El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

APUNTES SOBRE LA INMIGRACIÓN

La llegada de extranjeros fue masiva. Entre 1870 y 1929, la Argentina recibió alrededor de 6 millones de inmigrantes, de los cuales se radicaron en Argentina 3 millones y medio.

Fue grande la diferencia entre las ilusiones que impulsaron la partida del inmigrante y la realidad hallada en el país. El mito de hacer la América, de las ventajas y posibilidades ilimitadas, el seguro acceso a la propiedad de la tierra y la fortuna fácil, eran temas de un cuadro paradisíaco inexistente, en una tierra increiblemente rica, que convocaba las ilusiones de los pobres.

El crecimiento urbano más importante fue en la ciudad de Buenos Aires. La travesía en el barco proveniente de Europa se realizaba en tercera clase, llena de situaciones comprometidas. Los viajeros recibían antes de partir, un reglamento de viaje, respecto del comportamiento dentro de la nave durante la travesía. “La separación de los sexos era rigurosa; era una cuestión de educación y moral. En los dormitorios debía reinar el silencio”. Su lectura actual origina comentarios jocosos.

El 70 por ciento de los inmigrantes eran hombres, la mayoría solteros. El inmigrante se mostraba alegre cuando llegaba al país; eran cambios temporarios que le producían alegría. Encontraba la novedad del idioma y de las gentes, usos y costumbres de la metrópoli. Imaginaba que tenía al alcance de la mano y sin mucho esfuerzo, la riqueza que venía a buscar.

Pero la euforia desaparecía cuando advertía las circunstancias que lo ubicaban en el nuevo mundo, ya que los pesos no llegaban tan rápido como deseaba. El medio era hostil; se lo recibía con curiosidad, pero sin confianza ni afecto.

La capacidad habitacional porteña fue rápidamente superada por el fenómeno inmigratorio, pues Buenos Aires no tenía la infraestructura indispensable para albergar a los recién llegados. Este déficit habitacional y el aumento constante de la población de Buenos Aires, dió nacimiento a la casa de inquilinato llamada conventillo.  Habitaciones pequeñas, sin servicios sanitarios eficientes, usándose materiales de construcción de mala calidad, constituyeron un tema muy conflictivo en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Latino A. Tipos y costumbres bonaerenses. Ed. Hyspamérica Argentina S.A. 1984

La inmigración

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom