El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

LOS DUELOS

Los muchachos callejeros de las primeras décadas del siglo XX eran ágiles en el arte de “vistear”, la esgrima con un pequeño palo o una varita que simulaba el cuchillo.

Eran tiempos de culto al coraje. Los compadres y malevos lo ejecutaban con la daga y en ocasiones, si así se lo convenía, peleaban con las dos piernas atadas a la altura de los tobillos. Estos eran lances de honor,  por asuntos de amor propio, provocado por cualquier alusión negativa a la fama que daba personalidad.

Entre cuchilleros bien plantados no se perseguía la puñalada mortal, sino el barbijo en la cara, que degradaba la reputación. El cuchillo estaba siempre presente en la zona de los Mataderos, pues constituía la herramienta principal del faenamiento de las reses, y era visible en la cintura de la peonada ocupada en trabajos en las curtiembres y fábricas de chacinados del lugar. Estos muchachos eran expertos en el manejo del cuchillo que a la menor provocación de burla o de guapeza ya estaba fuera de la vaina, dispuesto a resolver el entredicho.

En los callejones y potreros se dirimían las cuestiones, azuzados por las barras adictas a cada grupo y a cada barrio, ya que entre el compadraje y entre los representates del malevaje, la fama no podía pertenecer a varios.  Había respeto y admiración por el cuchillero de antecedentes confirmados. Peleaban para demostrar guapeza y dominio del arma; no podían ser catalogados de asesinos.

Se decía que “uno de los dos estaba demás”, por lo que los apadrinadores de cada guapo exigían el enfrentamiento, y el duelo se realizaba en presencia de la barra de uno y otro barrio. Se escuchaba un “cuando quieran” y comenzaban las fintas para un tanteo previo. Los contrincantes con el saco enrrollado protegiendo el brazo izquierdo, se atacaban entre saltos felinos y peligrosas arremetidas. La pelea se desarrollaba en silencio, sin interrupciones ni palabras alentadoras. Los duelos concertados a primera sangre, terminaban con el primer tajo, generalmente en la cara en ese Buenos Aires que se fue.

El barrio, Personajes de la ciudad

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom