El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

EL TESORO DE LA JUVENTUD

El Tesoro de la Juventud fue una enciclopedia para niños, editada en la Argentina por W. M. Jackson en la década del 20.

Constaba de 20 tomos encuadernados que contenían juegos, curiosidades, pasatiempos, narraciones, información con mucho texto, fotos e ilustraciones. Se elaboró un capítulo latinoamericano, “El Libro de América Latina” a cargo de Estanislao Zeballos junto a un grupo de renombrados colaboradores de Latinoamérica.

Sus 7172 páginas, leídas por los padres, los hijos y los nietos, estaban divididas en 14 libros o Secciones. Quienes tuvimos la fortuna de leer, al menos parcialmente algunos de sus capítulos, no lo hemos olvidado jamás. “El libro de los porqué”, “Juegos y pasatiempos”, “Narraciones interesantes”, “Cosas que deseamos saber”, eran algunos de los títulos que más me atraían.

En su edición de lujo, los 20 tomos se ofrecían en una pequeña biblioteca de madera. Así lo conocí en la década del 40, cuando visitaba la casa de mi madrina. Comenzar a leerlo y quedar atrapado fue todo uno. Descubrir lo que había en cada tomo, era una aventura interminable. La búsqueda de los adelantos tecnológicos y científicos, siempre provocaba mi curiosidad.

Así conocí las maravillas de la época, que dependía de que la edición estuviera actualizada. Quedé muy entusiasmado cuando encontré las fórmulas de las tintas para la escritura invisible. Eran tantos los temas y tan atractivos que el tiempo de lectura pasaba muy rápidamente. El Tesoro de la Juventud era la versión española de la enciclopedia infantil inglesa “The children’s encyclopedia”, escrita por Arthur Mee, cuya primera edición apareció en 1915.

El Tesoro de la Juventud mostraba una mirada confiada y optimista de la Humanidad. Era una obra que captaba nuestro asombro al conocer las maravillas de la naturaleza, los adelantos técnicos y la historia de la tierra. La evocación del Tesoro de la Juventud nos lleva a recordar la nostalgia de nuestra época infantil que vivimos en aquél Buenos Aires que se fue.

La educación, Los entretenimientos

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

Una respuesta a “EL TESORO DE LA JUVENTUD”
  1. Luis Alejandrino Siabala Valer dice:

    Gracias por recordar el Tesoro de la Juventud. Pese a los adelantos de la modernidad sigue siendo fascinante hojear esos tomos que forman parte de la biblioteca del hogar. En el colegio pude ver una edición, de las primeras en gran formato y lujo editorial extraordinario. Saludos cordiales.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom