, no se toleraban desórdenes. Editaba “El Corresponsal Moderno”, libro para aprender a escribir correspondencia, dirigido a los secretarios. Se trataba de un curso que capacitaba a los estudiantes para la obtención de un buen estilo comercial, adaptado a las exigencias del momento.

Reproducía cartas tipo, adaptadas a las distintas situaciones comerciales más frecuentes, junto con los ejercicios prácticos correspondientes y reglas para la presentación y estética de las cartas. La Academia Pitman empleaba un enfoque optimista respecto del futuro, que seducía a sus alumnos. Disponía de una Oficina de Empleos, que brindaba salida laboral a todos sus alumnos, los que se daban el lujo de elegir el que más les convenía.

La llegada de las computación fue el golpe de gracia para las Academias; ya no era suficiente con el curso de Secretaría o de Cajero de Banco. Sin embargo, los cursos de taquigrafía y dactilografía siguieron vigentes. La Academia cerró en 1993, pero antiguos empleados de Pitman, retomaron el manejo de Institutos, utilizando el nombre como franquicia, pero con nuevos programas de estudios, adaptados a la época actual y siguen vigentes.

Fuente: González Toro A. Pasado y presente de una Academia que hizo época. Clarín 30-05-1999

Jan JM y Ollun R. El Corresponsal Moderno. Academias Pitman. Buenos Aires. 1982.

La cuestión social, La educación

LA COLONIA DE VACACIONES

A partir de la segunda década del Siglo XX surgieron las denominadas “colonias de vacaciones para niños débiles”.

Su misión era atender a nivel sanitario, alimenticio y recreativo a los niños que vivían en los inquilinatos de Buenos Aires. La salud y la educación del niño estaban comprometidas al vivir en condiciones de hacinamiento.

Funcionaban en el receso escolar, durante los meses de Diciembre a Febrero, en el horario de 8.30 a 17 horas. La primera colonia se estableció en el Parque Avellaneda y pronto se creó otra en el Parque Lezama. Posteriormente se agregaron las del Parque Chacabuco, Parque Saavedra, Sociedad Rural, Parque Agronomía, Parque Los Perales y Parque Centenario.

Se movilizaron 25 maestras de cuarta categoría para atender cada una a 40 niños en la colonia. Un especial cuidado se brindaba al tipo de alimentos que recibían los niños, que debían ser sanos, abundantes y buenos. Se trataba de ofrecer doble ración de aire, doble ración de alimentos y media ración de trabajo.

El programa de actividades se adaptaba a las características de cada colonia: ejercicios físicos, fútbol, pelota al cesto, paseos, tareas de huerta, jardinería y cuidado de animales. Actividad educativa y recreacional, que brindaba desayuno y almuerzo. Durante la tarde, después de almorzar, se llevaba una reposera para “dormir la siesta”, tapándose la cara con el sombrerito. Siempre era una ocasión para hacer bromas, contrariando la disciplina.

La consigna de la colonia era vigorizar el cuerpo y el espíritu mediante el juego. A partir de la década del 60 sufrieron inconvenientes y transformaciones que se agravaron en 1979 con la suspensión de las prestaciones médico odontológicas, alimentarias y de asistencia social. Esa etapa negativa, se revirtió con el regreso de la Democracia.

Las colonias de vacaciones han conformado un importante servicio asistencial para la niñez cuidando la salud y brindando alimentación, enseñanza, esparcimiento y alegría.

Fuente: Carlos Bianchi. Aquella colonia de niños débiles. 22-02-2008

http://www.la_floresta.com.ar/2008/febrero/22.htm

La cuestión social, La educación

LA TRAGEDIA DEL RIACHUELO

La denominada “Tragedia del Riachuelo” ocurrió el 12 de Julio de 1930, cuando un tranvía de la línea 105, interno 75, que se dirigía de Lanús a Plaza Constitución cayó al Riachuelo.

Fue uno de los escasos accidentes importantes sufridos por los tranvías durante su existencia. Se trataba de un tranvía que había salido a las 5 de la mañana de la estación Lanús, transportando 60 pasajeros. El día era lluvioso y la niebla contribuía a dificultar la visión.

La chata petrolera “Itaca” hizo sonar sus sirenas solicitando se levantara el tramo levadizo del Puente Bosch, a fin de pasar. El encargado del puente encendió las luces rojas advirtiendo el peligro del puente levantado. Pero ya sea por efecto de la niebla y la lluvia combinadas que dificultaban la visión, sumado a una dificultad técnica imprevista en el manejo del tranvía, al disponerse a atravesar el puente, el conductor no percibió oportunamente la señal de peligro y no pudo frenar el tranvía, que se precipitó en las aguas del Riachuelo, salvándose 4 personas.

El tranvía fue extraído de las aguas con una grúa, se le cambiaron los motores, se reacondicionó y permaneció funcionando 10 años más. Como consecuencia del accidente, se interrumpía el suministro de electricidad, una cuadra antes de llegar al puente, forzando la detención del tranvía. Las pericias comprobaron que el sistema de freno estaba defectuoso.

Fue el único accidente importante en los casi 100 años de existencia del tranvía (1863-1962). Un servicio que transportaba más de 500 millones de pasajeros al año en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://cisnesyrosas.blogspot.com/2010/10/la-tragedia-del-riachuelo.html

Movilizados, frente a la tragedia. La Razón 15 de Marzo de 2005.

La ciudad

EL DIARIO CRÍTICA

El día 15 de Setiembre de 1913, apareció el vespertino “Crítica”, al costo de 8 centavos. Fue fundado por el periodista uruguayo Natalio Botana a la edad de 25 años.

Adoptó los recursos del sensacionalismo norteamericano para tratar cualquier tema, empleando un lenguaje popular. Las décadas de 1920 y 1930 fueron su período de máximo esplendor. Usaba una tipografía tamaño catástrofe. Se destacaba por  las crónicas deportivas especialmente las de turf, boxeo y fútbol, la incorporación de historietas en color y las crónicas policiales.

Llegó a tener radio y su noticiero de cine propio. Las tragedias tenían un trato primordial. El desarrollo de las crónicas policiales se mejoraba con excelentes dibujos y fotos alusivas al tema. En su cuerpo de redactores participaron destacados escritores como Jorge Luis Borges, Roberto Arlt, Alfonsina Storni, Carlos de la Púa, Homero Manzi, César Tiempo, los hermanos Raúl y Enrique González Tuñón, Nicolás Olivari y Gustavo González, el famoso cronista de eventos policiales.

Su sede propia se edificó en Avenida de mayo 654, por los arquitectos Andrés y Jorge Kalnay, un palacio art deco. En la primera página, debajo del logo, había una oración que decía: “Dios me puso en el mundo como un tábano sobre un caballo para picarlo y mantenerlo despierto”. Fue el primero en publicar palabras cruzadas. La máxima tirada se alcanzó el 15 de Setiembre de 1939 con 811.258 ejemplares.

En 1941 Natalio botana falleció en un accidente automovilístico en Jujuy, ocupándose su familia del manejo de “Crítica”. El diario fue contrario al peronismo y sufrió las presiones del Gobierno, que controlaba la importación de papel prensa. En 1951, al borde de la quiebra, el diario fue vendido al Estado. El diario vespertino de mayor tiraje en castellano cerró el 30 de Marzo de 1962. Fue uno de los periódicos más influyentes en la primera mitad del siglo XX, de ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Saytta Silvia: Reguero de Tinta. El diario Crítica en la década de 1920. Revista Digital, Año 8 Nº 50. julio 2002. Buenos Aires.

Gutman Daniel. Hace 90 años “Crítica” salía a renovar la prensa argentina. Clarín 15-09-2003

Pogoriles Eduardo. Crítica, el diario que marcó una época del periodismo. Clarín 13-09-1999, pag. 53

http://es.wikipedia.org/wiki/Diario_Cr%C3ADtica

Los diarios

LOS GASÓMETROS

Los gasómetros eran grandes cilindros metálicos que se usaban como depósitos de gas de hulla, distribuídos por distintos barrios de la ciudad de Buenos Aires.

Según la cantidad de gas existente, variaba la altura del tanque. Siempre me llamó la atención las diferencias de altura que presentaba el gran cilindro, pero ignoraba las razones por las que ocurrían esas diferencias. Uno de sus objetivos era el de comprimir el gas aumentando su presión, a fin de alimentar las cañerías hogareñas para cocinar o para la calefaccionar, a partir del año 1919.

Pertenecían a la Compañía Primitiva de Gas de Buenos Aires Ltda., entidad de origen inglés, a la que también pertenecían las cocinas metálicas, muy sólidas, de hierro fundido. Recuerdo los gasómetros ubicados en la esquina de Rivadavia y Boedo, y de Boedo y San Carlos respectivamente, muy cercanos a la Usina de GAS Argentina, en la calle Rivadavia, entre Maza y Boedo.

El gas se extraía del carbón de hulla que se importaba a Inglaterra y llegaba en los buques británicos como rezago, y a costos muy elevados. La concesión de la Compañía Primitiva de Gas venció en el año 1941. El 5 de Marzo de 1945 se realizó la toma de posesión de las instalaciones de la Compañía Primitiva de Gas, decretándose la nacionalización del gas.

YPF comenzó a instalar redes de captación de gas en sus yacimientos de Comodoro Rivadavia, gas que normalmente se “venteaba”. Para ello, se construyó un gasoducto de 1605 kilómetros, inaugurado el 29 de Diciembre de 1949. Los elevados costos del gas, descendieron vertiginosamente. La producción de gas de hulla dejó de ser rentable y los gasómetros dejaron de funcionar. Sólo queda en pié el Gasómetro de Avenida General paz y Avenida Constituyentes, como un mudo testigo de ese Buenos Aires que se fue.

El barrio, La ciudad

LAS AMÍGDALAS

En la década del cuarenta, la operación de amígdalas era muy frecuente. Se eliminaba “la carne crecida” de la garganta y la nariz.

Era un recurso habitual, a tal punto, que era excepcional superar la niñez sin padecer esta intervención. En esa época se consideraba que las amígdalas no eran útiles, por lo que la operación era la conducta habitual que “evitaba resfríos y anginas a repetición”.

Cuando padecíamos varios episodios de anginas con fiebre, se programaba la operación a la brevedad, ya que era “la gran solución”. En realidad, no se conocía con certeza que funciones desempeñaban en el organismo.

Yo no escapé a esa moda. Una tarde me llevaron al Cuerpo Médico Escolar, en Callao y Rivadavia. Estaba muerto de miedo. Las intervenciones se hacían en serie. Cuando llegó mi turno, me sentaron en una silla metálica que aprisionó mis brazos y piernas. La sensación era horrible, pero era sólo el comienzo.

Luego vino el médico con su espejo frontal que iluminaba mi boca y molestaba mis ojos; me observó y dijo: “este chico ya está operado”, y ante la negativa de mi madre, comenzó su labor, repitiendo “parece que está operado”. Pero no, no estaba operado y como el procedimiento se hacía sin anestesia, lancé un grito que aún escucho hoy.

Finalizó la tarea en medio del llanto y la hemorragia. Retorné a mi casa, a la cama. Se recomendaba comer helados como postoperatorio. Recuerdo que sólo lo probé, porque el dolor al tragar era intenso. Felizmente la moda cedió ante el avance de los conocimientos médicos y quedó reservada para los casos estrictamente necesarios. Son recuerdos de un Buenos Aires que se fue.

Modas y costumbres

LOS QUINTILLIZOS DILLIGENTI

El 15 de julio de 1943 nacieron en Buenos Aires los quintillizos Dilligenti.

El nacimiento de las quintillizas Dionne en Canadá, había tenido una enorme repercusión internacional, explotada a todo nivel por la publicidad, que quería ocupar el primer puesto para apoyar a las famosas niñas.

Estos antecedentes fueron factor de peso para que la familia Dilligenti optara por la más absoluta reserva en relación con el crecimiento de los quintillizos. Franco Dilligenti, era un italiano que arribó al país en 1920 y vivía en Pampa y Melián, en el bariro de Belgrano, casado con la cantante de ópera Ana Aversano, y dueño de una importante fortuna.

La llegada al mundo de Carlos Alberto, Franco, María Cristina, María Fernanda y María Esther, fueron precedidas por Armando, Ana María y Mayra, nacidas once, ocho y seis años antes. El conocimiento de la existencia de los quintillizos comenzó un año después, atribuída a supuestos comentarios que el hermano mayor habría realizado en el colegio al que concurría.

Otra versión señala que la gran cantidad de botellas de leche que cada día dejaban en la puerta de calle, motivó la curiosidad en busca de la verdad. Los quintillizos fueron inscriptos en distintos Registros Civiles y estudiaron en distintos colegios y universidades, emprendiendo caminos diferentes, tanto dentro como fuera del país.

Carlos Alberto y Franco estudiaron en una escuela de Canadá; María Cristina se fue a vivir a Roma durante su adolescencia, mientras que María Fernanda y María Esther permanecieron en Buenos Aires, casándose a las edades de 19 y 16 años respectivamente. La discreción siempre acompañó a los niños durante su etapa de crecimiento y formación.

En el año 2006, eran los únicos quintillizos en el mundo, que a la edad de 63 años, seguían vivos. Los quintillizos Dilligenti constituyeron un ejemplo excepcional de salud mental, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:  http://todo-argentina.net/historia/videos/peronismo/quintillizos.html

TWINSTUFF.com

Personajes de la ciudad

EL TANGO Y LA CUESTIÓN SOCIAL

El tango es una síntesis dramática de la vida porteña, porque a través de sus letras, se descubre nuestra realidad social y las costumbres de la ciudad.

El prejuicio y la emotividad son constantes en las letras del tango. Con el transcurso del tiempo, dejaron los temas intrascendentes o burlones, y contemplaron formas más testimoniales de la vida cotidiana. La amargura y el dramatismo del conventillo fue escenario de múltiples situaciones vivenciales y pasionales.

Los versos del tango, recogieron esas realidades que mantienen vivos los temas, las situaciones y los personajes. A través de las letras de tango, el porteño pudo expresar sus sentimientos, pesares, miedos y circunstancias sociales, datos y observaciones que representan pequeñas crónicas sociológicas de 3 minutos de duración.

No hay alegría, tristeza, sentimiento, vicio, virtud o costumbre, que no tenga su comentario, elogio o censura expresado en la letra de tango. Es la fuente indicadora más auténtica y precisa de la forma de vivir del porteño, es decir, del alma de la ciudad. El tango no fue ajeno a la corrupción administrativa surgida a partir de 1930, situación que puede apreciarse en “Al mundo le falta un tornillo”, de Enrique Cadícamo:

Hoy no hay guita ni de asalto/Y el puchero está tan alto/Que hay que usar un trampolín./Si habrá crisis, bronca y hambre/Que el que compra diez de fiambre/hoy se morfa hasta el piolín.

El tango más representativo de la visión escéptica y deseperanzada es “Cambalache”. Fue uno de los tangos prohibidos que no se difundía por las radios. Está siempre de actualidad, describiendo una serie de situaciones que no tienen fecha de finalización:

Hoy resulta que es lo mismo/Ser derecho que traidor,/ignorante, sabio, chorro,/Malandrín o estafador./

Todo es igual: nada es mejor./Lo mismo un burro/Que un gran profesor./No hay aplazao ni escalafón:/

Este testimonio de ochenta años atrás, producto del hacinamiento, la mugre, la tisis y la carencia de logros a corto plazo, no ha desaparecido. Es la persistencia de situaciones que parecen haberse establecido en forma permanente. Son recuerdos de un Buenos Aires ¿que se fue?.

Fuente: Mascia Alfredo. “Política y tango”, Ed. Paidós, pag. 238. 1979

El tango, La cuestión social

EL AUTOMOVILISMO

Los autos trajeron la pasión por las carreras dando origen a entidades como el Automóvil Club Argentino y el Touring Club Argentino.

La primera carrera se realizó en 1904 en el Hipódromo de Belgrano, ubicado en Libertador y Monroe con la participación de 7 competidores entre los que se encontraba el futuro presidente de la república, Marcelo T. de Alvear. La distancia fue de un kilómetro, cubriéndose en 51 segundos, a una velocidad de 70 kilómetros por hora.

La primera carrera de ruta se desarrolló en 1906, desde Recoleta al Tigre, con un primer premio de 500 pesos y 200 para el segundo. El trayecto se cubrió en 28 minutos. La carrera Buenos-Rosario-Córdoba fue la gran aventura. Andar por caminos que eran lodazales fangosos y cruzar arroyos que parecían ríos, constituían tares muy peligrosas.

Se largó el 4 de marzo de 1910, frente a la Casa Rosada. Los peligros estaban representados por los pésimos caminos, la falta de asistencia mecánica, la ausencia de auxilios para abastecimiento y la falta total de puentes. Los arroyos se cruzaban con el coche en marcha o empujándolo. Superando los inconvenientes, fueron llegando a la meta con atrasos de uno o más días, abriendo nuevos horizontes que favorecieron el progreso vial.

Hasta 1927, las carreras se desarrollaron en circuitos regulares como el de Rafaela, Mercedes, Morón o Esperanza. El 10 de Julio de 1927 se inauguró el Autodromo de San Martín, en Avenida General Paz y Avenida de los Constituyentes. La pista era de tierra, de forma rectangular, con una tribuna. Los primeros ídolos populares que corrieron en ese circuito fueron Raúl Riganti, Domingo Bucci, Martín de Álzaga Unzué y Ernesto Blanco. El autodromo cerró en 1931.

En la década del 40 las carreras internacionales se realizaron en el circuito Retiro y en el de Palermo. Estuvieron animadas conn la presencia de destacados corredores extranjeros. Tuve la oportunidad de asistir y disfrutar con lo muy poco que se veía, ya que los trayectos eran sinuosos, pero sí oir y oler, porque los gases de la nafta y el ruido de los motores, eran predominantes. La carrera atrajo a un gentío que clamaban por una ubicación decorosa de los argentinos. La infraestructura y experiencia de los extrajeros fue dominante e imposible de superar. En 1952 se inauguró el Autódromo Ciudad de Buenos Aires con una competencia Internacional donde triunfó Juan Manuel Fangio.

En la categoría turismo de Carretera se produjeron verdaderas proezas ya que los coches salían de las manos de los mecánicos con innovaciones originales. Fueron hombres de origen humilde y sin medios que ocuparon posiciones elevadas dentro del concierto mundial de marcas. “Chevrolet” y “Ford” fueron las que durante dos décadas marcaron las luchas entre los hermanos Gálvez y Juan Manuel Fangio.

Fue brillante la participación argentina en los circuitos europeos donde se obtuvieron los máximos lauros, por las actuaciones de José Froilán González, Benedicto Campos, y Juan Manuel Fangio, cinco veces campeón del mundo. Son recuerdos de un Buenos Aires que se fue.

Los entretenimientos

LA RADIO EN SU PRIMERA ÉPOCA

Un grupo de estudiantes de medicina integrado por Enrique Susini, Luis Romero Carranza, César Guerrico y Miguel Mujica, instalaron una antena rudimentaria entre las torres del Teatro Coliseo y la cúpula de la casa ubicada en la esquina de Cerrito y Charcas, y un micrófono elemental en el paraíso del Teatro.

Con esos elementos precarios el 27 de Agosto de 1920 nació la radiofonía en la Argentina y en el mundo. Pudo escucharse “Parsifal” de Ricardo Wagner, dirigida por Félix Weingartner y la Orquesta del Teatro Constanzi de Roma.

Desde el Teatro Coliseo se transmitieron posteriormente las óperas “Aída”, “Rigoletto” y “Manón”. En 1922 la radio se trasladó a la casa de Remates Guerrico y Williams, en Carlos Pellegrini y Charcas, con una antena de madera de 35 metros de altura. En 1923 se autorizó el funcionamiento de audiciones artísticas con la inclusión de avisos de propaganda comercial.

Los artistas actuaban envivo, no se pasaban discos y los primeros avisos correspondieron a un perfume, las medias “Manón” y los automóviles “Packard”. Fue memorable la trasmisión de la pelea Firpo-Dempsey desde los Estados Unidos. La aparición de los receptores a válvulas, mejoraron definitivamente la audición.

En 1925 se realizó la primera trasmisión de fútbol y Gardel cantó por Radio Splendid. Comenzaron las trasmisiones de las noticias más importantes ocurridas a nivel nacional e internacional. El diario “La Prensa” se leía por radio durante toda la mañana.

Andrés González Pulido creó “Chispazos de Tradición”, ampliamente exitosa dando origen a “la hora de la novela”. La ciudad se detenía escuchando los capítulos que se irradiaban. Para contrarrestar este inconveniente, los dueños de los comercios colocaron parlantes, para que los clientes, no perdieran la trasmisión.

Los avisos publicitarios eran leídos por el “speaker” y aparecieron los primeros jingles: “Casa Muñoz, donde un peso vale dos”; “Casa Braudo, la casa del pantalón gratis”. Se publicaron revistas destinadas a comentar el mundo de la radio, como “Radiolandia”, “Antena” y “Sintonía”. En 1935 Editorial haynes construyó “Radio El Mundo”, único edificio construído para tal fin, réplica de la BBC de Londres.

“Radio Belgrano” era la emisora más popular. En 1937 se creó “Radio del Estado”. Las novelas radiofónicas convirtieron a los actores en verdaderos ídolos. Se trasmitían 25 novelas por día y los programas con actores cómicos fueron muy difundidos, transformándose en clásicos de la época en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: “Tango y Cultura Porteña”. Radio Cultura FM 97.9. Emisión Nº 33. 13 de Diciembre de 1999

Los entretenimientos

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda